Los que venden monedas que ya tienen vendidas

Los que venden monedas que ya tienen vendidas

En muchas ocasiones la diferencia entre un comerciante que vende una moneda a un precio determinado y otro que no la vende es su manejo de la retórica, entendiéndola como la capacidad de persuasión que tengan sobre sus potenciales clientes. Esto hace que en muchas ocasiones se utilicen trucos para intentar convencer al cliente de algo que no es cierto, pero que si cuela ayudará a realizar la venta a la vez que el cliente quedará satisfecho, que es de lo que se trata.

Uno de esos trucos es hablar de un mercado, desconocido para el cliente o al que este cliente no tiene acceso, en el que la moneda en cuestión vale el dinero solicitado. Esta misma idea la he visto en multitud de ocasiones y ha ido modificándose en la medida en la que se ha hecho evidente que hay ciertos mercados a los que ya tengo acceso y sé cómo funcionan. Veamos algunas de las frases que recuerdo que me han dicho:

“Por esta pieza en el mercadillo de Valladolid me pagan 20 euros seguro”

“Al mercadillo de Madrid voy con estas monedas de Isabel II y a este precio me las quitan de las manos”

“Si mando esta moneda a una subasta seguro que me dan 200 euros como poco”

“Yo tengo un cliente que todas las monedas con error me las compra y me las paga muy bien”

“No tengo más que llamar a un par de teléfonos y seguro que esta pieza la tengo vendida en 900 euros”

“Por este tipo de monedas en París se pegan, así que si la quieres bien y si no la llevo allá”

“En la convención de Munich a este precio puedo vender un camión cargado de estos sestercios”

“Tengo un cliente ruso que me compra estas onzas por 9.000 euros”

Todas estas frases son mentira. Todas. Sin excepción. La razón es evidente: si un comerciante tiene vendida una moneda a buen precio a un cliente, ¿qué sentido tiene ofrecerla a otro cliente? ¿no sería más lógico ofrecérsela primero al cliente que es mucho más probable que la vaya a comprar mientras que al otro cliente se le ofrece otra moneda cuya venta no es tan sencilla?. Igualmente, si el comerciante sabe que en un mercado esa moneda se vende mucho mejor que en otro ¿qué sentido tiene ofrecerla en otro mercado donde se la van a pagar peor o le va a costar más venderla? ¿no es más lógico llevarla primero al mercado donde su venta es más sencilla?

Pero el que sean mentira no significa que escondan un timo o que busquen una venta con un precio muy inflado. A mí me han dicho esto con precios totalmente de mercado. Otras veces me lo han dicho para convencerme de comprar monedas a precios infladísimos (como lo de las onzas del ruso) o para dejar bien claro -con ciertos aires de arrogancia– que no hay regateo posible.

En cualquier caso, si en una conversación con un comerciante oís una frase de este corte lo mejor es que encendáis todas vuestras alarmas. Yo a partir de ahí solo le compraría las monedas que sepa tasar con seguridad. Luego intentaría enterarme si los precios que me estaba diciendo eran razonables o no y así sabré si me puedo fiar de él.

Lo bueno es que se puede salir del paso fácilmente. Basta con decir: “bueno, pues cuando tenga yo el mismo listín de teléfonos que tienes tú, te compro la moneda” o “bueno, pues cuando vaya yo a las convenciones de París, te compro la moneda”. Lo que viene a ser tanto como decir que si él sabe mucho y por eso vende las monedas tan fácilmente a ese precio, justamente por mi ignorancia no se las voy a comprar. Si además el precio está totalmente inflado la respuesta puede ser: “bueno, pues véndeselas al ruso y cuando lo hayas hecho dímelo y te vendo yo otras dos onzas por 1.000 euros menos cada una”. Momento en el cual dejáis de ser amigos porque él no va a admitir nunca que intentaba pegarte el palo y porque los rusos son de todo menos idiotas y no le van a pagar a ese tipo por unas onzas el doble de lo que se rematan en una subasta de prestigio.

