Resellos particulares

Resellos particulares

No hace tanto que era muy normal marcar a los animales con un símbolo distintivo de su dueño. De esa forma, aunque un pastor llevase en un mismo rebaño ovejas de distintos dueños, era evidente a quién pertenecía cada una; igualmente, si se perdía alguna oveja en el campo también se podía identificar su dueño con facilidad. Por extraño que parezca, esta misma idea se utilizaba en las colecciones de monedas a finales del XIX o principios del XX. Los coleccionistas querían mostrar que la moneda era suya y para eso se inventaban un “resello particular”, que no es más que una marca que hacían a la moneda con un punzón.

Generalmente estas marcas tienen formas muy sencillas: estrellas, círculos o una letra. Solían hacerse en el campo de la pieza, en un lugar que no destroce el motivo pero que sea visible. Os dejo una moneda de ejemplo:


Cualquier coleccionista del siglo XXI se llevaría las manos a la cabeza ante la idea de marcar con un punzón sus monedas. Es obvio que los tiempos cambian. La buena noticia es que estos resellos particulares suelen verse en monedas de muy poco valor, puesto que eran épocas en las que nadie prestaba atención a la conservación de las monedas. Casi todos los resellos de este tipo que he visto se han hecho sobre monedas de plata de El Centenario de la Peseta estando muy desgastadas. Bien es cierto que pueden encontrarse en otro tipo de monedas.

Ni qué decir tiene que estos resellos reducen el valor de las monedas, puesto que no deja de ser una manipulación muy agresiva a la pieza. Ahora bien, en el caso del duro de la entrada (que es el caso de la inmensa mayoría de los resellos de este tipo que he visto) su valor numismático es tan bajo que no hay mucho que ese resello pueda bajar: vale un poquillo más que su peso en plata y ya está. Es diferente el caso de los siguientes ejemplos, todos ellos subastados por Aureo & Calicó, que tienen un valor numismático que se ve reducido por el dichoso resello. Especialmente doloroso es el caso de los 4 reales madrileños de 1709, pues se trata de una pieza rarísima que Áureo calificó como “posiblemente el mejor [ejemplar] conocido” (diciembre de 2013). El dichoso resello no permitió que la moneda subiera de los 3.000 euros que tenía como salida.

13 Comentarios

  1. pedro I 4 años hace

    Hola a todos: !vaya como si marcaran sus iniciales en una silla, en una pitillera…! Esto nos puede llevar a reflexionar sobre lo que hacemos hoy. Puede que lo que ahora nos parezca natural o correcto dentro de un siglo, sea considerado una barbaridad. Siempre, se pone el ejemplo de los gladiadores en Roma; pues,algo parecido puede suceder en cualquier ámbito de la vida y quién sabe si también de la numismática.

  2. Autor
    Adolfo 4 años hace

    Es muy difícil tener una conciencia crítica con los principios éticos más elementales de la sociedad en la que vivimos. Más aún en una sociedad como la nuestra en la que el cambio es constante y muy rápido. Cada vez es más complicado estar a la altura de los tiempos, no digamos ya tener una conciencia crítica.
    Por lo que a la numismática se refiere, mi principio es claro: a las monedas no las toques, que así seguro que no te equivocas.

    Por otra parte, se ha montado de manera inmediata una discusión muy interesante a raíz de esta entrada en Facebook. Podéis verla en mi perfil: https://www.facebook.com/aruizcalleja

    Saludos,
    Adolfo

  3. Jaume 4 años hace

    Buenas noches, yo tengo una moneda de 2 pesetas del centenario con una de esas marcas. Pensaba que era algo que se hacía para verificar la autenticidad y no algo hecho por coleccionistas, igualmente, a la que encuentre una en mejor estado me voy a deshacer de ella ya que encuentro que, al igual que los resellos “oficiales” afean la moneda.

  4. Autor
    Adolfo 4 años hace

    Uno de los comentaristas de Facebook dice que algunas de esas marcas son hechas por plateros para garantizar la calidad del metal. No lo sé.

  5. sierramadre 4 años hace

    Yo voy a marcar las mias con mi dni….por si me las roban. Jeje.

    Ahora en serio, me sigue llamando la atencion eso de que hace años se valorara tan poco la conservacion. A dia de hoy tiene sentido comprar algo en mbc si lo compras 20 veces mas barato Si no fuera asi…..

    Un saludo.

  6. Athalbert 4 años hace

    Ah pero…
    ¿Vosotros no les grabáis con la Dremel vuestro nombre y DNI a vuestras monedas?

  7. Javier 4 años hace

    Pues yo discrepo totalmente, para mí no afean la moneda, es una cicatriz que le ha dejado el paso del tiempo, no sólo los reinados y sus conquistas forman parte de la historia, los antiguos propietarios nos han dejado una parte grabada en ella, que pensarán sino cuando vean nuestras monedas limpiadas de mala manera dentro de unos años, le habremos dejado constancia de la tendencia numismática a apreciar la calidad de la pieza, que para entonces ya estará todo documentado, y sabrán porqué lo haciamos, pero no entenderán por qué lo hicimos.
    Enhorabuena por la entrada.
    Saludos.

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      Yo soy partidario de que las monedas, o cualquier otro documento histórico, hay que preservarlo en las mejores condiciones posibles para las generaciones venideras. Y si se ha de alterar el documento que sean alteraciones reversibles.

      Saludos,
      Adolfo

      • Javier 4 años hace

        Estoy contigo en que hay que preservar cualquier documento histórico lo mejor posible, pero en este caso las monedas reselladas son la herencia que nos han dejado, son otro apunte más a ser estudiado, y que además nos deja contemplar a la perfección la morfología de la pieza, ejemplo de los duros de Amadeo I con el resello de ‘MEMO’ que es mucho más agresivo y no dejan de ser curiosos y validos para su estudio.
        Otro cantar es hablar de los precios que se paguen por las piezas con estos resellos.
        Saludos.

        • Autor
          Adolfo 4 años hace

          Esos resellos son diferentes.

          El resello “MEMO” sobre los duros de Amadeo lo hicieron los borbonistas partidarios de una Restauración Borbónica. Es un resello político que muestra las revindicaciones políticas de la época, creo que es diferente a estos de los que estamos hablando. Esos me parecen mucho más interesantes históricamente hablando. De hecho, en el libro que publicaron el British Museum y la BBC contando la historia de la humanidad en 100 objetos del British, uno de ellos era un humilde penique inglés con un resello político pidiendo el sufragio femenino: http://www.britishmuseum.org/explore/highlights/highlight_objects/cm/p/suffragette-defaced_penny.aspx

          Quizá algún día haya que dedicar una entrada a estos resellos políticos.

          Saludos,
          Adolfo

          • Javier 4 años hace

            Lo que más me gusta de todo esto es ver cómo se completan la entradas a través de las participaciones, pero volviendo al tema, como bien dice @Julián, estos resellos aportan y restan dependiendo de la manera que queramos estudiar la moneda, si de manera histórica o de manera estética/ artística.

            Un saludo.

  8. Julian 4 años hace

    Tal vez tengamos que ver las monedas desde sus múltiples facetas. A la parte histórica, estos resellos, le añaden más que quitarle; pero desde el punto de vista estético, del arte, está claro que les resta.

  9. Ramón 4 años hace

    Famoso es el resello que aparece en algunas monedas romanas pertenecientes a la colección Gonzaga (Italia, siglo XVII).

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*