Subastas de febrero y marzo de 2014

Subastas de febrero y marzo de 2014

Comenzamos el mes dando un repaso a las subastas, como hacemos siempre. Vamos de primeras con las subastas que hubo el pasado mes, las cuales repasaré sin deternerme mucho porque, como dije, no tienen un gran interés.

La subasta que abrió el año la organizó Aureo. Se trataba de una subasta sin prácticamente ningún interés. Si bien los coleccionistas más modestos podríamos pescar algo, no es razonable pensar que esos que se gastan dinero en monedas a base de bien fuesen a acudir en masa a esta subasta. Aún así el porcentaje de piezas vendidas fue muy alto y en algunos casos los remates subieron mucho de forma inexplicable. No sé si es por el fácil acceso que hoy en día tienen los novicios a las subastas, porque hacía mucho que no había una subasta en España y la gente pujó con ganas o por la simple inercia que tienen algunos de pujar en Aureo. Pero yo no entiendo cómo una subasta esa pudo vender como vendió.

Ibercoin también presentaba un catálogo dirigido a coleccionistas modestos y en este caso los remates fueron mucho más razonables en cuanto a precio. Pero Ibercoin debe estar contento porque el porcentaje de monedas vendidas fue bastante alto a pesar de que la calidad de las mismas brillaba por su ausencia. También es cierto que el porcentaje de monedas vendidas cuyo precio de salida era mayor de 200 euros ha sido bastante bajo.

A finales de mes ha habido un chaparrón de subastas. Por un lado, Martí Hervera y Soler y LLach (nuevos patrocinadores del blog) prepararon una subasta bastante amplia en la que destacaba sobre todo una colección muy completa de Isabel II. Tanto esa colección de Isabel II como el resto de la subasta se ha vendido razonablemente bien: un porcentaje muy alto de remates si bien no han subido demasiado con respecto al precio de salida. De entre todas las monedas rematadas la que más me ha llamado la atención son los rarísimos 4 pesos de Manila de 1867, que se remató en 15.500 euros. Esta es una de las pocas piezas que faltaban en la colección Anastasia de Quiroga. También es cierto que en esta subasta se les han atragantado los oros de los Borbones.

Cayón organizó otra de sus subastas rápidas un día antes que Martí Hervera y Soler y LLach. En este caso Cayón presentó una colección de cas 200 piezas entre los Borbones y de El Centenario de la peseta en calidades bastante normales. Para ser una subasta rápida no estaban mal, pero tampoco nada exagerado. Lo que me sorprendió más fue la colección de Franco. Había muchas piezas muy raras, incluyendo la peseta de Benlliure, la peseta del 47*56 en SC, la serie de 1968, la de E-51 y lo que es más impresionante: el duro de *51 y dos pruebas de 2,5 pesetas. Al verlo me quedé impresionado de que eso saliese en una subasta rápida en la que ni siquiera se mandan catálogos a los clientes. Desde luego que los precios de remate no fueron bajos, pero me queda la duda de si se hubieran obtenido mejores resultados en una subasta en sala.

Por último, Pliego organizó otra subasta para el mismo día 27 de febrero (tres subastas en dos días) y yo vuelvo a hablar de esta empresa porque, como nos recuerda Lanzarote, ya publican los remates. Últimamente Pliego viene organizando una subasta al mes que se encuentra a mitad de camino entre las subastas rápidas de Cayón y eBay. Vienen a ser subastas pequeñas, llenas de monedas muy muy corrientes y en las que no se suele subir mucho del precio de salida. Lo gracioso es que se puede ver “cómo va la puja”, de manera que es como si se pujase en eBay. Lo bueno es que en estas subastas suele aparecer alguna pieza interesante. En esta última la mejor fue, sin duda, otro duro de *51 dándose la carambola de que se venden en dos días dos ejemplares y ninguno de ellos en una subasta en sala.

Vamos ahora con las subastas de marzo que son pocas pero muy interesantes, como suele ser habitual en los meses de marzo. La primera de ellas la organiza hoy mismo Lavín; como ya hablamos de ella aquí no me repito.

