No hay que fijarse solo en las estrellas

No hay que fijarse solo en las estrellas

En los coleccionistas novicios de El Centenario de la Peseta suele darse el patrón de primero completar las piezas fáciles de la colección y luego irse haciendo con las complicadas a la vez que se va mejorando alguna de las que ya se tenían. En la primera etapa se suele buscar más la cantidad que la calidad: se busca completar la colección y la calidad mínima exigida es baja; un MBC, dicen ellos.

Pero son novicios y graduar monedas no es nada sencillo. Aunque digan que quieren como mínimo un MBC, en general no saben diferenciar un BC+ de un MBC- o de un MBC. Fijarse en el nivel de desgaste de las monedas no es sencillo y aunque graduar monedas en bajas calidades es mucho más sencillo que hacerlo en monedas de alta calidad, en general les falta experiencia para poder hacerlo bien. Es normal.

Al final suelen conformarse con un algoritmo muy sencillo: para ellos que una moneda esté en MBC es sinónimo a que tenga las estrellas completas. Me parece muy comprensible que hagan esa traducción porque si bien no es fácil valorar el estado de conservación de la moneda, ver si las estrellas tienen legibles los dos o cuatro dígitos que deberían aparecer lo puede hacer cualquiera con un mínimo de entrenamiento. Así pues, es muy normal que reduzcan la complejidad de valorar una pieza a la simpleza de mirar con lupa sus dos estrellitas.

No se puede negar que el estado de conservación de una moneda está influenciado por las estrellas, y son importantes sobre todo en las piezas en las que permiten identificar las monedas. Por ejemplo, de nada nos sirve que una peseta de 1947 esté sin circular si luego resulta que su segunda estrella es anepígrafa. Pero una moneda de El Centenario tiene muchísimo más que dos estrellas: tiene un escudo con una cantidad enorme de detalles, tiene un busto que puede presentar barba y bigote o detalles en el pelo o en el pecho, tiene un canto que puede estar o no libre de golpes, un fondo con golpes, rayas o sin ellos… todo esto influirá en el estado de conservación de la moneda y, por supuesto, en su precio.

Valgan como ejemplo las dos monedas que ilustran la entrada. La primera es un duro de 1885 (18-86) y tiene ambas estrellas perfectamente legibles (no se enfoca bien la segunda en la foto, pero se ve bien el 86). Claramente esa moneda no llega a un MBC a pesar de que tenga los cuatro dígitos, ya que Alfonso XII no tiene la barba completa, el escudo presenta mucho desgaste, tiene golpes por todas partes, etc. etc. En cambio la segunda moneda de la entrada está casi sin circular, con una pátina muy bonita y un brillo precioso; no obstante, le falta el último dígito por una acuñación floja.

Es sencillísimo encontrar ejemplos de monedas que no llegan a MBC y que tienen ambas estrellas completas. Igualmente, se pueden encontrar miles de ejemplos de piezas en EBC o más cuyas estrellas no tienen todos los dígitos. Esto puede deberse a que la acuñación sea anepígrafa (muy típico en las pesetas de 1891, en los 50 céntimos de la Segunda República, en los duros de 1875…) o porque la moneda presente pocos golpecitos pero justamente uno haya pegado en la estrellita y haya arruinado uno de los dígitos.

Además, un vendedor a poco avispado que sea, se dará cuenta de que el que tiene delante no tiene ni idea en cuanto le vea mirar las monedas: coge una, mira las estrellas, pasa del resto de la pieza, la deja en la bandeja y se va a por la siguiente. En cuanto un comerciante detecta ese comportamiento ya sabe que lo que busca el de adelante es una pieza con las estrellas completas y que pasa del resto de la moneda. Así pues, sacará un ejemplar en BC con estrellas completas y lo ofrecerá a precio de MBC. También he visto casos en los que se habían regrabado en la estrella los dígitos con un alfiler de la forma más cutre imaginable, pero de manera que se la pueden colar al que lo único que quiere es que la moneda tenga cuatro numeritos dentro de las estrellas y ni siquiera sabe la forma que deberían tener esos numeritos.



51 Comentarios

  1. mercruben 4 años hace

    La primera moneda no es amadeo, lo comentas al hablar de la barba.

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      Corregido. Gracias por reportar el error.

  2. Ignacio 4 años hace

    Lo que dices es cierto Adolfo. Mucha gente solo se fija en las estrella, lo cual es razonablemente importante, pero no atina bien en el desgaste de la moneda, que a mi modo de ver es lo que distingue su calidad.
    El problema de no tener las estrellas legibles es que el dia que la tengas que vender, te van a poner pegas y por supuesto ofrecer muchísimo menos.
    Lo cual es curioso y contrasta con una moneda que me intentaron ofrecer, rara y de estrellas legibles por menos de la mitad de lo que marcaba el catálogo, pero con una cosa mucho peor, a mi modo de ver, claramente habia estado colgada…

  3. Xavi 4 años hace

    Buen artículo, gracias Adolfo!

    Sobre el ejemplo de la pta de 1947 anepígrafa en su segunda estrella y SC, ¿podrían tener algún valor a nivel de coleccionistas de errores? Lo mismo se podría extender a cualquier moneda en SC anepígrafa de Franco.

    Un saludo!

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      Si te refieres a valor económico, los coleccionistas de errores suelen gastar poco en general y más les gusta ser ellos quienes encuentren los errores. Si una moneda solo interesa a los coleccionistas de errores, no suele tener valor económico más allá de unos pocos euros o céntimos de euros (en plan de “100 monedas con errorcillos por 30 euros”).

      Por una peseta de 1947en SC y con la segunda estrella anepígrafa no sé lo que se podría pedir; yo desde luego no pagaría nada por ella. Otra cosa es que me entrase en un lote…

      • Xavi 4 años hace

        Gracias de nuevo!

      • Ignacio 4 años hace

        Y por unas 5 pesetas de 1892, con la segunda cifra muy floja inapreciable… siendo el duro en una buena calidad, cuanto puede restar ese inconveniente…

        Restar a la hora de comprar y a la hora de vender…

        • Autor
          Adolfo 4 años hace

          Pues eso dependerá, como siempre, del comprador y del vendedor. El vendedor dirá que por eso no pasa nada y el comprador dirá que es algo gravíiiiiiiisimo y que no vale más que el peso en plata.

