Un par de días divertidos en Barcelona

Un par de días divertidos en Barcelona

En la pasada entrada ya os comenté que estoy en Barcelona y que me iba a quedar tanto a la subasta de Aureo como a la convención de la ANE. Os comento brevemente cómo fue la cosa.

El jueves fui a eso de las 11.00 a las oficinas de Aureo, siendo ésta la primera vez que entraba en ese edificio vestido con camisa. Esta subasta era especial para mí porque me la había trabajado mucho: había estudiado con calma casi 300 lotes de los que salían a subasta, analizando para ello los remates de piezas semejantes en subastas pasadas y viendo el día antes las monedas en mano para que no haya ningún tipo de sorpresas (mi criterio hay veces que no coincide con el de la casa de subastas o hay veces que una pieza te sorprende por lo bella que es, por lo que merece pujar de más). Así que, con los deberes muy bien hechos, me senté en la sala y esperé a que llegase la parte de la moneda española para levantar la mano si alguno de los lotes que tenía a tiro quedaba barato. Por la mañana me hice con unas pocas piezas y por la tarde me hice con alguna más, incluyendo alguna potente. No eran monedas para mí, sino que representaba a un colega, pero disfruté la subasta como si fuesen mías las compras.

En la subasta también era muy curioso la parte psicológica del asunto: es gracioso que los pujadores se peguen por los asientos de atrás para poder controlar toda la sala y ver quién puja y por qué lotes pujan. Esto es algo que no observé en las subastas realizadas en Alemania. A mí todo eso me daba igual: si el precio de la moneda estaba por debajo de lo que yo consideraba, pujaba; y si no me abstenía. También se podía ver que había pujadores que se enfadaban y otros que claramente se confundían pujando de más en monedas que no lo merecían. Yo nunca me imaginé que gente con una clarísima falta de experiencia pudiera entrar en una subasta para llevase lotes por varios miles de euros (claramente carísimos); ¡cuánto bien les hubiera hecho un poquillo de asesoramiento!

Por el lado social, la subasta también fue divertida. Allí estuvieron muchas caras conocidas y otras a quienes me presenté. ¡Algunos eran lectores del blog! Lectores de esos que no escriben pero que me conocían perfectamente y con quienes intercambié una conversación agradable. También era graciosa la cara de sorpresa de algunos de los presentes que me conocían y me veían pujar por monedas de calado. Luego les expliqué que no eran para mí y todo les encajó más.

El Estado Español volvió a hacer acto de presencia para comprar monedas castellanas y una pieza íbera, generando desánimo entre los pujadores quienes no dedicaban al Estado más que insultos viscerales. Yo en cambio me entretenía con mi compañero a adivinar qué lotes se iba a adjudicar el Estado. ¡¡Acerté todos menos uno!!

Acabada la subasta me marché a cenar con un amigo y no tardé en irme al hotel porque estaba cansadísimo de atender a tanto numerito. Además, al día siguiente estaba la convención.

La convención abría al público a las 10.00, pero los comerciantes pueden entrar a partir de las 8.00 para montar sus mesas y comerciar entre ellos. Si un aficionado quiere entrar antes de las 10.00 tiene dos opciones: o bien paga 20 eurillos por el lujo de ver las monedas antes que nadie o bien es amigo de algún comerciante y pasa con él como ayudante (cada comerciante que ponía mesa tenía dos pases). Yo entré gracias a International Currency Grading.

La convención estuvo muy bien y por lo que pude sondear tanto comerciantes como clientes salieron contentos a pesar de que no hubo tanta gente como el año pasado. Yo compré tres monedillas pero lo mejor fue el aspecto social: pude saludar a unos cuantos lectores del blog que se me dieron a conocer, la mayoría de ellos coleccionistas pero también algunos profesionales. Además pude hablar con varios comerciantes (Pietro, Martí Hervera, Ramón Soler, “Luis“, Herrero, Lavín…), pude charlar con varios autores (Glenn MurrayCrusafont, PellicerIñaki Jarabo y Xavier Sanahuja) y también con otros colegas como Jaime Sanz. Estaba en mi salsa y me lo pasé en grande.