La moneda que ilustra la entrada es un 8 reales acuñado en época de Felipe III en México. Se trata de un duro redondo,también llamados “de presentación real”. Fue subastado hace unos días por Stack Bowers alcanzando el remate los 14500 dólares. Os aconsejo que leáis la descripción del lote, pues es muy interesante.

21 Comentarios

  1. jose ramon 3 años hace

    Cuando se usa un poco de sentido común te das cuenta de esas cosas.
    s2

  2. Jordit 3 años hace

    Lo acaba de decir Jose Ramón, yo intento aplicar el sentido común en las ocasiones en las que mi conocimiento sobre un asunto son limitadas. Y cuando eso ocurre, actuar con cautela y con ojo avizor.

  3. Bruno 3 años hace

    Pues si, es asi, en España y te aseguro que en Argentina tambien. Me ha tocado escuchar: “mira esta moneda, llevala, cuando vas a volver a ver una moneda asi?, de esas ya no se consiguen en este estado”, o quiza, “Tengo un cliente que cuando viene se lleva 10.000 dolares en monedas, esta moneda se la llevaria”, “antes de estas tenia montones, ahora no se consiguen como antes”, “tengo un cliente que me compro X dinero de una herencia hace unos años, lo hice ganar mucho”, y las mil historias…sean reales o no, la verdad es que a mi, a esta altura, ya con muuuuchas compras en mi haber, me molestan.

  4. coinsmcr 3 años hace

    Buena entrada, como todas, a mi ha hecho recordar una situación similar que se da en los cambios y que me a mi me resulta especialmente desagradable.
    Yo realizo muchos cambios con otros coleccionista de muchos paises (si echas cuentas al final algunas monedas te salen más caras que si las hubieras comprado en la numismática de tu ciudad, pero lo hago por que me resulta entrenido)normalmente para equilibrar los cambios utilizamos el valor que indica el catalogo Krause, no es que sea un valor “real” ni justo, simplemente es un convencionalismo accesible e igual para todos. Pues bien algunos coleccionistas “listos” al negociar un cambio te salen con expresiones del tipo:
    – “Es que esa moneda concreta en ebay se vendio por tanto”
    – “Es que yo la compre en una numismatica por cuanto”
    – “Es que el catálogo fulano sale por tanto”
    – “Es que un coleccionista me ofrece cuanto”
    – ect
    Como comentas en el caso de los vendedores no es que esos comentarios tengan que ser mentira o malintencionados, pero …. ¿por que no la vendes por ebay? o ¿se la cambias a ese otro coleccionista?, o ¿se la vendes a la numismatica de tu ciudad? o, ¿al menos utilizas el mismo criterio para el resto de monedas tanto tuyas como mías?

    Este tipo de comentarios, tanto en vendedores como en coleccionistas, me parecen la parte mas “fea” del regateo que hay en este mundillo.

    • Autor
      Adolfo 3 años hace

      El tema de los cambios es caso aparte. Tengo pensado escribir una par de entradas al respecto: una relacionada con cambiar monedas a otros coleccionistas (comentando justamente lo que tú cuentas, así que me viene muy bien lo que acabas de escribir) y otra relacionada con comentarios entre comerciantes.

  5. Luis 3 años hace

    “Todas estas frases son mentira. Todas. Sin excepción.”

    No siempre, Adolfo. Puede pasar y de hecho pasa que, realmente, sea posible vender una moneda más cara en otro mercado pero dado que hay que esperar un tiempo para llevarla a ese mercado salga a cuenta venderla algo más barato “aquí y ahora”. Insisto en lo de “algo más barato” no mucho más barato. Ejemplo de esto que digo.
    Comprador: Te doy 170 euros por esa pieza.
    Vendedor: Esta pieza no te la dejo en menos de 210. Piensa que en Munich puedo venderla en 260 euros. Ya lo he hecho otras veces. Para vendértela en 170 me sale a cuenta esperar a ir a Munich y correr el riesgo de no venderla allí, pero por 210 prefiero pájaro en mano que ciento volando.

    Situaciones como la anterior me han sucedido a mí muchas veces y en todas era verdad que las piezas en cuestión eran susceptibles de venderse mejor ESPERANDO ALGO DE TIEMPO.

