Entrevista a un comerciante numismático

Entrevista a un comerciante numismático

Hoy traigo al blog una entrevista que se sale de lo normal. Se trata de un joven comerciante numismático que lleva 15 años en el mundo del coleccionismo y 5 particularmente dedicado a la numismática, aunque coleccionando lleva desde niño. Es socio vitalicio de la American Numismatic Association, pero sin embargo no es miembro de la Asociación Española de Numismáticos Profesionales. Trabaja mucho con PGCS y con moneda internacional; esto hace que su visión sobre la numismática difiera significativamente de la que tienen muchos otros, quizá más “tradicionales”. Por eso mismo creo que su opinión será interesante en el blog, ya que nos permitirá ver otros puntos de vista.

Adolfo (A): ¿Qué es para ti la numismática?

Numismático Profesional (NP): Para no extenderme mucho, citaré la frase que más me ha impactado cuando la leí:
“La Numismatique est la conjugaison:
de l’ART,
de l´HISTOIRE
et des VALEURS.”
(Victor Gadoury 1979)

Y como, por mucho que me enrolle hablando, no voy a pretender mejorar la definición de una auténtica leyenda de la numismática moderna, pues la suscribo, y ya está :-)

A: ¿tú coleccionas monedas?

NP: Sí. De pequeño empecé con las visitas a la Plaza Mayor de Madrid, con mi padre, a por sellos y a rebuscar en las cestas de “monedas a 5 pesetas” ;-)

A: ¿Qué moneda o qué series son las que más te gustan?

NP: Mi colección actual, en construcción permanente, consiste en Unión Monetaria Latina, siglo XIX; EEUU, 1876-1964; y Ecuador siglo XIX y principios del XX.

A: Centrándonos en tu trabajo, y más concretamente en tu relación con PGCS ¿Cuál es el valor añadido que proporciona un servicio de certificación como PGCS?

NP: Es PCGS ;-) Sin citarte “ideario”, por que yo no trabajo para ellos, las tres ventajas fundamentales que yo veo son: Autentificación, Conservación y Liquidez. Luego está la protección contra robo implícita, el display, etc.

A: ¿Realmente crees que merece la pena encapsular las monedas?

NP: Para explicarlo me extiendo aquí sobre lo de arriba:
Autentificación: Cuando el cliente tiene una pieza valiosa, o rara, o “compleja” por dudas con retoques etc.
Conservación: Encapsulada y sellada sónicamente al vacío. Fin de humedades, dedazos, rayas, y hasta fuego: te sorprendería ver cómo quedó un lote de St. Gaudens encapsulados tras un incendio.
Liquidez: Y más en los tiempos que corren. Pongo un ejemplo para explicarme: Si un cliente me confía una colección de Pandas chinos de plata del 89 al 2012 y quiere que se la venda, tardaré igual un mes en encontrar un comprador decente: hay que examinar las monedas, buscar cliente, etc. En cambio, si están gradados en 40 minutos tengo un precio sobre la mesa. No solo por la tranquilidad de la autenticidad, sino por que el grado ayuda a tener unos baremos más ajustados de valoración. Con esto no digo que esos baremos sean fijos, ni que sean estables, como siempre digo, y dices, el grado siempre es subjetivo. Por último, al estar gradados son monedas que hace “poco” han pasado por manos expertas. Eso significa que suele ser sencillo seguir su pedigree, localizar al comerciante de PCGS que las graduó, etc.

A: ¿Recomiendas encapsular todas o solo algunos ejemplares? ¿de qué depende ese criterio?

NP: Solo algunos. Como norma muy muy general, empiezo diciéndole a los clientes nóveles que si su moneda vale menos de 100€, no deberían molestarse. Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, el coste de PCGS Secure Plus (lo más avanzado de la industria hoy) son 32€. ¡En una moneda de 100 euros es un 32%! El otro factor es el grado, si la moneda ha sido limpiada o es menos que un MBC, no lo recomendaría, salvo por las otras necesidades ya citadas: autentificación o conservación, rareza, etc.

A: ¿Y dependiendo del tipo de moneda o periodo histórico? Yo nunca he visto monedas medievales encapsuladas, y las que he visto romanas la verdad es que no me han llamado para nada.

