Una colección como plan de pensiones III: no consite solo en comprar moneda buena

Una colección como plan de pensiones III: no consite solo en comprar moneda buena

Esta es la tercera entrada que dedico a reflexionar sobre la revalorización a largo plazo de una colección de monedas. En la primera argumentaba que no es posible predecir qué monedas son una buena o una mala inversión, mientras que en la segunda hablaba de la actitud de los coleccionistas que consiguen ver revalorizada su colección. Esta tercera entrada podría ser una parte de la anterior, pero la voy a dedicar íntegra a una idea que creo que es importante y que posiblemente choque a muchos. Son muchos los que opinan que comprar moneda buena es siempre una buena inversión. Eso es justamente lo que voy a negar.

De entrada, la frase en sí encierra una trampa: ¿qué es una moneda “buena”? Si 20 de nosotros se lo preguntamos a un mismo comerciante que nos conozca cada uno obtendrá una respuesta diferente, ya que nos intentará persuadir de que una “moneda buena” es aquélla que está en el límite superior de gasto que nos planteamos hacer. Es decir, al que se compra monedas muy baratas le dirá que una “moneda buena” son las que cuestan 100 euros, al que anda por monedas de más precio le dirá que son las que cuestan 800 y al que se gasta un buen dinero en monedas le dirá que son las de 5.000 euros para arriba. He visto presumir con orgullo a un coleccionista de una peseta de 1947*56 en MBC- que se había comprado por 30 euros (para él eso era una “moneda buena”), mientras que he visto a un coleccionista decir, sin una actitud arrogante, que los tremises visigodos son monedas baratas. Por otra parte, es absolutamente normal que un comerciante adapte sus argumentos al coleccionista que tiene delante: su trabajo es vender monedas y para ello debe persuadir a sus compradores. No lo veo malo ni tampoco digo que estén mintiendo, simplemente hay que ser conscientes de ello.

Si yo tuviese que ser normativo diría que una “moneda buena” es aquélla que un millonario desea y no puede tener. Es decir, que su rareza es tal que adquirirla no es solo cuestión de dinero y a la vez hay gente muy pudiente que estaría dispuesta a soltar una buena suma por ella. No hará falta decir que yo no tengo ninguna moneda con estas características, al igual que el 99% de las colecciones.

10000 reis Brasil

Salvando esta importante cuestión, todavía se puede seguir negando lo de que comprar una moneda buena sea siempre una buena inversión. Si fuese así lo único que hay que hacer para ganar dinero con una colección sería comprar monedas que se subasten en Ars Classica o en las subastas especiales de Aureo & Calicó. Elegir cualquier moneda de esos catálogos al azar, pujar por ella más que nadie y guardarla durante 30 años no garantiza que se vaya a ganar dinero. De hecho, muy probablemente se pierda dinero porque el que haga esto se ha olvidado de lo más importante: luego hay que vender la moneda a una persona por un precio más alto del que se ha comprado. ¿A qué persona vendemos la moneda por más dinero del que es capaz de venderla unas empresas que tienen como clientes a los coleccionistas más pudientes del mundo? Difícil cuanto menos.

De hecho, una de las diferencias entre un coleccionista y un comerciante es que el coleccionista tiene interés por ciertas monedas, mientras que el comerciante tiene interés por ciertos precios. No digo con esto que un coleccionista medianamente formado vaya a pagar cualquier precio por una moneda que le guste, pero a un comerciante cualquier moneda de curiosa para arriba le va a interesar si se pone a buen precio. Por eso los comerciantes ganan dinero y los coleccionistas no; lo cual es muy bueno porque alguien tendrá que cotizar a la Seguridad Social en un país con un 27% de desempleo. Decía Benjamín Graham en su estupendo libro “The intelligent investor” que las inversiones no hay que hacerlas como quien compra un perfume (es decir, sin mirar el dinero porque es un capricho), sino como quien compra hortalizas (miramos más el precio en nuestras compras diarias). Pues con las monedas lo mismo si es que se trata de una inversión.

