Subastas de noviembre y diciembre de 2013

Subastas de noviembre y diciembre de 2013

Como es costumbre, comienzo el mes repasando las subastas numismáticas que hubo y que habrá en este pintoresco país. Comencemos por las que hubo en noviembre:

La primera subasta de noviembre la organizó la casa Jesús Vico y la verdad es que no se les ha dado nada mal. Como se suele decir “muy buenos remates”, que viene a ser tanto como decir que las monedas se vendieron caras y que quien compró tuvo que pagar de lo lindo. Bien es cierto que no todas las monedas se han vendido por igual. Creo que las monedas de altas calidades se han vendido todas, tanto antiguas como medievales y algunas se han disparado de precio. Por otra parte, casi todas las monedas de calidades más bajas que ya había sacado esta casa dentro de la colección Huntington, se han quedado sin vender o han subido muy poco con respecto a su precio de salida. Y eso que había algunas piezas realmente raras. Se ve que los pujadores han valorado más el estado de conservación de las piezas que su rareza y su trazabilidad. Lo normal, vaya.

Otra subasta que aconteció en noviembre fue una rápida de Pliego, quienes parecen que se están aficionando a sacar una subasta al mes. Como no publican los remates no tengo nada más que decir.

Por último, ayer mismo Cayón realizó una subasta. Todavía no ha publicado un lista de remates en su web, pero se pueden ver haciendo búsquedas en Coretech (siempre y cuando no dé errores al hacer la búsqueda). He buscado algunos de los remates y la verdad es que en general me parecen bastante bajos. Buenas compras a quienes se hayan hecho con alguna y mala decisión la mía de no pujar porque me hubiera gustado comprar un par de piezas al precio que se han rematado (no pasa nada, seguro que habrá más ocasiones). Los que sí se han rematado a un precio alto han sido los dos rarísimos trémises de Focas, que me parece que eran las dos piezas más interesantes que había en la subasta.

Por cierto, este mes estamos de récord de subastas ya que el tríptico “Three Studies of Lucien Freud” de Francis Bacon se ha vendido por más de 142 millones de dólares, el precio más alto jamás alcanzado por una pintura. Bacon es uno de mis pintores favoritos, así que me alegro de que sea él quien ostente el récord mundial. Eso sí, cuando la gente me pregunta si creo que realmente ese tríptico vale semejante dineral, la respuesta es clara: ni ese ni ninguna pintura vale lo que producirían 70 personas a lo largo de sus vidas laborales; ese precio no tiene nada que ver con el arte y como dijo Machado, solo un necio confunde valor con precio. Lo mismo pasa con las monedas.

En cuanto al mes de diciembre, tenemos cinco casas de subastas que sacan monedas.

La primera casa es Cayón, quien ha retrasado al 4 de diciembre la subasta rápida que tenía pensado hacer en noviembre. Podéis ver mi comentario del mes pasado, para no repetirme.

La segunda subasta corre a cargo de Aureo & Calicó y yo creo que, claramente, es la subasta más interesante de este mes. De entrada es una triple subasta que se organiza entre los días 3 y 4 de diciembre e incluye una espectacular colección de oro macuquino con 100 ejemplares en extraordinaria conservación. Muchos de estas monedas son rarísimas, no conociéndose más de media docena de ejemplares, y de ahí la dificultad de juntar semejante colección. Es bastante evidente que se van a vender todas las monedas de esta subasta especial y es muy previsible que prácticamente ninguno de estos ejemplares se quede en España. Basta con que vengan dos o tres comerciantes americanos para que se lleven todo al otro lado del charco. Y si están tan trastornados como quienes compraron en la Imagines Imperatorvm, se pueden llegar a ver precios asombrosos.

Por parte del resto del catálogo, se presenta el típico recorrido histórico por la numismática española que suele hacer Aureo y que deja contentos a todos los coleccionistas. Pero en este caso los coleccionistas de moneda medieval y renacentista deben estar especialmente contentos porque se incluye una colección tremenda de vellones y platas de los reinos cristianos medievales, así como de los Reyes Católicos, de Felipe el Hermoso (!!) y de doña Juana. Hay algunas piezas muy raras -entre ellas muchas monedas castellanas del siglo XII- pero sobre todo destacan por su calidad. No es nada corriente encontrarse vellones medievales en EBC o mejores. Tan seguros están de que van a tener buenas salidas para estas piezas que han puesto unos precios de salida muy bajos, lo cual es una buena técnica para atraer pujadores y que suban los precios.

