Si la compra es importante, que sea con factura

Si la compra es importante, que sea con factura

Ya hemos dicho muchas veces que el mercado numismático tiene sus propias reglas, sus procedimientos y sus tradiciones. Quien se introduzca en el mercado hará bien en entender pronto esas reglas para no llevarse chascos ni sorpresas. Hoy tocaré un tema delicado: el de pedir facturas.

La regla que debe imperar es que se debe guardar factura de cualquier moneda importante que se adquiera. Las razones son varias: la primera es que ante una venta futura de la moneda, se podrá demostrar a Hacienda el precio de compra, de manera que solo se pagará a Hacienda por la plusvalía (o se deducirá la minusvalía). La segunda es que se da una garantía extra por parte del comerciante, pues si adquirimos una moneda falsa “sin papeles” va a ser complicado devolverla si el comerciante no quiere asumir la responsabilidad. La tercera es que estaremos cubiertos ante posibles cambios legislativos, pues siempre podremos demostrar que la moneda se adquirió legalmente.

ducado Zaragoza Ferran IIPor la parte de Hacienda está bastante claro: si se vende un bien habrá que declarar esa venta. Si, por ejemplo, se vende una moneda en 4000 euros habrá que pagar impuestos sobre esos 4000 euros. Pero si demostramos que se compró por 3500 euros, pues solo se pagarán por los 500 euros de diferencia. No me extiendo en esto porque seguramente muchos de los lectores lo conozcan mejor que yo.

Con la garantía extra del vendedor no quiero alarmar a nadie. Conozco muy pocos casos en los que un comerciante profesional haya vendido una moneda de más de mil euros a un cliente que después resulte ser falsa y que el comerciante no haya devuelto el dinero de inmediato. Pero esos casos tienen como características comunes la falta de experiencia por parte del coleccionista y la ausencia de factura. Con una factura se simplifica el proceso de garantía de la moneda, aunque solo sea porque será muy sencillo identificar al vendedor. También se han dado casos de coleccionistas que han adquirido monedas en convenciones y luego no recuerdan exactamente a quién la adquirieron. Puede que ese mismo día hubiera estado hablando con varios comerciantes y hayan pasado 10 años cuando se dio cuenta de que la moneda no era auténtica o presentaba defectos importantes. Algo más común es que el coleccionista haya fallecido, y si luego resulta que hay algún ejemplar falso y está “sin papeles” no va a ser posible identificar al vendedor.

El tema del cambio legislativo es algo más relevante todavía. Nos podemos fijar en el caso de Alemania, donde al parecer se ha propuesto una ley que obliga a los coleccionistas que quieran vender un bien arqueológico a proporcionar su trazabilidad de los últimos 20 años. Obviamente esto no ha gustado nada a los comerciantes germanos, que se han puesto a recoger firmas para impedir la ley, estando algunos comerciantes españoles haciendo campaña al respecto también. Personalmente no tengo una opinión sobre esa propuesta de ley porque no sé alemán, no he podido leerla, y tengo para bien leer las fuentes antes de tener una opinión sobre algo (sí, me leí la propuesta de Constitución Europea antes de votarla, creo que fui el único español que lo hizo pues incluso desde el Gobierno se desanimaba a ello). Pero al parecer quienes hayan guardado facturas de las monedas que poseen pueden dormir tranquilos con ese cambio legislativo.

Como dije en la regla anterior, esto se debe aplicar a todas las monedas importantes que se compren. Cuando digo importantes quiero decir de un importe considerable, algo por lo que merezca la pena hacer el papeleo que requiera Hacienda para ello. Por poner una cifra se podría decir que de 1000 euros para arriba. No tiene ningún sentido ir a un mercadillo y pedir una factura por una moneda que cueste 60 euros. Alguno se preguntará que por qué no tiene sentido si él está en su derecho como consumidor, pues la ley es muy clara al respecto. Yo le diría que tiene toda la razón del mundo pero que pedir facturas por piezas tan baratas no es una práctica habitual en el mercado numismático.

cincuentín 1628Supongo que para muchos sea sorprendente lo que acabo de decir. Voy a explicarlo con algo más de detalle:

Cualquier coleccionista que lleve un tiempo acaba teniendo unas cuantas monedas repetidas que suele usarlas para cambiarlas con otros coleccionistas o para venderlas y adquirir nuevas piezas. Seguro que todos los lectores tienen experiencia al respecto en mayor o menor medida. Como ya sabéis, esas compra-venta-cambios son transacciones privadas y en principio deberían ir mediadas de la correspondiente documentación. ¿Quién lo hace? Casi nadie. Solo aquéllos que compran o venden alguna moneda de una relevancia importante.

