Monedas sin precios para discriminar al consumidor

Monedas sin precios para discriminar al consumidor

Entre los profesionales numismáticos yo diría que se pueden hacer tres grandes grupos: aquéllos que en cada moneda indican el precio que piden por ella; aquéllos que indican un precio más o menos hinchado para cada moneda porque dan por supuesto que les van a regatear; y aquéllos que no tienen ningún tipo de precio en sus monedas. Estos tres grupos al final pueden reducirse a dos, ya que los que ponen el precio hinchado pueden caer en dos tipos: o bien el precio lo hinchan una cantidad fija y siempre hacen el mismo tipo de descuento a todo el mundo o bien hinchan el precio y el descuento dependerá de quién sea el cliente. Es decir, que al final tenemos a profesionales que venden una misma moneda a un precio independientemente de quién sea el cliente y quienes discriminan a su clientela modulando el precio de las piezas. Antes de criticar a nadie no hay que olvidarse de que en ambos casos lo que busca el profesional es lo mismo: maximizar sus ganancias.

 

La discriminación de precios es una práctica muy estudiada y que se realiza de forma constante por una inmensidad de empresas. Desde Renfe (gente viajando en el mismo tren puede haber pagado tarifas muy diferentes) hasta la peluquería de mi barrio (la hora de trabajo de una peluquera es mucho mayor cuando peina a una mujer que cuando me corta a mí el pelo) discriminan a sus consumidores y su clientela acepta gustosa pagar diferentes tarifas dependiendo de quién sea el que adquiere el producto. Sin embargo, cuando lo hace un numismático los aficionados nos molestamos mucho y nos sentimos engañados si nos enteramos. Habría que preguntarse por qué.

dinar abaside

Pero es un hecho que la inmensa mayoría de los profesionales ponen el precio de sus monedas teniendo en cuenta las características de la persona a la que se las están vendiendo. Nos puede gustar más o menos, pero es así: intentarán adivinar cuánto es el máximo precio que está dispuesto a pagar su cliente por un ejemplar y le pedirán un poco más. Así, después de un pequeño regateo el cliente se llevará la moneda a ese precio máximo y se irá contento porque le ha bajado al profesional un tanto por ciento. Mientras, el profesional habrá maximizado el beneficio que podría obtener con ese ejemplar para ese cliente.

Voy a poner un ejemplo bastante evidente. Si resulta que un profesional sabe que estamos buscando el duro de 1893 PGV para completar nuestra colección y él lo tiene, seguro que nos lo ofrece. Nosotros estamos buscando ese duro, lo queremos, quizá hasta lo deseemos o puede incluso que para nosotros sea una obsesión. Cuanto mayor sea el nivel de ansia por obtener ese duro, mayor será el precio que el profesional nos pedirá porque sabe perfectamente que estaremos dispuestos a pagar más por él. Así que un mismo profesional puede pedir por un mismo duro 120, 150 ó 200 euros, dependiendo de qué aficionado tenga delante. El que esté engañando o no a alguien es algo que se podría discutir en los comentarios, pero hay que recordar que con los tres precios el profesional intenta lo mismo: maximizar su beneficio.

dinar abaside

Quizá se dé la situación en la que un profesional haya adquirido  una moneda rara, como puede ser una onza de Santiago de 1751. Sería muy razonable que a sus clientes se la ofrezca a unos 3.500 euros, no bajando de 3.200 euros en ningún caso porque vender barato es la mejor forma de malacostumbrar a la clientela. No obstante, si no tiene cliente para esa onza, quizá a otro profesional se la deje a 2.500 euros, aceptando un margen de beneficio menor a cambio de obtener liquidez pronto. Puede parecer de tontos acabar vendiendo la moneda por menos dinero, pero a los clientes capaces de adquirir monedas caras a precio alto no hay que vendérselo barato porque entonces nunca se les podrá volver a vender a buen precio. Y como esta práctica es generalizada, parece que hay unos precios “para comerciantes” y otros “para aficionados”. Algo muy normal y que ocurre en muchísimas otras industrias.

Ser un coleccionista y obtener monedas “a precio de profesional” no es  sencillo: implica recorrerse convenciones, hacer muchos contactos, disponer de efectivo para comprar monedas y conseguir que se acuerden de ti cuando adquieran ciertas monedas. ¿He dicho que no es sencillo? ¡Pues tampoco es barato!

dinar abaside

Las monedas que ilustran la entrada son tres dínares abásides que subasta Morton & Eden el próximo 22 de abril dentro de una estupenda colección de moneda islámica que merece la pena echar un vistazo.

92 Comentarios

  1. David 6 años hace

    Yo creo que la variación de precios es costumbre habitual en todos los sectores y a eso creo que estamos mas que acostumbrados, la cuestión está en determinar nuestro grado de “necesidad” de tal o cual pieza y apaciguar nuestras “ansias” (si es con cerveza mejor ;-)). En estos casos la paciencia es una gran virtud y a no ser que coleccionemos piezas únicas, mas tarde o temprano puede aparecer una pieza acorde a nuestra necesidad y más acorde a lo que nosotros consideramos que vale.
    No me parece mal esa variación, evidentemente es la ley de la oferta y la demanda y el comercio debe buscar su máximo beneficio.

  2. Miguelf 6 años hace

    Creo que es muy cierto, lo que comentas en esta entrada Adolfo. Yo por eso muchas veces uso la táctica, de nunca mostrar a un vendedor que se busca, ya que como es lógico va a “jugar con nuestras emociones”, e intantar apoyarme lo mas que pueda en Subastas.

    Tb lo que dice David, es cuanto a la paciencia es muy atinado, para muestra el mítico refrán: “la paciencia es la madre de la ciencia…”

    • DonRqR 6 años hace

      Yo estaba más acostumbrado a oír “La experiencia es la madre de la ciencia”, que también aplica en este caso. Y para los aficionados del Estudiantes de baloncesto, “La Demencia es la madre de la ciencia” :-D. Aprovecho para confirmar que esta estrategia aplica a todos los negocios. Hubo una época de mi juventud que estuve trabajando en una frutería. El frutero, aun cobrando a todo el mundo el mismo precio, servía mejor género a los buenos clientes que a los esporádicos.

  3. Xavi 6 años hace

    Buenas,

    Desde mi punto de vista interesante debate, Adolfo nos presenta tres tipos o formas de vender de los numismáticos actuales, es decir “las practicas habituales” en el mercado de la numismática y remarco “habituales” cosa que no quiere decir que sean legales… ya que indagando un poco en la jurisdicción española nos encontramos que:

    – Tipo 1: “…aquéllos que en cada moneda indican el precio que piden por ella”.

    Bien. Esto es lo que marca la legislación española, existe obligación de que los precios sean visibles al público sin necesidad de que tengan que pedir información por ello. Decreto 2807/1972 de 15 de Septiembre y Real Decreto 3423/2000.

    – Tipo 2: “…aquéllos que indican un precio más o menos hinchado para cada moneda porque dan por supuesto que les van a regatear”
    – Tipo 3: “…aquéllos que no tienen ningún tipo de precio en sus monedas”.

    Mal. Estos dos tipos, como comenta Adolfo, “profesionales que venden una misma moneda a un precio independientemente de quién sea el cliente y quienes discriminan a su clientela modulando el precio de las piezas”, la ley también es bastante clara al respecto:

    ——-
    Art.17 de la Ley 3/1991 de 10 de Enero: “Ley de Competencia Desleal”. Salvo disposición contraria de las leyes, la fijación de precios es libre, no obstantes, la venta realizada bajo coste, o bajo precio de adquisición, se reputará desleal cuando:

    1- Sea susceptible de inducir a error a los consumidores.
    2- Cuando tenga por efecto desacreditar la imagen de un producto o establecimiento ajenos.
    3- Cuando forme parte de una estrategia encaminada a eliminar a un competidor o grupo de competidores del mercado.
    ——-

    Analizando estas practicas que nos presenta Adolfo, vemos que el único tipo de comerciante que está dentro del marco legal, es el primero, quien indica el precio en sus monedas sin necesidad de preguntarle.

    Los tipos 2 y 3, desde mi punto de vista, entran en la categoría de “Competencia Desleal” por que según el consumidor, es decir, yo veo un precio aquí y otro allá totalmente diferente de la misma moneda entraría dentro del punto 1, me induce a error y desconcierto total y no digamos si no hay precio… ya que la ley obliga a tener precios y no tener que preguntar por ellos.

    Lo de la discriminación me parece bestial, ya que el hecho que un profesional acepte vender una moneda “bajo su coste” según sea el cliente, afecta brutalmente aquellos vendedores que si marcan su precio en la moneda y se dedican a “vender un producto” sin necesidad de tener simpatía o aversión hacia el comprador, quizás no se haga con afán de perjudicar a otros vendedores y piensen que “más vale pájaro en mano que ciento volando” pero está claro que este tipo de practicas a la larga, perjudican en un grabe perjuicio económico contra aquellos que si indican sus precios y están claramente encaminadas a “eliminar a posibles competidores”, directa o indirectamente, y para mi no sirve aquello de “yo no quería matarlo….pero la realidad… es que “lo maté”, ya que el efecto producido es el del punto 2, su efecto desacredita establecimientos ajenos, o sea los que si marcan los precios.

    Esta claro que si lo hacen “es para maximizar sus ganancias” pero… esto no quiere decir que por eso se tengan que poner por montera las leyes a las que están sujetos el resto de comerciantes españoles, así que lo mejor para mi, es que se respeten las leyes y cada moneda tenga su precio indicado, si me gusta la compro, si no, me voy a otro sin necesidad de establecer con el comprador más que las típicas normas de cortesía, buenos días o buenas tardes.

    Un saludo!!

    • César 6 años hace

      Te equivocas en una cosa Xavi, lo de vender por debajo del precio de adquisición, es decir, con pérdidas, no lo ha mencionado para nada Adolfo, además sería imposible con “maximizar su beneficio”.

