Con qué frecuencia comprar monedas

Con qué frecuencia comprar monedas

Uno de los temas que siempre aparecen en las conversaciones entre coleccionistas es el número de monedas que compran. Dicho de otra manera: con qué frecuencia compran monedas. Puede parecer que quien disponga de más dinero puede hacer un mayor número de adquisiciones que quien dispone de poco dinero, pero la realidad es que en muchos casos el número de adquisiciones es independiente del dinero que se gaste. Realmente depende en si el coleccionista busca más la cantidad o la calidad de las piezas.

Pongamos que un coleccionista promedio pueda gastarse unos 1.000 euros al año en monedas (es razonable, pero la argumentación es la misma independientemente del presupuesto). Una estrategia extrema podría ser que el coleccionista solo adquiriese una moneda al año pero que sea de muy alta calidad y en ella emplease los 1.000 euros que tiene de presupuesto. En el extremo contrario tendríamos a un coleccionista que va todas las semanas al mercadillo y se compra media docena de monedas que cuestan alrededor de 5 euros cada una. El primero tendrá una colección de muy pocos ejemplares muy selectos, pero el proceso puede acabar siendo aburrido para muchos de los coleccionistas; el segundo tendrá una colección muy amplia pero llena de monedas muy corrientes que probablemente no llamarán la atención a nadie ni podrá vender fácilmente llegado el caso.

Como regla general los coleccionistas expertos siempre dicen que es mejor comprar muy pocas monedas pero que todas las que se compren sean de calidad. Además de que en principio es mejor lo poco y bueno que lo mucho y malo, el que ande metido en el mundillo es fácil que tenga una buena oportunidad de compra al año así que no tiene nada más que aprovecharla con todo el presupuesto que tenga. Pero, por otra parte, hay comerciantes que me han dicho que el coleccionismo debe ser “algo que enganche” de tal forma que el coleccionista se acuerde de su colección cada no mucho tiempo y vaya incluyendo nuevos ejemplares de manera periódica. De otra forma el coleccionista acaba aburriéndose de su colección y acaba dejando la numismática. Tampoco es algo deseable.

Así que mi consejo general es que el coleccionista incluya en su colección el menor número de ejemplares posibles, pero siempre y cuando a él le resulte divertido.

Lo normal es que ese sentimiento de diversión vaya cambiando según el coleccionista va evolucionando (una y otra entradas al respecto). Es normal que un coleccionista primerizo quiera gastarse 50 euros y llegar a casa con 15 monedas para colocar en su colección. Luego lo normal es que esa ansia se pase, que el coleccionista se vuelva más paciente y que vaya comprando menos monedas a la vez que se atreve con piezas más caras. Hay casos en los que eso no se da y el coleccionista sigue adquiriendo durante años una buena cantidad de piezas baratas, bien sea para su estudio o porque quiere centrarse en series baratas ya que le resulta entretenido el hecho de colocar las piezas en el álbum. Éstos no son los casos más comunes.

Como regla general a un coleccionista que lleve años en la afición no le recomendaría comprar más de 10 monedas al año. Si volvemos a ese coleccionista promedio que se gasta 1.000 euros anuales, puede hacer razonablemente 10 compras de monedas que oscilen entre 50 y 300 euros. Os puedo asegurar que solo estudiando el mercado de esas piezas y contextualizando históricamente cada una de ellas va a tener entretenimiento para rato. Además, en ese rango de precios cualquiera se puede hacer con una colección interesante de cualquier periodo histórico.

Seguro que algunos os lo preguntáis así que os contesto: yo personalmente no sigo esta regla de 10 monedas al año. Yo con adquirir una o dos tengo suficiente; y si hay algún año en balde -que todavía no lo ha habido- tampoco me preocuparía ni lo más mínimo. Digamos que mi relación con la numismática es bastante más amplia que el hecho de poseer monedas. Con este blog y todo lo que él acarrea tengo numismática para rato aunque no me comprase ni una sola moneda.

El real y las dos monedas de 2 reales que ilustran la entrada aparecen en la próxima subasta de Martí Hervera y Soler y Llach. ¡¡Si a alguien no le gustan que acuda al oculista con urgencia!!

49 Comentarios

  1. Pablo 3 años hace

    Excelente entrada Adolfo! Saludos desde Argentina

  2. Jordi 3 años hace

    Genial! He de reconocer que las ansias de comprar a veces le pueden a uno pero el tiempo me está haciendo entender que es preferible calidad a cantidad

  3. Alejandro Lascano 3 años hace

    Yo colecciono monedas de distintos tipos y depende de la colección mi forma de adquirir piezas cambia. Por ejemplo con los cobres y vellones de los Austrias compro monedas todos los meses al ser económicamente más baratas mientras que con los duros españoles suelo comprar uno cada varios meses y desembolsar más por una pieza de más rareza o mejor conservación, de esta manera siempre meto monedas en la colección.
    Lo de comprar una moneda o dos al año sería lo ideal y con los años tendría una colección muy selecta, pero entonces mataría el gusanillo por coleccionar.
    Saludos

  4. Gece 3 años hace

    Interesante pensar en ello para ver por dónde vamos. Otro punto por considerar es lo que en bibliotecas se llama “expurgo”. Por cambio de orientación o pérdida de valor de las piezas que integran la colección.