El 6 de marzo Jesús Vico organiza una triple subasta (extraordinaria, en sala y por correo). La subasta en sala la considero muy interesante. No presenta muchos lotes pero en general son selectos. El repaso a la numismática de la Hispania Antigua y del Imperio Romano está lleno de monedas raras en unas conservaciones más que dignas; aunque ninguna llega a ser verdaderamente espectacular, la calidad alta se mantiene a lo largo de toda la subasta y eso es algo que me agrada. Por parte de las monedas visigodas, hay pocas pero muy escogidas: unas cuantas muy corrientes y de muy alta calidad y un par de piezas rarísimas, incluyendo el tremis de Égica de Mantesa (segunda moneda de la entrada), que era único e inédito hasta la fecha. Por parte de la moneda medieval me llama especialmente la atención la parte de moneda castellana, incluyendo algunas piezas muy raras como el real de Juan I. Lo que viene después es quizá la parte que menos me llame la atención, ya que el breve repaso por la moneda española aunque tiene una calidad bastante alta por lo general no trae piezas de las que verdaderamente llamen la atención. Los precios de toda esta subasta son bastante bajos así que supongo que el porcentaje de monedas vendidas sea muy alto.

La subasta de Vico se completa con la subasta extraordinaria J.M.P. (supongo que sean las siglas del coleccionista responsable de la colección), que se compone de 209 monedas de oro en su inmensa mayoría onzas españolas. Se tratan de lotes bastante vendibles en general pero es una colección que a mí personalmente no me gusta. Cierto es que hay algunas piezas muy interesantes, como una onza segoviana de Felipe V, pero la mayoría no tienen mucho interés: hay muchísimas piezas corrientes en conservaciones corrientes y muchas de las monedas raras tienen taras importantes, como haber estado limpiadas, engarzadas, perforadas… Con esto no pretendo echar por tierra esta colección. ¡Ya me gustaría a mí tener la pieza más barata de todas las que aparecen en el catálogo! Pero puestos a gastar dinero en monedas yo hubiera recomendado a J.M.P. que se centrase en encontrar mejores conservaciones y, por supuesto, que se olvidase de comprar monedas “taradas”. Otra cuestión que me parece rara es que algunas de las monedas salen a un precio de salida muy vendible y otras salen a un precio que ya de por sí hacen la compra cara. Personalmente me gusta mucho más la subasta en sala que la extraordinaria.

Un último apunte al respecto de la subasta de Vico es que van a volver a sacar a subasta el documento de Carlos III el Pretendiente que otorgaba privilegio a acuñar moneda a la ciudad de Zaragoza. Este documento ya se intentó subastar en febrero del año pasado pero fue intervenido por Patrimonio cumpliendo un auto del juzgado número 7 de Zaragoza ya que el Ayuntamiento de Zaragoza reclamó su propiedad instado por el PP. El documento fue depositado en el Archivo del Ayuntamiento y ahí quedó hasta que hubo una vista oral en la que le dieron la razón a Vico, ya que la acusación ni siquiera se presentó.

Esto lo cuenta Vico en el catálogo e indica lo siguiente:

Por todo lo acontecido en este asunto, debemos proclamar la salud del ejercicio del poder judicial, que garantiza la fortaleza del sistema democrático, propio de un Estado de Derecho, al tiempo que pedirmos a nuestras Administraciones Públicas que reflexionen sobre la imagen que ofrecen a nuestra sociedad cuando no usan sino que abusan de la protestad y de la autoridad que esa misma sociedad les ha entregado.

Creo que Vico ha sido muy educado en ese párrafo. A mí me parece una auténtica vergüenza lo acontecido; creo que no es más que otra muestra de los abusos de poder impune que ejerce la Administración Pública, en algunos casos por maldad de sus funcionarios y cargos públicos y en otros casos, como éste, por la vagancia, dejadez, ignorancia y desidia que esos mismos cargos gastan. A mí no me parece normal que el político de turno se quiera apuntar un tanto con sus inmaduros votantes pidiendo derechos que no son suyos (la posesión de un documento) y ponga una denuncia penal sin tener que ponerla. Menos normal me parece que un juez admita una denuncia así sin base ninguna. Y el colmo de los colmos es que después el Ayuntamiento ni siquiera se persone en la vista oral del juicio porque son plenamente conscientes de que su infantil pataleta no tiene base jurídica ninguna. ¿Pero es que Vico no tiene otra cosa que hacer que perder tiempo y dinero con esta memez? ¿Es que los impuestos de los ciudadanos tienen que irse en movilizar un juzgado y a Patrimonio para después ni siquiera presentarse a la vista oral? Lo normal sería que, al menos, el responsable político pidiera disculpas públicas y se haga propósito de enmienda tanto en el Ayuntamiento como en el juzgado para que esto no volviese a ocurrir. Y si vuelve a ocurrir que al menos haya responsabilidades políticas. Pero aquí lo único que ha pasado es que CHA ha intentado sacar su parte de la tajada electoral con argumentos estúpidos y populistas. Vale que esto a Vico no le ha hecho más que perder el tiempo porque con el volumen de negocio que tiene paralizar una venta de 2000 euros durante un año le da exactamente lo mismo. Pero es que por las mismas el tándem Administración Populista + Justicia Relentizada paraliza a un empresario una operación de 10 millones de euros por 6 años con una ridícula justificación y para cuando al empresario le dan la razón ya lleva él y su familia 4 años en la ruina (porque los intereses de los bancos no se paralizan), la empresa cerrada y todos sus trabajadores en el paro.

