La I Exposición Iberoamericana de Numismática y Medallística

La I Exposición Iberoamericana de Numismática y Medallística

Cualquier coleccionista de moneda de Franco tiene, o aspira a tener, las tres famosas monedas de la serie BA, acuñadas en Barcelona durante la I Exposición Iberoamericana de Numismática y Medallística. Esta exposición aconteció entre el 24 de noviembre y el 14 de diciembre de 1958 y sin duda fue uno de los hitos numismáticos más importantes del siglo XX en España.

Ya tenía yo ganas de hacer de ratón de biblioteca para enterarme de los detalles de una exposición de la que tanto había oído hablar pero de la que tan poco sabía. Para ello nada mejor que tirar de la hemeroteca de La Vanguardia, donde hay un montón de información publicada. Ahora paso a resumirla, pero antes os dejo un pequeño vídeo introductorio que parece sacado de un telediario de la época:

Lo primero que hay que decir es que la repercusión mediática de la exposición fue muy alta. Esto era más o menos esperable porque en esa época España no estaba como para hacer muchos eventos culturales y a lo poco que se hacía se le daba mucho bombo y platillo (más aún si contaba con el patronazgo del jefe del Estado). Incluso el día después de su inauguración apareció en portada. Además, creo que en aquella época la sociedad valoraba la cultura más que hoy en día. Quizá la única exposición numismática con una repercusión mediática semejante que haya habido en España es “el último viaje de la Fragata Mercedes”, pero ese impacto debe a su repercusión política y no la cultural.

Haciendo una simple búsqueda en la hemeroteca de La Vanguardia nos podemos encontrar con un montón de publicaciones relacionadas con esta exposición en las que se van desgranando los preparativos de la misma. Entre ellas sin duda la más interesante a día de hoy es la entrevista que hicieron a Xavier Calicó el día 4 de noviembre de 1958. Como creo que es muy interesante, aquí os dejo su transcripción para facilitar su lectura.

Han llegado a Barcelona las máquinas para acuñar moneda, que se instalan en el Salón del Tinell, donde se celebrará próximamente la I Exposición Iberoamericana de Numismática y Medallística. Don Francisco Xavier Calicó, vocal de la Comisión ejecutiva y secretario general de la Asociación Numismática Española, informa.
—¿Cuántas monedas se expondrán?
—Entre monedas y medallas conmemorativas de hechos históricos, unas trescientas mil.

—¿Países?
—La denominación iberoamericana, en esta exposición, puede considerarse por el país de origen de la moneda o por la nacionalidad de expositor. Es decir: un portugués trae moneda romana; un español, moneda alemana; un argentino, moneda rusa; y Francia, moneda española.

—¿Cabe todo?
—Siempre que se den estas condiciones, y no es un contrasentido: porque de esta forma nos daremos cuenta del estado numismático en los países iberoamericanos, incluyendo un momento de los Estados Unidos; porque la primera moneda de Norteamérica, cuando fue estado independiente, era efectivamente el duro español, acuñado en Méjico.

—¿Nuestro duro, divisa internacional?
—En aquel tiempo Inglaterra acuñaba las monedas para sus colonias en la metrópoli, mientras que España acuñaba la moneda en las provincias españolas de América y cuando Norteamérica obtuvo la independencia, antes de acuñar su propia moneda, tuvieron que utilizar la que circulaba en el país, que era española.

—¿No circulaba la de los ingleses?
—No, porque Inglaterra tenía pocos metales preciosos y había permitido ya la circulación de la moneda española, por medio de transacciones comerciales, y en la independencia norteamericana, el primer billete emitido por el Congreso era liberado por duros españoles exclusivamente y decía así —copia el texto de uno de ellos y traduce—: «El portador tiene derecho a recibir sesenta y cinco duros españoles acuñados a molino o bien una cantidad igual en oro o plata, según acuerdo del Congreso de fecha 14 de enero de 1779».

—¿Cuál fue la primera moneda acuñada en toda América?
—En Santo Domingo, en época de Juana la Loca y Carlos V, e, inmediatamente a esta, en Méjico. Las primeras fueron monedas de plata. Y la primera moneda de oro acuñada en aquel continente fue en Santa Fe de Bogotá, en Colombia, al principio del reinado de Felipe IV. Todas estas monedas se expondrán.

—¿De cuándo data el primer duro de plata español?
—De los tiempos de Carlos V y a nombre de los Reyes Católicos; el duro español, hasta Fernando VII, circulaba prácticamente en todo el mundo y lo que se hacía en ciertos países era contramarcarlo, bien para darle una equivalencia legal o para asegurarse de su autenticidad; así los banqueros chinos lo contramarcaban con su punzón particular, dándole, por consiguiente, garantía.