NP: Para moneda clásica la gente usa NGC, la otra gran compañía de graduación americana, que, como curiosidad, en sus inicios eran del mismo dueño ;-) El tema de la moneda clásica es un cuento de nunca acabar, gente a favor y en contra… Pero cuando te “cuelan” un tetradracma de 800€, se te quitan los remilgos. Yo las monedas que tengo clásicas en mi colección no las tengo graduadas. Pero por que ninguna supera los 300€ de valor. Si es más, o pedigree a prueba de bombas, o grado; lo tengo clarísimo. No por el grado en sí mismo, sino por la expertización.

A: Otra cuestión es la posibilidad de falsificar los certificados. Me explico: al igual que se falsifican monedas, en China falsifican las cápsulas de las empresas de certificación. De hecho, me parecería más sencillo falsificar una de esas cápsulas que falsificar una moneda. ¿Se puede tener certeza de que la moneda es auténtica por el simple hecho de que venga encapsulada?

NP: Claro que no. Como siempre el pedigree es fundamental: ¿a quién se la compras? ¿de qué colección viene?. PCGS proporciona también una base de datos donde los propietarios de las monedas graduadas pueden introducir sus números de seguimiento, hacer listas, compartirlas al público o no, competir por tener la colección temática con mejor grado, contactar con otros coleccionistas de su campo… Más allá de cápsulas o no la regla básica sigue siendo la misma: no comprar en cualquier sitio. Tampoco existen duros a cuatro pesetas. Y la comunidad es fundamental, que es otro de los puntos fuertes de nuestra afición.

A: En cuanto a las graduaciones ¿son realmente “objetivas”? ¿podrías explicarnos la metodología que se sigue para graduar una moneda?

NP: Bueno, yo no trabajo allí, pero en su web se detalla todo el proceso.
Resumiendolo mucho, las monedas son presentadas a al menos 3 expertos distintos, todas con un número de identificación que no las relaciona con el cliente hasta que no se confoma la decisión. Son examinadas con analizador de espectro, y en un microscopio a 40 aumentos. Las que tengan contratado el servicio PCGS Secure Plus, además, son sometidas a un escaneo en 3D, y almacenado en la base de datos de PCGS. Si alguna vez esa moneda vuelve a las manos de PCGS, el sistema la reconocerá. Así se evitan “regradings” y se lucha en el tema de robos que te comentaba antes. Una vez que los expertos tienen su “veredicto” se pone en común, se decide si hay discrepancias y pasa al proceso de encapsulado.

Aprovecho para pegarte un link a un chelín que me han devuelto esta semana, del que estoy my orgulloso, por que, aunque no es muy caro, tuve el buen ojo de ver que era bonito. Fue una compra a través de Internet. Aquí se puede acceder a la moneda, per secula seculorum :-) Ah, y si picas en ella se ve en grande. ¡Ya quisiera yo el equipo fotográfico de estos tios!

Si, ya sé que no dije que coleccionara moneda del Reino Unido… En serio no las colecciono, pero ya sabes cómo es esto ;-)

A: ¿Y qué ocurre con la “tasaflacción“? Personalmente, no me parece muy serio que un ejemplar que hoy se valore como MS-64 dentro de 10 años sea normal valorarlo como MS-65. Esto parece que es un truco de las empresas de certificación para asegurarse volver a graduar todas las monedas cada ciertos años y que, por tanto, nunca se queden sin mercado.

NP: Fue más grave antes, hace tres o cuatro años. Ahora mi impresión es que saben que merece más la pena hacerlo bien que no ir contentado a la gente. Se juegan su modelo de negocio. Si sacan nuevos valores añadidos tendrán mas grados; así de simple. Por ejemplo, hay gente que tenía unas monedas graduadas en una cápsula de hace 8 años, de peor calidad, donde se veia peor la moneda, y que prefiere “regraduar” ahora para conseguir una mejor presentación y la protección extra de Secure Plus. Eso te hablo de PCGS claro, de NGC no sé.

Dicho esto, a mi toda la vida me ha dado una pereza terrible discutir sobre grados ajustados. Oir a dos momias discutiendo sobre si su duro es EBC o EBC+ es de lo más pesado que hay. Lo mismo con dos foreros ardientes sobre un MS-66 y un MS-67 en un Morgan. Para mí es perder el tiempo. Sub-je-ti-vo.

A: ¿Qué valor añadido aporta la pegatina de CAC a una cápsula de PGCS? ¿Crees que es interesante?

NP: A mi me parece una vuelta de tuerca de los yankees y su “cadena de valor”. ¿Para cuándo una pegatina que valore las pegatinas de CAC? xDDD Etc. Me remito a lo de antes: al final, el que juzga la moneda es el coleccionista.