Por último quiero decir que fue muy clara la sensación de que el mercado numismático español está en un punto muy diferente al que estaba el año pasado. El año pasado todo el mundo se centraba en las monedas con salida internacional y en los metales a peso; en cambio este año las monedas baratas no las quería nadie (un colega mío estaba ofreciendo un lote de onzas baratas y le costó muchísimo venderlas) ya que con la bajada del oro y de la plata todos los comerciantes están cargados y les cuesta soltar género. En cambio las monedas españolas de calidad se vendían muy bien en general. Yo creo que son buenas noticias.

La primera foto de la entrada la saqué en la convención del viernes. Las otras dos son del Monasterio de San Pau del Camp, que hoy al fin he visto abierto y he podido visitar. Es de un románico precioso pero muy diferente al que tenemos por Castilla.

26 Comentarios

  1. Javier Caballero 4 años hace

    Saludos Adolfo…una vez mas la subasta Selección mostró la importancia la conservación como elemento definitivo en la valoración de piezas. El Cincuentin de 1618 triplico el precio de salida, mientras que los otros dos ejemplares de 50 Reales, aunque bastante mas raros y en muy buen estado de conservación para lo que son estas piezas tan raras, se quedaron cortas. Buen ejemplo de nuestras charlas al respecto en el pasado.

  2. pedro 4 años hace

    Hola a todos: ¡enhorabuena por la experiencia de estos días! y gracias por compartirla con nosotros.
    ¿Los aficionados de la Convención eran los mismos que los de la Subasta? ¿Variaba mucho el ambiente? ¿Viste a comerciantes en la Subasta también?

  3. Autor
    Adolfo 4 años hace

    @Caballero, ¡qué bueno volver a leerte!!!
    Efectivamente, el caso de los cincuentines es otro claro ejemplo de que hoy en día se prima mucho más la calidad que la rareza. No había muchos pujadores que pudieran entrar a comprar un cincuentín y la lucha se centró en el de 1618, que subió mucho de precio; demasiado, creo yo. Yo estimaba un remate razonable en 40.000 euros y subió hasta 90.000.
    En cambio, esos mismos pujadores despreciaron el tercer cincuentín, que es más raro y también una preciosidad. Yo creo que quien lo compró hizo una buena compra. Si ese cincuentín hubiera estado solo en una subasta y no “a la sombra” de otro en una extraordinaria conservación seguramente hubiera llegado a los 50.000 euros de remate.

    @pedro, en la convención había más gente que en la subasta pero muchos de los asistentes a la subasta también estaban en la convención. Sobre todo la gente de fuera, quienes habían venido unos días a Barcelona para menesteres numismáticos. Como yo.
    En la subasta también había comerciantes, como siempre los hay. Pero su forma de pujar es muy diferente a la de los aficionados. Son más racionales y comedidos en el precio. Es normal, para ellos las monedas es su negocio y no un capricho. Además, son expertos.

    Saludos,
    Adolfo

  4. Javier Sánchez 4 años hace

    Adolfo, gracias por compartir con nosotros el ambiente numismático de Barcelona, tanto de la subasta de Áureo como de la convención. Al final, por lo que cuentas, la tendencia actual es ir hacia las monedas españolas de calidad, que como se ha dicho mil veces dependerá de lo que se coleccione: ¿en medieval ya se considera de calidad un MBC o habría que ir hacia EBC?, ¿ en Ocho Reales de los Borbones siempre había que ir hacia un EBC, pero en los de los Austrias sería suficiente de calidad un MBC?. En fin, ya me entendéis por donde voy.

  5. Ramon 4 años hace

    Tuve la surte de conocer a Adolfo y sentí que sus consejos eran de gran valia, como su blog. No entro para hacer la pelota sino para reconocer la labor de un profesional.

  6. Athalbert 4 años hace

    ¿Has ido por la plaza real?

  7. pedro 4 años hace

    Gracias por tus comentarios y tus respuestas.

  8. Eduardo 4 años hace

    Hola Adolfo.
    He leído en tu comentario de la subasta de Aureo, que el estado se llevó varias piezas de dicha subasta, entre ellas una ibérica, podrías decirme cual era?
    Muchas gracias.

