Una colección como plan de pensiones II: la actitud del coleccionista

Una colección como plan de pensiones II: la actitud del coleccionista

La semana pasada publiqué la primera entrega de una pequeña serie que intenta reflexionar sobre cómo se podría llevar una colección para ganar dinero con ella en el largo plazo. El debate que tuvimos con esa entrada fue muy interesante y después Darío escribió otra entrada al respecto en su blog para complementar la visión que yo daba, y centrándose en las monedas grecorromanas. No se puede empezar mejor.

En esa entrada consideraba que las monedas no tienen un valor intrínseco de por sí, por lo que su precio es solo dependiente de su demanda. Al estar la demanda sujeta al capricho de los coleccionistas en cada momento, se hace imposible poder predecirla, por lo que simplemente se puede especular con el valor que tendrán las monedas de aquí a unas décadas. Pero nada será seguro. Para hoy quisiera que escribiésemos sobre la actitud del coleccionista, o del inversor, como se quiera ver. Creo que es la parte más importante porque cualquiera que hable de inversiones con un mínimo de sentido común (ejemplo) dirá que ganar dinero con una inversión no es cuestión de ser el más listo, sino de tomar la actitud adecuada. De listos está el mundo lleno y ninguno de ellos gana dinero.

Ya comenté, y parece que todos estamos de acuerdo, en que lo de ganar dinero a largo plazo con una colección de monedas es cuestión de coleccionistas expertos. El que quiera ponerse a meter dinero sin tener muchos conocimientos lo normal es que salga mal parado. El que no se considere un experto lo mejor es que dedique el tiempo y el esfuerzo en su propio aprendizaje: que vea y toque monedas, que conozca otros coleccionistas y profesionales, que vaya a subastas y mercadillos, que lea, que lea, que lea, que escuche, que observe y que estudie (yo creo que nunca me consideraré experto y por eso siempre mantendré esa actitud). Ya llegará el día en que se invierta en monedas, si es que llega; y si no llega no pasa nada: todo ese tiempo de aprendizaje se habrá disfrutado y eso ya es suficiente satisfacción. También es cierto que no todos los coleccionistas expertos ven su colección como un plan de pensiones. De hecho, en España la mayoría no lo hacen y no por eso son mejores ni peores coleccionistas. Por otro lado, conozco a algunos que creen que su colección es un plan de pensiones, o una magnífica herencia para sus hijos, pero yo estoy seguro de que cuando intenten venderla se darán cuenta de que no les van a pagar prácticamente nada por ello (ejemplo). Así pues, solo me centro en la actitud que toman aquellos coleccionistas expertos que entienden su colección como algo que se revaloriza en el muy largo plazo y que, en mi opinión, lo están haciendo bien.

dracma de Tracia

Dicho esto, lo primero que hay que entender es que en última instancia la inversión en monedas de la que estamos hablando consiste en comprar una moneda a una persona y venderla a otra persona pasadas unas décadas esperando obtener un beneficio. Remarco lo de comprar y vender «a una persona» porque ahí está la cuestión: no hay un mercado que fije un precio para todos igual de una moneda en un momento dado (en otras inversiones, como las acciones, sí que existe ese mercado). Si resulta que yo tengo una moneda por la que un coleccionista estaría dispuesto a pagar 5.000 euros, pero resulta que yo no le conozco y nadie que yo conozca me paga por ella más de 2.000 euros, pues 2.000 euros vale esa moneda en mi mano aunque después él la revenda por 5.000. Igualmente, si yo consigo encontrar a alguien con una moneda por la que yo pagaría 5.000 euros, pero sé que la mejor oferta que va a ser capaz de conseguir es de 2.000 euros, si le ofrezco 2.500 me la llevaré.

Este juego de números es más que complicado y saber afinar bien los precios para la compra y para la venta es, en buena medida, lo que define a los coleccionistas que invierten bien en monedas de los que no. También podéis ver que conocer el mercado no solo implica conocer los precios, sino conocer las personas a quienes comprar y a quienes vender. El que no sea capaz más que de comprar y vender a través de comerciantes (sean particulares o subastas) va a ser muy complicado que gane dinero con su colección porque las tasas de las subastas o las ganancias del comerciante se comerán buena parte de la posible revalorización. Es normal: nadie pretenderá que quedándose sentado en el sofá mientras otro le vende sus monedas, encima vaya a ganar dinero.

Con todo esto, ya vemos que la principal característica del coleccionista que gana dinero con su colección es que conoce muy bien el mercado numismático. Para ello es totalmente necesario ser un apasionado por el coleccionismo de monedas, puesto que de otra manera sería imposible dedicar tantas horas como esto supone. Yo no conozco a nadie que se haya metido en la numismática por simple interés económico, ya que el tiempo que requiere aprender difícilmente se ve compensado con el dinero que potencialmente se podría sacar. El que quiera dinero que compre fondos bien diversificados, que seguro que saca mayor rentabilidad con menos quebraderos de cabeza.