          Yo no me tengo estudiado ese caso, pero lo que haría sería fijarme en algunos remates de subastas que me pudieran dar pistas.

          saludos,
          Adolfo

  4. enrique 4 años hace

    adolfo tengo 15 libros de mondas y no sale alfonso 1900 no la conocia dime pork.

    • tarraco 4 años hace

      A lo mejor te has confundido y estas mirando monedas de 5 pesetas. De 5 pesetas y de 2 pesetas del año 1900 no existen . La que nos muestra Adolfo es de una peseta de 1900, que es la de mas tirada de esta serie.
      Un saludo.

  5. carloscast 4 años hace

    Excelente post,y es que es verdad que a veces el buscar un año determinado te puede hacer perder monedas muy bonitas y de gran calidad.
    Por cierto,¿que opinas sobre la colección de reproducciones de monedas antiguas que ha sacado un periódico nacional? Son 20 reproducciones realizadas por la FNMT y bañadas en oro y plata pero con medidas y diseños con variantes del original,muy bien logradas y bastante bonitas pero considero que es un sacacuartos.En mi vida podré adquirir alguna de ellas en estado original por lo que,¿Servirian para tapar un hueco o mejor una copia más exacta o mejor solo verlas en foto :)?
    Saludos Adolfo y sigue igual con este gran post.

  6. enrique 4 años hace

    gracias sr.tarraco la miraba como moneda de 5 pts

  7. pedro 4 años hace

    Hola,

    Soy de la opinión de que las estrellas es un rasgo más que no hemos de olvidar a la hora de expertizar una pieza, aunque como muy bien argumentas en esta entrada, no es el único. Desde luego la peseta posteada es magnífica, y ya si encima el último dígito se viera, ni te digo. Esta peseta, para mí es más que digna de estar en cualquier colección.
    Saludos

  8. equus 4 años hace

    Alguna vez se me ha atacado por tildar a ciertos vendedores de sinvergüenzas y estafadores, me lo he tragado y solo he intentado defender mi postura, con más o menos fortuna. Se que éste comentario está fuera de contexto con la presente entrada, pero viene al caso con lo expresado por Adolfo, sobre todo cuando dice: “…un vendedor a poco avispado que sea, se dará cuenta de que el que tiene delante no tiene ni idea en cuanto le vea mirar las monedas: coge una, mira las estrellas, pasa del resto de la pieza, la deja en la bandeja y se va a por la siguiente. En cuanto un comerciante detecta ese comportamiento ya sabe que lo que busca el de adelante es una pieza con las estrellas completas y que pasa del resto de la moneda. Así pues, sacará un ejemplar en BC con estrellas completas y lo ofrecerá a precio de MBC…”. Bueno, pues lo dicho ahí queda.
    En mi opinión, todas esas novatadas de los principiantes (que todos lo hemos sido) quedarían solo como anécdotas, si los profesionales, en vez de ir con “la perra atá” en busca del pardillo de turno para “endiñarle” lo barato por caro, repito, en vez de aprovecharse de la ceguera del incipiente, le abriera un nanómetro de luz, toda ésta conversación sería mínima. De todas formas, mis elógios hacia Adolfo por intentar alumbrar algo en este mundo de tinieblas, pero me jode muchooooo que siempre sea el comprador el que peque por defecto o por exceso y, por otro lado, sea “normal” todas éstas prácticas en los vendedores. Salvo mejor criterio. Equus.

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      Equus, sabes tan bien como yo que aquí he criticado cierto comportamientos de comerciantes y de aficionados.

      Volvemos a lo de siempre: yo entiendo que el comerciante está para ganar dinero y si ve que lo que el cliente busca es una moneda con estrellas completas, pues se la proporciona. Otra opción sería que le explicase lo que explico yo en la entrada, pero las probabilidades de que el cliente atienda son mínimas (porque muchos no quieren aprender, solo quieren su moneda), y el comerciante puede dedicar media hora a una persona para luego encima perder una venta. No digo ni que esté bien ni que esté mal, pero si el comerciante lo que quiere es ganar dinero no parece ser lo más sensato.

      Yo no soy comerciante pero predico con el ejemplo. Mira la de horas que he dedicado a compartir lo poco que sé con vosotros.

      saludos,
      Adolfo

    • Xavi 4 años hace

      Equus…yo también me he dado cuenta de ese párrafo pero ya me ha dado coraje volver a ser yo quien “le meta mano” al tema por no salirme del tema del post : ), eso es lo que yo no entiendo de este mundo… ese aprovechamiento del novicio (y no tan novicio) me parece injustísimo y que se tenga que mencionar algo así en un post para evitar esas situaciones… es tremendo

      Adolfo, no creo que este tipo de comentarios vayan por ti, ni mucho menos, creo que todos los que aquí posteamos te estamos más y más que agradecidos por tu labor divulgativa y el tiempo que le dedicas al blog, sin duda no hay otro blog como este en el mundo, pero creo que no todo vale con tal de hacer dinero, pienso yo… creo que todos estamos en contra de políticos ladrones o de carterístas de mercadillo, pero según que practicas se puede decir que son auténticos robos de mostrador, que un profesional suba una conservación delante de alguien que no sabe para ganar más dinero…. en esencia, no creo que sea muy diferente a los ejemplos anteriores, para mi es lo mismo… pero… vaya… si como coleccionistas no machacamos con este tema siempre será igual!!! Los novicios engañados, personas desilusionadas, coleccionistas perdidos y “profesionales” haciendo lo que les da la gana con tal de ganar más dinero.

      Adolfo, no hace falta que respondas a esta pregunta pero, ¿tú crees que todo vale con tal de hacer dinero? …. mira como tenemos el patio por gente así!!! A este ritmo nos jubilaremos con 80 años para “pagar” lo que nos han chorizaeado unos pocos… practicas así nunca son positivas para los coleccionistas.

      Un saludo!!!

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      SOLUCIÓN:

      a) Tener un gusto propio para saber qué monedas comprar
      b) Saber tasar monedas por uno mismo

      Dos habilidades que todo coleccionista debería intentar adquirir.