      • Xavi 6 años hace

        Creo que no César y aquí está lo dicho por Adolfo:

        “Así que un mismo profesional puede pedir por un mismo duro 120, 150 ó 200 euros, dependiendo de qué aficionado tenga delante”

        Si el duro vale “200 €” y lo vendes por 120 €, ya lo tienes y si el duro vale 120 € y lo venden a 200 €… eso es un robo y una estafa

        Un saludo

        • César 6 años hace

          No creo que nadie venda un duro por 120 si le ha costado 200 euros, lo que sí hará es ofrecerle el duro a un cliente que no conoce por 250, pero a un cliente habitual no le dará el sablazo y se lo dejará por menos dinero. Seguirá ganando dinero y conservará un cliente fiel. Lo demás que comentas no tiene sentido.

          • Xavi 6 años hace

            Todo depende del “sablazo” que se le haya dado al dueño original del duro, si compra un duro de 200 € por 15 € pues fijate el margen que le queda, lo puede vender a 30 € y gana el 100%

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Pues no sé si esta ley es así. Lo que sí sé es que en los mercadillos numismáticos no se aplica… ni en el resto de mercadillos… ni en los bares… ni en un montón de sitios.

      Lo de no comprar a quien no tenga precio es una opción, aunque también os digo que hay buenos comerciantes que no ponen precios a las monedas.

      • César 6 años hace

        Cada vez os entiendo menos… ¿qué es lo que no se aplica?. Lo que está prohibido es vender por debajo del coste, ¿qué numismático vende un duro del Centenario por debajo de lo que pagó por él?. ¿Qué comercios o dónde te sirven un café por debajo de sus costes?. La mala práctica de vender un producto por debajo del coste lo pueden hacer aquellas actividades que tienen varios artículos en venta, ya que la pérdida, no lo que dejan de ganar, la recuperan con otros productos.

        • Xavi 6 años hace

          César que no lo vendan por debajo de lo que el pagó es normal y lógico, o sea, no se cumple esto que dice la ley: “…o bajo precio de adquisición,” y si la ley sólo contemplara esa opción tienes razón, pero no es así, la ley dice que si lo deja por debajo del precio de otros comerciantes, se aplica esto: “…la venta realizada bajo coste,” y eso es “competencia desleal”.

          Si encima le añades que no indica precios y discrimina a sus clientes… la ley por montera y todo el campo es orégano…

          • César 6 años hace

            Vaya por delante que lo que escribo va de buen rollo y talante, lo digo por si parece que voy en contra de alguien, ya sabemos que lo escrito puede interpretarse de varias formas.
            Vuelvo a disentir. La ley no se refiere al precio de otros comerciantes, eso sería imposible de controlar e iría contra las normas de la libertad de precios y de mercado. Si eso fuera así, cuando varios empresarios pactaran precios (también ilegal), otro empresario no podría nunca romper el mercado y ofrecer un precio por debajo, por lo que siempre habría alzas artificiales de precios. Como ejemplo, la guerra de la barra de pan en algunas ciudades, con tu razonamiento no hubiera habido nunca bajada de precios. Otra cosa es que el panadero vendiera con pérdidas por debajo del precio de producción, para sacar del mercado al resto de competidores, es esto lo que prohíbe a Ley y a lo que se refiere con “venta realizada bajo coste”.
            http://www.magrama.gob.es/es/alimentacion/servicios/observatorio-de-precios-de-los-alimentos/ponencia2_tcm7-14650.pdf

          • Xavi 6 años hace

            César, no pasa nada, yo soy el primero que dice que en lo escrito en blog caben malinterpretaciones y por eso en mis post suelo poner risas y emoticonos por eso mismo y como en realidad estamos aquí para pasarnoslo bien y aprender… vamos al tajo sin perder tiempo!!! :)

            El enlace que indicas es la ley que yo he expuesto, y puedes ver lo que habla del “Dumping” (fijación de precios predatorios)

            http://es.wikipedia.org/wiki/Dumping

            Lo que comentas es la batalla que existe hace décadas, con la guerra del pan en Valencia tienes a miles de panaderos denunciando al “ikea del pan” por competencia desleal y “precios predatorios”. Aunque un Ikea vende barato pero por que yo me monto los muebles, así que una tienda de muebles tampoco puede decir que es competencia desleal, el producto no es el mismo, pero cuando el producto es el mismo, si, por eso hay miles de familias denunciando esto y arruinadas por ese tipo de vendedor de pan. Que es lo que hay… pues si… que por yo comprar la barra a 0,20 en lugar de 0,80 se arruinan 2000 familias, pues si, es lo que pasa, es lo que se enseña en los mercados, que los sentmientos no existen, solo los beneficios deben tenerse en cuenta, pero yo creo que depende de cada uno y como quiera dormir por la noche… ese tipo es un “tiburón” en un acuario…

            Yo veo evidente que la ley se refiere a eso muy claro, de otra forma… a caso no se pactan (ilegalmente) precios entre comerciantes en los catálogos de numismática?? Más o menos cojas un catalogo u otro…todos tiran igual, ahora… en este campo no habido nadie que diga las 50 pelas de 1984 del rey a 10 euros por que hay muchas, asi las venderé todas… si alguien hace eso se lo comen con patatas los demás vendedores o te hacen sospechar de que eso no es bueno, es falso o es un engaño, que también es lo que pasa en el pan… si tu vas a comprar las 50 pelas del 1984, a muy buen precio no bajan de 25-30 €… ¿por qué? ¿quien establece ese precio y no otro?

            Recuerdo que paso lo mismo con un gasolinera de galicia, bajó el precio del litro no se cuánto más que los demás y si no recuerdo mal creo que hasta le multaron los del gremio, pero bueno… el obtuvo una publicidad de telenoticias… no? ejejej

            Un saludo

          • Autor
            Adolfo 6 años hace

            Los precios los marca la ley de la oferta y la demanda del mercado. Los precios de los catálogos no valen para nada, esto es algo que ya ha salido muchas veces en el blog.

      • Xavi 6 años hace

        Adolfo, es verdad, no se aplica en muchos sitios (hay que distinguir entre tipos de empresas), pero por eso mismo la Merkel nos tiene pillados por los hu…. ejejej por como bien dijiste un día… este es el país de la picaresca y del Lazarillo de Tormes y todos sabemos que el hecho de desconocer la ley no te exime de responsabilidades.

  4. Ignacio 6 años hace

    Interesante entrada… ya comienzo a descartar los que no marcan las monedas con su precio. Varios amigos me han comentado lo que tu explicas y me parece sencillamente mal poner un precio a 2 afcionados diferentes. Puedo entender que entre profesionales tengan varios precios/acuerdos, pero entre aficionados… otra cosa es que a mejores clientes le ofrezcan mejores descuentos, llamalo fidelizacion, pero es diferente…

    • César 6 años hace

      Efectivamente, se trata de fidelización, no de vender perdiendo dinero.

  5. CarlesCQ 6 años hace

    Lo de poner los precios en los productos que se quieren vender lo veo básico. Desconfío si no veo los precios. “La mujer del César no sólo debe ser honrada, sino parecerlo”. Puede ser un comerciante estupendo, pero a mí eso me hace dudar.
    Lo de variar el precio depende el cliente no lo veo tan maal. Si le compro una moneda a un comerciante por 50€ y a continuación llega un cliente habitual y le vende otra similar por 40€, pues mejor para él. Es como el restaurante que invita a café a los que comen a menudo allí.

    • Xavi 6 años hace

      Hola Carles, tienes razón en lo de los cafés, pero en este caso se trata de una “empresa de servicios” y no de “productos”, las empresas que venden productos, fidelizan a sus clientes con sistemas de puntos y cuando acumulas 5.000 puntos los puedes cambiar por un cepillo de dientes, por otro regalo del estilo o por un decuento de 2 € si compras 12 envases de leche… y esto de “los puntos” es otro timo, necesitas gastarte 12.000 euros en un super para llevarte la tele (que vale 350 € reales o menos) y cambiarla por 500.000 puntos… En una empresa de productos (no de servicios) este tema de la fidelización funciona diferente.

      Otra cosa es que los comerciantes numismaticos no utilicen esto para fidelizar y prefieran hacerlo como se hacia hace 70 años, pero las leyes del mercado y la competencia entre comerciantes,para mi, lo deja claro, no se puede y si me equivoco, oye, que se plantee un buen argumento y si es razonable, acepto mi error y aprendemos todos, yo el primero.