—¿Cuál será la moneda más antigua que se exponga?
—Acuñada en España, sin duda alguna, la dracma de Rosas, que se considera del siglo V a IV antes de Jesucristo; se conservan treinta o cuarenta monedas.

—¿Y la más antigua del mundo?
—Es probable que también se vea aquí. Unos dicen que es del rey Midas y otros de Persia; las dos, del siglo VII antes de Jesucristo.

—¿La de más valor en esta exposición?
—En cuanto a valor de unidad, posiblemente la aportación de la Biblioteca Nacional de París, que consiste en siete piezas de oro, todas como únicas. Una de ellas de Juan II de Castilla, acuñada en Sevilla, de veinte doblas; diámetro, noventa y dos milímetros, y peso, noventa gramos; otra, de tiempo de Carlos V, de cien ducados, acuñada en Zaragoza, y aunque de diámetro menor que la anterior, de trescientos cincuenta gramos de peso.

—¿Qué valen?
—Se han asegurado las siete en un millón de dólares, porque algún valor hay que darles; mas la realidad es que cualquiera de ellas, en una subasta libre e internacional, podrían alcanzar un precio muy superior.

—¿Y es cierto —señalo las máquinas— que van a acuñar duros en Barcelona durante la exposición?
—Sería la primera vez que se hiciese fuera de los talleres de la Casa de la Moneda, en Madrid, desde la creación de la Dirección General de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, que centralizó todas las cecas españolas.

—¿Serán duros de plata?
—Ignoro valor y metal.

—¿Cuál fue la última vez que se acuñó moneda en nuestra ciudad?
—En tiempos de Alfonso XII, de cinco y diez céntimos, y antes, aquellas del Gobierno provisional de 1869, que se acuñaron también en Barcelona, desde 1870 hasta principios del reinado de Alfonso XII, que ostentaban un león y se conocieron por perra gorda y perra chica.

—Auténtica calderilla…

Como veis, a 20 días de la apertura todavía había cuestiones importantes que estaban sin cerrar, como por ejemplo qué monedas se iban a acuñar. También podéis ver aunque se llamase «exposición iberoamericana» más bien es una exposición internacional, ya que cupo cualquier moneda traída por «países iberoamericanos» en los que también se incluía a Francia, a Italia y a Inglaterra.

Lo de montar una exposición con 300.000 piezas a lo largo de 2 kilómetros de pasillo nos hace ver lo enorme de la misma. Pero lo mejor son los ejemplares que aparecen, aunque en el vídeo se puede ver cómo se mezclan muchas monedas de gran valor numismático con otras que no lo tienen apenas. Por allí se pudo ver, que yo sepa:

– 3 centenes (ver el vídeo, donde dicen que se conocen 4 a pesar de que hoy se conocen 6). Creo que es la única vez posterior a su acuñación en la que han estado 3 centenes en un mismo lugar.
– 100 pesetas de 1870 (ver el vídeo).
– Al menos 10 cincuentines (ver el vídeo).
– Las 20 doblas de Juan II (entrevista)
– Los 100 ducados de Carlos V (entrevista)
– Otras 5 piezas de oro únicas cedidas por la Biblioteca Nacional de París (en la entrevista dice Calicó que valdrían más de un millón de dólares las 7 piezas; yo lo dudo teniendo en cuenta que por esas épocas Caballero compró el centén de Felipe III por 25.000 dólares).
– Dos máquinas de acuñar monedas a volante que se explican aquí.
– Tres máquinas de acuñar monedas en funcionamiento que permitieron acuñar monedas de 5, 25 y 50 pesetas con la marca «BA» y otorgárselas a los presentes.
– «10 piezas grandes del Museo Arqueológico Nacional» (supongo que se referirán a los cincuentines).
Una colección de moneda cartaginesa «única en el mundo».
Unas monedas inglesas con temas iberoamericanos que eran inéditas en esa época.
Una colección de «rarísimas piezas portuguesas y de sus colonias de ultramar».
Una colección de medallas pontificias desde 1412 en adelante compuesta de 303 ejemplares.
Ordenes impresas relacionadas con la numismática.
Una colección de 2.000 piezas de Lima y Potosí que proporcionó Perú.
Los primeros billetes emitidos por Estados Unidos en 1775, que contaban con representaciones de monedas españolas, como vimos aquí.
Billetes australianos, del banco de Nueva Gales, que también contaban con representaciones de monedas españolas.
La colección de billetes del Banco de España, con una muestra que incluye «desde el primer billete» hasta los de la época.
La primera prensa mecánica española, que fue construida en Barcelona y que durante los días de la exposición acuñó monedas de 10 céntimos (entiendo yo que serían las monedas de 10 céntimos de aluminio de 1953).