      • Xavi 4 años hace

        Ok, no te digo que eso no sea es lo mejor dado como está el mercado, pero entonces ¿que debe hacer alguien que pretende iniciarse?, ¿esperar a saber tasar monedas? ¿tener clarísimo antes de comprar la primera moneda que época te interesa de verdad?

        Todos sabemos que eso es muy muy complicado si estás empezando, hasta que un coleccionista encuentra y centra su atención en un tipo de coleccionismo que le guste puede pasar algún tiempo… Pienso que si un coleccionista debe esperar a saber tasar monedas por uno mismo para comprar con seguridad y sin el riesgo de que te la metan doblada… no compra la primera moneda en 10 años… a ti te apasiona este tema pero no todos tienen el tiempo que tu le dedicas para aprender, lo que tu aprendes en 1 mes otros tardamos 1 año en saberlo y lo único que se pide es honradez, nada más…. y por geniales y necesarios que sean tus artículos (que lo son) también todos sabemos que no es lo mismo el mapa que andar el camino… y tus artículos enseñan muchísimo pero después hay que salir a la calle y encontrarse con esa posibilidad y eso es lo que no es normal pienso yo.

        Un saludo!!!

        • Autor
          Adolfo 4 años hace

          Xavi, buena parte de lo que va este blog es justamente de eso: cómo comenzar a comprar monedas sin que nos la metan doblada. El 30% de las entradas del blog intentan responder a las primeras preguntas que has hecho.

          Mis recomendaciones generales hasta que nos sintamos seguros son:

          a) Estudiar
          b) Estudiar
          c) Estudiar
          d) No comprar las monedas y calidades que no sepamos valorar. Es mucho más fácil diferenciar un BC de un MBC que un EBC de un SC. Mientras que el dinero perdido si nos equivocamos en el segundo caso será mucho mayor.
          e) No buscar chollos ni monedas con un descuento de un 40% o más
          f) Conocer a coleccionistas, comerciantes, estudiosos. Asistir a convenciones, asistir a subastas… hablar, conversar, intercambiar opiniones y aprender de todos de manera crítica.

          Una manera de potenciar el aprendizaje y evitar ser engañados es tener a un confianza con un comerciante honrado y asumir que él nos va a vender las monedas más caras de lo que después seríamos nosotros capaces de venderlas. Pero ese dinero que va de tu bolsillo al suyo se ve compensado con esos conocimientos que van de su cabeza a la tuya. Créeme que el coleccionista que actúa así no se suele ver engañado. Al menos yo no conozco ningún caso.

          • Xavi 4 años hace

            Ok, todo un ABC a tener en cuenta está claro y ese es el buen camino sin dudas.

            Pero no todos los coleccionistas de monedas quieren llegar a profundizar tanto, lo único que quieren es estar contentos con sus monedas, disfrutar contemplando su colección y como mínimo saber que no le han engañado, ¿esos no tienen cabida en este mundo sin correr el riesgo de ser engañados? ¿Hay que convertirse en un especialista para poder coleccionar monedas?

            La numismática de por sí, es un “hobby de luxe”, a ver quien tiene suficiente dinero para “coleccionar dinero antiguo o moderno”, es un hobby de países desarrollados y gente más o menos pudiente pero si se convierte en algo mucho más elitista de lo que ya es(sólo con gente pudiente, formada y preparadísima) se queda en 4 gatos y es la ruina del sector profesional, tiene que haber cabida para todo el que quiera sin riesgo a ser engañado y tu blog cada día esta formando a marchas forzadas a los que te seguimos y eso es impagable y es lo que tu quieres evitar, que nos engañen y tu haces lo que tu tienes en tu mano, formar a los demás, pero… algo más se debe hacer al respecto de estas practicas.

            Y ya te digo que leo tus artículos con unas ganas increíbles de aprender y ese ABC me lo voy aprender de memoria, pero… no se… podría ser diferente, podría ser mejor… creo yo.

            Un saludo!

          • Autor
            Adolfo 4 años hace

            Yo no entiendo la manía esa de decir que la numismática es una afición elitista. Es de las pocas aficiones que se pueden mantener por poquísimo dinero y a la que cualquiera puede acceder. Uno se puede hacer una colección interesante de moneda medieval por un precio ridículo, y ya no digamos nada si solo queremos monedas del siglo XX de diferentes países pero que sean bonitas. Pero resulta que a todos nos gustan los aureos en SC…

            El que no quiera dedicar ni mucho tiempo ni mucho dinero a la numismática lo tiene fácil: que seleccione un periodo que le llame la atención, contacte con uno o dos comerciantes que manejen ese periodo y que les visite un par de veces al año a cada uno (o les mande un mail) para comprarles una moneda de entre 10 y 100 euros. Al cabo de un tiempo tendrá una colección sencilla pero agradable; a pesar de que se ha gastado menos de lo que supone casi cualquier otra afición (más teniendo en cuenta que si algún día decide venderlas sacará parte de lo puesto). Si todas las monedas las puede contextualizar y puede “contar su historia” ya sabe más que la muchos otros coleccionistas.

            Y ya está. ¡Fíjate qué sencillo! Una afición que requiere poco tiempo y poco dinero, pero que se puede disfrutar. Obviamente de esta forma no se tendrá nunca una colección que haga historia, pero justamente por eso se necesita poco tiempo y dinero!!

          • Xavi 4 años hace

            Pues tienes razón Adolfo, visto así, es cierto. Mi amplitud de miras es muuuuuyyy corta comparada con la tuya, yo estoy con el Centenario y a veces me olvido de que España (o el mundo) tiene mucha numismática…. Te aseguro que nunca más opinaré lo de “elitista”. Hay muchísimas posibilidades, épocas y calidades. Tienes razón.

            Un saludo y gracias por hacerme ver otras cosas!

        • Javier 4 años hace

          A la pregunta de Xavi de qué debe hacer alguien que pretende iniciarse, le contesto que yo estoy en ese caso, pretendo iniciarme, y lo que ya tengo clarísimo es que voy a intentar comprar siempre a través de subastas. Nada de comerciantes, ni ebay ni todocolección. Acabo de recibir mi última adquisición de la subasta de Aureo del pasado día 25 de abril. Era mi primera compra de un lote sin foto. Son 5 céntimos de Carlos VII y estaba calificado como MBC-. Me parece estupenda y por el precio que me ha costado no consigues ninguna en ese estado en ebay, todocolección y similares.

