Valorar monedas por uno mismo

Valorar monedas por uno mismo

Como todos ya sabéis, en EEUU hay unas agencias privadas de certificación numismática que valoran las monedas que les llegan. Meten las monedas en un estuche y las ponen un numerito que indica su grado de conservación e influye enormemente en su precio. La principal desventaja de haber generalizado esta práctica es que se da muchísimo poder de mercado a unas empresas privadas que, evidentemente, lo usan en su beneficio. Pero la ventaja es que en EEUU hay cierto acuerdo en qué es un grado de conservación y qué es otro. A pesar de que es algo subjetivo, una persona experimentada es capaz de valorar las monedas según una escala que es común para todos. Y hay libros que explican cómo hacerlo.

Nada de eso ocurre en Europa. Aquí manejamos una nomenclatura por todos conocida (MBC, EBC..) que sirve para indicar el valor de mercado de una moneda en comparación con el resto de monedas de ese tipo. Pero nadie ha definido qué hace que una moneda sea MBC o que sea EBC. Y ahí está el truco.

No hace falta más que fijarse en las casas de subastas para darse uno cuenta de que lo que unos llaman EBC no tiene nada que ver con lo que otros llaman EBC (no pongo nombres para no levantar polémica). Después, hay muchísimos comerciantes que compran monedas en un estado de conservación (pongamos MBC+) y ellos las ofrecen como otro (digamos EBC). Pero claro, incluso si supiésemos de un comerciante que lo ha hecho porque le hemos visto comprar y vender la moneda, no podríamos decir que nos está timando porque él siempre puede alegar que para él ese ejemplar está en EBC, y como no hay nada que defina qué es MBC+ y qué es EBC, nadie le podría decir nada. Ojo, que cuando digo “comerciante” no me refiero solo a los autónomos: también hay casas de subastas que adquieren piezas en una graduación y las sacan a subasta con otra, e incluso “olvidándose” de pequeños detalles como que la moneda esté limpiada. Yo diría que esta práctica es bastante generalizada y aplaudo a quienes no lo hacen.

En un mismo mercado, diferentes comerciantes valoran sus monedas de forma diferente pero usando la misma nomenclatura, y eso no hace más que confundir al personal. Además, la escala que utilizamos es discreta, mientras que el estado de conservación de una moneda no lo es. Es decir, hay monedas que se consideran EBC y que “casi casi” están en EBC+, mientras que otras “casi casi” están en EBC-; ambas son EBC pero su conservación no es la misma. Finalmente está la incoherencia de algunos comerciantes y algunas casas de subastas, para quienes lo que hoy en EBC mañana es MBC+. Si a eso le añadimos que la inmensa mayoría de los coleccionistas no son capaces de valorar una moneda por sí mismos y que se tienen que fiar de lo que diga el comerciante, entonces esto es un lío.

Los americanos solventan esto teniendo muchos más grados de conservación que nosotros y descriminando posteriormente dentro de esos grados.  Por ejemplo, para diferenciar dos monedas que estén en “MS-64” a una de ellas pueden denominarla como “best half” o “best third“, queriendo decir que se encuentra dentro de la mitad o del tercio mejor de las monedas que se denominan MS-64. Ese es justamente el negocio de CAC. Como veis, tampoco es algo sencillo y un auténtico lío para novicios.

Una aparente solución es comprar una moneda, poner unas fotos de buena calidad en un foro y ver qué opinan otros coleccionistas sobre su estado de conservación. De esa forma se consigue pasar de una opinión subjetiva por parte de un experto (el comerciante) a una inter-subjetividad colectiva, como diría un psicólogo. Pero hay varios problemas en esta aproximación social: lo primero es que quien pulule por los foros no tiene por qué saber más que quien ande preguntando; lo segundo, y más importante, es que cada cual tendrá su propia escala y valorará la moneda de forma acorde, pero no tiene sentido agregar datos que están tomados con escalas diferentes. Es decir, que cuando alguien dice EBC no tiene por qué estar diciendo lo mismo que otra persona cuando dice EBC, por lo tanto no se pueden agregar ambas opiniones.