  5. pedro I 3 años hace

    Hola a todos: ¿Y con qué frecuencia se podrían comprar onzas de 8 escudos u otras monedas de oro? ¿serían muy pocos los coleccionistas que frecuentemente adquiriesen estas piezas? Sin embargo, en las subastas o en los comercios se venden rápido.

  6. Gael 3 años hace

    La frecuencia en las compras es muy relativa, tal como dices. Dependerá del tipo de moneda que coleccionas, de tu liquidez económica, del punto en el que te encuentres como coleccionista (si acabas de empezar o llevas años), y otras muchas. Esta claro que hacerse con una colección numismática digna cuesta tiempo y dinero. Y ambos conceptos son inversamente proporcionales si quieres poseer una buena colección.
    Considero que una colección debe tener uniformidad en cuanto a la calidad de sus monedas, por lo que una vez hayas optado por lo que vas a coleccionar, debes decidir inmediatamente la segunda cuestión…en qué calidad. Ya que de este manera te ahorrarás mucho dinero…y tiempo también.
    Como bien decias Adolfo, muchos hemos cometido (al menos yo al inicio), el error de comprar de forma impulsiva monedas de baja calidad solo para cubrir el hueco que falta. Más tarde te sobrarán.
    Del Centenario es asequible, exceptuando algunas piezas, decantarse de inicio por una calidad ebc, ebc+ y mantenerla en el tiempo en tus compras. Con los años tendrás un precioso monetario de este periodo.
    Yo personalmente adquiero alrededor de 15-20 monedas/año. Si bien es verdad que son compras de monedas que ya tengo y que voy mejorando. De esta forma suelo vender la de peor calidad.
    Buena entrada. Un saludo.

    • Juan Antonio 3 años hace

      Quieres decir directamente proporcional

      • Gael 3 años hace

        Juan Antonio, quiero decir inversamente…a mas dinero que puedas invertir, menos tiempo en completar tu colección. A menos, mas tiempo emplearas.

      • Gael 3 años hace

        Quizás me explique mal, pero básicamente quería decir eso.

        • Juan Antonio 3 años hace

          No estoy de acuerdo contigo, eso depende de la colección. Si quieres comprar monedas en alta calidad y de una época en concreto, necesitas tiempo y dinero. Hay monedas,que no se compra todos los días y hay que esperar que salga a la venta

    • pedro I 3 años hace

      Gracias por tus comentarios, me has aportado varias ideas y ordenado otras que tenía.

  7. jose ramon 3 años hace

    Cada persona somos un mundo, todas las maneras de coleccionar son validas, otra cosa distinta es si estas en modo inversion.

  8. Juan Carlos 3 años hace

    Yo colecciono piezas por tipo y me resulta muy difícil comprar piezas de gran calidad.Primero,porque siempre hay gente con más dinero que tu,segundo que haya monedas asequibles a tu monedero y tercero,que la calidad sea la exigida.Si unimos todo esto,cinco piezas al año sería un éxito.

  9. lanzarote 3 años hace

    Yo estoy adquiriendo unas 4 al año, con un presupuesto de 90€/mes. Mientras ahorro, me quito el mono haciendo mini-webs como la de columnarios de a 8, o participando en foros, leyendo libros, blogs como éste, disfrutando con lo que ofertan en subastas, asesorando a los que son aún más novatos que yo, etc.
    Hay muchas opciones, la evolución que nos ha llevado a muchos a ir adquiriendo cada vez menos cantidad con mayor “calidad” es muy típica, pero no la única, ni la mejor.

  10. Pepe 3 años hace

    Yo empece comprando monedas en Ebay y TodoColeccion.Me cabrearon por las monedas que compre porque las monedas eran falsas y no eran monedas raras ni años raros.Lo deje durante tiempo sin comprar nada porque pensaba que este mundo es asi.Pero tuve suerte ,un comerciante me abrio las puertas y paciencia conmigo,porque en mi ignorancia exijia cosas ilojicas,con el agrabante de ser un movato.Hoy en dia las pocas monedas que tengo buenas son suyas y si tengo que pedir un consejo es a el y si tengo algun dinero es para comprar algo es el primero al que acudo,un saludo

  11. Athalbert 3 años hace

    Bueno, yo lo que hago es moneda romana; cuando estaba más boyante me dedicaba a los denarios, ahora que estoy en un bache compro bajos imperios, que aunque son fascinantes son muy asequibles.
    También he llegado a caer en la tentación de comprar monedas de poca calidad de las que después cuesta deshacerse…
    …pero yo tengo un método genial para eso.
    Simplemente acabo regalándolas a algún crío que esté empezando…
    Yo lo llamo “sembrar la afición”

  12. Autor
    Adolfo 3 años hace

    Veo que no soy el único que se ha planteado esa relación entre cantidad de monedas a comprar y calidad de las mismas.

