Coleccionar billetes según su numeración

Coleccionar billetes según su numeración

Una de las características que tienen los billetes y que no tienen las monedas es que los primeros cuentan con un número de serie. Este número de serie gusta mucho a los aficionados a la notafilia porque hace explícito que el billete es único. Podría darse el caso de que una moneda nos la cambiasen por otra y no tendríamos manera de darnos cuenta, especialmente si son monedas del siglo XX en calidad SC; o podría darse el caso de que una moneda aparezca en dos subastas diferentes graduada de manera diferente y será muy complicado darse cuenta de que son el mismo ejemplar. Pero ambos casos son muy sencillos de probar con los billetes porque gracias a su número de serie es sencillísimo distinguir unos ejemplares de otros o saber cuándo dos billetes son en realidad el mismo ejemplar. Digamos que un billete nace único y permanece único por siempre jamás. Una moneda también, pero no es explícito en ella salvo raras excepciones.

Pero los números de serie les gustan mucho a los aficionados a la notafilia porque también les permiten coleccionar billetes dependiendo de dichos números. En mi opinión esto no es más que otra forma de aumentar la dificultad del coleccionismo, lo cual está muy bien porque puede hacer divertido coleccionar ciertas series sencillas sin que por ello haya un aumento descomunal del precio de las mismas.

Los coleccionistas de billetes que coleccionan dependiendo de su numeración se pueden fijar en diferentes características. Yo conozco las siguientes:

– Numeraciones bajas. Quizá sea la característica más popular. Estos coleccionistas prefieren siempre los billetes que tengan un número de serie menor. Y mejor cuanto menor sea el número. Por ejemplo, es preferible la numeración “E00000000148” a la “E04244929947”. Fijaos en el billete de la primera foto, con numeración “L000001”
– Números capicúa. Se busca que el número de serie sea capicúa. Por ejemplo la numeración podría ser “A73588537”. Fijaos en el billete de la segunda foto, con numeración “228822”.
– Parejas. Se busca tener dos billetes de cada tipo (en vez de uno) con numeración consecutiva. Por ejemplo los billetes con número de numeración “A83475984” y “A83475985”. Os podéis fijar en los billetes de la tercera foto que son seguidos porque tienen la misma numeración en series consecutivas. Otros billetes de la misma serie con numeraciones consecutivas ilustraron la entrada anterior.
– Tríos. Se busca tener tres billetes de cada tipo con numeración consecutiva.
Diferentes billetes de una serie con la misma numeración. Por ejemplo, se pueden tener varios los valores de los billetes de euros de una misma serie con el número de serie “V0000000868” (como en las fotos cuarta y quinta). Vimos que Cayón hace unos años sacó una serie completa de euros con la misma numeración y se quedó sin vender.
– Números sólidos. Se busca que el número de serie tenga todos los dígitos iguales. Por ejemplo la numeración podría ser “A33333333”. Otro ejemplo es la numeración “555555” del billete de la última imagen.
– Escalera. Se buscan numeraciones cuyos dígitos sean consecutivos y ascendentes. Por ejemplo la numeración podría ser “A12345678” o “A34567890” o “A00056789”.
– Cumpleaños. Se buscan numeraciones que muestren la fecha de nacimiento del coleccionista o algún evento importante. Por ejemplo la numeración podría ser “A03051982” o “A00003582” para el 3 de mayo de 1982 (o para el 5 de marzo de 1982 si se sigue la notación anglosajona).
Por supuesto, esto es un requisito extra que se pone a los billetes de una colección pero eso no significa que sea el único. Lo normal es que un coleccionista busque antes que el billete esté en conservación sin circular antes de exigir que tenga una numeración baja. Igualmente se pueden combinar varias características a la vez. Por ejemplo, se pueden buscar tríos de billetes que tengan una numeración cuanto más baja mejor.

Alguien podría pensar que estos requisitos harían que una colección fuese totalmente imposible ya que la probabilidad de encontrar un billete capicúa es bajísima por lo que forjar una colección de billetes capicúa puede ser prácticamente imposible. Esto no es así gracias a los comerciantes, quienes guardan los billetes que presentan ciertas características en su numeración. Si bien hay muy pocos billetes capicúa en comparación con los que no lo son, la probabilidad de que un billete capicúa haya sido guardado en calidad sin circular es muchísimo más alta que la de otro billete cualquiera. Igualmente, a los comerciantes les gusta guardar los billetes que son susceptibles de definir una fecha. Obviamente los billetes en parejas o tríos se suelen vender como tal por los comerciantes y no es el coleccionista quien intenta buscar entre un mar de billetes a ver cuáles tienen números de serie consecutivos. Por lo tanto, aunque el hecho de exigir que los billetes presenten ciertas características en sus números de serie (bajas numeraciones, capicúa, parejas, tríos o numeraciones bajas) hace que la dificultad de la colección aumente pero no que se dispare.

