Consejos para escribir un blog sobre numismática

Consejos para escribir un blog sobre numismática

Ya me resulta bastante normal que me escriban algunos aficionados que quieren comenzar a escribir un blog sobre numismática y piden consejos de quienes llevamos más tiempo. Algunos a quienes he aconsejado han escrito blogs que siguen activos, otros se han cansado al poco tiempo y otros ni siquiera se han puesto a la tarea. En cualquier caso, ya que ahora es año nuevo y todos tenemos muy buenos propósitos, creo que no está de más hacer públicos estos consejos y de paso animar a quienes estén pensando en escribir un blog a que se pongan con ello. Todos los consejos que doy son fruto de mi propia experiencia como participante en las redes sociales y en particular en la numismática. Hay quienes son teóricos de los blogs y seguramente puedan ofrecer unos análisis mucho más fundamentados que los míos aunque no se centren en el caso particular de la numismática.


Así que allá van mis consejos:

1.- Lo primero de todo es definir el objetivo del blog. Los blogs sobre numismática tienen diferentes finalidades. Algunos buscan la publicación de estudios muy profundos sobre una temática determinada (por ejemplo el de Numismática Medieval), otros buscan dar a conocer un periodo determinado (por ejemplo el de Isabel II), otros buscan la divulgación y dan apoyo a una docencia universitaria (por ejemplo Monedas Antiguas), otros comentan novedades numismáticas o muestran la colección del autor… en el caso del presente blog el objetivo es múltiple: divulga el coleccionismo numismático, representa una excusa que me obliga a estudiar y reflexionar sobre monedas de manera constante y me da a conocer en este mundillo teniendo buena impresión de mí la inmensa mayoría de la gente que me lee. Como veis, busco un beneficio para la comunidad (divulgar), un beneficio para mí (aprender) y una manera en la que pueda sacar dinero del blog (mucha gente que me lee confía en mí). Tener claro el objetivo del blog es vital puesto que el resto de decisiones se harán en relación a dicho objetivo. Y, por supuesto, ese objetivo no es algo cerrado sino que puede ir evolucionando con el tiempo aunque no se debe perder la coherencia del blog.

2.- Antes de publicar mide tus fuerzas. Es muy normal que al principio uno empiece con muchas ganas y escriba mucho, pero luego vaya escribiendo cada vez menos y al final se abandone el blog. Es mejor medir las fuerzas de cada uno. Yo dedico semanalmente entre 8 y 10 horas al blog, y eso lo he dedicado también en las épocas en las que he estado apretadísimo de tiempo. Con eso puedo publicar una entrada cada tres días de manera periódica y dejo un mes al año de vacaciones. La inmensa mayoría de los blogs sobre numismática son mucho menos activos, pero no pasa nada: lo importante es ser constante. Es preferible escribir una entrada cada dos semanas que escribir una al día durante un mes y luego ninguna en seis meses.

3.- Elige un tema. No es lo mismo el objetivo del blog que el tema del que trata el blog. Por ejemplo, una empresa puede tener un blog con la finalidad de darse a conocer a los clientes y luego definir el tema del que trata, que seguramente sea sobre el tipo de monedas que dicha empresa venda. Si el blog lo va a llevar un aficionado es necesario escribir sobre algo que le apasione. Además, mi consejo es echar un vistazo a los temas que tratan otros blogs para no repetir.  Si ya hay un blog muy bueno sobre Isabel II, quizá tenga sentido escribir uno sobre Carlos IV en vez de otro sobre su nieta. Parece lógico.