    • Autor
      Adolfo 3 años hace

      Agradezco tu comentario puesto que si me sobrepaso está muy bien que se me eche el alto. Nadie como un comerciante profesional para hacerlo.

      Está claro que en unos mercados se venden unas monedas mejor que otras y es sabido que Munich es buen sitio para vender piezas antiguas porque se suelen pagar mejor que en España. Obviamente los comerciantes no solo vais a ir a Munich a vender porque el resto del año no vivís del aire. Pero ¿tan mal andáis de pasta como para no poder esperar unos meses (o incluso un año) para vender la moneda un 25% más cara de lo que la estáis vendiendo aquí?

      Una cosa es que en Munich pidas por ella 260 euros y en la convención de Sevilla quizá se la dejes a un coleccionista conocido por 210. Pero si sabes seguro segurísimo que en Munich te la pagan a 260 euros sí o sí… raro será que la saques de casa y te trabajes una venta para, encima, sacar 50 euros menos por ella.

      Saludos,
      Adolfo

      • Luis 3 años hace

        Esto es como todo: depende.

        Si es la joya de tu muestrario, el monedón que todos los coleccionistas desean, pues qué duda cabe que merece la pena esperar el tiempo que sea necesario y apurar al máximo el precio de la moneda. Pero si es una moneda de tipo medio, relativamente fácil de adquirir en el mercado, pues no tiene mucho sentido esperar varios meses para sacarle algo más en Munich (o donde sea) y dejar sin hacer una venta en España que no sólo es dinero que se deja de ganar, sino cliente que no se fideliza, etc.

        Hombre, si estás seguro, segurísimo que en Munich te van a dar 260 pues blanco y en botella: te esperas. Pero en este mercado esa seguridad matemática rara vez existe (salvo precios tirados, que todo el mundo te paga) y el mismo que lleva 10 años comprándote algo a 100 euros la pieza, el duodecimo año te dice que le está yendo mal el negocio y que no te puedo pagar más de 80 o directamente no te compra nada. Es por ello que, de nuevo, puede ser lo mejor vender a 210 euros en Madrid, que son pelas contantes y sonantes, y no esperar 3 meses a Munich donde no terminas de estar seguro si venderás a 240-260. Otra cosa, como decía antes, es que el comprador sólo quiera dar 170. Ahí sí que merece la pena esperar en todos los casos.

  6. pedro I 3 años hace

    Hola a todos: estoy de acuerdo con la idea que expones: si alguien puede vender una moneda en un mercado donde obtiene más beneficio, realiza allí la operación. No obstante, supongo que también puede ser interesante a los comerciantes diversificar los mercados y hacer nuevos clientes.

  7. Jose Martínez 3 años hace

    Yo creo que no todo es blanco o negro en esto de la venta de monedas.
    Lo que si que es cierto,es, que todos quieren sacar el máximo benefició a su venta y si para ello tienen que “adornar” en exceso las características de su moneda,exagerar su calidad etc…pues lo hacen.La diferencia esta en el que lo hace con ánimo de engaño y el que no.
    Al final todo depende de uno mismo ,de lo que se deje engatusar o de su grado de confianza hacia el comprador.
    A mi personalmente alguna vez, vendedores con los que trato desde hace bastante tiempo no han podido resistir la tentación de “adornar “en exceso las características de alguna moneda que sabían que me interesaba para conseguir una venta.No lo he considerado un engaño,aunque a veces si me ha molestado que olvidasen que soy cliente habitual con un mínimo de conocimiento y no un simple novicio que realiza su primera compra.
    La sinceridad en este mundo es como los grados de conservación de las monedas……relativo.

  8. Antonio 3 años hace

    Me ha gustado la entrada y me ha recordado a mis tiempos mozos. A mi también alguna vez me han ofrecido en un mercadillo la típica oportunidad que no podía dejar escapar. Y yo pensaba: Si este señor me está ofreciendo un chollo y no me conoce de nada, ¿qué hace con sus amigos? ¿Se las regala? ¿A qué se debe este privilegio personal? Lo dicho, la lógica es aplastante en estos casos.