Hay otras características en los números de serie que ya suponen tanta dificultad que no se suelen buscar añadir otras exigencias. Eso es lo que hacen quienes buscan billetes con numeración en escalera, con la numeración de su cumpleaños o números sólidos (¡incluso hay quien busca números sólidos de un número determinado!). Digamos que esos coleccionistas buscan cualquier billete que tenga una numeración tan específica como la que ellos quieren.

Esto de las numeraciones es una de las pocas cosas en los que los coleccionistas de euros lo tienen más complicado que el resto de coleccionistas. Primero porque la numeración de los billetes de euro tiene 11 dígitos, lo cual hace complicadísimo que se den capicúas o números sólidos. Lo segundo porque el último dígito es en realidad un dígito de control (es decir, se obtiene por una combinación matemática de los otros 10 dígitos y la letra, al igual que pasa con la letra del DNI o con el noveno y décimo número de una cuenta corriente). Así que si se exige un número sólido con los 11 dígitos iguales, sólo habrá uno en cada serie puesto que solo una de las 10 combinaciones de 10 dígitos sólidos darán un dígito de control que coincida. Esto es un tanto verboso de explicar sin notación matemática, pero os podéis pasar por aquí para jugar con un simulador que calcula el dígito de control de los billetes.

En cuanto al sobreprecio que hay que pagar por tener el capricho de las numeraciones, se puede decir que en general no es demasiado. Dentro de los billetes corrientes, lo normal es que el que sea capicúa o una numeración baja no aumentará más de un 20% el precio del ejemplar. Que se proporcione una pareja o un trío tampoco debería aumentar el precio significativamente con respecto a comprar dos o tres billetes sueltos (pero el vendedor hará una venta mayor a un solo cliente). Esto se debe a que muchos de los billetes con “numeraciones bonitas” se guardan y hay suficientes como para satisfacer la demanda de los coleccionistas. Las escaleras o los números sólidos sí que suben de precio y bien pueden costar cuatro veces más que un billete normal, especialmente las numeraciones sólidas del dígito “8” ya que ése es el número de la suerte en la cultura china y por Asia muchos de los coleccionistas de billetes se fijan en la numeración.


En los billetes raros ya es otro cantar. Cierto es que no hay muchos coleccionistas de billetes raros que añadan criterios del número de serie. ¡Ya es complicado hacerse con un billete clásico en alta conservación, como para encima buscar que sea capicúa! Si se diera el caso entonces quedaría entre comprador y vendedor el definir el precio ya que es algo que probablemente pocos coleccionistas valoren pero a la vez es algo muy raro.

15 Comentarios

  1. Aritz 4 años hace

    Un pequeño aporte a la variedad de coleccionar. Tengo un conocido que colecciona únicamente billetes con el número 13, fíjate que curioso!

    Y otra variedad bastante extendida en el coleccionismo de billetes de España, es la de intentar obtener un billete de cada serie, es decir, un billete de cada una de las letras o incluso en algunos casos, hay quien anda buscando la última serie emitida.

    Se por ejemplo de Inglaterra, que allí se valora especialmente un billete si su número de serie es inferior al millón. Incluso los catálogos más conocidos los valoran de manera diferente.

    Se agradece que de vez en cuando te acuerdes de los coleccionistas de billetes!
    Un saludo.

  2. Jaume 4 años hace

    Buenos días. A pesar de que tengo billetes, yo valoro mas la conservación que la serie y lo de trios o parejas lo dejo para el porno. Aunque es verdad que en los billetes de Euros miré que hubiera la V del Banco de España ya que no deja de ser la continuación de la “moneda española”.

  3. Pedbargal 4 años hace

    Buenos días, Adolfo. En primer lugar, quería felicitarte por el blog. A pesar de que soy coleccionista notafílico, leo todas las entradas porque me parecen muy instructivas, pudiéndose extrapolar muchos de los aspectos que tratan para el coleccionismo de monedas al de billetes. Y claro, cada vez que me encuentro con una entrada dedicada a mi afición, lo agradezco.

