Subastas septiembre y octubre de 2014

Subastas septiembre y octubre de 2014

Como vengo haciendo de manera habitual, voy a comentar brevemente las distintas subastas numismáticas que aparecerán en España en septiembre y octubre de 2014. Esta vez he hecho el repaso esperando a que se publicase la subasta de Martí Hervera y Soler y LLach porque me vendrá bien hacer un nuevo repaso a las subastas una vez pasada ésta. Pero antes de ir con las subastas quisiera dar un par de noticias que me vienen de amigos míos de Barcelona. La primera es que Pietro Anoe ha comenzado a escribir un blog relacionado con su profesión y con la actividad de Hekte, la empresa que ha montado junto con Eduardo Fernández. Ya le he enlazado en el menú de la izquierda pues promete ser interesante tener la opinión periódica de un profesional. La segunda noticia es que mi colega Rafael Montilla acaba de inaugurar una numismática junto con María José Campillo en Barcelona. Se llama Numismática Casa de la Moneda y ya tienen una web con mucho material. Les deseo toda la suerte del mundo.

Ahora vamos con las subastas:

Los cursos de subastas tradicionalmente lo abre Aureo con una subasta por correo en septiembre. No obstante, este curso Aureo no va a ser ni la primera ni la segunda, sino la tercera casa subastas en organizar una. No porque se haya retrasado, sino porque con esto de que las casas numismáticas han descubierto que organizando subastas on-line la gestión es mucho más rápida, los costes menores y eso les permite acceder a más público ofreciéndoles monedas que con las subastas tradicionales no saldría a cuenta subastar.

Pliego es una casa que lleva más de un año explotando su web para organizar pequeñas subastas casi todos los meses. Suyo fue el honor de inaugurar el curso con una subasta el 8 de septiembre. La subasta estaba llena de piezas muy corrientes en bajas calidades y como consecuencia muchas de ellas se quedaron sin vender. La caló que hace en Sevilla a principios de septiembre quizá ayudó también. Pero aquí y allá siempre se puede encontrar alguna pieza interesante en este tipo de subastas, como el triente de Suintila que presentaban; no es que fuese raro, pero estaba bonito.

Jesús Vico parece haber descubierto la posibilidad de organizar subastas on-line al estilo de Cayón y comenzó el curso con una de ellas el día 16. Pero ya se ve que se diferencian en el estilo: Cayón suele hacer subastas rápidas centradas en una temática específica mientras que Vico ha hecho un pequeño repaso de la numismática antigua, española y extranjera. Bien es cierto que el Imperio Romano estaba mucho más representado que cualquier otra sección. Las monedas que sacó a subasta no eran nada excepcional pero la calidad media de los ejemplares era bastante buena (había incluso una que tenía “bonitas concreciones marinas”) aunque con unos precios de salida muy ajustados.

Se ve que no han querido arriesgar en los precios y por eso se han quedado sin vender 192 de un total de 391 lotes, habiendo una mayor proporción de moneda romana sin vender -la que tiene una mayor salida internacional- que de moneda española. Así que la subasta no ha pasado de ser unos resultados mediocres, lo cual es comprensible por ser la primera que organiza de este estilo. Esperemos que para las siguientes Vico vaya cogiendo confianza y ponga los precios de salida más bajos para permitir más pujas y ventas.

Otro apunte es que Vico ha organizado la subasta utilizando la plataforma de pujas en directo CoreTech, de la que ya estuvimos hablando aquí. Eso en principio es muy buena idea pero tiene el inconveniente de que CoreTech no vive del aire y cobra a las casas numismáticas un 2,5% del precio de remate de las monedas que se adjudique algún usuario de CoreTech. Ese es el precio que Vico debe pagar por no invertir en sus propios sistemas informáticos y subcontratar la infraestructura de pujas en directo. Lo que me parece fatal es que ese 2,5% de sobrecoste se lo repercuta al cliente que puje a través de la plataforma on-line. Muy mal. No se puede dar ventaja a unos pujadores con respecto a otros ni tampoco liar a los clientes con diferentes comisiones. Si un 2,5% le parece mucho a Vico yo le recomendaría que se montase su propio software para las pujas on-line, que tampoco es tan caro y en poco tiempo se amortiza. Seguro que así ganaría clientela y vendería más lotes en este tipo de subastas.