Ya me he quedado más tranquilo, así que sigo:

La segunda y última subasta anunciada para marzo viene a manos de Áureo, quien presenta una triple subasta (selección, en sala y por correo) como suele ser su hábito en el mes de marzo. La subasta selección incluye 500 lotes de una calidad extraordinaria o de muy alta rareza. La subasta comienza con tres áureos y media docena de monedas hispánicas para dejar paso rápidamente a una extraordinaria colección de moneda medieval. Las monedas catalanas me parecen buenísimas; sobre todo me gustan los florines. Pero sin duda me llama mucho más la atención la amplia selección de monedas castellanas, entre las que se encuentra un morabetino de Alfonso IX (tercera foto de la entrada), la dobla de 20 maravedís de Enrique II o un rarísimo real de Juan de Gante. En esta sección también nos podemos fijar en lo que comentábamos de que no se puede pedir lo mismo a todas las series: un cuartillo de Enrique IV en calidad MBC+ es suficiente como para estar en una subasta selección.

Al igual que el resto de las subastas de Áureo, el grueso se centra en la monarquía española. Entre ellas yo no tengo ninguna duda en destacar como lo principal la impresionante colección de moneda segoviana. Un total de nueve duros impresionantes acompañados de tres (!!) cincuentines y cinco oros, entre los que se incluyen una onza de Felipe IV (cuarta foto). Por si fuera poco uno de los cincuentines está en calidad sin circular (quinta foto). Yo lo he tenido en las manos y os puedo asegurar que es una absoluta preciosidad; nunca pensé que algo así pudiera existir. Además merecen especial mención las onzas de los borbones, en especial las de Felipe V, y los duros de Fernando VII. Globalmente creo que es una subasta selección muy completa, con monedas que encajarían a todos los coleccionistas pero a las que desgraciadamente somos muchos los que no podremos acceder.

Por lo demás, Aureo presenta otros 1000 lotes en la subasta en sala y unos 1300 por correo. Obviamente la calidad media de las piezas de estas subastas no es comparable a las de la subasta selección pero el catálogo merece un buen repaso. Sobre todo por quienes no podemos más que soñar con las monedas de la selección. En la subasta en sala no faltan piezas raras de la monarquía española, pero de nuevo lo que me sorprende es la colección de moneda medieval que sacan. No sé si últimamente se habrá hecho Áureo con una gran colección de moneda medieval pero en los últimos meses están vendiendo muchas y muy buenas.

Antes de acabar quiero decir que también hay mundo numismático más allá de las subastas. De hecho, este mes es muy movido en cuanto a convenciones. La primera de las grandes citas de este mes está aconteciendo ahora mismo en Torremolinos. Se trata de la Convención Europea del Coleccionismo, que este año celebra su primera edición pero que parece que empieza a lo grande. Ni más ni menos que cuatro días de convención. Esto a mí se me antoja excesivo para una primera edición en una convención española pero parece que tienen bastante apoyo institucional. Espero que les salga bien. La segunda cita es la convención Numismata, que se organiza en Münich como cada año. Yo iba a ir pero ha habido unos cambios en mi vida (para bien, ya os contaré) que no me permiten asistir. Otra cita por el sur de la Península es la Convención Numismática de Jerez el sábado 15 de marzo, organizada por nuestro amigo Rubén Pulido, de Pulifil. Tengo que agradecerle que me haya invitado a asistir pero esos mismos cambios vitales no me dejarán. Finalmente, entre el 17 y el 22 de marzo se celebra la XXXVII Semana Nacional de Numismática entre cuyos actos se incluye una convención el viernes 21 de marzo. Yo espero estar en Barcelona esa semana por motivos laborales y espero poder asistir a la convención como hice el año pasado.

25 Comentarios

  1. Ager 4 años hace

    Te has equivocado de año amigo Adolfo ;)

  2. Ager 4 años hace

    Por cierto en la subasta de Cayon me hice con un duro que hacia tiempo quería tener en mi colección…1873 revolución cantonal…

  3. Antonio Lobato 4 años hace

    adolfo, en Torremolinos, en cuanto a numismatica….deja mucho que desear. Solo dos expositores….Cayon, a quien tuve el placer de conocer de la mano de Pietro Anoe y la casa de subastas Marti Hervera & Soler y Llach. SOLO DOS EXPOSITORES. En cuanto a filatelia si habia mas variedad. Para mi sinceramente….no ha sido una buena convencion.
    Lo bueno que si pude comprar un solido magnifico de Arcadio a Pietro y asi voy engordando la coleccion.
    Saludos.