    Respecto de los criterios que tenemos los coleccionistas de billetes (españoles), debo decir que para mí la numeración tiene un interés secundario. Yo centro mi colección en billetes sin serie, de serie significativa – ya sea la última emitida, una serie rara o una serie en que se produjo cambio de diseño -, y series especiales o estadísticas. Eso sí, claro está que un billete capicúa o de numeración baja siempre me ilusiona.

    También me gustaría puntualizar en cuanto a los coleccionismo de billetes de euro, que también lo practico, pero solo de los españoles (letra V), lo siguiente: Afirmas que “la numeración de los billetes de euro tiene 11 dígitos”. Sin embargo, ello solo es cierto en los billetes de euro de la Serie de 2002, pues en los de la Serie Europa la numeración, incluido el dígito de control, está formada por diez dígitos. En concreto, se sustituyó un dígito por una letra.

    Ej: Antes el serial era VXXXXXXXXXX-Y. Ahora en los billetes de 5 y 10 euros es VAXXXXXXXXX-Y.

    Un saludo.

  4. Tomás 4 años hace

    Buena entrada Adolfo. Esto demuestra que en los billetes hay tantas formas de coleccionar como coleccionistas, y todas son igualmente satisfactorias para el que consigue las piezas.
    De billetes del estado español, como han salido últimamente tantos tacos, las piezas mas buscadas son precisamente las de numeraciones “raras” ya que de los billetes normales aun sin circular, hay a patadas.

    Como curiosidad, en asia está muy extendido y es ultra valorado el tema de los números sólidos.

  5. Juan Antonio 4 años hace

    Buen problema matemático, sería averiguar la probabilidad de obtener un billete capicúa de euro español, voy a intentar resolverlo, pero lo veo difícil

    • wil 6 días hace

      buenas tardes
      en billetes de euro de los nuevos podría ser mas común una numeración capicua en donde sale los últimos 6 dígitos

  6. Juan Antonio 4 años hace

    Creo que la solución es 110000 casos posibles de 10000000000

  7. Autor
    Adolfo 4 años hace

    Como siempre los coleccionistas de billetes estáis encantados con estas entradas. Ya sabéis que de billetes no entiendo mucho, pero gracias a Jaime Sanz, de ICG, puedo contar cosillas. ¡Tengo un maestro estupendo!

    @Aritz, buen aporte. Cierto es que también hay quien colecciona series diferentes de un mismo billete. Sería el caso de la tercera foto, por ejemplo.

    @Jaume, hay a quienes les gusta hacer porno con su colección de billetes.

    @Pedbargal, no deja de sorprenderme que mi blog llame la atención a coleccionistas diferentes, desde billetes (aunque hablo poco) hasta sellos u otros objetos. Digamos que este blog más que de monedas lo que habla es del coleccionismo de monedas, así que muchas de las cosas que salen se pueden transportar a otros coleccionismos. Pero no por ello deja de sorprenderme :)
    Gracias por la aclaración de lo del dígito-letra de los euros Serie Europa. Seguimos aprendiendo, por lo menos yo.

    @Tomás, también eres coleccionista de billetes y de esto sabes un montón. Yo no sé si últimamente han salido tacos de billetes del Estado Español, pero sí que sé que son billetes tan corrientes que para hacer la colección un poco picante hay que poner algún criterio extra. La numeración es una buena manera de hacerlo porque consigue aumentar la dificultad de forjarla sin que se dispare el precio.

    @Juan Antonio, las cuentas son muy sencillas:

    Un número capicúa de 11 dígitos debe tener la estructura: “ABCDEFEDCBA” por lo que para cada combinación de cinco primeros caracteres (“ABCDE”) hay una, y solo una, combinación posible de últimos caracteres (“EDCBA”). Si tenemos una combinación posible cada 5 dígitos eso nos hace que uno de cada 10.000 billetes sea capicúa.

    El párrafo anterior son las cuentas que nos haríamos todos. Para convencer a un matemático hay que escribir lo mismo pero con notación matemática, que saldría un tocho infumable lleno de letras griegas y caracteres raros pero que vendría a decir lo mismo. Para convencer a un ingeniero basta con decir: “supongamos que la vaca es esférica” y ya dices un número razonablemente aproximado y con eso te vale. http://es.wikipedia.org/wiki/Vaca_esférica

    Saludos,
    Adolfo

    • Athalbert 4 años hace

      Lo de la vaca esférica me recuerda a que cuando se le pidió a un grupo de alumnos de primaria que dibujasen de donde venía la leche; solo uno dibujó una vaca…

      …el resto dibujó neveras, supermercados y tetrabricks.

