Entrevista a Pietro Anoe

Entrevista a Pietro Anoe

En la entrevista de hoy traigo la opinión de Pietro Anoe, un joven comerciante de monedas de origen italiano que lleva ya unos años trabajando en España (primero afincado en Andalucía y ahora en Barcelona).  A Pietro le conocí hace un tiempo en una convención en Barcelona y no tardamos mucho en hacernos colegas. Como somos pocos jóvenes en esto de la numismática lo mejor es llevarnos bien, creo yo. En Berlín estuve con él, tanto en la convención como de cena, y entre otras cosas le propuse entrevistarle. La razón es que Pietro es un comerciante con una formación muy sólida y su visión sobre la numismática difiere en algunos puntos de la de otras personas a las que he entrevistado mientras que en otros se posiciona en consonancia con ellos. Seguro que podemos aprender mucho de él y contrastar opiniones; espero que la encontréis tan interesante como la encuentro yo.

Adolfo (A): ¿Qué es para ti la numismática?

Pietro (P): La numismática es un ciencia auxiliar de la historia. Es uno de los pocos medios que tenemos para unificar la clásica historia tradicional, basada en reyes y emperadores y sus gestas, y el día a día de la gente… Es como una reconciliación entre el poder constituido -y su sacralidad- y la economía real. ¡De hecho el oro-moneda es la única commodity de la que tenemos datos de más de 2000 años!

Para mí la numismática, y las monedas, son un viaje hacía mundos lejanos. Tocando un florín de Florencia de 1300 [primera foto] no puedo dejar de pensar en Dante Alighieri. Mirando la efigie de Honorio en un sólido [segunda foto] veo un emperador que afirma su poder en un momento duro y de intrigas. Viendo a Justa Grata Honoria [tercera foto] me la imagino tramar su matrimonio con Átila para librarse del hermano. Viendo a Galla Placidia [cuarta foto] veo una mujer inteligente y poderosa que conocía el mundo germano e hizo florecer las artes bajo el reinado de su hijo Valentiniano III. Las monedas son un trozo de historia que tenemos el privilegio de ver, tocar, medir y estudiar. Un raro privilegio. Un tetradracma de Siracusa [quinta foto] es una obra de arte griego. ¿Quién hoy en día puede tener en su casa una estatua clasica? Por eso me gustan las monedas. Por eso hay que respetarlas.

A: Personalmente, ¿tú coleccionas o has coleccionado monedas?

P: Claro que sí. Mi abuelo fue “víctima” o “pardillo” de unos numismáticos poco profesionales, pero a mi me trasmitió el amor hacia la moneda astrohúngara (él era veneciano, como yo, por eso compraba piezas del Imperio astrohúngaro). El problema es que a veces me pasa que me arrepiento de haber vendido una pieza. Hay veces que el comprador no se merece la pieza…. pero hay que vivir…

A: ¿Qué monedas o qué series son las que más te gustan personalmente?

P: Estéticamente, las emisiones de Milán y Ferrara de los Visconti y D’Este. Por gusto historico, Bizancio.

A: Y a tus clientes ¿en qué tipo de monedas les aconsejas que se centren?

P: Ésta es la pregunta del millón: Primero hay que conservar el capital. Segundo, la colección tiene que ser líquida (poderse vender fácilmente e interesar a muchos mercados), tercero tiene que tener piezas accesibles (entre 500 y 1500 euros) y no presentar diferencias monstruosas según las conservaciones. Cuarto, escoger SIEMPRE monedas en EBC, ni más ni menos. Aunque sea por colección simplemente, no se puede perder de vista que hay objeto de valor en medio. Las cosas baratas salen caras a largo plazo.

Una colección sensata e muy inteligente me parece la de los 20 francos/liras/drachmas/pesetas/… de la Unión Monetaria Latina. Y no la de 40F, sino la de 20. Intento desanimar la colección de la plata de aquella época, ya que según la conservación se pagan precios demasiado diferentes. Y puede ser una trampa para el coleccionista no experto.

Una segunda colección que sugiero para conservar el valor es la de los reales de a ocho. La tercera sugerencia sería la de enfocarse en moneda de los antiguos estados italianos, sobre todo Venecia. Se vende siempre y bien. Además el oro tiene precios accesibles. Por último, otra sugerencia para quienes tengan un mínimo de preparación, es el Imperio Romano; con asesoramiento puede ser muy satisfactorio.