Ahora bien, volvemos a caer en la misma trampa: ¿qué es un “buen precio”? De nuevo ese “buen precio” no es lo mismo para unos que para otros. Yo entiendo que un “buen precio” es aquél que me permitiría vender la moneda al menos por la misma cantidad por la que la he comprado. Y ahí es donde difieren el “buen precio” para unos y para otros: a la hora de comprar un tremis visigodo como inversión no es lo mismo conocer a otros 20 coleccionistas de tremises visigodos que no conocer a ninguno. Si solo somos capaces de comprar una moneda, almacenarla durante unos años y vendérsela a un comerciante (ya sea una subasta o un autónomo), lo normal es que no ganemos dinero. Así pues, si queremos comprar monedas como inversión es absolutamente indispensable conocer bien el mercado, incluyendo los precios y los actores. El que no lo conozca que se ponga con ello antes de ponerse a invertir.

Finalmente quiero decir una cosa que es muy obvia pero que hay gente a la que se le olvida: comprar una moneda muy buena por tres veces más de lo que vale no tiene ningún sentido. O al menos no tiene ningún sentido económico. Comportamientos como esos no se ven todos los días pero son relativamente frecuentes en subastas. Un ejemplo fue la colección “Imagines Imperatorvm“, donde directamente se les fueron de las manos los remates en prácticamente todos los lotes. Otro ejemplo que me viene ahora a la cabeza son los 10.000 reis brasileños de 1724 rematados por Aureo el pasado mayo en 27.000 euros (primera foto). De esa misma subasta es el precioso medio escudo de Potosí que se muestra en la segunda imagen y que se remató en 550 euros.

medio escudo Potosí

De nuevo remarco una de las características del coleccionista que invierte bien en monedas: es paciente. Obcecarse con una moneda y quererla pronto al precio que sea, solo garantiza perder dinero. Por buena que la moneda sea.

18 Comentarios

  1. Ignacio 6 años hace

    Toda inversion, o compra hecha a largo plazo se basa en 1 cosa: una apuesta en el tiempo.

    Mi apuesta es que en el plazo de 10 años, la plata se apreciará mucho más de lo que vale ahora, a la par que nuestros ahorros/ingresos disminuirán por ser dinero FIAT. Cualquier moneda que sea a peso, o moneda bonita, porque la fea se funda, incrementará su valor. Suficiente? Espero. Pero no lo se.

    Si fallo en mi apuesta, no se si el valor numismático le ganará a la inflacion, pero confio en que la moneda clásica española si lo haga. ME puedo equivocar? Sí. Es una apuesta.

    Si alguien me dice que una jugada en bolsa, un plan de pensiones en el banco o un depósito son mejores, no me lo creo. Pero es su apuesta.

    Estoy apostando por la numismática? Estoy apostando por la numismática que tenga algo de valor intrínseco, valor metal.

    • Marcos 6 años hace

      De hecho la plata ha dado mucha rentabilidad en los ultimos años, lo digo por yo he estado casi 10 años en blanco en numismatica y ahora veo que el oro y plata han subido mucho, compré muchos duros de plata entre 8 y 13 euros, ahora los de 8 ahora valen 20-25 y los de 13 ahora 30-40 (aproximadamente). Puede incluso que las monedas de muy baja calidad, para fundir, sea mas rentables que las de alta calidad solo por su valor en metal.

  2. Jose Luis 6 años hace

    muy bonita la segunda moneda

  3. Autor
    Adolfo 6 años hace

    Lo de la inversión en metales ya lo habéis comentado en otras entradas y volveremos sobre ello más adelante en esta serie de coleccionar como inversión.

    Esta entrada se centra en intentar demontar un mito, y es que comprando moneda buena no siempre se invierte bien. ¿O sí?

  4. Miguel 6 años hace

    Pues eso, ¿en qué quedamos? Si por “moneda buena” entendemos aquélla que un millonario desea y no puede tener, pues de acuerdo. ¿Pero cuántas hay que un millonario (Bill Gates) desee y no pueda tener? ¿Aquella que no venderías jamás por tener un componente emocional aunque la calidad no pase de MBC?

    Creo que el término medio está entre la rareza y el grado de conservación. Luego hay otros factores, como el número de coleccionistas que coleccionen y tengan acceso a ese tipo de monedas. Creo que no es lo mismo en ese sentido una moneda de México que una de EEUU donde creo que hay coleccionistas con más capacidad económica que querrán comprar monedas de su país.

    Creo que en una entrada de la colección Caballero escribiste un consejo que te dió: Comprar aquellas en mejor estado que pudiera permitir tu economía. Y en la entrevista de procoleccionimo dices que prefieres tener menos en el mejor estado posible que más en un estado peor.