Y si las agregamos, como hizo Julula con el duro que se muestra más arriba, nos saldrán distribuciones muy raras. En su caso, una gaussiana de libro, si no fuese por el pequeño número de muestras:

Al final, la única solución es aprender a valorar las monedas por uno mismo. No hay otra posibilidad. Yo recomiendo fijarse en las casas de subastas para aprender a valorar monedas; concretamente yo me fijo en las valoraciones de Aureo porque me parece el referente en el mercado numismático español y es una empresa muy seria con las graduaciones, pero eso no deja de ser un criterio de entre muchos otros posibles. De hecho, si por algún motivo no nos convencen las escalas usadas en las casas de subastas, lo mejor sería que cada cual se cree su propia escala (puede ser MBC, EBC etc. o una escala numérica) y que valore las monedas de forma acorde con ella. El objetivo a largo plazo de todos los aficionados debería ser poder ser capaces de definir el grado de conservación de una moneda por sí mismos, independientemente de lo que diga el comerciante que la esté vendiendo o subastando.

36 Comentarios

  1. César 5 años hace

    Este es un tema bastante interesante. Tenemos la gran suerte en España de que no haya una empresa que “juzgue” las monedas y les ponga un precio, un precio que se incrementa con la intermediación de esta empresa. A mí me basta con ver la moneda y saber su precio, si me gusta aspecto, la conservación…, si el precio está de acuerdo con lo que veo, si el bolsillo me alcanza, con esto me basta y sobra para decidir si me interesa o no. La calificación de la casa de subastas o vendedor me dice el grado de seriedad del negocio, y como bien dices, Aureo es para mí una casa fiable, otras no, porque aún con fotografía de la pieza, “mienten”.

  2. Juan Luis 5 años hace

    Yo creo que la diferencia entre quien se atreve a catalogar su propia moneda y el precio del mercado está en el cliente que estés buscando ya que en este caso sabes lo que tienes entre manos.Me explico,si estoy trabajando sobre un conjunto concreto y mi intención es vender debería pensar a quién le podría interesar lo que hago y no vender la moneda de cualquier manera al fin y al cabo has trabajado y has dedicado horas aprendiendo y eso es dinero.Quiero insistir en que siempre habrá alguien que pagará más(hablamos de razonable) por una misma moneda entre dos vendedores cuando el vendedor le da el añadido de su conocimiento y sobre todo con pruebas(fuentes) que certifican esa calidad del conocimiento.Una conversación vende una moneda y me pongo como ejemplo.
    Me interesa el negocio nunismático del que tengo que aprender como todos saben ++++++++++++pero mi tendencia es !!que es lo que tengo en las manos y que es lo que veo¡¡. Claro está que mi caso cada vez tiende más a la especialización con lo cual es el territorio que más me apetece tocar.
    En el caso de comprar y vender sin saber, o querer ganar por sistema es otra cosa que cada vez me interesa menos, porque por más que invierto en monedas más lejos veo el que las venda de cualquier manera ya que llevan el añadido de mi dedicación a la investigación de “MIS PIEZAS”.

  3. Pepe 5 años hace

    hola Adolfo.Un gran profesional y amigo me vendio unas monedas limpiadas,unas limpiadas en la actualidad y otras limpiadas antiguamente con una mopa pues eran monedas muy bonitas.Mi pregunta es si estan valoradas en EBC pierden esa valoracion y tambien valor numismatico,sobre todo las segundas.

  4. Hayek 5 años hace

    El valor numismatico entiendo que yo que le afecta menos el estado de conservacion en si, y aque su valor reside en la moneda, los periodos, la acuñacion, etc, y ahi la conservacion le afecta en menor medida.

