Subastas numismáticas de septiembre, octubre y noviembre de 2014

Subastas numismáticas de septiembre, octubre y noviembre de 2014

Otra entrada que dedicamos en este blog a dar un repaso a las subastas acontecidas y por acontecer en ese pedacito del mundo llamado España. Como siempre, vamos primero con las subastas finalizadas:

Áureo & Calicó celebró una subasta por correo el día 18 de septiembre llena de piezas corrientes y en calidades normales. Se les dio muy bien: vendieron casi todo y la mayoría de los lotes a precios bastante altos para lo que se ofrecía. Concretamente me ha sorprendido que se hayan vendido la práctica totalidad de los denarios que mostraban en el catálogo y más aún viendo los precios de remate. Se ve que eso de comprar en Áureo debe molar mucho porque si no no me explico la razón de esos precios. Más razonables me han parecido los remates de la bonita colección de cobres de Felipe IV que sacaban.

La siguiente subasta era una de las rápidas de Cayón. No era una subasta que llamase especialmente la atención pero consiguió buenos resultados, vendiendo casi todos los lotes y alcanzando todos un precio muy razonable e incluso altos los de buena calidad. Hubo un curioso comentario en este blog al respecto de la subasta de Cayón porque un coleccionista se preguntaba que cómo era posible que algunos lotes subieran tanto de precio. Digamos que esa estrategia de sacar unos lotes a precios prácticamente de remate mientras que otros salen a precios ridículos es “marca de la casa”. Lo hacen siempre y es algo que no me gusta porque nos despista a los coleccionistas, sobre todo a la hora de pujar por series que no tenemos tan controladas. Supongo que sus razones tendrán para hacer tal cosa y yo creo imaginármelas.

Los remates de estas dos subastas on-line se oponen a los regulares resultados que tuvo Vico en la que organizó en septiembre. Probablemente se deba a que era la primera que hizo Vico al estilo “subasta rápida” y que al ser justo después de la vuelta de vacaciones no consiguió movilizar a todos sus clientes. Meras hipótesis, claro está.

Ya metidos en octubre Pliego organizó una subasta on-line como nos tiene acostumbrados la casa sevillana. Solo he echado un vistazo rápido y no parece que se haya subastado ninguna pieza importante. Además la mayoría de los lotes se han quedado sin vender. Yo estas subastas las entiendo más como una forma de llamar la atención a sus clientes habituales que como una subasta al uso. Pero está bien que lo hagan porque así los coleccionistas pueden elegir entre diferentes formas de hacerse con monedas.

La siguiente subasta de octubre la realizaron Martí Hervera, Soler y LLach y Numismática Segarra el día 16. Sin ninguna duda ha sido la más interesante de cuantas ha habido durante el presente curso en España. La estuvimos comentando aquí así que ahora solo me centro en las ventas, que han sido realmente buenas. La mayoría de los lotes se vendieron y a precios bastante altos. Sinceramente yo no sospechaba que los resultados fuesen a ser así puesto que la mayoría de las monedas con cierta importancia salían a un precio alto, como suele ser habitual cuando organizan una subasta entre estas tres casas. También es cierto que la mayoría de los lotes no han subido mucho de precio, pero ya digo que el precio de salida ya casi marcaba un precio razonable de remate en la mayoría de las monedas. Curiosamente en la mayoría de los casos en los que ha habido varios lotes seguidos de monedas semejantes (de lo cual me quejaba) los resultados han sido malos. Un último apunte es que el duro de 1869 del que estuvimos hablando se ha vendido por 15.500 euros. Si yo fuese el vendedor estaría más que contento.

Y ya que hemos acabado al repaso a las subastas que fueron, vamos con las que serán.

La siguiente subasta es por correo y viene de la mano de Numismática Lavín el día 25 de octubre. Fiel a su estilo, Lavín organiza una subasta con casi 1000 lotes de los que algo más de la mitad son monedas extranjeras y el resto hace el típico repaso a la historia de la numismática. En esta subasta no aparecen grandes maravillas ni piezones de altísimo nivel pero hay bastantes monedas muy interesantes que encajarían en cualquier colección por exigente que fuese. Ahora bien, los precios de salida no creo que dejen mucho margen para grandes subidas. Otra cosa es que recomendaría a los interesados en pujar que se fijen bien en las fotos, que las han subido con mucha calidad, y que sean ellos mismos quienes juzguen el estado de conservación de las monedas.