    Visto como inversión, pues creo que todo depende de los gustos y modas del momento en que las quieras vender, aunque a las malas lo bueno siempre tiene más salida y aunque haya menos gente dispuesta a pagar el precio, siempre habrá alguien. También depende del momento en que las compres o hayas comprado claro…

    • Ignacio 6 años hace

      Si y no. Para discernir calidades muy altas… ya tienes que saber mucho y en algunas monedas el precio se dispara.
      No hay moneda buena ni moneda mala. Hay moneda bien conservada y mal conservada. Una conservacion decente puede significar que se venda mejor o que haya mas gente interesada, pero dependera del momento en que la gente este dispuesta a soltar pasta.

      La apuesta es en el tiempo, y la puedes ganar de aqui a 20 años y perder a los 22 años, porque en los ultimos 2 la economia se haya ido a tormar viento (otra vez).

      Como los grandes inversores ‘pican’ ‘de flor en flor’ la coleccion de monedas la deberias plantear asi si quieres una inversion ‘optima’, pero claro… eso tiene un precio.

      Yo no pretendo separarme de ninguna pieza pero si dado el momento algunas subieran de precio indecentemente… pues… no se que pasaria… a lo mejor se pueden cambiar por otras…

      • Miguel 6 años hace

        Si y no. Hay quien compra monedas encapsuladas que ya están gradadas por NGC, PCGS, etc Muy comercial, pero….
        Caras si que son, pero si lo hacen como inversión y ganan, pues al final ‘salen baratas’.

        Uno de los problemas es el que tu dices, puedes ganar de aquí a 20 años pero en los dos siguientes a esos 20 una crisis puede hacer que pierdas, quizá porque sea necesario el dinero y haya que malvender.
        Aún así tomaría como máxima la frase de la primera entrada de esta serie: “es absolutamente imposible poder predecir qué monedas van a subir de precio en el largo plazo. Es más, me atrevería a decir que cualquiera que os diga que está seguro que una moneda se va a revalorizar os está engañando (si quiere venderos esa moneda) o está el mismo engañado (en caso contrario).”

  5. Hayek 6 años hace

    Para mi una moneda buena es aquella moneda, que me gusta, que no es corriente y que esta en una conservacion buena y sobretodo que se vea bonita (brillo original o lo que sea)…

    Si encima la pesco bien de precio y no perdere dinero si la vendo no es que sea una moneda buena sino que es una moneda de la h*****…. ;)

  6. Andrés 6 años hace

    Se puede ganar dinero con la numismática si eres un profesional y trabajas en ello (y no todos los profesionales prosperan).
    Los profesionales cambian tienpo por dinero, los coleccionistas cambiamos dinero por tiempo, para unos un oficio, para otros una afición.
    El coleccionista puede llegar a ganar pasta, pero que tome precauciones, y hacerlo pensando en el largo plazo cuando ni siquiera los profesionales lo hacen…
    Ya decía Lao tse: “El que quiera usar el cuchillo en lugar del carnicero que se cuide de cortarse su propia mano”.
    Yo tengo muy claro que, como coleccionista, el dinero que “invierta” es por diversión, al igual que cuando lo gasto en el cine, en una copa o cualquier capricho. Si dentro de unos años mi colección vale más o menos no me quita el sueño.

  7. Autor
    Adolfo 6 años hace

    @Miguel, sí que es cierto que parece que hay inconsistencias en mi discurso.
    Por un lado, la opinión de Caballero es la opinión de Caballero, no la mía. Yo a esa frase la he dado varias vueltas y la verdad es que no sé cómo interpretarla. Si quiere decir que es mejor poco bueno que mucho y malo, entonces estoy de acuerdo. Si quiere decir que siempre hay que ir a por lo máximo que nuestra economía nos permita, entonces no.
    Por mi parte, date cuenta de que la entrevista es en un blog donde se entrevista a coleccionistas de las cosas más diversas, movidos por la pasión pero sin un esfuerzo económico por detrás. Por ejemplo, había un tipo que coleccionaba envoltorios de chicles y se consideraba que su colección era magnífica porque tenía varios miles de ellos. Lo que yo quería decir es que mi forma de coleccionar no me permite tener mucha cantidad. Conozco coleccionistas que pasan de las 10.000 monedas en su colección y yo no cambiaría la mía por la suya.

