Entrevista a Jaime Sanz

Entrevista a Jaime Sanz

Cuando empezó el curso os comenté que quería retomar las entrevistas y aquí tenemos la primera de ellas. En esta ocasión he entrevistado a Jaime Sanz, a quien conocí en la convención de Burgos. Jaime es un experto en billetes que ha montado en España una empresa de graduación de billetes: International Currency Grading (ICG). Esta empresa acaba de nacer con un interés de abrirse paso en el mercado europeo, ya que no existe una empresa semejante en nuestro continente. Además, sus precios no están nada mal, sobre todo si se comparan con las empresas de graduación de monedas.

Creo que la entrevista es interesante porque trae al blog, de manos de un experto notafílico, un tema que por mi culpa no lo tenemos nada explotado (habrá que poner remedio). Además, damos apoyamos un poquillo la innovación en este sector, que tanta falta hace, dando visibilidad a este tipo de empresas.

International Currency Grading (ICG)

Adolfo (A): Personalmente ¿tú coleccionas o has coleccionado billetes?

Jaime Sanz (JS): Yo colecciono billetes desde hace más o menos 18 años. Empecé a coleccionar viviendo en el extranjero, cuando encontré por casualidad en un mercadillo billetes de varios países que ya han desparecido, como Malaya y British Borneo o Biafra y partir de ahí no he parado hasta los más o menos 30 mil billetes que actualmente tengo en mi colección.

A: ¿Qué billetes o series son los que más te gustan?

JS: Me gustan sobre todo los billetes coloniales; de colonias inglesas, francesas o portuguesas esencialmente. También tengo debilidad por todos los billetes africanos y de centro América y el Caribe. Si tuviera que elegir por ejemplo tres países que me gustan especialmente me quedaría con Angola, Congo Belga y Costa Rica o Guatemala.

A: ¿Qué consejos darías a quienes quieran comenzar una colección de billetes?

JS: Mi principal consejo seria hacerse con buenos catálogos, tanto mundiales como de países individuales en aquellos que los tienen, que son muchos. Luego acudir a las convenciones y hacer muchas preguntas a gente que sabe, porque en esto no hay nada como estar bien informado. Una vez entrado en materia, recomendaría empezar con países o épocas donde se puede encontrar un cierto número de billetes a precio razonable. Por ejemplo, si te gusta África, puedes elegir un país como Zambia, que tiene billetes recientes, bonitos y baratos, y que te permitirá ir subiendo de precio a medida que vayas completando tu colección. Otra recomendación personal es coleccionar la mejor calidad disponible, que en muchos (aunque no todos) de los billetes post-1970 todavia es SC (UNC).

A: ¿Crees que es muy diferente coleccionar billetes a coleccionar monedas?

JS: No soy ningun experto en monedas, pero por encima de las diferencias obvias, no creo que sea muy diferente. Los coleccionistas siempre buscamos piezas especiales y buscamos completar nuestra particular colección, lo que se hará más difícil a medida que llevemos más tiempo buscando. Sea lo que sea que colecciones, creo que al final la motivación y el placer de la búsqueda se parecen bastante.

International Currency Grading (ICG)

A: A mí siempre me ha resultado más difícil valorar un billete que valorar una moneda. Me explico: una vez que se han visto unas cuantas monedas, creo que es bastante sencillo darse cuenta de si el ejemplar está limpiado, troquelado o restaurado. Sin embargo, con los billetes soy incapaz de diferenciar si el billete está lavado, planchado, restaurado… también es cierto que he visto muchos menos billetes que monedas. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

JS: Valorar billetes no es difícil, pero, como en monedas, hay un elemento subjetivo muy importante. Hay grados que reflejan algunos fallos en una moneda o en un billete, pero la combinación exacta de fallos variará y será más o menos importante para cada coleccionista. En nuestro particular modo de graduar billetes tenemos en cuenta la calidad del papel esencialmente y luego mencionamos a parte otros fallos -puntos de aguja o de grapa, roturas, manchas u óxido, etc.-, que no siempre afectan al puro “grado” aunque claramente afean un billete. En cuanto a la manipulación de los billetes, para cualquier persona con experiencia es relativamente fácil distinguir un billete que esta lavado, planchado o reparado siempre y cuando conozca la “textura” original del papel de cada billete, que es muy diferente por ejemplo entre billetes impresos en Francia o en Inglaterra.

International Currency Grading (ICG)

A: En relación con esto, hay una eterna discusión entre los aficionados españoles entre si mandar las monedas a los servicios de graduación (v.g. PGCS o NGC) o si guardar las monedas sin encapsular. ¿Existe ese mismo debate en relación a los billetes? ¿Cuánto impacto tienen en el coleccionismo los servicios ya consolidados como PMG?

