Cómo identificar macuquinas

Cómo identificar macuquinas

Una de los temas que este blog apenas ha tocado son las monedas macuquinas. Son monedas que a mí, personalmente, no me llaman demasiado la atención estéticamente pero tienen muchísimos seguidores tanto en España como en Estados Unidos y otros países. Su trascendencia histórica es incuestionable y sirva de ejemplo que en la BBC y el British Museum incluyeron una en la lista de los 100 objetos para explicar la historia de la humanidad. Sin duda habría que dedicar una entrada para comentar las cuestiones históricas de estas monedas, pero como este blog es más de coleccionismo que de historia, dedicaremos hoy una a cómo identificar estas monedas.

El mejor libro que conozco para el coleccionismo de macuquinas es «The Practical Book of Cobs«, escrito por Daniel y Frank Sedwick. Es un libro con todos los ingredientes que tienen los libros de numismática americanos: es barato, proporciona mucho conocimiento útil para el coleccionista nuevo y el experto, es comprensible por un novicio, no está escrito por académicos, no profundiza en temas histórico, no esconde la faceta económica del coleccionismo y está escrito en inglés. La verdad es que las publicaciones de los gringos me dan bastante envidia. Otro libro interesante que profundiza en un subconjunto de las macuquinas es «Los redondos de Lima, Méjico y Potosí y otras acuñaciones especiales«, de José Luis Lázaro. Los redondos sí que son monedas que me gustan estéticamente, pero como no puedo permitírmelas me conformo con verlas en el libro. Es lo que hay.

El caso es que cuando leí estos libros me dije que debería escribir una entrada para identificar macuquinas basándome en el libro de Sedwick. Pero resulta que esa idea ya la ha tenido otro: un forero de Identificación Numismática que escribe como Eledgarqr y que publicó este estupendo manual.  Como buen telemático que soy, tomo de Eladgarqr lo que me interesa (alguna explicación y las figuras), mientras que yo simplifico bastante y añado cosillas de cosecha propia. La idea es hacer un pequeño manual de iniciación, no ser exhaustivo. Y de entrada la primera simplificación es que solo me centraré en las macuquinas que presentan las columnas de Hércules en el reverso (otras incluyen un escudo). Si os gusta, otro día seguimos con ello.

La principal dificultad de identificar monedas macuquinas es que en casi ningún caso se ven todos los datos. Así pues, hay que mirar toda la moneda en su global para poder extraer información de varias partes y así poder identificarla. También es bueno contar con un catálogo para poder extraer algunos datos que no se vean en la moneda a partir de otros que sí que aparezcan. De entrada, las macuquinas que se suelen encontrar son las de oro y plata de Lima, y las de plata de Potosí. Sin duda las más corrientes son los 8 reales, pero identificar el valor no es difícil porque el peso y el tamaño de la moneda lo delata aunque el número en sí se haya borrado.

Los otros datos que querríamos obtener son la fecha, el reinado, la ceca y el ensayador. Veamos dónde se pueden encontrar. Para ello, veamos primero el reverso de la moneda, que tiene una cruz como las siguientes (la de arriba a la derecha solo aparece en las macuquinas mejicanas, que yo sepa, que no presentan las columnas de Hércules):

La cruz que cuartela el anverso se completa con dos castillos y dos leones generando el escudo cuartelado que todos conocemos. Debajo del escudo hay veces que se incluye la fecha de acuñación.

Por otro lado, en el anverso de la moneda se tienen muchos más datos. Digamos que las dos columnas de Hércules representan dos líneas horizontales, queson a su vez cruzadas por otras dos líneas verticales más unas olas bajo las columnas. Así pues, se tiene una «plantilla» con nueve espacios. Cada espacio proporciona una información diferente, tal y como muestra la siguente figura:

Entonces esto es muy fácil porque leyendo estos espacios podemos obtener casi todos los datos que se buscan. La ceca nos la da el primer y (quizá) el noveno espacio, que puede ser o una P (Potosí) o una L (Lima). Pero, además de esto, hay un truco muy sencillo para poder identificar la ceca aunque no se vean los cuadrantes: las olas de Potosí y las olas de Lima no son iguales. Las de Potosí tienen un alto en medio de las columnas de Hércules, mientras que las de Lima tienen un valle. Es muy fácil de recordar porque Potosí está en una montaña mientras que Lima está a nivel del mar.