  9. Alejandro 4 años hace

    Voy a empezar a animarme y a escribir por primera vez.
    Me parece que hay que devolverte un poco de lo que nos das, y con más comentarios se enriquece el blog. O eso pienso yo!

    Me da una envidia brutal!
    Vaya suerte estar presente en la subasta selección de Aureo.
    Y menuda fortuna poder pujar por piezas importantes, aunque no fuesen para ti!
    Una experiencia magnífica!

    Un saludo Adolfo!
    Después de leer el comentario no sé muy bien en qué puede enriquecer el blog, pero me apetecía proclamar mis más sinceros celos jajajajaaa!

  10. Javier Caballero 4 años hace

    Siempre sigo tu blog Adolfo…increible lo que sabes…me quito el sombrero…

  11. Ignacio 4 años hace

    hola,
    Tendras que hacer otra entradilla por el revuelo que han generado los remates y las facturas! La verdad es que el lio ha sido bastante comentado…
    saludos

  12. dani_v8 4 años hace

    Para los amantes de la numismática la semana organizada por la ANE tiene que ser lo mas próximo a un sueño!!!. Fuera bromas llevo ya tres años con el gusanillo de asistir, aunque ser estudiante sumado a vivir en la otra punta de España…

    Ignacio hasta donde yo sé el problema vino generado porque no se han tenido en cuenta todas las pujas en la subasta de correo debido a un problema informático. Es cierto que se ha montado gran revuelo de gente insinuando irregularidades, pero creo que todos somos conscientes de que un simple error informático hoy en día puede dar al traste con todo un proceso ¿Quien nunca ha cometido un error?.
    También me he visto afectado por el tema de las facturas aunque me puse en contacto con ellos, se han disculpado y me han arreglado el problema en segundos.
    En fin se que es una opinión subjetiva pero creo que Áureo es una de las casas con mas seriedad y por el momento tienen toda mi confianza.

  13. Autor
    Adolfo 4 años hace

    @Javier Sánchez, lo de las diferentes calidades ya lo hemos comentado muchas veces. Y no se puede hablar solo de paquetes grandes como medievales o El Centenario. Por ejemplo, no se le puede pedir lo mismo a una dobla de la banda de Toledo que a una de Burgos. Cuanto más experto es un coleccionista más fino hila en este aspecto.

    @Ramon, tu fuiste uno de los lectores que conocí en la subasta. Encantado quedé de saludarte.
    …pero en la numismática no soy más que un aficionado…

    @Athalbert, sí esta mañana he estado en la Plaza Real.

    @Eduardo, creo que la ibérica fue el lote 4

    @Alejandro, bienvenido como comentarista. Es muy bueno eso de leerte también en el blog :)

    @Caballero, a mí no deja de sorprenderme cómo hay coleccionistas con tanta experiencia como tú o profesionales con mucha experiencia que encuentran interesante este blog. Es obvio que mis conocimientos son muy muy limitados en comparación con los que tenéis vosotros.
    Pero para mí es un auténtic privilegio que estéis ahí porque de vosotros he aprendido una barbaridad estos tres últimos años.

    @Ignacio, yo creo que más bien haría falta hacer una entrada sobre la psicología del coleccionista porque yo hay cosas que no entiendo ni entenderé en la vida.
    Aureo ha tenido un problema técnico en un momento horroroso para tenerlo. Muy mal por su parte y esperemos que esto tenga como consecuencia una mayor inversión en sus sistemas informáticos para que no vuelva a ocurrir. Yo estaba presente en la sala y allí estaban dos de los informáticos de la empresa y el resto de la plantilla sudando la gota gorda para ver cómo resolvían el problema lo antes posible.
    Luego resulta que tuvieron unos problemas con la subasta por correo. Date cuenta de que esa es la única subasta que puede afectar la caída de los sistemas informáticos en el día posterior a la subasta. La que es en sala (y la especial, claro) no se ve afectada porque ahí lo que manda es lo que se haya dicho en la sala.
    Pero claro, el coleccionista es un tipo irracional, impaciente y deseoso. Le es absolutamente indispensable saber cuanto antes las monedas que ha comprado y tenerlas en su casa nada más pagarlas. Cuanto antes. Todo son prisas y exigencias. Se le va la vida en ello. ¿Pero es que tanto problema es esperarse hasta el día siguiente por la tarde para que te manden bien la factura? Yo no lo veo tan grave…