Si quedo con un coleccionista y para venderle una peseta de 1903 en EBC por 35 euros, pues yo me llevo sus billetes y él se lleva mi moneda. Si el hombre me dice que quiere un contrato de compra-venta privada que justifique la transacción, le diré que muchas gracias pero que no estoy interesado en venderle nada. No porque legalmente no tenga razón (¡que la tiene!) sino porque pedir un contrato para una moneda de 35 euros es una cosa rara y me hace sospechar que quizá quiera hacer algo raro con ese contrato. Así que como en cualquier caso no voy a ganar gran cosa con la venta, pues prefiero dejarlo pasar a que un tipo raro me quiera buscar las vueltas después. Otra cosa es si el importe es considerable, en cuyo caso soy el primero en exigir y ofrecer la documentación pertinente.

Pues con los profesionales lo mismo.

Si alguien le pide a un profesional una factura por una moneda de 30 euros, no me extrañaría que el comerciante le ponga cara rara y si no conoce al comprador le diga que no. Por eso recomiendo que si alguien, por el motivo que sea, necesita una factura al comprar una moneda barata, hable con un comerciante con quien tenga confianza y le indique los motivos. Seguramente sea razonable. Claro está que si la moneda es de 3.000 euros y el cliente realmente quiere comprar la pieza, el profesional tendrá pocas excusas para no ofrecer la susodicha factura. Otra cosa es que la ofrezca.

El último apunte es que todo esto afecta a las transacciones privadas. En las subastas siempre se acompañan las monedas de sus correspondientes facturas. Un detalle cada vez más importante.

Las monedas que ilustran la entrada son las dos piezas que más me llaman la atención de cuantas van a sacar en subasta el próximo 15 de octubre Martí Hervera, Soler y Llach en colaboración con Numismática Segarra. Se trata de una subasta exquisita con ejemplares de una excelente calidad de todas las épocas. Estos dos son un rarísimo ducado de Ferran II (Fernando el Católico) de la ceca de Zaragoza y un cincuentín de 1628 con una acuñación extraordinaria. Merece la pena echar un vistazo a la subasta, yo he aprendido mucho con ella.

37 Comentarios

  1. Francho 2 años hace

    Perfecto estoy de acuerdo, factura para piezas caras pero para compras menores también es recomendable justificantes de compra, especialmente para piezas de más de 100 años, todos sabemos por qué. De todas formas al hilo de esta subasta que ilustra tu entrada daré mi opinión sobre este tipo de macro subastas o lo que yo llamo “subastitis”, es decir, el que todo vale para una subasta. En mi opinión el concepto está desvirtuado, una subasta solo debería recoger piezas de especial interés o dificultad por su conservación o rareza, el 80 % del material de estas subastas, piezas comunes y de conservación media, debería ofrecerse a precio fijo, pero en fin, es lo que hay y es el monstruo que hemos creado.

  2. Corvera 2 años hace

    Las monedas (consideradas como antiguedades) estan sujetas al regimen especial de objetos de coleccion, que tienen un IVA reducido y que va incluido en la comision de la venta que aplica la casa de subasta. Las monedas de oro, están exentas.
    Si el vendedor es empresa o profesional (revendedor) puede aplicar el IVA general o el especial. Si es particular no puede hacer factura y por lo tanto no puede cobrar IVA. En estos casos, el comprador está obligado a pagar en la hacienda autonómica el impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, que tiene tipos variables según comunidad.
    Por su parte el vendedor particular está obligado a declarar en su declaración anual deI IRPF el incremento o disminución patrimonial que se haya producido.

  3. Jaume 2 años hace

    Buenas noches, encuentro que lo de pedir factura es algo útil, pero como en todo depende del valor. Aunque reclamar con la factura la venta de una moneda falsa va a ser difícil ya que el vendedor va a alegar que no es esa la moneda vendida. Otra cosa es esa ley alemana que pide trazabilidad o sea una “ficha”. Parece que es una ley para evitar robos, pero se trata de una ley para que las monedas tengan un valor fijado para el blanqueo de capitales . La creación de esa base de “fichas de monedas” va a servir para blanquear millones en Alemania, ya que si yo tengo una moneda de 50.000 Euros y me viene un alemán y me da 60.000 Euros por ella se la venderé (sin factura). Él declara esa moneda como suya desde hace decénios y se crea la ficha por 50.000 Euros, por lo que de golpe ha blanqueado 50.000 euros de su patrimonio! Imagina lo que pueden blanquear con colecciones enteras…

  4. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

    @Francho, sí que es cierto que hay cierta “subastitis” que se ha visto fomentada sobre todo por las redes sociales sin que la mayoría de las casas de subastas hayan hecho ningún esfuerzo de manera directa para fomentarla. Hay bastantes coleccionistas que solo quieren comprar en subastas, cuando hay muchas monedas que se encuentran fácilmente en mercadillos o comerciantes particulares. Se pueden ver en la mano, se pueden comprar en el acto y quizá más baratas (o quizá no). Pero está claro que las casas de subastas aprovechan el tirón y venden tantas monedas como pueden. Es normal, es su negocio.
    En cuanto a los de que el 80% se debería vender a precio fijo, la verdad es que como lo venden las casas de subastas es casi a precio fijo. Un coleccionista un poco experimentado puede acertar el remate del 80% de las monedas que salen a subasta con un 10% de error. Así que eso es como comprar a precio fijo, creo yo.