  6. tricky 6 años hace

    Hola
    Debate muy interesante y yo voy a meter un poco de leña al fuego.
    Fidelización de un cliente, es decidir aplicarle un descuanto a un precio fijo, no hacer a él un precio unico por interes. Y es que el refranero español dice: “El hábito no hace al monje” Osea que por que uno sea un comprador con posibilidades, y que ya se ha gastado dinero en piezas caras, no significa que lo vaya a volver a hacer, el comprador tb quiere pagar lo menos posible por las piezas que desea. Y ¿Cómo sabe el vendedor, que ese joven que acaba de entrar, con pelos largos, zapatillas gastadas y camiseta rara esta dispuesto a gastarse 400 euros en columnario porque los coleccciona?Dandole un precio inflado posiblemente éste no le compre la moneda y se vaya con la sensación de que el vendedor es un “carero” por lo que no creo que lo meta dentro de su circuito de vendedores.
    Y además por lo que comentas Adolfo, el comerciante no da precios, simplemente con la intención de intentar sacar el mayor dinero posible dependiendo del comprador, eso es mercadear y regatear. Yo cuando entro en una agencia de viaje, el dependiente no me vende un viaje más barato, porque tenga cara de necesitar unas vacaciones, me ofrecerá diferentes productos, pero con un precio fijo, luego, si él considera que soy un muy buen cliente, y el prefiere hacer una rebaja, (lo que conlleva ganar menos dinero, y no intentar sacar más dinero dependiendo del cliente) lo hará o no. Llevemoslo al ambito de los coches, un producto que vale mucho dinero, el concesionario tiene un precio y te lo dan, un mismo coche puede ser más caro en un concesionario que en otro dependiendo de costes de transportes y de porcentaje de ganancia que aplican, pero el precio suele ser siempre parecidos, luego esta que el concesionario quiera dejar de ganar algo de dinero para vender un coche porque le interesa vender más coches o menos, pero no porque el cliente puede comprar un ferrari o solo un panda.
    Además un vendedor de moneda, que tiene una pieza de 3000 euros y sabe que compradores la puede querer, tiene muy fácil ponerse en contacto con ellos porque sabe quien colecciona esas piezas y tiene el dinero a pagarlo, pues antes de poner la pieza en el mostrador, que los llame y se las ofrezca al precio que se las debe ofrecer a todo el mundo, que estos la compra, pues el comprador pensará que el vendedor le trata muy bien, que no pues la pondrá a la venta para igualdad de condiciones de todos los compradores, porque al final, esto se reduce, que esto es una afición elitista en la que a los vendedores no nos tratan con igualdad y con la misma seriedad que debiera de ser. Y es el problema de esta adfición, que echa atrás a mucha gente, ¿por qué cuantos de vosotros no habeis salido de una tienda diciendo este tio es gilipoyas? Y luego nos preguntamos por que la gente colecciona euros, no os habeis dado cuenta que esas monedas si tienen puesto el precio…. El comprador ve y compara y luego dependerá del vendedor la fidelización del cliente, con un trato agradable, con un porcentaje de descuento, buscandole algunas piezas…etc.

    bueno lo dejo que ya he metido un buen rollo. Saludos a todos.
    tricky

  7. Luis 6 años hace

    Sí, sí, vosotros seguís fantaseando y retorciendo los argumentos para justificar que a un coleccionista que te compra todas las semanas, con fidelidad, se le haga el mismo precio que al que te compra una vez al año o es la primera vez que ves en tu vida. O dicho de otra manera: que a ese coleccionista que no te compra nunca y no sabes nada de él se le dé directamente el mismo precio de fondo que al coleccionista que te ayuda a poner un plato en la mesa, mes tras mes. Muy razonable, desde luego.
    Ala, ya podeis empezar a poner negativos. Pero ésta es la verdad que dicta el sentido común y el que quiera entender que entienda, el que no que siga indignado por que a él le piden, que sé yo, 200 euros por una moneda y a un coleccionista de años, totalmente leal, sólamente 180 (entre otras cosas porque normalmente no compra sólo 200 euros).
    En mi caso personal, la lealtad es algo que bonifico mucho a la hora de dar un precio definitivo. Si sólo me compras de cuando en cuando, cuando ves algo mío que te interesa, te doy una cierta rebaja sobre el precio marcado; sí eres leal y me compras habitualmente, procurando que algo mío te encaje –es fácil a poco que vendedor y coleccionista estén compenetrados– te daré una rebaja mayor, si no te conozco de nada tendrás una rebaja menor que el primero. Fácil y simple. El que quiera una rebaja mayor que mire la forma de pasar de un tipo de “cliente” a otro. Los mismos comerciantes cuando nos compramos entre nosotros solemos obtener mejores precios no por nuestra cara bonita sino porque no compramos una moneda suelta sino varias lo que justifica el descuento especial. Esto se refiere no tanto al número de monedas como a su valor, una moneda suelta de 3500 euros como la del ejemplo de Adolfo también puede servir.

    • tricky 6 años hace

      No se trata de a un cliente fiel hacerle descuentos, se trata de no poner precios a una moneda, que no deja de ser un producto, lo que creo que es sencillo de comprender. Tu tratarás a tus clientes como quieras, y le haras el descuento que quieras, pero lo que no es justo que a una pieza, que le vas a sacar un beneficio del 100% (por poner ejemplos) al entrar en tu tienda alguien y te pregunte por esa pieza le des un precio para ganar un 130%, y si es un cliente fiel le des el precio para ganar el 80%. Simplemente es dar siempre el precio fijo, en este caso aquel que marcaste para ganar un 100%, y si luego tu quieres premiar al comprador habitual, es entendible que lo quieras vender con un beneficio del 80%, pero incrementar el precio más del precio que se estipula, es cuanto menos dudoso moralmente.
      Y otra cosa, asi solo se premia a los compradores pudientes, tu que sabes si quien compra una vez al mes esta haciendo un esfuerzo para comprar una pieza, al que te compra todas las semanas…?
      como sabras que ese que te entra por primera vez en la tienda y le das un precio elevado, tiene capacidad de volver y comprar mucho?

      Sólo se piede honestidad en los precios, no en que quieras ganar un 10 o un 1000% eso cada cual, si no que lo que quieras ganar sea independiente del aspecto de quien entra, o de si es la primera vez o no.

      Esto trasladado al turismo, es si a un guiri le cobras por una camiseta 10 euros más que a un español, porque posiblemente no vuelva más…. tu me diras, si cuando sales de tu ciudad y entras a comprar en una tienda te cobran 10 euros más simplemente por ser de fuera y porque no compras allí todas las semanas.

      P.D. con esto no digo que tu lo hagas, ni quiero que te sientas ofendido, pues no es mi intención, y por si acaso algún comentario ofende a alguien yo pido disculpa, no es mi intención molestar a nadie si no simplemente participar en este blog dando mi opinión

      un saludo
      tricky

      • Luis 6 años hace

        “pero incrementar el precio más del precio que se estipula, es cuanto menos dudoso moralmente.”
        En esto estoy de acuerdo. Si yo pongo en una moneda de precio: 200 euros, en papel, ése es el precio máximo que cualquiera, hasta el más ingenuo, va a pagar. De ahí para abajo (descuento) es donde empiezan las bonificaciones. Por supuesto, el que no pone precio en papel puede cobrarle a alguien por encima de ese margen “neutro” que decías tú antes –ese 100%– y sí, a mí también me parece que ésa es una práctica comercial poco ética.
        “asi solo se premia a los compradores pudientes, tu que sabes si quien compra una vez al mes esta haciendo un esfuerzo para comprar una pieza, al que te compra todas las semanas…?”
        El tema no es tanto cuantas veces compre al mes o al año como la regularidad. Si alguien te compra sólo una vez al mes pero lo hace siempre (o casi siempre) yo lo considero buen cliente y recibirá una interesante bonificación. Ni siquiera hace falta que sea una fortuna. La clave, insisto, es la regularidad. Si además de regular es leal –te compra casi sólo a ti, no te va dejando las migajas– es cuando esa bonificación es máxima.
        En cuanto a lo de pudientes, qué puedo decirte, si vas a una numismática a comprar 5000 euros seguro que te harán mejor descuento que si sólo vas a gastarte 100. Es de sentido común y no hay más. Evidentemente el más pudiente saldrá beneficiado en este caso, como en tantas otras cosas de esta vida.
        “como sabras que ese que te entra por primera vez en la tienda y le das un precio elevado, tiene capacidad de volver y comprar mucho?”
        Esto se nota bastante más de lo que pueda parecer. En un escenario “teórico” pudiera ser viable que un joven de pelos largos, atuendo informal y zapatillas deportivas estuviera dispuesto a gastarse 1500 euros al mes (imposible no es, naturalmente) pero en la práctica es casi imposible. En cualquier caso el que llega de nuevo lo peor que le puede pasar, si el comerciante es ético, es que compre con un descuento menor al del coleccionista “fiel”, nunca pagará más de lo que marca el papel de la moneda. Tampoco me parece que sea una tragedia.

        • Xavi 6 años hace

          Hola Luís,

          No se trata de ponerse negativos, no se trata de si es lo que se hace o no se hace con regularidad, “todos sabemos como está el patio y lo que se hace en él”, se trata de si moral y legalmente, sobre todo legalmente, ya que la moralidad depende de cada uno pero hay un mínimo que se sobrenetiende, se trata de si se puede hacer este tipo de practicas que presenta Adolfo, y lo que él dice son tres prácticas muy claras:

          1- poner precio

          2- hinchar los precios por que presupongo que regaterán (pero si llega uno que no regatea se la come doblada…)

          3- no poner nada y según sea el pardillo le doy una colleja más fuerte o menos fuerte.

          Para evitar eso, la ley junto a las empresas como deben ser, indican como debe hacerse y fidelizan con sistemas de puntos o cosas parecidas, quien te compre más y con regularidad, tendrá mayor beneficio en descuentos o lo que sea… ya que acumulará muchos puntos en poco tiempo, pero si hay una persona te compra un sólo producto al año, tendrá el mismo trato que el cliente que te compra mucho, ni más ni menos, lo mismo, lo único que el comprador habitual tendrá un beneficio cada 3 meses y el otro necesitará 10 años si no le caducan los puntos, así es como las empresas han acordado legalmente el tema de poder ofrecer y ofertar y fidelizar a sus clientes y no “a ojo de buen cubero” como es lo que pasa en la actualidad, se trata de igualdad en todos los casos, compre 100 o compre una vez.

          y que por mucho que se diga, sea legal o no, el comerciante va a seguir haciendo lo que quiera y lo que le salga de los h….. pues si tienes toda la razón, pero que se sepa bien claro que la ley no lo permite hacer de ese modo.

          Un saludo

          • Luis 6 años hace

            Xavi, como ya te dije en anteriores debates mientras estés dispuesto a tratar el fenómeno del comercio numismático utilizando argumentos relacionados con dicho comercio haré el esfuerzo de poner por escrito mi opinión (ya ves que en el caso de tricky lo he hecho) pero si te sales por el tema legalista (visto desde un punto de vista general no concreto de este mercado) o con el tema ése de los puntos que los supermercados que no tiene absolutamente nada que ver, pues en tales casos me declaro “incompetente”.
            Para el resto: el mercado numismático difiere de cualquier tipo de mercado ya sea al por menor o al por mayor en un punto clave: el suministro no está garantizado. Cada comerciante juega con las cartas que tiene (las monedas que posee) que nunca son iguales a las del comerciante vecino. Por eso el mercado numismático tiene sus propios usos, estrictamente ajustados al hecho de que nunca se sabe cuando se va a conseguir tal o cual moneda.