    Una moneda puede ser EBC, y puede ser EBC limpiada, con gopecito, con hoja, con rotura de cuño.

    Yo creo que la conservacion es una valoracion mas o menos general de la moneda y sus caracteristicas especificas que puede tener y restarle valor economico (o darselo como pueda ser brillo original), sin “perder” por ello la categoria general de la pieza. Pero obviamente no vas a pagar igual una EBC inmaculada, a una EBC con golpe en el canto, o una EBC con brillo original por la que seguramente se pague mas.

    Luego tambien entran consideraciones personales, yo hay EBC que no me gustan nada como esta la moneda y me da igua que sea EBC, no la quiero, y muchas veces encuentro MBC+ con brillo original que son preciosas y me gustan infinitamente mas que la EBC.

    otro ejemplo podria ser en el estado español EBC “fuertes” o “flojas” “con plus” o “sin plus”, no se pagan igual y por ello no pierden la conservacion de EBC.

  5. Autor
    Adolfo 5 años hace

    Están saliendo cosas interesantes en los comentarios:

    @César, como siempre el que haya una empresa fuerte que medie en el mercado tiene sus ventajas y sus inconvenientes. La principal ventaja es que hay un referente de graduación y de metodología, la principal desventaja es que ese referente va a jugar a su favor (obvio), y la facturación de empresas como NGC y PGCS es de decenas de millones de dólares al año.
    Creo que ese tipo de cuestiones tiene más sentido en Estados Unidos que en Europa. Lo primero es por el enorme volumen de mercado que hay en EEUU; lo segundo es porque en EEUU tienen una mentalidad más inversora con respecto a la numismática, mientras que en Europa somos mayoría los coleccionistas románticos que simplemente compramos las monedas que nos gustan o nos parecen interesantes históricamente.

    @Juan Luis, ¡cuánto me gustaría poder darte la razón! Pero mi experiencia me dice que coleccionistas como tú hay muy muy pocos.
    La inmensa mayoría de los coleccionistas (y de los lectores de este blog) simplemente se preocupan por el precio. Si el vendedor A deja la moneda a 60 euros se la compran al vendedor B porque la deja a 58. Y eso independientemente del soporte que el vendedor A y el vendedor B proporcionen. A la hora de comprar, a la mayoría de los coleccionistas les da bastante igual si un vendedor le puede explicar la diferencia entre un EBC y un EBC+ o si le puede recomendar algún libro para profundizar en las acuñaciones de Enrique III. Lo que quieren es que la moneda les salga más barata.

    Yo creo que ese es un problema de raíz con una solución muy difícil. No digo que no sea lícito que el coleccionista quiera hacerse con su colección lo más barata posible, pero si tal es el caso, luego no nos podemos quejar de que haya comerciantes (que los hay, y muchos) que sean unos auténticos ignorantes en materia histórica y que no hagan nada por promover el conocimiento numismático. Es normal: a quien lo hace muy poca gente le premia por medio de más compras. Es más, hay algunos jetas que incluso piden asesoramiento a uno para irle a comprar a otro, lo cual ya es el colmo de los colmos.

    @Pepe, suscribo palabra a palabra lo que dice Hayek.

  6. Xavi 5 años hace

    Buenas,

    Bajo mi opinión : ), es un problema como explica Adolfo, no existe un criterio unánime en la numismática española sobre el estado de conservación de una moneda, a no ser que sea un evidentisimo SC o un Flor de cuño en monedas más o menos de épocas recientes, donde ahí pocas dudas puede haber. Fijaos lo que sucede con el duro de Julula… para unos si, para otros no..

