Subastas diciembre 2013 a febrero 2014

Subastas diciembre 2013 a febrero 2014

Hace ya dos meses que no repasaba las subastas numismáticas que acontecen en España. Si no lo hice en enero no es por falta de ganas ni por pereza, sino porque a principios de mes no había ninguna subasta anunciada. Así pues, vamos a por el repaso de los remates acontecidos en diciembre de 2013 y luego repasaré las subastas que aparecerán en febrero de 2014.

Cuatro casas organizaron una subasta en el último mes del año pasado. La primera de ellas fue Cayón, quien montó una subasta rápida el 4 de diciembre llena de moneda del Imperio Romano. Se vendió casi todo y a unos precios bastante buenos teniendo en cuenta la calidad de los lotes. Creo que estas subastas rápidas son muy buenas para vender moneda comercial y corriente de manera ágil, con unos gastos menores para la empresa y unas comisiones más pequeñas para el comprador.

Esta misma firma organizó el 23 de diciembre otra subasta rápida en la que aparecieron monedas griegas y denarios republicanos en calidades media-baja. Las monedas griegas se vendieron muy mal pero los denarios se les dio mucho mejor. La explicación a esto es que las subastas rápidas están orientadas al coleccionista español, donde no hay mucha más afición a la moneda romana que a la griega, sobre todo entre los que empiezan que son quienes comprarían las monedas en las calidades de esta subasta.

La segunda subasta de diciembre fue, a mi entender, la más interesante de todas. La organizó Aureo e incluía una colección de cien oros macuquinos que se remató en más de 747.000 euros. Los vendedores tuvieron que salir satisfechos. Especialmente quienes compraron monedas en la Colección Caballero y las revendieron en esta subasta; se ve que el tema del pedigree se tradujo en una buena inversión por su parte.

En cuanto a la subasta de Aureo en sala, sin ninguna duda lo más interesante eran las monedas medievales. Éstas tuvieron una muy buena aceptación debido tanto a su rareza como a su estado de conservación. Lo malo para los pujadores es que muchas de las piezas raras se las adjudicó el Estado Español por imperativo legal, algo que yo mismo sufrí en mis propias carnes como ya os conté. Me desquité parcialmente comprándome el medio escudo que muestro en las imágenes, el cual representa la segunda moneda de la Caballero que tengo (si bien me gusta más la primera).

Otra subasta de diciembre la celebró Herrero, quien presentó unas monedas muy comerciales y con una calidad bastante alta. No obstante el porcentaje de monedas vendidas fue significativamente menor que en las tres subastas anteriormente descritas por el simple hecho de que muchas monedas salían a un precio que ya era caro de por sí. Eso sí, las que salieron a precios bajos o razonables se vendieron sin problemas.

Un efecto semejante ocurrió en la última subasta en sala de 2013, que fue a cargo de Soler y Llach: muchas de las piezas interesantes salieron bastante caras, lo que hizo que el porcentaje de remates de monedas buenas no fuese muy alto. Pero también es cierto que de los miles de lotes corrientes que publicaron se vendieron muchos.

Así acabó el año de las subastas numismáticas de 2013. El 2014 comenzó rezagado y hasta el día 29 de enero no hubo una subasta, que fue una de las rápidas organizadas por Cayón. La subasta de nuevo se centraba en la numismática clásica. Todavía no han publicado los remates, así que no puedo opinar al respecto.

En cuanto a las subastas de febrero de 2014, hay tres firmas que han publicado un catálogo. Mucho me temo que ninguna de estas subastas será recordada por las generaciones venideras.

La primera de ellas es Aureo, quien organiza la tradicional subasta por correo que suelen preparar para comenzar el año. Se incluye un repaso de la numismática española, como siempre es habitual en esta firma, pero sin grandes rarezas ni calidades asombrosas. Es una subasta que nos viene bien a los coleccionistas con menos poder adquisitivo, quienes seguro que encontramos algunas monedas para añadir a nuestra colección, pero que tampoco merece muchos más comentarios.

Otra subasta corre a cargo de Ibercoin. Del catálogo que presentan lo que más me gusta son los 430 lotes de monedas griegas y romanas. No es que sean monedas espectaculares ni asombrosas, pero sí que tienen en general una calidad muy digna y seguro que agradan a muchos coleccionistas. Lo que me extraña es que apenas sacan monedas medievales. Quizá sea debido a que antes sacaban muchos lotes a precios altos y no vendían casi nada (normal). En cuanto a la moneda española, el catálogo está cargado de monedas corrientes y, de repente, una onza macuquina sevillana que es el lote que tienen en portada.

La última subasta la organizan Martí Hervera y Soler y LLach quienes, fieles a su estilo, presentan un abultadísimo catálogo en el que tampoco hay mucho que comentar. La subasta en sala incluye casi 1500 lotes y por correo hay algo más de 4000. La inmensa mayoría de ellos son monedas muy comunes y en calidades corrientes; lo poco que presentan medianamente extraordinario sale a unos precios altos, al menos en mi opinión. La parte que más me gusta es la de Isabel II, donde aparecen algunos cobres y platas pequeñas en altas calidades.