          • Xavi 6 años hace

            Vaya… entonces tu no eres una empresa que ofrece productos?? que es lo que ofreces? servicios de limpieza por horas? : ) Tu vendes productos de primera o de segunda mano igual que un mercado o una tienda de ropa usada, no? Por eso la ley es la misma para ti que para un super…

            Las leyes están para todos, hay leyes generales y leyes para cada gremio, ponme un enlace con las leyes del gremio de numismáticos y entonces las estudiaré y hablaremos, mientras tanto te atañen las leyes generales del comercio (las mismas que al super), que para eso están, para lo gremios que no están regulados como es el caso de la numismática, mientras tanto, lo único que pretendes hacer es salirte por la tangente con que ya te dige no se qué…, sólo debes poner las leyes que atañen al gremio de numismáticos y hacen que las generales del comercio queden exentas, muy fácil Luís.

            Y no tienes completamente la razón con el suministro y demás comentario, tu tipo de venta en romana y griega, puede que si, pero un duro de franco es igual en todas las tiendas… no mires sólo lo tuyo…

            Un saludo

  8. Luis 6 años hace

    De Franco para abajo no está el suministro garantizado para nada (exceptuando duros de plata en condiciones bajas o monedas de poco valor en general, que no dan de comer a ningún profesional). No es sólo romana o griga, es todo lo que sea mínimamente antiguo. Ni siquiera está garantizado en Franco si son piezas raras.
    Por supuesto hablo de comprar monedas a un precio tal que quede margen para venderla (lo que hace un comerciante vamos); tirando de billetera hoy suministro seguro de casi cualquier moneda.

    En el mercado numismático “normal”, no choricesco, no se cometen ilegalidades pero, insisto, tiene sus propios usos originados porque no tiene absolutalemente nada que ver con un Carrefour o un concesionario de Ford. Esto vale realmente para todo el mercado del coleccionismo de alto valor añadido (arte, antiguedades, filatelia, etc). Negar esto sólo sirve para engañarse a uno mismo y acabar cabreado y frustrado.

    • Xavi 6 años hace

      Luís, reconozco pefectamente que en un tipo de mercado numismático esto se respeta, el ejemplo perfecto y más reciente que tengo es la Convención de la Ane, (que te vi :), aunque también vi algun comerciante con precios sin marcar y de rebote, como algún comerciante avisaba a otro que “tenía columnarios falsos”), pero esto es bueno, no me quejo de que se avisara, “ei!! que esto no es bueno, retiralo”, eso es correcto, es un ejemplo que incluso en las más altas esferas, las cosas no están como deberían… y me encantó poder asistir, flipar con los monedones y ver que si existe profesionalidad y que no todo es “choricesco” como dices, esa es la pena, es un sector donde si cabe esa posibilidad, en otro no.. yo no conozco “supers choricescos”… conozco algunos caros…pero marcan su precios : )

      Que cada mercado tiene sus prácticas, también es cierto, por eso los gobiernos hacen leyes generales y leyes específicas para cada gremio, que la numismatica es especial, estoy de acuerdo, es sumamente especial, por eso me gusta, pero mientras no tenga “leyes especiales”, legalmente está dentro de las leyes generales del comercio, el de productos, el de antiguedades o el de “bienes de segunda mano”, el que quieras, pero todos ellos indican que los precios deben ser visibles y ninguno de los dos últimos puntos que plantea Adolfo lo respeta, uno por que encarece y otro por que pasa de ponerlos a ver que pilla. Eso es lo que empezamos discutiendo.

      Un saludo!!!

      PD: Veo que no hay enlace específico de las leyes que eximen al gremio para poder “choricear”, no? : )

  9. Autor
    Adolfo 6 años hace

    Vaya debate se está generando. Desde luego muy interesante, aunque, como siempre, hay que tener cuidado de que no se nos vaya de las manos.

    Creo que hay dos posturas diferenciadas: unos dicen cómo debería ser (según ellos) la venta de monedas y están hablando de cuestiones éticas y legales, mientras que otros están describiendo cómo es el mercado numismático (según ellos lo perciben) y están describiendo las prácticas habituales. La intención de la entrada – además de abrir el debate – era centrarse en estos segundos aspectos. Para poder debatir es necesario tener en cuenta este aspecto. No vayamos a confudir el “ser” con el “debe ser” ni con el “quisiera que fuese”.

    Por otro lado, lo que dice Luís es muy cierto: ningún comerciante trata igual a todos sus clientes. No conozco a ninguno que lo haga, y tampoco conozco a nadie que tenga unas reglas predefinidas escritas en ninguna parte (tipo bonificaciones o cosas así) en las que el cliente pueda saber a priori cómo será tratado en el futuro. Nos puede parecer bien o mal, pero así está el panorama. Si un coleccionista es lo que busca, pues mejor que no coleccione monedas y se dedique a otra cosa.

    En cuanto al suministro, clarísimamente es el punto diferenciador entre el mercado numismático y casi todos los demás mercados. En casi todos los mercados la principal preocupación de los comerciantes es encontrar a quién vender sus productos; sin embargo, en la numismática el principal problema es a quién comprárselos. Uno puede tener cinco duros de 1957*63 en SC, pero en el momento que los venda no puede llamar a su “mayorista” para que le venda otros cinco. El único caso donde se da esto es con los comerciantes de euros, un mercado bastante diferente al resto del mercado numismático justamente por este aspecto.

    Yo animo a todos los coleccionistas a entender el mercado numismático, sobre todo si quieren meter dinero “de verdad” (es decir, que una parte importante de su patrimonio esté en monedas). Una vez entendido el mercado se pueden tener estrategias de compra que permitan adquirir monedas a precios bajos; no digo chollos, sino monedas más baratas de lo que se suelen encontrar.

    Por ejemplo:
    Cuando voy a la Plaza Mayor de Madrid siempre acabo comprando en un par de puestos. No voy mucho, pero los comerciantes ya me conocen. Veo sus monedas, charlo con ellos un rato y casi siempre les acabo comprando piezas por un valor entre 150 y 600 euros. Cuanto más les compro más descuento les pido y como sé hasta dónde pueden llegar, pues dentro de un margen razonable, intento que las monedas me salgan baratas. Con una venta de 500 euros esos comerciantes no sacan para todo el mes (quizá ganen 200 euros), pero quizá ya se vayan contentos a casa solo con esa venta; así pues, les puedo apretar más que si les hago una compra de 25 euros, que les va a dar igual. Si viene otro y les compra 10.000 euros del tirón, pues obviamente les puede apretar mucho más que yo.

    ¿Es justo? ¿es injusto? Que cada uno piense lo que quiera, pero así funciona este asunto.

    saludos,
    Adolfo

    • Xavi 6 años hace

      Hola Adolfo, está bien que intentes diferenciar los “dos tipos de debates” y temiéndome eso ya dije en el primer post que son “las prácticas habituales” y eso lo sabemos todos, lo que hay lo sabemos, como también dije que por ser habituales no quiere decir que sean legales y esto no está dentro de como “deberían ser las cosas”, la ley está hecha para que “las cosas sean como deben ser” que es muy diferente.

      Que en el mercado actual se hace lo que se quiere, si, es cierto, que los comerciantes actuales hacen practicas de todo tipo como las que indicas y que por mucho que dijamos se van a seguir haciendo, si es cierto, que unos ponen precios bien, otros los hinchan y otros van a la caza del pardillo, si, es cierto, pero eso no quita que todo a esto la ley explique claramente que no se puede hacer. La ley también prohibe otras cosas que se siguen haciendo, velocidad, drogas o no marcar los precios, todo está fuera de la ley.

      Esto no es como “deberían ser moralmente o legalmente” es como “debe ser según dicta la la ley actual” y cualquier práctica ajena a lo que marca la ley de precios es ilegal, no es ni justo ni injusto, simplemente, ahora mismo es ilegal.

      Un saludo!

      • Luis 6 años hace

        Los primeros que fomentan esas presuntas ilegalidades a las que tú te refieres son los propios coleccionistas. Qué más quisiera yo que poner un precio en las monedas y que el que la quiera lo pagara y en paz, tipo el Corte Inglés. Pues no, aquí todos los coleccionistas regatean, empezando por el novato que las más de las veces es el que más descuento intenta sacar llevado por su ignorancia de los precios reales. Para un comerciante es muy mala idea no dejar algo de hueco para el regateo en el precio (hinchándolo un poco según tus palabras) pues, dado que te van a obligar a bajar algo el precio –sino no te compran, es una cuestión de orgullo para la gran mayoría de coleccionistas– si lo pones en el papel a tu mejor precio sucederá que o no lo vendes por no querer dar descuentos o lo vendes por debajo del precio al que te gustaría venderlo.

        • Xavi 6 años hace

          Luís… mis palabras no… leete el post de Adolfo “…o bien hinchan el precio o….”, yo estoy opinando sobre lo dicho por Adolfo, no me invento nada.

  10. César 6 años hace

    Xavi, claro que es la misma Ley, pero no es como la interpretas tú. Al final me estás dando la razón o no entiendo bien lo que quieres decir.

    • Xavi 6 años hace

      Buenas César, veo que no has leído lo que es el Dumping o sea.. lo que practica ese gran tiburón del pan que pones de ejemplo con “precios predatorios” en perjuicio del resto del sector. La libertad de precios no existe, César, hecha la ley, hecha la trampa, a eso me refiero.

      Quien vende una moneda de 200 a 120 causa un perjuicio al profesional que trata de venderla por el precio que “marca el catálogo de precios del sector o marca el mercado de forma intangible de 200 €”, lo que sea, pero no hay libertad de precios ya que si alguien lo hace es Dumping y o “competencia desleal” y penado por las leyes, yo no digo que me guste o no me guste, yo digo que la ley ofrece armas para defenderse en esos casos.