    @Alejandro, sacas casi un truco/consejo que me estaba guardando para los comentarios. Básicamente consiste en que si alguien quiere hacerse con monedas de calidad pero a su vez le pica el gusanillo de adquirir monedas con frecuencia, lo que puede hacer es tener dos series de monedas diferentes:
    Serie 1: monedas de bajo valor de las que adquiere muchas
    Serie 2: monedas de alto valor de las que adquiere pocas

    Un ejemplo sería el que tú pones. Alguien puede coleccionar cobres de la monarquía española y denarios imperiales. Los cobres los compra en pequeños lotes que después va cambiando con otros coleccionistas o hace alguna compra pequeña de cobres sueltos. Pongamos que fácilmente pueda incluir 3 piezas al mes a la colección y gastarse 200 euros al año en dichos cobres. Hay muchísima variedad y no busca forjar una colección impresionante, sino entretenerse. En cambio dedica 800 euros al mes a comprar dos denarios de una calidad media-alta. No son nada del otro mundo ni piezas que se vean una vez cada 20 años en subastas, pero rondan los 300-500 euros y con eso uno puede hacerse con denarios muy bonitos.
    Si alguien no quiere tener dos series tan diferentes puede buscar dos que tengan una coherencia histórica, como cobres y duros de la monarquía española, buscando calidad en los segundos y cantidad en los primeros; o diners y florines de la Corona de Aragón y territorios catalanes (ya no sé ni cómo decirlo para que no sienta mal a nadie), buscando calidad en el oro y cantidad en los diners; o dirhams y doblas almohades, buscando calidad en el oro y cantidad en la plata; o… ¡¡hay muchísimo donde elegir!!

    Me parece una aproximación muy buena porque permite compatibilizar calidad y cantidad, pero casi nadie la sigue.

    @Gece, es muy normal que en todas las colecciones ocurra un expurgo antes o después. Según evoluciona un coleccionista van cambiando sus gustos, sus pareceres, su poder adquisitivo, el dinero que dedica a las monedas, su atrevimiento a la hora de adquirir piezas de cierto importe… y es normal que las monedas que en un momento parecían un tesoro dejen de parecerlo. O que, simplemente, se pierda el interés por ciertas series.

    @pedro I, en la entrada digo que la argumentación la hacía para un “coleccionista medio que pudiera gastarse unos 1.000 euros anuales” pero que esos mismos argumentos servirían para otros importes, independientemente de cuáles sean.
    Aunque nos parezca raro hay gente que puede tener un presupuesto de 50.000 euros anuales para adquirir monedas y por su cabeza pasan los mismos interrogantes: ¿me hago con 50 onzas corrientes en calidades bajas? ¿con 15 onzas bonitas pero nada del otro mundo? ¿me compro tres onzas de quitar el hipo? ¿me hago con un cincuentín en EBC para que no volvamos a tener hipo ni yo ni mis hijos ni mis nietos?
    Las preguntas son exactamente las mismas, solo cambia decir “cobres de los austrias” por “onzas de los austrias”.

    @Gael, yo discrepo un poquillo en lo que dices.
    En general me parece muy buena idea que en El Centenario uno se centre en calidades medianamente alta, que son EBC+ en la mayoría de los casos o EBC en las piezas un poquillo raras, con alguna incursión a calidades más bajas si el bolsillo no nos lo permite y queremos “tapar un hueco”. Pero eso se lo diría a un coleccionista que ya esté rodado. Si eso lo intenta hacer un novicio lo normal es que le caigan palos por todas partes porque no va a saber diferenciar un MBC+ de un EBC+ y ya se puede andar con ojo si no quiere palmar pasta a base de bien.
    Por lo tanto, ese proceso de adquirir moneda corriente, luego expurgarla (nunca se me había ocurrido, pero lo bien que viene esta palabra) e ir haciéndose con una colección de monedas de mayor calidad es muy bueno. Uno madura así como coleccionista a pesar de que se va a perder algo de dinero en el proceso. Pero es mucho mejor eso que no que le metan a uno un palo de 600 euros nada más empezar y ya no vuelva a querer saber nada de comprar monedas.

    @Jose Ramon, obviamente lo de comprar menos pero mejor tiene que ver con la inversión, pero no solo. En este caso estoy hablando desde el punto del coleccionista. Yo creo que una colección interesante debe suponer un esfuerzo de adquisición de las monedas y el hecho de tener muchas monedas baratas no me parece que suponga un gran esfuerzo a pesar de que puede ser divertido.
    Y ojo, comprar moneda barata puede ser muy buena inversión, sobre todo en el corto plazo. En el año 2007 una colección de duros cutres de El Centenario podría costar unos 450 euros, lo mismo que un duro de 1889 (18-89) en SC-. En el 2011 esos duros cutres bien podrían venderse por 750 euros con mucha facilidad, mientras que el duro de 1889 en SC- costaría venderlo por 300 euros. A día de hoy los duros cutres rondarán los 550 euros, mientras que el duro de 1889 costará venderlo por 250 euros. Sin embargo, yo sigo prefiriendo un duro en SC- que un montón de plata con forma de duros.
    Está claro que este ejemplo intenta ser un contra-ejemplo para mostrar que en un periodo de 8 años hay monedas de calidad que bajan de precio (básicamente el duro de 1889 se paga ahora más barato porque su clientela es la clase media española y esa clase media está ahora sin un real). Los duros cutres suben o bajan dependiendo de lo que haga la plata.

    @Juan Carlos, tú eres de los que compra poco porque tienes exigencias tanto en la calidad de la moneda como en que el dinero sea razonable y asequible a tu bolsillo. Pero date cuenta de que si reduces, o directamente eliminas, la exigencia sobre la calidad entonces las otras dos se pueden cumplir fácilmente. Esas monedas que tú buscas, si las comprases en BC+ entonces seguro que las encontrarías fácilmente (salvo las grandes rarezas), te podrías hacer con ellas a un precio muy razonable y además ese precio sería suficientemente bajo como para que te lo pudieras permitir. Solo con elimnar el criterio de calidad pasarías de comprar menos de cinco monedas al año a poder comprar cincuenta.