El ensayador aparece en el tercer y (quizá) en el séptimo cuadrante.

La fecha puede aparecer con dos o tres dígitos en la fila de abajo. Hay veces que la fecha está embutida en el octavo cuadrante, mientras que otras veces ocupa toda la hilera de abajo. Hay que tener en cuenta que en Lima se produjeron estas monedas entre 1684 y 1752, por lo que con dos dígitos se conoce bien la fecha. Pero en Potosí se acuñaron desde 1652 a 1773, por lo que son necesarios tres dígitos. Generalmente a partir de 1700 se incluyeron tres dígitos, pero si solo se ven dos habría que apoyarse en el ensayador o en otros datos. También es cierto que en muchas ocasiones la fecha aparece en otras partes de la moneda,como debajo del escudo o en la leyenda. Es típico ver macuquinas con doble, o incluso con triple, fecha.

Ejemplos de anversos:

En cuanto al reinado, no queda más que inspeccionar la leyenda, aunque obviamente se puede uno hacer una idea si se sabe la fecha. Las leyendas de ambos lados casi nunca se pueden leer completas, pero tienen la inscripción «(nombre del rey)DEI GRATIA HISPANIARVM ET INDIARVM REX» o variantes. Si se puede leer el nombre, estos son FERNANDVS, LVDOVICUS o FERNANDVS (o variantes) y luego va el ordinal. Hay que tener en cuenta que el ordinal de Felipe IV se pone como «IIII», por lo que es fácil diferenciarlo de Felipe V. 

 

 

Las monedas que ilustran la entrada aparecerán en la próxima subasta de Aureo, en la que se incluye una impresionante colección de 100 oros macuquinos en un extraordinario estado de conservación. ¡¡Ahí es nada!! Os dejo que las identifiquéis vosotros.

16 Comentarios

  1. Jose David 6 años hace

    Como siempre gran entrada Adolfo, me gustaria llamar la atención a todos los coleccionistas de macuquinas que en facebook hay un grupo de colaboración hispano-americano liderado por personas de gran prestigio como Glenn Murray o Mathieu Masseboeuf entre otros dedicado a la identificación de piezas falsas. Os dejo el enlace por si os interesa

    https://www.facebook.com/groups/monedafalsa/?fref=ts

    Un saludo

    • Daniel Flores Rodriguez 6 años hace

      Hola Jose David, gracias por el dato del grupo en facebook, me es de gran utilidad ya que hace ya algunos meses adquirí algunas macuquinas para mi colección de monedas, aunque no estoy enfocado a coleccionar solo macuquinas, sino monedas mexicanas, complementan mi colección y espero que me puedan ayudar para saber que no son falsas, ya que aunque tengo ya un tiempo coleccionando monedas y billetes precisamente con estas me es difícil identificar si son falsas o no, ya que como menciona el articulo de Adolfo no se ven todos los datos en la mayoría.
      ¡Saludos desde México y nuevamente gracias!

  2. Andres 6 años hace

    Gran entrada Adolfo, realmente las monedas macuquinas esteticamaente me gustan mucho, principalmente por la connotacion historica que tienen. No obstante nunca considere coleccionarlas por dos razones: 1- Economicamente imposible formar un conjunto importante, al menos para mi y 2- Tendria que conocer muy a fondo los detalles de estas piezas debido a la gran cantidad de falsificaciones, digamos que no es asunto de principiantes, solo para muy entendidos en la materia.

    Un saludo grande desde Argentina y sigue adelante con tu blog
    Andres

  3. Paco Félix 6 años hace

    Siempre me han llamado poderosamente la atención estas monedas. Por mis manos han psado muchas en mis viajes por Perú y Ecuador, pero nunca me he atrevido a comprarlas por miedo a ser estafado. Verdaderamente las vende baratas: al peso de plata de 900 milésimas y muy poco mas.
    Gracias por la información.

  4. Carlitos 6 años hace

    Coincido contigo, Adolfo, en que no son unas monedas que me llamen especialmente la atención por lo estético, pero el contexto histórico en el que se encuadran no podremos negar que es apasionante.