Quien vaya leyendo los número de La Vanguardia de los días en los que estaba abierta la exposición (ejemplo) verá que a diario se iba reportando la crónica de la misma. Que si la visitaba el marqués de no-sé-qué, que si daba una charla el catedrático no-sé-quién, que si el Señor Ministro daba una condecoración a un tipo muy importante (y afín al régimen), que si se homenajeaba a otro tipo de suma importancia (y también afín al régimen) o si la visitaba un grupo de marines americanos. Resulta divertido echar un vistazo.

En total visitaron la exposición 70.000 personas. Todos pudieron hacerse con una serie de las monedas BA cangeadas por monedas de curso legal, tal y como dice Luis Auguet y Durán, director de la Casa Nacional de la Moneda en 1958, en esta otra entrevista que también recomiendo leer. Bueno, quizá todos no porque también se indicó que los primeros días solo había dos máquinas instaladas. La máquina que faltaba era la que acuñaba las 5 pesetas, lo que explica por qué esa moneda es más escasa y más cara que las 25 y las 50 pesetas de la serie BA. También hay que darse cuenta de la novedad de las monedas de 5, 25 y 50 pesetas, puesto que empezaron a circular en el territorio nacional dos días antes de que la exposición comenzase. Ni qué decir tiene que esos 70.000 visitantes pueden servir de estimación sobre cuántas monedas BA se hicieron. Lo que no me encaja tanto es que la inmensa mayoría de los visitantes se hiciera con ellas, como se dice aquí, ya que 80 pesetas de la época era un dinero muy considerable y no creo que todo el mundo lo pudiera tener en el bolsillo.

 

Las primeras imágenes que ilustran la entrada son las tres monedas BA (5, 25 y 50 pesetas). Las imágenes están tomadas de Casa de la Moneda, donde Rafael Montilla las tiene en venta. Las dos últimas imágenes corresponden a una medalla conmemorativa de esta exposición que está en mi colección y que ya os mostré con más detalle.

EDITO (17-I-2015):

Añado una imagen de la entrada para dos personas a esta exposición y le agradezco mucho a Carlos el habérmela mandado.

27 Comentarios

  1. Jose Martínez 5 años hace

    Estupenda entrada,un pedazo de historia numismatica.
    Yo tengo la suerte de poseer una serie BA sin circular y traída directamente de la exposición en 1958 por el señor Juan Miro,numismatico de Alcoy y amigo.
    Unas piezas muy interesantes.
    Un saludo Adolfo.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      ¿No será que Miró la compró y te la ha vendido a ti?

      No sé si Miró había nacido en 1958 pero de haberlo hecho sería una criatura. Dudo mucho que pudiera asistir a la convención si no fuese en los brazos de sus padres.

      Saludos,
      Adolfo

      • Gustavo 5 años hace

        Adolfo, el señor @Jose Martínez se refiere al padre de Juan Carlos Miró, Juan Bautista Miró.

        • Autor
          Adolfo 5 años hace

          Gracias por la aclaración, pero si sigues leyendo la conversación te darás cuenta de que ya me percaté del error.

  2. Lanzarote 5 años hace

    Muy interesante esta entrada, de las que más me han gustado.
    Desconozco el poder adquisitivo de 80 pesetas de la época, por lo que he estado leyendo, bien podrían ser el equivalente a 80 euros, claro que 80 euros en tres monedas de cu-ni no lo veo, no creo que unas monedas del día a día pudieran tener tanto poder adquisitivo…

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Esto es muy complicado de calcular porque depende de en qué precios nos fijemos la relación entre los precios de una época y otra son diferentes.

      La subida del IPC oficial desde enero de 1961 hasta la actualidad es de un 3588%, así que teniendo en cuenta eso las 80 pesetas de 1961 serían unos 17,25 euros actuales, por lo que las de 1958 serían unos 18-20 euros.
      Pero si tomamos otro tipo de precios ( http://www.rtve.es/noticias/20141209/ganar-loteria-navidad-anos-50/208327.shtml ) los datos serán diferentes. Por ejemplo, ahí dice que una estimación del salario medio en España en la época eran 13.000 pesetas. Lo podríamos comparar con los 2000 euros actuales (ya quisiéramos muchos cobrar 2000 euros limpios al mes, pero la cobertura social de antes y de ahora no eran las mismas y estamos contando con 14 pagas) y tendríamos que esas 80 pesetas serían unos 12,30 euros.