La siguiente subasta la organiza Aureo & Calicó el día 18 de septiembre, es decir, mañana. De nuevo se trata de una subasta por correo y Aureo sigue  fiel a su estilo proporcionando un repaso a la historia de la numismática. Quizá la mayor novedad con respecto a su estilo es que esta vez nos deleita con más de 3.000 lotes, muchos más de los que suelen aparecer en las subastas por correo de Aureo. La inmensa mayoría de las monedas que aparecen son piezas corrientes en calidades medias, de esas que coleccionamos los mortales. Algún lote de venta fácil en calidad media-alta sí que aparece también algunas piezas raras, pero taradas (agujereadas, con golpes o cosas así).

La sección que más me ha gustado de la subasta ha sido la parte medieval puesto que tienen bastante piezas dignas de una buena colección, incluyendo un Enrique de la silla sevillano que creo que es la moneda más apetitosa de la subasta. También me ha gustado mucho la colección de vellones de Felipe IV, cuyas calidades están muy bien para este tipo de monedas a pesar de su precio. Tienen toda la pinta de provenir de un mismo coleccionista. El que esté pensando empezar una colección bonita, barata, históricamente relevante, relativamente sencilla de entender pero que adquirir algunas piezas suponga un pequeño reto, creo que los vellones de Felipe IV pueden ser una de sus series candidatas.

Curiosamente en esta subasta también se incluyen unas cuantas monedas de la colección José Leunda y aparecen un montón de lotes de conjunto. También vuelven a aparecer más de 100 duros alemanes, de esos que Aureo tiene tantos últimamente y más de 100 monedas marroquíes que no valen ni entre todas lo que cuesta una onza corriente. En mi vida he visto subastar una cosa así pieza a pieza. Lo peor de la subasta es el último apartado y es que esta vez no hay mucho libro en venta.

La última subasta de septiembre la organiza Cayón y es otra de sus subastas on-line. Presenta unos 330 lotes de los que un 10% son vellón medieval “español” (lo digo porque están mezclados los vellones de Castilla, de Aragón y de Navarra, como si esos territorios tuviesen algún tipo de unidad en la Edad Media) y casi todo lo demás moneda española. La colección de moneda española se centra fundamentalmente en cobres en caliades medias y bajas. En la parte de los Borbones hay platas e incluso algún oro en bajas calidades para dar un color diferente. Entre las platas lo más interesante es, sin ninguna duda, la colección de cuartos de real, que siempre me han parecido monedas muy graciosas, bonitas y baratas. Vamos, que lo tienen todo. Lo malo es que las calidades de la colección que presentan son medias o bajas en su inmensa mayoría, habiendo muchos ejemplares agujereados y que yo no recomendaría comprar a nadie. No me extrañaría que toda la colección venga de algún coleccionista completista y que se haya forjado en los años 80.

Como veis, las subastas de septiembre son interesantes pero quizá dejen indeferentes a quienes busquen grandes calidades y puedan permitirse el lujo de pagarlas. Es normal, todos los años pasa lo mismo. Y como todos los años octubre es un buen mes en cuanto a monedas subastadas se refiere. Por ahora tenemos el anuncio de que Lavín organizará una el día 25 de octubre y seguramente Pliego también haga otra subasta a principios o mediados de mes. Por su parte, Aureo seguramente haga otra subasta potente sobre el día 20 de octubre, como es habitual en ellos. Pero de esas hablaremos dentro de un mes, por ahora nos centramos en la única cuyos lotes se han publicado ya. Se trata de una subasta en sala y por correo organizada por Martí Hervera, Soler y LLach junto con la colaboración de la casa madrileña Numismática Segarra para la subasta en sala. No es de extrañar la colaboración entre estas tres empresas puesto que realizan una subasta muy buena todos los años con el mismo corte y estilo de la que presentan para octubre.

La subasta en sala tiene unos 1200 lotes en los que se da un repaso a toda la numismática y abundan las monedas de muy alta calidad. Prácticamente en todos los apartados hay monedas que harían las delicias a los coleccionistas más exigentes. La colección de moneda antigua tiene menos piezas sobresalientes  que la parte de moneda española, si bien la parte romana imperial está más que bien. En esta sección se incluye el áureo de Julio César que se muestra en la primera imagen. La parte española comienza con un tremis de Auderico (segunda foto) que es una pieza merovingia de la que solo se conocen dos ejemplares. Creo que es la más rara de todo el catálogo y de las pocas que se puede decir que es “oportunidad única” de hacerse con ella. Quizá en esta categoría también la acompañen los tremises de Sanabria y Egitania a nombre de Sisebuto.