Otra característica de estos coleccionistas es que de verdad confían en su conocimiento. Ya han pasado por muchas «primeras veces» y han llegado a un punto donde no les da ningún miedo poner encima de la mesa su sueldo de un año para comprar monedas. De hecho, suelen tener una cantidad importante de dinero reservado por si acaso tiene la opción de hacerse con un buen lote a bajo precio. Quien considere que esta condición le excluye de ser un inversor en monedas, que piense que quizá llegue el día en el que compre una moneda con la misma confianza (¡o más!) con la que contrata un plazo fijo en un banco. ¡Y seguro que muchos de nosotros tenemos más dinero en un plazo fijo de lo que ganamos en un año!

Por último, un aspecto importante es que estos coleccionistas son pacientes. Entienden que la colección no se forja en un año ni en dos, sino en varias décadas. Por lo tanto no se obcecan en adquirir una moneda concreta, porque saben que si lo hacen la pagarán cara y no tiene ningún sentido económico comprar una moneda cara. Todo lo que compren lo tienen que comprar a buen precio dentro de un margen razonable. Antes de pagar cara una moneda prefieren dejarla escapar y aguardar a otra ocasión, a pesar de que tengan dinero suficiente como para haberse hecho con ella. Ya tendrán otra ocasión mejor, y si no vuelve otra vez esa pieza, ya volverá otra que también les agrade.

dracma de Tracia

Las imágenes que ilustran la entrada representan dos divertidos dracmas de Tracia que salen a subasta en Pecunem el próximo 3 de noviembre por 40 y 80 euros. La gente se suele quedar sorprendida cuando descubre que monedas tan antiguas y tan curiosas son tan baratas.

38 Comentarios

  1. Melkar 6 años hace

    El ultimo párrafo es uno de los secretos, sino para ganar dinero por lo menos para comprar barato. !Olvidarse de la inmediatez! Es algo que nos debería servir de guia para todo en la vida. Si quieres comprar la novedad o el ultimo modelo, tendrás que pagarlo.

  2. Juan Luis 6 años hace

    Como quiera que sea mi plan tiene que ver con estas opiniones de Adolfo, porque mientras más me adentro en la numismática más entiendo la necesidad de volverse multidisciplinar, ya que sólo aspiro a recuperar parte de mi inversión en un futuro salvo que por alguna necesidad tuviera que venderlas antes. Pero si creo que la «MULTIDISCILINA», en términos razonables, ayuda evidentemente a un mejor conocimiento de lo que poseemos. «Abramos puertas y ventanas y dejemos que los vientos sean los mensajeros que nos aporten lo que necesitamos en cada momento(tengan cuidado y no se resfrien)»ohhhhhhhh Dioses del Olimpo.
    !!!Toma ya¡¡¡¡
    Saludos

  3. Ignacio 6 años hace

    Buena continuacion.

    “es absolutamente imposible poder predecir qué monedas van a subir de precio en el largo plazo”

    No estoy de acuerdo. Esto es como los clásicos. Mozart no se escucha mayoritariamente hoy en dia pero se escuchará toda la vida. La coleccion de ‘duros del mundo’ es una colección que POCO a POCO (no pelotazos, o puede que alguno, estos debido a demandas ‘puntuales’) mantendrá su valor y lo incrementará. En calidades bonitas mejor.

    «en última instancia la inversión en monedas de la que estamos hablando consiste en comprar una moneda a una persona y venderla a otra persona pasadas unas décadas esperando obtener un beneficio»

    Cierto. Pero el problema es obsesionarnos con obtener beneficio, puesto que todo dependerá del momento en que queramos vender y con cuanta prisa.

    Pongamos que haces una coleccion de alfonsinas. Y que la empiezas en el peor momento, cuando estaban a 325 el metal. Me quieres decir que en 10 años ‘estimas’ que esas alfonsinas (que cada vez hay menos puesto que se van fundiendo muchas) no hayas ganado ni un poquito? Yo creo que si, pero en el peor de los casos, esas alfonsinas valdrán «algo». Sinceramente a mi no me preocuparia…

    Incluso diria que una coleccion de moneda americana como los Morgan dollar va a tener siempre demanda.

    Con algunas monedas puedes dar el pelotazo, eso es mas inversion. Comprar, esperar a que suban y vender. No es mi proposito.

    Quiero disfrutar mi coleccion y saber que la tengo ahi por si acaso…

    Y tienes razon en que este hobby para adquirir conocimiento requiere de una pasion por la numismatica, y eso es tiempo y mucho.

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      A los que nos gustan las monedas se nos hace difícil ponernos en la piel de alguien que las entiende como una manera de ganar dinero.