 

Otra subasta rápida la organiza Cayón el día 28 de octubre. Se trata de una subasta pequeña y no demasiado interesante. Incluye 146  lotes de monedas españolas, la mayoría de los cuales son oros corrientes de Carlos III en adelante. Hay algunos cuya calidad es buena pero no es que haya entre ellos monedas raras ni de las que se ven pocas veces. Con el precio de salida que tienen supongo que se vendan casi todas ya que son piezas en las que es muy fácil predecir los remates. Curiosamente del resto de monedas españolas, aunque son pocas, sí que hay alguna que me llama la atención como las cuatro monedas mejicanas de Juana y Carlos o el duro de *51. Luego hay una pequeña selección de moneda extranjera, donde se mezclan oros y piezas corrientes, y se remata la subasta con 46 medallas de los Juegos Olímpicos. No son objetos que atraigan mi atención, pero no dejan de ser curiosos.

El mes de octubre se cierra lo cierra Áureo & Calicó el día 30 con una triple subasta: la segunda parte de la Colección Isabel de Trastámera, una subasta ordinaria en sala y otra por correo. La segunda parte de la Colección Isabel de Trastámara es sencillamente impresionante. Se presentan 885 monedas de Carlos III de las que más de 300 son oros. Da un repaso estupendo a la numismática de este monarca, que para muchos tiene el mayor legado numismático de cuantos reyes ha habido en España. No incluye todas sus monedas (supongo que tal cosa sería humanamente imposible) pero abarca la mayoría del corpus de este rey, incluyendo algunas monedas de extrema rareza como las dos onzas que ilustran la entrada (las otras dos son piezas de Palermo de esta misma colección).

Al igual que la primera parte de la colección es bastante evidente que el núcleo de la misma se forjó en los años 80 y 90. Digamos que su carácter completista lo delatan. Pero en este caso no se centra tanto en el cobre y laplata y se da mucha importancia al oro, metal en el que Carlos III acuñó auténticos piezones. También es claro que en esta segunda parte aparecen muchas más monedas de alta calidad compradas en el siglo XXI y muchas más piezas de muy alto precio. Se ve que aunque el coleccionista centrase su colección en varios reinados tenía especial predilección por Carlos III (dentro de los Borbones yo también tendría predilección por Carlos III) y en los últimos años hizo un esfuerzo por mejorar la calidad de algunas de las piezas. Un último apunte es que en muchos lotes se cita una subasta anterior donde aparecieron; los de Áureo podrían completar la información indicando explícitamente el precio alcanzado en las subastas anteriores en vez de poner un precio estimado que en muchos casos no vale para nada.

Por parte de la subasta ordinaria en sala, se hace el típico repaso a la historia de la numismática centrándose sobre todo en la numismática española posterior a los Reyes Católicos. No hay muchos lotes de moneda antigua si bien el primero de ellos destaca sobre todos los demás pues se trata de un raro decadracma de Siracusa, que son piezas de indudable belleza. Por parte de la numismática visigoda y medieval, destacan una preciosa acuñación sueva (que siempre son rarísimas) y un par de piezas catalanas muy raras. La parte de la numismática española me llama menos la atención de lo que me tiene acostumbrado Áureo. Solo destacaría un rarísimo 4 cruzados de Lisboa de Felipe II, que sale con un precio que va a hacer complicada la venta, el precioso medio croat de Vic de la Guerra de los Segadores y las dos onzas del Trienio Liberal, de las que considero un crimen que se hayan limpiado.

Pero lo mejor de esta subasta, sin ninguna duda, es la colección de El Centenario de la Peseta que presentan: están prácticamente todas las monedas en calidades altísimas y con un precio de salida tirado. Muy bonita selección que seguro que complace a muchos coleccionistas que vayan a mejorar alguna de sus piezas. Les faltan los oros raros y supongo que por eso no hayan sacado esta colección en una subasta especial. Esta es la típica subasta que me gusta seguir en vivo porque quizá alguna moneda se despiste y se pueda comprar a un precio barato dentro de lo razonable (los chollos aquí son imposibles). Pero no voy a poder porque el día 30 estaré visitando Angkor Wat. Pero bueno, no me quejo.

De la parte de las monedas extranjeras no hay mucho que destacar, como tampoco lo hay de la subasta por correo. De esta última solo subrayo que aparecen otros 259 lotes de denarios republicanos. Se ve que no se les acabaron con la subasta de septiembre. Esperemos que tengan igual de éxito en las ventas ahora.