    Yo no es que vaya buscando moneda “buena”. Es decir, no es que coja mi presupuesto de todo el año y adquiera con él una única moneda. Más bien busco monedas que me llamen la atención, bien porque estén bien conservadas o por alguna característica curiosa, como una bonita pátina. Pero esto NO lo hago como inversión, aunque creo que unas por otras sería capaz de sacar lo puesto.
    Por lo que dice @Hayek, su forma de coleccionar y la mía son parecidas. Aunque quizá esté yo un poco más metido en esto que él ;)

    En cualquier caso, el problema es que he oído muchas veces que comprar moneda “buena” siempre es una buena inversión. Creo que es falso y por eso he escrito esta entrada.

    En cuanto a lo que quiera un millonario, está claro que si se levanta una mañana un millonario y quiere una onza de cara de rata en SC, llama a un buen comerciante y a la hora de comer la tiene encargada. Pero si se levanta al día siguiente y se le antoja un dinero acuñado en Palencia en conservación MBC+ o mejor, puede esperar un buen tiempo hasta que lo encuentre su comerciante.

    @Andrés, efectivamente jugar a ser profesionales suele ser de listillos que salen escaldados. Yo lo que estoy planteando con estas entradas es diferente: no consiste en comprar y vender rápido, como hace un profesional, sino montar una colección y aguantarla algunas décadas con la posibilidad de venderla más adelante si es necesario.

    Yo tampoco es que deje de dormir por si las monedas que compro son buenas o malas inversiones, pero el que se gaste los ahorros de un año en una moneda bien le vale pensar si la moneda lo merece.

    Saludos,
    Adolfo

    • Miguel 6 años hace

      Pues supongo que lo haces en parte por crear debate, lo cual está bien porque hay que enfrentar opiniones para sacar algo en claro. También has dicho en ese sentido algo así como que “rentabilidades pasadas no siempre aseguran rentabilidades futuras”, es decir, en ese momento puede que eso fuese lo más acertado pero no tiene porque serlo ahora.Estoy de acuerdo.

      A mi me gusta esa forma de coleccionar: la moneda que llame la atención por el motivo o característica que sea.

      Por fin, yo creo que si tanta gente dice eso de comprar moneda buena es una buena inversión, por algo será. Creo que puede aplicarse a casi todo. No sé que opinarán los comerciantes o quienes lleven mucho tiempo coleccionando y hayan vendido.

  8. equus 6 años hace

    Hola a toda la comunidad blogera.

    A pesar de las buenas intenciones que esta serie de entradas persiguen, por ejemplo y, a base de intervenciones/opiniones de muchas gentes, entre las cuales se desearia que algunos expertos economistas que además sean coleccionistas (fijaos que hasta me ha salido una “oda”), nos sacasen de esta ansiedad por el futuro de nuestra, digamos: “economía numismática”… Repito, a pesar de ir ya por la tercera parte del asunto, a pesar de que mayoritariamente coincidimos objetivamente de que es malo invertir en monedas para lucrarse en el futuro, a pesar de que asimismo, también una amplia mayoria estamos de acuerdo en la verdadera satisfación del hecho de disfrutar de nuestros pequeños e históricos tesoros con independencia de lo que nos den al peso los “traperos” de la chatarreria… A pesar de de todo ello, todabía no me entero de si invertir en monedas es rentable o no como plan de jubilación. Reconozco que lo mio es de Juzgado de guardia, que le vamos a hacer, soy así de torpe.

    Veamos. Se ha dicho que invertir en fondos bancarios es arriesgado (sobre todo por la psicosis económica catastrofista que nos ha tocado vivr), que la garantia estatal sobre depósitos bancaríos (los famosos 100mil €) es de poco fiar, que invertir en un plan de pensiones o de jubiliación no es seguro tampoco o que deja poca rentabilidad, que comprar acciones es arriesgado…, así poco a poco hemos ido destrozando y despellejando cualquier tipo de inversión para asegurarnos un futuro que ni siquiera nuestros queridos gobernantes nos pueden asegurar mediante el sistema público de pensiones (aunque la S. Social cobrar, cobra, ¡y como cobra!, si hace falta, a base de embargar lo poco que le quede a las familias). Recuerdo que en la anterior crisis económica, la del 93, el gobierno socialista de por entonces nos recomendaba hacernos un plan de pensiones privado para complementar las pensiones públicas, entre otras razones, las demográficas (como si la humanidad se fuese a extinguir). Pues bien, entonces al igual que ahora (auque debo reconocer que la actual crisis es más profunda y mejor controlada por fuerzas poco imparciales y alejadas de lo público), la masa de paganinis bajó escandalosamente y a su vez subió la masa de menesterosos. Diez años después, el Aznarismo se regodeaba con su famosa frase: “España va bien”. Efectivamente, España iba bien pues los paganinis eramos muchos y los menesterosos muchos menos, no solo nos había problemas de pensiones sino que se planteó y así se hizo, una hucha para guardar el remanente de los ingresos por cotizaciones. Ahora, resulta que, como vuelve a bajar el nivel de paganinis en relación al nivel de menesterosos, pues ya estamos otra vez temerosos del futuro y su seguridad. Como tampoco soy experto en finanzas públicas y no se interpretar bolas de cristal, me callaré sobre el asunto y dejaré que otro/s que sepan mas me saquen de mi ignorancia.