    @Corvera, muy interesante lo que comentas. Quizá me debería ilustrar sobre la legalidad española en estos asuntos y escribir una entrada al respecto. Probablemente venga bien.

    @Jaume, lo primero al comprar una moneda de cierto importe es la confianza en el vendedor. Si creemos que el vendedor no se va a hacer responsable de la moneda si dentro de unos años resulta ser falsa, pues lo mejor será no comprar esa moneda. Independientemente de la pieza que sea y del precio de la misma.
    Como digo en la entrada yo no conozco la legislación alemana, más que otra cosa porque está en alemán. Pero no creo que el vacío legal que hay en España sea mejor para evitar el lavado de dinero negro.

    Saludos,
    Adolfo

    • Luis 2 años hace

      La subastitis con el tiempo (y no demasiado) dañará el mercado numismático toda vez que está generando una práctica pseudo-oligopolística, estando el mercado cada vez más copado y por ende controlado por las casas de subastas. A mi juicio carece de sentido comprar una moneda de tipo medio en una subasta de Holanda (por ejemplo) cuando en el mercadillo, tienda o convención cercanas a tu casa la tienen igual y al mismo precio o incluso más barata. En esto pasa como con todo: la gente se queja de la desaparición de las tiendas de barrio y luego se van a comprar al Carrefour; se quejan de que su puesto de trabajo está en peligro por la competencia china y luego no son capaces de comprar nada fuera del macro centro comercial. Pues aquí igual: qué mala es la globalización, tan impersonal, tan inempátia, tan… pero yo lo compro todo en macrosubastas…

      Te equivocas, Adolfo, en lo del mercado a precio fijo. Un mercado a precio fijo es Vcoins o MA-shop. La moneda vale X, si la quieres la compras, la pagas y te la envían. Muy simple. Lo otro es una subasta con pocos pujadores, de “francotirador” que la llaman en jerga anglosajona, pero hay que esperar a su término y siempre tendrás que competir con otros pujadores, siquiera potenciales. Son conceptos que no tienen nada, nada que ver.

      • Autor
        Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

        Sobre el tema de la compra en subastas vs la compra de manera privada ya hemos hablado muchas veces. Quizá la mayor reflexión al respecto fue ésta: http://blognumismatico.com/2013/07/16/comprar-monedas-en-subastas-vs-comprar-de-forma-privada/
        Dos años han pasado desde que la escribí y ahora que la releo veo que Luis tenía más razón de la que yo pensaba cuando dijo que las casas de subastas pueden dedicar menos tiempo por pieza vendida que los profesionales autónomos. Hablamos en general, claro está.

        Quiero decir con esto que es un tema que ha salido mucho en el blog pero del que seguimos aprendiendo. Al menos yo.

        Lo que decía de la compra a precio fijo es que hay veces que el remate de la mayoría de las monedas que se subastan son muy predecibles en un rango bastante estrecho. El que sepa un poco de qué va el asunto y ve que una moneda de las que salen 20 veces al año suele rematarse entre 120 y 140 euros, sabe que si la puja por 150 euros se la llevará con un 90% de posibilidades. El coste final de esa moneda será unos 180 euros, así que parece razonable que antes de pujar y esperar un mes a recibir la moneda, consulte en MA Shops, VCoins o mande un mail a los comerciantes con quienes tenga confianza por si la tienen.

        Yo lo que tengo bastante claro es que los coleccionistas expertos que conozco compran tanto de manera privada como a través de subastas.

        Saludos,
        Adolfo

  5. Vicente 2 años hace

    La onomástica es la ciencia que estudia los nombres, esta se divide en dos grandes apartados, la antroponimia (nombres de personas) y la toponimia (nombres de lugares). Estimado Adolfo, este interesante artículo tuyo lo escribes en castellano, y sin querer ofender a nadie los antroponímicos en el usados deben estar en correspondencia con el idioma aplicado o en su defecto con el idioma utilizado en la moneda ilustrada . Para evitar confusiones o empleas Fernandus como se refleja en el reverso o continuas con Fernando el Católicos y así nos enteramos todos y no solo los catalanoparlantes , lo digo con todo el respeto y sin querer ofender a nadie. Un cordial saludo.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

      Tengo que felicitarte porque de todos los comentarios que he recibido sobre los ordinales o los nombres de los reyes de la Corona de Aragón, o territorios que alguna vez pertenecieron a la Corona de Aragón, éste es el más sensato y fundamentado.