JS: Claro, hay coleccionistas que no aceptan la graduación externa o la encapsulación y hay otros a los que les encanta. Cada uno tiene derecho a coleccionar y guardar sus piezas como más le guste. A mí siempre me ha gustado la textura del papel, pero desde mi punto de vista, la graduación profesional y encapsulación tiene ventajas obvias en cuanto a conservacion, etc. Y sobre todo porque hoy en día casi todos los billetes que compro son a través de Internet, subastas lejanas o en convenciones donde la luz suele ser pésima. Así es que si compro billetes graduados profesionalmente por una empresa de la que sé que me puedo fiar, me ahorro el disgusto de recibir billetes que he comprado (y pagado) como SC y que resultan tener un doblez central que los deja en EBC o como mucho SC-.

International Currency Grading (ICG)

A: ¿Consideras que todos los billetes merecen la pena ser autenticados y graduados por una empresa de graduación o crees que solo merece la pena mandar billetes con ciertas características? De ser así ¿cuáles?

JS: Hombre, todos lo billetes quedan bonitos y protegidos encapsulados, pero creo que para que merezca la pena el esfuerzo y el coste habría que pensar en billetes con una valor de mercado de como mínimo 20 o 25 euros, aunque hemos visto clientes que gradúan toda una serie cuyo facial más alto puede tener un precio de 100 euros y el mas bajo de sólo 5 euros, pero por tener toda las serie graduada te envían todos los valores. Por lo demás, billetes de cualquier parte del mundo y de cualquier época merecen ser graduados profesionalmente.

En este sentido, destacaría un área en particular del billete español que se presta particularmente, que es el billete de necesidad de la Guerra Civil. Digo esto porque es un área donde han surgido grandes cantidades de copias y falsificaciones, y la graduacón profesional, a parte de la protección y graduacion correcta, te garantiza que los billetes que estás metiendo en tu colección son auténticos y legítimos.

International Currency Grading (ICG)

16 Comentarios

  1. Carlitos 6 años hace

    Interesante.

  2. Marcos 6 años hace

    Estupenda entrevista, se me ha quedado corta. Yo tampoco se distinguir conservaciones de billetes, solo tengo los españoles mas baratos mas que nada por eso.

  3. Carmelo 6 años hace

    Gracias por acordate del mundo de los billetes.

  4. Autor
    Adolfo 6 años hace

    Así en general… ¿qué os parecería si dedico unas entradas en el blog, de manera más o menos periódica, a hablar de billetes?

    Yo no es que sepa mucho de billetes, pero conozco coleccionistas muy buenos y muy expertos que me podrían asesorar. Quizá una entrada al mes no estaría mal. ¿Cómo lo veis?

    Saludos,
    Adolfo

    • Carmelo 6 años hace

      Pues la verdad no estaría nada mal. Creo que son dos aficiones que van muy de la mano, incluso es relativamente frecuente que haya gente que colecciona tanto billetes como monedas, y es muy fácil dar el paso de la una a la otra.

  5. Jesús 6 años hace

    Hola a todos, es la primera vez que escribo en el blog, lo leo frecuentemente pero nunca me he animado a escribir nada. Primeramente sería estupendo que hubiera al menos una entrada de billetes al mes, sería un lujo leer para aquellos que nos gusta tanto las monedas como los billetes. Y así como cada semana aprendemos algo nuevo sobre monedas aprender también sobre billetes. Sobre la entrada actual, me han surgido un montón de dudas, primero ¿qué características hay que tener para montar una casa de tasación de billetes? ¿Sigue unos criterios internacionales o los fija la misma casa? Respecto a la página web: está muy bien que este en inglés pero se agradecería que estuviese también es español.

    Saludos ¡¡¡

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Hola Jesús, me alegro mucho de que te animes a escribir en el blog.

      Respondiendo a tus preguntas, teniendo en cuenta que estas empresas de graduación NO hacen peritajes, no hace falta ningún requisito para abrir una empresa así. Obviamente hay que entender de billetes o de monedas y hay que tener un nombre para que los clientes confíen lo suficiente como para pagar por las tasaciones.
      En cuanto a los criterios, lo más importante es la coherencia, tanto por una empresa de este estilo como por una casa de subastas. Ya se sabe que las tasaciones son subjetivas, pero hay que buscar la coherencia. Luego está el ser coherente con el mercado y con las tasaciones que proporcionan otras empresas (lo mismo aquí que en una casa de subastas que con un comerciante). En los años 90, siguiendo el tirón de PGCS y NGC aparecieron en EEUU decenas de casas pequeñas que “inflaban” la tasación para atraer clientes. Al cabo de unos años la gente dejó de confiar en ellas porque se dieron cuenta del engaño y la inmensa mayoría desaparecieron.

      Lo de la web, es normal que esté en inglés porque busca acercarse al ámbito internacional (una empresa de tasaciones local no tendría sentido). El día que vea que en España, o en Alemania, o en Italia tiene especial interés o se quiera centrar en ese mercado concreto, seguro que traduce la web a los idiomas correspondientes.