4.- Define tu público. Esta decisión creo que también es crítica: ¿a quién te quieres dirigir? Tenerlo claro es importante porque el blog lo que intentará será tener un impacto en esa comunidad. No es lo mismo escribir un blog que se dirija a los aficionados y profesionales de la numismática (como éste) que uno que quiera dirigirse a los aficionados a la numismática medieval castellana. Como corolario, el número de visitas es totalmente irrelevante en un blog de una temática tan específica como la numismática: parece obvio que si hablase de balonpié tendría más visitas aunque el blog tuviera peor calidad; también parece obvio que este blog tenga más visitas y comentarios que el de Numismática Medieval, que busca una audiencia mucho más especializada. Un caso extremo es cuando el público es simplemente el autor del blog y el blog se convierte en una especie de “apuntes que publica”. Tal fue el caso de blogpolis, un blog que siempre me pareció interesante.

5.- Escribe lo que a tu público le interese. Esto para mí es un aspecto fundamental en cualquier publicación de la web y un cambio de mentalidad con respecto a las publicaciones en papel. En la web hay tantísima información que es humanamente imposible consumir toda, así que el público solo leerá lo que le interese y nada más que lo que le interese. El que escriba lo que interese a quien paga por la publicidad sin tener en cuenta a su público lo normal es que se quede sin público.

6.- Escribe lo que a ti te interese. Por un lado es necesaria muchísima motivación para mantener un blog, por lo que hay que buscar los temas que a uno más le llamen la atención y con los que uno se divierta. Por otro lado, hay que saber ponderar qué se cuenta y qué no. Escribir un blog no significa que tengas que contar todo lo que sabes a todo el mundo que lo quiera saber. Hay cosas que te interesa publicar y otras cosas que no te interesa publicar. Definir dónde está la frontera muchas veces es difícil. De hecho, para mí es la decisión más difícil de este blog, pero eso es debido a que es un blog sobre metodología y es especialmente crítico con algunas cuestiones del panorama numismático actual. También hay que tener en cuenta que no importa lo que cuentes y lo que dejes de contar: siempre va a haber gente que te diga que cuentas demasiado y siempre va a haber gente que te increpe porque no les proporcionas la información que ellos buscan (ejemplo). Si por algunas personas fueran, estaría prohibido publicar en las redes sociales cualquier crítica a cualquier empresa numismática; y si por otros fuera yo tendría que publicar a quién compro monedas, cuándo y por cuanto, además de dar asesoramiento personalizado gratuito a todo el que quiera pedírmelo. Con eso hay que lidiar.

7.- No tengas miedo a compartir. Me hace mucha gracia haya gente celosa del contenido que genera, como si el contenido en la web valiese algo. Poner licencias cerradas al contenido de una web no sirve más que para hacer el ridículo: quien te quiera copiar lo va a hacer y no podrás hacer nada para evitarlo. Así pues, genera contenido, publícalo en el blog y no te enfades si otros buscan otros medios para su difusión; de hecho, yo les doy las gracias. Yo no tengo ningún problema en que alguien coja cualquier cosa que yo he escrito en este blog, lo ponga en una revista y venda dicha revista (ya lo han hecho varias veces). Si os fijáis en los tres objetivos de este blog, ninguno se ve perjudicado por que mis escritos se publiquen en otro sitio, y sin embargo dos de ellos se ven beneficiados. En relación con esto, el colmo del ridículo es no enlazar a otros blogs o a otros foros pensando que si se hace se dará publicidad a otros en perjuicio propio. Todo lo contrario: un autor que cita fuentes hace que su información sea más verídica, por lo que sus contenidos son más interesantes y atraerán más lectores. Y un lector al que le gusta un blog no dejará de leerlo por el simple hecho de que también le guste otro.


8.- No importa cuanto sepas: escribe.
Yo me considero un aprendiz en esto de la numismática (me lo seguiré considerando mientras sea aficionado), pero como el blog es una herramienta para mi aprendizaje no tengo ningún reparo en equivocarme y luego publicar que me he equivocado. Ya lo he hecho muchas veces (por ejemplo). Creo que se puede aprender más del aprendizaje de un compañero que de la explicación de un maestro y por eso no creo que haya que ser un sabio erudito (¿acaso alguien lo es?) para poder escribir un blog.