      Poner una moneda de la Corona de Aragón o de alguno de los territorios catalanes siempre es polémico. Creo que nunca he puesto alguna que no haya generado cierto comentario y a menudo se crea un debate al respecto que trae bastante mal rollo. Esto me condiciona a la hora de escribir.

      Al final mi postura es utilizar siempre los términos y la numeración que utilicen los autores a quienes cito y a quienes considero de referencia. En este caso es bastante obvio, pues simplemente he tomado la descripción proporcionada en el catálogo de la casa de subastas. En otros casos es más polémico porque puedo tomar como autor de referencia a Crusafont y que vengan otros y digan que él no es un autor de referencia.

      Dicho esto, añadiré entre paréntesis “Fernando el Católico”, para que los que no andemos tan versados en historia de la Corona de Aragón.

      Saludos,
      Adolfo

      • isaac 2 años hace

        En efecto es completamente correcto traducir los nombres de reyes y papas. Claro en la numismática de la Corona de Aragón siempre hay el problema de como nombrar a Felipe III o IV de Castilla. Una solución es: Felipe II (III de Castilla), etc.

        Interesante artículo.

        • Autor
          Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

          Si el problema no es la cuestión histórica o lingüística, pues cuando los debates son históricos y los argumentos razonados es fácil llegar a una solución consensuada. Y si no se llega a tal solución consensuada, al menos se identifica fácilmente cuál es el punto de discusión. Lo que pasa es que la situación política actual desvía el debate histórico de cualquier cosa relacionada con Cataluña, aunque sea de manera tangencial, y lo convierte en un debate de pasiones donde cada cual toma bando por una posición o por otra y la defenderá con uñas y dientes porque sus sentimientos más profundos van en ellos. Así es imposible debatir.

          Total, que si yo digo “Carlos V, rey de España” o “Carlos I, rey de Castilla” o “Carlos I, rey de España”, pues todo el mundo entiende lo que quiero decir y en caso de que alguien matice mi afirmación se entenderá como lo que es: un matiz. Ahora bien, si me quiero referir a Pedro el Grande de Aragón se puede montar la de San Quintín si digo “Pere II de Barcelona”, “Pere I de Valencia” o “Pere III de Aragón”.

          Saludos,
          Adolfo

    • César 2 años hace

      Pensaba que yo era el único que se había dado cuenta. Te felicito.

  6. Athalbert 2 años hace

    Yo soy partidario de la mecánica del libre mercado…
    ¿Que la gente paga un 20-30 % más al comprar las monedas en una subasta que si las compra en un mercadillo?
    Bueno, pues tendrán sus razones; y desde el momento en que son ellos los que pagan y a ellos esas razones les bastan…
    Pues mi opinión sobra.
    Yo soy partidario del trato humano; para mí el rato de charla numismática que acompaña a cualquier posible compra es algo irrenunciable…
    …y que no obtendría en ninguna casa de subastas.
    Por otro lado, mis monedas son bastante modestas; oscilan desde unos pocos euros de los humildes bajos imperios hasta los 50/150 de algunos denarios lo que me desaconseja la compra en subasta.
    En definitiva, en el mercado numismático a la larga solo sobreviven los usos y costumbres que demandamos los clientes; si Hacienda nos dejase desgravar el 100% de nuestras compras numismáticas a condición que que las facturas fuesen en papel rosa impresos con tinta verde fosforito e ilustradas con una imagen de un burro pastando en medio del campo, no tengo ninguna duda de que en poco tiempo no veríamos ninguna venta sin que la acompañase su correspondiente engendro de factura…

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

      El mercado numismático es extremadamente liberal. Estamos en un momento donde las casas de subastas se están haciendo cada vez con más poder y cada vez son ellas las que manejan más monedas. Ya veremos en qué queda esto.

      Lo que tengo claro es que los mercadillos dominicales tenderán a desaparecer y los comerciantes numismáticos de barrio también. Yo creo que quienes quedarán son los comerciantes que se lo trabajan de verdad y dan un verdadero valor añadido a su clientela: asesoramiento, formación… ese tipo de cosas no las pueden dar las casas de subastas porque es imposible que el director de la empresa dedique ni siquiera 1 hora al año a cada uno de sus clientes. Simplemente no tienen tiempo material para ello.

      El tiempo dirá lo que el mercado decide. Lo bueno es que todos votaremos con nuestras compras.

