La numismática en Facebook

La numismática en Facebook

A los científicos de la Web no les gusta Facebook. Es lo que llaman un “beautiful garden” (jardín bonito); es decir, un lugar bonito, funcional y de fácil manejo pero cerrado y controlado por una empresa. En la Web somos libres, pues no hay empresa capaz de controlar nuestras acciones ni nuestras formas de compartir información. En cambio en Facebook nuestra libertad se ve coaccionada por una empresa que obviamente no busca más que sus propios intereses.

Pero mal que me pese, cada vez hay más y mejor información sobre numismática en Facebook. Hace casi tres años que cree un perfil donde iba poniendo las entradas del blog. Ahora ese perfil se ha convertido en algo bastante más complejo. Por una parte es el mayor redireccionador de interesados hace mi blog (entre 100 y 200 visitas por entrada, aproximadamente); también se ha convertido en un lugar de discusión, generándose una conversación paralela a este blog para la mayoría de las entradas; además, es una plataforma que permite a ciertos usuarios ponerse en contacto puntualmente conmigo, puesto que por alguna razón extraña, para muchos es más sencillo mandar un mensaje por Facebook que un e-mail; finalmente, es un entorno que permite comunicarse con aficionados de manera muy directa e incluso llegar a alcanzar una relación estrecha con ellos.

En Facebook hay multitud de grupos de discusión sobre monedas y billetes. No es plan de enumerarlos todos porque son muchos los que tienen miles de usuarios. Muchos de esos grupos acaban degenerando rápidamente en un lugar de hacer publicidad sin ningún valor añadido y sin ninguna discusión interesante. Es normal, pues ocurre siempre que se crean grupos de discusión en los que no hay una relación estrecha entre sus miembros ni un interés compartido muy concreto. Por eso hay otros grupos que son de temática más específica y tienen un mayor control por parte de sus respectivos administradores, lo que hace que el grupo sea más reducido (unas decenas o pocos cientos de usuarios) pero que aparezcan comentarios mucho más agudos. Finalmente hay otros grupos privados a los que se accede por invitación y en los que se crea un entorno de confianza en el que se comparte información que no se puede publicar. El número de miembros que hay en esos grupos dependerá de la  intimidad necesaria. Son buenos entornos para construir esas redes sociales de las que hablábamos.

Lo que es sorprendente es que, por lo general, los comentarios que veo en Facebook tienen más nivel que los que suelen aparecer en los foros. Supongo que esto se deba a tres motivos fundamentales: el primero es el mayor control de los grupos reducidos por parte de sus administradores, quienes invitarán a marcharse a quienes no digan más que sandeces. El segundo es que en los foros es típico esconderse detrás de pseudónimos, mientras que en Facebook se suele indicar el nombre y los apellidos, así como acompañarlo de una foto. Yo creo que todos decimos más bobadas cuando estamos escondidos en el anonimato. El tercero, y seguramente el más importante, es el algoritmo de recomendación de Facebook. Digamos que Facebook es muy bueno a la hora de analizar mi comportamiento y “entiende” qué información es relevante para mí. Por eso me presenta como relevantes los comentarios publicados los usuarios que me parecen dignos de ser leídos y me esconde los que solo dicen la primera idea que se les pasa por la cabeza.

Por todo esto Facebook es un lugar donde creo que tiene que estar este blog y donde espero poder aumentar mi presencia de cara al curso que viene. Eso no significa que vaya a enlazar cada entrada que escriba en mil grupos diferentes para añadir más spam al ya existente, sino que intentaré participar en conversaciones interesantes que se produzcan en Facebook e intentaré incluir contenido allá donde sea relevante.

Ni qué decir tiene que mientras todo esto ocurre el grueso de los comerciantes españoles están a por uvas. Tenemos un entorno donde centenares de los clientes de estas empresas están “comentando las jugadas” y a los comerciantes ni están ni se les espera. Entre las honrosas excepciones  podría citar a ICG, a Lavín y a Rubén Pulido, quienes a veces entran en los debates y hacen alguna aportación muy interesante. Aeternitas Numismatics, Áureo & Calicó, Hekte y Numismática Doblón también tienen alguna presencia, pero apenas lo están explotando como un medio bidireccional de comunicación con sus clientes. Finalmente hay otros que simplemente se dedican a hacer spam en varios grupos de aficionados, poniendo enlaces a sus ventas en eBay y cosas así. Solo hablan de ellos, esperando que sea su clientela quienes se adapten a lo que ellos les quieran contar y no al revés. Como en el siglo XX.