    Veamos. Soy consciente del poco valor de mi colección numismática, pero lo que si es cierto es que poco a poco, a base de ir juntado piezas, no tiene más remedio que ir incrementando su valor, aunque sea a facial o al peso, eso es seguro. ¿Que mañana, cuando esté tieso y mi mujer me diga que la nevera está vacía?, pues con todo mi dolor, tendré que vender y lo que me den me servirá para aliviar una temporada, al menos, mi hipotética ruina. Esto último es lo que yo denomino valor económico de una humilde colección. Ya se que no es lo que se plantea en estas entradas, pero es que las colecciones con interés inversor puro y duro, desde una perspectiva capitalista, van a ser muy complicadas para los no profesionales, pues como ya he dicho muchas veces, si quieres ganar 1 dolar, tienes que comprar por 1 y vender por 2 (al menos) y para ello hay que estar en el meollo.

    Creo que ante todo hay que ser optimistas, a pesar de estos baches históricos, pues como dice nuestro rico refranero castellano: “A rio revuelto, ganancia de pescadores”, y esto es lo que está ocurriendo en todas las facetas, sean sociales, culturales, económicas, políticas… No seamos necios, nos están vendiendo la moto bien cara (los de siempre). Es verdad que la moto la vamos a comprar la plebe, como siempre ha sido, pero no al precio que “ellos” nos impongan, que ya van bien servidos con no tener que pagarla ellos. Bueno, perdonarme por haberme extralimitado y desviado del tema, pero es que el tema de las pensiones (se aseguren con lo que se aseguren) está siendo muy manipulado para favorecer solamente a los lobbies financieros. Salvo mejor criterio. Equus.

  9. Manuel 6 años hace

    Pues… no se, no se, yo compraría lo mejor de lo mejor que mi bolsillo pudiera permitirse. La alta calidad de cualquier objeto siempre es revalorizable, no obstante hay circunstancias… como por ejemplo las monedas de Chipre de la reina Victoria de Inglaterra, pocas verás baratas, estén como estén…

  10. Autor
    Adolfo 6 años hace

    @Miguel, yo creo que muchos profesionales fomentan esa opinión para convencer a la clientela de que compren monedas sin mirar el precio. No veo mal su actitud, al fin y al cabo ellos viven de las monedas que venden.

    @Equus, la crisis de los 90 me pilló siendo un chavalillo, así que no opino al respecto. Veo con tus opiniones que no te gusta mucho esta serie de entradas, al igual que creo que le pasa a muchos de los comentaristas habituales, ya que sois coleccionistas románticos que no miráis mucho el aspecto económico de la colección. Ahora bien, creo que de estas entradas se pueden sacar lecciones aprendidas, o al menos debates interesantes, para todos los coleccionistas.

    @Manuel, el problema es que si se paga el objeto muy por encima de su valor, luego se tiene que revalorizar muchísimo para poder sacar lo puesto.

    Saludos,
    Adolfo

    • equus 6 años hace

      ¿Cuando he dicho yo que me gusten o no este tipo de entradas?

      Es cierto que hay entradas que me incitan a participar mas que otras, pero eso no quiere decir, contigo lo comparto, que no se aprenda y se saquen nuevos pareceres sobre el tema en concreto. Lo que pasa es que, y no lo niego, soy un autentico romántico, aunque si fuese un hombre adinerado, quizás mi romanticismo seria algo más interesado y menos sentimental. Lo que si es cierto y debo reconocer, es mi vehemente opinión sobre el asunto, acompañada de abundante y quijosteca perorata desviada en parte del asunto principal. Pero de ahí a que no me gusten este tipo de entradas… tampoco es eso ¿eh?. Un abrazo Adolfo y gracias por permitirnos estos pequeños momentos de “gloria” y de libertad de expresión, algo que por cierto hoy dia cada vez es mas escaso. Salvo mejor criterio. Equus.