    • Juan Antonio 4 años hace

      Creo que sería un 1 de 100000, según tu razonamiento, pero teniendo en cuenta que el último no es aleatorio sale de la suma de los otros 10 dígitos más la letra( seguir sumando las cifras hasta que de menos de 10, y si no es 9, restarle 8,la cuentas son sencillas, pero no tanto), nos daría un resultado 0,9 casos de 100000, muy próxima a tu solución). Luego la vaca es esférica

      • Autor
        Adolfo 4 años hace

        Vale, si consideramos que el último dígito es función de todos los anteriores, tendríamos que el número de serie capicúa es: “ABCDEXEDCBg” siendo g una función de la forma g = f(ABCDEXEDCB) que debe tomar el valor A.
        Ahora lo que habría que hacer sería demostrar qué probabilidad hay de que g = f(ABCDEXEDCB) tome el valor A, pero como la vaca es esférica consideraremos que es un 10% (es decir, que el último dígito tiene un 10% de posibilidades de coincidir con el primero). Tu vaca es un poco menos esférica que la mía y calculas la probabilidad de esa función. OK, correcto: yo soy ingeniero :)

        Por cierto, recuerdo que en mis primeros años de facultad esto de las aproximaciones me costaba mucho. Siempre he sido un tipo muy riguroso y muy quisquilloso y no entendía cuándo se podían hacer esas aproximaciones sin que sinten mal al profesor. Luego ya cogí el truco, veía una fórmula ultra-complicada y empezaba a simplificar: “esto es muy grande… así que infinito. Esto es muy pequeño… así que cero. Y esto otro también parece grande, así que infinito otra vez…”. Al final me quedaba una división sencilla que daba 4.7, así que el resultado era “aproximadamente 5”.

        Saludos,
        Adolfo

  8. Simon 4 años hace

    Hola Adolfo, enhorabuena por el blog, es un gozada tremenda leer todo lo que pones y es un mérito imponente hacer tantas entradas de temas interesantes. Yo empece coleccionando monedas, pero me pase a los billetes porque me gustaban más. Desde hace un tiempo centro mis esfuerzos en conseguir todos los billetes españoles desde 1906 en adelante capicúas en la mejor conservación posible. Sin duda una ardua tarea pero muy interesante. Empece a coleccionar capicúas por casualidad, un día compre uno y vi que quedaba muy bien en el álbum y hasta ahora….Es espectacular ir pasando las hojas y ver viendo los billetes de todas las épocas todos capicúas.Eso si siempre priorizo la calidad, no pongo capicúas aunque me falte ese billete en conservaciones muy bajas porque bajo mi criterio me afea la colección.
    Por suerte cuento con compañeros/amigos coleccionistas que me ayudan a completarla, ya que para ellos si tienen algún capicúa que me interese no deja de ser un número curioso, pero sin más, y en cambio a mi me ayuda mucho

  9. José de Murcia 4 años hace

    Hola Adolfo, y demás amigos seguidores del blog. Como siempre agradecerte lo interesante que es.
    Deseaba consultarte si tienes más información de los billetes de euros que pones con numeración baja. Indicas que un juego se subastó en Cayón quedando desierto, creo recordarlo, ciertamente se pedía creo que sobre 6.000 euros si no me falla la memoria. ¿Conoces más casos de billetes de euro con numeración baja a subasta o alguien que los tenga a la venta? Es un mercado donde apenas hay oferta -de billetes de euros-, a diferencia de los billetes de peseta con numeración baja que con más facilidad sí se encuentra oferta. Muchas gracias.

  10. marisol 3 años hace

    hola que tal empece buscando en internet acerca de billetes y me llamo mucho la atención, soy totalmente nueva en es mundo tan fascinante y empece con esta afición dado que por cosas del destino llegaron a mis manos 18 billetes con la serie consecutiva la verdad no se que tan raro o difícil sea esta, si hya alguien que tan amablemente me pueda dar una idea estaría sumamente agradecida.

  11. Roberto 2 años hace

    Buenos dias yo tengo unos billetes de un dolar que tienen la numeracion consecutiva !!!!! K41864357A K41864358A tienen algun valor esos billetes????

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*