      Un saludo!

      • César 6 años hace

        Ya no sé cómo decirlo, no hay nada ilegal en marcar los precios cuando no son inferiores a los costes de producción o de adquisición. Y olvídate de los precios que marcan los catálogos o el mercado numismático, trata de vender tus monedas según catálogo que se te van a reír, no tienen ninguna validez, lo único es que hay que cumplir lo que he dicho anteriormente, puedes hacer con los precios lo que quieras. El ejemplo del panadero, será legal el precio de la barra siempre que no la venda por debajo de lo que le cuesta fabricarla, lo único condición es que no puede vender en pérdidas.

        • Xavi 6 años hace

          César, yo tampoco se como decir que lo leas, dice esto:

          “se conoce con el nombre de precios predatorios la práctica de vender un producto o servicio a un precio muy bajo, con la intención de expulsar a los competidores fuera del mercado, o crear barreras de entrada para los potenciales nuevos competidores”

          Aquí no se habla de vender por debajo del coste de producción, se habla de competencia desleal al vender a precios que son muy bajos, pero muy bajos en comparacion a que César????? pues al precio de los demas, no??

          Un saludo

          • César 6 años hace

            ¿Pero no te das cuenta que no puedes tener en cuenta el precio de los demás?, eso lleva a romper la libertad de mercado, a una escalada constante de precios, a que ni el mismo empresario pueda hacer rebajas sobre sus propios precios si bajan los costes de producción, (cuánto costaban los televisores de plasma cuando los sacaron por primera vez al mercado y el precio de ahora). El límite que impone la ley es la prohibición de ventas con pérdidas.

          • Xavi 6 años hace

            Que si César, pero si ello no va en perjuicio del resto del sector, si entras en un mercado y revientas precios y arruinas al resto de competidores (aunque tu no tengas perdidas) estás entrando en un delito de competencia desleal y Dumping, que es lo que están acusando al superpanadero de Valencia y no hay más. No se puede hacer asi como así, tu no puedes reventar un mercado así como así, debes tener en consideración el precio de los demas, o sea, los que marca el mercado del sector.

            No puedes reventar un mercado asi como así, no lo permite la ley, si fuera tan fácil el pequeño comercio hubiera desaparecido hace décadas, existe proteccion legal para esto.

            ¿Acaso hay tanta diferencia entre el precio de un yougurt del carrefour con el de la tienda de la esquina?? Apenas unos céntimos, el carrefour compra millones de millones de yogures en todo el mundo (España, francia, etc…) tu sabes los yogures que compran o fabrican esta gente?? millones de ellos!!, podría dejar el yougurt 4 veces más barato, pero hay un mercado que se lo impide, el de la tienda compra 10.000 yogures al año y al estado también le interesa que exista esto, de otra forma el mundo sólo serían multinacionales.

            Aparte que si bajan el precio de los yogures lo mismo vendían 8 veces más para ganar lo mismo en yogures, una marca así ya tiene el nombre hecho, el superpanadero se ha hecho el nombre tras haber hecho Dumping, por eso le han demandado por todos lados.

            Un saludo

  11. Antonio 6 años hace

    Lo único criticable que veo en este sentido es que no se pongan los precios. Si el vendedor tiene un precio de venta para desconocidos de, pongamos 200 €, que ponga ese precio, y luego haga descuentos según sea el cliente. Pero si es obligatorio ponerlos, está incumpliendo la ley. Luego cada vendedor es libre de hacer rebajas, o no hacerlas, o incluso regalar el género. ¡Faltaría mas! Si yo fuera vendedor, por supuesto que trataría mejor al que me da de comer que al que no me compra nunca nada. Pero eso no está reñido con cumplir la ley.

    PD: Los bares sí tienen una lista de precios expuesta al público. Eso si, los otros mercadillos tipo “rastro”, no los ponen. Lo que no sé es si con eso estamos equiparando ambos tipos de mercadillos, con sus vendedores y sus “géneros”.

    • Luis 6 años hace

      “Lo único criticable que veo en este sentido es que no se pongan los precios. Si el vendedor tiene un precio de venta para desconocidos de, pongamos 200 €, que ponga ese precio, y luego haga descuentos según sea el cliente.”

      Esto es lo que hace la inmensa mayoría de vendedores numismáticos, el 100% si son profesionales. Es lo lógico y normal.

    • tricky 6 años hace

      Antonio has dado en la claver totalmente.
      El porcentaje que cada uno quiera para sus piezas en venta, es legítimo y legal, pero yo quiero que al entrar en una tienda de numismática la moneda este marcada con un precio, que resulta que el comerciante porque le compro todas las semanas me quiere hacer un descuento genial, además ya lo dice el refran: “quien regala (en este caso descuenta) bien lo vende, y quien lo recibe asi lo entiende”.
      Porque si no, esto al final se combierte en un rastro, donde puedes econtrar algo que merezca la pena, pero la mayoría es…. pues eso genero de rastro.

      Luis, veo que no has mal interpretado mis palabras, lo cual me alegra, y me parece muy buenos tus razonamientos, creo que aportando ideas, pues en este caso un comerciante, quien lógicamente conoce su negocio pues de vive de ello, y un simple aficionado como es mi caso aprenderemos todos mucho. Y me parece interesante el tema que es un material que no se fabrica ya, y que por tanto no se puede conseguir con facilidad, pero creo que la mayoria de compradores, queremos ver la misma pieza en diferentes tiendas para luego valorar, cosas como, precio, atención y disponibilidad.

      Un saludo.
      tricky

      • Xavi 6 años hace

        Ni más ni menos tricky, bien dicho.

        • Luis 6 años hace

          Pues tan de acuerdo no pareces estar:
          Tricky: porcentaje que cada uno quiera para sus piezas en venta, es legítimo y legal
          Xavi (unos cuantos mensajes atrás): si el duro vale 120 € y lo venden a 200 €… eso es un robo y una estafa
          Según esto un comerciante no puede vender algo que otros venden en 120 a 200… por lo visto se trata de un acto ilegal. En ese caso la gran mayoría de casas de subastas españolas, no digo ya las españolas, cometen múltiples robos y estafas ya que venden a “200” lo que otros comerciantes con menos medios deben conformarse en vender a 120.

          • Luis 6 años hace

            No digo ya las internacionales quería decir donde pone “no digo ya las españolas”

          • Xavi 6 años hace

            Claro que estoy de acuerdo, si tu quieres puedes poner que una moneda vale 4.000 € cuando vale 4€, eso puedes hacerlo… no vas vender ni una y encima seguro que se rien de ti los demás comerciantes y vendedores, como tampoco puedes hacerlo al revés, pero en este caso lo prohibe la ley, al ser al reves causa perjuicio a los demás y no a ti sólo como en el primer caso… ya que te pueden acusar de competencia desleal según la ley. Así de claro y de acuerdo con Tricky estoy.

          • Xavi 6 años hace

            Mira me equivocaba en una cosa, los precios elevados tampoco se pueden hacer a la ligera:

            Artículo 8.

            Uno. La exigencia de un precio superior al anunciado para la venta de bienes o prestación de servicio se considerará infracción a la disciplina del mercado, conforme a lo previsto en el artículo 3, apartado primero, del Decreto número 3052/1966.

            Dos. Cuando exista discordancia entre los precios anunciados para un mismo producto se entenderá que la exigencia del que sea más elevado constituye igualmente infracción administrativa a la disciplina del mercado, conforme a la norma prevista en el apartado anterior.

      • Luis 6 años hace

        Si es que esto, tricky, son habas contadas, no es más que sentido común puro y duro. Ni los coleccionistas son culpables ni tampoco los comerciantes: ambas partes miran por su interés, siendo la situación de cada uno distinta. La conjunción de ambos puntos de vista e intereses es lo que da lugar a los usos del mercado numismático.

        “creo que la mayoria de compradores, queremos ver la misma pieza en diferentes tiendas para luego valorar, cosas como, precio, atención y disponibilidad.”

        Me parece algo totalmente natural.

        • tricky 6 años hace

          la verdad que tienes razón, lo único que cada uno lo vemos desde lados distintos del mostrador, pero al igual que hay compradores, que se creen más listos que nadie y se meten a vendedores,y van buscando la ganga por encima de todo, hay vendedores que estan a la busqueda del pardillo, y tanto unos como otros pues dan muy mal nombre a nuestra afición.
          Yo lo sufro a la hora de comprar piezas, tengo mucha reticencia por el miedo a falsas, a que me no pongan los precios, a que me inflen los precios a cosas así. y por ejemplo, yo veo que con los euros no pasa, incluso en la plaza mayor, la mayoria de los comerciantes tienen puesto el precio a los euros, pues luego vas viendo quien te da mejor precio, mejor trato, quien da descuentos cosas asi. Pero también ves que otros no tienen puesto el precio y como en 5 minutos dan dos precios diferentes por una misma pieza.
          Bueno un placer conversar con vosotros
          Un saludo
          tricky

          • Luis 6 años hace

            “Pero también ves que otros no tienen puesto el precio y como en 5 minutos dan dos precios diferentes por una misma pieza.”

            Esto me ha pasado a mí al ir a comprar una pieza un día y darme un precio, ir a la semana siguiente y pedirme el doble. Ya conté el caso por aquí. Por eso siempre insisto en que se compre al que pone el precio en papel pues siempre será un precio de mercado ya que de estar muy por encima no vendería nunca la moneda.

  12. Juan Luis 6 años hace

    Descuento “YA” o me marco unos scratches.
    Saludos

  13. Lucasito 6 años hace

    Yo hay una cosa que no entiendo: en tu barrio hay peluquerías para hombres y mujeres juntos? porque por aquí sólo hay o de caballeros, o de niños y señoras…

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Aquí hay peluquerías mixtas. Eso sí, a la que suelo ir no me recorta la barba :)

  14. Ignacio. Nachan64 en el foro 6 años hace

    Jajaja. Pero Lucasito, ¿dónde vives? En mi ciudad ya no hay ni una peluquería unisex. Son todas mixtas.