  4. J. Mir 4 años hace

    Bueno, por una vez vamos a discrepar. Si había dudas de que la titularidad del documento era pública, por su naturaleza afecto al dominio publico que es un tipo de propiedad especialmente protegido por la constitución (por todas las constituciones del mundo que conozca), la administración debía actuar por mandamiento legal.
    Entre otros podemos citar el articulo 45 de la Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas.
    “Las Administraciones públicas tienen la facultad de investigar la situación de los bienes y derechos que presumiblemente formen parte de su patrimonio, a fin de determinar la titularidad de los mismos cuando ésta no les conste de modo cierto.”
    Otra cosa es si en ese caso el ayuntamiento de Zaragoza actuó con la debida diligencia y corrección (por los periódicos tampoco parece que Vico echara ninguna mano previo al recurso judicial).
    No olvidemos que el feudalismo fue, fundamentalmente, la apropiación privada de lo público, llevó siglos volver a civilizarnos, y ahora los nuevos bárbaros teorizan (ay, si Atila levantara la cabeza, que disgusto, con lo hombre que era).

  5. Autor
    Adolfo 4 años hace

    @Antonio, he hablado con Pietro y también me ha dicho que Torremolinos ha estado muy flojillo en cuestión numismática. Martí Hervera me animó a asistir, pero ya digo que no ha podido ser. Si tú has podido charlar con Cayón y has comprado un sólido bonito a Pietro creo que la convención no se te ha dado tan mal.

    @Mir, a mí me parece genial que la Administración Pública investigue los bienes que puedan formar parte de su patrimonio. Lo lógico y normal sería que el día que Vico publicase que iba a sacar ese documento a subasta (más de un mes antes de la subasta) el Ayuntamiento comenzase las investigaciones pertienentes. En caso de tener una base sólida o algún indicio serio de que el documento pertenezca de manera legítima al Ayuntamiento se pone la denuncia, se paraliza la subasta y luego ya se verá en el juicio.
    Pero paralizar la subasta un día antes de que acontezca para luego ni siquiera personarse en el juicio (lo que interpreto como que el mismo denunciante tiene muy claro que su denuncia no tiene base ninguna) me parece “joder por joder” y de paso me hago la foto. Una persona que tuviese un ápice de vergüenza lo mínimo que haría sería pedir disculpas.

    Que no se me interprete con esto como que apoyo la privatización de los bienes públicos, ni mucho menos. Si un documento es público creo que es muy razonable que lo siga siendo y es responsabilidad de todos cuidarlo, mantenerlo y estudiarlo. Pero si ese bien es privado su propietario tiene el derecho de comerciar con él. Concretamente con este documento yo celebraría como una buena noticia que el Ayuntamiento de Zaragoza o la Junta de Aragón lo adquiriesen en la subasta.

    Saludos,
    Adolfo

  6. Javier Sánchez 4 años hace

    En este muy interesante repaso a las subastas, quisiera echar una lanza a favor de Numismática Lavín que en su web ha introducido muchas fotografías de los lotes en la subasta de ayer, aunque lo ideal es que colgara fotografías de todos los lotes; supongo que no implicaría un gran coste. Cuántas más fotografías, más pujas, creo yo. También la publicación del listado de precios realizados sería muy agradecida por todos los coleccionistas de monedas. En cuanto a las próximas subastas de Aureo, ciertamente destaca la importante presencia de moneda medieval tanto en la subasta general como en la subasta selección.

  7. Javier Sánchez 4 años hace

    Sobre el documento de Carlos III de los Austrias que facultaba a Zaragoza para acuñar moneda, la no personación del Ayuntamiento de Zaragoza después de haber puesto la denuncia en un Juzgado de Instrucción demuestra la incoherencia de la decisión tomada por el político de turno de dicho Ayuntamiento, que habría ordenado a sus servicios jurídicos ( sus letrados) no continuar con el tema. Los funcionarios públicos nada tienen que ver con estas decisiones, que las toman cargos políticos. Es muy habitual no continuar con las acciones judiciales emprendidas: partes que no se personan, demandantes que desisten, denunciantes que retiran la denuncia…Pero al menos el Ayuntamiento de Zaragoza tenía que haber dado una explicación pública de su no personación, tras instar a un Juzgado a intervenir y a paralizar la subasta de un lote ( interviniéndolo y depositándolo), dado que se trataba de un tema de interés ciudadano en el ámbito de la cultura y del patrimonio, dejando aparte el coleccionismo. Y contrasta más la ausencia de explicaciones de una Administración Pública, con la elegante explicación de la casa de subastas Vico.

