El camino marcado

El camino marcado

Hace un tiempo que leí la siguiente entrada en el blog de Seth Godin, que va sobre márquetin. Os dejo una traducción:

Este es un error bastante común: tener algo formidable y creer que los demás te van a marcar el camino que debes seguir.
O acudir a un minorista, un comercial o un intermediario y esperar que ofrezcan tus productos o servicios dejando que tú te quedes la mayor parte del beneficio.
Tener el camino ya marcado no es algo esporádico, es algo que tú mismo construyes. No es algo oportuno, algo que venga bien: de hecho, es el principal recurso de tu organización.
El interés y la confianza suelen valer más que cualquier otra cosa, porque hacen más probable que te des a conocer, y entonces ya tener el camino marcado. Es el último paso, no el primero.

Es una reflexión que me pareció interesante, a mí que tengo muy poca idea de márquetin. Resulta que quien tenga un producto y necesite un intermediario para poder hacerlo llegar a sus clientes finales y para proporcionarles la confianza suficiente, no debe esperar recibir la mayor parte del beneficio de dicho producto. Esto parece normal porque si él “necesita” al intermediario, entonces el que tiene la sartén por el mango es el intermediario y no él, así es que razonable que sea el intermediario el que gane más dinero.

Vamos al caso de la numismática: una cosa es tener una moneda buena y otra conocer a un potencial comprador para esa moneda. En algunos casos esto es fácil, pero cuanto más rara sea la moneda más difícil va a ser. Si nosotros, como aficionados, tenemos una pieza buena pero no tenemos la forma de hacérsela llegar a otro cliente interesado entonces necesitaremos de un intermediario. ¡Y ese intermediario no va a dejarnos a nosotros la mayor parte del beneficio! De hecho, nos dejará tan poco beneficio como pueda, al fin y al cabo su trabajo es ganar dinero él y no nosotros.

Así pues, resulta normal que si una moneda la vende un comerciante en 40 a nosotros nos la compre a 20: ellos aportan un valor a esa moneda que nosotros no somos capaces de aportar. Como en cualquier otro mercado, vaya.

La foto que ilustra la entrada es una doble maiorina del emperador Juliano. Una moneda que ha suscitado mucha polémica en su interpretación. Si queréis descubrir el debate, Darío os lo explica encantado.

19 Comentarios

  1. Xavi 5 años hace

    Buenas!

    Pues me parece una buena reflexión sobre el marketing pero al mismo tiempo la encuentro un poco caduca, los tiempos cambian con una rápidez vertiginosa y la tecnología ayuda a ello.

    Un ejemplo de estos cambios son los portales de compra venta (tipo Ebay), a estos portales les importa bien poco el producto que tu ofrezcas (una moneda de 10.000 € o una escombrilla de lavabo), ellos son los intermediarios por una cantidad estipulada según el precio de venta, cuanto más caro sea el producto más ganan ellos. Al fin y al cabo su trabajo es hacer de intermediario entre el vendedor y el comprador y es el vendedor quien se lleva el máximo beneficio. Sólo hay que esperar que pase por tu anuncio el comprador indicado por lo que hay que tener en cuenta estas opciones antes de buscar un intermediario físico a quien no se tendrá más remedio que acudir si no se es capaz de vender el producto que deseas después de intentarlo con el intermediario que más beneficio deja o sea, los portales en internet de compra-venta, portales de ventas de segundamano, etc…

    Sobre la moneda de Justiniano, conociendo la historia de dicho Emperador, quien abandonó el cristianismo, restauró los templos de filosofía antigua y levantó altares a los Dioses antiguos me inclino a pensar que la imagen de la moneda hace alusión al culto Mitráico. AL verla me ha recordado una de las imágenes más conocidas del dios Mitra donde se le representa con los dos astros por encima suyo (Sol y la Luna) como parece verse en la moneda (dos astros).

