Coleccionar billetes de euro

Coleccionar billetes de euro

En el año 2002 entró el euro en acción y eso generó una gran expectativa por parte de los coleccionistas de monedas. Fueron muchos los que vieron en los euros una forma barata de coleccionar monedas “por fascículos”, es decir, según van saliendo. Son baratos, condiseños muy variados y cada muy poco tiempo hay novedades que permiten al coleccionista estar entretenido.

Pero esa expectación no ocurrió con los billetes. La opinión de que los billetes de euros eran aburridos, monótonos y feos fue prácticamente unánime. Solo había un diseño por valor, solo había una firma para todos los países y la única diferencia entre un país y otro era la famosa letra que define al emisor del billete. Además todos los billetes presentan motivos muy semejantes: puertas y ventanas en el anverso y puentes en el reverso. Es un motivo muy metafórico y que permite representar algunos de los estilos arquitectónicos europeo. Pero no por ello dejaron de considerarse aburridos por parte de la mayoría de los coleccionistas, quienes prefirieron seguir centrados en los billetes de sus añoradas pesetas o en los clásicos.

Los comerciantes tampoco motivaron el coleccionismo de billetes de euro. Yo lo encuentro normal puesto que esos billetes en principio se pueden encontrar en calidad plancha en circulación (al igual que las monedas se pueden encontrar sin circular), por lo que solo podrían cargar con el coste de la gestión de llevar el billete hasta el coleccionista. Me explico: si una tira de euros tiene 3,88 euros de facial y en un mercadillo se vende a 6 euros, está claro que el coleccionista paga 2,22 euros de más que se reparten entre el comerciante, el que le haya proporcionado los euros al comerciante y Hacienda. Vendiendo 100 tiras el comerciante gana poco pero tampoco ha tenido que paralizar mucho capital así que puede que le salgan las cuentas. En cambio si se tratase de un billete de 50 euro ¿cuánto tendría que cobrar al coleccionista para que le salgan esas mismas cuentas? ¿se encontrarían coleccionistas dispuestos a pagar 70 euros por un billete de 50 euros alemán recién salido? Lo dudo. Así que ni comerciantes ni autores de catálogos (generalmente pagados por los mismos comerciantes) hicieron mucho esfuerzo en motivar a los coleccionistas.

Pasaron los años y en otros países europeos como Alemania, Finlandia o Francia ya empezaba a haber un número creciente de coleccionistas de billetes de euros. Se alegraron mucho cuando apareció la firma de Trichet porque añadía nuevas variantes a sus billetes, al igual que cuando apareció la firmade Draghi, tercera y hasta ahora última (sí, tenemos a un italiano como presidente del BCE. ¡Que Dios nos pille confesados!). Arriba tenéis imágenes de las tres firmas hasta la fecha (fuente).

Mientras tanto en España todavía no había un gran interés por estos billetes a pesar de que llevaban 10 años en circulación. Los pocos coleccionistas que había conseguían los billetes simplemente pidiéndolos en su banco o caja de confianza, si es que tal cosa puede ser posible. Guardaban los billetes pagados a facial y se echaban la cuenta de que si han pagado 100 euros por un billete de 100 euros mucho no pueden perder con su colección. También hubo algunos que se organizaron en foros como Numisclub donde se proporciona algo de información al respecto aunque, como podéis ver, tampoco cuenta con muchos miembros. En cualquier caso las fuentes principales de información siguen siendo webs extranjeras como My Euro Hobby.

Ahora da la sensación de que ha aumentado algo el interés por coleccionar billetes de euros dentro de lo todavía minoritario de este coleccionismo. La razón seguramente sea la entrada de los nuevos billetes  (“serie Europa“) de 5 eurosen 2013 y de 10 euros en septiembre de 2014  (los de las fotos). Por cierto, el BCE ha organizado un concurso de hacerse un selfie con un billete de 10 euros. ¡Para que luego digan que no somos modernos!

No ha faltado coleccionistas de billetes que nunca han mostrado interés por los euros pero que ahora han corrido a encontrar alguno sin circular del antiguo diseño a precio de facial. Ahora que ya no se puede. Así que se han dedicado a ir de cajero en cajero intentando encontrar algún billete en plancha o lo menos marcado posible porque les duele pagar el sobrecoste de comprarlo a un comerciante, quienes ya empiezan a tenerlos.