    Saludos,
    Adolfo

    • sierramadre 3 años hace

      Me gustaria conocer tu opinion acerca de si esa bajada de precio en las calidades altas es algo debido a la crisis y por lo tanto teoricamente algo temporal que pasara con la crisis o si forma parte de una tendencia a la baja porque la numismatica pueda estar pasando de moda.

      Si fuera lo primero estariamos en el mejor momento para comprar altas calidades…

      Un saludo.

      • Autor
        Adolfo 3 años hace

        Yo niego la mayor: las monedas de altas calidades no están bajando. Las onzas caras, los duros anteriores al siglo XIX en EBC+, los denarios y sestercios en altas calidades… no están bajando para nada. Hay demanda más que de sobra a nivel internacional y tenemos la suerte (o la desgracia, según se mire) de que la moneda española es muy querida más allá de nuestras fronteras.

        Ahora bien, hay algunas series que han bajado de precio y eso puede deberse a múltiples causas. En el caso de El Centenario, está claro que es debido a la bajada de poder adquisitivo de la clase media española. El que compraba los duros en SC- era un abogado, un médico, un constructor, un profesor… clase media. A esos que están inflando a impuestos, a esos a los que les han bajado el sueldo, a esos a los que el negocio va más que justo (si es que sigue abierto) etc. Es normal que dejen de comprar monedas y, como consecuencia, es normal que el precio baje.

        En el caso de otras series, como pueden ser los billetes clásicos de alta rareza o la moneda de oro castellano, baja simplemente porque había pocos coleccionistas potentes que se interesasen por esas piezas. Cuando de una moneda hay 3 ejemplares basta con que haya 5 tipos con pasta que la quieran para que su precio sea muy alto. Luego resulta que 2 de esos 5 se mueren y otro se arruina. ¿Qué pasa? Pues que si sale un ejemplar a la venta su precio será muchísimo menor.

        Un ejercicio estupendo sería coger las monedas de la Colección Caballero de las Yndias y comparar los remates de 2009 con los remates de otras piezas que han sido subastadas posteriormente. Seguro que vemos que en la mayor parte de las series el precio ha subido pero que en algunas series el precio ha bajado. Esas son las que ahora no están de moda (o tienen menos moda que hace unos años) pero no me cabe ninguna duda de que volverá a haber aficionados. Somos así de tontos y basta que uno quiera algo para que lo queramos todos.

        Saludos,
        Adolfo

        • sierramadre 3 años hace

          Estupenda respuesta, muchas gracias.

  13. Autor
    Adolfo 3 años hace

    Hubo tres nuevos comentarios mientras yo estaba escribiendo el tronco anterior :D

    @lanzarote, en ese aspecto tú y yo andamos igual. Digamos que el tiempo de nuestra afición se lo dedicamos a otras cosas más allá que a la adquisición de monedas. En mi caso es el blog el que me lleva la mayor parte del tiempo. Lo segundo es contestar la pila de correos que me consultan diariamente.

    @pepe, esa relación de tutela que encontraste con ese comerciante es sanísima en esta afición. Yo creo que un comerciante serio siempre debería buscar relaciones a largo plazo -y no dar un palo “y si te he visto no me acuerdo”- siendo la tutela la mejor manera de mantener dicha relación. Claro está que para ello los aficionados deben valorar la información proporcionada por el comerciante y no andar buscando a ver quién le deja una moneda 50 céntimos más barata.

    @Athalbert, no hay duda que regalar monedas baratas es la mejor forma de expurgarlas. Muchas veces no merece la pena andar buscando un potencial comprador por una moneda que vaya a costar 2 euros. Ayer mismo un amigo estuvo en mi casa y me preguntó por si tenía alguna moneda en casa (sabe que soy coleccionista). Le enseñé unas cuantas que tengo por aquí y le llamó la atención especialmente unos dirhams almohades. Le regalé uno y se quedó más contento que la leche. Luego él me pagó un pastel y un té que nos tomamos en una cafetería. En paz.

    Saludos,
    Adolfo

  14. Juan Antonio 3 años hace

    Yo, me harté el año pasado de comprar cantidad, a veces, no sé dónde guardas las cartereras de euros, pero venderlas me daría rabia ( por la pérdida de dinero). Ahora, me he pasado ha comprar piezas de 50 hasta 200 euros, con un presupuesto de 1500 al año. Voy a seguir, la estela de lanzarote, me gusta su forma de coleccionar mucho para el presupuesto que yo manejo. Por otro parte , después de pagar 130 por una moneda en una subasta( creo un poco cara, eso si, un 30% nada más, si se compara con mis compras de euros

  15. Pepe 3 años hace

    Yo creo que mi relacion con este comerciante es buena y le considero mi amigo,alguien en quien confio ciegamente,con el que me ha dicho un precio y nunca lo he discutido,me ha dado facilidades en el pago y creo que nunca le he regateado ni un euro.Ahora las cosas me van regular pero sigo guardando algo,lo que puedo,pero espero seguir comprando algo en el año.Saludos

  16. Juan Antonio 3 años hace

    En definitiva, quiero hilar bien mis pujas, pero que difícil es hacerlo , llevo una cantidad de monedas que se me escapan. En resumen, que tienes razón, cuenta mucho esfuerzo, busca una pieza que te interese ( por su historia, …), comprueba que este en tu margen salarial, y puja a ver si te la lleves, sin pasarte de listo, ten paciencia que es la ciencia de la numismática, pero sabéis que os digo, que me gusta. Gracias, Adolfo, Lanzarote, … estoy aprendiendo mucho de vosotros y espero conseguir con el tiempo una buena colección.