A: Centrándonos más en tu trayectoria como profesional, después de haber ejercido en Italia y en España ¿qué diferencias encuentras entre los coleccionistas españoles y los italianos, o más en general, con otros países europeos?

P: El coleccionista español se fija demasiado poco en la calidad y conservación. Pero ahora está cambiando un poco, ya que se ve lo que pasa en las subastas a las monedas de baja calidad. El coleccionista italiano tiene más variedad: Italia estaba compuesta por unos cuarenta estados, cada uno de ellos con cientos de emisiones. Es otro sistema. Aunque la crisis y la voracidad recaudatoria casi han matado a la numismática en Italia.

 

A: Me da la sensación de que la moneda italiana renacentista, sobre todo la veneciana, es muy coleccionada en todo el mundo. No obstante, el resto de moneda italiana apenas se conoce fuera de Italia. ¿Estoy en lo cierto? ¿A qué se debe esto?

P: No estas en lo cierto, la moneda italiana se colecciona por todas partes, pero es un concepto distinto: no es italiana, es veneciana, es papal, es toscana, es siciliana… Tambien española de Nápoles…

La patria del renacimiento es Italia, sobre todo las cortes de Milán, Ferrara, Roma y Florencia. En realidad la moneda italiana mas coleccionada es la medieval de Florencia, Génova, Venecia y Nápoles-Sicilia. La renacentista pura tiene precios que no podemos permitirnos. Yo aconsejo más la parte medieval: tiene un arte gótico impresionante y es más asequible. Venecia, como siempre, es un mundo a parte y tiene sólidos admiradores, sobre todo en Inglaterra y Alemania. Además tiene una unidad estilística que estimula el coleccionista a cuidar los detalles, y a detectar las imperceptibles innovaciones estilísticas a lo largo de los años.

A: Generalizando lo anterior, ¿recomendarías a un español coleccionar moneda italiana? ¿y viceversa?

P: En España no. Coleccionar moneda italiana aquí no se puede. Yo solía vender algo, pero al final me dediqué más a lo español. La moneda española va bien en todo el mundo. El Imperio Español era inmenso, en Italia se coleccionan mucho las monedas españolas de la dominación.

De toda forma las onzas parecen toscas y demasiado grandes al italiano medio.

A: En otro orden de cosas, tú tienes estudios universitarios relacionados con la historia y la arqueología. Esto es algo que pocos de los comerciantes de monedas profesionales tienen en España ¿Crees que eso te permite proporcionar un valor añadido a tus clientes? ¿Echas de menos una mayor formación “básica” en temas históricos entre tus colegas?

P: Creo que mis colegas saben mucho de historia. A lo mejor con una visión hipertradicional, así como se enseña en los libros del siglo XIX. Pero saben mucho. En España hay numismáticos de altísimo nivel. Yo sé que, siendo el más pequeño entre todos ellos, tengo que concentrarme en elegir un genero más selecto y de alta conservación. Como dije antes, a mí las monedas me encantan. ¡Las quiero guapas!

A: También sé que eres un especialista en moneda bizantina, un periodo que no cuenta con muchos asiduos en España, a pesar de ser monedas bonitas y muy baratas, por no hablar de su influencia en la numismática visigoda. ¿A qué crees que se debe su poca penetración en el coleccionista? 

P: La moneda bizantina es difícil, lejana, complicada y poco gratificante porqué el estilo a menudo deja que desear y se considera un sub producto del Imperio Romano. La culpa la tiene la historiografia tradicional que ve el medievo como una fractura. Para ser bizantinista tienes que ver la historia mediterránea como un continuum y no olvidar que Bizancio es Roma. ¡El autentico Imperio cayó en 1453, no en 476!

A: Y para los que queramos iniciarnos en este periodo ¿por qué emperadores bizantinos nos recomendarías comenzar? ¿alguna obra de referencia al respecto?

P: Yo considero Bizantino todo lo que pasa después de Heraclio (610-641); antes es Romano. Bizancio es Roma de lengua griega y la dinastía de Heraclio es un buen inicio (y barato). Las cosas se complican en el siglo IX. De todas formas yo soy experto de la iconoclastía, un periodo que va desde León el Isaurico hasta Irene. Se puede ver cómo la presion del Islam cambia el Imperio.

En cuanto a referencias bibliográficas, antes de nada recomendaría leer “Historia del Estado Bizantino”, de Georg Ostrogorsky.

29 Comentarios

  1. Autor
    Adolfo 4 años hace

    Hay una errata que me la ha apuntado Pietro al ver la entrada: el florín de la primera imagen no es florentino sino del Viennois, acuñado bajo el mandato de Humberto II.