9.- No importa cuanto sepas: lee. Se puede ser el más sabio y entendido del mundo, que si no se sigue uno actualizando el blog acabará por cerrar. Hay que estar pendiente de las noticias y novedades sobre lo que se escribe, así como de otras publicaciones relacionadas. Y, por supuesto, hay que citar las fuentes de las que se bebe.

10.- No busques monetizar el blog en el corto plazo. En un ámbito tan restringido y tan averso a la novedad como la numismática, monetizar un blog es complicado. He visto algunos que lo han intentado nada más empezar con un blog y, como no podía ser de otra manera, no lo han conseguido. Yo estuve dos años antes de poder ganar un duro con el blog, y lo que gané fue justamente eso: un duro.

11.- Busca monetizar el blog en el largo plazo. Una vez que el blog se haya hecho un nombre, madure, tenga un objetivo y una temática claramente definidos e incluso una comunidad alrededor, viene lo más complicado: mantener el blog activo durante años. Para eso es necesario una enorme fuerza de voluntad y una presión que te haga dejar otras cosas antes que el blog. En cinco años la vida de cada uno cambiará: pueden venir enfermedades (propias o de familiares), se pueden empreder nuevos retos (negocios, estudios o irse a vivir a otro país), se puede tener una nueva pareja o incluso hijos, puede haber picos de trabajo que se prolonguen durante meses… pero aún así el blog debería seguir activo. Mi experiencia es que es muy difícil conseguir esa persistencia si en el blog no se juega uno el pan, o al menos parte del pan.

12.- Las redes sociales tienen poco impacto. Hay ríos de tinta escritos por teóricos sobre cómo llevar un blog, trucos para tener más visitas, el impacto de Facebook y Twitter y demás. Pasa de casi todos ellos. Simplemente escribe un blog interesante, dalo a conocer en foros numismáticos y ya está. Yo tengo un perfil en Facebook, otro en Twitter y otro en Google Plus, y la cantidad de gente que accede al blog a través de ellos es muy pequeña. El rss se usa menos todavía. Según Google Analytics, el perfil del lector de mi blog es clarísimo: un hombre español de mediana edad (entre 40 y 60) que se conecta desde su casa y que tiene poco conocimiento de cuestiones tecnológicas. Lo que viene a ser el perfil del coleccionista de moneda española, que es mi público objetivo (es decir, que lo estoy haciendo bien). Ese perfil no tiene mucho interés en las redes sociales, ni en hashtags ni en cosas de esas. No obstante, yo mantengo esos perfiles por otras cuestiones.

13.- No te olvides de disfrutar. Como cualquier otra cosa a la que se le dedica tiempo, si no se disfruta no tiene sentido hacerla. Creo yo.

Yo creo que con estos consejos ya tienen para reflexionar un buen rato todos aquellos que se estén planteando montar un blog. El que se anime que me avise para echarlo un vistazo y enlazarlo en caso de que sea interesante.

Las cuatro preciosidades que ilustran la entrada las subasta Heritage este fin de semana. Encajarían todas a la perfección en mi colección (¡qué más quisiera!), pero especialmente el Enrique de la Silla. Lo malo es que es que el Enrique no me lo puedo permitir. Las otras tres tampoco, pero en caso de poder comprarlas me haría con ellas en España.

15 Comentarios

  1. David..No Gravatar 3 años hace

    Muy buenos consejos!!

  2. Antonio LobatoNo Gravatar 3 años hace

    buenisima entrada, llevo varios meses dandole vuelta a tener mi blog y publicar acerca de numismatica e historia pero me echa atras un poco el no estar a la altura de conocimientos por lo menos al principio, porque yo digo que toda mi vida sere un aficionado en esto de la numismatica. saludos.

  3. DavidNo Gravatar 3 años hace

    Muchas gracias

    Yo fui uno de los que te pregunto sobre este tema llevo varios meses diseñando el blog y documentandome, me gustaría saber si podríamos hablar via correo para que me des tu opinión (ya que la experiencia es un grado) en varios aspectos que tengo dudas, y consejos para ver si mi forma de orientarlo en lo que habia pensado te parece buena idea y crees q pueda tener fluidez.