    Siento disentir con lo dice César, y digo siento por que seguro que en muchas cosas estamos de acuerdo, pero llevamos dos seguidas : )). Creo que si existiera una empresa como las Estadounidenses, el problema se acabaría, ya que si la pieza viene catalogada por una empresa que se dedica a eso, existirán opiniones está claro, pero siempre mandaría lo que indicara la etiqueta de la moneda sobre lo que opinará cualquier otro. Si yo la compro en EBC de aquí 10 años seguirá siendo EBC y no corro ningún riesgo de que si algún día decido venderla alguien me la quiera comprar por menos del valor del EBC de 10 años después de la compra. Seguro que se puede volver a recalificar, pero estariamos hablando de monedones donde quizás si valga la pena recalificarla o intentarlo.

    Seguramente César tiene razón cuando indica que subirían los precios (sería un mercado aún más elitista que el actual y donde llegarían menos personas) pero sería un mercado donde (aparte del placer de coleccionar con o sin certificar, tendríamos las dos opciones) se podría comprar para invertir, cosa que actualmente en el mercado español no se puede comprar para invertir, puedes hacerlo por gusto, pero siempre corres el riesgo de lo que a ti te ha costado un dineral, pierda su valor de venta frente a cualquier numismático o coleccionista, ya que como comenta Adolfo, un día es EBC y al día siguiente MBC+ o menos.

    Una vez dicho lo que opino, lo mejor es hacer caso Adolfo, intentar guiarse por un criterio (tipo Aureo) y pasarlo lo mejor posible con nuestras monedillas, lo mismo algún día existe una empresa que certifica valores numismáticos y entonces tendríamos sorpresas en nuestras colecciones, seguro que no valen ni una cuarta parte de lo que nos pensamos!!! o no… : )).

    Un saludo

  7. César 5 años hace

    Xavi, tienes razón en que una moneda certificada es garantía de graduación presente y futura, y todavía más, garantía de su valor. Lo malo es que estas empresas se atreven incluso a valorarlas económicamente creando guías de precios, esto significa dirigir el mercado. Pero, ¿y si no estamos de acuerdo con el grado de conservación que la certificación dice?. Las mismas empresas reconocen que la valoración es inevitablemente subjetiva, incluso entre sus expertos hay discrepancias.

    • Xavi 5 años hace

      Pues no te voy a decir que no : ) y sobre lo de no estar de acuerdo en la certificación en el comentario había dicho que seguramente se puedan volver a recalificar, pero ya te digo, no lo se si se puede o no, pero siempre y cuando valga la pena por que es un monedón donde la diferencia entre un EBC+ y un SC sean muchooooos euros supongo que se podrá y valdría la pena pagar por ello, pero ya te digo que no lo se si se puede, si es practica habitual o no o son casos excepcionales.

      Comentas lo de que dan precios, pues… otra vez no lo se, pero eso creo que tendría que depender de los comerciantes numismáticos, quienes darían la mayor parte de monedas a la empresa para que las califique y están en contacto con el mercado real para saber lo que el coleccionista está dispuesto a pagar, ahora… que digan un precio aproximado tampoco lo veo mal, con la cantidad de monedas que deben manejar también podrán hacer sus estadisticas de mercado y en algún sitio tendremos que ver los coleccionistas por donde “van los tiros” sin tener que ir a 20 tiendas a ver que promedio nos sale, no? :), ahora que sean ellos los más adecuados o no… pues yo creo que lo mejor sería el comerciante pero todo en si mismo es un tema peliagudo.

      Un saludo!

      • César 5 años hace

        Es muy fácil hacer que te vuelvan a valorar una moneda, la sacas del estuche precinto y la envías otra vez a la “agencia de calificación”. Lo malo es que te le valoren por debajo.