    Como es una preciosidad de moneda la dejo :)

  2. Athalbert 4 años hace

    Bueno, aunque en general estoy bastante de acuerdo con lo que dice yo considero que numismáticamente hablando Bizancio comienza con el emperador Anastasio y su reforma de la moneda…

  3. Javier Sánchez 4 años hace

    Me ha gustado mucho esta entrevista, y el significado de la numismática para Pietro Anoe: una reconciliación entre el poder constituido ( y sus sacralidad) y la economía real, y una forma factible de tener un trocito de historia real en nuestra casa. Aunque es palpable su pasión por la moneda de los estados italianos, de Roma, de Bizancio…, y es que Italia es junto con Grecia las madres de buena parte de la cultura de Europa, ha hecho una mención a las colecciones de Reales de a Ocho como aconsejables, y a la moneda española en general. “La moneda española va bien en todo el mundo”, ha afirmado Pietro.

  4. Athalbert 4 años hace

    Sí, a mí también me ha gustado la combinación que hace entre atractivo económico, atractivo histórico y sentido común…
    …y eso que pone de: “El problema es que a veces me pasa que me arrepiento de haber vendido una pieza. Hay veces que el comprador no se merece la pieza…. pero hay que vivir…”

    Tranquilo Pietro, ¡dentro de 100 años SEGURO que está en otras manos!. jejeje

  5. Miguel 4 años hace

    Está muy bien la entrevista y buenos consejos. Claro que recomendar escoger SIEMPRE monedas en EBC, está muy bien… y creo que todo el mundo tiene más o menos buen gusto para ello ¡Pero es que no es tan sencillo! ni está al alcance de todos. La solución puede ser comprar menos pero de muy buena calidad, pero eso no “retroalimenta” el coleccionismo.

    A mi la moneda italiana o de los estados italianos, me parece muy bonita y todo un arte, pero es tan extensa y a veces cara que me echa un poco para atrás a la hora de coleccionarla. Tal y como lo veo, sería algo interminable para un coleccionista medio.

    Últimamente oigo o leo bastante eso de “La moneda española va bien en todo el mundo”, “la moneda española se colecciona mucho fuera de España”, etc… pero yo la verdad, no lo veo. Es decir, que si miro en subastas internacionales yo no lo veo tan claro, o igual es que porque solo me fijo en monedas de un período concreto.

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      Hombre, hablar de “moneda española” es algo muy amplio. Digamos que hay series de monedas españolas con mucho tirón internacional como los reales de a 8, las onzas o la moneda de los Reyes Católicos. Otras series, como los cobres o las monedas medievales son mucho más locales.

      Pero para verlo no hay que fijarse en qué subastan las casas de subastas extranjeras. En España hay casas de subastas más que de sobra y con renombre internacional como para ser las que principalmente subastan moneda española. Seguramente un francés que tenga una buena pieza española se la mande a una casa de subastas española y no francesa. En lo que hay que fijarse es si en las convenciones extranjeras se ven monedas españolas y si en las subastas españolas hay extranjeros que adquieren monedas. Te sorprenderías del altísimo porcentaje de piezas españolas “buenas” (es decir, “caras”) que las adquieren comerciantes y coleccionistas extranjeros.

      Saludos,
      Adolfo

    • Andres 4 años hace

      Es muy generalizado hablar de comprar siempre piezas en ebc, si hablamos de 1 cobre de cent de Estados Unidos de 1794 -pieza muy rara- y para conseguirlo en vg te sale 300- 400 us$ y en ebc cuesta 2000 us$ (pero estaria fuera de alcance de muchos), aunque coleccionas no te puedes privar de esa pieza ya que representa una parte importante de la historia para el coleccionista de esa serie y es preferible tenerla en esa condicion.

      Aparte son piezas de gran demanda cuyo precio aumenta año a año

      Asi que tambien depende del poder adquisitivo del coleccionista, y mas aun, de la pieza de la que se trate.
      Saludos

      Andres

      • Luis 4 años hace

        Éste es un tema relativamente polémico: dónde poner la línea entre lo que es recomendable y no recomendable en una colección (en lo que a calidad se refiere).

        Yo me decanto por la opción del MBC+ como calidad mínima para piezas de tipo “normal”, con puntuales incursiones en el MBC ó MBC- en el caso de monedas raras. Menos de MBC- no lo aconsejo. ¿Qué puede caer algún EBC ó EBC+? sin duda: aún dentro de las monedas más comunes las hay unas que lo son más que otras. Pero obsesionarse con el EBC si no se es persona de alto poder adquisitivo es una forma casi segura, a medio plazo, de abandonar el coleccionismo numismático.