    Y luego están los iluminados malpensantes de los foros que querían comprar un chollo en la subasta de Aureo (como si eso fuese posible) y ahora se ponen a despotricar porque consideran que la subasta estuvo amañada. Pero vamos a ver, ¿nadie se da cuenta de que el volumen de ventas en la subasta por correo es totalmente ridículo en comparación con la subasta en sala? ¿Alguien se puede creer que una empresa que factura millones de euros va a amañar el resultado de una moneda que cuesta 25 euros? En caso de ponerse a amañar resultados ¿no sería más lógico amañar el de una moneda que cueste 100.000 eurillos, que las hubo en esta subasta?

    @resto, me lo han dicho por mail pero lo respondo en público: antes escribí “herudito” como burla a los que se creen erúditos pero son unos ignorantes. Esta vez la falta de ortografía fue a propósito.

    Saludos,
    Adolfo

    • Ignacio 4 años hace

      Lo que dices es cierto, yo lo único que se es que en el foro algunos se pusieron ‘de los nervios’… A mi me da lo mismo esperar un poco mas, y entiendo los problemas tecnicos que se pueden tener, pero no se si fue por lo de la adjudicacion al Estado? Eso queda resuelto en Sala? En fin, tampoco se muy bien como funciona entre Sala/Correo/Estado, pero el lio que debieron tener se antojó grande.
      Lo de los amaños no lo puedo creer, se cargarian su prestigio, que no se consigue tan facilmente

      • Autor
        Adolfo 4 años hace

        Sí, lo del Estado Español se dice a viva voz en sala.

        Cuando se remata un lote y el Estado ejerce su derecho a retracto el director de la subasta (o la directora en este caso) dice las palabras mágicas “El Estado Español ejerce su derecho a retracto sobre el lote XXXX a un precio de YYYY euros”, lo cual es inmediatamente interpretado por los asistentes como “os jodéis que el Estado puede hacer lo que le dé la gana y se le ha antojado este lote que, encima, por ley lo puede pagar en cómodos plazos”.

        Saludos,
        Adolfo

        • Ignacio 4 años hace

          Por cierto, entiendo que solo lo puede hacer el Estado Español… y los gobiernos autonómicos? y los gobiernos extranjeros tienen alguna preferencia?

          • Athalbert 4 años hace

            Ignacio, por mucho que pretendan convertirse en reinos de Taifas, los gobiernos autonómicos son solamente parte del gobierno de España en esa Comunidad Autónoma…
            Y en cuanto a los gobiernos extranjeros…
            ¡¡¡Desde luego que no!!! esa prerrogativa está en manos del gobierno de España en exclusiva;
            ¿o te imaginas a un señor levantándose en una subasta de Áureo y diciendo:”El Gobierno de Trinidad y Tobago ejercerá el derecho de retracto”?
            Ya considero muy poco seria esa figura (si el gobierno español quiere una moneda puede pujar en igualdad de condiciones), aunque en algunos países es mucho peor como por ejemplo Italia, donde tu pagas la moneda pero el Estado Italiano se la queda “By The face”; es decir, el estado italiano dice que es tuya pero no te la puedes llevar y se deposita en el museo que diga el estado italiano…

          • Autor
            Adolfo 4 años hace

            No conozco muy bien la legislación al respecto pero creo que el derecho a retracto lo tiene cualquier administración pública española. Lo que pasa es que las compras las suelen “centralizar” en el Estado.

            Vamos, que si un museo de un pueblo de Badajoz quiere una moneda, en vez de que el ayuntamiento de turno ande ejerciendo retractos (sería un descojono oir eso de “el Excelentísimo Ayuntamiento de Boadilla del Monte ejerce su derecho a retracto”) le pide al Ministerio que lo adquiera y luego lo mande al museo en cuestión.