    Imagen 1:
    http://www.kalipedia.com/kalipediamedia/penrelcul/media/200707/18/relycult/20070718klpprcryc_196.Ies.SCO.jpg

    Imagen 2:
    http://t1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSgafvPfq5N4K9ESgcJR6GQLK0Fl0I0RudwqB63q88t0TMiOWCUrw

    Observando con detenimiento vemos que el toro muestra sólo un ojo, es un cíclope, quizás queriendo recordar a los cristianos quien era el díos primigenio que adoraban los romanos, de ahí podría venir el rechazo de los cristianos por esta moneda. ¿Que otro motivo podrían tener? ¿no les gustaba el peso? ¿era demasiado grande?

    Me encanta la mitología y sólo verla me ha recordado las imágenes que adjunto arriba, un toro, dos astros, el detalle exclusivo de un sólo ojo, etc… ciertamente nunca se sabrá por lo que el significado del toro deberá ser consensuado entre expertos y aún así sólo será eso, un acuerdo de una mayoría que no tiene por que ser el motivo principal de acuñar esa moneda con el posterior rechazo del cristianismo.

    Bueno, es mi opinión. : )

    Un saludo!

  2. César 5 años hace

    Esto de lo que hablas me ha recordado la eterna lucha de los productores de leche con las centrales lecheras, actualmente mejor llamarlas fábricas de leche, por el precio del litro.
    En lo que no estoy de acuerdo es eso de que “… al fin y al cabo su trabajo es ganar dinero él y no nosotros”. Yo pensaba que la tierra era para el que la trabaja y no para el especulador. Y mucho menos que “…así es que razonable que sea el intermediario el que gane más dinero.” A estas personas se les llama en este blog cholleros.

  3. equus 5 años hace

    Hola a toda la comunidad. Preciosa moneda, bella, bella.
    Para empezar, no se si es que me gusta hacer brindis al Sol, o soy un amante de la contradicción. No lo se. Lo que si se y además así lo veo (ante todo es mi opinión personal), es que lo que Adolfo denomina como razonable (“…así es que razonable que sea el intermediario el que gane más dinero.”), para mi es Usura y un abuso. Otra cosa es que sea lo habitual en estos casos, cosa poco deseable pero posible. Desde mi punto de vista, Razonable es cobrar una comisión acorde y proporcional al precio resultante de la venta, incluso partir esa comisión entre el vendedor y el comprador. Esto sería lo razonable, pues un intermediario también tiene su cometido y es una figura importante. En mi tierra los denominamos también “Corredores” y éstos, lógicamente, no enlazan a las partes contratantes (ya se que suena a chiste de Tip y Coll) por amor al arte, es normal que por ello perciban su correspondiente “corretaje”, o sea, la comisión por su servicio. Este servicio, como todo trabajo, debe remunerarse “razonablemente”, pero llevarse la mayor parte del resultado de la venta, perdonad mi ignorancia, podrá ser “buscarse la vida”, “pegar un pelotazo”, “dar un palo”, “saber ganar dinero”, “saber más que nadie”, lo que querais, pero de Razonable…, nada más lejos del raciocínio. Salvo mejor criterio que, seguramente lo habrá. Equus.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Creo que no me he explicado bien en la entrada. Lo que vengo a decir, de manera indirecta, es que nos olvidemos de “invertir” en numismática si no somos capaces de vender luego nuestras propias moneda. Los márgenes de los “corredores” (como dice Equus) son tan altos que nos quedarían sin beneficio, y lo normal es que nos queden con pérdidas.
      Está relacionado con esta otra entrada: http://blognumismatico.com/2011/02/25/un-pequeno-consejo/
      o con lo que nos decía un coleccionista de que hacen falta contactos, contactos y más contactos: http://blognumismatico.com/2012/10/21/entrevista-a-un-coleccionista-de-billete-clasico-espanol/

      De nada me sirve tener una moneda que crea que vale 1000 euros si luego solo soy capaz de venderla en 200 (la de veces que he visto cosas semejantes).

      @Xavi, Aureo cobra un 18% de comisión a quien compra y un 20% de comisión a quien vende. Supongo que el que les lleve una pieza como ésta podrá negociar los márgenes, pero no tengo ni idea.

      saludos,
      Adolfo

      • Xavi 5 años hace

        Buenas, lo del 18% si lo sabía ya que alguna vez he comprado algo (hace años), no sabía la comisión de venta, pero entonces suma un 38%, pero sólo un 20% al vendedor, dejando el máximo beneficio al propietario. Aureo reparte su beneficio un poco de cada y se lleva un magnifico 38% y el propietario un 80%.