        Claro está, por otra parte, que hay monedas y monedas. El que quiera coleccionar ases ibéricos como vaya al EBC por sistema, sin billetera abultada, no va a salir de las cuatro cecas más normales. Quien se obsesione con denarios de Augusto en EBC, que se prepare para solicitar una segunda hipoteca pues vienen curvas. Pero sin embargo se puede hacer una colección de antoninianos de Gordiano III en alta calidad sin necesidad de privarse de comer para ello.

        En suma, éste es mi consejo (que yo mismo sigo, no es en casa del herrero…) MBC+ mínimo y si se puede más pues eso que te llevas.

        • Autor
          Adolfo 4 años hace

          Esto es lo de siempre: la calidad depende de las series que se coleccionen. Ya no solo por el precio, sino porque hay veces que no se puede encontrar en mejor calidad por mucho que se busque. El que coleccione cuartillos de Enrique IV o blancas de los Reyes Católicos tendrá que conformarse con una colección en MBC, alguna pieza en MBC+ y difícil será que tenga algo mejor. No es que sean caras, simplemente no existen en EBC. Véase http://blognumismatico.com/2014/01/10/pidiendo-peras-a-un-olmo/ para más detalles

          Una recomendación que define un estilo de coleccionismo es la de “coleccionar solo monedas en EBC”. Eso se puede tomar como axioma y olvidarnos de las piezas que en esa calidad tienen un precio que no podamos permitirnos. Si resulta que las monedas de Augusto en EBC no nos las podemos permitir, pues no coleccionamos a Augusto. Si resulta que los cuartillos de Enrique IV no se encuentran en EBC, pues tampoco. Eso no significa que no podamos saber cosas de las monedas de Augusto (me he cansado de repetir que no hace falta tener monedas para saber de monedas), pero en nuestra colección no estarán.

          Esa es la crítica que hacía a Lanzarote por la compra de su Felipe: http://blognumismatico.com/2014/02/19/la-compra-de-un-felipe-de-milan/
          Esa moneda no llega al mínimo de calidad que exijo a las piezas de mi colección, así que yo no la compraría. ¿Puedo permitírmela en una calidad superior? Si resulta que no, pues estudiaré la moneda pero siempre sabré que no la incorporaré a mi colección. No pasa nada, ya he dicho que tampoco tendré nunca un cuadro de Bacon.

          Pero eso son estilos de coleccionar. Cada cual tiene el suyo y yo en eso no me meto.

          Saludos,
          Adolfo

  6. pedro 4 años hace

    Hola a todos: ¡Qué ideas más interesantes pueden leerse en esta entrevista! la numismática relaciona lo oficial, con la vida corriente…en ella conviven el arte, la historia, el dinero que nos costó, lo que aprendimos… Y, también nos pone en contacto con personas de otros lugares. El mismo Pietro Anoe es prueba de ello.
    De algún modo, una moneda acuñada lejos y que llega a nuestras manos ha superado fronteras. Nos lleva a otra geografía.

  7. Pietro 4 años hace

    Buenas noches a todos, no suelo usar internet, pero en este caso merece la pena: @athalbert. Muchisima gente cree que la reforma de Anastasio es determinante. En realidad, desde Le Goff y Pirenne en adelante hay un concepto de unidad del Imperio que merma solo despues de Focas. Haré un ejemplo rápido: los romanos del siglo VI no se consoderaban bizantinos. El mismo concepto de bizantino es dudoso. En documentos del año mil el emperador era el basileus ton romaión. Eraclio due el primero en llamarse basileus, antes ni siquiera eso, y el cambiofue paulatino. Todos los complicadisimps eventos de la guerra gotica confirman la substancial unidad del imperio bajo justiniano y después. Roma era tal aquí como en Alejandría. Cuando Maximo el confesor escribe de la caida de Carthago, y se cabrea por ello, no se considera nada distinto del orbs romano. Es que Roma es todo, desde Gibraltar hasta Mesopotamia. Inocencio III cuando se dirge a los reyes del mundo, los llama reges provinciarum…. En mi modesta opinión, podriamos considerar momentos de cambio radical para la verdadera división del mundo en esfera bizantina y occidental los momentos religiosos mas trascendentes: la iconoclastia, por ejemplo es una división radical que no iba a tener solución. Miguel cerulario, Focio patriarcas dividen el imperio definitivamente. Urbano, el papa, cuando escribe su famoso llamamiento a las cruzadas en 1086, se refiere al basileus como rey de los griegos… Ahi está la irreducible separación. Aqui no hay espacio, pero que sepais que la historia de Ucrania, con sus problemillas, viene de ahí. Viene de uno de los ultimos intentos de reconciliar occidente y oriente: mejor el turbante turco que la mitra latina, así decian los habitantes de Constantinopla en la vispera de ese 1453, año en que la luz de Roma se apagó.