    • equus 6 años hace

      Pues en mi pueblo todavia queda una barbería de las antiguas, donde se habla de futbol y boxeo aunque hace muchos años que no voy por allí, entre otras cuestiones, porque tampoco tengo ya el pelo que tenía antes:). Un saludo y espero que la “tensión” baje. Equus.

  15. Autor
    Adolfo 6 años hace

    Al que haya leído el debate hasta aquí espero que se quede con una visión del mercado (formas de comprar, vender, etc.), y no con una visión de cómo debería ser el mercado (ética, legislación…). Hay otras entradas donde se entra más en la cuestión ética, pero no es el objetivo de ésta.

    En la numismática, como en tantos otros mercados, el objetivo de cada uno de los agentes es maximizar su propio beneficio: los comerciantes quieren vender y ganar lo máximo posible en las ventas y los coleccionistas quieren buenas monedas, buenos tratos, buenos asesoramientos… y que las piezas les salgan lo más baratas posibles. Ambos perfiles buscan lo mismo: maximizar su beneficio.
    Para poder sacar beneficio de un mercado hay que entender ESE mercado. No vale con entender otro, hay que entender justamente el mercado en el que nos movemos, y con cuanta más profundidad mejor. No es lo mismo vender pan en un pueblo andaluz que vender pisos a los rusos que veranean en Tenerife. Si el que sabe vender pan en el pueblo andaluz se cree que con eso puede montar una inmobiliaria para magnates soviéticos se va a meter un chupinazo.

    Pues aquí lo mismo: hay que conocer el mercado, hay que entender sus reglas y sus reglamentos, hay que entender a los vendedores y a los coleccionistas… y cuando lo consigamos es cuando podremos comprar las monedas a buenos precios, que no chollos.

    Si nos empecinamos a que el mercado sea como a nosotros nos gustaría que fuese nos vamos a fustrar y acabaremos dejando la afición. Más que nada porque este es el clarísimo ejemplo de un mercado liberalizado casi por completo, donde la adiministración pública interviene en contadísimas ocasiones. Así pues, dentro del marco legal español, los reglamentos del mercado numismático los pone el propio mercado numismático.

    saludos,
    Adolfo

    • Xavi 6 años hace

      La ley de precios es para todos los comerciantes y este reglamento lo impone el estado y no el mercado numismático, eso no es como deberia ser, es como manda la ley que sea Adolfo, otra cosa es “como está el patio” y que como está asi o asá debemos actuar así o asá eso lo veo lógico que se comente y se den consejos, pero la ley es para todos los comerciantes.

      Aqui los unicos que se empecinan en actuar como les gustaria que fuese son algunos comerciantes, ocultando precios debajo o en la esquina de la casa del vecino, a la vista y sin preguntar es como deben estar.

      • Autor
        Adolfo 6 años hace

        Pues como quieras decirlo: yo lo que digo es cómo está el patio. Si quieres cambiar el patio no tienes más que denunciar a todos aquellos comerciantes que, según tú, no cumplen la ley.

        • Xavi 6 años hace

          Hay casos de joyerías denunciadas por que la etiqueta del precio estaba girada…

  16. tarraco 6 años hace

    “Monedas sin precios para discriminar al consumidor”. En mi caso contraataco: Monedas sin precios, discrimino al vendedor.

    A mí un vendedor que no tiene las monedas con sus precios correctamente expuestos no me da confianza. Entiendo que cuando vas a un mercadillo el regateo forma parte del mismo (hasta cierto punto). Pero no me esperaría ese regateo cuando acudo a un “profesional” numismático, entendiendo por regateo, el hecho que el vendedor me oculte o engorde el precio y yo continuamente le este exigiendo un precio más bajo. Otra cosa es que él decida hacerme un descuento sobre el precio marcado.
    Un saludo.

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Pues eso me parece una postura razonable: vendedor que no tenga precios, vendedor al que no se le compra.

      También es cierto que conozco un vendedor – muy conocido y respetado en España – que no pone precios a sus monedas y os puedo asegurar que no pide el mismo precio a todos los clientes. No por ello le considero un mal vendedor; de hecho, le considero muy bueno y el negocio le va muy bien.

      • Xavi 6 años hace

        Por si a estas alturas alguien tiene dudas, aqui la ley de precios:

        Artículo 1.

        Uno. Los establecimientos comerciales, sin excepción, quedan obligados a exhibir el precio de las mercancías que se encuentren expuestas para su venta.

        Dos. El precio al que se refiere el apartado anterior se denominará en lo sucesivo precio de venta al público y se conocerá con las siglas P. V. P. Este precio será anunciado en forma tal que el posible adquirente quede informado de su contenido por la sola lectura del anuncio, sin necesidad de obtener, a tal efecto, ningún tipo de información complementaria.

        http://noticias.juridicas.com/base_datos/Privado/d2807-1972.html

        un saludo

  17. Preciosas monedas ,y mañana a Sevilla, saludos.

  18. Julián 6 años hace

    Al hilo de este tema, recuerdo que hablando con un vendedor de mercadillo, le refería el haber visto la venta de monedas a un precio sensiblemente inferior al normal,
    y como me imaginaba que podían ser falsas, su respuesta me dejó un poco descolocado, me dijo: no tiene porqué ser así, a veces los compradores adquieren lotes
    variados, en los que su principal objetivo pudiera ser una sola moneda, para la cual ya tienen comprador al que pueden apretarle de lo lindo, el resto del lote se intentará
    vender a buen precio, pero el negocio grande ya está hecho y todo lo que se saque de más es ganancia, de esta manera el resto de monedas del lote se pueden bajar
    bastante de precio sin dejar de obtener un buen margen, el pato lo ha pagado el comprador que estaba deseando encontrar esa moneda que le faltaba.

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Esto puede ser… hasta cierto punto.

      Ejemplo 1 (donde sí puede ser):
      Un comerciante adquiere un lote de 100 monedas de Juan Carlos I en SC en la que hay un error del mundial. Paga 160 euros por todo y vende el error del mundial por 300 euros. Si por el resto de monedas le dan 20 euros va a quedar contento y no va a perder el tiempo vendiéndolas una a una.

      Ejemplo 2 (donde no puede ser):
      Un comerciante adquiere una colección por 50.000 euros, en la que hay 8 escudos y 8 reales. Vende las onzas por 70.000 euros y los 8 reales están valorados en otros 20.000 euros. Ahí, por muy de “gratis” que le hayan salido, los venderá de forma que saque el máximo beneficio porque su tiempo le compensa.

      saludos,
      Adolfo

  19. Julián 6 años hace

    Ojo también a los vendedores que no tienen precios, y nos enseñan una gran variedad de monedas, diciéndonos que apartemos las que más nos
    gusten, les estamos dando balas para sus pistolas. En estos casos, o no miro ninguna, o pregunto el precio de muchas para enmascarar un poco.

  20. Torrado 6 años hace

    Eso de los precios es la leche y les puede salir el tiro por la culata al vendedor. Muchos piensan que los clientes son tontos. una anecdota que viene al caso: E

  21. Torrado 6 años hace

    El coleccionista llamemosle X solia hacer sus compras habituales a una conocida numismatica, de esto hace 20 años, compraba bastantes monedas de un determinado tipo hasta que hablando con otros 2 coleccionistas se entero que esas mismas monedas se las dejaban 100 poesetas mas baratas que a el en cada una. Resultado de la politica del comerciante: Durante 20 años no le volvio a pisar la tienda. asi que cada uno que lleve su negocio como mejor entienda. Pero que no se sorprenda de las consecuencias. Este testimonio esta basado en hechos reales.

  22. Miguelf 6 años hace

    En resumen… comprar en subastas:

    1. Nos dan factura.
    2. UN HERMOSO CATALOGO MUY BIEN IMPRESO (cosa que no dan los vendedores)
    3. Una garantia.
    4. Una valiosa información con los remates de los precios.

    Por todo esto, que los comerciantes o se reciclen o q cierren su chiringuito!

  23. Miguelf 6 años hace

    ah, se me olvidada…

    5. Transparencia de que no nos van a “putear” con los precios.
    6. Igualdad de oportunidades (para anomimos ante amiguetes) para adquirir cualquier moneda, ya que ellos van a comision.
    7. Retrasnmision en vivo de muchas de las subastas.

    Pero como decia en el pto 4, lo mejor es esa transparencia, y de esa info que cuelgan en su web y otras asociadas de las que muchas veces nos apoyamos (www.mcsearch.info por ejemplo). Gracias a todo eso podemos aprender a un ritmo que si no fuera por ellos jamas hubieramos soñado, ya que para ellos cuanto mas cultura numismatica tengamos, mas se favorece su negocio ( es decir nos favorecemos ambos LOS DOS ) cosa que los comerciantes, en su inmensa mayoria…

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Ciertamente las subastas tienen algunas ventajas con respecto a los vendedores autónomos. Pero también los otros tienen ventajas sobre ellas. Se me ocurre:

      1.- Los autónomos dan asesoramiento personalizado (o deberían)
      2.- Los autónomos deberían dar facturas
      3.- Muchos vendedores serios venden sus monedas más baratas que las subastas

  24. Ignacio 6 años hace

    Hablando de facturas… os han hecho alguna vez factura en un mercadillo de domingos? O incluso algún numismático? A veces parece que todo queda como un pacto de caballeros…

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      En un mercadillo nunca he visto dar una factura… ni tampoco pedirla.