A: Cambiando de tema ¿Qué clase de monedas vendes fundamentalmente?

NP: Vendo en varios canales y cada uno me vende una cosa. Un chico me vende los domingos en el mercadillo de Valladolid algo de moneda moderna y moneda clásica en grados bajos, o moneda de inversión, sobre todo duros y onzas de plata. Por otra parte, vengo por Internet de todo un poco. Trabajo bastante las “World Coins” de cecas como Coin Invest, Perth Mint o Canadian Mint. Por último, a mis clientes directos les consigo monedas bajo demanda, por que tengo la mala costumbre de viajar más que un tonto y siempre recibo encargos de lo más variopintos, no solo de numismática sino de coleccionismo en general. Mi última “misión” ha sido un sable indio de la ocupación británica.

A: Algunos coleccionistas consideran que esas monedas, a pesar de ser muy vistosas, tienen poca gracia porque no son históricas. ¿Qué opinas al respecto?

NP: Estoy de acuerdo en que no son históricas, pero no en que no tengan gracia. Los avances más asombrosos en la producción de monedas están viniendo de esas cecas, y para mi es simplemente un tema de gustos. Son impresionantes las ponencias que hacen en la World Money Fair de Berlín. ¡Lo que pueden hacer ahora con un cospel de metal! Es asombroso. Es como pasar de las macuquinas a las acuñaciones del Real Ingenio de Segovia. Pero en otra época y de otra manera. Si la numismática quiere seguir sobreviviendo como una disciplina viva debe seguir mejorando e innovando en los procesos de producción de unidades intercambiables de valor. No digo que una moneda con la cara de John Lennon a color sea un avance, pero ya me entiendes :-)

A: Y tus clientes ¿qué motivación tienen al adquirir esas monedas?
NP: La primera motiación es impulsiva, de atracción total, por que algunas son para abrir los ojos mucho: relieves espejo profundísimos, incrustaciones de joyas, materiales de exonumia, bi y tri-metales… Luego, los que aprenden sobre el mercado y las tiradas bajísimas, también suelen comprar como inversión con la esperanza de una reventa futura.

A: ¿Suelen coleccionarlas durante mucho tiempo o una vez que tienen unas cuantas pasan a interesarse por otro tipo de monedas?

NP: A mi me gusta “picar” a mis clientes con otros sectores de la numismática, con lo que si logro que un cliente que antes compraba solo pandas de plata, me compre una moneda con forma de trébol o un columnario, es que estoy haciendo bién mi trabajo ;-)

A: Si quieres, puedes añadir cualquier otra cosa.

NP: Simplemente quiero recalcar que los nuevos profesionales tenemos que sacar a este país de la baja edad media del conocimiento numismático en la que hemos estado sumidos 30 años, con tenderos poco profesionales que no promovían ninguna iniciativa. Vamos por el buen camino, pero queda mucho. Iniciativas como este blog son imprescindibles.

Las imágenes que ilustran la entrada son monedsa de plata de las cecas de Coin Invest (dos primeras), de Canadian Mint (tercera) y Perth Mint (dos últimas imágenes).

43 Comentarios

  1. WF 5 años hace

    Buena entrevista, es interesante conocer otros puntos de vista razonados. Aunque personalmente no me fío mucho de las gradaciones, entiendo que para inversión pueda ser interesante en monedas “importantes”. Si de verdad guardan una “ficha” de cada moneda, de manera que se pueda reconocerla cuando pase de nuevo (no creo que sea excesivamente difícil), se evitará de verdad el juego de romper la cajita. Por otra parte, sigo sin ver la identidad grado X = precio Y, cada moneda es diferente.
    Por último, me ha gustado saber que más gente colecciona el tema de la UML, son monedas muy bonitas, accesibles (en general.. claro) y, debido a los años en que se produjeron (Revolución Industrial, 1ª GM, posguerra) muy interesantes desde el punto de vista de la Hª Moderna.

  2. Hayek 5 años hace

    Me ha gustado muchisimo esta entrada.

    Es una entrevista fresca y amena, completamente distinta a lo que estamos acostumbrado. El debate de encapsular me encanta, sobre todo por lo que conlleva (documentar, tasar, calificar, certificar) y mas con el sistema del escaneado que individualiza y reconoce a una moneda concreta entre otras iguales, no se que funcion puede tener pero me parece barbaro.

    Como decis para la superviviencia de la numismatica es imprescindible actualizarlo todo.