      Si se entiende la colección de monedas como una inversión, la cuestión no es que el día de mañana valgan «algo», sino que se gane dinero con ellas. Si tenemos 1000 euros y los metemos en un plazo fijo a un 3% durante 30 años, acabaremos teniendo 2427 euros (vamos a imaginar que es la mejor inversión que sabemos hacer). Si compramos una moneda como inversión por 1000 euros y la vendemos dentro de 30 años tendríamos que sacar como mínimo 2427 euros. Si sacamos menos nos ha salido mal la inversión, si sacamos más nos ha salido bien. Es así de simple. Si es una inversión no vale quedarse contento con sacar 2000 euros. No sé si me explico.

      Dicho esto, hay ciertas monedas que yo estoy seguro que seguirán teniendo demanda de aquí a que cierre yo el ojo: dólares de plata, duros españoles, onzas de oro, áureos, sestercios, denarios, tetradracmas… pero la cuestión no es si tendrán demanda o no, sino si habrá más demanda dentro de 30 años que ahora. Simplificando el tema, si hoy en día hay 2 millones de coleccionistas de denarios eso hace que un denario concreto valga 200 euros, por ejemplo. Si dentro de 30 años coleccionar denarios no está de moda y solo hay 1 millón de coleccionistas, ese denario valdrá 100 euros (más la inflacción), por lo que perderemos pasta a pesar de que el número de coleccionistas sigue siendo alto. En cambio, si resulta que se ponen de moda y dentro de 30 años hay 5 millones de coleccionistas de denarios, ese denario valdrá 800 euros (más la inflacción), por lo que se ganará dinero.

      La cuestión no es si habrá demanda o si dejará de haberla, sino si habrá más o menos demanda que ahora. Y yo creo que eso es imposible de predecir en el largo plazo.

      Otra cuestión es que a nosotros personalmente nos interese esto o no. La inmensa mayoría de las monedas que tengo en mi colección no me preocupa lo más mínimo el precio de mercado que tengan ahora ni en un futuro, ya que son monedas baratas que las tengo como curiosidades y he aprendido mucho estudiándolas. Con ello me doy por pagado. Ahora bien, las pocas veces que he dejado una suma importante (en relación con mi pequeña economía) en una moneda, he reflexionado antes para ver si será una buena o una mala inversión. Dentro de 40 años veré si he acertado o no.

      Saludos,
      Adolfo

      • Ignacio 6 años hace

        «Ahora bien, las pocas veces que he dejado una suma importante (en relación con mi pequeña economía) en una moneda, he reflexionado antes para ver si será una buena o una mala inversión. Dentro de 40 años veré si he acertado o no.»

        OK. Con esto estoy de acuerdo, cuando me he dejado una pasta importante en una moneda, que vale más de pongamos 100 euros, lo que he considerado es «creo verdaderamente que lo vale?» Me puedo haber equivocado, pero confio en que de aqui a 20 años haber «acertado» (=valen más lo puesto más inflacion) en la mayoria.

        En lo que no estoy de acuerdo en lo del plazo fijo… que pasa si quiebra el banco?
        ;-)

        • Autor
          Adolfo 6 años hace

          Si quiebra el banco cubre el Estado hasta 100.000 euros… juas juas juas… me muero de risa solo de pensarlo. Como quiebre el Santander van a ver cómo sufraga el Estado los gastos.

        • Melkar 6 años hace

          Ahí has dado en hueso, «más vale pájaro de durillos en Bancolchón que planes de pensiones en BANKcÍA». Sobre todo si la garantía de los BANKcÍAS es un Estado quebrado. Que le pregunten a los polacos que ha pasado con sus planes de pensiones privados este ultimo mes, pero de esto no habla la prensa, no le interesa al gran capital.

          • Ignacio 6 años hace

            que ha pasado con sus planes de pensiones privados este ultimo mes

            cuenta, cuenta…

          • Melkar 6 años hace

            Pues como no me expreso muy bien. Lo explicare a mi manera, les han cogido de forma forzosa parte de sus fondo de pensiones, los han convertido en acciones y las han sacado al mercado, desplomándose. El gobierno polaco a solucionado momentáneamente su escasez de liquidez.
            Por cierto, habrás leído la quita del 10% de los activos que esta promoviendo el FMI, con Cristina Lagarde al frente de la iniciativa.
            «Los Durillos, a Bancolchón» Saludos.

  4. Antonio 6 años hace

    Yo creo que tenemos una afición maravillosa y es la de coleccionar monedas. Pues ya está, no nos compliquemos la vida con que si sacamos o no beneficio, disfrutemos y ampliemos nuestra colección, sin obsesionarnos. Lo que está muy claro, y es mi experiencia con la moneda antigua (ibérica y romana en mi caso) es que cuando pasan veinte años o mas siempre ganas dinero, o mejor dicho, las vendes por un precio superior al de la compra. Mirar, yo me acuerdo que hace unos 30 años en el rastro de monedas de mi ciudad había bandejas llenas con denarios del elefante de Julio César a elegir por 2.000 ptas. la unidad ( y me diréis que 2.000 ptas. en aquellos años era mucho dinero, y es verdad). Ahora figuremos que hubiéramos comprado 10 denarios por 2.000 ptas, habríamos invertido 20.000 ptas, es decir, 120 euros. Sabemos que hoy en día un denario de esos mínimo vale 300 euros, es decir que los 10 denarios valdrían 3.000 euros, por lo que por cada peseta invertida hubiéramos sacado 25 ptas. hoy. Decidme que inversión en 30 años se revaloriza en 25 veces; ¿Qué una persona que hace 30 años hubiera invertido a plazo fijo 1 millón de pesetas, ahora tendría 25 millones de pesetas? Pues no.