12 Comentarios

  1. Vicente 2 años hace

    A mi personalmente me preocupa que una empresa como Facebook tenga datos sobre mis gustos, opiniones geolocalización, fotos, etc. Nada en este mundo es gratuito y nuestra privacidad tiene un precio, me alegro por tu innovación, pero siento no poder seguirte en por esa via. Un saludo y suerte en la nueva etapa.

    • dosmundos 2 años hace

      Yo no sé que tanta validez tengan esos “datos” que Facebook puede cosechar. Ya se pasó de moda con los muy jovenes, y los adultos que tenemos una cuenta (más o menos activa) lo adaptamos a ciertos usos. En mi caso, 80% de mi tiempo en FB estoy en grupos de numismáticos comentando monedas y datos históricos – por el simple hecho de que allá había encontrado a otros con el mismo interés. Pero yo no dedico 80% de mi vida a la numismática. Ni los 20% que sobran a tomar coctéles (también estoy siguiendo a algunos blogs y canales de baristas).

      Eso de “publicar toda tu vida en Facebook” sin pensar de las consecuencias y no tener más secretos ya no veo a nadie haciendolo.

  2. Vicente 2 años hace

    yo seguiré disfrutando de tu blog de la forma tradicional

  3. lanzarote 2 años hace

    La principal desventaja que tiene tu blog con respecto a facebook es que, en el blog, la parte dinámica de las entradas, es decir, el debate sobre las mismas, muere una vez que hay una nueva entrada que la solapa en la home.

    Un ejemplo lo tenemos en la anterior entrada sobre bandejas, el último comentario no va a tener respuesta porque nadie sabe que alguien ha hecho un último comentario una vez que se ha publicado esta nueva entrada.

    Deberían llegar avisos al mail de nuevo comentario a todos los usuarios que hayan participado en dicho debate, y de esa manera se enriquecerían de forma continua muchos temas que están siempre de actualidad.

    Yo prefiero la web al facebook, sólo le falla lo que acabo de comentar.

    Por cierto, LuzDeFaro nos pregunta qué grosor sería interesante para unas nuevas quadrum, para trasladárselo a la fábrica alemana. Yo entiendo que un 50% más de grosor (mínimo), y ya cabrían ases romanos, macuquinas de a 8, ases íberos, duros del Real Ingenio y táleros a rodillo, tetradracmas griegos, en fin, monedas comunes en muchas colecciones, entiendo que más interesantes son las quadrum con más grosor, que las que tienen un diámetro más grande, las xl, que en definitiva, monedas con más de 45 mm de diámetro son pocas.

  4. Autor
    Adolfo 2 años hace

    @Vicente, lo importante es el blog en sí. Desde mi perspectiva, Facebook y demás son canales que hacen que el contenido de este blog sea accesible a un público más amplio.
    Yo entiendo perfectamente el tema de la privacidad de los datos. A mí también me pone algo nervioso que haya empresas (Facebook y Google mayormente) que sepan más de mí que yo mismo. Pero si quiero estar allá donde haya coleccionistas, pues toca estar en Facebook.

    @Lanzarote, tienes mucha razón pero las notificiaciones no es en sí una ventaja de Facebook con respecto a los blogs. Hay otros blogs que implementan la notificación a los usuarios cuando hay nuevos comentarios, pero yo no lo he hecho en el mío. Este mes de agosto espero realizar cambios profundos en el blog y espero que ése sea uno de ellos. En cualquier caso habrá que dejarlo como una cuestión opcional porque la verdad es que por muchos mecanismos de notificación (“awareness”, que dicen los teóricos) que se implementen, la realidad es que pasado un tiempo la discusión deja de estar activa y ya nadie escribe.