          • Autor
            Adolfo 4 años hace

            Yo a quienes empiezan las recomiendo que estén atentos a las casas de subastas y las tomen como guía de precios y de calidad. Pero una casa de subastas es de todo menos barata. A veces se pueden encontrar algunas monedas a buen precio, incluso por debajo de lo que se encuentran en mercadillos o con comerciantes, pero no es lo normal. Las casas de subastas son quienes más clientes tienen y por eso venden más caro. Es otro de los temas que habrá que comentar en una entrada.

            saludos,
            Adolfo

          • carlos(bcn) 4 años hace

            Javier,
            Vaya por delante que me alegro de que tengas ahora una pieza que te gusta, y que aprecies la afición que a mí también me gusta.
            No obstante, déjame lanzar una lanza en contra de las casas de subasta y su peligro para los que os inicias en este mundillo. Como dice Adolfo, las “casas de subasta son de todo, menos baratas”, y es una gran verdad a considerar. Añado algunos comentarios que pueden ser ilustrativos:

            Me gustaría hacerte ver que esta pieza de la que hablas (como todas las que se subastan), la han visto en mano como mínimo 10 profesionales de la numismática comercial y otros muchos tantos han estado al corriente de su listado en subasta, la han valorado, han visto sus particularidades, han cotejado la descripción aportada por la casa de subasta y han evaluado sus potenciales para dentro del mercado. Creeme que te digo que es gente con amplias listas de clientes, todo informatizado, bases de datos propias, que varios mercados internacionales…
            Cuando tu la compras (o yo, o otro compañero, todos simples aficionados coleccionistas de monedas) lo hacemos a dos niveles: 1) o bien por encima del valor de mercado, 2) o bien por debajo.

            El valor de mercado (esa temible incógnita que siempre nos preguntamos los simples aficionados) lo marca en este caso lo que estan dispuestos a pagar esos profesionales del comercio numismático (repito, que han visto y tienen mucha más información que tú de la pieza), y que es ligeramente por debajo del precio al que van a venderlo luego, considerando % añadidos de adjudicación. Este valor lo marcan con sus pujas.
            Cuando un aficionado como nosotros compramos una pieza en subasta estamos comprando por encima de ese valor, casi SIEMPRE.
            Cuando te adjudicas una pieza a precio de salida significa que ni tan sólo para ninguno de los profesionales comerciales que estan al corriente de la pieza les parece que el precio a pagar por ella es interesante.
            Cuando te adjudicas una pieza combatiendo con otras pujas estás pagando más del valor de compra-venta del comerciante, y el problema es definir si es por encima del valor de mercado o por debajo. Por experiencia, el precio es siempre por encima.

            Estas reglas varian en función de la exclusividad de la pieza y del mercado al que van a ir a vender luego las piezas (no es el mismo el margen por vender una onza a un coleccionista particular de españa que venderla en el floreciente mercado de Florida con dólares procedentes de acaudalados yankis retirados…). Pero creo no es tu caso, ni el mio vaya.

            Valga este comentario para reflexionar un poco en cualquier caso sobre el tema,
            Saludos,

            pd: adolfo de nuevo felicitaciones por el blog, últimamente no puedo leerte mucho pero siempre que puedo me engancho…

          • Xavi 4 años hace

            Pues nada Javier, por lo poquito que puedo opinar, bienvenido a este mundo y mientras estés contento con tu pieza, ya tienes lo principal que se busca coleccionando monedas, satisfacción.

            Y ojo con la reflexión de carlos(bcn)… muy buena

          • Autor
            Adolfo 4 años hace

            Muy buena la reflexión de Carlos. Ya os digo que esto habría que tratarlo un día con calma.

            Javier, si no me equivoco has comprado un lote con esta descripción:

            “1875. Carlos VII, Pretendiente. Bruselas. 5 céntimos. (Cal. 10). MBC-. Est. 30.”, que se ha rematado en 35 euros. De ser así, has pagado por esa moneda 41,3 euros + portes, lo cual lo considero un precio razonable: ni caro ni barato. No te ha salido mal, pero tampoco haces negocio con ella.

            Un comerciante que tenga esa pieza en calidad MBC- sería razonable que pidiera por ella unos 40-50 euros, que es más o menos al precio al que tú la has adquirido. Obviamente ningún comerciante la va a comprar a 41,3 euros para luego intentar venderla por 40-50 euros.

            Pero cuando nos vamos a piezas más caras o más raras es cuando se pone más en relevancia que las casas de subastas son más caras (de nuevo es normal, de ahí su negocio). Si un comerciante se hace con una pieza rara o de una calidad excepcional pero no tiene a quien vendérsela (o “colocársela”, una palabra que usan mucho y que no me gusta nada) pues es cuando se ve la diferencia. Si ellos la quieren vender la tendrán que poner más barata que las casas de subastas. Claro está que siempre tienen la salida de mandarla ellos a subastar, pero entonces perderían la comisión que se lleva la empresa subastadora.

            Hay que tratar este asunto en un post dedicado. Pero quizá esto no sea para novicios… yo no recomendaría a alguien que no tenga mucha experiencia que se ponga a comprar una moneda de 500 euros presionando al comerciante lo suficiente como para que el comerciante saque un beneficio de la venta y él la obtenga a buen precio. Además, yo tampoco es que sea el súper-experto en el asunto. Hay que hilar fino en esos casos.