  17. Ignacio 3 años hace

    Buenas…
    Hasta ahora me he guiado más o menos por la relacion señal/ruido, digo, calidad/precio :) … y obviamente algún capricho que otro.
    Pienso que lo ideal es esperar la oportunidad, estudiar esa calidad/precio y entonces decidir.
    Calidades altas para mi implica alta inversión y con un poco de riesgo. Supongo que con el tiempo lo comprendes, valoras, estudias y conoces y entonces el riesgo es más atenuado por dominar el tema, pero si no conoces bien el mercado, la inversión puede ser ‘indeterminada’ (dependera de como vendas en un futuro)
    En cualquier caso si venden tus herederos perderan mucho dinero…

  18. Lanzarote 3 años hace

    Gracias Juan Antonio.
    Lo bueno de comprar sólo 4 monedas al año, es que sólo tienes cuatro tiros, y te estudias muy bien qué moneda vas a incorporar a la colección, lo que te obliga a estudiar mucho. (se evita también la compra compulsiva y por lo tanto te arrepientes en menos ocasiones).

    Para mi última incorporación, me empapé la amonedación en el reinado de Juana y Carlos, al final entre mis dos opciones favoritas, el 4 reales mexicano y el escudo peninsular, opté por éste último, ceca sevillana, y tampoco me valía cualquier ensayador por motivos que aquí explico en esta miniweb sobre la ceca sevillana:
    http://siemprenosquedaras.wix.com/sevilla

    Ahora toca Centenario, ese gran desconocido para mí :)

    Yo para los descartes lo tengo fácil, soy padre de dos niñas…

    Coincido con Adolfo, da igual el presupuesto que tengas, los dilemas son los mismos, y el disfrute es igual pues es directamente proporcional al esfuerzo.

  19. Juan Antonio 3 años hace

    Ignacio, yo espero tener una colección aceptable para que puedan venderla a una casa de subasta, creo que es la mejor manera para que pierda el menor dinero. Pero yo no lo veo una perdida, yo si vivo mucho tiempo, habré disfrutado un montón del mundo numismático y el se llevará un pellizcos

  20. Juan Antonio 3 años hace

    Gracias a ti, con tu opiniones me ahorro dinero y resuelvo antes los dilemas. Y gracias, por ser tan claro, ejemplificando como este caso tu forma de adquirir monedas, es una de las mejores maneras de aprender

  21. Autor
    Adolfo 3 años hace

    @Juan Antonio, ese proceso de empezar por los euros y luego adentrarse en la moneda histórica es lo más normal del mundo. No te debe dar rabia porque en la mayoría de los casos los euros son el recibidor que se encuentran los aficionados a la numismática cuando asoman por la puerta. Es un recibidor cómodo y cálido. Tanto que muchos se quedan ahí siempre y disfrutan mucho de la estancia.

    Tener a @lanzarote como modelo creo que es de las mejores decisiones que puedes tener. Creo que es la única persona que conozco en el mundillo de la numismática de la que todos tenemos una muy buena impresión, tanto en lo personal como en su aspecto de coleccionista.
    Parafrasean a algunos: “si yo no coleccionase como colecciono, coleccionaría como lanzarote” :D
    Ahora en serio. La diferencia entre cómo colecciona lanzarote y cómo colecciono yo es que él adquiere las monedas fundamentalmente por su transcendencia histórica o numismática, mientras que yo las adquiero fundamentalmente por su belleza artística. Lo comentamos con más detalle aquí: http://blognumismatico.com/2014/02/19/la-compra-de-un-felipe-de-milan/

    @Ignacio, en esta entrada no hablo de inversión ni de rendimiento ni nada así. Hablo de coleccionismo. Yo sigo con la idea de que una colección interesante debe ser difícil de forjar y eso por definición implica adquirir pocas piezas, ya que si podemos adquirir muchas del tirón significa que es algo fácil.

    Saludos,
    Adolfo

    • Juan Antonio 3 años hace

      Digamos que mi estilo es un 70% el de lanzarote y un 30% el tuyo. Fíjate, que una moneda que quiero es un duro cantonal( soy de Murcia y un profesor mío hizo que estudiará bien ese período) y el precio en un buen estado sobrepasa los 200 euros. Y la pregunta, tenerla en un mbc- y que se acerque a mi presupuesto o tenerla en mejor estado, lo más seguro que me espere y ahorre para un mínimo de mbc+

  22. pedro 3 años hace

    Totalmente de acuerdo Adolfo. Muy buena entrada. La verdad es que me identifico totalmente con lo dicho. Recuerdo que cuando empecé a coleccionar hace más o menos diez años, compraba monedas “baratillas” de una forma que podríamos decir incluso compulsiva. Al cabo de un tiempo me di cuenta que me interesaban más las monedas digamos de precio medio (50 a 300 euros). Así un día decidí vender las monedas “baratillas” que tenía y con lo que saqué compré alguna moneda de real. Después, con el tiempo decidí que quería algo más. Ásí es que ya hace más de cinco años que colecciono básicamente billetes. Compro dos o tres al año, y cuando puedo, alguna moneda de 8 reales, que personalmente me encantan. Saludos cordiales a todos.

