Monedas raras mal catalogadas por subastas

Monedas raras mal catalogadas por subastas

En noviembre de 2014 apareció en una subasta organizada por London Ancient Coins la moneda de la primera imagen. El precio de salida eran 20 libras y su descripción era como sigue: «Spain, Felipe III (1598-1621). AR 4 Reales (29mm, 13.64g, 3h). Seville, 1614. Crowned arms. R/ Cross; castles and lions in quarters. Calico y Trigo type 82. VF«.

Habían convertido una rarísima moneda de Segovia, inédita hasta la fecha, en un simplón medio duro de Sevilla. No faltaron los coleccionistas patrios que ya se estaban relamiendo y frotándose las manos ante semejante chollazo a la vista. Mas todo su gozo se fue a un pozo en el momento en el que alguien avisó del error a la casa de subastas y ésta retiró la moneda de la venta.

4 reales Segovia

La moneda en cuestión pasó a las manos de un comerciante internacional quien, con buen criterio, la envió a Martí Hervera para subastarla, sin que éste fuera siquiera consciente del paso de esa moneda por la subasta londinense. Así que, sin más, se publicó en su catálogo de julio de 2015 bajo la siguiente descripción: «FELIPE III. 4 Reales. 1614/3. SEGOVIA. S./T.B. 13,60 grs. Calicó cita una pieza de 1613 con ensayadores TB de la Casa Vieja y la primera pieza con ensayador S en una pieza de 1616 del Real Ingenio. (Oxidaciones limpiadas). INÉDITA. Cal y Cy-No cat. MBC-«. El precio de salida eran 300 euros y acabó rematándose en 550 euros.

Todo esto no gustó a todo el mundo y no faltó quien dijo que si los comerciantes eran unos tal y unos cual, que si hay una falta de ética enorme y demás. Para mí, en cambio, aquello era lo más normal del mundo: sale una moneda española inédita en Londres y los ingleses están a por uvas (normal, no son expertos en moneda española). Al percatarse del error, el comerciante dueño de la moneda la envía a una casa de subastas española debido a que es la típica pieza que encaja en el mercado local, puesto que es rarísima y está en baja conservación.

En ese mismo mes de julio en la casa de subastas Áureo & Calicó apareció el siguiente ejemplar, con una salida de 1500 y descrito como «1751. Santiago. J. 8 escudos. (Cal. 72) (Cal.Onza 644). 27,04 g. Pátina de monetario. Muy escasa. MBC+«. Sobre las onzas de Santiago de 1751 ya hemos escrito mucho (una, dos y tres), pues se trata de una onza muy común incluso en altas conservaciones. Justamente por eso no la hice ningún caso. ¡Pero resultó que su remate se subió a 6.000 euros!8 escudos Santiago 1751

Anonadado me quedé hasta que me percaté del error en la moneda en cuestión: en la leyenda indica «FERDINANUS» en vez de «FERDINANDUS», como debería aparecer. Una letra de menos que convierte a esa moneda en única e inédita rarísima, pues solo conocemos otro ejemplar subastado en Ponteiro en 2003. Debido al error la moneda triplicó su precio de subasta.

Casualidades de la vida, resulta que quien adquirió la pieza es colega mío. Me comentó que estuvo él solo pujando contra otro, que fue quien le subió la puja hasta los 6.000 euros. Se ve que ambos se habían dado cuenta del extrañísimo error de la moneda.

Así que ya veis que encontrar chollos en subastas es imposible. Incluso cuando los comerciantes se equivocan y ponen monedas mal catalogadas, basta con que uno de los miles de coleccionistas y profesionales que analizan las subastas avise del error para que la moneda se retire. Aunque no avisen del error basta con que dos se percaten de él para que el precio de remate de la moneda ascienda hasta lo que razonablemente se hubiera rematado si la moneda estuviera bien descrita.

Lo que sí es un chollete, y que además está al alcance de todos, es que el Museo Arqueológico Nacional ha puesto a disposición de todos nosotros el catálogo de la exposición «El último viaje de la Fragata la Mercedes«. En el catálogo hay muchísima información sobre la situación de la Armada Española a finales del siglo XVIII explicada de una manera muy accesible. Se incluye también un inventario de los objetos expuestos. Lo podéis ver en línea o descargarlo gratuitamente.

18 Comentarios

  1. Lanzarote 4 años hace

    Interesante entrada. En el hilo de «aviso de subastasextranjeras» del foro de imperio han salido bastantes macuquinas mal catalogadas, una muy común es la confusión entre Toledo y Potosí. A mí lo que me preocupa es cómo un profesional «garantiza» la autenticidad de una moneda que no conoce. En una ocasión avisé a Pecunem de un error de bulto en catalogación de un duro macuquino, y su respuesta fue, en resumen, que no conocían ese tipo de monedas, no tenenían ningún especialista en las mismas….. pues entonces, cómo saben que es buena?