      • Autor
        Adolfo 5 años hace

        En EEUU hay quienes se dedican profesionalmente a ello. Su idea es la siguiente:

        1.- Van a una convención (gastos = 500 dólares)
        2.- Se ponen a buscar monedas de alta calidad que consideren que su graduación está por debajo de la que podría ser. Supongamos que están encapsuladas como MS-64 y ellos consideran que podría catalogarse como MS-65, lo cual dispara el precio.
        3.- Compran tantas monedas así como encuentren. Supongamos que encuentran 10 y les sale a 1000 dólares cada una (gastos = 10.000 dólares)
        4.- Sacan las monedas de las cápsulas y las mandan a graduar (gastos = 1000 dólares)
        5.- Imaginemos que de las 10 monedas enviadas hay 3 que han pasado a considerarse MS-65 y otras 7 que no.
        6.- Manda todas las monedas a una subasta. Teniendo en cuenta que los gastos de subasta de EEUU son mucho más pequeños que en Europa (supongámoslos un 5%) y suponiendo que las monedas MS-64 se vendan a como él las compró y las MS-65 por 5 veces más (y me parece poco incremento) –> ingresos = 20.900 dólares

        Total ganado = 9.400 dólares

        Me he inventado los números, pero ya veis la idea.

        • Xavi 5 años hace

          Madre mía como se busca la vida la gente con tal de no pegar un palo al agua… ja! en una jugada de esas ganan más que lo que mucha gente currando un año en España… Nunca te acostarás sin saber algo más!

          • Ignacio 5 años hace

            Eso no es dar un palo al agua. Es jugarte mucho tu dinero en una apuesta de conocimientos. Si no sabes y/o pierdes palmas pasta… es una apuesta

          • Xavi 5 años hace

            Hola Ignacio, pues si, tienes razón, no fue una expresión acertada, es una apuesta, con tu dinero o con el de otros, pero vamos… que es una forma ingeniosa de “no sudar la gota gorda” durante 8 horas (mínimo) cada día del año como el resto de mortales… pero tienes razón, “no dar un palo al agua” es holgazanear y en este caso no es así, es verdad : )

            Un saludo!!

        • Autor
          Adolfo 5 años hace

          Hace ya tres años que hablamos de eso en el blog: http://blognumismatico.com/2010/02/03/el-crack-out-game/

  8. Endika 5 años hace

    Buenas;
    Adolfo dices que “en EEUU tienen una mentalidad más inversora con respecto a la numismática” lo que yo me pregunto es ¿hay forma de ganar dinero coleccionando monedas? En primer lugar hay que comprar las monedas normalmente a un profesional que lógicamente tiene que ganar dinero para seguir abierto, luego habría que guardarlas por mucho tiempo, dependiendo de la moneda más de una vida y tener suerte (muchas monedas de las que guardaba el abuelo no suelen ser valiosas) y por último hay que venderlas, para lo que puedes venderlas a un profesional que lógicamente volverá a llevarse su parte o en venta directa para lo cual tienes que tener el contacto oportuno. Me parece que las probabilidades de conseguir por una moneda lo mismo que has pagado es complicado, no se como funcionara en EEUU pero si también hay que pagar la tasación es otro gasto. Realmente ¿se puede ver como una inversión o estaríamos hablando de un valor refugio en el que ya se cuenta con una perdida? Si alguien conoce la clave para ganar dinero con las monedas que haga el favor de contarlo. Un saludo.

    • Xavi 5 años hace

      La clave es que te regalen Endika!! ;)

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Obviamente nadie te va a decir cómo se puede ganar dinero coleccionando monedas…

      Un día de estos debería escribir una entrada al respecto. Pero te adelanto alguna cosa:

      – Conozco muy pocos coleccionistas que por el hecho de coleccionar (entiéndase como comprar una moneda, guardarla largo tiempo y vender esa moneda) hayan ganado dinero. Concretamente conozco dos, uno de ellos es Caballero: http://blognumismatico.com/2012/06/13/entrevista-a-caballero/ y el otro también tiene un capital importante invertido en monedas (aunque una sola moneda de Caballero valdría más que toda su colección).
      – Para poder ganar algo de dinero hay que saber vender y, sobre todo, saber comprar. Si compras y vendes a través de un comerciante va a ser casi imposible ganar dinero porque será el comerciante quien lo gane. Esto es lógico y normal, al fin y al cabo es el comerciante el que está trabajando.
      – Si tienes alguna remota posibilidad de ganar dinero con una compra numismática y venderla al cabo de muchos años, las monedas compradas deberán ser de muy alta calidad.