    Gran entrada.

    Un abrazo y Feliz Año

  4. pedroNo Gravatar 3 años hace

    Hola a todos: me han gustado las reflexiones de Adolfo sobre cómo hacer un blog de numismática. Y dan pie para pensar muchas cosas. Por ejemplo, una cuestión: ¿un blog puede acoger artículos, colaboraciones, ideas sobre temas…por parte de sus seguidores o lectores?
    Desde luego, blognumismatico.com cuenta con muchos e interesantes comentarios a sus entradas…voluntarios no faltan para participar.
    Muchos aficionados que piensan crear un blog no podrían con este reto a medio plazo, pero sí podrían colaborar o participar activamente…
    Y Adolfo contaría con un grupo de ayudantes, en cierto modo.
    (Esto no lo digo por mí, porque soy un principiante, pero sí podría servir a quiénes lleven más tiempo y tengan más cosas que aportar).

    • Autor
      AdolfoNo Gravatar 3 años hace

      La idea de acoger artículos que no hayan sido escritos por mí ya la tuve hace tiempo. Alguno se ha publicado en la categoría de Colaboraciones: http://blognumismatico.com/category/colaboraciones/ Además, las entrevistas que hago permiten traer al blog otras opiniones cualificadas que complementan la mía: http://blognumismatico.com/category/entrevistas/

      No creas que hay mucha gente dispuesta a escribir para que publique sus escritos en el blog. He intentado picar a más de uno y apenas he encontrado voluntarios. Yo aceptaría gustoso que cada cierto tiempo (pongamos cada dos meses o así) se publicase en el blog una entrada escrita por otra persona para hablar de un tema del que yo no sepa gran cosa. Tenéis las puertas abiertas quienes queráis.

      Eso sí, yo debo ser el autor del grueso del blog (mira el tercer objetivo). Otras webs cuyo objetivo es simplemente monetizar la publicidad que ponen están encantadísimas con publicar contenido escrito por terceros. Una vez el administrador de una de esas webs se puso en contacto conmigo por mis “conocimientos sobre numismática” proponiéndome que escribiese para su web aunque “desgraciadamente no contaba con fondos de los editores para pagar colaboraciones”. Así que yo amablemente tuve que decir que no podría escribir periódicamente para su web, pero que como el contenido del blog es abierto podría coger lo que quisiera. Creo que se han publicado un par de artículos míos allí.

      Saludos,
      Adolfo

  5. RamónNo Gravatar 3 años hace

    Antes de nada, darte las gracias por el enlace a mi blog ;)

    Estoy completamente de acuerdo en todo lo dicho en esta entrada.
    Ojala hubiese leído un texto así antes de comenzar con el mío, así no hubiera caído en algunos errores, como por ejemplo, el de medir las fuerzas… error de novato.

  6. DaríoNo Gravatar 3 años hace

    Hola Adolfo! Como siempre, ¡¡una excelente entrada!! Coincido con todo lo que escribes. Cuando yo comencé con mi blog, hace ya 5 años, sólo había unos pocos blogs numismáticos activos que, si no me equivoco, han desaparecido todos. Como tú señalas, el gran desafío es el de la continuidad a lo largo del tiempo.

    Saludos y un feliz 2014!

  7. LorcoeNo Gravatar 3 años hace

    Buenas,

    sabe alguien si hay prevista una nueva moneda de la serie 12, 20 y 30 (esperamos no siga la progresion)
    Es un buen negocio asi que no creo que lo dejen escapar.
    He buscado por google y en la fnmt y no he encontrado nada.
    Un saludo.

  8. lanzaroteNo Gravatar 3 años hace

    “… pero en caso de poder comprarlas me haría con ellas en España….” jajaja, todavía dolido, jajaja.
    No le pilles miedo a las subastas internacionales por una mala experiencia, prueba antes en alguna de la Unión Europea ;-)

    Por cierto, magnífico blog el de Isabel II, lo recomiento. Y el de medievales, por supuesto.