Para noviembre solo hay una subasta anunciada en España. La organiza Jesús Vico el día 6 y también contiene una parte en sala y otra por correo. La verdad es que esta subasta me llama menos la atención de lo que suele ser habitual en esta casa. Digamos que no hay un periodo de especial relevancia pero aparecen aquí y allá algunas piezas de muy alto nivel que merecen mención. Por la parte de la numismática antigua me ha llamado la atención el octodracma de Arsíone II (tengo predilección por las monedas de Alejandría) y también el sestercio de Nerón acuñado en Lugdunum. Por la parte árabe es curioso que en la última de Soler y LLach, en la de Áureo y en esta de Vico aparezca un dinar bilingüe. Son monedas muy raras y con mucha relevancia histórica; se ve que por casualidad han aparecido varias a la vez. De lo medieval, como no podía ser de otra manera, me ha llamado mucho la atención el dinero inédito de doña Urraca y sobre todo la media dobla de Alfonso de Ávila acuñada en Toledo. Es una pieza rarísima y, en mi opinión, mucho más interesante que la dobla sevillana de ese mismo monarca que sacan con un precio de salida mayor. La parte de la moneda española me ha dejado bastante más frío. Me ha gustado mucho los 8 maravedís madrileños de 1663 en EBC+ que evidencian, una vez más, cómo hay monedas históricas preciosas y en altas conservaciones que están al alacance de la clase media. También me ha gustado el conjunto de monedas de Fernando VII acuñadas en Caracas, que es una ceca que no se suele ver apenas.

Por parte de su subasta por correo mucho me temo que no hay gran cosa que destacar aunque siempre está bien echar un vistazo porque es donde los coleccionistas más humildes podemos pescar.

46 Comentarios

  1. Miguel Ángel 3 años hace

    Me llama la atención que desde hace un tiempo han disminuido bastante tanto la cantidad como, en muchos casos, la calidad de las monedas medievales que salen a subasta, ¿alguien sabe por qué puede ser? Me refiero a si hay alguna causa además de las normales de mayor o menor oferta en un momento determinado, porque no hace mucho salieron a subasta lotes fabulosos que ahora no se ven. ¿Simple casualidad? ¿Ya han salido tantos lotes que ahora el mercado se da un respiro? Lo pregunto porque me da la impresión de que en otros períodos hay mayor regularidad en cantidad y calidad… Pero bueno, es simplemente eso, una impresión, y quizá equivocada.

    Un saludo.

  2. lanzarote 3 años hace

    Como siempre, muy interesante entrada.

    Con respecto a la estrategia de las distintas casas, y en concreto la estrategia de Cayón, comentar que yo también entiendo que despistan esas salidas, pero creo que es algo que hacen conscientemente.

    Genera la ilusión en el coleccionista de poder acceder a una moneda que está fuera del alcance de su gasto usual. Sale un duro segoviano en MBC+ a 150, cuando su remate habitual multiplica por 6 ó 7 esa salida. El comprador que tiene un presupuesto de 300, hace una apuesta duplicando la salida, pensando que el lote va a ser suyo, a los dos o tres días le envían un correo con la sobrepuja correspondiente. El coleccionista ya había salivado la posible adquisición de esa pieza, por lo que hace un sobreesfuerzo…. Digo yo que por ahí van los tiros.

    En cualquier caso recomiendo siempre hacer un seguimiento a los precios de las monedas que vayan a entrar en tu colección, y entrar en wwww.acsearch.info para ver por dónde respiran los remates de esas monedas. Por cierto, web que ha perdido mucho con la unificación, se ve que deben de tener una versión premium donde sí te dan más resultados…

    Cayón lo veo muy buena opción para los vendedores, porque las bajas comisiones favorecen sobre todo el precio de venta.

    A mí no me disgusta mucho esas salidas tan bajas, pues me da la opción de pujar, aunque sea a salida, pero es una forma que tengo de hacer un seguimiento a las monedas que me interesan.

    Por qué otras casas usan la estrategia contraria?, pensemos en Martí Hervera, Pliego, Vico, Herrero, Lavín. Supongo que tienen menos confianza en su poder de convocatoria. Es una impresión personal. En realidad son distintas estrategias, todas respetables. La que más me gusta es la de las comisiones más bajas, 16% de ibercoin, 17% de Vico, 12% de Cayón :)

    Por cierto, no se ha hablado de ibercoin, veo que al final no va a presentar su subasta de otoño, qué raro, qué habrá pasado?. Supongo que quieren ir con paso firme y no cometer los errores que se cometen cuando sacas subastas a un ritmo por encima de tus posibilidades. Si fuera por eso, que no tengo ni idea, me parecería una estrategia muy acertada.

    Con respecto a aureo, pues me he quedado sin el catálogo de Isabel de Trastámara; para un catálogo que me interesaba especialmente….