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 años hace

      Pues… buena pregunta.

      Las casas de subastas medianamente grandes tienen expertos para los tipos de monedas que más manejan. En muchas ocasiones son empleados de las casas de subastas que están especializados en ciertas series. Además, tienen acceso a los mayores expertos de esas monedas a quienes consultan en caso de dudas o de monedas rarísimas. Por supuesto les consultarán por piezas de gran relevancia o por colecciones importantes, no creo que vayan a estar dando la murga por una pieza de 200 euros. En esos casos, la «garantizan» hasta que alguien diga lo contrario.

      Justamente por eso es tan importante la especialización. En Estados Unidos el mercado está tan especializado que hay comerciantes que se dedican en exclusiva a comerciar centavos de dólar. Os podéis imaginar que, tras 20 años de experiencia, esos comerciantes son capaces de decir de qué par de troqueles ha salido cada centavo de dólar que pasa por sus manos. En Europa estamos lejísimos de eso porque el mercado es mucho más pequeño y nuestra historia numismática muchísimo más amplia. Pero creo que la tendencia debería ser la especialización, tanto de las casas de subastas como de los comerciantes.

      En moneda española las casas de subastas más especializadas son las españolas, de eso no hay duda. De moneda antigua hay expertos en varios puntos de Europa que pueden competir en cuanto a experiencia. Comprar y vender a través de esas casas especializadas creo que es una buena idea por el extra de confianza que genera, más allá de si comprando esa macuquina en Polonia nos sale un 5% más barata.

      Lo mismo digo de los comerciantes autónomos. En una convención es fácil ver a comerciantes que tienen de todo en sus mesas. Hablas con ellos y resulta que solo conocen algunas de las series, mientras que de otras solo son capaces de decir lo que es muy evidente (v.g. «es una moneda almohade»). Creo que el mercado les está pidiendo a gritos que se especialicen. ¿Cómo van a poder proporcionar un valor añadido a las monedas que venden de otra forma?

      Saludos,
      Adolfo

  2. sierramadre 4 años hace

    Depende de lo que se considere chollo, dependiendo de tus conocimientos y contactos lo que a otro le puede resultar un precio normal a ti te puede resultar un chollo. Para mi pillar una moneda como la que se me adjudico el pasado jueves con muy buena conservacion, con el plus de garantia que me da una casa de subastas de renombre, garantizada de por vida, con su ficha y su factura y que con todos los gastos incluidos puesta en casa se me quede a precio de metal …..para mi criterio si que es posible encontrar chollos en subastas.

    En una convencion, con suerte, regateando hasta la extenuación y sin todo lo citado anteriormente quizas la hubiera conseguido a ese precio, pero quizas tambien fuera mas falsa que Papa Noel como ya me ha ocurrido varias veces.

    Un saludo.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 años hace

      Entiendo por chollo el de: «compro a 2 y vendo a 6».

      Lo que los cholleros suelen entender por chollo, vaya. Otra cosa es que tú hayas hecho una buena compra en una casa de subastas, hayas quedado contento con la moneda adquirida, el trato recibido y la experiencia de comprarla. Eso está muy bien y es deseable en cualquier proceso de compra.

      Saludos,
      Adolfo

  3. carpanta 4 años hace

    curiosamente este fin de semana he estado viendo la exposicion de la fragata mercedes y me ha sorprendido el estado de las monedas, me esperaba monedas en mucho peor estado acostumbrado a ver las monedas extraidas de pecios y estas estaban como si nunca hubieran estado bajo el agua. Por cierto muy recomendable para quien pueda ir a verla.

  4. J. David 4 años hace

    En cuanto al 8 escudos de Santiago, no se trataba de una moneda única. Es el segundo ejemplar conocido. En 2003 la casa «Ponterio & Associates» subastó otro ejemplar: Lote 1220 «Escudos. 1751. J. FERDINANUS. spelling error. KM-3. Fr. 5. EXTREMEY RARE. and only example that we have seen. VERY FINE», se adjudicó en 5.500$.

    Enhorabuena Adolfo por tu blog, soy un fiel seguidor desde hace tiempo.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 años hace

      Muy interesante el comentario. No conocía ese precedente, pero muchas gracias por ofrecérnoslo. Parece que la web de Ponteiro no tiene accesible ahora su página de las pasadas subastas, así que no puedo ver la moneda en cuestión.