De la parte medieval me llama mucho la atención el quirate acuñado en Sanlúcar de Barrameda a nombre de Yusuf Ben Tashfin (tercera foto). Se trata de una de las tres piezas conocidas y tiene una salida de 300 euros, lo cual nos permite dar cuenta de lo barato que sale hacerse con monedas islámicas de extraordinaria rareza. En cuanto a los reinos cristianos, lo más bonito es el precioso retrato que aparece en el ducado de Fernando el Católico (cuarta foto) y la dobla de 35 maravedís de Pedro I (quinta foto), que es una de mis monedas favoritas estéticamente hablando. También se podría destacar la buena colección de morabetinos en altas calidades.

El resto del catálogo la verdad es que me llama menos la atención en cuanto a grandes piezas o monedas en las que “se me vayan los ojos”. Pero eso no significa que no haya buenos ejemplares. Todo lo contrario: la colección de la monarquía española está llena de piezas en calidades que son muy difíciles de encontrar pero que no por ello son demasiado caras y un coleccionista exigente podrá hacerse con ellas por unos pocos cientos de euros. Los 2 reales y el ardit de las dos últimas fotos son ejemplos de lo que quiero decir. También hay ejemplares al alcance de pocos bolsillos, por supuesto.

Si tengo que poner alguna pega a esta subasta es que hay alguna moneda rara que la sacan repetida y eso para mí no tiene mucho sentido. Un ejemplo son los dos dobles excelentes toledanos de los Reyes Católicos o las dos doblas de busto sevillanas de Pedro I. Lo lógico sería subastar ahora uno y esperar a otra subasta para sacar el siguiente, no creo que haya tanta prisa en venderlas. Por los precios de salida, veo algunas monedas con un precio de salida ya de por sí alto, mientras que otras muchas -sobre todo las más comerciales- permiten recorrido a las pujas. Creo que es una subasta caprichosa donde hay que saber comprar porque más de uno puede pegar un patinazo o se le pueden ir los ojos detrás de una moneda y pagar más de lo debido. Seguro que en algunos lotes pasa. Así que esta subasta está genial, pero es la clase de subastas donde hay que saber comprar.

En cuanto a la subasta por correo solo tengo que decir que es fiel al estilo de Martí Hervera y Soler y Llach. Se presentan miles de lotes en calidades medias que son plenamente accesibles por el gran público y todos podemos encontrar algo que nos llame la atención. Solo quisiera destacar que esta vez aparece mucha moneda conmemorativa, tanto española como extranjera, así que si alguien quiere invertir en oro o plata al peso puede aprovechar la ocasión.

Antes de acabar quisiera apuntar que en noviembre Sedwick subastará un precioso duro mexicano de Francisco del Rincón. Fue acuñado en 1538 por lo que pertenece a la primera tirada de duros de esta ceca y solo se conocen otros dos ejemplares. Se cree que batirá récord.

13 Comentarios

  1. dani_v8 5 años hace

    No conocía la nueva numismática de Rafa Montilla y María José Campillo, he estado un rato navegando y tienen muchas cosas interesantes. Les deseo muchas suerte en el nuevo proyecto al igual que a Pietro.
    P.D. Mi primer catalogo de monedas ha sido editado por Andrés Campillo (q.e.p.d.) allá por el año 2003.

  2. Ignacio 5 años hace

    Algunas casas se columpian ‘un rato’ con las calidades… y faltan descripciones en muchas monedas. Creo que deberian ‘dedicar’ un poco de su conocimiento a describirlas mejor, sobretodo las monedas por las que soltamos más de 150 euros….

  3. Pedro I 5 años hace

    ¡Enhorabuena! un gran trabajo de recopilación de datos, de análisis, de síntesis, no faltan opiniones…

    Respecto a los reinos hispánicos de la edad media, aunque desunidos en muchos aspectos, como en lo político (reinos, principados…)también conservan rasgos de unidad en lo lingüístico, en lo geográfico y el recuerdo de haber pertenecido todos a la antigua monarquía hispano-visigoda, de la que se consideraban todos herederos.