  9. Juan LuisNo Gravatar 3 años hace

    “Fuerte curro”.
    Una vez hice un programa de radio,un verano,sobre senderismo.Me llamaban de la emisora y por telefono hablaba de rutas, así estuve un mes y medio.Sólo podía hablar durante cinco minutos y para hablar esos cinco minutos el día anterior podría estar preparando el programa como una o dos horas. Ahora me acorde de esto con lo del curro de tu Blog.
    Saludos

  10. JaviNo Gravatar 3 años hace

    Interesante entrada Adolfo.
    Comparto contigo todo lo que as comentado en la forma de crear un blog, lo primero que tienes que tener claro es como lo quieres hacer, y tener tus ideas propias y hacer el blog porque a ti te gusta y te entusiasma ese periodo no porque le pueda a gustar a los de mas porque eso te puede llevar al aburrimiento y dejarlo, aunque si se hace bien se pueden mezclar las dos cosas ” porque a ti te gusta y el por si acaso le gusta a los de mas”.
    Esto es como jugar al ajedrez, tienes que pensar la jugada antes de mover ficha, osea tener preparado todo antes de empezar y despues de tener todo ya puedes ir organizando las fichas según veas tu.
    La verdad es que es muy sacrificado el tener un blóg, no es que nos cueste sudor y lagrimas si no porque hay que estar hay, tengas ganas o no, te apetezca o no te apetezca, porque como bien dice Adolfo no puedes dejar dos meses sin ninguna entrada porque si no….., tampoco se puede tomar el blog como una obligación ya que esto llevaría a que lo aborrezcamos, lo lleguemos a abandonar, por eso lo que yo aconsejaría si alguien quiere hacer un blóg es que lo haga por el periodo que mas le entusiasme histórico y numismatico y a si tiene una ventaja de no dejarlo en un futuro.
    Ojo, un blog de un periodo solo es muy “Duro”, lo digo por experiencia, el mio es el de “Isabel II”, es mucho mas ameno uno que trate de cualquier periodo, pero tienes que entender de todo y que a ti te guste.
    A mi como me encanta el periodo Isabelino pues no se me hace pesado y siempre hay algún tema que no sea de numismatica pero es de Isabel II.

    Lo mejor para hacer un blog es que a ti te guste lo que vas hacer no lo que le pueda gustar a los de mas, que eso vendrá después.

    Tengo que decir que yo pedí ayuda y algún consejo al amigo Adolfo, gracias Adolfo.

    Lanzarote, me alegra que te guste el blog y te sirva de ayuda.

    Saludos.

  11. victorcb82No Gravatar 3 años hace

    Muy buenos consejos. Tan sólo una petición visto tu análisis de visitas: no abandondes a los que te leemos por RSS xD

  12. ernesto h jaramilloNo Gravatar 8 meses hace

    Tus indicaciones resultaron aliciente necesario para emprender mi blog. Ya estoy preparando fotos para montarlo. Temas: monedas, y estampillas de correo relativas a Mompox, Colombia, ciudad colonial, patrimonio del mundo; y, por los laditos, monedas y billetes de Colombia, y un poco de “pliegos de papel sellado” vírgenes de la colonia ss. XVII y XVII y republicanos ss.XIX y XX, de nuestra modesta e incipiente colección particular.

    Próximamente estaré recurriendo a tus consejos y observaciones para buen logro del objetivo.
    Gracias por tus didácticas enseñanzas que compartes con desinterés y sin retricciones, en beneficio de nuestra afición por la numismática.

    • Autor
      Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 8 meses hace

      Me alegro muchísimo de que el blog te haya servido de ayuda y te haya inspirado para comenzar tu propio blog. Ya me avisarás y me pasarás la URL cuando lo comiences.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>