  3. david 5 años hace

    Buena entrada!! La entrevista es muy interesante pero esas monedas, para mí, son horrorosas…

    • WF 5 años hace

      La de la Hagia Sofia todavía podría tener su punto, pero el osito da miedo… Adolfo, eres cruel, la pones la primera para obligarnos a verla, ¿no? =D

  4. Autor
    Adolfo 5 años hace

    A mí tampoco es que me llamen la atención estas monedas, pero hay que respetar todos los gustos y ciertamente su fabricación es tecnología puntera.

    Quería traer con esta entrada la visión de un comerciante fresco y joven. Puede ser criticada, como todas, pero desde luego aporta un punto de vista que creo que faltaba en el blog. Especialmente relevante me parece lo del valor añadido de PGCS para obtener precios rápidos. Lo explico un poquillo más:

    A mí me llegan todos los días media docena de correos diciéndome que tienen no-sé-qué moneda en “perfectas condiciones”, que quieren venderla y que les dé un precio. Evidentemente eso no me vale para absolutamente nada. Ahora bien, si me dijesen: “tengo un duro de 1878 descrito por Aureo como EBC+” pues yo ya puedo hacerme una idea muy aproximada de lo que estaría dispuesto a pagar por ello. La gracia es que me fío de la opinión de Aureo, aunque está claro que habría que ver la moneda en cuestión para afinar la tasación.
    Algo semejante pasa con PGCS. Si a un comerciante le digo que tengo un Morgan 1891 O tasado como MS-64, pues ya puede decirme un rango más o menos estrecho de lo que pagaría por él.

    @Hayek, la gracia del escaneado es poder evitar robos. Si mando unas monedas a graduar, me las devuelven con sus numeraciones y después alguien me las roba, lo primero que hará será sacarlas de la cápsula. Si no se podría detectar muy rápido el responsable del robo. Ahora bien, si esas monedas han sido escaneadas y se puede identificar el ejemplar concreto, si alguien las manda alguna vez a graduar (algo muy normal en USA para poderlas vender a buen precio) se detectará que son los ejemplares anteriormente robados.

    saludos,
    Adolfo

  5. Hayek 5 años hace

    Así lo entiendo Adolfo, pero la unica manera de “blindar” realmente el sistema Secure Plus de PGCS, del que no sabia nada, y me declaro seguidor incondicional, es que no sera efectivo hasta que todas las casas de subastas (o por lo menos las que quieran jugar en primera)lo tengan.

    Me explico, si de momento solo tiene ese sistema la gente de PGCS, mientras la “moneda robada” no vuelva a su casa no se puede verificar el robo mediante el sistema PGCS Secure Plus de escaneado.

    Pero si tu tienes una moneda muy cara, rara, o en una calidad alta, y la mayoria del orbe numismatico (subastas y casas de tasacion)que cuando les llegue esta moneda salte las alarmas al escanearla, así que a la moneda robada solo le queda la venta privada entre particulares o comerciantes deshonestos, con lo cual el valor de la moneda quedara infravalorado.

    Pero que cuando esta moneda al cabo de los años acabe en la red ya implementada de PGCS Secure Plus y salte como robada se la devuelvan al legitimo dueño.

    Tampoco creo que sea tan costoso este sistema, y quien lo aplique se marcara un buen tanto
    de marketing, comercial, y sobretodo a nivel de seguridad, transparencia y la aplicacion de las nuevas tecnologias en el mundo numismatico.

  6. Autor
    Adolfo 5 años hace

    Costoso no es. Al menos supongo que no sea “prohibitivamente costoso”. Con una maquinaria y unos sistemas informáticos que no llegan a 200.000 euros en total (sé de lo que hablo) se puede hacer. El único problema es en el algoritmo de comparación de monedas. No sé si se podrá utilizar un algoritmo de comparación de imágenes genérico os si es necesario uno específico, en cuyo caso el precio podría dispararse.

    Lo difícil es que esto funciona mejor cuando solo hay uno, ya que, como bien dices, si solo lo implemente PGCS no tiene sentido. Unas monedas con el Secure Plus ese salen se roban, las mandan a NGC y salen a subasta sin que nadie se entere del robo.