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Estoy de acuerdo en que es muy bonito ver la numismática como una afición romántica sin ánimo de lucro, pero estas entradas no van de eso sino de reflexionar sobre el tema económico en el largo plazo. También es cierto que muchísimos coleccionistas que van de románticos al final les fastidia perder dinero con su colección.

      Bien es cierto que unos denarios de Julio César fueron una buena inversión hace 30 años, pero por ejemplo los miles (y miles) de coleccionistas que pagaron 5000 pesetas por un estuche de las 500 pesetas de Juan Carlos en 1987 ahora ven que su estuche lo podrían vender por unos 18 euros. Es decir, que 25 años más tarde no sacan más de un 60% del dinero puesto. Créeme que en 1987 había más interés por aquellos estuches que por los denarios de Julio César. Por otro lado, cuentan los viejos del lugar que en los 80 se vendían columnarios corrientes por unas 15.000 pesetas, mientras que hoy se pueden encontrar por unos 180 euros. Más o menos la diferencia de precio se corresponde con la inflacción.

      Quiero decir con esto que no siempre las monedas son buenas inversiones en el largo plazo.

      Saludos,
      Adolfo

      • Ignacio 6 años hace

        Adolfo, una pregunta… puede ser que la falsificacion de columnarios ‘state-of-the-art’ ha llevado a la gente a desestimar esta nuestra gran moneda?

        • Autor
          Adolfo 6 años hace

          No creo que haya sido ese el motivo ni tampoco creo que haya menos aficionados ahora que antes. Yo creo que siempre ha habido mucha afición a los columnarios y la sigue habiendo. Por eso el precio se mantiene más o menos estable.

      • Marcos 6 años hace

        Yo me he comprado ese estuche de 1987 de las 500 pesetas y su precio medio actual es de 30/35 euros despues de seguirlo un tiempo. Aún asi es un precio bajo para los años que han pasado y contener entre otras 2 monedas de plata.

        • Autor
          Adolfo 6 años hace

          Intenta venderlo, a ver cuánto te dan por él…

          • Marcos 6 años hace

            En ebay todas las subastas terminaban en un minimo de 25€ (gastos incluidos), yo estaba dispuesto a comprarlo por 25€ pero fui incapaz durante unos meses, ya sabes, como tu dices sin prisa, finalmente fui el mas rapido cuando salió por 20€ en compralo ya! aun tengo activa la busqueda y no he vuelto a verlo por menos de 25€.

          • Marcos 6 años hace

            Pero tienes razón en que su precio es escaso, debería estar por lo menos en 50€ para ser rentable. Tambien es facil que te vendan el estuche deteriorado ó las monedas de plata con oxido.

  5. Hayek 6 años hace

    Creo que es imposible ganar dinero con las monedas a largo plazo para nadie con una capacidad economica medio alta. Habia que primero batir a la inflacion y ganar un interes superior al precio del dinero… me parece un imposible.

    Es bastante mas facil ganar unos durillos con pequeñas compras y ventas, pero muy poco asumible, debido a que hay que invertir tiempo, paciencia, saber comprar y saber a quien vender.

    Estoy de acuerdo con lo que dice adolfo de que su precio tan solo e fija por la oferta y demanda… pues lo tenemos muy facil: ¡ Tenemos que crear nosotros la demanda !… asi que adoctrinar, publicitar, enganchar a nuevos coleccionistas, si cada coleccionista de hoy consigue crear demanda en 2-3 coleccionistas seguro que nuestras monedas se revalorizaran, sino la mision es imposible, porque el coleccionismo en general, y numismatico en particular esta en decadencia… Asi que ya sabeis, regalar monedas a hijos, sobrinos, hijos de amigos, etc… es la hora del proselitismo xD

    Por ultimo discrepo con que no hay un «mercado» al contrario si lo hay… las subastas. Recordemos que en la Bolsa es un mercado continuo pero hay un sistema que se denomina fixing, que es que se cruzan datos de compras y ventas unicamente dos veces al dia… en este caso las subastas numismaticas estos cruces se cumplen una vez al mes (por cada casa de subasta) y ahi se cruzan las ordenes de compras y ventas creandose el mercado… si es cierto que hay que descontar porcentajes de las casas de subastas, pero que si que hay un mercado. El mercado del que marca un precio no sujeto a variables ni alzas ni a bajas es un monopolio que logicamente no se podria dar