            Lo de Italia es caso aparte. Han montado una legislación con respecto a la arqueología que se han cargado todo el sano comercio de la misma. Francia va por el mismo camino.

            Saludos,
            Adolfo

          • J. Mir 4 años hace

            El derecho de tanteo lo ejerce cualquier administración competente. Si el gobierno de Galicia, o el ayuntamiento de Marchena, quisiera comprar una moneda en Barcelona, se dirigiría al gobierno de España para que solicite a la Generalitat que ejerza el derecho de tanteo en su nombre, si el estado es el interesado se dirige también a la Generalitat en el mismo sentido, un funcionario de esta última administración se desplaza a la subasta y actúa en nombre del estado. Si fuese la Generalitat, u otra administración catalana, la interesada actuaria en su propio nombre. Más o menos. El procedimiento suele funcionar bien porque una sola persona de la administración conocería si hubiese concurrencia de intereses y lo plantearía, aunque eso desconozco como se arregla o si hay una jerarquía de adjudicación, aunque debe ser un caso poco frecuente.
            Un representante de la administración interesada podría estar presente a los efectos de confirmar el tanteo, por ejemplo si desistiera por ser demasiado caro el precio final, pero también puede haber indicado la cantidad máxima que esta dispuesta a pagar dicha administración.
            Creo que este es el procedimiento ordinario, aunque supongo que no seria “ilegal” que el estado lo ejerza por si mismo siempre que la administración territorial esté informada para evitar concurrencia “en sala”, que eso si que seria divertido… y ridículo.

    • Javier Sánchez 4 años hace

      Hablaba de períodos grandes, en cuanto al tema de las calidades, por resumir. Evidentemente, no se puede generalizar ni siquiera en cuanto a la serie de moneda, y habría que atender según los casos hasta a la ceca o el año.

  14. Eduardo 4 años hace

    Muchas gracias Adolfo
    saludos

  15. Angel 4 años hace

    Hola a todos,en primer lugar gracias por compartir las experiencias.
    Para ser sincero nunca he asistido a un evento de estas caracteristicas,pero me gustaria.
    Voy a preguntaros una cosa que siempre me ha dado que pensar.¿Hay algun estudio de si la mayoria de las monedas importantes salen fuera,a manos de coleccionistas estranjeros?,ahi estarian sus intermediarios,no creo que haya muchos que se puedan gastar 90.000 euros que sean ellos los asistentes,saludos y gracias.

  16. pavofrito 4 años hace

    Adolfo, hubo errores en la Subasta en Sala. Puedes comprobarlo tú mismo en el foro.
    Hubo remates en directo que no eran los correctos, tanto a la alza como a la baja. E incluso lotes que quedaron desiertos en Sala que luego aparecían rematados (y lotes rematados en Sala que luego aparecieron no adjudicados).

    Era un problema un poco más grave de “un fallo informático en la parte de Subasta por Correo”.

    ¡Un saludo!

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      Me auto-cito: http://www.imperio-numismatico.com/t80056p12-datos-de-la-ultima-subasta-de-aureo-y-calico-recopilacion-de-errores-y-otras-cosas-interesantes#714264

      Madre mía la que estáis montando por esto…

      Os doy mi opinión sobre ello, basada como siempre en el sentido común, en no pensar mal más de la cuenta ni en disfrutar inventándose fantasmas.

      Yo estuve el jueves en la subasta de Aureo, tanto por la mañana como por la tarde. Os puedo asegurar que la subasta en sala se llevó a cabo sin mayores complicaciones más allá de que hubo que parar un par de veces porque el sistema informático había desconectado las pujas on-line (fallo técnico que espero que se resuelva para las próximas subastas).
      Cuando hay una subasta en sala lo que se dice en esa sala ES LEGALMENTE VINCULANTE. Si cuando se remata un lote la directora de la subasta dice que un pujador se lo lleva en 200 euros, tanto el pujador como el subastador están obligados a cumplir su trato. Por lo tanto aquí no hay error posible. Pero sí que hubo un error en unos pocos lotes según se publicaban en la subasta on-line, indicando que estaban rematados a un euro menos del precio de salida (lo cual es imposible). No obstante, tanto lo que se dijo a viva voz como las pujas que se hicieron on-line o por teléfono se contaron y la subasta se realizó correctamente.