      Saludos y gracias de nuevo,
      Adolfo

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 años hace

      J. David me ha enviado por privado una fotografía de la moneda subastada por Ponteiro, una empresa que se fusionó dentro de Stack’s Bowers. Aquí la tenéis, podéis ver que no es el mismo ejemplar subastado por Áureo: http://blognumismatico.com/wp-content/uploads/2015/09/8escudosPonteiro-600×450.jpg

      Así pues, hasta que no se diga lo contrario, se conocen dos ejemplares.

  5. Athalbert 4 años hace

    Para que un comerciante español se pudiese especializar de ese modo sería preciso que contase con un nicho de mercado que le permitiese vivir de ello…
    Los comerciantes de mercadillo o pequeñas tiendas no tienen más remedio que ser polivalentes, pues han de atender a un mercado muy fragmentado por la propia riqueza cultural que tenemos aquí en España.
    En los EE.UU., la inmensa mayoría colecciona lo que aquí seria el «centenario»; y son muy raros los que coleccionan otras series por lo que bien se pueden especializar algunos comerciantes (que no todos) en series de monedas concretas.
    Aquí, en España encuentras coleccionistas de moneda romana, moneda ibérica, medieval de Aragón, Castilla, Navarra, etc, moneda árabe, bizantina,moderna de los austrias, borbones, centenario, estado español, Juan Carlos I, euros…
    En definitiva, que nuestro mercado no alcanza la «masa crítica» de coleccionistas necesaria para que puedan aparecer estos comerciantes especializados.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 años hace

      Bueno, la numismática norteamericana es bastante más amplia que El Centenario de la Peseta.

      Estoy de acuerdo en que si alguien nada más vende en su pueblo va a ser difícil que se pueda mantener si además busca la especialización. Pero hoy en día es posible vender a nivel europeo o mundial sin contar con grandes medios (digamos que contando con los medios que cualquier comerciante autónomo cuenta). Uno podría especializarse en moneda romana, o en moneda griega, o en moneda árabe… son campos lo suficientemente pequeños como para llegar a ser un gran experto en ellos si se dedica 40 horas semanales a ese trabajo, pero lo suficientemente grandes como para encontrar un mercado estable del que poder vivir.

      Saludos,
      Adolfo

  6. Víctor 4 años hace

    Intentar encontrar chollos en casas de subastas es una tarea difícil. A pesar de ello, yo recomiendo siempre esperar a que finalice la subasta y mirar si entre los lotes no adjudicados queda alguno a precio de salida que nos interese. En ocasiones tengo pescado buenos lotes con «pujas desiertas» (nadie se fijó en ellos). También puede haber cosas interesantes en los lotes de conjunto, aunque los de cierta entidad están mas orientados a su posible compra por otros comerciantes, no coleccionistas.

    No es nada extraordinario que en casas de subastas extranjeras cataloguen alguna moneda española mal o se les cuele algun engendro de traca, sobre todo en piezas que son más difíciles de detectar como macuquinas o algunos columnarios de cecas menos comunes.

    Para ejemplo el «supuesto peso» de Isabel II de Manila:

    http://www.acsearch.info/search.html?id=1916142

    No entiendo mucho de estas piezas pero allá cada uno que piense lo que quiera.

    Por otra parte en lo que atañe a la moneda antigua, que es lo que yo colecciono, es más fácil que se le cuelen falsificaciones bien elaboradas, por eso tengo serias objeciones al encapsulado de este tipo de piezas, creo que Adolfo comentabas esto en alguna de tus entradas. En este campo me molesta enormemente la cantidad de sestercios retocados que aparecen en subastas y que no especifican (no en todos los casos) que se trata de piezas manipuladas.

    Un saludo

  7. Athalbert 4 años hace

    El tema de la pesca entre los invendidos de las subastas tiene una explicación muy razonable:
    Imaginemos una subasta de la casa «Pepito Coins», entre la moneda romana aparecen englobados en lo que llamaré GRUPO I 10 lotes muy interesantes a un precio previsible de adjudicación medio de 1000 euros, en el GRUPO II 50 lotes interesantes a un precio previsible de adjudicación medio de 500 euros y por último en el GRUPO III 500 lotes de piezas normalitas con precios previsibles de adjudicación no superiores a los 50 euros.
    Analicemos los distintos perfiles de clientes:
    Cliente A (coleccionista desde hace muchos años, nivel económico alto): Solo estará interesado en alguna que otra moneda del Grupo II y en varias del Grupo I, pero como su dinero no es infinito razonará así «pujaré primero por las más raras de las que me interesan, pues las otras tarde o temprano volverán a aparecer en alguna subasta». De este modo no «disparará» sobre algunas de las del grupo I, ni sobre la mayoría de las del grupo II, y el grupo III ni lo mirará.
    Cliente B (Coleccionista experto, nivel económico moderado): Solo pujará por algunas de las que le falten del grupo II y quizá por alguna del grupo I «por si suena la flauta».
    Cliente C (Novato, nivel económico moderado/bajo): Se lanzará como lobo sobre las del grupo III para aumentar su colección y quizá por alguna del grupo II «por si suena la flauta».