      La cuestión es que en esa época a la gente le sobraba bastante menos que ahora. No hay más que ver el realismo social de los guiones de Rafael Azcona.

      Saludos,
      Adolfo

  3. Jose Martínez 5 años hace

    Aclaración:

    Me refiero a Miro padre,que tiene 84 años y aun sigue bajando dos domingos al mes a los soportales del Ayuntamiento de Alicante con un pequeño puesto de monedas y billetes.
    La historia de las monedas que el me contó es un poco larga,pero resumiendo,el fue a la exposición con un compañero y pudo hacerse con tres juegos a pesar del dineral que era para la época y las conservó en casa.Hace un par de años me vendió uno de los juegos.
    Saludos.
    Jose

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Entonces guárdalo con todo el cariño!!

  4. Juan 5 años hace

    No es familiar mío y sólo he coincidido con el en un par de ocasiones (Miró padre), pero si muchos comerciantes fueran la mitad que el. Esto si que sería una afición bonita. Te contagia su pasión desde el primer minuto que estás con él. Y tiene un sinfín de historias muy interesantes sobre cada moneda.
    Para mí una referencia. Ahí lo dejo.
    En cuanto al artículo mis felicitaciones Adolfo, he aprendido muchos datos nuevos que no conocía al respecto. A pesar que es un tema tan recurrente el de esta convención.
    Saludos

  5. Paco 5 años hace

    Gran entrada Adolfo, debió ser una exposición fantástica. Ojalá se organice alguna de estas en España en el futuro!

  6. Miguel 5 años hace

    Muy buena entrada!
    Desconocía esta exposición Iberoamericana en Barcelona, pero me he quedado impresinado por el número de monedas y los 2 Km de pasillos..uf! como para verla en un solo día. 21 días de exposición aún así tampoco me parecen tantos, claro que al traer piezas de tantos sitios…

  7. fjph 5 años hace

    Magnifica entrada, o mejor dicho reportaje, porque tiene de todo, me ha gustado bastante.

  8. carlos(bcn) 5 años hace

    Muy buena entrada Aldofo,
    Será que soy coleccionista de este periodo y por tanto cierta prelidección por información relativa

    El número de 70 mil me parece un dato erroneo. Si bien pudieron realizarse más de 40 mil en sala, el resto parece que se llevaron a Madrid. De hecho muchas piezas de 5 pesetas (dicen las lenguas) aparecieron más tarde en los comercios de la capital. El dato del retraso en la producción de las 5 pesetas si coincide con lo que había leído, pero jamás había encontrado la fuente original.

    Estaría bien que colgaras también imágenes del sobre de celofán original con el que se entregaban las 3 piezas, así como de la entrada a la exposición, ambas reliquias que muchos coleccionistas guardamos conjuntamente al trio de monedas.

    Por último, en toda esta história falta saber también el papel que, con más detalle jugó Calicó. ¿Has reflexionado entorno a cuales fueron los motivos que llevaron a realizar la exposición en la ciutat condal?

    saludos,

    pd: genial el video, aunque se te pone la piel de gallina al per las 100 pesetas del Gobierno Provisional así colgadas con tres clavos….

  9. Pepe 5 años hace

    Felicidades Adolfo.
    ¿Cuántas veces habré visto esta serie en catálogos y nunca ha despertado la curiosidad de investigar?
    Menos mal que te tenemos a tí. Gracias.

  10. Jose David 5 años hace

    Me ha encantado la entrada, enhorabuena una vez más, supercurrado.

  11. Autor
    Adolfo 5 años hace

    Ya veo que os ha gustado mucho la entrada. Ya sabía yo que esto iba a llamar la atención a los coleccionistas más experimentados. Pero mi mérito no es mucho más que leer unos cuantas hojas de periódico y resumir su contenido, remarcando la entrevista a Calicó porque la considero especialmente relevante.

    @Juan, yo a Miró padre no le conozco, nunca he ido a Alicante y él no va a las convenciones. Solo conozco a su hijo con quien he hablado un par de veces cuando he coincidido en Barcelona, así que tampoco tengo una opinión muy forjada de él. Lo que sí que estoy seguro es que cualquiera que con más de 80 años siga asistiendo al mercadillo lo hace por puro amor a su profesión. Desde luego que por dinero no va a ser.