  9. Gael 3 años hace

    Yo personalmente deje de comprar en el mercadillo de mi ciudad, Zaragoza, hace tiempo. Me gusta pasearme algún domingo que otro por allí por ver el ambiente y cruzar impresiones con los habituales que lo visitan, pero debido a mas de una mala experiencia con algunos comerciantes, he dejado de comprar.
    Aun recuerdo aquella moneda de 5 cts de Carlos VII que me quede ojeando en uno de los puestos. Inmediatamente se acerco el vendedor (nuevo por alli): _”excelente pieza oiga. Una como esta vendí el año pasado y el comprador la saco a subasta vendiéndola por casi 1000 euros”. Al oír semejante barbaridad podéis imaginaros mi cara de circunstancias. No sabia si aquella mañana me había levantado con cara de tonto y aquel tipo se estaba riendo en mi cara o es que se había desayunado con varios carajillos y no sabia muy bien lo que decía.
    Lo he seguido viendo por allí (de lejos, claro), por lo que supongo que sus negocios hará.
    Lo pongo como ejemplo al hilo de lo que comenta Adolfo en su entrada, y por supuesto no quiero dejar la impresión de que todos actúen de la misma manera. Por supuesto que en estos sitios también hay muchos comerciantes fiables, serios y que dignifican la profesión, pero estos tipos no les hacen ningún favor.

  10. Juan Luis 3 años hace

    LLevo dias clasificando monedas de “Los Austrias”, entre ellos un montón de resellos. Cualquiera que clasifique estas monedas sabe que se deja los ojos, además de mucho tiempo, ya que como saben el estado no es siempre el más deseable pero si muy interesante.Y dicho esto,cada vez que sale el tema de la oferta y la demanda pienso que prefiero no vender a estar discutiendo. Al final, mi tiempo se añade a la moneda a ver quien lo paga?
    Interesante como siempre el debate.
    Saludos

  11. Autor
    Adolfo 3 años hace

    Ya veo que todos tenemos experiencias semejantes en uno u otro bando (agradezco especialmente la aportación de Luis como “representante de los comerciantes”).

    Una cosa quiero puntualizar y es que no es lo mismo timar que intentar buscar la satisfacción del cliente con la compra. Creo que son dos cosas diferentes y al final es el sentido común el que marca la diferencia entre una cosa y la otra. Que un comerciante intente persuadir a un cliente de que comprar una moneda suya es una buena idea, que es un buen ejemplar y que el precio es bueno, me parece lo normal y lo adecuado. Es su trabajo. Si la transacción se realiza quedando el cliente contento y habiendo ganado dinero el comerciante, eso solo significa que el comerciante ha hecho bien su trabajo. Otra cosa es que si una moneda cuesta 100 euros y el comerciante está comiéndole la oreja al cliente para que le pague 300. Eso me parece un timo. Igual que si vende una moneda limpiada o un billete arreglado sin notificarlo al cliente.

    En casos como el que nos comenta Gael es muy evidente lo que busca el comerciante: filtrar su clientela. Solo le interesan los clientes ignorantes y a poder ser un poco idiotas. Son comerciantes que queman a los clientes porque en cuanto esos clientes se dan cuenta de lo que pasa van a otros comerciantes o directamente dejan la afición (por desgracia conozco varios casos así). Si hacen cosas tan burdas como cuentas suele ser porque ellos mismos no saben demasiado y solo pueden dedicarse a pegar el palo al primerizo; hay otros con estrategias más curradas que son bastante más peligrosos. Lo bueno es que en los últimos años estos comerciantes las están pasando canutas porque con la crisis están entrando menos novatos y con eso de la Web cada vez es más sencillo informarse. Ya hemos hablado alguna vez de este tipo de gente en el blog.

