Las tiendas de monedas

Las tiendas de monedas

Hace unas semanas me llegó el siguiente mail. Tal cual lo reproduzco:

 

[…] hace un par de años que empece a coleccionar monedas, me gusta mucho la historia visitar museo ect.. y decidir coleccionar que es como tener un pedacito de historia entre tus manos.bueno como soy de cordoba lo primero que me fije fue en las monedas de colonia patricia y queria conseguir el dupondio me puse a buscarlo por internet y encontre uno en una tienda en [aquí va la ciudad] .le conte un poco al numismatico mi historia que buscaba las monedas de mi ciudad que estaba empezando ect.. el me atendio muy bien muy amable y me vendio un dupondio del cual conservo la factura .con el tiempo conoces gente que tambien le gusta la numismatica y haces amistad le enseñe el dupondio de colonia patricia pensando que tenia una moneda bonita cual fue mi sorpresa cuando mis amigos me dicen que me han estafao que la moneda no es buena que esta patinada que es una copia ect….. colgue la moneda en imperio numismatico y mas o medos man dicho lo mismo que es mala.tu que harias en mi lugar .teniendo encuenta que la moneda la he tenido cerca de dos año guardada sin saverlo .lo que no me puedo creeer esque un numismatico con una tienda fisica se dedique a engañar a la gente.un saludo y gracias por tu ayuda. posdata las dos primeras fotos son las que me envio el numismatico cuando me la vendio las otras son de la moneda que se las tome yo en casa.de nuevo un saludo

La moneda y la factura en cuestión es la que se ve en la entrada. Yo daría esa moneda por claramente falsa. Esa tierra que tiene algunos la llaman “polvito andaluz” porque parece ser bastante usada por los falsarios del sur de la Península para tapar posibles faltas en las piezas.

Ante este mail mi recomendación fue que hablase con la tienda y que les explicara lo sucedido. A ver qué le contaban. La respuesta debió ser la siguiente, así que final feliz (de nuevo, copio literalmente):

BUENAS TARDES SR. , UNICAMENTE COMO RESPONSABLE DE LO QUE VENDEMOS, Y DESPUES DE DOS AÑOS, ATENDEMOS SU PETICION DE LA MEJOR MANERA QUE ENTENDEMOS, NOS MANDA USTED EL ARTICULO JUNTO CON LA FACTURA Y NOSOTROS PROCEDEREMOS UNA VEZ VISTO A LA DEVOLUCION DEL TOTAL MAS LOS GASTO ORIGINADOS EN SU ENVIO Y DEVOLUCION. RECIBA USTED UN CORDIAL SALUDO Y DISCULPE UNA VEZ MAS POR NUESTRO POSIBLE ERROR, GRACIAS POR SU PACIENCIA.
ATENTAMENTE XXXXXXXXXXXXX.

Este texto podría dar pie a una discusión sobre el hecho de devolver una moneda pasados dos años de la venta. Pero como ya hablamos sobre ello hace poco y se generó un interesante debate, creo que es mejor centrarse en otro aspecto: el hecho de confiar en la sabiduría de un comerciante por el hecho de tener un local comercial. Algo que, por raro que parezca a quienes llevamos un tiempo, he oído decir a más de un novicio que suelen sorprenderse cuando descubren que el comerciante no tenía ni idea de lo que vendía. Sin ir más lejos, esta misma semana he conocido otro caso semejante a éste pero con una moneda cuyo valor supera los 1.500 euros. No pongo más datos porque me han pedido que no lo reproduzca.

Hay un perfil de tiendas físicas que tenían mucho sentido en los años 80 y 90. Yo recuerdo ir de chiquitajo con mi padre a una filatelia a comprar alguna moneda suelta o algunos sellos. Era la única forma de poder adquirir monedas en Palencia y el servicio de distribución que daban era suficiente para tener unos cuantos clientes. Recuerdo que siempre que íbamos había que hacer cola y yo siempre me entretenía mirando estanterías de monedas y sellos que a mí me parecía que debían costar un dineral. Como quien está en un museo, vaya.