            saludos,
            Adolfo

          • Javier 4 años hace

            Bueno Adolfo, das en el clavo, no te equivocas ni con el lote ni con el precio. Al final la pieza me ha costado un total de 45,30€. Para vosotros puede que haya pagado mucho en la subasta pero os puedo decir que:
            1.Yo no he comprado esta pieza para revenderla sino para tenerla en mi colección.
            2.Ya he estado detrás de esa pieza y siempre me han pedido más importe por monedas que por las fotos estaban en peores condiciones que la que acabo de comprar. Tanto en ebay, como en Todocolección como a un comerciante numismático. Lo que he comprado en subasta hasta ahora (en Ibercoin y Aureo) lo he encontrado más barato que lo que me han ofrecido o se me ha puesto a tiro hasta ahora (tampoco es que me haya recorrido todos los comercios, pero es que eso también tiene un coste).
            3. Además de obtener hasta ahora mejores precios en subastas lo que les veo es mucha más fiabilidad y transparencia.
            4. El valor de mercado es el valor al que “efectivamente” se realiza la transacción. Y una transacción de cualquier tipo no se da porque exista un precio objetivo del bien sino porque hay dos precios diferentes: uno para el vendedor y otro para el comprador, y ambos obtienen satisfacción por la transacción. Pongamos mi ejemplo: el vendedor cree que su moneda tiene menor valor del que ha obtenido en la subasta por lo que se va satisfecho con el intercambio. Y yo, como comprador, valoro la pieza en más dinero que lo que he pagado por ella por lo que también obtengo una satisfacción con la transacción. Los precios no son objetivos sino subjetivos.
            Para vosotros mi moneda puede no valer el precio que he pagado, pero para mí que con ella consigo tener la pareja de 5 y 10 céntimos de Carlos VII, que pasan a unirse a otros objetos de mi colección (no numismática) de la Tercera Guerra Carlista en la que participó mi bisabuelo, y encima me sale más barata que lo que me han ofrecido hasta ahora, con esta transacción salgo satisfecho.
            Saludos y gracias por vuestro comentarios.

          • Autor
            Adolfo 4 años hace

            Javier, si no digo que la moneda tuya no valga ese dinero. De hecho, he dicho que yo creo que un precio razonable es entre 40 y 50 euros. Tú has pagado 45 euros por ella, lo cual es un precio más que normal. Si cuando llegó te gustó, pues todo estupendo!!

            Te decíamos esto porque hay algunos novicios que se piensan que en las subastas se compra más barato. Hay quienes se piensan que las subastas solo las conocen quienes están muy metidos en la numismático (o qué se yo) y que por eso ahí se pillan chollos que luego revenden en mercadillos por el doble o más. Algunos iluminados hasta defienden esas posturas para dárselas de listos (ejemplo: http://blognumismatico.com/2011/11/29/denarios-como-canarios/ )

            Pues no es así, más bien todo lo contrario. En una subasta se pueden pillar buenos precios. Hay veces que mirando los remates digo: “macachis, si llego a saber este remate hubiera entrado a saco”. Pero son raras ocasiones. Es mucho más frecuente cuando miro el remate sorprendido en el plan de: “¿pero quién habrá pagado esta barbaridad por esta moneda?”. También es cierto que la inmensa mayoría de las veces se paga por las monedas su precio justo: ni caro ni barato, dentro de unos márgenes razonables. Como ha sido tu caso.

            saludos,
            Adolfo

          • carlos(bcn) 4 años hace

            Javier, Xavie, Adolfo,

            Estoy deacuerdo en muchos puntos que desarrollais.
            Mi intención era sólo mostrar que la participación en las subastas de numismática (aún siendo las nacionales de las que hablábamos) pueden presentar ciertas contradicciones (contraindicaciones?) para aquellos aficionados noveles (y no tan noveles). Por supuesto el tema merece una conversación más amplia y enfocada desde diferentes aspectos, tal y como sugería Adolfo,

            Saludos,

  9. tricky 4 años hace

    Hola
    que tal todos?

    pues yo voy a opinar sobre las casa de subastas, y os digo, que su precio no es ni barato ni caro, más bien es el precio justo. Pero a cambio tienes la certeza (+- 100%) de que es verdadera, que tiene más o menos una catalogación de calidad ajustada (aunque claro esto depende de las casas de subastas, pero aun no he visto, que para una casa de subasta una moneda mbc sea EBC+).
    Si a un comerciante no le merece la pena pagar más por una moneda para luego venderla, es porque no consigue el porcentaje de beneficio que busca, pero puede que la pujas que has realizado sea igual o un poco por debajo del precio que te daría el comerciante; por lo cual ni pierdes ni ganas.
    Y esta claro que chollos no vas a pillar, pero tienes una cierta seguridad, y también influyen las modas, que pueden elevar una pieza, o hacer que no se alcance los precios previstos, y que se adquieran a buen precio.
    Para mi es una manera fácil, y ajustada a bolsillo de comprar algunas piezas. Es más, pagas según tu valoras la moneda a comprar, que en definitiva, viene marcado por nuestro bolsillo y nuestras apreciaciones, y que deberiamos tener muy en cuenta.

    Un saludo y como siempre un placer aprender de vosotros.
    tricky

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      Bueno, yo he visto en subastas españolas catalogar monedas como EBC que a duras penas llegarían a MBC+… Hay subastas, tanto nacionales como internacionales, de las que me fío a ciegas, pero de la mayoría de ellas no me fío en cuestión de graduación.

      En cuanto a la autenticidad, ya hemos dicho varias veces que se dan casos de subastas que han vendido piezas falsas como auténticas. Ahora bien, es cierto que como hay más ojos mirando es más difícil que se cuele una falsa sin que nadie lo perciba.

      saludos,
      Adolfo

      • tricky 4 años hace

        Hola Adolfo.

        Esta claro que nada hay seguro al 100%, y que monedas falsas te pueden colar, pero es más dificil que en cualquier mercadillo de cualquier gran ciudad.
        Y sobre la graduación pues valorar EBC algo que a duras penas llega a MBC+ pues esta dentro de la subjetividad, de las casas de subasta que barren para casa, pero en un mercadillo y en muchas tiendas de numismática una MBC- te la intentan mete en EBC+ si te descuidas.

        Hace unas semanas a mi pareja le regale una moneda engarzada para colgante, que me preparó un amigo joyero, la moneda fue comprada en casa de subasta como EBC, y pongamos que fue una valoración muy optimista, la dejamos en MBC, y en la plaza mayor de Madrid al acercarme a un puesto, el vendedor se percató de la moneda que llevaba colgada mi pareja, y la reconocío, nos pusimos hablar, y nos pidio que si la podía ver de cerca, su comentario, fue el siguiente: Esta desgastadilla….., y nos ofrecío otras que superaban muchisimo en precio la comprada por mi, y desde luego no eran ni siquier MBC-. Él decía que la gente no se quiera gastar mucho dinero, y que por tanto esas debían de ser las calidades a ofertar.
        Creo que es una casa de subastas, si es minimamente sería, al recibir la moneda si no estas de acuerdo con la valoración te la recogen, y hombre….. las valoraciones varían de unas a otras, pero no tanto como en la calle.
        De todas maneras, en esto hay que seguir una pauta por ti dicha muchas veces, y es estudiar, estudiar, y ver muchas monedas, para aprender a valorar pues los aspectos que se buscan en una moneda. De esta manera uno mismo establece sus criterios en calidades para monedas, y mejor criterio que ese………. no creo que exista.