  11. Rullan R. Winters. 6 años hace

    Hola! Gracias por esta excellente entrada, y, gracias por la oportunidad de comentar.Sobre las monedas certificadas por NGC o PCGS,no tienen porque ser caras.(Algunas tiendas numismaticas por aca,las mandan certificar para venderlas mas caras.Por ejemplo,una tienda numismatica tenia una moneda, que no aparece en subastas con frequencia,pero,la ofrecian por mas del triple,ya no la tienen:la enviaron a subastar en Stack’s and Bowers). Rullan R. Winters.

  12. Xavi 6 años hace

    Buenas!

    Pienso que muchas veces el problema está en el valor semántico o como entendemos cada uno lo que significa “Invertir”, para mi invertir tiene tres posibilidades, o ganas o pierdes o recuperas y “escurrres el bulto”. Es una lotería en toda regla, una lotería que suena muy bien… pero no deja de ser loteria para “adultos” por decirlo de alguna forma, no se si me explico bien… : )

    Dentro de lo que significa invertir, está claro que todos lo hacemos con la esperanza de ganar en un futuro pero también hay que contemplar las otras posibilidades y los factores que pueden hacer que sea una mala inversión, es decir:

    ¿De mi que depende y que control tengo sobre las posibilidades de ganar?

    Depende de mi comprar lo mejor que pueda? SI, en este caso sería pues lo que yo o mi bolsillo permita para “una buena moneda”, la mejor que sea posible, mejor si es de 5.000 que de 500. ¿por que? Creo que cuanto más alto sea el valor más tiempo pasará en perderlo, pero lo digo claro, “creo” y no lo se seguro, pero eso pasa con todo valor que se pueda invertir (de otra forma todos apostaríamos a seguro y eso no pasa nunca a no ser que tengas tráfico de influencias o chanchullos raros)

    ¿Depende de mi hacer que se revaloralice ese valor en el que invierto?

    Pues habrá casos que si puedas y casos que no, por ejemplo en las monedas puedes fomentar la numismática, animar que se amplie y llegue a un público más amplio, hacer como hace Adolfo o hacerlo con tus vecinos…

    ¿Depende de mi ganar con esa inversión cuando decida venderla?

    Pues no…hay muchos factores que influyen y no los controlamos para nada, pero no sólo en monedas, en todo, en un post pasado Adolfo comentaba que el pensaba que cocacola era un valor seguro, a los dos días Fagor y Panrico en España anuncia ERE.., a ver.. son cosas que se nos escapan, yo creo que no hay nada seguro en inversiones, hay tanto interés por otras entidades, bancos, cajas, economistas, indices de borsa, metales, oros, platas… que se yo… se hace imposible que cualquier inversion sea segura por lo menos a largo plazo.

    Yo creo que lo mejor es intentar forjar una colección lo mejor posible para nuestra capacidad económica o para lo que queramos gastar… está claro, pero intentar hacer que sea lo mejor e intentar (quien pueda y quiera) en fomentar esta afición, el ganar no depende de nosotros ni hay fórmulas mágicas… quien iba a pensar que un piso que antes valia 300 mil euros en Barcelona hoy cueste la mitad… y encima.. no se venda…

    PD: : )))) Repito…. he dicho antes Panrico!!! Tios que nos quedamos sin donuts!!!! : )))

  13. josera 6 años hace

    Yo difiero también en el concepto de “moneda buena”. Supongamos una colección de monedas EBC – S/C. Y supongamos una moneda muy rara, en conservación MBC- valga 6.000 €, ó 60.000 €. ¿Encajaría con el resto de la colección? Por muy rara que fuera… ¿No desmerecería al lado de las demás piezas?
    Y supongamos, unos 4 Escudos de Carlos IV, ó de Carlos III, muy corrientes, pero en conservación S/C ó EBC+ ¿No sería eso una “buena moneda”, independientemente de su precio? O incluso si me aprietas unos 8 Reales ó unos 8 Maravedíes del mismo rey, por muy corriente que fueran en la misma conservación.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*