    • Athalbert 4 años hace

      Me parece muy buena tu aclaración; quizás yo también deba precisar que refiero a la numismática exclusivamente, cuando se pasa paulatinamente de las leyendas en latín a las leyendas en griego, del retrato de perfil al retrato de frente, la aparición de las marcas de valor, le fechación exacta de las acuñaciones…
      Todo esto acontece en el bronce, al mismo tiempo el oro apenas sufre cambios…

      (Creo que se me nota un poco que el Imperio Romano, alto y bajo; y el bizantino me apasionan…)

  8. David H 4 años hace

    Estoy totalmente de acuerdo, las monedas del Imperio Romano, son relativamente fáciles de encontrar. Existe abundante literatura al respecto y las puedes localizar con gran variedad de estados de conservación y precios. Se puede especializar en tipos de moneda (Denarios, Antoninianos, Sestercio…) periodos república o imperio, y dentro del imperio (en la denominación clásica), Alto o Bajo, o incluso se puede centrar aun mas el foco, en dinastías (Julio-Claudios, Constantino y familia…)o emperadores (Trajano, Galieno, Aureliano, Juliano…)El abanico abierto ante el coleccionista es impresionante.

  9. Athalbert 4 años hace

    Desde luego es para todos los bolsillos…
    …otra cosa es si vivo de un sueldo normalito y pretendo coleccionar áureos.

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      Esto ya lo hemos comentado muchas veces, y es que a todos nos gusta lo caro. Resulta que todos queremos coleccionar áureos y tenemos un sueldo que ronda los mil euros… no se puede. Pero igual que yo no podré adquirir en mi vida un cuadro de Francis Bacon a pesar de que me gusta muchísimo ese pintor. Es la triste realidad y hay que aceptarla.

      Lo bueno es que si no nos podemos permitir una colección de áureos (pero quizá uno suelo sí que nos podamos permitir en el largo plazo) sí que nos podremos permitir una colección de antonianos o de denarios. También muy bonitos y con un trasfondo histórico tan interesante como el de los áureos.

      Saludos,
      Adolfo

  10. Javier Sánchez 4 años hace

    Decía Pietro que para él la numismática y las monedas son una viaje hacia mundos lejanos, una forma de imaginarnos no ya sólo cómo vivían en esos momentos sino qué es lo que vivían. Ejemplos: una moneda de dos reales de Carlos III de los Austrias ( llamado el Pretendiente) acuñada en Barcelona en el año 1714 o 1707 muestra en su anverso el escudo de la Monarquía Española y en el reverso la leyenda “Hispaniarum Rex”, como reflejo a su aspiración al trono de rey de España; un croat de Enrique de Castilla acuñado en Barcelona hacia 1462-1464 nos muestra cómo la Generalitat de Catalunya ofreció la corona a Enrique IV de Castilla, en aquellos tiempos de conflicto con el rey de Aragón Juan II; un real de Alfonso V de Portugal acuñado en Toro o en otra ceca castellana nos muestra en el anverso el escudo de Portugal y en el reverso el escudo de Castilla y León, pero en la leyenda sólo se titula rey de Castilla, en una clara aspiración a que Castilla y Portugal compartieran un único rey, todo ello en el contexto de la guerra civil que supuso para Castilla el matrimonio a hurtadillas de Fernando de Aragón con Isabel de Castilla; un dinero de Alfonso VII acuñado en León muestra ya en aquellas lejanas fechas de los años 1126 a 1157 la plasmación del símbolo heráldico del león en las monedas, al igual que lo fue el castillo en las monedas de Alfonso VIII. Y una dobla de 35 maravedís de Pedro I de Castilla estampa con todo su esplendor el arte gótico en la numismática, al igual que se parecía el renacimiento en un coronat de Fernando de Aragón acuñado en Nápoles…

  11. Angel 4 años hace

    Hola,yo me he quedado aparte de todos los consejos que bueno,unos están bien y otros no también,me quedo con la formación de una persona y en este nuestro mundo que es de todos eso es lo principal a lo igual que es en la vida diaria,siempre he dicho,estudio,formación y educación,en una tienda que compres una moneda que te gusta muchísimo y llevas de tras de ella tiempo y que entres en ella y la persona que te la vende por su profesionalidad y formación te haga olvidar esa pieza por unos instantes,te llevas dos artículos por el precio de uno,saludos.