  6. Pablo Guerra 6 años hace

    Hola Adolfo & Cía!
    No tengo mucho tiempo para comentar como querría pero, estoy muy de acuerdo con lo último que se ha dicho aquí. Sin coleccionistas futuros, el hobby desde el punto de vista financiero no es nada.
    Tu ya sabes que estoy bastante preocupado con ese tema; algo hay que hacer. El amor por las monedas no solo hay que demostrarlo gastando cantidades infinitas de dinero. Si no lleva también una difusión del hobby, un «contagiar el gusanillo», yo creo que entonces no se es un entusiasta. O eso, o es que yo le pongo mucha ilu a todo lo que me gusta, y disfruto dándolo a conocer. No se.
    (Spam alert) He abierto un mini blog para ir traduciendo a español las notas de prensa de PCGS. Ya te pego un toque por si quieres que nos linkemos, o como quiera que se haga eso entre blogs ;-)
    Saludos! Espero vernos pronto.

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Pablo, cuando quieras me pasas el enlace de tu blog y lo coloco en el menú de la izquierda.

      Por la parte de divulgar y promover la afición, ya he dado muchísimo la brasa y ya solo me queda predicar con el ejemplo. La inmensa mayoría de los profesionales no hacen absolutamente nada al respecto, unos porque no saben, otros porque no quieren y la mayoría porque no lo valora (como siempre, hay excepciones). Por si fuera poco, las publicaciones «oficiales», es decir, Panorama Numismático y Numismático Digital, son poco más que panfletillos propagandísticos de las casas de subastas donde se llega al ridículo modelo de negocio de no hablar de quienes no les pagan para que hablen. Eso es un síntoma evidente del profundo desconocimiento de los medios de comunicación del siglo XXI por parte de los profesionales numismáticos, ya que si los conocieran no pagarían a esas revistas y se dedicarían a fomentar otras publicaciones. Por otra parte, las publicaciones de la ANE y de los académicos (y de los que van de académicos) son, en su inmensa mayoría, un auténtico tostón infumable que no hay quien se lo trague. A mí me cuesta mucho leer y estudiar esos textos a pesar de llevar años en la afición y de estar más que acostumbrado a la literatura científica. No me quiero imaginar a un recién llegado al que le caigan esos tochos en las manos… ¡¡sale corriendo!!

      Yo no veo prácticamente ninguna iniciativa por parte de los profesionales para fomentar la afición. Es normal: esto es sembrar ahora para recoger dentro de bastantes años. Es mucho mejor centrarse en buscar a clientes que ya conozcan la afición y que ya estén dispuestos a pagar dinero por monedas importantes. Si yo fuera un comerciante no me dedicaría a dar explicaciones a potenciales clientes que quizá me dejen 10 euros, sino que iría a por clientes que me dejen 600 en poco tiempo. Eso sí, también buscaría otra forma de ganarme la vida para cuando se me acaben los clientes. Ya he comentado alguna vez que conozco a algún comerciante que anda bastante justo de pelas, y en general me dan bastante poca lástima.

      Saludos,
      Adolfo

      • Luis 6 años hace

        El asunto de la divulgación numismática es un tanto polémico. Yo soy partidario de ella y hago lo que puedo en ese sentido (prefiero no indicar aquí de que manera lo hago pues prefiero conservar el anonimato de este nick). Aunque no a corto plazo sí que es cierto que en un medio/largo plazo ayuda a fidelizar clientes y por ende a incrementar las ventas. Eso sí: es mucho mayor el trabajo que genera que el resultado que se cosecha lo que implica que, o se hace por afición –a mí me gusta escribir y la Historia simplemente me apasiona– o no me parece una práctica demasiado rentable.
        En el debe de los coleccionistas citaré que hay personas que te aplauden la labor divulgativa para acto seguido ir a comprar al vendedor de al lado que es un poco más barato o a la subasta X que, parece ser, resulta más glamuroso.
        En fin, que la divulgación numismática tiene pros y contras. Insisto con todo en que en mi opinión son más los pros que los contras por lo que me idea es seguir haciéndola.

        • Xavi 6 años hace

          Hola Luís!

          Se que Adolfo nos vetó : ), pero en este caso estoy totalmente de acuerdo contigo. La clave para que de aquí 30 años haya 5 millones de compradores de denarios es la divulgación, hacer crecer la afición es fundamental, pero es bueno para todos, para los profesionales que tendrán más clientes y para los coleccionistas que verán aumentar sus ganancias frente a la demanda.

          Y lo que comenta Adolfo sobre dejar el dinero a los que divulgan, también habría que hacerlo, pero es cierto…la gente cambiamos por 10 euros arriba o abajo, pero bueno.. hay que cambiarlo mediante divulgación.

          Pero está claro, que se sepa quien divulga, lo que se divulga y donde se hace, que se firmen los comentarios, los artículos y las revistas con nombres y apellidos y la tienda o web donde esté.