Y ya que estamos, comento que Lavín ha organizado otra subasta para el 1 de marzo. No presenta muchos lotes y apenas hay nada que se pueda subrayar. De hecho, con esta casa me da la sensación de que sus subastas, más que subastas, son catálogos para la compra a precio fijo: los precios de salida ya son el precio de venta normal de estas monedas y no hay mucha gente que puje. No deja de ser una estrategia de venta, por otro lado. Eso sí, hay que felicitarles por la mejora en la presentación de la subasta en su web: si bien todavía les queda bastante por mejorar está bien que vayan dando pasos.

Como veis, el año subastil está comenzando perezoso pero con muchas opciones para los que somos unos coleccionistas más humildes. Los que esto os parezca poca cosa podéis ahorrar para marzo, que suele ser un mes caliente en las subastas, o podéis ir a la World Money Fair de Berlín. Yo estaré allí la semana que viene y espero dar covertura en el blog.

13 Comentarios

  1. jose lus 5 años hace

    Bonita moneda boliviana,es el lote 31 que compraste?

  2. jose lus 5 años hace

    Es la primera moneda boliviana que tienes?

  3. jose luis 5 años hace

    Tienes información sobre el ensayador?, seria de mucha ayuda, un saludo y felicidades por la moneda

  4. Autor
    Adolfo 5 años hace

    Sí, es mi primera moneda bolivana. No colecciono monedas de Bolivia, pero me encapriché de ella porque me gustan los medios escudos, era de Caballero, no era muy cara y algún capricho me quería dar después de haber perdido la palentina.

    Sobre el ensayador ahora no te puedo decir nada. Estoy fuera de casa y sin mis catálogos. Pero si alguien sabe algo que no se reprima y escriba!!

  5. jose lus 5 años hace

    Felicidades por la moneda, espero que sea el principio para adquirir alguna moneda boliviana mas, en plata de 8. Y 4 soles se puede encontrar calidad a buen precio. te invito a ver la moneda de 1/2 sol 1830 en el foro, seccion extranjeras asi como en mi galeria. un saludo

  6. ChindasII 5 años hace

    Has puesto cobertura con v, al final, imagino que por el inglés.

  7. pedro 5 años hace

    Hola a todos: en Diciembre y en Enero, hubo subasta también de Pliego en Sevilla. En otras ocasiones, he leído a Adolfo que no comenta las subastas de esta casa como quisiera, porque no publican los remates. No obstante, en Enero, la subasta contaba con una gran novedad: permitía conocer en tiempo real el estado de las pujas. Es decir, podías pujar y ver si te habían superado y por cuánto. Además, por si fuera poco, te envíaban un mensaje a tu correo electrónico si tu puja era dejaba atrás por otro comprador. Que yo sepa este sistema no lo tienen otras numismáticas en sus subastas.
    ¡Enhorabuena por las medias onzas! A mí tb me gusta más la de Carlos III. Pero esta tb es muy bonita.

    • lanzarote 5 años hace

      El mismo comentario que iba a hacer. En este caso, apreciado Adolfo, se te ha olvidado la subasta de mi ciudad, pues ya cumple con tu requisito :-)

      Con el nuevo sistema ya se sabe el remate de todos los lotes, aunque a mí ese sistema de subasta continua no me atrae mucho, y cometieron un error, cerraron todos los lotes en el mismo minuto, cuando la gente que acostumbra a este tipo de subastas va viendo como se van cerrando uno a uno y esperan su turno para subir en el último segundo, con lo que más de un coleccionista se quedaría planchao, y los remates sufrieron ese hecho, en mi opinión. Para la próxima no pasa, ya están los coleccionistas advertidos.

  8. Alberto Cervera 5 años hace

    No es media onza Pedro, es medio escudo o “durillo”; la onza era una moneda de 8 escudos así que esta es la decimosexta parte de una onza…

  9. pedro 5 años hace

    Cierto, lo he leído mal. Medio escudo. Bueno tb es una moneda -pequeña- pero bonita: pequeña pero de lo “mejor” de oro. Y, tanto llama la atención por su reducido tamaño que una onza, por su porte contundente. Yo tengo la suerte de contar con una de Carlos III en malas condiciones de conservación pero me gusta.

  10. josera 5 años hace

    ¡Buena adquisición!

  11. Javier Sánchez 5 años hace

    Me alegro de que Numismática Lavín se vaya modernizando y haga posible el acceso a imágenes de calidad de las piezas que subasta. Respecto de la subasta de Aureo, aunque en general no haya piezas impresionantes, hay algún lote de interés que hay que buscar entre tanto lote sin foto.

  12. jose ramon 5 años hace

    ¿Que te parece la onza macuquina sevillana?¿es buen ejemplar?.
    Un saludo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*