El valor añadido que proporcionaban estas tiendas es el de simple y llana distribución: el mayorista les dejaba las monedas “a tanto” y ellos las vendían  “a cuanto” (“a cuanto” marcase el catálogo, generalmente). En su inmensa mayoría, se centraban prácticamente en exclusiva en las novedades numismáticas y filatélicas, sobre todo españolas. Proporcionaban al cliente una manera sencilla de acceder a las monedas en su propia ciudad y le tramitían algún pedido de alguna moneda conmemorativa o alguna otra cosa que ellos no adquisieran normalmente. Como quien vende botones. Eso sí: botones muy bonitos y muy vistosos, muy dignos de ser admirados por todo el que se acercase. No me cabe la menor duda de que ese “museo” que visitaba de niño y las impresiones que en él tenía han influido enormemente en mi afición por la numismática una vez que se me pasó la adolescencia.

Aquella tienda de Palencia mantiene hoy en día el mismo modelo de negocio que hace veinte años. Que yo sepa no vende absolutamente nada a través de la Web, lo que le limita a los cuatro coleccionistas de sellos de cierta edad que quedan en Palencia y que todavía compran monedas en una tienda física.

No digo que todos los profesionales que tengan una tienda física sean así. Pero sí que hay un porcentaje bastante alto de autónomos que tienen una tienda física porque se dirigen hacia un público generalista que forjan una pequeña colección de monedas pero que no tienen un gran interés sobre las monedas históricas. Desde luego no son coleccionistas que van a preguntar por Felipe IV o por Alejandro Severo. Digamos que son “coleccionistas casuales”. Y si por casualidad ese coleccionista un día quiere un denario, pues la tienda tendrá algunos números de teléfono a quienes llamar y le venderá el denario como quien vende una conmemorativa de la FNMT.

Vuelvo a repetir que esto no significa que por tener un local abierto al público no se vaya a tener ni idea. Hay muchos comerciantes que tienen esos locales y saben muchísimo. Pero esos son los que no solo se dirigen a ese público totalmente inexperto, sino que también conocen la moneda histórica, van a convenciones, están informados de las piezas que venden, proporcionan un asesoramiento y un valor añadido… Por otro lado, cada vez son más los autónomos que se dirigen prácticamente en exclusiva a los coleccionistas expertos y no tienen una tienda física para no incurrir en gastos innecesarios. Reciben en su casa o en un despacho a sus clientes (o se desplazan ellos a la casa del cliente) y luego asisten a convenciones y/o a mercadillos. El hecho de que no tengan una tienda física solo significa que no la necesitan y que no quieren gastar más de lo necesario. Pero no por ello van a ser peores profesionales.


24 Comentarios

  1. Juan Luis 3 años hace

    Aparte de que hay de todo como en botica..creo que poco importa lo que compres o vendas(artículo)porque como acto humano se puede dar
    cualquier circunstancia. Lo mismo un mueble, que fruta, que un coche..Lo que sea, el error o la voluntariedad en el engaño está servido como también es verdad que una buena venta o un buen consejero también lo encuentras. A veces es bastante aleatorio a quién te puedes encontrar sea bueno o malo. Al final más de lo mismo…aprender,aprender,aprender.Pero lo que si es cierto es que la numismática tiene tantos artículos con tantas variantes que se encuentra en un grupo de negocios como es el coleccionismo de objetos antiguos que lo hace más complejo que otros..Como elegir bien?. Es un tema personal que enriquece.
    Saludos

  2. Julián 3 años hace

    El comprador se puede dar con un canto en los dientes, poder demostrar después de dos años la procedencia de la dicha moneda, fantástico.

  3. David 3 años hace

    Esa moneda salió en Imperio-numismatico y está burilada. Aunque hay clones muy parecidos.

  4. Antonio Lobato 3 años hace

    Hola…yo conozco esa escritura y esa factura…tambien soy de Andalucia. Por supesto si Adolfo ha mantenido la cesura no voy a ser yo el que diga nada. Pero si he oido cosas de ese señor. Soy tambien coleccionista de romanas y he llegado al punto de que toda moneda que yo compre tiene que pasar el test de Nunmetrica, que es un equipo fantastico, es la unica manera de que te digan lo que tienes. Porque hay mucho sinvergüenza por ahi suelto esperando a que llegue uno como nosotros para colarsela. Lo siento si me pongo de aquella manera, pero este tema me pone enfermo. Tambien si es cierto que hay mucho profesional que aunque no tenga tienda fisica y solo dispone de una web significa que sea una mala persona. Hay que estar al loro amigos. Buena entrada Adolfo.