    Habría dos opciones, que son las clásicas soluciones centralizadas o distribuidas:

    – Solución centralizada: solo hay una empresa de grading y se acabaron los problemas. El asunto es que esa empresa ejercería un monopolio que puede ser hasta ilegal en algunos países (leyes anti-monopolio y todo eso). Además, una vez que una empresa fuese la líder indiscutible subiría los precios cosa mala.
    – Solución distribuida: hay múltiples empresas pero comparten los datos. Es decir, PGCS proporciona acceso (gratuito o no) a sus bases de datos de monedas con “secure plus” a otras empresas de grading. Si una moneda llega a NGC, además de buscar esa moneda en sus bases de datos la buscan también en la de PGCS y puede ver qué pasado tiene esa moneda. Igualmente, si llego yo y monto “Adolfo Grading Coins” podría buscar en PGCS y en NGC las monedas que me mandasen. E incluso una casa de subastas podría dar ese servicio a sus clientes.

    Pero lo que no veo claro es por qué PGCS va a dar acceso a su base de datos si resulta que esos datos son su principal valor añadido. Claramente lo que intentará alcanzar PGCS es un poder de mercado suficiente como para estar en el primer escenario.

    saludos,
    Adolfo

    • WF 5 años hace

      Buenas, no te puedo decir de Tratamiento Digital de Señales en monedas (lo mío fue la EEG), pero sé que un compañero mío estuvo con TDS de Rayos X, buscando las mejores soluciones para comparar radiografías y detectar variaciones de densidad ósea, etc. En el resultado final, era mucho mejor usar soluciones creadas para ello a partir de algoritmos más específicos, que algoritmos “normales”, pero quizás por culpa del contraste y la “poca resolución”. Quizá con monedas, y siendo fotografía de gran calidad sea diferente. Eso sí, el tiempo de análisis… subía exponencialmente con los datos (lo siento por la jerga técnica).

      • Autor
        Adolfo 5 años hace

        Yo soy teleco y tuve que estudiar TDS. También hice el Proyecto Fin de Carrera sobre detección de imágenes, aunque eran huellas dactilares, pero es un campo que no he tocado en los últimos 5 años.

        Algoritmos hay miles y se me puede ocurrir un algoritmo genérico que podría funcionar bien para identificar monedas concretas. Sería simplemente detectar una serie de puntos (v.g. 10) en la superficie que presenten alguna imperfección y calcular la distancia relativa entre ellos. Se entiende que si dos monedas tienen las mismas distancias relativas son el mismo ejemplar. Esto podría funcionar, y si funciona es algo muy sencillo, muy genérico y que se implementa en un momento. Ahora bien, si no es lo suficientemente bueno y hay que investigar nuevas formas de reconocimiento de imágenes para el caso concreto de las monedas…. puede ser un problema. Tengo colegas que investigan el tratamiento digital de imágenes médicas y no es moco de pavo.

        saludos,
        Adolfo

        • WF 5 años hace

          Encantado, soy otro Teleco =) No te sabría decir (lo mío era más buscar picos en frecuencia), así a bote pronto dependería mucho de la fotografía, luminosidad, distancia, reflejos. Haciéndolo en un entorno controlado (luminosidad fija, distancia fija, etc.), como supongo tendrán, funcionará mejor seguro. En todo caso, sería buscar una métrica (usando igual más de un algoritmo de clasificación) que te asegurase menos fallos que otras, y que no tardase demasiado tiempo en calcularse y compararla con la base de datos que tengas.

  7. Luis 5 años hace

    Yo también soy joven (más o menos) y la verdad es que para moneda antigua los sistemas de graduación, a mi juicio, no sirven. Simplemente me niego a que un tercero me califique una moneda siguiendo vete a saber qué criterios. Y es que a unos les puede gustar más la pátina negra que la verde, o dar prioridad al relieve sobre la correcta forma geométrica del cospel, la grieta de allá ¿le quita mucho valor, poco o nada?… en resumen detalles subjetivos bastante difíciles de cuantificar con precisión. En moneda moderna sí que es útil pues la moneda está más o menos circulada y punto, algo perfectamente cuantificable.

    Lo de “pedigree a prueba de bombas o grado” no me parece muy acertado en boca de un comerciante: un profesional debe estar lo suficientemente cualificado para distinguir las falsas de las auténticas sin que lo tengan que hacer otros por él (tanto el pedigree como el grado son eso en el fondo); ese conocimiento es que le otorga un valor añadido factible de transformar en beneficio económico. Yo desde luego poseo los conocimientos suficientes para garantizar la autenticidad de lo que vendo y mis coleccionistas lo saben; no necesito que nadie me expertice nada (por regla general, como en todo puede haber excepciones) ni que la moneda en cuestión tenga pedigree.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Luis, ahí está la diferencia entre la graduación técnica y la graduación de mercado ( http://blognumismatico.com/2011/06/28/valoracion-tecnica-y-valoracion-de-mercado/ ). Pasa igual con la moneda antigua que con la moderna, lo que pasa es que la moneda antigua tiene muchos más parámetros…