Tampoco falta quienes se dedican a jugar con las numeraciones de los billetes, al igual que se hace con los billetes baratos de pesetas. Es un juego al que yo nunca le he visto mucho sentido pero siempre hay a quien le gusta encontrar las numeraciones más pequeñas, tener parejas de billetes o billetes de distintos valores con una misma numeración. A los que les llame la atención que se pasen por aquí porque se da información interesante. También hay que decir que recuerdo que Cayón sacó a subasta en 2012 una serie de todos los valores de billetes italianos con la misma numeración por 8.000 eurazos. Solo se conocía otra serie semejante, pero esta no se vendió y me parece lo más normal del mundo porque nadie me asegura que no haya un espabilado que tenga en una caja fuerta 300 series como ésa y las vaya sacando poco a poco. Además de que 8.000 euros son muchos euros para el jueguecito de los números.

Tengo que agradecer a un coleccionista de billetes de euro y lector del blog que me contó su experiencia. Ha preferido quedar anónimo así que lo dejaremos ahí. Por supuesto también tengo que agradecer a ICG el patrocinio de esta entrada.

14 Comentarios

  1. Jose de Murcia 3 años hace

    Excelente aporte, Adolfo. Ciertamente el coleccionismo de billetes de euro, en sus diferentes versiones, no está muy extendido. A mí me interesan los billetes con errores y los billetes con números bajos o series de billetes con el mismo número. Apenas hay oferta en estos campos, a diferencia de lo que ocurre con los billetes de pesetas que sí encontramos con facilidad de todo ello. Desconozco la razón de por qué los billetes de euros no han atraído a los coleccionistas. Sin duda era un campo nuevo, y podía haber pasado como sí ha sucedido, como tú indicas, con las monedas de euros, e incluso añadiría yo, con las monedas conmemorativas en euros (a pesar de lo caras que son para los gramos de plata de que se componen).
    Gracias. Y un saludo a todos los amigos del blog.

    • jorge 3 años hace

      Pues yo lo entiendo perfectamente en tanto que tal como dice Adolfo estos billetes intersantes en euros han sido acaparados por los de siempre y se van a ver en el mercado poco a poco.Algo parecido pasó con la series especiales.Recuedo pagar por una pareja de 1000 pesetas de H. Cortés al principio de la moda 300 € u otra de 5000 de 1970 serie 9F 700 € etc.Hoy esas piezas son la ruina.Hoy valen casi la décima parte.

      Por cierto, hay un artículo hoy sobre las conferencias numismáticas del MAN en numismático digital.La responsable del archivo del Banco de España afirma que tienen una colección de casi medio millon de monedas.La caballero de indias no llegaba a 3000.Ya tienes entrada Adolfo(respetuosamente claro)
      Saludos

  2. WF 3 años hace

    Tengo que romper una lanza en favor de los billetes, no son tan feos (mirad las propuestas de otros países en el catálogo de Miguel Angel), pero quizás el problema sea muy similar al de las monedas de Euro, nada garantiza que dentro de 100 años sean cotizadas. Lo mismo ocurre con el billete, nada garantiza que un billete de 100 euros plancha dentro de 50 años siga siendo un valor cotizado (no hablo ya de los que estén doblados/usados).
    El caso de las monedas conmemorativas de colección siempre me pareció curioso… muy caras, algunas ni siquiera en metal precioso, poca salida en el futuro, pero se siguen vendiendo.

  3. Rafa 3 años hace

    Pagar casi 16.000€ por todos los billetes de la serie de los 18 países de la eurozona (creo que no me he saltado ninguno)a valor facial y sólo los de la firma de Mario Draghi, y otro tanto cuando se renueven con la serie “europa”. Si es por gusto allá cada cual, pero para mi es mucho dinero por una colección con poca variedad y creo que nula revaloracion en el futuro.
    De todos modos sí que hay coleccionistas de billetes de 500€ que los guardan con celo en las cajas fuertes de los bancos suizos ;-)

  4. Pedro I 3 años hace

    Hola a todos: los billetes de euros son tan recientes, existen en tan gran cantidad y se emiten en unos tiempos en que la numismática está desarrollada…por tanto, pienso que se acapararán suficientes piezas para muchos coleccionistas durante años.
    En definitiva, siempre, podrá un aficionado coleccionar lo que le guste pero, en mi opinión, el valor de estas colecciones, estará quizás durante muchísimos años en la cantidad de billetes que “coleccionemos” y tengamos guardados en el banco.