    Según esto, es bastante probable que en esta subasta queden varios lotes del grupo II sin pujar…
    ¿Qué puede fastidiar esta previsión?
    Pues parafraseando «Las leyes de Murphy para militares» que afirman que: «Los profesionales son siempre previsibles, lo malo de las guerras es que están llenas de putos aficionados».

    El problema surge con los clientes tipo D, es decir, novatos con nivel económico alto que disparan a todo lo que se mueve y mandan todas tus previsiones a…
    …a la porra!!!

    Por eso a los compradores inteligentes les encantan las subastas monográficas (Por ej. Denarios del emperador Pepitvs), pues en estas los ejemplares más raros suelen venderse muy bien, a precios relativamente altos, pero las piezas «corrientitas» muchas veces se venden a precio de salida o quedan sin pujar

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 años hace

      Cuando asistes presencialmente a una subasta te das cuenta de que muchísimos coleccionistas expertos dejan el raciocinio en la puerta y lo mismo compran una moneda por 100 porque otro ha pujado hasta 90 y el ambiente está caldeado, que dejan pasar esa misma moneda por 50 porque el pesimismo cunden en la sala.

      Siempre digo que el coleccionismo es intrínsecamente irracional. Partiendo de esa base, todo lo que hagamos los coleccionistas no puede tener mucha lógica.

      Saludos,
      Adolfo

  8. Juan Antonio 4 años hace

    La rama que estudia la toma de decisión (teoria de juegos) es muy incipiente y hay resultados que nos sorprendería. En fín, es muy difícil intentar agrupar conductas en las pujas. Por ejemplo, yo suelo pujar por muchas piezas a un precio por debajo de adjudicaciones según mi base de datos. Entonces, si me llevo alguna, sigo el mismo principio; pero cuando llevo dos o tres subastas que no me llevo nada, me desespero y pujo por encima

  9. Pedro I 4 años hace

    Hola a todos: en las subastas numismáticas, pueden darse errores o situaciones que nos proporcionen la oportunidad de adquirir una moneda a un precio superior o inferior a lo previsible. Pero si nos fijamos en otro tipo de mercados: inmobiliario, bursátil, financiero, aseguradores, agrícolas…o realizando la cesta de la compra, me parece que todavía nos podemos topar con más paradojas.

  10. Alfonso X 4 años hace

    Mi muy admirado Adolfo, tocas un tema sensible para mí pues yo soy el supuesto cazachollos de la pieza de 4 reales de Segovia, 1614. Creo que has olvidado comentar que dicha pieza fue retirada cuando ya tenía al menos una puja confirmada (la mía, que por eso sé que fue confirmada).

    Lo que quiero dejar claro es que no me pareció adecuado que no me diesen ninguna explicación al respecto. Al menos por cortesía profesional. Explicación que habría comprendido y aceptado. El silencio de esa casa de subastas me pareció muy poco serio por su parte.

    Por lo demás, gracias por tu blog, que siempre me enseña algo nuevo.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 años hace

      No es extraño que retiren un lote que ya hubiera sido pujado (esto no es eBay), aunque sí que es cierto que una explicación a los afectados sería muy recomendable. De todas formas, de todos los comentarios que se hicieron en el blog el tuyo fue el más razonable y moderado a pesar de ser el afectado.

      Con la entrada supongo que haya quedado claro que si hubieran dejado el lote sin retirar lo normal es que hubiese subido hasta un precio razonable puesto que alguien más se hubiera dado cuenta.

      Saludos,
      Adolfo

  11. Alfonso X 4 años hace

    La moneda la presentó el compañero Lanzarote en el foro Imperio Numismático (sección Alerta Subastas Internacionales), y yo contaba con la lógica subida de precio.
    Me había ocurrido también con otra pieza segoviana en una casa de subastas de Suiza. En ese caso, la empresa corrigió la catalogación (creo que inicialmente ponía Potosí) y anotaron, incluso con letra en negrita, que era de Segovia y muy rara. Tuve que pujar por ella más, pero acabó volviendo a su tierrra.

    Otras vendrán.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*