      Si me dicen que un duro está en EBC o si me dicen que es MS-58 yo no puedo saber si tiene o no un golpecito a las 12. Pero puedo saber aproximadamente el valor de esa moneda (a juzgar por quien la ha valorado) en comparación con otros duros de ese mismo año. Otra cosa es que como coleccionista o como comerciante estemos o no de acuerdo con la valoración. Quizá nosotros demos más o menos valor a las pátinas o aceptemos un poco más de desgaste a cambio de que no haya golpes o qué se yo.

      saludos,
      Adolfo

    • El Aludido 5 años hace

      Luis, sobre el grado “vete tu a saber con qué criterios” significa que los tipos que analizan esa moneda clásica suelen haber visto 100 o 200 veces más monedas de ese tipo que un coleccionista normal; puede que “sólo” hayan pasado por sus manos 10 veces el número de monedas que un coleccionista avezado ha podido examinar durante toda una vida. Te garantizo que no toman decisiones conforme les guste más una pátina verde o azul, o que le tengan manía a un emperador o prefieran los quinarios a los sestercios. Hablamos de gente profesional. Y por experiencia te diré, que en el mundo del coleccionismo uno de los peores hándicaps que tenemos es que los profesionales y los amateurs tienen una linea muy difusa de separación; todos hemos tenido experiencias con profesionales chapuzas, y con particulares ultra-profesionales, y tendemos a pensar que hay poca diferencia entre unos y otros. Como seguramente convendrá Adolfo, es un tema para otra ocasión por que es denso.
      Sobre el pedigree, no me refiero a la autenticidad. Para mi son cosas distintas, igual no me expliqué con claridad. Ejemplo: Hace unos dias se ha subastado la colección de Herbert Cahn, un numismático judio alemán famosísimo. Cuando alguien paga un 225% por encima del precio de mercado por uno de sus estáteras, no lo hace por que esté seguro de su autenticidad, que también, sino por que pone en valor que, tras 50 años de dedicación al comercio de moneda clásica, esa pieza fué la que Monsieur Cahn decidió que cumplía con sus gustos y exigencias para su colección privada. Al menos es como yo entiendo la definición de pedigree, a parte de las consideraciones obvias de fama, exclusividad o glamour. Saludos!

      • Antonio 5 años hace

        La gente de PCGS sin duda ha visto muchas monedas, pero hay que distinguir tipos de monedas.

        No conozco ningún gran coleccionista de denarios que tenga su colección en cápsulas de este tipo.

        Para moneda española, la gran mayoría de monedas que salen a subasta están sin estas cápsulas, por lo que supongo que no han visto tantas como parece.

        Y me viene a la memoria es curioso caso de las monedas de 50 pesetas conmemorativas de los “25 años de paz” de las que sólo se conocen dos ejemplares auténticos, y sin embargo han aparecido varios falsos encapsulados por este tipo de empresas.

        • Hayek 5 años hace

          En el tema del coleccionismo en general y en la numismatica en particular, mucha gente comete el error de creer que “Nuestra coleccion preferida” es la mas ortodoxa y la unica que vale.

          Tu dices un “gran coleccionista de denarios” no es mejor colecionista, ni mas culto, ni mas entendido por coleccionar denarios (que entiendo lo que te gusta a ti es la numismatica clasica) que otro que coleccione cualquier otro periodo, o tipo de monedas, bien sea bimetalicas, trimetalicas, pandas, o lo que sea.

          Menospreciar otra rama de la numismatica o una coleccion que nosotros no consideremos como tal no me parece que tenga sentido.

          A nivel personal, admito todo tipo de depravaciones personales, colecciones raras, y todas las ramas de la numismatica en general, unas me gustaran y otras no pero no por eso las hago de menos o las desprecio…

          No te quiero contar lo que me aburre la numismatica clasica, pero por ello no me impide ver el valor de una moneda o coleccion y admirar a quien le dedica horas estudio, esfuerzo y empeño en tener la mejor coleccion dentro de sus posibilidades.

          • Autor
            Adolfo 5 años hace

            Tus palabras son un tanto duras pero tienes razón: en la numismática parece que lo normal es caer en el fundamentalismo de “solo como lo hago yo es el verdadero coleccionismo”, pero no creo que en ningún momento Antonio haya querido decir eso.