  12. Angel 4 años hace

    Una cosa que se me ha olvidado decir,me parece una gran entrevista por parte de Adolfo y su entrevistado,pero le quisiera preguntar a Pietro en que se vasa cuando dice haty personas que no se merecen una moneda,gracias y un saludo.

  13. Pietro 4 años hace

    @angel querido Angel, te explico porqué hay alguien que no se merece una moneda: hace un año, en Munich, llega a mi mesa un americano, quería un ducado del Senado Romano (ducados al tipo veneciano, emitido por el Senado en el siglo Xiv y XV) con el escudo de armas de Eugenio IV, el papa veneciano de la familia Condulmer. La pieza tenía una conservación s/c con brillo y fondo casi espejo. A pesar de lo raro y dificil es un tipo de moneda relativamente barato: 1000€ en aquella conservación. Él me pa compró. La puso en un maldito slab de ngc (van vien para monedas modernas). Pero antes la limpió, le alisó los relieves…. Se la cargó. Yo me sentí responsable, de haber dado una pieza interesante que hubiese hecho feliz un coleccionista verdadero, a un cateto! Al final NGC le puso una evaluación de 55 apuntando que fue smoothed (alisada).

    Otra cosa: me he topado con un tipo de monedas que antes no miraba mucho: los cistoforos de emperadores romano…. Son baratos (cuestan poco mas de un denario) y son piezas muy muy bonitas. Un amigo, siguiendo mi consejo, ha comprado una, se la voy a mandar mañana, pero me he tirado toda la tarde estudiandola…. Una verdadera pasada! Resulta que Hadriano se fue de viaje en 129 a Asia y donde pasaba se acuñaban conmemorativas! La que compré para este amigo mio está en el Metcalf, es de Laodicea y lleva al reverso la estatua de Zeus con aguila en la mano.
    He visto algunas de Efeso, con la antigua figura de Artemide efesia, en el siglo II. Esto significa que la iconografia de las estateras del siglo III a.c de Efeso se ha conservado hasta Hadriano. Creo que empezaré a buscarlos para proponerlos.

    • Angel 4 años hace

      En primer lugar gracias por atender a mi pregunta,tu respuesta viene a ratificar mi primer comentario sobre un vendedor formado,solo por eso me doy por satisfecho,un saludo y gracias.

  14. Sergio 4 años hace

    Me encanta el sentido del humor de Mir.

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      …pero si aquí no ha escrito Mir…

      • J. Mir 4 años hace

        Por reír que no quede, jolín con lo achuchá que está la vida, mejor meterle humor.
        Por cierto, Pietro fascinante.

  15. vicente 4 años hace

    Temo pecar de cateto, pero a mi las piezas que bizantinas que me podrian interesar son las emitidas hasta la conquista de territorios de la provincia de Spania hasta el año 624, cuando durante los reinados del visigodo Suintila y del emperador Heraclio los bizantinos abandonan definitivamente sus últimos establecimientos en las ciudades de la zona del estrecho que aún conservaban

  16. Pietro 4 años hace

    @vicente me temo no haber visto mas que una, y de dudosa atribucion. Son piezas muy raras y, repito, dudosas. Grierson las catalogó…. Yo no se que decir. A tanto no llego.

  17. Andres 4 años hace

    No hay que despreciar todas las piezas en estados bajos. Depende de QUE pieza se trate

  18. Gustavo 4 años hace

    Hola. A Pietro lo he visto en algunas convenciones. ¿Cómo un numismático de Italia puede ganarse la vida en España? Y no sólo eso, sino que es capaz de cambiar de residencia, antes en Marbella, ahora en Barcelona. En este mundillo siempre he oído que cuesta mucho fidelizar a los clientes. Saludos.

  19. Ignacio 4 años hace

    hola,
    Que tienen de malo los 40FF?
    saludos

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      De malo nada. Simplemente hay menos gente que las colecciona y por tanto una colección de 40FF es menos líquida que una de 20FF.

      Saludos,
      Adolfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*