        El intermediario (Aureo en este caso) sigue llevándose del propietario algo que yo personalmente considero más que justo. No se trata de esos casos, como el ejemplo que puse en mi primer post y que me pasó a mi, una pieza de venta en 30-35 € en SC y fácil de vender me la compraba por 1€, eso es un 2900% mínimo de beneficio, es una pasada!!!

  4. Autor
    Adolfo 5 años hace

    Ya sabéis que yo siempre intento picar para generar debate y así aprender todos. Y como la mayoría de los que me leéis y casi todos los que participamos, somos aficionados, pues hago de abogado del diablo.

    @Xavi, date cuenta de que la tecnología impacta en todos los mercados y no por ello destroza todos los valores añadidos que hubiese antes de aparecer dicha tecnología. Bien es cierto que ahora es posible encontrar a coleccionistas finales, pero hay gente que no quiere dedicar su tiempo en ello. También hay quienes no podemos vender cualquier moneda.
    Te pongo un ejemplo drástico: hoy mismo Aureo ha vendido una preciosidad de onza de Luis I por la escalofriante cifra de 155.000 de remate. Quien la haya pagado habrá soltado 182.900 euretes. Si esa moneda fuese mía yo no podría venderla por mi cuenta ni por 6 veces menos. Así pues, no me quedaría otra que ir a un comerciante que la vendiese y se llevase su consiguiente comisión. Posiblemente él ganase más dinero que yo en la venta pero seguro que sacaría más que vendiéndola por mi cuenta.
    Vuelvo a repetir que he puesto un caso extremo, desde luego no es lo normal que un mindundi como yo ande por el mundo con una onza de Luis I.

    @César, te puede parecer bien o mal, pero un comerciante va a mirar por su bolsillo y no por el del coleccionista, exactamente igual que cuando van las señoras al “banco de toda la vida” para que les gestionen los ahorros. Eso es tan obvio que no haría falta decirlo y por supuesto eso no les exime de tener que seguir unos principios éticos.
    Y sí, es exactamente igual que el tema de los productores de alimentos y las cadenas de distribución. De lo que vende mi tío agricultor las patatas al mayorista a lo que me las encuentro yo en el mercado, el precio se ha multiplicado por cinco. Está claro que la cadena de distribución proporciona un valor añadido que mi tío sería incapaz de proporcionar; el que nos parezca un margen adecuado o no es otra cosa.

    saludos,
    Adolfo

    • Xavi 5 años hace

      Hola Adolfo, estoy de acuerdo, por eso en mi comentario también comento lo del intermediaro pero como segunda o tercera posibilidad.

      Pienso que quien tiene algo que vender y lo comenta con alguien, aunque sea una charla entre amiguetes y sepamos que no hay posibilidades de venta…. pero creo que siempre aparece la frase de: ¿a ti no te interesa? (con sonrisa burlona en la cara) y después te echas una carcajada, no? ejejejj creo que el primer impulso de cualquier persona es tratar de venderlo él directamente, aunque se comente en tono burlón entre amiguetes…

      La posibilidad del intermediario la he dejado abierta por que me ha venido en mente lo dificil que es vender un piso actualmente y o vas a una Inmobiliaría (intermediario) y que ellos hagan sus contactos o es como que te toque la lotería, aunque el que más dinero recibe sigue siendo el cliente y no el intermediario.

      Está claro que monedones como el ejemplo hace falta una casa de subastas pero si, es la mejor opción y más rápida (si tu amiguete no la quiere claro… ejejejej). Desconozco cuanto se queda Aureo , pero tu que sabes, ¿Cuanto crees que ha podido quedarse Aureo y cuanto el cliente?

      Un saludo!