Un par de apuntes más a este respecto. El primero de ellos es que si bien se presentan muchos vellones medievales en calidades EBC o mejores (vuelvo a repetir que esto no es nada corriente), solo hay dos de los Reyes Católicos que pasan de MBC+. Esto nos da una idea de lo enormemente difícil que es encontrar vellones de los RRCC en altas calidades; más incluso que las monedas medievales. El segundo apunte es que en el blog Numismática Medieval Manuel Mozo Monroy ha publicado dos entradas a describir el dinero segoviano de Sainc Ove, acuñado bajo Alfonso VII (una y dos). No os preocupéis por lo que pone en esa entrada sobre las licencias de distribución: yo tampoco lo he entendido.

La siguiente subasta la organiza la casa José A. Herrero y la verdad es que es una subasta que me gusta mucho. La calidad media de las monedas es bastante alta, yo diría que significativamente mayor de lo que nos tiene acostumbrados esta casa de subastas, y hojeando el catálogo aparece de vez en cuando algún “piezón”, como los que ilustran esta entrada. Lo malo es que lo considero un catálogo un tanto incongruente, al menos con los precios de salida de las monedas. Es decir, que hay veces que ves en una misma serie de monedas unas que salen a bajo precio y otras que a precio de salida ya están caras. No sé a qué se deberá esto, pero me lo imagino. Por último hay que destacar que traen una curiosa colección de moneda de plata francesa del siglo XIX. Son monedas muy comerciales y que seguramente gusten a quienes coleccionen piezas de nuestros vecinos del norte.

La última subasta del año viene de la mano de Soler y LLach. Fieles a su estilo, presentan un abultado repaso por la numismática española y por algunos lotes extranjeros, siendo la inmensa mayoría de las monedas bastante comunes. No obstante, como siempre pasa en esta casa, hay que mirar el catálogo porque seguro que alguna de las piezas encajan en cualquier colección. Viendo el catálogo también se observa que se encuentran mucho más cómodos con las monedas de El Centenario, que creo que tienen unos precios bastante más bajos que el resto de monedas del catálogo.

Un último apunte es que tanto Aureo como Cayón han hecho un esfuerzo en la última subasta para citar la proveniencia de algunas de las monedas más importantes que presentan (es decir, en qué momentos esos mismos ejemplares se subastaron) aunque no hayan sido ellos mismos quienes hayan subastado esas monedas. En mi opinión, la trazabilidad de una pieza es un valor añadido interesante y el comprador estará más seguro viendo por dónde ha viajado la moneda por la que va a pujar. Esa seguridad supongo que se traduzca en pujas más altas, por lo que la casa de subastas y el antiguo propietario ganan. Además, se le hace cierta publicidad a la casa de subastas donde apareció anteriormente ese ejemplar. Así pues, jugando limpio y citándose todos ganan. Lo que habría que preguntarse es por qué no lo hacen todos y por qué no se citan unas casas de subastas españolas a otras.

2 Comentarios

  1. Pablo Guerra 6 años hace

    Hola Adolfo!
    Pregunta capciosa, y la hago desde mi puesto de tenderillo, y sin interés alguno ni en un bando ni en otro:
    Que opinas acerca del retraso de la Rápida de Cayón al día 4? Casualidad? (Hablo, claro, de Áureo).
    Me llamó la atención. Se harán “faenas” de ese tipo entre las grandes? Merecerá la pena?
    Igual es solo una paranoia mia…

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Yo tampoco tengo intereses en ningún bando, ya me gustaría ser el accionista principal de una de esas dos casas de subastas (o de las dos!!).

      El caso es que no hay que ser malpensados ni buscar tres pies al gato: Cayón ha retrasado su subasta on-line por el motivo que sea, seguramente alguna razón logística tendrán. A Aureo creo que eso le importa muy poco por no decir absolutamente nada. Si alguna de las dos empresas saldría perjudicada sería aquella que presente peor catálogo, y está claro que la subasta rápida de Cayón es mil veces menos interesante que la triple subasta de Aureo. Pero vamos, que son subastas dirigidas a públicos diferentes y dudo mucho que la competencia sea directa.

      Saludos,
      Adolfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*