  3. Autor
    Adolfo 3 años hace

    @Miguel Ángel, el curso pasado aparecieron muchas monedas medievales de gran rareza y alta calidad en Aureo. Pero eso es algo totalmente excepcional. Tanto que el Estado estuvo haciendo compras y todo. Se ve que alguien quería vender una muy buena colección y por el motivo que fuese se prefirió no hacer una subasta especial y vender las monedas entre varias subastas. No creas que eso es normal ni que lo veremos a menudo porque una colección de monedas medievales de ese calibre cuesta muchísimo encontrarla. Digamos que lo normal es ahora, no hace un año.

    @lanzarote, tienes una hipótesis y yo tengo otra que no he hablado con ninguna casa de subastas POR LO QUE MIS PALABRAS A PARTIR DE AHORA NO SON FIABLES PARA NADA, solo es una mera hipótesis lanzada de mi opinión personal viendo el negocio desde fuera.

    Una casa de subastas subasta monedas propias (es decir, que pertenecen a la propia empresa) y monedas de terceros que llegan ahí a vender su colección. Para maximizar su beneficio la casa de subastas buscará que las monedas propias se vendan caras o no se vendan (mejor no vender una moneda que venderla barata) mientras que las monedas de terceros querrán que se vendan lo más caras posibles, pero que se vendan en todo caso (si se vende la moneda se llevan ellos comisión, pero si no se vende no). Por lo tanto puede ser que se dé el caso de que intenten maximizar sus beneficio a base de poner las monedas propias a un precio de salida alto y las monedas de otros a un precio de salida bajo, consiguiendo además atraer pujas a la subasta porque hay bastantes piezas que salen baratas.

    Yo estoy totalmente a favor de que una empresa intente maximizar sus beneficios. ¡Faltaría más! Además así ganamos todos porque cuanto más ganen más pagarán al fisco. Pero este tipo de prácticas me parece que solo consiguen confundir al coleccionista. A mí me gusta más la coherencia dentro de una subasta. Es decir, que si las piezas salen a un precio semejante al de remate, pues que lo hagan casi todas (como en la última de Soler y Llach); mientras que si las piezas salen a un 60% de su precio razonable de remate, pues que así lo hagan casi todas (“estilo Áureo”).
    Esta práctica de sacar algunas monedas muy baratas y otras muy caras puede despistar a los coleccionistas y puede hacerlos patinar en las compras de piezas caras o puede generar fustración a la hora de no poder adquirir monedas. De potenciales patinazos todavía me estoy acordando de una peseta de 1869 ESPAÑA en SC que sacaron en cuatro subastas seguidas hace unos 6 años o así por 25.000 euretes de salida. Poniéndola siempre como el mejor ejemplar que habían visto y la maravilla de las maravillas… rodeada además por duros de El Centenario en SC con un precio de salida de 120 euros. A mi modo de ver, eso es una trampa para novatos con dinero en toda regla porque cualquiera que siga el mundillo este un poquillo sabe que una peseta de 1869 ESPAÑA no se remataría en más de 6.000 euros por muy SC que sea. En cuanto a ejemplos de fustraciones, solo hace falta ver este comentario de JLucas: http://blognumismatico.com/2014/09/17/subastas-septiembre-y-octubre-de-2014/#comment-15212

    De Iberocoin no sé nada, quizá estén preparando una subasta para antes de Navidades.

    Saludos,
    Adolfo

    • Miguel Ángel 3 años hace

      Ya me barruntaba yo que las subastas de medieval del año pasado habían sido excepcionales… Por un lado es una pena, porque hay menos oportunidades de adquirir monedas; pero por otro lado, en mi opinión la dificultad de encontrar estas escasas piezas es precisamente -junto con todo lo queda por investigar- uno de los mayores alicientes del coleccionismo de este período.

      En cuanto a Ibercoin, tengo entendido que cambió de dirección no hace mucho, quizá estén planteándose nuevas estrategias.

      Un saludo.

  4. Paco 3 años hace

    Muy buena entrada Adolfo. Pero me ha fastidiado ver la primera foto de la entrada, es justo la única moneda de la colección Isabel volumen 2 por la que he pujado!! Menuda casualidad! Me temo que si ya tenía pocas posibilidades ahora menos… jajajaja
    Al menos me consuelo, parece que no tengo tan mal gusto! Un saludo

    • Autor
      Adolfo 3 años hace

      jajajaja

      Tranqui, que casi seguro que el 80% de las monedas de la colección se las llevan cuatro ricachones que no creo que estén muy influenciados por el blog.