      Saludos,
      Adolfo

  7. Pedro I 2 años hace

    Hola a todos: las compras en subastas tienen factura. Las compras en tiendas y mercadillos no suelen llevar su factura, ni ticket, ni recibo de compra; incluso cuando se trata de más de 1.000€. Por lo menos, ésta es mi experiencia.
    ¿Qué conclusiones pueden sacarse? muchas que tocan a aspectos fiscales, garantía de la moneda, agilidad, costumbres o usos en este gremio, dificultad para asegurar las piezas,…o como se menciona también en este artículo: que en un futuro, una ley diga que si no podemos justificar el origen de esa moneda, pues, es expoliada o cualquiera sabe….
    ¿Y, si hubiera una mayor exigencia para que las facturas estuvieran en todas las ventas, podrían sobrevivir algunos de sus protagonistas?

  8. Francho 2 años hace

    Voy al dentista a hacerme un empaste y no me da factura, voy al psicólogo y tampoco, me apunto a unos cursillos y más de lo mismo, muchos comerciantes numismáticos profesionales con tienda tampoco, ni siquiera un ticket de compra que sí te dan los chinos en los todo a 100; es preferible comprar en ebay que por lo menos te puedes imprimir tu justificante de compra con imagen e id. de transacción, claro que comprar aquí es solo para muy expertos.

    • Athalbert 2 años hace

      Francho, comprar en Ebay es un riesgo seas lo experto que seas pues…
      ¿Quien te asegura a ti que la moneda que ves en foto es realmente propiedad del vendedor?
      A mi me timaron con unas piezas tipo duro de las que pusieron fotos de monedas genuinas y a la hora de la verdad me mandaron copias de esas que suelen vender por dos o tres euros en mercadillos de segunda mano hechas en hierro…
      Es lo que hay…

      • Corvera 2 años hace

        Depende, lo que hay que saber es a quien se compra. Yo he comprado en eBay a Künker, a Lanz, a Vatea… y te mandan factura . Para monedillas europeas difíciles de encontrar en España, también uso eBay, pero de poco coste. Si te equivocas en una de éstas, la tiras a la papelera y punto. Lo que por mis circunstancias físicas y de residencia, no puedo es ir a mercadillos ni a convenciones. Internet para casos como el mio, es la solución.

      • Francho 2 años hace

        La vida es arriesgar, a mi ebay me ha compensado, jamás he tenido incidencias, toco madera, se encuentran cosas muy buenas, pero claro, hay que saber verlas y hay riesgos, como todo. También compro en subastas, comercios y tiendas online, no hay que escatimar si la pieza lo merece.

      • Autor
        Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

        Al final eBay es una plataforma para poner en contacto a compradores y vendedores. Si conoces al vendedor da igual comprarle a través de eBay que por cualquier otro medio. Si se compra al tun tun se corre más riesgo.

        Yo caí un par de veces cuando era un novicio total, pero luego quedé más o menos contento con mis compras por eBay. Bien es cierto que nunca compré ni un chollo ni ninguna moneda cara. Ahora hace ya años que no compro ninguna moneda por eBay.

        Saludos,
        Adolfo

  9. ojeador 2 años hace

    Yo en ebay he comprado un par de veces pero ya hace muchos años que no compro nada,a mi me gusta el cara ha cara y el manejar la moneda y ojearla y tocarlas ,eso si cuando la moneda es de alto valor también creo que es mejor tener factura.Pero también te digo que todas las monedas que tengo son sin factura,porque no me gustan las casas de subastas.Pero también os digo que la Majoria de las tengo de valor se las compro ha un amigo colecionista que suele llevarlas en alguna casa de subastas.Pero al final ya veo que nos obligarán a tener que comprarlas en las casas de subastas.Al final aran desaparecer los mercadillos ,que es donde creo que todos hemos comenzado nuestra aficion

  10. Juan Antonio 2 años hace

    Para los que vivimos un poco aislados, yo creo que la mejor opción son las subastas, pues lo que miró en la Numismática por Internet, las monedas salen mucho más caras. También, cuando viví una temporada en Madrid, creo que las pague más cara, pero en esa época yo era muy novicio (2003) y tenía que pagar la novatada. La verdad, es que me gustaría vivir ahora ( sólo para comprar monedas o ver), para darme alguna vuelta y saborear in sito las monedas.

    • Luis 2 años hace

      Sinceramente, sin ánimo de crear polémica, no sé qué subastas son esas que tan baratas venden las monedas (ojalá) y qué tiendas son ésas que tan caras las venden. Y digo “venden”, no “piden”, pues pedir se puede pedir la luna pero vender, que es lo que hace que un negocio funcione, no se consigue si no se pide un precio razonable.