        Bueno Señores, como siempre un placer aprender con todos udtedes, y esperando impacientes tus próximas entradas.

        tricky

  10. tricky 4 años hace

    jajajaja “udtedes” parece que estoy atragantado jajaja

  11. Miguel 4 años hace

    Muy buenas,

    primero de todo felicitar a Adolfo por su blog, la cantidad de entradas y la calidad de los temas que trata.

    Un saludo también para todos los que comentan, debaten y amplían los temas que se tratan.

    Respecto a la importancia de las estrellas, pues no digo que no sea importante y de hecho creo que todos lo hacemos con las monedas del centenario, pero es cierto que a veces nos hacen descartar inmediatamente la moneda o darla una valoración baja si no se ven. Como demuestra el ejemplo puede que el número de la estrella no se vea parcial o totalmente, pero el resto está perfecto. Otro ejemplo sería en un duro del 1877 en que el detalle de la estella no aporta mucha información y descartarla o bajarla un par de grados o tres por ese detalle no me parece lógico si el resto está perfecto.

    Me doy cuenta de que muchos de los temas, acaban derivando en la compra, la venta, la ética de los vendedores… y entiendo que son temas que preocupan a cualquier aficionado o coleccionista, y apropiados para el objeto que en este caso se colecciona.

    Un saludo a todos.

  12. equus 4 años hace

    En cierta ocasión, hace unos 3 años aproximadamente, por casualidad visité la única numismática que quedaba abierta en mi ciudad. Mi intención solo era comprar material (cartoncillos, hojas para los mismos, etc), pero de camino pedí precios sobre un par de monedas bastante corrientes del centenario. Para empezar, me sacó de un cajón cochambroso, con mas mierda que el palo de un gallinero, tres o cuatro monedas, las soltó encima del mostrador, ni estaban guardadas en bandejas, albumes, etc. Cuando me fijé en las mismas, estaban superdesgastadas, pero curiosamente aún se les reconocían las fechas de las estrellas. Cuando le pedí el precio, casi me da un soponcio. Debo decir que le pedí precio por educación, por no decirle que se metiera las monedas por el… ejem, ejem. Lo único que le contesté para marcharme de la tienda sin desaires fue que no me interesaban porque tenian mucho desgaste (no entré a guerrear por precios pues para empezar esas piezas no me interesaban, mucho menos en esa conservación y menos aún por la barbaridad que pedía), a lo cual el “colega” me contestó que yo era un ignorante, que de eso no sabía nada, que lo importante de las monedas del centenario era que las cifras de las estrellas estuviesen visibles y punto, etc, etc.
    Como podeis ver, la fauna comercial numismática que solemos tener en este pais deja mucho que desear, sobre todo si no te conocen demasiado o si eres nuevo para ellos.
    Sigo opinando por ahora y mientras no se me demuestre lo contrario que mientras no se erradiquen todas éstas prácticas estúpidas y sectarias, así como quienes las practican, el coleccionismo numismático continuará siendo un mundo opaco y hostil, donde no hay reglas ni Leyes, donde impera la Ley de la jungla, donde solo los listillos salen airosos, sobre todo entre los coleccionistas humildes. En mi humilde y seguramente torpe opinión, no solo es suficiente estudiar, estudiar y estudiar para defenderse en este mundillo, también hay que fomentar que se acorrale a los sinvergüenzas y listillos de turno señalandoles y que sean de notorio conocimiento público para que los novicios ni se acerquen a sus comercios o stands de mercadillos o convenciones, y, por otro lado, premiar y aplaudir a los comerciantes honrados, dando también pública notoriedad de sus establecimientos comerciales para que todos y sobre todo los novicios sepan donde acudir para no ser estafados. Salvo mejor opinión. Equus.

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      El ejemplo que pones parece la típica tienda numismática de barrio que se dedica a vender euros y ya. No le hables de quién era Felipe IV porque nunca lo supo. Lo que me sorprende es que todavía siga habiendo tiendas así.

      Ya hemos hablado muchísimo (demasiado) sobre la ética que los coleccionistas deberían imponer a los comerciantes. Esto hay veces que parece un cónclave. Yo no estoy en este mundo para imponer nada ni para publicar “listas negras” que salven de palos a los novicios y que me generen a mí una demanda por calumnias. Lo que hago es dar pautas generales y critico comportamientos, para bien y para mal. Yo creo que eso aporta mucha luz a este oscuro mundillo numismático. El que quiera seguirlas que las siga, y el que no allá él.

      Ahora bien, ya que tanto insistes, yo te animaría a abrir un blog y dedicar una entrada a cada comerciante que conozcas. Pon nombre, apellidos, dónde localizarle y tu experiencia con él. A ver qué pasa.

      • tricky 4 años hace

        Hola
        pensando en lo que has dicho, si se podría hacer una lista de BUENAS EXPERIENCIAS, de comerciantes de lo que hemos aprendido, de buenos precios o simplemente de buenas sensaciones, no hay que buscar el lado negativo siempre de las cosas, y creo que esto nos puede servir de guía a la hora de localizar ciertas piezas.

        Es una idea

        Un saludo
        tricky

        • Autor
          Adolfo 4 años hace

          Pues adelante. Preparad esa lista de buenas experiencias. Espero que no os olvidéis de este blog como una experiencia gratificante :)

          • tricky 4 años hace

            Jajajajaja
            Por supuesto que este blog es una experiencia gratificante, de hecho solo hay que ver, que la mayoría te agradece los conocimientos que adquirimos en este blog.