    Saludos,
    Adolfo

    • Gael 3 años hace

      No te falta razón. No he comentado que el puesto en cuestión terminó dedicandose a la venta de monedas de euro y conmemorativas, signo de que la moneda de época no la sacaba.
      Al hilo de esto, y aportando algo sobre estrategia de compra en mercadillos, ya que de las estrategias de venta parece que coindimos, mi principal recomendación a todos aquellos que se inician en esto, es que por nada del mundo saquen un catálogo de monedas en estos sitios. Puedes ir con tu cuentahilos, tu lupa, alguna anotación en papel, pero nunca consulteis catálogos delante de los puestos. Es como si un médico sacase un tratado de medicina para consultarlo delante de un enfermo mientras lo está explorando. En este caso el enfermo piensa: “este es un matasanos en toda regla, vengo con un catarro y acabaré en quirofano…quiero otro médico!!!”. En el caso que nos ocupa, y si teneis la mala suerte de toparos con un timador, a este se le encenderán todas las alarmas y a buen seguro sereis estafados.

      • Javier 3 años hace

        Hola, disculpa que retome la entrada unos meses después, soy novel en esto de la numismática, de esos que han vuelto a coleccionar a los 30 años después de haber dejado la afición durante una temporada, y quería decir que yo soy de esos que va con el catálogo en mano, con las piezas que ya tengo subrayadas, y sin ningún tipo de pudor, soy novicio y lo necesito, y esto mismo me ayuda para no caer en las trampas de los comerciantes, porque se nota bastante el que quiere ‘colarte la moneda’, y por otro lado está el que te enseña varias piezas de forma didáctica y te acaba vendiendo un duro con rostro y escudo definidos y las estrellas visibles, por 15 – 20€ (o cualquier otra pieza interesante para cualquiera que empieza). Se gana mi confianza y un cliente y yo me voy con mi moneda y una lección aprendida.
        Creo que aquí tienen cabida todos, no hay que ir de sabios y presentarse en una mesa si saber bien si lo que estás viendo tiene ese valor o no, y por supuesto, en el 99% de las mesas hay catálogos, son una herramienta indispensable tanto para el comerciante como para el comprador.

        Saludos y enhorabuena por el blog (después de unos meses leyéndolo, hoy no me he podido resistir a participar)

        • Autor
          Adolfo 3 años hace

          Me alegro mucho de que te hayas animado a comentar. No hay muchos de mi quinta por el blog, así que bien está que se hagan presentes :)

          ¡¡Hasta pronto!!

  12. sierramadre 3 años hace

    Chico (tengo más de 40 años) !ven paca¡, mira tengo unos duros raros que además son de plata y llevan las caras de los reyes de España, eran de la viuda de un notario y estos del rey cuando era bebé cada año que pasa valen el doble.

    Yo este libro completo si quiero lo tengo vendido a un solo coleccionista por un pastizal, pero si lo vendo a ese me quedo sin nada para venir a vender los domingos….

    Y estos de México son rarisimos. .a lo cual le contesto yo de que tipo son y que los hay a millones…contestación de la vendedora…los habrá a millones….pero en México. ..

    Aquel fue mi último día de mercadillo.

    • Autor
      Adolfo 3 años hace

      jajajajajaja

      No me extraña nada de lo que has dicho.

  13. Jaume 3 años hace

    Buenas noches.Es mi primer post aquí, te felicito por esta pagina web tan completa. Llevo un tiempo en que he estado completando la colección de pesetas que me dejó mi abuelo, en principio desde el gobierno provisional hasta hoy. Pare ello he visitado tiendas, mercadillos, ebay y vendedores en otras webs. Hasta ahora ebay ha sido la mas efectiva en relación calidad precio, porque en las numismáticas casi siempre, he salido sin comprar y con la idea de que me han tomado por tonto. Como consulta uso catalogodemonedas.es , pero pese el precio de catálogo en calidades MBC o EBC y piezas sin circular, la mayoría las he podido conseguir mucho mas baratas. Aquí en Barcelona esta el mercadillo de la Plaza Real y es verdad que se puede regatear algo, pero últimamente esta orientado a turistas.

    • Autor
      Adolfo 3 años hace

      Bienvenido como comentarista, esperamos verte mucho por aquí :)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*