  8. César 4 años hace

    Respecto al documento de Carlos III no entiendo cómo se puede defender al Señor Jesus Vico y calificar su actitud como correcta, todo lo contario. No hay más que leer el auto del señor Juez y lo extraigo de la noticia de prensa: “También se recoge en el auto la negativa del actual detentador del documento a hablar con el Ayuntamiento de Zaragoza de este asunto, “por considerar que a este no le amparaba ningún derecho, negándose la casa de subastas a desvelar la filiación del poseedor”.

    Según el auto, la actitud de dicho sujeto “otorga un indicio a investigar en las presentes diligencias previas, no por cualquier tipo de sustracción, sino por apropiación indebida”.

    Por otra parte, no sé qué disculpas hay que dar, el Ayuntamiento de Zaragoza acudió a la Justicia en defensa de lo que creía podía ser suyo, y no le dió la razón, ahí se acaba todo el asunto, demostrando como dice el propio Jesús Vico “la salud del ejercicio del poder judicial”, lo que no es de recibo es que diga a continuación refiriéndose al Ayuntamiento que “abusan de la protestad y de la autoridad que esa misma sociedad les ha entregado”, pero, ¿es que el Ayuntamiento de Zaragoza no acudió a los mecanismos que proporciona el Estado de Derecho?, si eso es abuso…

    Lo que no va a permitir ninguna administración aragonesa es el expolio que ha sufrido este pueblo permanentemente en su patrimonio, tanto de particulares como de otras administraciones, por ejemplo, por parte de particulares lo que sucedió hace unos años en una casa de subastas catalana: http://www.lavanguardia.com/cultura/noticias/20090325/53666981913/la-policia-recupera-16-pergaminos-del-siglo-xi-robados-del-archivo-de-huesca-en-1997.html

    o el expolio por parte de la Generalidad Catalana sobre los bienes eclesiásticos: http://es.wikipedia.org/wiki/Conflicto_de_los_bienes_eclesiásticos_de_la_Franja

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      En todas las partes de la Península ha habido mucho expolio y yo me he posicionado mil veces contra ese expolio ganándome los insultos de unos cuantos. Pero eso no tiene mucho que ver con esto.

      Es bastante obvio que Vico no debe indicar quién es el dueño de dicho documento al no ser que una orden judicial se lo imponga. Desde luego que si yo fuese el dueño y Vico lo hace público me enfadaría mucho. Muchísimo.

      Imagínate que yo llamo ahora a Vico y le digo que el escudo de Felipe V, ese tan bonito que tiene, sospecho que me lo han robado a mí; así que quisiera que me diga quién es y si no me lo dice pongo una denuncia en el juzgado. Lo normal es que Vico me mandase a paseo; y lo normal es que el juez también a la hora de poner la denuncia. ¿A mí no me hace caso y al Ayuntamiento de Zaragoza sí? ¿El simple hecho de que se niegue a desvelar la identidad de su vendedor es indicio de que es un documento robado?

      Al Ayuntamiento de Zaragoza la justicia no le dio la razón porque ni siquiera se presentó en la vista oral. Que eso es lo más gordo de todo. Si el Ayuntamiento o Patrimonio o quien fuese hubiera realizado las correspondientes investigaciones y hubiera llegado a esa vista con un dosier que explicara sus argumentos, yo creo que se podría considerar que ellos hicieron su trabajo dijese el juez lo que dijese. Pero paralizar una subasta para luego ni siquiera personarse… es que tiene huevos.

      Saludos,
      Adolfo

      P.D.: personalmente, yo no tengo ninguna relación con Vico más que como cliente. Y no es una casa de subastas donde compre mucho. Con Jesús Vico habré hablado un par de veces y no sé si llegó a un minuto cada conversación.