            Yo no tengo intención de crear ningún blog, ni nada por el estilo, pero ya que se nos permite expresar opiniones, creo que hasta que se me permita, intentaré seguir haciendolo, y siempre desde el punto de vista de un simple coleccionista y buscando el lado positivo de las cosas.

            Creo que a lo mejor puedes estar cansado (y me parece comprensible) que se termine hablando del tema de los comerciantes, y de las malas experiencias pero ellos son una parte muy importante de esta afición, y no se trata de señalar a nadie (yo estoy en contra) pero si creo que es positivo compartir la información sobre buenos comerciantes, que ayudará a muchos, y a mi el primero, en ampliar en conocimientos.

            Estoy seguro de que muchos de los que aqui escriben tienen un negocio numismático,,¿Sería inadecuado comentar las buenas experiencias que se han tenido con ellos?

            Y nadie te esta diciendo como debes hacer tu blog, ni mucho menos, de hecho a mi me gusta, y tanto es así que es lo que me anima a participar en él escribiendo estos pequeños post de vez en cuando, y supongo que a equus le pasará igual.

            Bueno un saludo y como siempre un placer leer tu blog y seguir aprendiendo de él.

            tricky

          • Autor
            Adolfo 4 años hace

            Que yo sepa el único que ha escrito y que tiene un negocio numismático es Luis. Le considero una persona sensata y un comerciante honrado (cuando le he comprado monedas han sido “experiencias positivas”), pero aún así hay polémica cada vez que escribe. ¿Por qué? Pues porque defiende la posición del comerciante.

            Bien es cierto que me consta que otros muchos comerciantes conocen el blog y leen periódicamente las entradas y los comentarios. Pero no escriben.

        • equus 4 años hace

          Un saludo Tricky. Me ha gustado mucho tu respuesta, llevas toda la razón del mundo cuando dices que hay que buscar lo positivo y no lo negativo. Lo suscribo yo también, quizás mi comentario ha sido directo y veraz, lo cual no suele triunfar en este pais, así son las cosas.
          Desde esta vertiente “positiva” podrían hacerse innumerables cosas, como por ejemplo comentar a los cuatro vientos quien o quienes venden correctamente, asesoran fielmente, son honrados, etc. Por otro lado, no hay que airear nombres ni firmas que no se atengan a buenas prácticas. Sería algo así como: El stand tal o cual del mercadillo fulano o mengano es un sitio de confianza, me pasó cierta experiencia positiva y bla, bla, bla.
          No quiero que se me malinterprete, no se trata de hacer publicidad gratuita, ahí no entro.
          Adolfo: Puedes estar totalmente tranquilo con respecto a mis ideas o pareceres, nunca se me ocurriria utilizar tu blog para atacar a nadie en concreto. Tampoco mi opinión iba dirigida a fomentar nada, ni dentro ni fuera de tu blog (que para eso es tuyo), mas bien he tratado de lanzar por enésima vez una pública denuncia de unas prácticas muy asiduas en este mundillo, pero indirectamente también se ponen cortapisas al “Derecho de patalear”.
          Permiteme que por primera vez me guarde mis opiniones, así, no corro el riesgo de que por 3ª vez se me invite a crear un blog propio debido a mis expresiones.
          Un saludo. Equus.

          • Autor
            Adolfo 4 años hace

            Sabes perfectamente que mi comentario no tenía mala intención.

            Muchos sois los que consideráis que se deberían publicar ciertas cosas que no se publican. La idea de hacer una lista “blanca” o una “negra” de vendedores ya la he oído muchas veces. Pero nadie ha dado un primer paso. Yo no seré quien lo dé porque en mi opinión el uso de esa lista (ya sea blanca o negra) iba a ser negativo en casi todos los casos. La razón es tan dura como realista: en la numismática son inmensa mayoría los aficionados que miran exclusivamente por su propio interés.

            También ha habido gente que me ha dicho que cuento demasiado y que esto que cuento no hace más que perjudicarme a mí y al comercio numismático. En su opinión yo me debería limitar a hablar de las monedas que hay, de las variantes, de cómo diferenciar unas buenas de unas malas… pero no decir ni una palabra (gratuitamente) de en qué fijarse a la hora de comprar o qué trucos hay para timar al personal. Muchos son de la opinión de que quien quiera aprender que vaya a Salamanca porque a ellos (y a mí) las lecciones generalmente nos han costado dinero. Pero esos no escriben en el blog.

            Ya veis que hay que modular mucho las palabras y los mensajes. El qué cuento y el qué callo es una de las decisiones más complicadas en el blog.

            saludos,
            Adolfo

        • Xavi 4 años hace

          Hola Tricky, lo que comentas es hacía donde se dirije el mercado actual gracias a internet, fijate lo que significan los “me gusta” de facebook, los “+1” de google, los comentarios directos en el buscador que dejan insertar en muchas de las web’s de grandes comercios, etc… son las experiencias de la gente, hay muchas que son positivas y muchas otras de negativas.

          Adolfo eso no significa para nada que te expongas a una denuncia por calumnias, tu como consumidor puedes opinar sobre lo que ves o sobre tu experiencia con este u otro comerciante, si buscas por ejemplo, el corte inglés en google, verás que la gente puede dejar sus comentarios sobre sus experiencias positivas y negativas y no por eso son censurados o denunciados si no están de acuerdo o ven irregularidades legales en su forma de vender por muy “legales y honrados” que se enmascaren algunos de ellos… a veces por mucho que digan una simple foto con el móvil y tirada al vuelo en una sala de comerciantes podría derrumbar toda su “honradez” de un plumazo… que se lo vayan pensando…

          Tu temor no reside en las denuncias, reside en el temor a que muchos de estos comerciantes no te dejen participar de sus círculos… y sabes perfectamente que cuando tengo que dar las gracias las doy, si pienso algo y se argumenta bien y tengo que dar la razón y reconocer mi equivocación también lo hago sin temor alguno.

          Lo que hay que empezar hacer es huir de aquellos comerciantes que no indiquen precios, de aquellos que por anticuados no tienen presencia en internet (y esto es por que Internet facilita que sin miedo a ser denunciado y lejos del anonimato (ya que queda todo registrado en tu cuenta) puedas opinar sobre tu experiencia o lo que has visto), de aquellos que no reciben votos positivos (me gustas, + 1, etc…), de los que un día te dicen un precio y al que va detrás tuyo le dicen otro, en definitiva de aquellos vendedores herméticos, de barrio como dice Adolfo y demás vividores que lo mismo te venden una moneda BC por un MCB+ como lo mismo te venden una estampita de la virgen en su aparador… (que los hay).