  5. Athalbert 3 años hace

    Yo creo que tardarán tanto en revalorizarse que no tiene sentido económico su coleccionismo…
    El otro motivo por el que coleccionamos se resiente de la monotonía de motivos y por qué no decirlo, del hecho de que dichos billetes estéticamente son “manifiestamente mejorables”.
    Los billetes nacionales no solo tenían más variedad, sino que el público se identificaba con los motivos representados, para bien o para mal.
    Esto con los euros sencillamente no pasa, los motivos ya fueron elegidos para ser anodinos, para no ser identificables con ningún monumento de ningún país en concreto, lo que contribuye a la sensación de “billetes de monopoly” que despiertan al que los ve por primera vez.
    Yo creo que se podría haber hecho mucho mejor, se podría haber mantenido sin ningún cambio los billetes de alta denominación (50, 100, 200 y 500), y en los billetes pequeños, manteniendo una de las caras (el anverso) sin ningún cambio, haber dejado en el reverso motivos nacionales, cambiando cada 5 años dicho diseño.
    A estas alturas ya tendríamos 3 juegos de billetes diferentes en tres denominaciones…

  6. TodoOk 3 años hace

    Buenos días, gracias por realizar una entrada sobre este coleccionismo.

    Yo los colecciono y no voy a entrar en los detalles de la estética de los billetes, que sin duda, es bastante mediocre, eso es algo secundario, al menos para hablarlo en una entrada tan general.

    Prefiero comentar que, en mi opinión, la mayoría de los comentaristas no le habéis dado el enfoque correcto: habláis de millones y millones de billetes y es verdad, pero, esto es sólo aplicable al que coleccione un billete cualquiera de cada firma y valor: lo tiene muy fácil (bueno, con la firma de Duisenberg ya no) coge los primeros billetes que le caigan y colección cerrada. Ahora bien, si empiezas a interesarte en tener un billete por plancha, firma y país, principalmente en los valores bajos, más asequibles para todos, la cosa ya no es tan sencilla.

    Algunos habéis hablado de revalorizaciones inexistentes. Supongo que no seguís las subastas/ventas de billetes de euro. Sobre todo en los valores bajos, es raro el billete que se venda con una revalorización inferior al 100% Por supuesto, si hablamos de planchas algo más raras, sin entrar en las rarísimas, el incremento puede llegar tranquilamente al 400 ó 500% y más.

    Mirad los incrementos de los billetes de la II República o de Juan Carlos, con el tiempo que ha pasado y comparad.

    Con respecto a los vendedores, es cierto que unos pocos privilegiados consiguen, no quiero entrar en cómo, los mejores billetes, véase esa colección de billetes con número de serie idéntico y muy bajo de la foto del artículo, y respecto a los cuáles, bien menciona Adolfo el peligro de comprarlos caros. Pero eso desde siempre ha pasado con todos los billetes, con los euros no supone ninguna novedad.

    Bien, esos vendedores tienen unos grandes billetes, pero a pesar de todo, este coleccionismo, ignorado hasta ahora por ellos, les ha pillado con el paso cambiado: Vete a pedirles a los vendedores más importantes, exitosos y conocidos de España un billete de euro de tal valor, tal plancha y tal país: el 90% te contestará como el paleto del chiste: ¿lo qué? y prácticamente el 10% restante, más listo y profesional, se habrá dado cuenta de un tiempo a esta parte de su error de cálculo y estará intentando recuperar el terreno como pueda. Con las series de la primera generación ya lo tienen complicado y con los nuevos, quizás intenten acaparar tacos, sin criterio alguno, que no tengan ningún interés y no calculen que la mayoría de los coleccionistas nos estamos adaptando y que con la serie Europa estamos siendo muy selectivos.

    En fin, el tiempo dirá.

  7. Autor
    Adolfo 3 años hace

    Simplemente vengo a decir que os agradezco mucho vuestros comentarios. Siento que mis quehaceres vacacionales no me permitan entrar en el debate.

    Gracias especialmente a TodoOK por dar la visión de un coleccionista de billetes de euros. Muy instructiva e interesante. Ahora la pregunta que seguro que te han hecho muchos: ¿cuantos billetes de 500 tienes guardados? :)

    Saludos,
    Adolfo

  8. TodoOk 3 años hace

    Pues ninguno, Adolfo, eso lo dejo para coleccionistas más pudientes u otros variopintos personajes, tan de moda estos días.