  4. Autor
    Adolfo 5 años hace

    @Dani, efectivamente Andrés Campillo era un comerciante muy conocido en Barcelona y ahora su hija se ha animado a seguir con el negocio familiar junto con Rafa Montilla, un coleccionista muy activo, que hace años ya hizo sus pinitos como comerciante y con quien yo siempre he tenido un trato estupendo. Como bien dices, en su web hay bastante material muy interesante.

    @Ignacio, estoy totalmente de acuerdo en que las descripciones hay que cuidarlas. Lo que no veo tan claro es la cifra de 150 euros. Unos dirían que 150, otros que 20 euros y otros que 5000. Todo depende de lo que consideremos “mucha pasta”. Así que lo mejor es que se trabajen bien las descripciones de todas las monedas.

    @Pedro I, me alegro de que te haya gustado la entrada.
    El tema de la Edad Media es polémico y más una semana después de la Diada. En lo que supongo que todos estemos de acuerdo sin lugar a dudas es que numismáticamente hablando eran tres territorios totalmente diferentes, con sistemas monetarios que no tenían nada que ver unos con otros. Además de que los catálogos de referencia no son los mismos. Como estas empresas se dedican a la numismática creo que está bien separar los territorios para no confundir al lector. A mí me choca ver los reyes castellanos y los aragoneses todos mezclaos como quien mezcla garbanzos y alubias en un puchero.

    Saludos,
    Adolfo

    • Ignacio 5 años hace

      Estoy de acuerdo, he puesto esa cifra un poco al azar. Lo que queria resaltar es que no es admisible que me pongan en la descripcion sólo “Fernando VII 8R Valencia”, sino las cosas que cuesta ver un poco más: impurezas, poros, oxidaciones, limpiezas superficiales, cosas a resaltar en general.

  5. Andres 5 años hace

    De las fotos si bien todas están espectaculares, las que mas me llaman mas la atención por orden de meritos segun mi gusto (sin tener encuenta aspectos de precio, rareza o metal) son:

    1-El ducado de Fernando el católico: Tanto por su retrato (bien logrado para su época) como por el bello escudo Español que ostenta

    2-La pieza catalana de 1754: la cual a pesar de ser una intrinsecamente humilde comparada con el resto, su profundidad de acuñacion y la patina que posee, le da una gran sobriedad a la pieza y denota su antigüedad a simple vista.

    3-La pieza de 2 reales de Felipe V: Tiene un diseño muy bello y tiene un estado de conservación envidiable

    4-La dobla de 35 maravedís de Pedro I: Tiene un gran estado de conservacion pero no me atrae mucho el diseño del castillo en la pieza

    De las otras tres piezas en la musulmana seria la ultima ya que veo solo una pieza de plata con garabatos, dado mi gran desconocimiento del tema y no sabría distinguirla de otra similar y de romanas y merovingias se mas bien poco aunque son bonitas

    Mi opinión personal
    Un saludo a todos
    Andres

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Ahí para gustos los colores. Si a mí me preguntan sin duda ninguna diría que la dobla de Pedro I va la primera, tanto porque la estética gótica me encanta como porque el motivo despierta mis sentimientos nacionalistas. Además, la calidad de la moneda es muy buena aunque es cierto que éstas se suelen encontrar en calidades muy altas.

      La pieza de Fernando el Católico es un piezón, más raro que el anterior y que seguramente llame más la atención a los coleccionistas porque el arte renacentista suele gustar más que el gótico. Estas monedas de Fernando el Católico muestran claramente que la influencia del renacimiento italiano fue mucho antes en Aragón que en Castilla.

      La de 2 reales y el ardit son también dos monedas para quitarse el sombrero. No sabría si ponerlas antes o después del oro de Fernando el Católico. Además de bonitas y muy bien conservadas son bastante asequibles, lo que permite a muchos coleccionistas medios hacerse con piezas magníficas.

      La primera está más orientada a quien busque piezas con una salida internacional y las otras dos a quiene busquen la rareza por encima de todo.