          Un saludo!

  7. Ignacio 6 años hace

    En lo que se refiere a divulgacion numismática, Adolfo, tu blog es lo mejor que he visto. Sinceramente.
    En lo que se refiere a fomentar la aficion, pues… veo poco interes por las jovenes… conozco muy pocos que coleccionan monedas, y menos dispuestos a soltar 200 euros en un 20 francos -y eso que esta barato-, por decir alguna cosa…
    Conozco alguna numismaticas «de viejunos», y la verdad es que no muestran interes, ni siquiera cuando he preguntado por alfonsinas… y algun otro numismatico que tenia material excelente considero que no me ha tratado bien y ya lo veo solo ‘de lejos’… afortunadamente hay gente decente todavia, pero es verdad que tengo que «vigilar mis espaldas»…
    Y a pesar de todo, disfruto aprendiendo con esta aficion muchísimo… :D

  8. Autor
    Adolfo 6 años hace

    La cuestión es que a muchos jóvenes no les sobran 200 euros al acabar el mes. Pero quizá les sobren 20 euros y eso es todo lo que puedan gastarse ahora. Ya llegará el día que se gasten 200 o 2000.

    Lo que dice Lluis también es muy cierto: he oído decir a muchos coleccionistas que más divulgación sería conveniente, pero son muy pocos los que la valoran. Por un lado, son pocos los que ven como un valor añadido el hecho de que una empresa subvencione publicaciones numismáticas o blogs o foros o lo que sea. Si tenemos un espacio para escribir y para leer es gracias a que alguien paga por ello, así que es justo que gastemos dinero en aquéllos que subvencionándolo, nos ofrecen ese espacio. Ha habido gente que se ha echado a reir cuando les he dicho esto, pensando que les estaba tomando el pelo.
    Por otro lado, conozco profesionales que no tienen ni pajolera idea de historia. No digo que todos los comerciantes tengan que tener la carrera de historia, aunque es un buen añadido y a los comerciantes que conozco que la tienen se les nota, pero al menos tienen que tener un interés por las monedas y una capacidad de poderte «contar la historia» de las monedas que te venden. Yo creo que es un valor añadido interesante que cuando se compre una moneda el comerciante te pueda hacer algún apunte histórico, te pueda recomendar libros donde encontrar más información o incluso te mande algún artículo al respecto por correo electrónico. Pero todo esto ni el coleccionista lo pide ni lo valora. Prueba de ello es que no son pocos los comerciantes con pocos conocimientos históricos.

    Conclusión: que si realmente valoramos la divulgación, hay que actuar en consecuencia y dejar el dinero a quienes divulgan y quienes lo fomentan. Y si no estamos dispuestos a valorarlo luego no nos quejemos.

    Saludos,
    Adolfo

  9. Pablo Guerra 6 años hace

    En un día de tiempo libre sin precedentes, vuelvo a opinar ;-)

    Cuando hablaba de divulgación me refiero a algo menos «académico» que lo que me da la impresión que comentabais ahora; No es tanto «saber» de monedas o «informar» sobre monedas, sino «fomentar» el coleccionismo de monedas. Y luego unos sólo comprarán 5 monedas por 5€ en la Plaza Mayor, y otros se pulirán su respetable sueldo de procurador en aureos, y otros sólo coleccionarán y mantendrán un Coin Club (Ah, qué envidia los Coin Clubs asiáticos o americanos!!!) de rupias del imperio Munghalí, pero de lo que yo hablo es de fomentar la afición. Fijaos que es algo mucho mas base; Es que más de la mitad de los «civiles» con los que me topo, no saben el significado de la palabra «numismática», o lo tienen erróneo (piensan en sellos, y uno una vez me dijo fósiles…).
    Es que la gente entienda que ahora el dinero es fiat. Que antes había medidas en patrón oro. Que 8 de estas eran una de aquellas y con 8 aquellas tenías un talycual. Que un herrero por un día de trabajo ganaba X dineros y que eso equivaldría a 400 eurodólares de ahora. O no. Pero eso digo. «Cotidianizar la numismática». Recuperarla para nuestra sociedad. La gente se sabe los relojes de edición limitada que saca Omega este año y qué colores se llevan en la nueva temporada de Primavera en el desfile de Chanel, pero no tiene ni idea de que la próxima moneda de 2 euros conmemorativa española es el Monasterio del Escorial. Es como si fuesemos unos extraterrestres… Y eso quiero cambiarlo, que leñe. Pienso que todos ponemos nuestro granito de arena para ello. Y este blog es la punta de lanza… ;-)

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Sigo opinando lo mismo: quienes debieran fomentar esa divulgación son los profesionales, que al fin y al cabo es a quienes se les va el pan en ello. Los aficionados podemos generar inercia, pero nada más.