    Aprovecho para dejar una pregunta que me ronda la cabeza y que no tiene nada que ver con la entrada, pero como esto es un blog y no un foro, no se dónde hacerla si no. Espero que no te moleste.

    En los reinados de Isabel II, Alfonso XII y Alfonso XIII hay monedas de Puerto Rico y de Filipinas (aunque acuñadas en Madrid) pero, ¿qué pasa con Cuba? ¿Qué moneda circulaba por Cuba?, ¿pesos de Puerto Rico o directamente moneda peninsular? Se me hace curioso que, precisamente en Cuba, el territorio más unido a España cultural, social y económicamente, no tuviera ceca propia.

  5. Autor
    Adolfo 6 años hace

    Los duros macuquinos no son monedas demasiado caras: por unos 200-300 euros hay muchos ejemplares muy interesantes donde elegir. No digo con esto que podamos comprarnos una todas las mañanas, pero con un poquillo de esfuerzo se pueden incorporar alguna a la colección.

    Vamos, que su precio no es prohibitivo.

    Lo del tema de las falsificaciones ya es otra cuestión. Efectivamente, quien se ponga a coleccionar macuquinas va a tener que estudiar a fondo las mismas para que no le cuelen falsas. Y también andar con sentido común: eso de comprarlas a peso de plata… raro raro.

    @Carlitos, la verdad es que no tengo ni idea de qué moneda circulaba en Cuba a finales del siglo XIX, pero me imagino que fuese un carajal, como suele ocurrir en las colonias. Supongo que la mayor parte de la moneda que circulase fuese española; pero también había mucho comercio con EEUU, así que fijo que no sería raro encontrar moneda americana; por último, también es muy probable que hubiese monedas de otros países sudamericanos, sobre todo de los miembros de la Unión Monetaria Latina.

    Saludos,
    Adolfo

  6. Andres 6 años hace

    Adolfo: Se me ocurrio un tema muy interesante de tratar en alguna ocasion. La difrerencia en las valoraciones de estados en las piezas macuquinas, en las acuñaciones a volante y las contemporaneas ya que por sus diferencias en el tipo de acuñacion presentan distintos criterios a la hora de valorar el estado de las mismas.
    Un saludo
    Andres

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Eso más que un tema para un post sería un tema para un artículo… pero puede estar bien un «distinguir lo bueno de lo mejor» de macuquinas.

  7. Xavi 6 años hace

    Gracias Adolfo, buen artículo, personalmente me ha servido no para saber más si no más bien para saber algo… :)), las había visto alguna vez pero no tenía ni idea de que mirar…

    Un saludo!

  8. david 5 años hace

    que especial sus aportes me sirven de mucho, apenas estoy empezando con lo de la coleccion y es importante todos estos datos gracias

  9. Mynor Sánchez 5 años hace

    Muy buena info, tengo una en mis manos y estoy por decidir si la compro…

  10. Ignacio 5 años hace

    Adolfo, como es que no mencionas el Tauler?
    Y las onzas de la peninsula, tienen diferente «formato» .
    Una cosa fundamental de las macuquinas es que todas son diferentes, si hay 2 iguales estamos ante una falsa probablemente
    saludos

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      El objetivo de esta entrada era puramente introductorio para explicar brevemente cómo identificar las macuquinas. Otro día hablamos de su coleccionismo y ahí es cuando hablaremos de la gracia de que no hay dos iguales y de los catálogos más importantes, en el que habrá que citar al Tauler seguro.

  11. Ignacio 5 años hace

    Pues tambien, es verdad… ay que impaciente soy :D

  12. Dr Manuel Garibaldi caro 4 años hace

    Poseo una moneda macuquina felipe tercero 1616 acuñada en México en perfectas condiciones . pesa 28 gr. Es de plata. Tiene .870 gr de oro. 1.5 gr de cobre y zinc. No tengo referencia de otras monedas en cuanto a su composición te agradezco si me puedes apoyar para tratar de ver su autenticidad.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 años hace

      Esa pieza debería verla un numismático profesional en vivo. Es la única manera de que alguien pueda emitir una opinión fundada sobre su autenticidad.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*