  23. Miguel 3 años hace

    Personalmente, cuando empecé a coleccionar monedas, quizá para sentirme más seguro, compraba aquellas cuyo valor en metal no se diferenciaba mucho de lo que pagaba por ellas y compraba como si se fueran a acabar. Cuando me había juntado con unas cuantas me dí cuenta de que algunas eran más o menos chatarra, pero otras eran majillas e incluso en un grado de conservación bastante aceptable.A partir de ese momento ya era bastante más selectivo y pretendía comprar solo las que estuvieran bastante bien conservadas pagando poco más que su valor en metal, por lo que me iba a casa con la mitad de monedas por un poco más de la mitad de dinero que me gastaba antes.

    Entre ver tantas monedas, me empezaban a llamar la atención aquellas más raras, más bonitas, o en mejor calidad. La cosa se complicaba y había que gastarse los cuartos para irse apenas con una moneda en buena calidad y que me gustara, y a veces había que dejarla pasar porque ya habría ocasión de comprarla en mejor calidad, por mejor precio, o ambas cosas.
    Al final los días que no había comprado nada, me parecían los mejores. Siempre podía destinar el dinero previsto y ahorrado ese día a comprar más adelante una moneda en mejor calidad, que me gustara más, o que antes me pareciera inaccesible.
    Actualmente y si continúo a este ritmo, no creo que llegue a comprar más de 12 monedas al año, mi forma de coleccionar ya no tiene apenas que ver con la forma en que lo hacía al principio. Tampoco es algo que me haya impuesto, ni pretenda coleccionar solo cantidades de EBC para arriba.

    Para mi coleccionar (salvo para algún estudioso de la historia, algún museo o algo semejante) es algo irracional, ni mucho menos malo, pero irracional.
    Intentar racionalizar la forma de hacerlo, puede hacerlo más divertido, darle otra motivación, intentar que lo gastado tenga un retorno, pero…

    Creo que ahora me toca “expurgar” …dificil tarea!!! por una parte porque no me gusta desprenderme de ninguna de mis monedas, y por otra porque cuando pasaron de las manos del comenciante a las mías, no se cómo pero subieron al menos un grado :-)

    Un saludo.

  24. Emiliano 3 años hace

    Hola a todos ,Adolfo sigo tu blog de hace mucho tiempo ,y tambien espero tus entradas con ansia ,pero pocas veces comento ,son muy interesantes y nutrientes vuestras respuestas y comentarios ,yo creo de ser la obeja negra aqui ,je,je,je,
    Lance y Adolfo me conocen muy bien ,obeja negra porque ? soy un poco el contrario de todos ,me gasto un monton de pasta en monedas ( altas calidades)
    no soy rico , simplemente un vicioso y fanatico ,y voy a dar la cara , como yo hay muchisimos coleccionistas ,pero estan escondidos . !! esta claro que cada uno va a lo que puede,sobre todo
    cuando mandan los bolsillos ,y yo lo entiendo y respeto a todo coleccionista ,me gasto al ano unos 20,30.000.-euros ,busco belleza ,calidad ,y rarrezas ,y sobre todo historia como todos vosotros ,mi coleccion esta basada en todo el mundo ,modulos grandes ,pero mas Espana e imperio ,
    por suerte aun no he tenido que vender ninguna ,pero si un dia tengo que vender estoy seguro ,que se venderan perfectamente ,en cualquier subasta sea de donde sea ,y al precio que yo las he pagado o mas ,en fin ,yo tiro a grandes calidades ,para estudiarlas y pasar el rato hay libros ,blogs ,foros ,etc.
    anque no lo creais la numismatica es una inversion ,directa o indirecta que estais haciendo ,yo aconsejo a tirar por calidad y no cantidad.
    espero solo de no arrepentirme de haber escrito este comentario ,un saludo !!!

    • lanzarote 3 años hace

      Grande Emi :)
      Todavía me acuerdo de aquél duro segoviano del 1588 que le vendistes a Eddy, y me estoy relamiendo todavía con tu última sevillana presentada en sociedad.

      Está claro, cada uno se gasta lo que puede-quiere. Tú sigue gastando, que nosotros seguiremos disfrutando de esos durazos. Hoy me has sorprendido con un tremis, no me lo esperaba…

      • Autor
        Adolfo 3 años hace

        yo también me acuerdo de ese duro segoviano de 1588.

        Ya he dicho más abajo que no me da envidia. Y lo vuelvo a decir y lo repito otra vez para que quede constancia: no me da envidia.