    • Autor
      Adolfo 3 años hace

      No es que sea censura, es que tampoco me parece bien apuntar a una tienda concreta y tampoco es que la entrada aportase más por hacerlo.

      Lo de mandarlas todas a Nummetrica ya lo estuvimos discutiendo aquí: http://blognumismatico.com/2014/05/27/entrevista-a-eduardo-fernandez-director-de-nummetrica/
      Yo creo que hay muchas monedas que no tiene sentido analizarlas al no ser que se quiera hacer un estudio de las mismas. Muchas piezas baratas se pueden comprar con total confianza a vendedores serios. Yo las que sí que analizaría serían las monedas caras (miles de euros) o las que se conozcan que son muy falsificadas y que hay copias muy bien hechas.

      Claro está que si alguien tiene todas sus monedas con certificados es muy probable que en el futuro se pueda ver como un valor añadido importante y pueda ser más fácil vender la colección. Sobre todo entre particulares.

      Saludos,
      Adolfo

      • Ignacio 3 años hace

        Que pasa con los columnarios de 200-300 euros?
        Yo de momento los voy posteando en un foro y los enseño para que si hay alguna duda, salga a la luz…
        Tampoco los compro en cualquier sitio.

        • Autor
          Adolfo 3 años hace

          Los columnarios son una serie que es muy falsificada y muy bien falsificada en algunos casos. Así que de entrada cumple uno de los dos criterios que he indicado. Por algo son unas de las monedas que más se solicitan a Nummetrica.

          De nuevo yo tiraría de sentido común con esto: no recomendaría a alguien que sistemáticamente analizase todos los columnarios que compre, pero sí aquéllos con los que tenga dudas. Un coleccionista medianamente experimentado que compre a un profesional serio (sea una casa de subastas o un autónomo) va a poder dormir tranquilo y con la total certeza de que si por lo que sea se lo cuelan a los dos, recibirá su dinero de vuelta. Ahora bien, si hay dudas se manda a analizar y pista. Yo lo hice con un duro a pesar de que yo no veía nada raro en él: http://blognumismatico.com/2012/05/16/discutiendo-la-autenticidad-de-8-reales-de-1748-de-mexico/

          Otro caso semejante: http://blognumismatico.com/2013/04/05/peso-de-puerto-rico-de-1895-autentico-y-falso/

          Lo de preguntar en foros está bien si uno después sabe separar las opiniones hechas por expertos de los muchos que escriben sin tener ni idea de lo que dicen. Si no es así lo mejor es no preguntar porque se saldrá más confundido de lo que se entra.

          Saludos,
          Adolfo

    • Luis 3 años hace

      “Soy tambien coleccionista de romanas y he llegado al punto de que toda moneda que yo compre tiene que pasar el test de Nunmetrica”

      Estaba más que cantado y bien que lo predije yo en el hilo que apunta Adolfo a pesar de todas las voces que me querían convencer de lo contrario.

  5. Antonio Lobato 3 años hace

    Adolfo comprendo lo que dices de no hablar de ninguna tienda…por eso como tu no has hablao pues yo tampoco.
    He decir que una moneda bien estudiada y con un certificado dexque es buena pues en un futuro tiene un valor añadido, por eso quiero que pasen el test, sean monedas baratas o caras. Simplemente es mi opinion.