    De todas formas, te advierto una cosa: los que más se revalorizan porcentualmente son los de facial más pequeño. Precisamente, el hecho de que existan personas que atesoren billetes masivamente, aquí ya no hablo de coleccionismo, de forma más o menos confesable, es una de los factores que hace que los billetes de más alto facial se revaloricen menos. La otra, es obvio, que los de facial más pequeño son mucho más coleccionados, y por tanto, mucho más demandados.

  9. Athalbert 3 años hace

    Un pequeño apunte…
    ¿Sabéis por qué algunos billetes españoles se pagaban en un principio más si eran “sin serie”?
    Cuando se inició la guerra civil el bando “nacional” en realidad no se hallaba preparado para una guerra, y menos para una guerra larga.
    Como es tradición en nuestro país, se decidió improvisar y se recurrió en un primer momento a aceptar los billetes “de curso legal”, al poco tiempo se constató que el alzamiento había fracasado y eran precisas medidas económicas más permanentes.
    Se decidió estampillar con sellos secos los billetes republicanos que fuesen cayendo en manos de los sublevados y posteriormente se decretó que todos los billetes republicanos con número de serie anterior a los que habían sido emitidos el 16 de julio serían aceptados y canjeados a la par por billetes “nacionales”.
    Esto fue ampliamente difundido lo que hizo que por simple lógica desapareciesen de la circulación; pensadlo un momento, si ganan los republicanos mi billete vale 100 pesetas, si ganan los “fachistas” (como se les llamaba entonces) mi billete vale 100 pesetas.
    A medida que población tras población caía en manos franquistas, los billetes de esas series eran canjeados en masa (había que comer).
    La guerra acabó, casi todos esos billetes sin serie o de series bajas fueron canjeados y destruidos por el Banco de España, pero en los años 60 cuando resurgió con cierta fuerza el coleccionismo en España los comerciantes y coleccionistas se dieron cuenta de la escasez de estos billetes por lo que en los catálogos comenzaron a diferenciarlos de las series “normales” y a valorarlos más caros frente a sus “hermanitos” republicanos.
    Con el tiempo, se perdió el sentido original por el que se valoraban más estos billetes en particular y se empezó a valorar más todos los billetes “sin serie”, fuesen de la emisión que fuesen…

  10. Ignacio 3 años hace

    Buenas noches

    Soy coleccionista de billete de euro desde hace unos 8 años, y salvando éstos últimos tres años, el conseguir determinados billetes me ha supuesto bastante trabajo, que no dinero.

    No comparto la impresión de que los billetes han sido acaparados por comerciantes, los que tienen ahora billetes de euro, no son comerciantes al uso, si no particulares que viendo que nadie estaba trabajando este campo, decidieron guardar algunas cantidades de determinados países y planchas para ver qué ocurría en unos cuantos años.

    Si la memoria no me falla, a finales de Noviembre de 2003, W. Diusenberg abandonó la presidencia del BCE y ello nos trajo nueva firma en los billetes, la de Jean Claude Trichet, hecho que para muchos pasó sin mayor gloria, pero para aquellos que guardaron billetes, no.

    Ahora con el cambio de diseño los hay que han empezado a coleccionar billete de euro, y quizá un poco tarde, quien esté buscando un billete sin importar país, firma o imprenta del modelo anterior, de ser así, lo va a tener muy fácil. Pero quien quiera tener una colección más o menos representativa, lo va a tener muy, muy, muy, muy complicado, y es que con el Euro el problema no radica en la capacidad del bolsillo del coleccionista, si no en que no hay billetes.

    Lo primero que hay que distinguir en un billete de euro es la firma, en segundo lugar país que respalda ese billete (por decirlo de alguna manera) y en tercer lugar imprenta junto a la plancha, y es aquí donde está y estará el valor de la colección de euro, me explico.

    Puede tener un billete de 500 euros Alemania con la firma de Duisenberg, pero podrías tener un billete de 500 euros España con la firma de Duisenberg, qué billete será más valorado en un futuro? El Español, no por otra cuestión que la tirada, mientras Alemania se quedaba con toda la producción de planchas, paises como Bélgica, Francia y España compartieron la plancha para su billete de 500 euros, por esta razón los tres billetes comparten código corto, el T001.