            Más bien lo interpreto como que depende de las monedas que se coleccione tendrá sentido encapsularlas o no, algo que pregunté explícitamente en la entrevista.

          • Hayek 5 años hace

            Tienes razon Adolfo.

            La verdad que aunque le di a responder, no era una “contestacion” ni una respuesta solo para Antonio.

            En general y en este articulo en particular, he notado en todos cierto desprecio a un tipo determinado de coleccionismo, mi respuesta no era para Antonio ni pretendia ser una respuesta dura.

            Sino una critica e invitar a todos a la reflexion, si se me ha mal interpretado pues lo siento.

          • Antonio 5 años hace

            Hayek, yo sólo me refería al servicio de PCGS y empresas similares. Mi mensaje pretendía ser que ese servicio de PCGS y similares puede estar bien para según qué monedas, pero no para todas. Me da la sensación de que el entrevistado, y los comentarios posteriores le daban a esas empresas una importancia mayor de la que pueden alcanzar en según qué tipo de colecciones. Si coleccionas denarios, no le veo demasiado sentido, además teniendo en cuenta que el resto de coleccionistas no valoran positivamente que la moneda tenga el “ataud”. Pero para moneda proof, creo que la cápsula es imprescindible, ya sea de PCGS o no. En el mercado estadounidense, por lo visto, estas cápsulas son muy valoradas, y por tanto, conviene enviarlas también a que te las cataloguen/autentifiquen/encapsulen.

            En cuanto a las colecciones, por supuesto, que cada uno coleccione lo que quiera. Fíjate que no tengo ninguna moneda romana. No entiendo y me las meterían todas dobladas. Siempre he coleccionado Centenario y ahora estoy empezando a buscarlas más antiguas, aunque quiero seguir también con el Centenario.

      • Luis 5 años hace

        No puedo estar de acuerdo en admitir sin más la profesionalidad de unos señores a los que no conozco hasta el punto de que su palabra vaya a misa en lo que a graduar las monedas se refiere. Ya maticé que en lo que a moneda moderna se refiere sí estoy de acuerdo con esa graduación pero en antigua (incluida española medieval y hasta el s.XVIII) rotundamente no. Y ya lo creo que a la hora de valorar entrarán en juego las subjetividades, ni que fueran robots y no humanos.
        Lo del pedigree tal y como lo explicas en tu última intervención estoy de acuerdo. Hay gente a la que no le importa pagar un sobreprecio con tal de tener una moneda que perteneció a un coleccionista reputado. Me parece completamente legítimo. Mi argumentación anterior intentaba atajar la confusión (tú mismo dices que no te explicaste bien) que me produjo la relación pedigré y/o grado = auténtica, la cual es una falacia de libro pues ni todas las monedas con pedigré/graduadas son auténticas (para muestra el famoso as de Segovia de la HSA viconense) ni, por supuesto, las que no tienen pedigré/grado tienen porqué ser falsas ni muchísimo menos.
        Quiero puntualizar además que, aunque a mí me gusta principalmente la moneda clásica, no estoy para nada de acuerdo con los que “denigran” otra clase de coleccionismo tipo monedas decoradas modernas, etc. A mi juicio cualquier colección es digna del mayor respeto. Qué duda cabe que nunca despertará la misma admiración una colección de aureos romanos o de onzas de oro en EBC que otra de monedas “con el oso panda y Pokemon” –nótese el punto divertido– pero desde el punto de vista del espíritu coleccionista, que es lo verdaderamente importante, ambas son igual de legítimas.

  8. ISAAC 5 años hace

    Este sistema de PGCS lo valoro positivamente por todo lo que ha expuesto sobre conservación, autentificación y seguridad, pero bajo mi punto de vista y tal y como expone el “comerciante” supongo que sí que debe ser útil para piezas de gran valua, para inversores o comerciantes, sin embargo creo que yo (personalmente) no podria resistir tener una moneda sin poder cogerla, tocarla directamente ni sospesarla en la mano, seria una relación muy profiláctica. Perdería la mitad de mi disfrute con la pieza.
    “Sobre gustos no hay disputas” o sí. Cada cual que le dé a sus ojos el placer que más le apetezca, pero yo, después de ver el osito de peluche y la serpiente, creo que deberé acudir al oftalmólogo con premura, los daños que han causado a mi retina creo que son irremediables. A este paso ya veo “monedas” del Doraemon con leds fosforescentes. (Por favor que nadie se me ofenda, supongo que estoy envejeciendo) Saludos

    • El Aludido 5 años hace

      Hay monedas “horreur”, pero otras a mi me encantan. Ejemplo, la del 2500th aniversario de la batalla de Marathón, en Alto Relieve, o piedfort, o high relief, como se quiera ;-)

      http://www.ebay.com.au/itm/Pheidippides-Marathon-Run-2-500th-Anniversary-490BC-2010-1oz-Silver-Coin-/180750811852

      Y no es mi subasta eh, es sólo por que el tipo ha hecho una foto que le hace justicia a la moneda.
      Saludos!