  6. Juan Luis 3 años hace

    Yo creo que es necesario tener certificación reconocida si se pretende continuar en el tiempo con estas inversiones, al fin y al cabo nos ahorraría la dificultad a la hora de vender, revalorizaría las monedas porque todo el trámite de la gestión es cara y esto daría un paso importante sin el engorro de tanta duda.
    Sinceramente, no tengo monedas tan cara aunque tengo una pequeña colección y prefiero los cobres, pero yo las prepararía para una venta futura con una garantía que no diera lugar a dudas y más con esos precios que leo,además de otras garantías como son las documentales y fotográficas(aumentan la seguridad en caso de robo) de las que se han hablado en este Blog. Toda esta información, salvo que se las vendan a un chatarra,creo que es garantía más que de sobra para lanzarse a comprar o vender sin tanto temor.
    Saludos

  7. Miguel 3 años hace

    Buenas,

    yo veo que quien te escribe habla de un numismático con una tienda física, y tu hablas de un comerciante con un local comercial (supongo que lo harás a propósito). Yo creo que no es lo mismo. Si yo voy a un despacho de abogados supongo que me atenderá un abogado, si voy a una consulta médica un médico, y si voy a una tienda numismática un numismático. Sea la tienda física o virtual.
    Y lo más razonable es que venda aquello en que está especializado y no venda aquello en lo que no tenga idea. Si no dónde está el valor añadido de comprar en esos sitios o a esos numismáticos?

    No creo que la cuestión sea de tiendas físicas o virtuales, sino de personas y de moral.

    • Autor
      Adolfo 3 años hace

      Bueno, el valor añadido es el de la distribución. Como quien tiene una tienda de ultramarinos.

      • Miguel 3 años hace

        Pues si, tienes razón. O como el que tiene una tienda de botones.

        Luego habrá que ver cómo se anuncian… porque yo acabo de entrar entrar en varias webs y salvo una se anuncian como numismáticas y a veces no tienen más valor añadido del que decimos. Y de esas pequeñitas, de ciudades pequeñas y con clientela que dices en tu entrada, también. Se anuncian como numismáticas.

        Un saludo.

  8. Angel 3 años hace

    Todo lo que habeis apuntado estoy de acuerdo.
    Pero lo mas importante es juntar todo y saber lo que queremos y tener paciencia,no se puede hacer una inversion sin saber en que se invierte,me explico,siempre se necesita la ayuda de los demas y comprar en sitios con confianza,pero es mas importante que nosotros mismos sepamos muy boen lo que tenemos delante,nos podemos confundir por supuesto pero es lo principal.
    Hace poco compre un duro facilon de 1896 y lo compre a sabiendas que tenia algo raro,bueno pues estoy estudiando a que puede ser debido esa malformacion,el vendedor con sus fotos lo dejaba claro,si dentro de 1 año me dicen que es falso un experto,deberia pedirle al vendedor expliaciones?
    Saludos.

    • Luis 3 años hace

      Creo que la respuesta a su pregunta es simple.

      Si un vendedor vende una moneda como auténtica y al final resulta falsa, pudiéndose proporcionar pruebas de dicha falsedad, pues está en la obligación de devolver el dinero al menos si quiere ser considerado un profesional responsable y honrado.
      Vender falso y luego no devolver el dinero es incompatible con la ética que se le supone a un numismático profesional, hayá pasacdo 1 año ó 10 desde el día de la compra.

      Yo lo veo así.

      Ahora bien, mucha gente que compra falso no lo hace a numismaticos profesionales sino a los “piernas” de toda laya que tanto abundan en este mundillo, casi siempre a un precio bastante inferior al habitual en la pieza en cuestión. Lógicamente esa clase de personajes no necesariamente devolverán el dinero cuando se descubra la superchería: algunos lo harán, otros no, según. De nada servirá en estos casos que el comprador se queje en los foros o que exija la intervención del tribunal de la Haya: son riesgos que se corren cuando se compra a personas no profesionales de la numismática. A veces sale bien (muy pocas si el que compra no es experto) y se compra barato, el resto sale mal y le toca apechugar al que compra (sea coleccionista, revendedor o el lucero del alba: aquí no estoy haciendo distinciones).

  9. Angel 3 años hace

    Pues creo qie este caso es distinto y por ello lo he expuesto,no me considero un experto pero la epoca que estudio se me puede pasar alguna pero es raro.
    En este caso yo se que hay algo raro,otro hubiera dicho,no la compro,pero yo la he comprado a modo de estudio,claro,despues no le voy a pedir responsabilidades al vendedor,por etica ya no por que el la venda como autentica siendo falsa,que en este caso no lo es.
    Saludos y creo que las cosas no son tan faciles,por eso siempre abogo por set nosotros mismos nuestros expertos,no tengo idea de medievales,pues no me pondria a comprar ninguna moneda.
    Saludos de nuevo.