      De todas formas, todo lo que sea cultura no va a ser mayoritario (el balonpié y los cotilleos no son cultura). Sin ir más lejos: tanto en educación secundaria como en bachillerato se estudia literatura española. Todo el mundo conoce a Cervantes pero ¿cuánta gente se ha leído el Quijote o alguna de las Novelas Ejemplares? Ya si preguntamos por Galdós o por Unamuno, me conformaría con que el 50% de la gente supiera decir en qué siglo vivieron. Igualmente, todos conocemos a Velazquez y tienes a millones de madrileños que nunca han ido al Prado, o si lo han hecho fue en una excursión del colegio.
      Que nadie se piense que este comportamiento es propio de España porque en otros países pasa lo mismo. Recuerdo que en Inglaterra la gente no sabía que los reversos de las monedas componían el escudo inglés: http://blognumismatico.com/2011/10/17/mi-primera-alegria-en-el-reino-unido/

      Estoy plenamente de acuerdo de que sería muy bueno que la población en general tuviera más cultura numismática, pero también que tuviera más cultura sobre economía (la de problemas que hubiéramos solventado de ser así!!), sobre pintura holandesa, sobre el órgano barroco y sobre la literatura medieval.

      Saludos,
      Adolfo

      P.D.: yo no tengo ni idea de las ediciones de Omega ni de la moda que se llevará la próxima primavera :(

  10. Juan Luis 6 años hace

    Voy a leer algo sobre medievales y sobre monedas concretas desde Alfonso X hasta Enrique IV.Tengo necesidad de saber que tengo y las posibilidades que se van abriendo.A parte de invertir en tener monedas, un poquito, también invierto en un poco de estudio.
    Pero como quiera que sea acudamos a nuestra obligación de aprender,buscando información,para saber si la inversión es buena o no y lo que nos conviene. Llamemos a esa parte de responsabilidad de «obligarnos a saber» para no sentirnos decepcionados por las cosas que hacemos y de los errores que cometemos. Por tanto cuanto estamos dispuesto a invertir en responsabilizarnos de nuestras inversiones?.BUENAS OPINIONES COMO SIEMPRE.
    SALUDOS

  11. Ignacio 6 años hace

    Que te parece la posicion del coleccionista bullion? Se puede considerar numismatica? Tampoco es moneda conmemorativa, simplemente moneda acuñada por el estado en la que se garantiza esa cantidad pura de bullion en la onza.
    Yo creo que con esas colecciones a la larga no puedes fallar: Te cuesta poco mas del spot (las mas baratas), son facilmente cash, e incluso algunas te pueden dar un pelotazo (pandas, canguros…) … eso si, con vision metalera

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Yo eso lo separaría de la numismática. Digamos que invertir en metales es un refugio anti-desastres. Hay teóricos de las inversiones que recomiendan tener un 25% del patrimonio invertido en metales, y de ello al menos un 10% en metales físicos (lingotes o monedas bullion, vaya).

      Ya lo comentaré en otra entrada, pero creo que eso tiene poco que ver con invertir en numismática. Por otro lado, me da la sensación de que en el muy largo plazo se pierde dinero: en proporción a un jornal 1 kg. de plata/oro valía mucho más en 1900 que en 2013.

      Saludos,
      Adolfo

      • Melkar 6 años hace

        Adolfo, lo mismo es que el kilo de AU/AG esta por los suelo.

    • Melkar 6 años hace

      La compra de Oro y sobre todo Plata amonedada como inversión a largo plazo, me parece el mejor plan de pensiones posible. Y aquí no vale el romanticismo, siempre hay que ir por la de menor señoreaje, en definitiva la más barata. Ya que realmente no inviertes en monedas sino en el metal. Que es una de las mejores manera de preservar el poder adquisitivo, teniendo encuenta la burbuja que hay en el sistema financiero. La cual no paran de inflar los Estados, la FED por ejemplo con su QE3 le endosa 85000 millones de dólares al mes a la economía estadounidense, y eso es lo que nos cuenta, que vete a saberlo que hay en la sombra.
      Volviendo al tema numismático siempre puedes ir coleccionandolas al ir variando de tipo, estudiándolas, viendo la tirada, la aceptación que tiene esa pieza en el mercado.
      Si es moneda hay numismática.

      • Ignacio 6 años hace

        Yo pienso que es mejor diversificar en premium y no premium, puesto que por poco mas puedes tener piezas/colecciones muy codiciadas unos años mas tarde…

        • Melkar 6 años hace

          Si entre las premiun, metemos los 10€ de la FNMT, eso no es invertir, eso es dejarse robar. Por cierto, soy uno que las coleccionas.