      • César 4 años hace

        Si Jesús Vico se niega a hablar con el Ayuntamiento de Zaragoza, supongo que éste trataría de hablar con el propietario, de ahí el interés por conocer su identidad, si se produce la negativa a desvelarla, comprensible por otra parte, al Ayuntamiento no le queda otra opción que acudir a los tribunales. El Ayuntamiento acude al juez con un motivo probable, la desaparición de un documento que podría ser el subastado, no como en tu ejemplo que no puedes aportar ningún razonamiento ni motivo para reclamar el escudo de Felipe V.
        Otra cosa, la justicia no le dió la razón al Ayuntamiento, no porque no se presentara como tú dices, sino porque se descubrió que no era el mismo documento. ¿Y qué investigaciones iba a hacer el Ayuntamiento ante la negativa de Jesús Vico a hablar del documento? Pregunto, porque no lo sé ¿tuvo acceso el Ayuntamiento de Zaragoza al documento que se iba a subastar para estudiarlo?, ¿había tiempo material antes de la celebración de la subasta?.
        Vuelvo a preguntar, ¿el propietario no le ofreció el documento al Ayuntamiento de Zaragoza antes de decidir subastarlo?. Si no fue así, ¿no es lógico que el Ayuntamiento tuviera la mosca detrás de la oreja?. Normalmente es lo que se hace, se ofrece a quién pueda tener interés, si no se llega a un acuerdo, se subasta o se vende por otros cauces.

        • Autor
          Adolfo 4 años hace

          Como digo, la subasta se publica con más de un mes de antelación así que da tiempo de sobra para que alguna persona del Ayuntamiento vaya a Madrid, inspeccione el documento y lo hable con Vico. Para eso no hace falta saber la identidad del propietario del documento. Pero poner una denuncia el día antes es síntoma de que les ha pillado el toro y de que algo no han hecho bien.

          En cualquier caso y suponiendo que todo esto fuese así, lo normal por parte del responsable del Ayuntamiento sería pedir disculpas. Todos nos equivocamos en nuestro trabajo y no pasa nada: se piden disculpas por el trastorno ocasionado y ya está. Pero pensar que eso lo va a hacer un político español es pedir peras a un olmo. Para mí esto es debido a la inmadurez de la sociedad en la que vivo: los responsables políticos no asumen sus propios errores y cuando los asumen se ve como un síntoma de debilidad en vez de un síntoma de responsabilidad.

          Por último, si yo tuviera un documento que considerase que está mejor en manos públicas que privadas directamente se lo donaba a la Administración correspondiente. Intentando vendérselo no voy a conseguir más que perder el tiempo.

          Creo que es mejor dejar este tema porque ya está todo dicho…

          Saludos,
          Adolfo

          • César 4 años hace

            Vico no habló, no quiso, según dice el auto del juez publicado en prensa. No sé cuándo se enteró el Ayuntamiento de la salida a subasta, pero tú, yo, y mucha gente ni nos enteramos de la existencia de ese documento hasta que salió en la prensa, así que lo del mes…

  9. Athalbert 4 años hace

    César… ¿Por qué motivo tendría yo que ofrecerle a alguien un objeto de mi propiedad solo porque pudiera estar muy interesado?
    En España aún existe la propiedad privada, eso significa ni más ni menos que yo soy totalmente libre de vendérselo a quien más me pague, aunque haya alguna administración sumamente interesada en hacerse con la propiedad de dicho objeto.
    Imagínate que entre tus monedas hay un real de a 8 E.B.C + acuñado en Cádiz, según tu línea de argumentación antes de intentar venderlo por tu cuenta has de ofrecérselo al ayuntamiento de Cádiz por si estuviese interesado…
    Ahora imagínate que lo llevas al ayuntamiento y tras un calvario administrativo te dicen que te dan 30 € que cobrarás en uno o dos años tras pasar por innumerables papeleos y ventanillas…
    ¿Que haces?¿renuncias a venderlo por 300 € al contado?
    Por cierto te recuerdo también que en las dictaduras cuando te enfrentas al estado has de demostrar tu inocencia; en un estado de derecho, es el fiscal el que ha de demostrar tu culpabilidad

    • César 4 años hace

      No le busques tres pies al gato a mis palabras, la cosa es muy sencilla, y claro que tienes un motivo, sacar la mayor rentabilidad a tu objeto. Obligación, ninguna. Pero, ¿quién si no te puede ofrecer mayor compensación que un posible interesado y por qué no, tantearlo?, es lo más lógico, lo contrario es no actuar con inteligencia, pero como ya he dicho, obligación, ninguna, ni lo he insinuado. Si no quieres vendérselo a una administración interesada tus motivos tendrás. Lo del calvario no lo entiendo, tu les pides un precio y si no te lo dan, agua. Y lo de las dictaduras, tampoco. ¿Tienes que afearle algo al juez?.