      Las monedas de cecas europeas bajo mandato español creo que son las grandes desconocidas de la numismática patria. Son monedas muy interesantes y en general muy raras pero la falta de catálogos y de bibliografía hace que sean muy complicadas de coleccionar. Más aún teniendo en cuenta que nosotros entendemos que buena parte de América está totalmente influenciada por la cultura castellana, pero no entendemos que el norte del Mediterráneo también estuvo influenciado por Cataluña. Por no hablar de los Países Bajos.
      Personalmente es un terreno donde todavía no me he metido pero que algún día también habrá que explorar aunque sea por encima.
      Por parte de las compras, no me queda ninguna duda de que si las monedas de cecas europeas recibieran tanta atención como las cecas peninsulares o las sudamericanas no habría quién las comprase. En relación precio/rareza son un chollazo a día de hoy.

      Saludos,
      Adolfo

      • Paco 3 años hace

        Coincido contigo plenamente. Pero ahora que no nos escucha nadie este secreto debe quedar entre nosotros…

        • lanzarote 3 años hace

          :)
          Yo esperaba que hubiera un duro del 62 sevillano, pero no ha sido el caso.
          Las monedas “hispano-italianas” son unas auténticas preciosidades. Le alabo el gusto.

          • jorge 3 años hace

            pues yo esperaba onzas guatemaltecas o una pieza de 8 maravedis fdc eso si que una coleccion con buen gusto

          • Paco 3 años hace

            Gracias Lanzarote, su filipo de Milán es buena prueba de ello!

          • Autor
            Adolfo 3 años hace

            Jorge, date cuenta de que esta colección se forjó hace décadas (o eso me parece a mí, que no tengo “confirmación oficial”). Digamos que el estilo de coleccionar de hace 40 años no era el mismo que el de ahora.
            Si a mí alguien me dice que quiere tener una gran colección le diría que no tuviera ésta como modelo, sino la Caballero: menos piezas, mayor diversidad, buscando combinaciones de bustos/cecas/reinados y, sobre todo, conservaciones extraordinarias. Pero hace 40 años no era la tendencia y la gente lo que buscaba eran colecciones lo más completas posibles.

            Que vamos, ya quisiera yo tener algún día los 8 maravedís en la calidad que aparecen aquí, pero es cierto que podrían haber mejorado esas calidades sin demasiado esfuerzo.

            A mí lo que más me sorprende de la colección Caballero es que se adelantó 70 años a la manera de coleccionar. Digamos que se pasó todo el siglo XX forjando una colección del siglo XXI (colección que hubiera sido imposible de forjar si no hubiera sido por las guerras que hubo en los años 30 y 40). En mi opinión fue eso lo que, en última instancia, le hizo ganar dinero con la colección.

            Saludos,
            Adolfo

          • Andres 3 años hace

            A mi las piezas hispanoitalianas siempre me llamaron la atencion, especialmente los gruesos y pesados cobres de 6 8 y 10 tornesi de fines del siglo 18, realmente unas preciosidades sobre todo en grados altos. Lamentablemente al ser monedas tan pesadas son muy propensas a golpearse, todo esto sumado a su gran circulacion han hecho que los precios en grados mas altos se disparen mucho. Saludos!

  5. jorge 3 años hace

    Buenos Días,

    La coleccion Isabel de Trastamara me parece la segunda mejor que ha subastado Aureo despues de Caballero de Indias.Las piezas son menos raras pero abarca todos los metales.Según se entiende en el prólogo se esperan otras tres o cuatro subastas más.Aunque será muy dificil ¿Crees que podrías entrevistar a su dueño via contacto Aureo?
    Gracias
    Saludos

    • Autor
      Adolfo 3 años hace

      ¡Qué más quisiera yo que entrevistar al dueño de la colección o a los herederos que la hayan sacado a subasta!
      Con Áureo tengo muy buena relación pero no tengo la jeta suficiente como para pedirles que me presenten a un cliente. Eso, además de ser ilegal, haría que el cliente perdiese toda confianza en la empresa.

      Pero valgan estas líneas (que seguro que llegan al destinatario de la carta abierta) para invitar a los de Áureo a decir, como que no quiere la cosa, al dueño/heredero de la colección que eche un vistazo a esta entrada porque aquí algunos coleccionistas están hablando de dicha colección. Y si se da el caso y resulta que el coleccionista quiere escribir un comentario o ponerse en contacto conmigo, nosotros estaríamos más que encantados de leer su opinión, de conocer su historia y, obviamente, de publicar una entrevista al respecto (que puede permanecer anónima). Eso es lo que se hizo con la Colección Caballero y yo creo que es una buena manera de proceder.