      Yo compré bastantes lotes en la sala y apunté los precios de remate de muchas monedas. Coinciden perfectamente con lo publicado en la web, así que sin problemas con ello.

      En la parte por correo es donde hubo problemas. Lo he estado comentando hoy con el personal de Aureo aprovechando que estoy en Barcelona y que he ido a por los lotes ganados. Como siempre, fue un cúmulo de circunstancias que coinciden de manera muy improbable pero que esta vez coincidieron y que provocaron el error. Error que nunca debería haber ocurrido, pero que ocurrió. Y error que consistió en que se cerraron los lotes de correo con la última copia de seguridad de las órdenes; es decir, que en la subasta por correo no se tuvieron en cuenta las últimas órdenes recibidas por la empresa.

      Desde luego que algo así está fatal y no debería repetirse. Pero en favor de Aureo se pueden decir varias cosas:

      – Tuvieron 1400 órdenes de compra el día anterior a la subasta (solo ese día!!). Récord total.
      – Se acabó una subasta la tarde de un jueves y 12 horas más tarde se emitieron casi 600 facturas. Obviamente no es posible revisar todas manualmente.
      – En cuanto se percataron del error se pusieron manos a la obra y ese mismo día consiguieron resolverlo.

      Como digo, es un error que no debería haber ocurrido pero la forma de resolverlo me parece muy seria.

      En cuanto a los montantes de los que hablamos, os lo digo yo (datos proporcionados por Aureo): 1.800.000 euros de remate en la subasta, de los cuales la inmensa mayoría y el total de las piezas caras, las adquirieron pujadores que se personaron en la sala. La diferencia del total entre las facturas emitidas erróneamente y las últimas facturas no llega a 4.000 euros.

      ¡¡4.000 euros!! ¡¡Un 0,22% del total de la subasta!!

      De esos 4.000 euros a mayores Aureo ganará en comisiones unos 1500 euros. ¿Alguien se cree que van a estar los 12 empleados de la empresa sudando la gota gorda y con un revuelo terrible por amañar una subasta para ganar 1500 euros? Puestos a amañar lo normal sería tirarse a por las piezas grandes porque había alguna que subía 10.000 euretes por cada mano que se levantaba.

      En total, según me ha dicho la empresa, hubo unos 50 afectados. De entre ellos todos menos cuatro (sí, justamente cuatro) han aceptado las disculpas, consideran que un fallo lo puede tener cualquiera y agradecen que la empresa lo haya resuelto lo más rápido posible. Pero hay cuatro que ponen la voz en el cielo, claman a todos los santos y consideran que una empresa que maneja en un mes lo que yo ganaré en una vida entera, va a ponerse a amañar el remate de una moneda que cuesta 25 euros.

      Y digo yo: ¿tan importantes serán esos clientes? ¿tanto odio les tendrán en esa empresa que de entre las 1400 órdenes van a quitarles el caramelo de la boca precisamente a ellos para ganar 10 euros de más? ¿no tienen otra cosa mejor que hacer esos clientes ni otra manera más entretenida de disfrutar de la numismática que dar vueltas a este asunto?

      En global: que es un error grave pero que han salido de él lo mejor y lo más rápido que han podido. Yo, personalmente, les disculpo y como es un error puntual sigo confiando en esta empresa. Otra cosa es que ocurriese todas las subastas…

      Saludos,
      Adolfo

      P.D.: seguro que habrá alguno que diga que siempre defiendo a Aureo, pero lo que intento defender es el sentido común. Diría lo mismo de Vico o de Cayón llegado el caso, siendo empresas con las que no mantengo ningún tipo de relación, ni buena ni mala.

  17. Ignacio 4 años hace

    Gracias a todos por vuestros comentarios, se aprende mucho :-)

  18. Corvera 4 años hace

    “Y luego están los iluminados malpensantes de los foros…”
    Me parece absolutamente inadecuado este parrafo.
    Un saludo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*