    • Luis 3 años hace

      Ángel, si la moneda no es falsa no ha lugar devolución alguna. Si es falsa, sí. Es simple.
      Lo que sí que pasa a veces es gente que compra monedas más baratas de lo normal debido a que tienen ciertas taras (mala limpieza, concreciones, etc) que ellos piensan van a poder solucionar. A veces lo consiguen, lo cual es un éxito, otras no y lo moneda queda igual o, las más de las veces, peor que estaba. En estos último casos la mayoría de coleccionistas aceptan lo sucedido y no pretenden reclamar nada pero hay un porcentaje minoritario que pretende descambiarla, normalmente alegando que la moneda no les satisface, que se “ha puesto así sola”, etc. En esos casos yo nunca devuelvo el dinero y tomo además buena nota de ese coleccionista pues ya sé que no es trigo limpio.

      • Autor
        Adolfo 3 años hace

        mmmmmmmmm

        Podríamos dedicar una entrada un día de estos a las monedas taradas. He visto jugadas un tanto sucias tanto por parte de vendedores (profesionales y no profesionales) como por parte de clientes.

        Saludos,
        Adolfo

        • Luis 3 años hace

          Las monedas taradas son siempre peligrosas en tanto en cuanto resultan muy tentadoras (¿y si al “arreglarla” queda bien y doblo su valor de mercado?). Por mi experiencia es mejor huir de ellas a menos que:
          — Se esté muy seguro de nuestra habilidad como solventador de la clase de tara en cuestión.
          — A uno no le importe demasiado la tara y su idea sea dejarla como está.

          Quede claro que tarada no es lo mismo que deteriorada y/o circulada. En las segundas no se puede hacer apenas nada para mejorar su aspecto, en las primeras POTENCIALMENTE puede ser que sí y ahí es donde el terreno se vuelve resbaladizo.

  10. Rullan R. Winters. 3 años hace

    Hola Adolfo! El dia 22 de Julio, voy a ir a la tienda numismatica mas prestigiosa de San Francisco,donde espero comprar un columnario de 8 Reales en XF++ . Adolfo, que te pareceria tocar el tema de el peso de las monedas de 8 Reales? Si no lo crees conveniente, yo lo entenderia. Y, de momento,no voy a extenderme en esto de el peso de las monedas de 8 Reales. Saludos! Rullan R. Winters.

  11. sierramadre 3 años hace

    Hola Adolfo, primero que nada felicitarte por tu blog y agradecerte la información que nos aportas con él, llevo un año coleccionando monedas más o menos en serio, el bullión me llevó a la moneda histórica como a muchos otros

    Llevo 6 meses leyéndote, aunque nunca había escrito nada aquí.

    En este tiempo creo que me he leido tu blog entero, (creo que no se me ha escapado ninguna entrada) y me ha ayudado bastante a por lo menos reflexionar sobre algunos temas.

    Respecto al asunto que tratas, esta vez me ha resultado especialmente curioso ya que tenemos un pequeño debate al respecto en un hilo que abrí yo ayer en el foro de burbuja, si quieres te paso el enlace aunque no se dice nada nuevo, al final siempre es lo mismo, precio o seguridad, pero el problema es que el mayor precio a menudo no te da la seguridad, claro que comprando en tienda física tienes menos probabilidad de estafa y en caso de darse tienes más probabilidad de devolución, pero en muchos casos si no tienes un gran nivel es más que probable que jamás descubras que una pieza es falsa, asi que de lo que se trata más que de asegurarse la devolución en caso de serlo es de dormir tranquilo y de disfrutar tu pieza sin pensar que es posible que aquello a lo que le estás dando un valor histórico no sea más que un cacho de metal hecho hace 5 años en un taller de Riogordo del Fresillo.

    Sin más, un saludo y gracias de nuevo por tu blog.