      Por supuesto, la invitación está abierta al resto de colecciones interesantes que aparezcan en España, sean subastadas por cualquier casa de subastas o vendidas de manera privada. Los coleccionistas pequeños como nosotros estamos siempre encantados de conocer la historia detrás de una colección porque nos mueve la misma pasión hacia la numismática. Además ¿qué duda cabe de que los mejores maestros que podríamos tener son quienes han dedicado décadas de su vida a coleccionar monedas?

      Saludos,
      Adolfo

  6. lucasito 3 años hace

    A mí de la de Cayón hay un lote de 3 monedas que me ha llamado la antención. Tiene una carga histórica enorme. Lote 191. 5, 10 y 20 Mark del Getto de Lodz. Impresionante.

  7. ultzama 3 años hace

    Adolfo y resto de lectores.

    Soy comercial en mi vida laboral, diariamente puedo vender unas 2.000 referencias con un valor económico medio asequible.

    Una de las tácticas es abaratar los productos ” prostituidos ” en el mercado y subir por encima de lo común los poco conocidos o escasamente consumidos. Pero el objetivo final es dejarle el producto al cliente sí o sí.

    Otra y la que usan Cayón u otros es poner cuatro cebos. Con esto consigues que el cliente esté pendiente de tu producto.
    Los productos se han de vender al precio que se tienen que vender porque ese precio lo marca el mercado, es indiferente el precio de salida porque el producto se ha de vender al precio que Cayón sabe que se ha de vender.

    He creído leer por ahí que una empresa pone precios de salida de casi remate y que le da igual si una pieza no se vende porque no quiere venderla por debajo de ese precio.
    No estoy de acuerdo con este pensamiento.
    En mis quince años de cursos, consejos, calle, y experiencia finalmente, ” peleando ” con un cliente u otro me ha quedado claro que SIEMPRE que pueda le tengo que ” encajar ” todos los productos que pueda, unos más económicos, otros a un precio más común, y otros más caros, pero todos los que pueda. Producto que no vendo yo producto que vende la competencia, y eso es lo que ni yo ni una casa de subastas puede permitir o por lo menos debe procurar evitar.

    Encantado y agradecido de seguir leyéndote otra temporada, Adolfo. A ti y al resto.

    Un saludo.

    pd: Lanza, sevillano, ¿ tanto te gusta el catálogo de Isabel de Trastámara ? si es así yo te lo regalo.

    • lanzarote 3 años hace

      :) gracias pisha.

    • Athalbert 3 años hace

      Muchas gracias por tu explicación…
      Se te ha olvidado mencionar que en este caso en particular, si una moneda acaba siendo vendida a precio de derribo, el propietario es el que pierde al vender por debajo de su valor objetivo mientras que la casa de subastas gana popularidad (el boca a boca “no te vas a creer el chollazo que me he comprado en la subasta de XXX”)

  8. Pedro I 3 años hace

    Hola a todos: nuevamente, felicitar a Adolfo por este trabajo tan completo. Aunque no tenga mucho que ver con el tema, unas preguntas a colación con el número de subastas y lotes que se comercializan cada mes: ¿Cómo pueden venderse tantas monedas mensualmente, muchas bastante valiosas? ¿tantos aficionados somos? ¿tanto poder adquisitivo tenemos? ¿las están vendiendo también fuera de España?

    • Athalbert 3 años hace

      Ah pero…¿tu no eres multimillonario?

      ¿Aún no te has enterados de que TODOS los coleccionistas somos viejos multimillonarios que invertimos aquí el dinero negro que ganamos con nuestros negocios turbios?

      (jejejeje)

      Ahora en serio Pedro, lo de la globalización va para todos; un alemán se Stuttgart puede hoy día comprar una moneda romana en una subasta española con la misma facilidad que lo hace en su casa…

      • Pedro I 3 años hace

        Hola: si se están vendiendo muchas piezas a coleccionistas extranjeros (¡suponemos, qué pocos datos tenemos, por lo menos en lo que a mí respecta!). En España, nos vamos quedando con menos monedas para coleccionar. Va a ver que estar más pendientes de las subastas de otros países para comprar allí también y volver a alimentar el mercado nacional.

        • Athalbert 3 años hace

          Pedro, hay que verlo como una oportunidad.
          Un duro de plata español se verá relativamente menos apreciado en Stuttgart que en Sevilla por lo que te traerá cuenta seguir las subastas alemanas

          • Pedro I 3 años hace

            Pues sí. Me tengo que formar en esas subastas…¡la globalización! (que tampoco es algo nuevo del todo, muchos de esas monedas, las trajeron de América hace siglos, para luego pagar en Alemania, o terminar en Filipinas…).