      saludos,
      Adolfo

  9. Juan Luis 5 años hace

    Una “SC” le dice a una “MBC”… te has enterado?
    De qué, le pregunta la “MBC”, que ha llegado al pueblo una “EBC”, y la otra(“SC”) dice…estamos perdidas.No te preocupes dice “MBC”. Porqué? le pregunta “SC” y “MBC” dice …porque el tipo que la tiene a todas les dice lo mismo.

  10. Jasi 5 años hace

    Sinceramente este tema dejó hace mucho de preocuparme, me da bastente igual la gradación que le ponga nadie a una moneda, y me dedico a comprar según mi gradación, que basicamente son dos grados: Me gusta, o no me gusta la moneda… si me gusta la moneda y me gusta el precio, la compro. En caso contrario me abstengo.

    Como sabes mi campo es muy especializado, y estas monedas algunos las consideran ya de por sí feotas. Mi criterio es intentar encontrar piezas decentes, completas, sin golpes, roturas y demás defectos… y si están lo más nuevas posible y bonitas, mejor. Pero eso ya depende de la rareza de la moneda.

    Saludos Adolfo. Siempre un placer leerte.

  11. dosmundos 5 años hace

    Tienen que tener en cuenta que la graduación en los EE.UU. se inventó para dividir su pequeño mercado de monedas con tan poca variedad ante un número de coleccionistas muy grande. El dinero está en los grados AU-58 a MS-67. Antes eran tres grados: casí sin circular, sin circular y flor de cuño. Ahora son nueve. Lo cual hace subir los precios para los grados más altos y convierte las monedas encapsuladas en objetos de inversión y especulación.

    La escala Sheldon (de 0 a 70) funciona bien en los EE.UU. con su amonedación bastante uniforme. Si nos vamos a Latinoamérica, o a la España medieval, es otro rollo. Aquí la calidad de acuñación de una moneda puede variar mucho adentro de una serie, hasta que es imposíble encontrar una moneda completamente acuñada en ciertas emisiones. De monedas de necesidad ni hablar. Es algo que no se refleja en ninguna escala de graduación.

    Se ha dicho que existen dos grados – ma gusta y no me gusta. Tendría que ser – me gusta o no me gusta en comparación a todas las otras monedas que he visto de esa emisión en particular.

    Además de eso, siempre mi consejo: eviten comprar monedas con rayas, fuertes golpes en el canto, agujeros u otros defectos muy visibles, sea cual sea su precio. Siempre, siempre será un lio tratar de venderlas algún día.

  12. Ignacio 5 años hace

    Cualquier aficionado a la numismática deberia tener entre sus ideas saber valorar las monedas que va a comprar. Por supuesto los comerciantes diran una cosa u otra (posiblemente un poquito más). Sobretodo si se va a dejar pasta regularmente.
    Dices Adolfo que en la numismatica es complicado ganar dinero, pero para minimizar pérdidas innecesaria o desazones desafortunadas, lo mejor es ser tu mismo el juez.
    Curiosamente cuando he comentado en que calidad veian la pieza, mucha gente se me ha ido por la tangente ‘no se de calidades/no entro en valoraciones/…

    Entiendo que la gente puede valorar más estrictamente o menos las piezas, mientras tenga un criterio constante (no te vendo siempre EBC+, pero lo que tu me quieres vender es MBC-)