      Yo estoy más que harto de ver como se venden en las subastas monedas a precios superiores a los que se pide por piezas similares en las tiendas virtuales SERIAS, esto es que buscan vender con continuidad, no cazar a algún incauto de higos a peras. Yo tengo dos tiendas virtuales y si fuera capaz de vender en ellas a los precios que suelen vender las subastas (incluso prescindiendo de la comisión) así como el mismo volumen de monedas estaría literalmente forrado. Y no es el caso, me temo.

      Otra cosa: ebay no es una casa de subastas. Ignoro si es su caso pero con todo prefiero aclararlo.

  11. Juan Antonio 2 años hace

    Yo no sé a qué te refieres a tiendas virtuales serías, en mi búsqueda por Internet, me he encontrado casi siempre un 150% o más al precio final de la puja (hay que sumarle 18%)en monedas corrientes ( sus precios no superan 200 euros). Yo no he dicho, que sea barato comprar en subastas ( siempre se la lleva el que más pague), pero si más económico que mi búsqueda por Internet. Si alguna vez encuentro alguna tienda de las que mencionas y me satisface las compras, seguro que me haré cliente asiduo.Y otra garantía de las subastas , es que hay mil ojos viendo las monedas.

    • Luis 2 años hace

      Si se pudiera vender en una tienda virtual (insisto en lo de vender, no pedir) las monedas un 150% más caras que en las subastas no quedaría ni una pieza al alcance de los coleccionistas ya que nos las llevaríamos todas los comerciantes (menudo chollo de negocio). Nadie puede vender tan caro con la suficiente regularidad como para ser considerado un negocio serio, no un jeta atrapa-incautos. Ya digo que yo me daría con un canto en los dientes con poder vender con regularidad siquiera al precio medio de las subastas, no más. Sin embargo le aseguro que es francamente difícil debido a la sobrevaloración que éstas gozan por parte de los coleccionistas.

  12. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

    Yo creo que no hay una regla fija. Muchas de las monedas de las que se venden en subastas van a parar a manos de comerciantes quienes, obviamente, las venderán más caras. Por otra parte, muchos de los proveedores de monedas de las casas de subastas son comerciantes, quienes por tanto no pueden vender las monedas a esos precios por su cuenta. Así que no hay regla fija: hay veces que las monedas se pueden adquirir más baratas en una compra directa y otras veces sale mejor hacerse con ellas en subastas. Por eso los coleccionistas más expertos andan al tanto de subastas y de comerciantes. Porque de todas partes se puede pescar.

    Juan Antonio, te recomendaría que te pasaras por VCoins y por MA Shops. Son dos plataformas donde solo numismáticos profesionales pueden tener tiendas. Verás que hay profesionales con precios muy altos y otros con precios más razonables. En eBay también hay comerciantes profesionales que tienen su propia tienda. No está de más visitarlas de vez en cuando.

    Lo que tengo claro es que en un mercadillo o en una convención se puede encontrar más incautos que por la Web. Quien compra por la Web tiene acceso a muchísima información así que es mal negocio intentar pegar el palo. Puede hacerse una vez pero es difícil que eso funcione en el largo plazo. Tanto coleccionistas como comerciantes toman las casas de subastas como referente de precios, así que los precios no deberían variar demasiado.

    Saludos,
    Adolfo

  13. Isaac 2 años hace

    Saludos,

    Relacionado con el tema colateral que ha salido de la compra en tienda, subastas o mercadillos, en mi caso, como todos creo, me inicié con el coleccionismo “low cost”, y en concreto inicié una colección de monedas de personajes históricos. Era una buena forma de aproximarme a la historia de los distintos países. Para esta colección el mercado dominical de la Plaça Reial de Barcelona és fantástico, con buen ambiente y en un entorno de lujo a pesar de los guiris.

    Después de un parón que ha durado unos añitos (másteres, oposiciones, trabajo…) ya hace cierto tiempor he retomado la afición con gran interés, pero centrándome en series de moneda de la seca de Barcelona. Mi experiencia (seguramente equivocada y aquí agradeceré críticas), es que el mercadillo es completamente insuficiente si se quiere monedas de época medieval y moderna con una calidad mínimo MBC. En mi caso he encontrado las monedas que me satisfacen en subastas prioritariamente, y ahora ya estoy esperando la convención del año que viene pro si cae algo.

    En mi última incursión en el mercado dominical de filatelia y numismática de Barcelona tengo la impresión que la moneda antigua o medieval es mediocre y sólo puede satisfacer al coleccionista de monedas conmemorativas de 2 euros y de moneda contemporánea de bajo coste.

    Saludos a todos.

    • Luis 2 años hace

      El mercado natural de las subastas ha sido siempre las monedas de altísima calidad y/o rareza. El problema surge cuando, no contentos con ello, se han lanzado a por la moneda mediana, estando copando el mercado actualmente y cada vez en mayor medida.