    A mí personalmente lo que más envidia me da de un entorno como Facebook es lo sencillo que es reenviar la información que llega. Yo siempre pongo las publicaciones de mi blog en mi perfil de Facebook. Luego es muy frecuente que otros usuarios las compartan con sus contactos, de manera que son esos lectores los que al final sirven de canal para que mi blog llegue a más gente. Cierto es que esto se puede hacer de “manera tradicional”, que sería mandando un mail con un enlace al blog a quienes estén potencialmente interesados, pero ya supone más molestia y la gente no lo hace.

    Saludos,
    Adolfo

  5. Toni 2 años hace

    Hola Adolfo, a mí siempre me interesan tus entradas, y me gustaría que las pusieras en el we are numismatics siempre. Creo que es un público interesado en el tema y aunque no sean de los de darle a la tecla, seguro que lo leen y lo agradecen.

    Nos vemos en el face!!! jaja

    Salut

  6. Javier 2 años hace

    Pues yo me quedo en la web, ya que como @Vicente, carezco de perfil en Facebook. Lástima que las entradas en ocasiones desemboquen en las redes sociales y nos perdamos los desenlaces de algunas historias de Enrique.
    Un saludo.

    • Autor
      Adolfo 2 años hace

      Antes intentaba que no se generase una discusión en Facebook paralela a la del blog, justamente para que todos pudiéramos leer aquí cualquier cosa que se dijese. Pero es imposible: es poner puertas al campo.

      Lo que sí que hago es que si sale cualquier argumento interesante o novedoso en Facebook lo pongo en un comentario aquí. Y, desde luego, si escribo un comentario “trabajado” en Facebook lo pongo aquí también.

      Así que solo con mirar el blog podéis ver toda la información relevante que yo escriba.

      Saludos,
      Adolfo

  7. Pedro I 2 años hace

    Hola a todos: aunque hoy nos parece que Facebook acompañará a la humanidad hasta el fin de los tiempos, lo mismo dentro poco, se impone otra moda u otra red social o cia.
    Desde luego, la afición por la numismática es más antigua. Ha permanecido y ha atraído a seres humanos de diferentes corrientes históricas que disponían de avances tecnológicos dispares.

  8. Autor
    Adolfo 2 años hace

    @dosmundos, hay decenas de millones de personas que cuentan toda su vida en Facebook. Se dan casos muy extraños, como que Facebook “sabe” que a una chica le gusta un chico antes de que esa chica se lo diga a nadie (le pasó a un amigo mío, que se percató de un comportamiento extraño en el algoritmo de recomendación de Facebook y lo entendió cuando esa chica le pidió salir) o que “sabe” que una chica está embarazada antes de que ella se lo diga a sus padres.

    @Pedro I, Facebook pasará. Habrá otra moda, otra red social, otra forma de comunicarse con otras personas… en la tecnología todo pasa y pasa muy deprisa. Cuando haya otro entorno en el que se junten coleccionistas de monedas para decir cosas interesantes, pues ahí estaré yo. O eso espero.

    Saludos,
    Adolfo

  9. Obamista 2 años hace

    Yo antes era muy reticente al uso de las reds sociales. Pero cambié de opinión al leer a Kaku en La Física del Futuro. Las redes sociales y la red que nos conecta con cualquier persona de este planeta (Facebook, Internet o sus sucesores) están destinadas a formar parte de nuestra vida durante mucho mucho tiempo.,…,

  10. Alfredo Chávez Macías 2 años hace

    Vivo en México, me interesa la numismática española, nuestra conexión es obvia, sin embargo solo tengo en mi “jardín” a un buen amigo español.
    En mi país estamos muy en contacto con nuestros vecinos angloparlantes y una de nuestras publicaciones de referencia es North American Coins & Prices de Krause publications. Nuestros lazos numismáticos con USA son muy fuertes y el intercambio comercial entre ellos y nosotros es enorme.
    Por otro lado, si estamos conectados con España y con los países hispanoamericanos pero nuestros lazos son muy débiles y el interés que percibo en nuestras subastas hacia piezas de otros países es mínimo.
    Del tema “La numismática en facebook” solo comentaré: En México es de baja calidad.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*