  13. jorge 5 años hace

    Buenas tarde.
    Tienes un blog increíble Adolfo felicidades.
    Llevo enganchado leyendo como 15 días, no he escrito antes porque tampoco tengo nada que aportar.
    He empezado en el mundo de la numismática hace muy poco,saber valorar lo que compras es realmente difícil(el que no sabe es como el que no ve),y sinceramente,no todo el mundo piensa en engañar a los demás,pero tampoco te puedes fiar de cualquiera, y encontrar un vendedor sincero es complicado,por lo menos en la plaza mayor de Madrid.
    Pienso que contar con este tipo de empresas es una ventaja(para gente como yo).
    Seguramente el lejano día que aprenda a valorar medianamente bien la calidad de lo que veo,mi opinión cambie.
    No he empezado en la numismática para ganar dinero ni mucho menos sino por curiosidad y para intentar aprender algo, pero eso deque me engañen tampoco me gusta(como a ninguno supongo).
    Un saldo.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Me alegro de que te guste el blog y más aún de que te animes a contribuir en él.

      Cuento contigo como comentarista, que seguro que tienes muchísimo que aportar!!

  14. César 5 años hace

    En cuanto a aprender a valorar las monedas, no debería ser tan complicado con el sistema español, ¿cuántos grados tiene quitando la prueba y flor de cuño? Seis, en principio, si queremos afinar más podemos añadirles + y -, total, dieciocho. ¿Cuántos grados tiene el norteamericano? Treinta, inicialmente, y donde tienen verdaderamente enjundia la cosa es a partir de MS60 hasta el MS70. ¿Somos malos estudiantes en España?.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      El problema no es tanto que haya buenos o malos estudiantes, sino que no hay un criterio claro. Compra una moneda en EBC+ a un comerciante, vete a vendérsela a otro y a ver qué te cuenta…

      • César 5 años hace

        El problema es el señor “comerciante”, siempre nos va a rebatir el estado de conservación, pero la valoración puede ser totalmente correcta. No es lógico que ante unos intervalos o grados tan amplios de conservación (comparados con el norteamericano)te puedan discutir categóricamente la conservación. Ahora, tampoco hay que ser excesivamente alegre a la hora de determinar el grado de conservación como se puede en ver Ebay. Yo lo que hago es empezar por la parte alta de la escala e ir descartando y bajando, no al contrario, que es como se puede pecar de optimista.

  15. rafael 5 años hace

    Soy nuevo en el foro, aunque llevo siguiéndolo como lector una larga temporada, así que hola a todos y mis más sinceras felicitaciones Adolfo por la labor que viene realizando.
    Soy un simple coleccionista de “centenario de la peseta” desde hace varios años y la verdad es que echo de menos que en España no dispongamos ya de empresas numismáticas locales que encapsulen y definan el grado de conservación de las monedas. Creo firmemente que eso traería algo de transparencia al mercado numismático.
    Y digo transparencia porque así el vendedor y el comprador tendrían que acordar el precio, pero no discutir sobre el grado de conservación que ya habría sido definido por un tercero ajeno a ambas partes en negociación. Ahora te tienes que fiar del vendedor o tener años de experiencia.
    Supongo que el incremento en el número de coleccionistas en los últimos años no ha hecho necesario que los comerciantes tradicionales investiguen nuevas formas de venta más allá de ebay o poner una sencilla tienda en internet, pero me temo que los tiempos están cambiando y para atraer a nuevos coleccionistas no será suficiente el consejo generalizado de “no compres moneda cara hasta que sepas distinguir EBC de EBC+” o compra a un vendedor de “confianza”; los vendedores deberán ponérselo más fácil a los compradores y eso pasa por generalizar el encapsulado de monedas.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Hola Rafael, bienvenido al blog :)

      Lo que planteas estaría bien, pero aquí una agencia de acreditación “local” no tendría sentido ninguno. Debería ser como mínimo a nivel europeo (que es justamente lo que tratan de hacer PGCS y NGC con sus sedes europeas). Si se montase una agencia en España, siendo el mercado tan pequeño como es, cualquier comerciante medio se habrá ido a cenar, de copas y si me descuidas hasta de _ _ _ _ _ con todos los que certificasen monedas en esa agencia. Esto, unido a que en España no se tiene una ética profesional tan cuidada como en EEUU (me duele decirlo, pero es así en todos los sectores que conozco), haría que cuando un comerciante mandase sus monedas a la agencia, llamase por teléfono a sus colegas de dentro para que se las valorasen “bien”. Y a la primera que no se las valoren “bien” no vuelve a mandar monedas.