          • Ignacio 6 años hace

            Nunca he pensado en esas como inversion :D
            Yo pensaba más en una coleccion de Kookaburras o Canguros… con amplio reconocimiento internacional y mucho más baratas…

  12. Andres 6 años hace

    Yo me he dedicado hace algunos años a coleccionar monedas de cobre de los siglos 18-19. Tal vez no tengan revalorizacion o si, pero es para mi mucho mas emocionante tratar de conseguir monedas realmente escasas, especialmente en grados altos, y no sumar al precio que pagas por la misma el valor del metal. Aunque visualmente no tengan el impacto del las monedas de plata, para mi tienen el sabor de epoca. En fin, cuestion de gustos, aunque creo muy importante el aprenderse el contexto historico de cualquier pieza que obtengamos y en fin creo que esa es la verdadera ganancia que obtenemos sea la moneda que sea. Sino dediquemonos a comprar barriles petroleo, que eso seguro aumentara. Un saludo y excelente blog

  13. Andres 6 años hace

    A mi criterio el coleccionista bullion simplemente no es colecccionista; su objetivo final es esperar la revalorizacion para vender y no el de formar una coleccion y esto genera un conflicto mental. Ambas cosas terminan siendo incompatibles.

    Saludos

  14. Xuan 3 años hace

    Escribo por primera vez y además en un tema más bien antiguo, es una forma como otro cualquiera de que si digo tonterías no repercutan en demasía. :b
    La afirmación anterior de que ser coleccionista de bullion no es ser coleccionista no la comparto, no seras coleccionista plenamente numismático pero si coleccionas algo que es una moneda, que esta emitida por cecas de gobiernos soberanos y normalmente tiene un valor facial en la divisa correspondiente. Se me escapa cual es la diferencia con colacionar moneda persa o dinares del profeta.

    Que se me puede decir que no es moneda común o circulada, pues no veo que hagáis muchos ascos a cincuentiles o excelentes medievales y creo haber leído en tu propio blog que estas eran monedas que se otorgaban a la nobleza por una cuestión de prestigio.

    Para algunos coleccionar oro y plata en monedas contemporáneas es algo atractivo apasionante y rentable, además tiene ventajas como que el amable comerciante que me la vende poco me puede convencer que la Kookaburra de este año me la vende por 200€ por que se observa con gran nitidez el delicado dibujo de las plumas del pájaro y el fondo es definido y sin desgaste :-)

    Además no hay tienda del gremio donde este tipo de mercancía no abunde en una amplia variedad de tipos y países.

    Además de no dejar de ser piezas hermosas y con diseños muy logrados. Las dos onzas de este año de plata y la onza de oro de la http://www.royalmint.com/ inglesa son para mi gusto preciosas se compran poco por encima de su valor en metal inician una serie con los símbolos del Reino Unido que promete.

    http://www.royalmint.com/bullion/products/queens-beasts-2-oz-silver-coin
    http://www.royalmint.com/bullion/products/queens-beasts-1-oz-gold-bullion-coin

    Y lo de que en estos productos no hay re-valorizaciones importantes pues un ejemplo. Desde hace unos años suelo realizar viajes de negocios por centro Europa y recabo en Viena a menudo, una costumbre que tengo es pasarme por la Ceca de Austria al lado de Vienna Mitte (parada principal del tren del aeropuerto) pue un año compre la primera emisión que realizaron en bimetal Niobio_Plata

    https://www.muenzeoesterreich.at/eng/produkte/700-years-of-hall-in-tyrol

    me pille tres por 150€ y 5 años después vendí una por 320€ y por otro me llegaron a ofrecer 360€ aunque me dio pena deshacerme de ella. Ahora no se como se cotizarán esta serie pero por lo que me llega no son nada baratas y a la venta vuelan…

    Por cierto este año sigo completando una colección en oro que a pesar de ser poco mas cara que su precio en metal a mí me resulta muy atractiva:

    https://www.muenzeoesterreich.at/eng/kampagne/wildtiere/series

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 años hace

      Hola Xuan.

      Me alegro de que te animes a escribir y espero que lo sigas haciendo. Tu comentario es muy valioso y trae al blog una experiencia de la que carecemos: las colecciones de monedas contemporáneas.

      Creo que hay varias diferencias fuertes entre coleccionar monedas conmemorativas y coleccionar monedas históricas. La primera es que en las conmemorativas o en el bullion el precio está marcado, como tú bien dices. La segunda es que no hay un transfondo histórico detrás y todo lo que ello implica.

      No eres el primero que me dice que las colecciones de bullion al final son más reentables que las colecciones de monedas históricas. La razón es que los márgenes de los comerciantes de bullion (y por tanto lo que pierde el coleccionista en la compra-venta) es muchísimo menor en el bullion que en la moneda histórica.

      También hay veces que las novedades salen reentables pero lo normal es que no sea así. Lo normal es que a medio plazo el interés por la moneda que acaba de salir desaparezca y su precio se desplome hasta prácticamente su valor intrínseco como metal.

      En cualquier caso, el comentario de que «el coleccionista de bullion no es coleccionista» digamos que lo podemos dejar en «es muy diferente coleccionar bullion que coleccionar moneda histórica».

      Saludos,
      Adolfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*