Una buena biblioteca numismática

Una buena biblioteca numismática

Os dije que una de las ventajas de coleccionar monedas con respecto a mi antiguo coleccionismo de botellitas era que las monedas ocupaban poco espacio. Efectivamente, así es, pero lo que no contaba es que los aficionados a la numismática no sólo acaparamos monedas, también estudiamos libros, y esos sí que ocupan espacio.

Actualmente mi biblioteca no es muy grande (los otros habitantes de mi casa no opinan lo mismo), al menos en formato de papel. Cuento con unos 40 libros y unos 50 catálogos de subastas. Lo que pasa es que últimamente crece con rapidez, y eso puede llegar a ser un problema.  Además, tengo una ingente cantidad de documentación en formato electrónico, más de lo que sería capaz de digerir en los próximos 20 años. Pero esa es documentación orientada a la consulta esporádica, nada que vaya a leer, releer y consultar una y otra vez.

Biblioteca numismática

Desde mi punto de vista, la afición a la numismática está totalmente relacionada con la de leer y estudiar documentación sobre las monedas. Desde cuestiones históricas (bajo qué contexto se acuñaron, por qué y por quiénes…) a cuestiones de mercado (cómo valorar una moneda, cómo tasarla…), pasando por muchos otros aspectos diversos, como análisis químicos realizados, legislación relacionada… sin duda alguna una de las grandes ventajas de la numismática es que exige conocer un montón de campos diversos para poder entenderla. Ese es justamente el aspecto que más me gusta.

Desde este mismo punto de vista, creo que la afición a la numismática está más ligada al estudio de las monedas que a al propio coleccionismo. Conozco aficionados que saben un montón de monedas y hace años que no adquieren ninguna. Creo que han llegado a perder el interés por la posesión de las monedas, lo que les importa es su comprensión. No necesitan tener una colección de sestercios para conocer el numerario de Trajano. Les comprendo: yo mismo siento tanta o más satisfacción por adquirir un buen libro que por adquirir una buena moneda. De hecho, me he estudiado libros sobre monedas que no creo que nunca me pueda permitir tener (como éste), pero no creo que tuviera sentido tener monedas que nunca vaya a poder estudiar. Como dicen por ahí «quien tiene una moneda y no la estudia es como quien tiene un libro y no lo lee«.

Biblioteca numismática

No obstante, esto que cuento es mi opinión y mi manera de ver las cosas. También conozco coleccionistas que te dicen con orgullo que tienen un catálogo que compraron en los años 70 y que con él les basta para su colección de duros. También ha quedado muy claro que la bibliografía es una preocupación para aquellos que se dedican a la moneda antigua o medieval, mientras que no lo es para los interesados en acuñaciones actuales. Esa es otra de las grandes ventajas de la numismática: cada cual la puede entender como quiera.

Biblioteca numismática

Las fotos muestran mis libros de numismática. El osete de la derecha me lo regaló mi tío cuando nací y el de la izquierda me lo regalaron dos amigas al acabar mi estancia de Southampton. Ahora son los encargados de vigilar mi biblioteca. El demonio de la otra balda fue un regalo de juventud.

21 Comentarios

  1. Juan Luis 6 años hace

    Palaos 2010 Oso de Peluche – Teddy Bear $1 ORO
    No tienes una monedita de estas?.
    Hay monedas para todos los gustos.

  2. Alejandro 6 años hace

    Hola a todos! Uno, normalmente, empieza su colección con las primeras pesetillas de Franco. Pero cuando empiezas a obtener nuevas piezas es imprescindible comenzar a consultar bibliografía. De lo contrario, la colección se convierte en una mera acumulación de monedas mas o menos caras. Sin esas consultas obligadas no conoceremos ni su contexto, ni su importancia ni los porqués de las monedas que coleccionamos. Ya se ha comentado en alguna ocasión: primero los libros, luego las monedas. Conocer nuestra afición es la mejor manera, además, de contraatacar a listillos, timadores y fanfarrones.

  3. Totalmente de acuerdo Adolfo, mi biblioteca numismática también es considerable, ya que llevo coleccionando monedas más de 20 años, y mi manera de pensar es como la tuya, el problema es que muchísimos de los libros que tengo tienen ya sus añitos y por tal los precios entre otras cosas, creo que habrán variado algo, es decir mi primera compra fue el compendio ( los 4 tomos) hace ya 16 años, en ellos vienen los precios como en la mayoría de los libros numismáticos , ahora bien, mi pregunta seria, que en 16 años cuanto puede variar una moneda de más, por ejemplo si valía 2000 pesetas cuanto valdría hoy, son preguntas frecuente que me hago, por lo demás todos mis libros relacionados con la numismática, más de 50, son de una calidad buenísima y de una formación excelente que es lo principal creo yo.
    Saludos.

  4. Julián 6 años hace

    Buen tema Adolfo, al principio puede parecer que con algunas webs uno se puede apañar, pero no pasa mucho tiempo hasta
    que esto se revela insuficiente. Los libros suelen concentrarse en un determinado momento o tipo, y nos enseñan más
    historia y a mirar de manera diferente, más concienzuda, buscando marcas, defectos, etc … en definitiva nos ayudan a
    comprar mejor y a apreciar más lo que tenemos, y lo que nunca tendremos.