    Sigamos con más ejemplos, quien quiera un billete de España 50 euros Duisenberg, pagando un sobre facial comprensible lo puede obtener, pero algunos seguro que sabéis que España aparte de billetes con los códigos cortos de la M001 a la M015 para ese presidente, tiene un billete de 50 que fué impreso en Alemania, en concreto el código corto P001, pues bien, quien lo encuentre por debajo de 100 euros, que compre todos los que pueda, no hay billetes de ese código sin circular, al menos en cantidad para abastecer la demanda, y ya pasados 11 años desde que Diusenberg abandonó el cargo, va a ser complicado que aparezcan tacos en alguna sucursal.

    Otro ejemplo significativo son los billetes de 50 euros España con la firma de Trichet planchas 43,44,45 y 46, la peculiaridad de éstas es que en lugar de ir precedidas con un cero, se imprimieron con una letra “O” delante, error, ya que debería haber sido un número, se pueden encontrar sueltas, pero el juego de las cuatro… complicados. Así mismo nombrar los cuatro billetes de 10 euros España para esta firma impresos por Holanda, no es lo mismo tener en la colección un 10V M002 que un 10V G004.

    Esto no ocurre sólo con el billete de euro “nacional” también hay billetes de otros países por los que se ha pagado bastante dinero, 5P R003, hasta 650 euros, 50L H005, se pagaron 1550 euros, los de 500 de Irlanda por menos de 3000 euros no se consiguen, 20T K002 SC a 150, el de 20 Finlandés impreso por Tomás de la Rue, y así un largo etcétera…

    El coleccionismo del billete de euro ha tenido y tiene muchos seguidores tanto en Francia como Alemania, existen catálogos y foros específicos sobre esta colección, no se trata de guardar un billete de cada firma o país y asunto cerrado, hay mucha más miga. Y sobre todo, destacar que en este caso la distribución lo es todo. Os imagináis que por cualquier razón la moneda de 20 céntimos del año 2013 hubiera salido sólo a circulación en una cuidad de España donde nadie presta atención a estas cuestiones? ¿Qué complicado sería conseguirla, verdad? Pues con el billete de euro pasa algo parecido, no todos los países tienen imprentas propias, por lo que se ven obligados a subrogar los trabajos de impresión, y estas imprentas no “devuelven” los trabajos realizados al país que encargó éstos, sino que atendiendo demandas de Bancos Nacionales, van suministrando, esta fue la razón por la que hace poco Madrid fue inundado de billetes de 20 euros de Malta y Chipre impresos en Holanda, mientras que en Chipre y Malta los _Bancos Centrales tenían tacos de billetes Alemanes e Italianos respectivamente.

    Luego existen planchas compartidas, bien por países o bien por el mismo país pero distinta firma, y no es lo mismo tener un 10T K006 que un 10T K007 con firma de Trichet y un 10T K007 con firma de Draghi.

    En fin, que este mundillo se complica tanto como queramos complicarnos, y como he dicho antes, conseguir un billete del modelo anterior, es fácil, pero buscar algo concreto…. complicado.

    Sobre la revalorización, pues apuntar que el billete de 5 euros plancha M001, España, se vende en torno a los 25 euros, ese precio no lo alcanzan las 1000 pesetas de Cortés ni de Benito, cada uno que valore. Creo que los comerciantes se equivocaron al dejar pasar la oportunidad de guardar tacos, pero atendiendo a criterios de venta, decidieron no meterse en estos billetes, al igual que no lo hacen con el resto de divisas altas, sale más rentable comprar kilos de billete Africano.

    Un saludo y perdón por el tocho.

  11. TodoOk 3 años hace

    Buen comentario, Ignacio. A medida que pasen los años y se añadan nuevos países se irán incorporando nuevos coleccionistas y a ellos sí que se les hará muy difícil conseguir muchísimos billetes.

    También opino que se ha acaparado mucho menos de lo que muchos creen. Estoy en contacto con un comerciante especializado en vender euros en moneda y cuando alguna vez le pregunté por billetes me respondió muy seguro de sí mismo: “eso por ahora no me lo piden, cuando lo hagan se los pediré al mayorista y problema resuelto” La sorpresa se la va a llevar cuando lo haga: yo sí que creo que hay algunos mayoristas que se han quedado con algunos tacos, incluso de los de la primera serie, pero posiblemente no hayan contado con tener un repertorio variado, si acaso habrán tenido en cuenta las firmas, no las planchas. El resultado es que algunas planchas que ahora son muy difíciles serán imposibles y algunas de las complicadillas lo serán mucho más. Eso sí, también existe el supuesto contrario: Cuando en los próximos meses, quizás años, puedan aparecer algunos tacos en venta de algunas planchas que ahora son difíciles, automáticamente bajarán los precios de esas planchas concretas, pues por el momento somos pocos los que los coleccionamos.