      Saludos,
      Adolfo

  6. pedro 5 años hace

    Muchas gracias por la información. Facilitas las cosas, sin duda, gracias de nuevo

  7. Corvera 5 años hace

    La de Cayón es una mediocre subasta rápida mas, donde incluyen lotes de baja calidad. A mi entender, demuestra la decadencia de esta casa de subastas que, en lo que va de año, no ha realizado ni una sola subasta en sala y el año pasado hizo dos, una en Mayo y otra en Noviembre.
    Un escaso nivel, en comparación con otras casas, particularmente Aureo&Calicó. Las alemanas Kunker y WAG también tienen subastas rápidas cada mes, con comisión reducida, pero luego tienen otras en sala que son de extraordinaria calidad.
    Y de catálogos, nada. Yo tengo en mi biblioteca algunos memorables, como el de diciembre de 2005 con importantes colecciones del Ingenio de Segovia y de Felipe V.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Es cierto que las subastas en sala de Cayón se están echando en falta. Hay algunas subastas rápidas que están muy bien, pero nada como una buena colección de una subasta en sala.

  8. Jlucas 5 años hace

    Hola, en primer lugar agradecer y felicitar la tarea del autor de este blog que sigo con mucho interes, aunque a veces discrepo en algunos temas.

    En segundo lugar, comentar con mi humilde opinion la experiencia de las subastas rapida de Cayon en las cuales participo desde abril del 2014:
    Para mi, no hay nada mejor que seguir la subasta en “vivo” desde el sillon de mi ordenador en casa (No puedo participar en una subasta en sala). En esta última me estaba preparando para pujar para algunos 1/4 de reales, y cual ha sido mi sorpresa que todos los 1/4 que “valian” la pena han salido ofertada en 320 euros!
    De los 4 cuarto de reales en SC y de los 2 en EBC, los precios han sido desde los 90 euros (para un EBC con rayas de limpieza), 250 euros para una sin seca y todas las demas en 320/5 euros…..Me he quedado la “boca abierta”, aunque es de las primeras que seguia en subastas y no sé si es un remate normal. He leido un articulo en http://www.imperio-numismatico.com de mayo de 2010, pero no ponia precio y el precio de su valor “teorico” en varias web y catalogo no indican el porque de tal remate.
    Seguire el tema en las proximas subastas…..Quien sabe, Quizas la crisis haya terminado y es el momento de empezar a vender la monedas de calidad…..

    Por otra parte, prefiero “comprar” aqui porque la valoracion y descripción de detalles importantes de la pieza suele ser real y la comisión es más baja.
    Tengo experiencia de compra en otra tres casas y mi ultima compra en “M::::” me ha decepcionado: El lote 3826 que calificaban de SC y de un total de 16 monedas, resulto ser de varias calidades y lo mejor es que el sobre llevaba 28 monedas…..Habia más fechas de lo que indicaban y faltaba una fecha. Resultado: Falta de confianza a la hora de comprar a distancia.

    Y por último tengo una pregunta que no he podido responder: Porque a lo largo de la historia, se acuñan las monedas a veces tipo monedas y a veces tipo medalla. Los euros y los 8 reales que tengo estan acuñado tipo medalla y mis añoradas pesetas en tipo monedas. ¿Porque estos cambios?
    Saludos….

  9. Autor
    Adolfo 5 años hace

    Lo mejor de que haya muchas casas de subastas y de que últimamente estén organizando subastas de diferente índole es que cada cual puede comprar en la que se sienta más cómodo. Hay a quienes el sistema de Cayón no les gusta y hay a quienes les encanta. De todas formas los comentarios anteriores iban dirigidos a que hace tiempo que Cayón no saca una BUENA colección. Para un coleccionista normalito -como tú y como yo- las monedas de Cayón están más que de sobra.

    Las comisiones de compra en realidad le dan igual al que compra ya que lo que le quiten de comisión aumentará de precio por la competencia con otros pujadores. Las comisiones bajas vienen bien a quien vende.

    Los cuartos de real en calidad SC no bajan de 250 euros por corrientes que sean. No he mirado todavía los remates, pero si me dices que se han ido a los 320 euros todos es que se les ha dado bien la venta. En cualquier caso me juego un duro a que la mayoría de ellos se han ido a EEUU.

    Por parte de tu pregunta, simplemente se colocan los cuños como indica la legislación correspondiente. No hay que darle muchas más vueltas.

    Saludos,
    Adolfo

  10. MAY RICO 4 años hace

    TENGO UN CENTAVO DE 1942 DE LOS QUE SOLO SE EXPIDIERON POCOS ES DE COBRE CON QUIEN PUEDO COMUNICARME

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*