      Por otra parte, aprender a valorar monedas es parte de la diversión en esta afición. Si no quieres tener que aprender, pues el dinero que te ibas a gastar en encapsular las monedas te lo puedes gastar en pagar a un comerciante de confianza que te asesore adecuadamente.

      saludos,
      Adolfo

      • Xavi 5 años hace

        Pues en parte estoy con Rafael, ya comenté que bajo mi opinión una agencia sería bueno, pero lo que dice Adolfo es lapidante…la verdad que si, que tienes toda la razón, no se trata tanto en si de “pensar mal” sino de buscar las debilidades de lo que podría ser una solución o buena idea…y vamos… que existen esas posibilidades está clarisimo y como tu dices Adolfo… duele decirlo y más asimilar que esto es o sería así…

        Un saludo!!

  16. jorge 5 años hace

    Estoy con Adolfo,no creo que seamos malos estudiantes.
    Yo si quiero aprender.¿Alguien me podría decir cuánto desgaste tiene que tener una moneda de un grado a otro,cuantas rayítas,cuantos pequeños golpes,nivel de suciedad,etc,etc…?.Sinceramente creo que las variables son casi infinitas,y dependen del criterio de cada uno(y somos muchos,casi tantos como variables).
    Imagino que la mejor manera de aprender es con una moneda en la mano y comparándola fisicamente con otras en distinto estado de conservación,claro contando siempre con que partimos del criterio de quien te las vende,que probablemente tenga otro si pasa de vendedor a comprador.
    Creo seria mas fácil si esos si esos “criterios” estuviesen por escrito y todos pudiésemos leerlos,y seria igual de divertido aprender a valorar tus monedas.

  17. tarraco 5 años hace

    Interesante tema Adolfo. Sin duda la valoracion de nuestras piezas por nosotros mismos tiene que formar parte de nuestra aficion. En muchas ocasiones el valorar una moneda exige haber visto varias en mano ( o al menos con buenas fotos), para diferenciar los diferentes estados. Esto requiere trabajo e investigacion por nuestra parte, pero es la unica forma de crearnos un criterio a la hora de hacer las valoraciones.
    Un ejercicio que practico a veces consiste en analizar algunas monedas de alguna subasta, a traves del catalogo o directamente en la web (preferiblemente Aureo o Cayon). En este analisis trato de “adivinar” el grado que estas casas le otorgan, a ver si coincido con ellos. Al principio fallaba bastante porque tendia a dar valoraciones mas altas de las correctas, pero poco a poco me fui acercando bastante.
    Otra ayuda que tambien utilizo es esta tabla: http://www.numisma.org/Utilidades/Cuadro%20conservaciones.PDF
    No coincido plenamente con ella pero me sirve de pauta aproximada para hacer mis valoraciones.

    Un saludo.

    • Xavi 5 años hace

      Buen enlace!

    • jorge 5 años hace

      La verdad es que mi pregunta era retorica,pero muchas gracias tarraco muy bueno el enlace,por lo menos gente como yo con conocimientos practicaménte nulos en numismática nos da un punto de partida a la hora de empezar a valorar nuestras pieza.
      Nuevamente gracias.
      Un saludo

    • carlos(bcn) 5 años hace

      Muy buen enlace!

    • tarraco 5 años hace

      Me alegro que os resulte interesante el enlace. Un saludo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*