    • César 5 años hace

      Adolfo, lo que me chirría en la cabeza es que digas: “Esto parece normal” y “es que (es) razonable”. No es justo que al coleccionista le engañen dos veces, cuando compre y cuando venda, aunque sea lo habitual, y como bien dices ese intermediario debe tener “unos principios éticos.” No digo que el intermediario no haga el mejor negocio posible, sí, pero cuando el productor de patatas reciba un precio justo. Luego en el mercado de abastos que tenga un precio u otro ya será otra cuestión.

  5. Duraznense 5 años hace

    En el caso de Ebay y páginas similares el hecho de tener muchas y buenas calificaciones nos da tranquilidad de que el vendedor es serio (o aparenta serlo), creo que nadie compraría ningún artículo de mas de 100 Euros a un vendedor nuevo y sin calificaciones, o con calificaciones negativas, salvo que sea una verdadera ganga y uno se arriesgue. Yo particularmente no he vendido nada en Ebay y si tengo una moneda de valor tendré que ganarme la reputación (invertir en márquetin)o venderla a un comerciante por mucho menos del valor de mercado.
    Si es indudable que con la proliferación de foros y blogs uno va logrando establecer relaciones de amistad o conocimiento que permiten que uno confíe un poco mas, pero me da la impresión de que por el contrario el número de intermediarios disponibles a aumentado con la tecnología en vez de disminuir.
    Un saludo a todos.

    • Xavi 5 años hace

      Hola, pues no te creas, yo si he vendido alguna cosa por Ebay y si la pieza que vendes es buena, indicas un buen texto en el anuncio y sobre todo buenas fotografías de lo que vendes importa poco si tienes pocas calificaciones (positivas siempre claro), todo el mundo empieza algún día. Si hay buenas fotos, no importan mucho los votos, piensa que después se puede impugnar el artículo de muchas formas por Ebay o por el propio Paypal, etc…

      Un saludo

  6. jorge 5 años hace

    pues hablando de Aureo cómo es posible que haya habido tantos lotes retirados en la subasta selección…Alguien sabe algo

  7. jose luis 5 años hace

    Interesante tema, yo creo que culturalmente no nos gusta pensar que otra persona pueda ganar dinero al comprar un objeto nuestro, no pensamos que la información tiene un coste y el intermediario que tiene esos contactos seguramente que para tenerlos ha tenido que darse a conocer e invertir un dinero.

    Supongo que Adolfo se refiere a piezas muy raras y en una calidad cuyo precio sea superior a 1.000 euros, en este caso al menos yo, no compraria una ninguna moneda por 1000 o mas euros en ebay, ni en ninguna web, cuya moneda no haya visto en mano y conosca al vendedor.

    • César 5 años hace

      Mira, eso de que la información, los contactos… tiene costes, es cierto, si eres un profesional, pero ya no estamos en los tiempos de los “viajantes”, y esa información vale cada día menos. Hace décadas tenías que viajar para vender o comprar, hoy el humilde españolito desde su casa encuentra información, productos, relaciones, personas, empresas,…en todo el Mundo y sin apenas coste, y es más difícil que lo timen.

  8. equus 5 años hace

    Hola a todos de nuevo. Cierto es que nuestro moderador debe proponer temas que inciten al debate, si a ello le añade un toque de provocación (en el buen sentido), la entrada tiene asegurado el éxito.
    Este tema (por cierto, ya discutido en otras ocasiones) se puede analizar desde dos perspectivas, la del que compra y la del que vende, eso es de perogrullo, son dos intereses contrapuestos y dificiles de conciliar. El que compra está en su legítimo Derecho de hacerlo lo más barato posible. El que vende, por supuesto, lo más caro que pueda. El que media (no voy a entrar en su funcionalidad, eso ya lo he dejado claro antes), también quiere sacar tajada por algo que se llama “Información y contactos”, o sea, nada material, pero no nos engañemos, ese “nada material” vale Oro. ¿De que creeis que vive un Abogado, un Profesor, un Entrenador de Futbol, etc? Lo que pasa es que la figura concreta del “Corredor”, en todas sus especialidades, es una figura “odiada”. Sin embargo todos pecamos de hipocresia en mayor o menor medida. A todos nos gustaría poder ganar dinero sin poseer el bien concreto, a todos nos gustaría poder comprar monedas a los precios que éstos las compran, y en caso de vender, venderlas al precio que éstos las “colocan”. Luego, hay de todo, algunos intentamos no ser “expoliados” en demasia, pero nos jactamos de encontrar chollos, cuando creemos que esto ha ocurrido.
    No voy a defender la avaricia de estos personajes, pues intento alejarlos de mi entorno a las primeras de cambio. Lo deseable serían las transacciones bilaterales puras, sin intermediarios, pero debo darle la razón a Adolfo en cuanto a la existencia de estos buitres y su oportuna función cuando te fallan todos los recursos propios. De eso se aprovechan. Pero al igual que en la propia Naturaleza, las aves carroñeras tienen su función ecológica y son útiles, aunque no nos gusten, en el mundo real de las gentes, estos individuos también están al acecho de sus presas, esperando que éstas sucumban o estén lo suficientemente debilitadas para no ofrecer resistencia. Salvo mejor criterio. Equus.