            De todas formas, ¡Qué pocos datos tenemos (o tengo yo)! ¿Qué cantidad se exportará? ¿qué tipos de monedas? ¿a dónde, a quiénes, desde cuándo?….Lo que me sorprende es que miles de lotes (a precios bastante altos para el sueldo medio, de los españoles que tenemos la suerte de trabajar) mes a mes se vendan…debería de haber muchos miles de aficionados con una sólida economía familiar.

  9. Andres 3 años hace

    Adolfo: me parece interesante la diferencia entre el coleccionismo de hara unos 40 años atras y el de ahora. Hoy en dia con el acceso a internet es posible llegar a tu alcance muchisimas mas piezas que las de antes (en el caso del completista,fechas, o bien a piezas exclusivas) . Antes eso se lograba viajando y dependiendo de los comerciantes con los que te encontrabas. Supongo que el avance de una coleccion era mucho mas lento pues no solo te limitaba tu presupuesto sino la disponibilidad de la pieza en cuestion, ya que dependias de los vendedores de tu zona, asi como tambien podrias obtener buenas, o por que no malas compras, ya que el acceso a la informacion de precios de las piezas y conocimientos numismaticos eran menores pero ¿el coleccionar se disfrutaba menos o mas?

    A veces me parece que demasiada oferta numismatica perjudica un poco el interes

    un saludo

    Andres

    • Athalbert 3 años hace

      No estoy de acuerdo, en aquel entonces (siglo XIX)ya había “culos inquietos” que se ponían en contacto con otros coleccionistas de otros países (y que sin duda se sorprendían de que en aquel entonces tuviesen la posibilidad de contactar unos con otros gracias al correo)

  10. Autor
    Adolfo 3 años hace

    Han salido varias cosas. Doy mi opinión sobre vuestros comentarios:

    @ultzama, tu opinión es compartida por muchos que ven el negocio del comercio numismático desde fuera. Pero me atrevería a decir que es errónea.
    La gran diferencia entre vender monedas y vender otro tipo de productos es que las monedas no pueden fabricarse y, como consecuencia, no existe un mayorista. Si un comerciante tiene una moneda buena y la vende, ya no tendrá otra igual. Si el precio de mercado de una moneda son 1500 euros y la vende a 1000, al día siguiente no tendrá otra para poderla vender a 1500 euros. Así que no es que se pueda vender un producto barato un día con la intención de que haya otras ventas más caras porque quizá no haya otras ventas.
    Como corolario, la competencia entre comerciantes (casas de subastas incluidas) no está a la hora de vender sino a la hora de comprar. Vender venden monedas como rosquillas. Sacan 6000 piezas y se venden 5500 a precio de mercado. Lo difícil es hacerse con colecciones importantes.

    Si queréis enviar el catálogo no me importa mandaros los mails por privado.

    @Pedro I, yo me jugaría un duro a que la mayoría de las monedas importantes que se subastan en España acaban fuera de nuestras fronteras y muchas de ellas en EEUU. Por lo de que se subasten muchas, está bastante claro que el volumen de monedas subastadas es mucho mayor ahora que hace 20 años. Yo creo que la razón es que las tecnologías actuales permiten que haya muchos más clientes potenciales en las casas de subastas y esos comerciantes que se dedicaban a comprar en una subasta de Madrid a 100 y vender en Burgos a 500 han dejado de existir. Además se tiene el factor de que en los últimos años están saliendo colecciones muy importantes y yo no entiendo muy bien la razón.

    @Andres, lo que comentas es muy cierto y creo que merece la pena escribir algún día una entrada sobre la diferencia del coleccionismo hace unos años y ahora. Sin hablar de grandes colecciones, sino de los coleccionistas de a pie.
    Yo creo que la oferta es muy buena en la numismática y en todas partes. Yo sin la Web no disfrutaría igual de la numismática.

    Saludos,
    Adolfo

  11. juan Luis 3 años hace

    Cuando empecé con esto, no hace mucho, y hasta bastante avanzado mi descubrimiento de la numismática, pensaba que una moneda antigua
    era algo finito,caro y extraño.Con el tiempo,este indagar e informarme para saber más de este mundillo me llevó a tener una visión más amplia y a reflexionar sobre los objetos viejos y como llegaron a nosotros y siguen llegando.Sólo con lo que se ha producido en el territorio de la península ibérica y lo que llegó durante varios miles de años no me resulta ya tan sorprendente cuando te das cuenta que las monedas se guardan en cualquier sitio y suelen aparecer como “tesorillos” o sueltas, y que es el hombre al fín y al cabo el que las entierra y las saca con artilugios o las encuentra por casualidad.
    Me gustaría encontrarme un tesorillo para mí sólo, con muchos vellones.
    Por cierto,Adolfo. Hace un mes o así me vinieron a instalar la fibra óptica y uno de ellos era un palentino nacido en tu pueblo y de los de toda la vida.Me habló de varios tesorillos que habían encontrado en las tierras que su familia como algo habitual.Nunca sabes quién te va a contar una historia.
    Las monedas y las subastas están cojonudas pero mi abono de temporada no da para mucho de estas. Como ya saben soy de cobre,vellón y plata baratita.Y ahora mientras todo esto acotenció y acontece me voy a la cocina que tengo unas”papas con mojo caseras” y una ensalada estupenda.
    Saludos