      Lo que sí he pedido, y me han dado, han sido facturas los profesionales a los que les he comprado. Eso sí, les pido factura cuando es una compra importante, digamos de varios cientos de euros. No se me ocurriría pedir una factura para una compra de 20 euros, al igual que no pido facturas cuando voy a tomar un café a un bar.

      saludos,
      Adolfo

      • Xavi 6 años hace

        Una cosa sobre las facturas es que como dice Adolfo no las pedimos, pero tener obligación de dartela si existe, pensad en personas (comerciales por ejemplo) cuyos almuerzos, cafés y comidas van pagadas por la empresa y se requiere de factura (o ticket) para poder contabilizar y desgrabar el IVA. Así que pedir un ticket (que debe llevar la info reglamentaria) no es tan extraño y te lo dan sin problema, incluso he visto personas que hacen facturas de cafés y almuerzos una vez al mes y la entregan a las empresas, claro, hablamos de consumo de café en cantidades industriales…

        La factura es obligatoria en todos los sentidos, otra cosa es lo que llevamos a la practica, si compramos una moneda, a nivel personal deberíamos pedirla, no es por joder al vendedor (que lo mismo no la da por que no paga nada y es un pirata), pero es que podemos desgrabarlo como bienes adquiridos de segunda mano, de igual forma que un cuadro valioso o otro objeto de valor arte. Si te gastas 200 € al año en monedas pues no vale la pena, pero si consumes miles de euros en monedas de 20 € o de 3.000 €, pues si, mientras se consideren antiguedades, se puede, y si me equivoco me corregís pero creo que a partir de los 30 años un objeto se considera antiguedad.

        Un saludo

        Un saludo

        • Autor
          Adolfo 6 años hace

          Xavi, el que se compra una moneda es como el que se compra un anillo o se va de vacaciones: es un gasto y ya está. Eso no se desgraba.

          Otra cosa es que si tenemos una colección importante y la vendemos en 50.000 euros, pues en principio Hacienda lo va a considerar un incremento patrimonial y nos grabará el ingreso de 50.000 euros. Ahora bien, si le presentamos facturas por un valor de 45.000 euros, pues queda claro que el incremento patrimonial es de 5.000 euros. De hecho, si resulta que a nosotros la colección nos ha costado 60.000 euros, supongo que nos podríamos desgrabar como una pérdida de patrimonio.

          La verdad es que no estoy puesto en derecho fiscal. Desgraciadamente no tengo esos problemas. Ahora bien, yo recomendaría que quien compre monedas de algunos miles de euros procure comprarlas con factura. Y el que compre monedas de 20 euros, que no la pida porque lo normal es que le manden a paseo.

          saludos,
          Adolfo

          • Xavi 6 años hace

            Si Adolfo, estoy contigo, si compras una moneda es como comprar otra cosa, un gasto, y a nivel cotidiano no vamos pidiendo facturas, pero si nos ponemos meticulosos…a mi me dan factura por comprar un anillo (otra cosa es que pueda y sepa como desgrabrarlo).

            La desgrabación y el tema de los cafés es a nivel de empresas, creo que lo he dicho y lo de comprar miles de euros en monedas o 20 euros lo tienes en este enlace sobre bienes usados:

            http://es.wikipedia.org/wiki/R%C3%A9gimen_Especial_de_Bienes_Usados

            Existe una lesgilación para esto y vamos, será “lo normal” que te manden a paseo, pero lo hará el pirata de turno que no es autónomo, ni nada de nada, o un tipo que declara la mitad de lo gana, mira lo que dice el enlace

            El primer punto atañe a los particulares y mientras tu compres un producto con Iva puedes desgrabarlo, ya te lo digo yo que tengo una empresa y si tengo que pasar un ticket de un café por ser “en una reunión de trabajo” lo hago, que soy catalán Adolfo!!! ejejejejej

            Conozco personas que han pasado por su empresa hasta el microhondas de casa.

            Y tema de las monedas, esta dentro del tema de los bienes usados, hay iva? si, entonces se puede desgrabar, valga 20 ó 3000.

            Un saludo

          • Autor
            Adolfo 6 años hace

            Ya te digo que yo de derecho fiscal sé muy poco, pero me parece a mí que va a ser complicado que un particular se pueda desgrabar de sus gastos numismáticos así como así.

            Pero si quieres te hago una apuesta: seleccionamos aleatoriamente 25 profesionales que sean autónomos, que estén asociados a la AENP y que no te conozcan. Entras en sus respectivas oficinas, compras una moneda antigua (anterior a 1800) cuyo valor sea inferior a 20 euros y pides una factura. Si la mitad de ellos te dan la factura te pago las monedas compradas.

          • Xavi 6 años hace

            Es verdad, un particular va a ser dificil que desgrabe 8 monedas de 20 euros al año, pero la cuestión es que quizás esa coleccion de 50.000 euros la has hecho con compras de monedas de 20 euros, entonces? no tienes derecho a tener tus facturas?

            Si no te dan factura, ni ticket ni nada, como se asegura el estado que él va a cobrar su IVA de esa venta? Como la practica hace imposible poner un agente de hacienda detrás de cada vendedor de cafés o de monedas, pues hacen una ley general, si te la saltas (lo que hacen la mayoría) y te pillan pues pagas el pato, es como el tema de la música, las peluquerías y la SGAE, pues lo mismo, lo que pasa que hacienda no tiene agentes que van a las tiendas o bares a ver si ese tio declara los 400 cafés que hace cada día.

            Tu muestras lo que se hace en la realidad y es asi y para lo discuto y yo te hablo de lo que legalmente se puede hacer por que la ley lo contempla, pero desconocemos tanto las leyes que dejamos pasar muchas cosas, desde facturas de monedas (que son bienes usados y de segunda mano con IVA todos) a cualquier otro objeto que entre dentro de ciertos regimenes, esculturas antiguas, obras de arte, etc…

            La apuesta lo hacemos al revés, tu me das 5.000 € y por cada factura o ticket (que es lo mismo a nivel de desgrabación de bienes Usados y de colección, fijate que los tickets de una tienda llevan el CIF de la empresa incluido por eso, para no emitir facturas, facturas de un folio digo para un café), pero por cada una que yo te presente me quedo la moneda.

            ———-
            El Régimen Especial de Bienes Usados (de ahora en adelante, REBU) es un tipo de régimen impositivo especial de IVA que afecta a los bienes de segunda mano, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección.
            ———-

            Que no lo hagan, que se hagan los locos, que no te quieran vender la moneda, que te echen de su tienda, lo que quieras, estoy seguro que me podría pasar de todo, pero eso, si hay IVA se puede desgrabar. A ver si termino transformando mi empresa en un museo… jajaja

            Un saludo

          • Xavi 6 años hace

            Adolfo, sobre la apuesta sólo tendría que entrar en varias web’s de numismática, comprar monedas de 1 euros a 20 € y recibir en mi email la factura correspondiente sin levanterme de la silla, cada día entro en diez web’s y compro 10 monedas a 20 euros, 200 euros diarios en monedas no estaría mal no? en un mes me he pulido los 5.000

            Piensalo, si por comprar por internet recibo mi factura (hasta ebay te las da), por que un comerciante físico no debe hacerla? o mejor.. piensa el motivo de por que no lo hacen?… por que no se declara.

  25. J. Mir 6 años hace

    Recuerdo que cuando yo era niño en los bares y restaurantes de las zonas turísticas había dos listas de precios, una para locales y otra para turistas. Nadie se escandalizaba por ello y se avenía a la capacidad de consumo de cada grupo – más tarde cuando he viajado al tercer mundo he visto cosas parecidas y no me ha parecido mal-. Sin embargo eso fue corregido por la normativa de consumo en el sentido que no podía haber precios discriminatorios en un mismo establecimiento. El resultado fue la especialización: los establecimientos para turistas tenían precios mayores y los de los locales precios más modestos y ambas faunas dejaron de convivir (simplificando claro y prescindiendo de cuando nos volvimos locos).
    Que esto parezca bien o mal es algo muy personal y probablemente revelaría características psicológicas del opinante, desde luego yo soy capaz de identificar aspectos negativos y positivos de aquella manera de proceder.
    Bueno, volviendo a la numismática, si me ponen el precio de partida y luego hacen el descuento que consideren en cada caso ya me va bien. Yo no sé regatear así que si el vendedor se pasa de precio yo paso de comprar y de preguntar, si no pone ni el precio desde luego ni pregunto, ni compro, ni na.

  26. Antonio 6 años hace

    El que los comerciantes asesoren, hay algunos que así lo hacen, y se agradece. Sin duda es un punto a favor que las subastas no te dan.

    Pero que vendan más barato no he tenido la suerte de verlo nunca, aunque no dudo de que sea cierto. Simplemente yo no lo he visto. Lo que sí he visto es muy buenos precios para la conservación que dicen tener la moneda en cuestión, con la salvedad de que yo siempre he visto hinchadas las conservaciones, así que al final, monedas caras.

    Y que den factura, lo veo harto difícil en un mercadillo. Sin embargo, aunque por 20 € no vamos a pedir factura, como tampoco lo hacemos para tomar un café, si vienen a tu casa los de Patrimonio, no van a poder llevarse el café que te tomaste, pero sí la moneda de procedencia no demostrable. Aunque el tema de los de Patrimonio no es tan simple como lo que acabo de decir, y además no es el objeto de la entrada.

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Lo de las conservaciones hinchadas se da muchísimo. Y también en algunas subastas; no hay más que comparar la calidad que dicen unas a la que dicen otras. Por eso siempre hay que tener un criterio propio con el que juzgar las monedas.
      Lo de más barato, suele depender de qué monedas se busquen, pero las subastas son por lo general caras. Es normal: tienen una cartera de miles de clientes y venden al mejor postor. ¡Ya quisieran los comerciantes autónomos hacer eso! Claro que estoy hablando de monedas de cierta calidad, no de chatarrilla…

  27. Juan Luis 6 años hace

    Yo creo que hay que partir de la idea de que una caja de boligrafos, donde vienen 25 o 50, se venden por regla general al mismo precio y luego siempre se reponen y varian un poco como otros tantos miles de artículos.Cuantas cajas de monedas se pueden reponer y vender al mismo precio y en cuanto tiempo?.
    Saludos

  28. Jesus 6 años hace

    Es curioso los numismaticos utilizan una estrategia de fidelizacion inversa a los clientes de telefonía. ¡¡¡Son mas listos que telefonica!!!