    • equus 4 años hace

      Athalbert, siento decirte que en el caso concreto de España, cuando por desgracia tengas que enfrentarte a la administración, vete preparando pruebas de descargo a mansalva porque esa ficción de la “presunción de inocencia”, solo vale para el ambito penal, incluso aquí hay que tener suerte. Como te toque lidiar con los “publicanos” de Hacienda, con la “inseguridad” social o con los todopoderosos Inspectores-Inquisidores de Trabajo, la has cagado, pues vas a ser tu quien tenga que buscar pruebas diabólicas para demostrar tu inocencia. Son las llamadas prerrogativas que en nuestra ¿democracia? y por ley hemos otorgado a la administración. Solo tienes que fijarte en la presunción de veracidad que posee cualquier Policia o Guardia Civil y los abusos de autoridad que dia a dia se conocen y que en cualquier despacho de abogados son el pan de cada dia, donde te llena de frustración e impotencia no poder ayudar eficientemente a las personas que acuden pidiendo justicia. Lo de “eficientemente” se debe entender como aquella forma de llevar a buen puerto un asunto sin “victorias pírricas”, o sea, que no te cueste mas el collar que el perro. Claro que si finalmente deseas actuar de Quijote y acudir ante un Tribunal, puede que tengas algo de suerte y te den la razón, pero entre costas, tasas judiciales y gastos/tiempo, como comprenderás, solo cuando el asunto sea economicamente abultado va a merecer la pena pasar todo un calvario procesal. Eso lo saben muy bien los politiquillos que nos ningunean o, ¿porqué crees que todas las leyes que sacan las adornan con sanciones de órdago?. Sea lo que sea y si nos salimos del ambito penal, la presunción de inocencia es una quimera. Mejor que ningún “justiciero endiosado” se cruce por tu camino. Un abrazo. Equus.

  10. Malabarista 4 años hace

    En efecto, Adolfo, las onzas peluconas de Martí Hervera/Soler y Llach no eran tan bonitas para tener unos precios de salida tan elevados más la comisión de la subastadora. Quizá tengan salida en la reventa si reducen dicha comisión.

  11. Athalbert 4 años hace

    No, no se me ocurriría afearle algo a un juez, para eso ya hay otros jueces.
    Lo que quiero decir es que normalmente en lo que están interesadas las administraciones es en adquirir bienes sin rascarse el bolsillo; Vico resistió el envite y la cosa acabó en los tribunales, ahora imagínate que hubieses sido tú, un simple particular el que les llevas ese documento para su venta; lo primero que te van a decir es que siendo un documento que hace referencia al ayuntamiento “indudablemente” lo has robado, después cuando te niegues a dárselo por la cara, llamarán a la policía MUNICIPAL, que como te imaginarás en esto no se va a poner en contra de quienes les pagan las lentejas.
    El resultado final, si tienes suerte, es que en vez de vender un documento a un interesado lo que has conseguido es verte delante de un juez acusado de un delito que jamás has cometido y teniendo que gastarte unos cuartos que a lo mejor no tienes para defenderte…
    Ahora imagina que todo eso ha pasado y cuando llega el juicio ¡¡¡estos señores ni se dignan a aparecer!!! por un lado te alivia saber que ya se ha acabado todo, pero por otro lado te ha costado una pasta que a menos que el juez condene a la otra parte a pagarte las costas NADIE te va a resarcir, y ya no hablemos de la fama de “expoliador” que te habrá dado el político de turno cada vez que en este tiempo haya hablado del caso

    • César 4 años hace

      ¿Y si,… y si…? si te pones a suponer, puedes acabar escribiendo una novela de terror, y no es el caso. Está claro que para vender cualquier bien hay que ser el propietario, por lo menos de buena fe, se lo vendas a quien se lo vendas. En cuanto a la fama… bueno, ahí tienes a esa casa de subastas de Barcelona que trató de sacar al mercado 16 pergaminos robados del siglo XI, no le debe ir mal porque sigue con su actividad, este caso ocurrido hace unos años demuestra hasta qué punto las casas de subastas son un negocio que parece que cierran los ojos cuando les interesa, y por eso no entiendo las rasgaduras de vestiduras por este caso que nos ocupa.

      • Athalbert 4 años hace

        César, el problema es que todo este caso se basa en una suposición: “como se trata de un documento dirigido al ayuntamiento de Zaragoza por el pretendiente al trono de España, Yo (el ayuntamiento) SUPONGO que el documento es de mi propiedad”.
        Esa suposición falla por muchos motivos:
        1.- Todos los escritos oficiales tienen al menos dos copias; la del destinatario y la del emisor. ¿Quien nos dice que esta no es la copia perteneciente a los archivos del Archiduque Carlos?.
        2.- El archiduque Carlos se quedó en mero pretendiente porque perdió la guerra. ¿Creéis que con Felipe V asentado en el trono de España se iba a conservar un documento que probaba la adhesión de Zaragoza a la causa de Carlos III (para los suyos, claro)?
        3.- analicemos el documento: básicamente el “rey” concede el derecho de acuñar moneda a Zaragoza a cambio de que esta ciudad arme y costee una unidad militar…
        ¿llegó a hacerse acaso tal cosa? No existen tales monedas así que supongo que todo quedó en agua de borrajas pues aparte del coste de crear la unidad (el armamento y pertrechos eran caros) hay que sumar la paga de los soldados (2 reales/día), su manutención…
        Capítulo aparte está el hecho de que tendrían que montar una ceca partiendo de cero con todos sus costes…