    @Carlos, lo de las 70.000 monedas lo digo simplemente porque se indica que hubo 70.000 visitantes y que hubo cóspeles para todos. Luego digo que me parecen muchas 70.000 porque seguramente muchos de los asistentes no se harían con ellas.
    La bolsita original la publiqué aquí: http://blognumismatico.com/2013/04/23/patinas-por-guardar-las-monedas-en-sus-lugares-originales/
    En cuanto a lo de Calicó, seguramente el hecho de que se organizara la exposición en Barcelona y que la ANE tenga sede en Barcelona sea culpa suya en buena medida. Calicó era una persona muy comprometida con la numismática más allá de su propio negocio (aunque, obviamente, motivar la afición repercutía en su negocio). Valga de ejemplo la organización de esta exposición o la subasta que organizó en favor de la ANE para que se adquiriese un piso en el que montar su sede (un pedazo de piso enorme en pleno centro de Barcelona). Sin desmerecer los apoyos que algunos profesionales dan a la divulgación numismática, creo que ninguno de los profesionales que hoy en día están en activo han realizado algo de tanto calibre como lo que hizo Calicó.

    Saludos,
    Adolfo

    • carlos(bcn) 5 años hace

      Hola Adolfo,

      La entrada INDIVIDUAL (precio 5 pesetas) y el sobrecito de celofán aparecen también en la entrada que Cancerbero les dedicó también a esta piezas:
      http://monedascancerbero.blogspot.fr/2012/09/las-ba_25.html

      Te he enviado via email una foto de una entrada variante, la de DOS PERSONAS (10 pesetas); son menos habituales, más difíciles de encontrar.

      En el blog de Carncerbero también se presentaron unas pruebas en cobre de las 5 pesetas, rarísimas
      http://monedascancerbero.blogspot.fr/2012/12/esta-entrada-voy-hablar-de-las-5.html

      saludos,

      • Autor
        Adolfo 5 años hace

        Gracias Carlos por la foto. He actualizado la entrada con ella.

    • carlos(bcn) 5 años hace

      En relación al llamado «efecto Calicó» de esta convención, 100% de acuerdo contigo, sin duda debió jugar un papel primordial.

      saludos,

  12. sierramadre 5 años hace

    Hola, al hlio de los comentarios acerca de Miro padre o mejor dicho Miro abuelo ya que el niet o también se dedica a esto he de corregirte y decir que si que acude a las convenciones, al menos a las 2 últimas de Valencia y ha sido de largo el vendedor con el que más he hablado ya que si te descuidas te cuenta la biblia en verso a poco que te acerques a su puesto, tanto que te desconcentra cuando estas mirando las monedas, pero es de agradecer y es alguien que por su cercanía debería ser el referente de otros muchos.

    Un saludo.

  13. josera 5 años hace

    No me funcionan los enlaces de La Vanguardia, ¿Hay que estar dado de alta en la web de La Vanguardia?

    Y como siempre, enhorabuena por la entrada.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Pues no sé qué puede pasar. A mí sí que me funcionan. ¿Hay alguien más que tenga problemas?

  14. pedro I 5 años hace

    Hola a todos: ciertamente, fue una exposición magnífica. Deberían haber seguido realizándose otros eventos como éste.

  15. Athalbert 5 años hace

    Yo creo que hoy día no tendría sentido ese «revoltillo monumental»…
    En aquel entonces en la España que salía poco a poco del hambre y la posguerra (el racionamiento de alimentos finalizó oficialmente en mayo de 1.952) y que gracias al anticomunismo de los EE.UU. empezaba a verse sacada del ostracismo internacional (Los acuerdos con los EE.UU. se hicieron en 1.951) sin duda una exposición de esa naturaleza resultaba abrumadora pero…

    Hoy día contamos literalmente con centenares de miles de monedas durmiendo en los sótanos de nuestros museos sin que nadie les haga ni puñetero caso…

    ¿De verdad creéis que tendría éxito una exposición de monedas en la que HUBIESE QUE PAGAR ENTRADA?

    Ojalá…

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Estoy bastante de acuerdo contigo:

      La España del año 1958 no tiene nada que ver con la actual. Ahora se podría montar una exposición de monedas, o de cuadros, o de casi lo que se quisiera, sin más que sacar a la luz objetos que llevan años y años en los fondos de los museos. Razón de más para hacerlo.

      Pero también es cierto que hay muy poco interés por ese tipo de cuestiones. Ni interés político ni interés del 90% de la población. Una exposición así no sería económicamente rentable y a la inmensa mayoría de la gente le daría exactamente lo mismo.

      Saludos,
      Adolfo

  16. Tomás 5 años hace

    Bueno… La exposición de Las Mercedes tiene su fundamento en un hallazgo de monedas, y está siendo todo un éxito. Eso sí, es gratuita…

  17. jaime sanz 5 años hace

    Muy interesante entrada y fascinante el video !!
    Gracias

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*