    Yo, cliente novicio veo algo que me interesa y me piden mas dinero por que no me conocen y mi respuesta (mental) es… ni me vas a conocer, ¡a engañar a otro, guapo!

    Telefonica, Jazztel y las demas companias lo que suelen hacer es ofrecer mas barato a los nuevos para que les conozcan luego en el fondo son todos iguales y eso lo sabemos y por eso muchos terminamos en la que nos ha ofrecido algo nuevo.

    Con esto opino lo mismo que Miguelf “En resumen… comprar en subastas:”

    En la subasta pagare mas pero no me miran mal si pago por comprar 15€ o 15.000€.

    Me siento equiparado en el trato y no discriminado por mi poder adquisitvo (aunque lo mejor de todo es que esta discriminacion siempre es relativa a si vas con traje o camiseta, otro dia os cuento una anecdota en una joyeria).

    Por que esa es otra. Los comerciantes estos que si te gastas 30 euros es una miseria y no pueden ni siquiera mirarte. Joder para mi 30 euros es dinero y si me gasto 30 € en la pescaderia el pescadero me trata con simpatia (a lo mejor simplementa para que vuelva) pero entendemos que es dinero.

    En la numismatica (deben ser todos los comerciantes muy ricos) si te gastas menos de 500 eres un pobreton que no merece coleccionar moneda.

    ya se sabe quien puede puede y quien no no.

  29. César 6 años hace

    Perdona Xavi, el término “Dumping” sólo se utiliza en el comercio internacional. Por otra parte, el panadero de Valencia sigue con el negocio abierto después de un año, ¿por qué?, pues porque sólo lo pueden pillar si demuestran que vende en pérdidas y como no pueden… siguen abiertas sus fábricas de pan.

  30. Xavi 6 años hace

    Perdonado César : ) pero en economía, el “dumping” puede referirse a cualquier tipo de fijación de precios predatorios.

    Generalmente se utiliza en terminos internacionales, “generalemente” no “exclusivamente” César, además “puede referirse a cualquier tipo de fijación de precios predatorios”. Siempre está la excepción y como es “generalmente” y son “precios predatorios”… es Dumping, lo mires por donde lo mires.

    Dice: “En muchos países los “precios predatorios” se consideran contrarios a la competencia y es ilegal bajo la defensa de la competencia de las leyes. Por lo general, es difícil de probar que los precios bajaron deliberadamente debido a la fijación de precios predatorios o a una legítima competencia de precios. En cualquier caso, los competidores pueden ser expulsados del mercado antes que el caso sea escuchado.”

    Esto último es lo que está pasando con el superpanadero (Por lo general, es difícil de probar que los precios bajaron deliberadamente debido a la fijación de precios predatorios o a una legítima competencia de precios. En cualquier caso, los competidores pueden ser expulsados del mercado antes que el caso sea escuchado.) y como es difícil, muy difícil ya que se necesitan ordenes judiciales y libros de contabilidad, de gastos eléctricos, de producción, de mano de obra, y del largo recorrido que toman las leyes en nuestro país, etc… el tipo sigue ahí y los competidores se ven expulsados del mercado, ni por nada más ni por nada menos y como también dice “es ilegal bajo la defensa de la competencia de las leyes”. Es una guerra de precios, uno dice que le denuncian y los otros dicen que no lo han hecho, así hasta que se quede con el mercado del pan…es lo que se conoce económicamente como un “tiburón”. En cualquier caso, como dice la definición, los panaderos de toda la vida han perdido de antemano, cuando salga resolución judicial, el mercado es suyo por completo.

    Otra cosa César, ¿sabes distingir entre el PVP y PVR? Quien dicta este segundo? de donde sale el precio recomendado de venta? quien lo dice? quien dice que un PVR son 50 €?? Habrá quien lo venda (PVP) a 55 € y quien lo venda a (PVP)45 €, pero existe un margen establecido de mercado, apartir de precios más bajos estás creando “una guerra de precios” sin necesidad de vender bajo coste.

    En este enlace dice lo siguiente:

    http://www.comercionista.com/gestion/estrategias-determinar-precios

    “Es difícil establecer un precio ideal para un producto, sólo se puede tener en cuenta cuál es el precio que el consumidor está dispuesto a pagar guiándonos por el precio de la competencia, a la vez que el comerciante obtiene un beneficio por ello.”

    “Guiándonos por el precio de la competencia”, si es que está muy claro, como no vas hacer caso de los precios que tienen los demás???? de donde te has sacado eso??? Acaso vas a vender un producto para ganarte 1 céntimo? con ese céntimo no estás por debajo de coste, no? pero has reventado el mercado, te has hecho tus clientes y es entonces cuando de verdad ganas dinero, pero segun los propios del gremio “ha tenido que hacer producción bajo coste” (y comerse las perdidas digo yo) pero con eso ha conseguido vender 60.000 barras al día y seguro ya no “vende bajo coste” pero es imposible empezar en ese mercado sin saber que cantidad de barras vas a vender y dejarlas a 20 céntimos… lo que pasa que si lo quieres ver lo ves y si no no… podemos estar días hablando de esto.

    Tu insinuas que tienen que “pillarlo” no que no lo haga no?, : ) y como ya se sabe que por cuestión de leyes existe ese vacío legal o de tiempo que tarda en solucionarse debido a la “burrocrácia” el tipo se aprovecha de ello y tira para adelante hasta cepillarse el mercado y metérselo en el bolsillo, eso si, si algún día sube el pan de sus tiendas 5 céntimos que nadie se queje, pero el tio ganará 1.000.000 euros más al año y santas pascuas, lo que podría ser de 3000 familias es de un sólo tio, muy típico del pensamiento de fachosos y de gobiernos de derechas que pueden acelerar o frenar (como es el caso) las resoluciones judiciales…

    Otra cosa es que tomes al tipo este como un héroe y digas que los demás panaderos nos engañan… también puedes pensar eso está claro, pero los precios se guian por los del mercado y la competencia.

    Un saludo

  31. César 6 años hace

    No Xavi, si al final me estás dando la razón, el panadero, el numismático… puede poner el precio que quiera, mientras no pierda dinero, lo de que lo pillen o no haciendo trampas demuestra que es el único límite que impone la ley de la competencia, no dice que el precio lo marcan los competidores como tu insinúas. Esta empresa podía haber puesto el precio del pan igual que los demás panaderos, pero nadie le obliga. Pasa lo mismo con la liberalización de la energía eléctrica, la única manera de bajar los precios es liberarlos para que haya competencia.

  32. Xavi 6 años hace

    Es cierto César… tienes razón. Da igual lo que digan los expertos, los enlaces que te he ido poniendo no saben ni lo que dicen, pero tu si, sin aportar nada más que tu opinión, felicidades, tienes razón.

    Un saludo

  33. César 6 años hace

    Mira Xavi, claro que es mi opinión y mi interpretación de los enlaces, pero es exactamente lo mismo que has hecho tú, mostrar tu opinión basada en lo que has leído, pero que interpretas de manera muy diferente. Así que no quieras creer que tienes razón, porque también tú puedes estar equivocado. Bueno, de todas formas, espero que no te hayas tomado a mal el asunto, pues no tiene mayor importancia. Un saludo.

  34. Xavi 6 años hace

    A ver César, no me lo tomo mal, ya lo comenté anteriormente :), pero esto no es una interpretación personal, como lo sabía anteriormente al post, de Adolfo lo único que hice fue intertar explicarlo, cuando dijiste que eso no era así, fue cuando recurrí a buscar enlaces y tratar de demostrar eso, que no es mi opinión, por que esto está literal tal cual está en el enlace:

    “Es difícil establecer un precio ideal para un producto, sólo se puede tener en cuenta cuál es el precio que el consumidor está dispuesto a pagar guiándonos por el precio de la competencia, a la vez que el comerciante obtiene un beneficio por ello.”

    Esto tampoco es una interpretación, es literal del enlace:

    “…los “precios predatorios” se consideran contrarios a la competencia y es ilegal bajo la defensa de la competencia de las leyes.”

    Si quieres ver que no es mi opinión que son muchos los sitios donde se dice eso, lo verás, si sólo tienes en cuenta tu opinión, sin aportar nada más, pues no… no verás, los enlaces son enlaces a expertos que hablan del tema y además lo entrecomillo para quede claro que no es mi opinión, si sólo visitando los enlaces lo ves muy fácil, sólo repito lo que allí indica, no se donde cabe la interpretación en esto: “sólo se puede tener en cuenta cuál es el precio que el consumidor está dispuesto a pagar guiándonos por el precio de la competencia”.

    Decir que la palabra “generalmente” no implica “exclusivamente” esto no es una interpretación, si no que indica que es “en su mayoría” pero dejando abierta la contemplación de otras opciones.

    Si es que además… no suelo meterme en berengenales que no esté seguro de lo que digo, de la misma forma que aporté el enlace a la ley sobre los precios y como la ley obliga a que deben estar a la vista y no “esconderlos”, esté como esté el mercado, se haga caso o no, le pese a quien le pese.

    Un saludo!

  35. Topo 5 años hace

    Non se ofenda dom adolfo mas con esto confesa usted opinioes que no le benefician en nada.
    Si fuera um profesional numismatico se le supondrian mas olvida que non lo es y no lleva buen camino dello.
    Gracias.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Topo, sabes que tus comentarios no me ofenden porque no los haces con mala intención. Pero si te das cuenta siempre remarcas la parte negativa, lo que te parece mal. En cambio nunca dices algo positivo. En este blog, como en todas partes, hay cosas buenas y malas o que te parecen bien y que te parecen mal. Pero si todos hicieran lo que haces tú parecería el peor blog del mundo mundial.

      Un saludo,
      Adolfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*