  5. Julián 6 años hace

    Por cierto, compartimos unos cuantos tomos, aunque supongo que será inevitable. Sería interesante saber cuales
    son los libros más compartidos por los aficionados.
    Ojo con convertirse en coleccionistas de libros de numismática, la verdad, no sé que es mejor.

  6. Hayek 6 años hace

    muy fan del Angel caido ;)

  7. Antonio 6 años hace

    Buenos dias – creo que el tema es muy interesante, el coleccionismo de cualquier cosa, conlleva, el analizar el que coleccionas y porqué. Cuando has respondido a esto, empieza lo «bueno» – creo que he aprendido más historia y geografia que si hubiese cursado una carrera. Cuando llega a tus manos una moneda o billete (al margen de la alegria) es el ansia (por lo menos a mi me sucede) por saber más del pais que proviene; y si es de España, de la época, de la ceca e incluso del periodo politico en que está emitida. Los libros y catálogos son fundamentales; pero hay que incluir (aparte de los especializados) libros de historia y geografia. Por ejemplo, siempre aconsejo, un tomito sobre Africa (continente con cambios importantes que pasan por infinidad de manos sus paises) que me es fundamental para saber más sobre la pieza conseguida.
    Repito, buen tema y fundamental para los coleccionistas.
    Saludos de Antonio

  8. Xavi 6 años hace

    Buenas!

    Comparto plenamente la opinión de Antonio. El estudio bibliográfico es imprescindible, pero no sólo los libros numismáticos o catálogos convencionales o de subastas, personalmente un artículo numismático sobre alguna moneda me hace ir a buscar en enciclopedias, libros, internet, etc… el periodo historico, leerlo y en definitiva comprender un poco más la época donde esa moneda era circulante. La verdad que es lo mejor, en realidad, ese conocimiento adquirido «es lo que nos llevamos puesto» pues las monedas se quedan en casa, pero lo que sabes va contigo siempre!

    Un saludo!

  9. dani_v8 6 años hace

    Interesante entrada Adolfo, la gran mayoría de coleccionistas que conozco tienen uno o dos catalogos generales y con ellos dicen ir sobrados.
    En lo que a mi se refiere tengo entre 15 y 20 libros que abarcan un poco todas las épocas solo digerir estos libros llevaria años. En cuanto a los catalogos de subastas tengo mas de 500 diferentes y todos de subastas españolas. Eso si como muy bien dices el espacio es un problema y pronto me hecharan de casa creo yo.

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      500 catálogos de subastas!! Si no te echan de casa los catálogos te echarán el resto de habitantes del hogar!!

      Yo me quedo con las subastas especiales o las que presentan alguna colección interesante. El resto los regalo o los tiro.

      saludos,
      Adolfo

  10. david 6 años hace

    Hola amigoo!! Yo aparte de mi enorme coleccion de euros, estrangeras y antiguas, tambien tengo cantidad enorme de libros y catalogos…ara me gustaria saber k libros me recomendarias para llegar a conocer mas sobre los euros, las antiguas y estrangeras. Gracias amigo i enorabuena pir el bloog!»

  11. Juan Luis 6 años hace

    Es necesario sumergirse en el tiempo y dejar que las cosas nos sorprenda por lo que son, poco importa el valor del objeto cuando se trata de un estado mental producido por una motivación cualquiera que sea.El nombre de un lugar, una moneda etc…los denominados «Monumentas» de la lengua u otra materia que nos hace viajar hacia lugares nunca vistos por nosotros, hacia situaciones nunca vividas.Encerrarme un día en silencio y proponerme saber más del objeto,en este caso de la moneda. He aprendido bastante con las monedas y me propongo con ellas leer lo que hasta ahora me era falta de motivación pero hay mucho material por descubrir que está por ahí esperando, libros,documentos,el esfuerzo de otros que siempre apreciaré porque me ayudan a descubrir.
    «DESCUBRIR», que gran motivación.
    Saludos

  12. Pablobcn 6 años hace

    Gran aporte Adolfo, yo también tengo una biblioteca bastante diversa, la diversidad de la misma es directamente proporcional a la opinión de mi señora con respecto al aguante de las baldas de «mi estantería» (ya en una ocasión tuve que reforazarlas), menos mal que tengo mi «refugio», y en el trastero tengo algunas cajas apiladas, eso si, bien organizadas, en las que se puede leer: Cayón 2007-2011, Aureo 2005-2010,… etc, ya os podeís imaginar lo que contienen, que me de tiempo a consultarlo todo o no, eso es lo de menos, lo importante es saber que referencias e información, ¡no me falta!.

  13. Marcos 6 años hace

    Mi biblioteca numismatica todavía es pequeña, no hay problemas de espacios ni de peso, en cambio si lo hay con las monedas, las que están en album bien, pero tengo muchos kilos de monedas de peseta, duros, de 25, 50, 100 etc. y los cajones y estantes lo notan, tengo que idear algo mejor.

  14. Jorge99 5 años hace

    Hola Adolfo;

    ¿Qué 5 libros sobre numismática española consideras que son necesarios en cualquier colección?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*