      En los mercadillos es cierto que no es fácil de conseguir piezas en buena calidad o raras. En el de Madrid sí se puede, en el de Barcelona regular, en los de provincias la cosa pinta mucho peor. Por el contrario en las convenciones sí que es factible conseguir piezas de buen nivel y también en las tiendas virtuales.

  14. Francho 2 años hace

    Adolfo, primer gran error generalizado:tomar como referencia de precio la adjudicación en una subasta, supongamos que existen 10 monedas iguales y un coleccionista está dispuesto a pagar por una de ellas tantas mil, por el motivo que sea, las otras 9 no encontrarán comprador a ese precio porque no tendrán comprador que iguale al que tiene un interés especial. Luis, pienso como tú, la culpa es 1º de los comerciantes por no apostar decididamente por ofrecer su género en una tienda virtual, pero ojo, a su justiprecio, no al de adjudicación de subasta; les puede el ansia y ellos mismos se colocan la espada de Damocles al llevar su género a las casas de subastas, a las que solo deberían llevar las piezas excepcionales. 2º : los coleccionistas, por comprar piezas corrientes o medianas en subasta, cuando un denario de los Severos o un duro del centenario mediano lo podrían adquirir por bastante menos por otras vías,salud.

  15. Juan Antonio 2 años hace

    Francho, tu caso es muy hipotético, todo depende, y se ha visto en este blog, oferta-demanda, además no creo que Adolfo como yo, tomemos como precio una sola adjudicación. Adolfo, gracias por la información; espero que consiguir otra vía para la adquisición de monedas, voy a echar un vistazo.

  16. Francho 2 años hace

    Juan Antonio, no tan hipotético, los comerciantes las toman como referencia, y eso va calando :¿a quién no le ha pasado en una convención, comercio o mercadillo al preguntar el precio de una moneda soltarte una barrabasada y a renglón seguido la famosa cantinela: “en tal subasta se vendió una igual a este precio”, y claro al final alguien pica.

  17. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

    @Isaac, con ese coleccionismo “low cost” del que nos hablas hemos empezado todos.
    Los mercadillos no son lugares para llevar buenas piezas porque no son sitios seguros y generalmente el que va es de “low cost”. En Madrid se puede encontrar alguna pieza buena, pero fuera de ahí apenas nada. Y en Madrid cada vez menos. Lo que sí que se pueden hacer son contactos, puesto que muchas veces los mismos comerciantes que están en el mercadillo son los que después te pueden ofrecer esas monedas que andas buscando de mejor calidad. Solo hay que preguntar.

    @Francho, me estás poniendo un caso muy extremo de una moneda rarísima (solo 10 ejemplares).
    En toda esta conversación hemos estado hablando de monedas muy normales, que pueden rondar los 50-200 euros (por poner un margen). Hay monedas que salen en todas las subastas y se rematan siempre entre 90 y 110 euros. Pues ya está: aumenta un 20% y ese es el precio de la moneda.
    No digo con esto que las subastas sean la única fuente de información que se deba tener. En los mercadillos y en las convenciones se aprende mucho. Echando un vistazo a lo que traen los vendedores y teniendo pequeñas conversaciones con ellos se puede saber qué tipo de monedas son más demandadas, algo que no podemos ver solo mirando los remates de las subastas.

    Yo no creo que la generalización de las subastas sea un error. Es el momento en el que se vive actualmente: las casas de subastas suponen una competencia enorme a los pequeños comerciantes. Estos pequeños comerciantes tendrán que esforzarse por dar un valor añadido de verdad a sus clientes, que en mi opinión no puede ser otro que ofrecer buena información, dar asesoramiento, explicar las monedas, orientar la colección, educar al coleccionista, aconsejarlo, guiarlo… su experiencia, al fin y al cabo.

    Lo bueno de todo esto es que todos esos comerciantes que ganaron dinerales entre los 80 y los 90 sin saber hacer la “o” con un canuto y cuya única estrategia de negocio era ganarse la confianza de la clientela y que cuando estos quieran hacer una compra fuerte… palazo. Pues esos, espero que se arruinen. Hasta me alegraría de que pasasen necesidad (sin llegar al hambre, pero sí andar justos de dinero). Esa gente cuyo único modelo de negocio era esperar con el garrote preparado para vender alguna moneda por el doble o el triple de lo que se vendería en una subasta, o de “olvidarse” de detalles como que la moneda estuvo agujereada o engarzada o repintada o yo qué sé. Todavía se ven algunos palos de ese estilo en el que el coleccionista palma del tirón el 70% del dinero que ha dado por una moneda. Y hablo monedas de miles de euros. Lo bueno es que cada vez hay menos palos porque la gente cada vez tiene más acceso a la información.