  12. sierramadre 3 años hace

    Al hilo acerca de lo que comentais sobre la disparidad de precios de salida, me parece de traca que en una de las proximas subastas viene una bullion de 2014 que con un poco de busqueda se puede comprar nueva por 17,50 o a unas malas en cualquier numismatica por 25 pues en subasta 30 mas comisiones, ooooopssssss. Con dos cojones, con perdon, viendo esos precios de salida en monedas con precios tan claros por ser de este año y haber cientos de miles a la venta da que pensar si no estaremos pagando precios desorbitados por otras cuyos precios no son tan claros.

    Un saludo.

  13. Athalbert 3 años hace

    Esas cosas pasan…
    ¿Recordáis eso de “busque, compare y si encuentra uno mejor ¡Comprelo!?
    La comodidad SIEMPRE se paga, ¿o no te puede pasar lo mismo si solo entras en UNA numismática?

    Hay que moverse

  14. Pietro 3 años hace

    Che belle monete siciliane!! Viva l’Italia e Buon compleanno!

    • Autor
      Adolfo 3 años hace

      Gracias!!

      Sí, hoy me caen 30… cada vez que lo pienso… y no hago más que pensarlo…

  15. sierramadre 3 años hace

    Felicidades, hoy entras en la que creo que es la mejor decada en la vida y te lo digo con perspectiva.

  16. Evillara 3 años hace

    ¡Felicidades Adolfo! Ufff… Quien los pillara!!!! Que pases un muy buen día!!!!

  17. lanzarote 3 años hace

    Felicidades Adolfo!!
    Yo te hacía de mi quinta… (37)

    A partir de esa edad es cuando empiezan a liarte con el tema niños…. con lo que adiós a los viajes, adiós a los partidos de fútbol, adiós gimnasio, adiós a las juergas semanales… bienvenido de nuevo afición por las monedas, jajaja.

    • miguelf 3 años hace

      TIENES RAZON LANZA… JAJAJA!!!!

      • miguelf 3 años hace

        ASCO DE VIDA!!!

  18. Athalbert 3 años hace

    Felicidades…
    Si te sirve de consuelo yo cumplo 44 en diciembre

  19. Autor
    Adolfo 3 años hace

    Bueno, supongo que lo de las mejores décadas dependerá de cada uno. La vida nos va proporcionando diferentes etapas y es muy bueno que así sea. De todas vamos aprendiendo, vamos madurando y es muy importante disfrutarlas todas. Porque no tiene ningún sentido que pasen años sin disfrutarlos, al menos a mi entender. El tiempo no es como el dinero: lo que se malgasta ya no se puede recuperar.
    Yo creo que he disfrutado bastante estos 30 años. En cada etapa es diferente pero en todas me lo he pasado bien. Claro está que también ha habido momentos difíciles pero esos son los que sirven para aprender y para madurar.

    Y si solo me quedan 7 años para poder viajar, ir al gimnasio o hacer lo que quiera… habrá que aprovecharlos… ¿a ver dónde me iba a ir yo de viaje para estrenar la década?

  20. Juan Luis 3 años hace

    Felicidades Adolfo y aprovechalos con salud.
    Saludos

  21. Andres 3 años hace

    felicidades adolfo!

  22. Juan Antonio 3 años hace

    Felicidades Adolfo

  23. Miguel 3 años hace

    Felicidades hombre!!! …y que treinta años no es nada… o casi.

  24. Jlucas 3 años hace

    Pues eso: Felicidades, que ya has entrado en la “recta” para llegar a los cuarenta….:-X

  25. Jlucas 3 años hace

    Pues eso: Felicidades, que ya has entrado en la “recta” para llegar a los cuarenta….:-X

  26. miguelf 3 años hace

    FELICIDADES ADOLFO!!! Y Q T COMPRES UN BUEN MONEDON!!

  27. Miguel Ángel 3 años hace

    Todos los años de nuestra vida son el mejor año de nuestra vida… ¡Felicidades!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*