        Bueno, un poquillo sí :(

      • Emiliano 3 años hace

        Si Lance ,me acuerdo perfectamente ,del Segoviano de a 8 , le di muchas vueltas ,y no encajaba en mi coleccion , y tuve que liquidarla ,
        ha sido una compraventa satisfecha en ambas partes ,nunca he dicho por cuanto la he vendido , y no voy ha ser yo quien lo declare ,si lo quiere decir Eddy ,a mi no me importa . pero despues del trato con Eddy ,he tenido por privado muchas ofertas ,y hubo uno que me daba el triple de Eddy , pero yo la habia ya prometido y ajustada con el ,
        Pienso que Eddy está muy contento con esta pieza ,y yo tambien de la venta , lo importante es no arrepentirse ,y creo que ninguna parte se ha arrepentido ,por lo menos yo !! je,je,,

  25. Autor
    Adolfo 3 años hace

    Si os dais cuenta las historias de todos tienen muchas cosas en común. Por eso somos coleccionistas de monedas :)

    @Emiliano, ¡¡qué bueno que alguien se atreva a decir abiertamente que se deja en monedas decenas de miles de euros al año!!
    Tal y como dices no eres el único, ni eres alguien súper especial, ni un ser mitológico ni nada por el estilo. Simplemente una persona normal y corriente al que le van bien las cosas económicamente hablando y que dedica buena parte de sus ahorros a la numismática. Como Emiliano hay bastante gente y me consta que unos cuantos leen el blog. Lo que pasa es que este tipo de cosas no se dice más que en privado.

    Que sepas Emiliano que no me das ninguna envidia: seguro que madrugas todos los días y yo me levanto a las 9.30, al no ser que tenga sueño y me quede en la cama un rato más… bueno, a decir verdad sí que me das un poco de envidia. Pero un poco solo ¿¡eh!?

    Saludos,
    Adolfo

  26. javier 3 años hace

    yo estoy coleccionando moneda iberica la verdad no miro si voy a perder dinero o voy a ganar, gasto de media unos 70 pavos al mes no tengo una regla fija si un mes veo algo que me gusta lo compro aunque cueste 30 pavos y otras veces me paso tres meses esperando algo que me cuadre.un saludo

  27. Jaume 3 años hace

    Las colecciones de monedas cuanta mas calidad mejor, pero a menos que te sobre el dinero no vale la pena obsesionarse. La mia va del BC al SC pero si encuentro una pieza mejor de la que tengo, a un precio razonable intento adquirirla, es la única manera de que la colección no acabe olvidada como cuando completábamos los álbumes de cromos. Otra opción es tirar para atrás en el tiempo y coleccionar otros periodos, aunque mi colección preferida es moneda actual mundial, es una colección muy barata, con buenas calidades y entretenida, sobretodo en paises donde la moneda está sometida a una fuerte inflación.

  28. sierramadre 3 años hace

    Pues en mi caso la frecuencia la marca mi dinero disponible para monedas y las oportunidades que vayan apareciendo. Igual me paso 4 meses sin pillar que en una semana se me juntan 3 subastas y una convencion, tengo suerte y hago 5 compras de golpe.

    Con el tiempo voy aprendiendo a ser paciente y cada vez espacio mas las compras a la espera de conseguir mejor calidad al mismo precio que estoy dispuesto a pagar.

  29. Illicitano 3 años hace

    Buen e interesante articulo Adolfo. Yo al principio buscaba mas la cantidad que la calidad. Coleccionaba monedas de cualquier país o época, en su mayoría monedas de unos pocos euros o menos. Después empecé a buscar un poco mas de calidad y aunque coleccionaba monedas de cualquier país o época me centré mas en moneda Española y Romana. En esa segunda fase compraba una cantidad moderada de monedas que costaban unos pocos cientos de euros como máximo y una pequeña cantidad de monedas de mas valor. Finalmente he llegado a una fase en la que busco solo calidad frente a cantidad y además busco las monedas mas bellas que pueda comprar dentro de mis posibilidades. En esta ultima etapa colecciono monedas de la Grecia clásica, para mi las monedas mas bellas jamás acuñadas, pero la mas difíciles de encontrar en una conservación decente. Por eso ahora compro solo unas pocas monedas al año y una pequeña parte de mi presupuesto anual la destino a monedas de poco valor, principalmente para matar el gusanillo con nuevas monedas mientras espero por alguna nueva pieza de calidad. Jamás he vendido ni una sola moneda de mi colección para comprar otras de otro tipo que me gusten mas. Ya sean de unos pocos céntimos o de miles de euros las compré porque me gustaban y aun me gustan. Comprar una moneda para luego venderla o malvenderla para comprar otra diferente no es lo mío. Y para terminar decir que nunca (salvo algunas bullion) he comprado una moneda pensando en inversión, solo en si me gusta o no. Cuando compro monedas que han circulado en algún momento de la historia no lo hago con fines especulativos. Aunque soy consciente que muchos no piensan así. Saludos.

  30. Autor
    Adolfo 3 años hace

    No quería hablar de aquí de inversión o de recuperar el dinero gastado en monedas, pero vuelvo a lo de siempre:

    No es lo mismo el gasto de @Javier (y quizá también el de @Illicitano) que el de @Emiliano. No es lo mismo gastarse 70 euros al mes, que viene a ser lo que cuesta la cuota de un gimnasio o un abono a un campo de balompié, que gastarse 2.500 euros al mes, que suponen un porcentaje muy significativo de las rentas de una persona (y ya lo quisiéramos muchos como sueldo). En un caso estamos hablando de una sana afición con un gasto de aficionado, entendiendo que proporciona un placer, una cultura, un entretenimiento y además en el futuro se tendrá algo. En el otro caso estamos hablando de una afición conjugada con una inversión fuerte que bien podría servir a sus hijos para hacer muchas cosas. Así que en ese caso es importante pensar en el dinero que se podrá obtener en el futuro. Creo que las diferencias son obvias.