      Saludos,
      Adolfo

      • Jesús 6 años hace

        Hola,

        Si me parece bien que este en inglés pero la web sería de más calidad si también estuviese en español ( creo que el coste de traducción de una web es pequeño), si al comerciante le ha parecido que nos es rentable lo respeto pero no lo comparto para nada. El comercio de habla hispana abarca desde casi todo el Sur de America y España claro está. Creo que el coste beneficio sería muy alto. De todos formas los precios de las tasaciones no los veo claro, no los llego a entender.

        Un saludo a todos,

        Jesús.

      • Carmelo 6 años hace

        Quizá el mayor problema es llegar a tener un alto grado de reconocimiento internacional. Esto ha de venir con el tiempo. A todos nos suena PMG y poder competir con ellos no debe de ser nada fácil. Por eso les deseo mucha suerte en su empresa. Además pienso que sería bueno tener cerca una casa seria y de pretigio reconocido que pueda certificar sin necesidad de enviar los billetes a EE.UU.

  6. Carlitos 6 años hace

    A mí me parece una idea estupenda, Adolfo. Que no sea coleccionista de billetes no quita para que pueda disfrutar con buenos artículos sobre ellos.

  7. Marcos 6 años hace

    Por mi genial. Los billetes tambien tienen mucho encanto, el papel especial, la calidad y dificultad del grabado, … y mucho en común con las monedas, pasan de mano en mano, años y años circulando. Los sellos en cambio no me gustan.

  8. Miguel 6 años hace

    A mi me parece bien. La entrada es interesante, y veo que tiene varios puntos en común con el coleccionismo de monedas: Empresas de graduación y autenticación, calidades que coleccionar (otra vez coleccionar la mejor calidad disponible como consejo), paises más interesantes, y seguro que si Enrique coleccionara billetes tendría anécdotas semejantes.

  9. Santiago Pérez 6 años hace

    Desde hace tiempo y ahora que he visto el billete de 100 ptas. con la Dama de Elche, estoy interesado en saber, porque no se encuenta billetes como este. Me gustaria tener informacion sobre este tema. Gracias.

  10. Antonio 6 años hace

    Yo empecé a coleccionar antes los billetes que las monedas; quizás me sigan gustando más los billetes (son otra cosa). Empecé con los españoles y claro segui y segui hasta meterme por paises (de la A a la Z). La verdad es que aprendes un montón de historia (tanto con monedas como con billetes).Me encanta la idea de meter entradas de notafilia.
    Un saludo de Antonio

  11. pedro 6 años hace

    Hola a todos,

    Muy pocas veces he hablado en este bloc, aunque sí que lo voy siguiendo por ser muy interesante. La verdad, ya era hora que apareciese una empresa de este tipo. No soy proestadounidense, pero hay que reconocer que esta gente tiene cosas buenas, como por ejemplo las empresas de tasación, son serias, aunque a veces cobran precios excesivos. Sólo tengo una observación respecto a ICG: sería bueno que fuese bilingüe (español-inglés), pues abarcaría mucho más mercado. Por lo que se refiere al tema de hablar de billetes yo pienso que es acertado, como dice más arriba Carmelo,la notafilia y la numismática muchas veces van cogidas de la mano.
    Saludos a todos y felicidades por el blog.

  12. Jaime 6 años hace

    Hola – Primero agradecer a Adolfo la publicacion de la entrevista y luego daros tambien las gracias a todos los que habeis publicado comentarios, que creo demuestran un interes por el mundo de los billetes.

    Respecto a las preguntas sobre la web de ICG, sin duda es necesario traducirla al castellano, y lo tendremos hecho en breve, pero no hemos dado abasto a la cantidad de tareas que nos han surgido desde el comienzo de la empresa hace apenas 2 meses.

    A mi me encantara participar en el foro y responder a comentarios y dudas, tanto sobre billetes de Espana y del mundo, como sobre el asunto concreto de la graduacion y el reconocimiento de billetes.

    Para empezar, respondo a una pregunta sobre el billete de 100 pesetas “Dama de Elche” que ilustra el articulo. La razon por la que ese billete no es comun es que se trata de una emision de 1938 que no llego a ponerse en circulacion, ya que se produjo la entrada de las fuerzas nacionales en Barcelona pocos meses despues de que fueran entregados estos billetes al gobierno republicano por la casa de impresion inglesa Thomas de la Rue.

    Por lo que sabemos, todos los billetes con numero de serie fueron destruidos despues de la guerra (creo recordar haber visto un ejemplar discolo) y por lo tanto es un billete que solo se puede coleccionar como especimen o prueba sin circular, lo que lo convierte en uno de los ejemplares mas raros del billete espanol del siglo XX.

    Saludos a todos los foreros y por favor disculpad mi falta de acentos, pues uso un teclado extranjero.

    Jaime
    ICG

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*