          Muchos de ellos no quieren presencia en internet por que no podrían campar a sus anchas en un mercado regulado, quedarían desenmascarados ante sus prácticas ilegales… ventas sin facturas, sin tickets, etc…

          Si empezamos a utilizar estás practicas, todos compraremos en los sitios con los mejores comentarios y estaremos más que seguros en nuestras compras ( en casas de subastas o comerciantes muy reconocidos) pero los demás caerán por su propio peso o andarán su vida entera con una bandejilla de monedas de mercadillo en mercadillo hasta que se aburran por que nadie les hace caso por no cumplir las leyes que indica el comercio en España y no sólo mirar por el interes de unos coleccionistas y otros no, sino por lod que miran por el interes del coleccionista como simple consumidor, seas cliente habitual o no.

          Esto no sucederá de hoy para mañana, pero Internet ha nacido para ser un “ente” muy muy longevo y actualmente es un recien nacido que apenas lleva 20 años entre nosotros (o no os acordáis que hace unos años atrás esto era impesable?), tiempo al tiempo, quien no se adapte al mercado y las exigencias del consumidor (o coleccionista) está condenado a desaparecer, mientras tanto… “ajo y agua” y a comprar aquellos que si respetan el interés del consumidor y no sólo el suyo, pero todo llegará.

          Un saludo!!!

          • Autor
            Adolfo 4 años hace

            En el fondo estamos de acuerdo. Yo he repetido una y mil veces que hay que premiar con nuestras compras a aquellos comerciantes serios que nos proporcionen garantía, asesoramiento y buen trato. Ójala todos los aficionados me hicieran caso, estoy seguro que en pocos meses el panorama numismático español cambiaría. Pero la triste realidad es que muchos (muchísimos!!) aficionados van exclusivamente a por el precio y a ver quién es el vendedor que le deja la moneda 50 céntimos más barata. Ojo, que en su derecho están, pero si no valoran más que el precio que no se quejen si luego nadie les asesora.

            Por eso no creo que la culpa sea exclusivamente de los vendedores ni tampoco exclusivamente de los aficionados.

            En cuento al tema de las redes sociales y demás, mi experiencia es que ni Facebook ni Twitter ni Google+ tienen actualmente un impacto notable en la numismática patria.

            saludos,
            Adolfo

          • Xavi 4 años hace

            Es cierto eso que dices Adolfo, hay muchos que van a degüello con el vendedor y eso tampoco es, pero piensa por ejemplo que 0,50 € ó 1 € más en según que monedas del Rey o Franco implica que termines tu colección habiendo gastado 300 € más de la cuenta para completarla, hay que observar cada caso por separado.

            Y lo de las redes sociales, etc… también estoy contigo, por eso es bueno que todos sepamos que tenemos esas posibilidades para ir (muy poco a poco) cambiando el panorama, pero es lo que comento también, Internet es un bebé, de aquí algunos años será mucho más normal pues muchos comerciantes habrán dado paso a nuevas generaciones que habran nacido en “era internet”, pero es sólo cuestión de tiempo, piensa que nosotros (inmigrantes digitales) por mucho que nos movamos por la red, no somos “nativos digitales”, de aquí unos años todos lo serán (vendedores y coleccionistas) y será muy común observar y utilizar aquellos comercios que estén bien valorados en Internet. Mira este artículo, es interesante.

            http://es.wikipedia.org/wiki/Nativo_digital

            Un saludo!!!

    • Miguel 4 años hace

      Por una parte creo que todo el mundo tiene derecho a vivir de lo que puede vender, y supongo que este tipo de tiendas están en fase de desaparición.Me recuerda a esos puestos de mercadillo con albumes mugrientos (ni se pueden ver las monedas, y el plástico que las protege está en fase de desintegración)y los precios marcados en pesetas.
      A fin de cuentas, este tipo de vendedores no intentan vender una imagen y con un poco de sentido común por parte de comprador sería suficiente para saber lo que se puede esperar de ellos.El inconveniente es que en ciudades pequeñas con un par de tiendas dedicadas a este tema, era casi la única opción (afortunadamente en la era de internet, este problema ya no debería existir).
      Lo preocupante para mí, son el otro tipo de comerciantes que venden una imagen, conocen lo que venden ( o aparentan conocerlo ) pero al final te la cuelan igual que los primeros.

  13. estellia 4 años hace

    yo tengo varias monedas , mi pregunta , no hay un librito o algo que se le parezca y nos oriente acerca de los mas basico a saber sobre el maravilloso mundo de las monedas? tu blog me parece maravilloso, y creemelo he aprendido bastante gracias por tu tiempo.SALUDOS

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      Los hay en inglés y para el mercado americano, que poco o nada tiene que ver con el mercado patrio.

      Yo eché en falta ese libro al empezar en la numismática, por eso me animé a escribir el blog en cuanto tuve un poquillo de experiencia. Me alegro de que te sirva de ayuda.

      Lo más parecido a ese libro es este blog.

  14. Joel 3 años hace

    Hombre, estarás de acuerdo conmigo que no siempre es así, porque puedes estar buscando piezas de Amadeo 1871*(?) donde la fecha de emisión u aprobación es la misma pero la de acuñación puede ser *71, *73, *74, o *75 o por ejemplo las monedas del Gobierno Provisional, 1870*(?), que pueden ser *70, *73, *74, y *75.

    Y he visto de vendedores que me han dicho, porqué miras las estrellas si la moneda está en buena calidad y siempre los he tenido que cortar con este ejemplo más que claro. De hecho muchos de esos vendedores después de esa respuesta no me supieron dar su respuesta para poder verificar de qué año exactamente eran esas monedas de Amadeo o del Gob. P. donde la segunda estrella estaba desgastada, trataban de no decir nada.

    Donde si te apoyo son en las demás piezas donde figura la fecha grande encima del exergo y también van cambiando la de las estrellas.

    Un Saludo amigo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*