  9. Autor
    Adolfo 5 años hace

    Buen debate. Yo no he participado porque estaba en Barcelona (de hecho, acabo de llegar).

    @César, digo que es normal en comparación con otros mercados (y por generar polémica, claro). Si lo piensas, en otros mercados el intermediario es el que más pasta se acaba metiendo en el bolsillo porque es el que proporciona toda la logística para que el mercado funcione. ¿Por qué la numismática iba a ser diferente? Y si no te gusta…. ¡¡sáltate al intermediario!!

    @equus, el comerciante también tiene un valor aparte del logístico: aporta liquidez. No es el caso de las casas de subastas, en las que simplemente se dedican a vender y pagar una vez vendido, pero sí en el resto de casos. Si yo tengo una colección de monedas y necesito liquidez, podré vender esa colección de forma inmediata a un comerciante y él me proporcionará liquidez. Otros “agentes” que aportan liquidez en otros mercados son los prestamistas. Y a esos sí que es mejor no acercarse!!

    saludos,
    Adolfo

    • César 5 años hace

      En la numismática sí es diferente, el distribuidor compra un saco de patatas al agricultor, tiene que ir a buscarlas a la cooperativa o al almacén, llevarlas a sus instalaciones, procesarlas empleando mano de obra dándoles un valor añadido, y después tiene que colocarlas en el mercado de abastos, donde el señor del supermercado se las comprará a primera hora de la mañana para venderlas en su comercio cuando levante la persiana. El profesional de la numismática, ¿se suele desplazar, o lo normal es que hay que llevarles las monedas?. ¿Qué valor añadido les aporta salvo que las muestra en un catálogo?. ¿No hay que ir a su negocio para adquirir las piezas?. El numismático no depende de un distribuidor. Es un proceso mucho más descansado.

      • Autor
        Adolfo 5 años hace

        Piénsalo dos veces y seguro que te das cuenta de que no es así:
        Un profesional de la numismática se desplaza y mucho. Donde más negocio hacen es en las convenciones, y justamente por eso la mayoría no tienen una tienda abierta al público más allá de un despacho en su propia casa. Pueden comprar un lote de sestercios en una subasta en Londres para venderlos en una convención en Lisboa, por poner un ejemplo.
        Por otra parte, de cara a los clientes proporcionan el valor añadido de la autenticidad y el asesoramiento. O al menos deberían; yo desde luego es algo que exijo a los comerciantes a quienes compro con frecuencia.

        saludos,
        Adolfo

        • César 5 años hace

          Puede que tengas razón, pero ¿me quieres decir que Vico, Aureo, Cayón, … compran en subastas?

    • equus 5 años hace

      Cierto Adolfo, como un libro abierto. A esta práctica de ofrecer liquidez inmediata o “Cash”, se dedican todos esos “carroñeros” de que hablamos, Banqueros, Casas de empeños, y cualquiera que se aprovecha de la necesidad de los demás. Verdad es que son elementos necesarios en no pocas circunstancias de la vida, pero por ello no dejan de ser “carroñeros”. Salvo mejor criterio. Equus.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*