        Por todo esto yo creo que jamás pasó dicho proyecto del papel, y que jamás llegó a ser presentado al propio ayuntamiento o aprobado por este; esto parece confirmado por el hecho de que el los registros municipales no aparece registrado este documento.

        • César 4 años hace

          Si sólo hubiera sido una suposición por estar dirigido al Ayuntamiento, el juez ni les hubiera hecho caso, pero este privilegio real figura en el Libro de Actas Comunes de la Ciudad con fecha de 1706, prueba en la que se basó el Ayuntamiento de Zaragoza para presentar su denuncia y reclamar su titularidad. Por lo tanto, no fue sólo “un proyecto en papel” sino que al menos hubo dos copias, la presentada en subasta y la recogida en el Libro de Actas.

          • Athalbert 4 años hace

            Ya que haces mención al juez, veamos lo que dice en su auto:
            (Esto que pongo a continuación lo he extraído de “panorama numismático”, y como es lógico os pongo el enlace por si lo queréis leer entero)
            La clave de la resolución judicial reside en que el documento que figura en el Libro de Actos Comunes del Ayuntamiento de Zaragoza,, bien transcrito y documentado, y el que se iba a subastar en Madrid no coinciden, empezando por que aparecen firmados por diferentes secretarios de estado. Así el auto dice textualmente: “No hay una identidad entre el documento que fue poseído por el Ayuntamiento y el pretendido, aunque ambos se refieran a un mismo hecho, de tal modo que si no hay una concordancia del objeto que se reclama con el que se identifica en la denuncia, se debe a que el citado documento que iba a subastar el denunciado no fue el que en un momento dado se tuvo en esta ciudad”

            http://www.panoramanumismatico.com/articulos_opinion/la_justicia_devuelve_el_privilegio_real_de_zaragoza_a_j_id01612.html

            También lo discutimos el caso en http://www.denarios.org

            http://foro.denarios.org/viewtopic.php?f=8&t=9278

  12. Javier Sánchez 4 años hace

    En el tema del documento de Carlos III de los Austrias, lo fundamental es que el Ayuntamiento de Zaragoza, por medio de sus Letrados, no se personó en la vista oral del Juzgado de Instrucción. Ante esta postura de abandono de la acción penal, el Juzgado ya no pudo continuar el procedimiento y dictaría otro auto o sentencia archivando la causa penal, dejando sin efecto la incautación del objeto custodiado provisionalmente en el archivo municipal, y ordenando su devolución. Por eso el documento sale de nuevo a subasta. El Ayuntamiento o la Diputación de Aragón puede ejercer ahora su derecho de compra, si les interesa adquirir la propiedad, como lo pudo ejercitar hace un año en la otra subasta. Pero sigue faltando el por qué el Ayuntamiento zaragozano no se personó. No se trata de calificar la actitud de Vico como correcta, sino simplemente que Vico ha hecho un comentario coherente y elegante con lo ocurrido. Lo que haga el Ayuntamiento es un misterio hasta el día de la subasta.

  13. Javier Sánchez 4 años hace

    Antes de escribir lo anterior, no había leído el último comentario de Athalbert. Por lo visto, el Juzgado sí entró en el fondo del asunto y resolvió que no era el mismo documento el que poseyó en su día el Ayuntamiento y el que pretendía salir a subasta.

    • César 4 años hace

      Por eso no se personaría el Ayuntamiento, porque cuando lo tuvo en depósito pudo estudiarlo y comprobar que no eran el mismo, sabiendo de antemano cuál iba a ser la resolución del juzgado. Pero, esto es una suposición mía, aunque probable a mi entender.

      • Javier Sánchez 4 años hace

        Pues entonces el Ayuntamiento tenía que haber presentado un escrito ante el Juzgado solicitando la retirada de la denuncia, sin dejar que el juez perdiera más el tiempo teniendo que entrar a resolver el fondo del asunto y sin personarse el letrado municipal. El depósito del documento en el archivo municipal es sólo para custodia, no para lo que lo mire ni lo estudie nadie, pues eso supondría una valoración no aportada al procedimiento penal. ¡Pero cuántas chorradas y memeces de algunos abogados llegan a los Juzgados!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*