  12. Autor
    Adolfo 3 años hace

    @Angel, como bien te dice Luis un profesional serio no dudará en devolverte el dinero si la moneda que te vendió resulta ser falsa o si hay serias dudas de que sea falsa. Pase un año o pasen veinte.
    Ahora bien, unas serias dudas no son “que me lo ha dicho un tipo que no conozco ni sé su nombre en un foro”. He visto unos cuantos casos en los que monedas clarísimamente buenas han sido catalogadas como falsas en foros por autodenominados expertos. Ejemplos: http://blognumismatico.com/2012/05/16/discutiendo-la-autenticidad-de-8-reales-de-1748-de-mexico/ y http://blognumismatico.com/2014/05/18/devolver-monedas-tras-un-largo-tiempo/

    Si la moneda la pone en duda otro numismático experto o si hay un análisis que pueda mostrar su falsedad, entonces el profesional deberá devolver el dinero. No hay más.

    @Angel, yo me atrevería a comprar moneda clásica (de la que tengo más bien poquísima idea, por no decir nada del todo) a un profesional. Pero a un profesional “de verdad”. Por ejemplo, no tendría ningún problema en comprarle a Luis un denario y dormir tranquilo de que es bueno porque con el denario que le estoy comprando también adquiero su garantía. También lo compraría en una casa de subastas por el mismo motivo. Si se lo compro en la calle, en eBay o en un foro a un tipo cualquiera puede que me salga más barato (o no) pero en ese caso no tendré la garantía y ahí es donde me la podrán colar. Yo no me arriesgo. Solo lo hago con las series que conozco bien.

    @Rullan, espero que disfrutes la visita a San Francisco y que te hagas con un buen columnario. Cuéntanos la experiencia porque seguro que es interesante para los muchos que no hemos pisado nunca San Francisco.
    Por parte de la metrología de los reales de a 8, un día estaría bien hablar de pesos, medidas y aleaciones. Sería interesante ver cómo ha ido cambiando la legislación al respecto a lo largo de los siglos. Lo que pasa es que para eso hace falta un esfuerzo grande en documentación y ya se sabe que el tiempo es el recurso más escaso. Otra entrada interesante sería un análisis estadístico de pesos y medidas de reales de a 8, comparando periodos y/o cecas. Lo malo es que creo que no existen datos públicos al respecto.

    @sierramadre, muy bienvenido como comentarista!!
    Si te has leído el blog de principio a fin tendríamos que darte un premio porque hay unas 500 entradas publicadas (491 para ser exactos), muchas de ellas con unas discusiones estupendas!! (2540 comentarios en total). El blog pretende ser una fuente de reflexión, así que si te lo tomas como tal te felicito. Puedes poner sin problemas el hilo de burbuja, a ver qué contáis por allá.

    Por lo que comentas de las tiendas físicas, la probabilidad de estafa la avala el conocimiento y la honradez del vendedor, no el hecho de que pague mensualmente el alquiler de un local. Muchos de los comerciantes que conozco no tienen un local abierto al público y simplemente venden monedas desde su casa y asisten a mercadillos o convenciones, pero no por ello saben menos ni son menos honrados. Por supuesto, asegurarán la devolución en caso de que la moneda sea falsa.
    Yo en general recomendaría a todo el que no sea experto que adquiera monedas a vendedores profesionales a quienes pueda localizar en un futuro. De esa manera se asegurará que la moneda tiene una garantía y de que puede ejercer dicha garantía en caso de ser necesario.

    Saludos,
    Adolfo

  13. Angel 3 años hace

    Gracias por las respuestas,lo cojo todo,pero me vais a perdonar que conociendome me seria imposible devolver la moneda sabiendo que cuando la compre me daba en que pemsar y la compre por ello.
    Un saludo a todos y algun dia dire que era,pero lo tengo que tener mascado el por que de esa imperfeccion.

  14. Athalbert 3 años hace

    Yo soy de los que disfruto con las monedas taradas.
    Me encanta comprarlas baratas, practicar con ellas, aprender…
    Luego las que me quedan bien las añado a mi colección, y las que no las suelo regalar a principiantes…
    …lo que no se me ocurriría sería pretender devolverlas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*