  12. Ignacio 3 años hace

    Estoy al 100% contigo TodoOk. Con frecuencia y siempre que el resto de obligaciones me lo permiten, intento acudir a alguna convención o mercado numismatico, he hablado con varios comerciantes de billete sobre el euro, y todos dicen lo mismo, eso del euro no interesa, no tiene futuro, es más, uno de ellos hace un par de años me ofreció un taco de 5L U007 a facial más 10%, con sumo gusto lo compré, decía haberlo conseguido en un viaje y le “pesaba” en el bolsillo, a ver ahora dónde consigue billete de 5 euros Duisenberg SC a 5,50.

    Puede que aparezca algún taco, pero por lo que veo, créeme que lo dudo, fíjate que en los que no hay problema en conseguir a facial +30% son los billetes de 100, 200 y 500, y respecto a los de 500, variedad de países (no Grecia o Irlanda, pero sí un amplio surtido) no es de extrañar, mucha caja B llena de pesetas, pasaron a estar llenas de euros, pero en lo que respecta al billete de bajo valor, no veo mucha variedad, cuando aparece algún taco en manos de mayoristas suelen ser comunes, billetes que se han estado repartiendo en algún Banco Nacional y los han traído, intentan meterles un 5 o 10% y antes de que cojan mucho polvo, los circulan, el billete del Gongo o Zambia es mucho más barato y rentable (por ejemplo)

    Sí que es verdad lo que dices, cuando aparecen tacos de alguna rareza los precios suelen caer, recuerdo hace un año que apareció el 20G G008 y de los 40 euros que se pagaban por el billete, bajó a los 25-27, pero eso en este tipo de colección es un riesgo, a consecuencia de algún palo he aprendido a esperar. Por otra parte, no creo que aparezcan tacos del 5P R003, 5Y P005, 5P F003, 10V G004, 20U E001, etc, hace bien poco he visto vender un 20U plancha E001 con marcas de conteo en el holograma en 395 euros, no todos los billetes de 20 euros se venden por 400 euros, ni todos los de 5 euros alcanzan los 600 euros, hay que echarle muchas horas para ver las planchas que pueden ser raras, las compartidas y sobre todo tener mucha suerte, como dije en mi anterior intervención, si un billete X cae por entero en una zona donde nadie presta atención, ya tenemos rareza, y el billete no es como la moneda, del cajero va a la cartera, donde se dobla, así en la primera mano ya baja la condición.

    Lo que está claro es que aunque aquí ya empieza a verse movimiento e interés por países, planchas, etc, como en otras muchas cosas, en Europa llevan años incluso estudiando las numeraciones y relacionándolas con las posiciones del billete en el pliego, rizar el rizo, pero parece ser que la “locura” de guardar billetes de euro no es cuestión ni de dos días ni de tres “locos”. Conozco gente que ha empezado hace poco a intentar coleccionar al menos un billete de cada país, sin entrar en imprenta, y viendo los precios de algunos ejemplares han decidido dejarlo, y es que pagar 150 euros por un billete de 5 euros Holanda P006, pues es para pensarlo (aunque yo lo compraría, sin dudarlo)

    Con este nuevo modelo, creo que va a cambiar el sentido de las colecciones, al haber “eliminado” las imprentas como parte del código corto y ser éstas quienes determinan la localización del billete en el número de serie, pienso que en un futuro tendrán valor, como colección, las 001 y dentro de éstas las A1, el resto, pues para quienes coleccionen todas las planchas, que los hay.

    En fin, pretendo ser conciso, pero veo que no puedo, siento el leñazo que he soltado :)

  13. Miguel 3 años hace

    Hola que tal a todos yo empece hace unos 10 años a coleccionar billetes del euro y solo hago uno por valor de España V y estos son los que poseo a dia de hoy

    5€ V000…. M001

    10€ V0000…. G002

    20€ V000….. M001

    50€ V0000….. M001

    100€ V000….. M001

    200€ V806….. T001

    500€ V902…… T001

    Espero que os gusten un saludo a todos

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*