    @Jaume, no sé a qué moneda mundial te refieres, pero si en principio coleccionas monedas del mundo y no buscas calidades altas exclusivamente, tu colección debe ser muy amplia. No es que sea un criterio económico ni un “yo no me lo puedo permitir”, simplemente tú no pones una barrera en el plan de “si la pieza no está en SC no la quiero”, lo cual te permite adquirir muchas más monedas. Si a ti te gusta tu colección así, entonces no hay nada que objetar. ¡Faltaría más! Pero esa visión de una colección como “álbumes de cromos” no es compartida por muchos.

    Saludos,
    Adolfo

  31. Luis 3 años hace

    Yo siempre aconsejo a los coleccionistas, en términos de calidad, que coleccionen la calidad mínima con la que se sientan a gusto, sobre todo en las series donde las diferencias de precio según calidades resultan muy marcadas. No hay ninguna necesidad de obsesionarse con el EBC+ o el SC si luego nos ofrecen un MBC+ o un EBC- bonitos y se nos ilumina la mirada. En otras palabras: se debe estar contento de lo que se compra y poco más. Tan erróneo es, por tanto, comprar muchas monedas que ni fú, ni fá, porque están un poco feas, como autoconvencerse de que sólo el EBC+ es digno de entrar en la colección de uno y dejar pasar una oportunidad tras otra de adquirir monedas preciosas, que además luego no habría problema para vender, si es el caso, al tratarse de buenos ejemplares.

  32. Gael 3 años hace

    No te falta razón Luis. En ocasiones las lineas que separan las calidades son muy delgadas, además de ser una percepción subjetiva y objeto de discusión en algunas series. Por ejemplo, en los duros del Centenario está claro y suele haber uniformidad de criterios, pero en la peseta del mismo periodo, al ser la moneda más circulante de la época, a la hora de catalogar una pieza en ebc se le permiten imperfecciones que en el duro no se admitirían jamás. Un duro bonito suele ir parejo a una calidad muy alta, una peseta no.
    Adolfo, para evitar que a un novicio se la cuelen por la escuadra a la primera de cambio comprando y pagando por un ebc+ cuando en realidad ha comprado un mbc, es bueno ir de la mano al inicio de un…digamos “padrino”. Un coleccionista (que puede ser incluso tu comercial de confianza o alguien de tu entorno o miembro de alguna asociación numismática) de larga trayectoria y que te enseñe monedas del mismo tipo en mbc y ebc. En cuanto veas por primera vez un anverso de Alfonso XII en ebc y otro en mbc, con la oportunas explicaciones, no se te olvidará en la vida y dificilmente te colarán un gol. Ser autodidacta en esta afición nuestra es sinonimo de palmar pasta, por eso es tan interesante tu blog por ejemplo, porque se ayuda a los aficionados a no cometer errores gordos de los que pueden quitarte el sueño durante dias.
    Un saludo.

  33. Athalbert 3 años hace

    Cuentan que estaba un rey castellano muy preocupado con un tema y mandó llamar a todos sus consejeros…
    una vez reunidos estos les preguntó:
    ¿Cuando es el momento óptimo para comer?
    Unos le hacían referencia a la hora exacta del día, otros a los signos astrológicos presentes en aquel momento…
    El rey no hacía nada más que mover la cabeza de forma negativa hasta que vio a un modesto fraile que no decía nada por lo que el rey hizo callar el guirigay montado por sus consejeros y le preguntó:
    “Padre, ¿cuándo es el momento óptimo para comer?”
    A lo que el fraile contestó:
    “Majestad, el momento óptimo para comer es: para el rico, cuando tiene gana; y para el pobre cuando tiene de qué”

    ¿Veis por donde voy?
    :D :D :D :D

  34. felix 3 años hace

    lo importante de coleccionar monedas o billetes no es la cantidad o calidad es entrar en la historia aprender claro que a todos nos gustan las monedas sin circular de extremada belleza en aquella época de la historia pero cada uno se acopla a su presupuesto lo bueno también que no deja de ser una inversión a largo plazo porque cada vez hay mas coleccionistas y menos monedas

  35. Alberto 3 años hace

    No se, todo depende. No puedes dejar escapar esa moneda que tanto te gusta si la encuentras. Asi como tampoco puedes comprar todo lo que ves.
    Soy de la opinion que si te gusta el articulo y estas comodo con el precio, compralo, luego si lo dejas pasar, te acuerdas y te arrepientes (a mi me pasa)

    En el intermedio esta la virtud ;)

    Saludos

  36. En mi caso no puedo seguir tu recomendación, no serviría para nada, colecciono moneda mundial del siglo XX y XIX por tipo, con 10 monedas al año tardaría tres vidas en completar un solo país.
    Por otra parte en mis colecciones procuro buscar la calidad, y solo compro cuando se me oferta algo en precio. El precio lo pongo yo, no el comerciante de turno, todos sabemos que una misma moneda en calidad similar puede encontrarse con diferencias de hasta un 300% dependiendo de quien la oferta.
    Tengo abierta también una colección de moneda antigua, aquí lo que me interesa es aprender, buscar la historia, el entorno y la progresión de la acuñacion de la moneda. Compro lotes, me entretengo clasificando por ejemplo bajos imperios, no me importa la calidad, siempre que las monedas estén por encima de MBC y sean clasificables.
    Si me dedicara a invertir en moneda ( que como he dicho antes no es mi caso), tu consejo sería útil, una o dos piezas al año y solo oro, con el resto se pierde dinero siempre.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*