    Total: que al final esto es un mercado y parece evidente que las casas de subastas tienen cada vez más poder en él. Los pequeños comerciantes tendrán que esforzarse por ganarse una clientela ofreciendo un valor añadido extra (que no es fácil, ya lo sé, pero si creen que es más fácil montar una casa de subastas nadie les impide hacerlo) y quien ofrezca un buen valor añadido se salvará; los que no, se arruinarán. Como en cualquier otro mercado, vaya.

    Saludos,
    Adolfo

  18. LuzDeFaro 2 años hace

    Hola,

    Quería hacer una puntualización sobre el tema de las facturas. Nuestro consejo y recomendación ante una compra es pedir SIEMPRE la factura (o en su defecto ticket de compra numerado), independientemente del valor de la compra. No solo para el caso de la numismática, sino en todos nuestros aspectos de la vida cotidiana. En primer lugar que alguien venda sin factura es ilegal, eso lo sabemos todos. Que no se exija la factura provoca como todos sabemos economía sumergida y movimiento de dinero fuera de la legalidad. Pero sobre todo, al no exigir la factura, estamos provocando una competencia desleal e inmoral entre los vendedores profesionales que hacen grandes esfuerzos para mantenerse vivos que tienen que pagar sus impuestos, IVA, IRPF, autónomos, seguridad social y otros cuantos impuestos más, sobre aquellos “pillos”, que venden y trapichean en negro. El daño nos lo hacemos todos, ya que estos impuestos finalmente repercuten en servicios para la sociedad (independientemente que nuestros políticos no lo hagan muy bien). Los buenos profesionales siempre te emitirán una factura (en su defecto ticket de venta) sin que se la pidas.

    Con la actitud de no pedir factura, favorecemos a los que venden de forma ilegal y perjudicamos a los buenos profesionales que hacen malabares para llegar a final de mes. Yo soy de los que opino que si todos exigiéramos nuestras facturas: en el dentista, al pagar el reconocimiento médico para el permiso de conducir, al comprar una moneda de 60€, etc… creo que todo sería mejor y más justo para todos.

    Por otro lado, la factura, es el mejor justificante de cualquier compra realizada y nos garantiza que podamos ejercer nuestros derechos de reclamación ante cualquier compra con fraude o defectos.

    En otros países esto lo tienen muy asumido, y creo que en España deberíamos evolucionar hacia esto.

    Un abrazo a todos.

  19. Juan 6 meses hace

    Hola,

    Al comprar monedas por ebay, ¿El justificante de compra sirve para justificar el origen de la moneda?

    Saludos.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

      Supongo que sea un indicio, pero no sé qué opinará Hacienda al respecto.

      Si tu compra es de poco dinero no importa mucho, pero si compras monedas potentes por eBay yo pediría al vendedor una factura.

      Saludos,
      Adolfo

  20. Juan 6 meses hace

    Hola Adolfo,

    Me refiero a monedas de menos de 50 euros, y sobre todo compradas a vendedores particulares los cuales no pueden emitir factura sino me equivoco.

    Saludos.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 6 meses hace

      Pues no, no pueden emitir factura. Esa es una de las desventajas de comprar en eBay.

  21. Óscar 6 meses hace

    Todo es muy relativo. Yo he hecho bastantes compras buenas de monedas y medallas en Ma- shop, que según en qué subasta o tienda española, me han salido casi por una cuarta parte menos de lo que en estos sitios pedían.
    Sin embargo, también he encontrado moneda española de los austrias, me refiero a los cobres, con un valor muchísimo más alto de lo que podría encontrar meticulosamente en ebay.
    con respecto a este último portal de venta, hay que tener en cuenta una serie de matices importantes:
    – conocer bien al vendedor y ver què tipo de votaciones tiene a lo largo de toda su “carrera” en ebay. Ésto es fundamental para saber si es un vendedor serio o no. Para nada es lo mismo, que el vendedor tenga un 60, 80 o 100% de votos positivos en su hacer…
    – evitar siempre comprar a vendedores que no ofrezcan paypal, al no ser que las valoraciones sean muy buenas y conozcamos al vendedor. Si no lo conocemos , podemos tener suerte o no con este tipo de compras…el riesggo lo marcaremos nosotros, dependiendo de la necesidad que tengamos de comprar la pieza o no. A este respecto, yo sólo he tenido un problema con un vendddor, y llevo más de 9 años comprando por ebay.
    – siempre, y lo más importante, comprar por paypal, si el vendedor nos engaña u ocurre algún percance por parte del mismo, recuperas tu dinero, convirtiendo en este sentido a Ebay, en un sitio muy seguro para la compra venta…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*