      • equus 5 años hace

        Estoy totalmente de acuerdo con Issac, pronto sacarán la colección en oro de los Pokemon. Patético. Así las cosas, no me extrañaría que la numismática entrara en grave peligro de “extinción”. Desde mi escasa preparación y sabiduría al respecto, comprar productos numismáticos cercena el placer y valor del coleccionismo auténtico . Un saludo. Equus.

      • WF 5 años hace

        No pretendo sentar cátedra, mas ¿son realmente “monedas” aquellas que no se usan como intercambio de bienes a un determinado precio? Me explico, las monedas “en circulación” tienen como objetivo pagar una deuda contraída (con un crédito, pero eso ya es otra cosa). Las “monedas conmemorativas” son aquellas de entre las de circulación que conmemoran un acontecimiento, pero asimismo pueden usarse como pago. La línea difusa está para mi en las “monedas de inversión” y en las “monedas de fantasía”, ¿son realmente “monedas” en el sentido de cancelar una deuda? Yo las consideraría más “medallas” que “monedas”, pero de nuevo, no pretendo imponer, solo reflexionar.

        • equus 5 años hace

          Eso mismo llevo yo planteandome desde que comenzaron a emitirlas. Comprendo que con tanto aire “liberlizador y Privatizador”, las casas de la moneda (de todos los paises)tienen que vender sus productos para sobrevivir y ser beneficiosas, pero la cosa va camino de convertirse en un autentico “Templo de mercaderes”, por ser “amable” en mi expresión. Personalmente, solo colecciono monedas de curso legal (General o limitado). Salvo mejor criterio. Equus.

        • Autor
          Adolfo 5 años hace

          Pues la pregunta es buena y en el fondo reflexiona sobre qué es y qué no es una moneda.

          Oficialmente son monedas y como tal aparecen en el BOE (no sé las emitidas en otros países). No obstante, es evidente que estas “monedas” conmemoran hechos históricos y juegan el papel que siempre han jugado las medallas. Supongo que la denominación como monedas se deba parcialmente a que de esa forma hay más gente interesada en su coleccionismo. Hay muchos más interesados en coleccionar monedas que medallas.

          Pero no creas que esto es algo que afecta solo a las conmemorativas actuales. Sin ir más lejos, los llamados “duros” de Carlos VII son en realidad medallas, aunque es cierto que se utilizaron como forma de pago en su época. Pero llamándolos “monedas” y no “medallas” hay más coleccionistas interesados.

          Las “fantasías” son monedas o billetes que no fueron emitidos por una ceca oficial y muchas veces tampoco en su época. Es como si me inventase yo un diseño alternativo para la peseta de 1870 y, sobrándome la pasta, pago el que hagan 500 copias. Eso sería una fantasía y, desde mi punto de vista, con nulo valor numismático.

          saludos,
          Adolfo

          • equus 5 años hace

            Sin ningún lugar a dudas tengo que darle la razón a Adolfo. Es justamente lo que yo opino. Este tipo de productos numismáticos (así los denominan casi todos los catálogos)jugarían un papel medallístico y no monetario. Por lo menos yo lo veo así.
            En cuanto a las acuñaciones realizadas por el Pretendiente a la corona española (Monedas Carlistas), a pesar de no ser monedas oficiales de curso legal, su distribución se hizo con el afán de circular, sobre todo por los territorios donde esta facción dominaba, por ello entiendo que las mismas pueden ser aceptadas como monedas. Algo parecido ocurrió con las emisiones de necesidad durante nuestra contienda civil (quizás no sea exactamente igual en puridad, pero vamos, por el estilo).
            Por otro lado, lo del voto negativo que he recibido en mi respuesta, no lo comprendo, lo respeto, pero no lo justifico y, no es vanidad, he recibido multitud de votos negativos en otras discusiones y los he entendido y aceptado sin reparos. En fin, así son las cosas. Un saludo a todos. Equus.

          • El Aludido 5 años hace

            Os aporto un término que igual viene bién en adelante.
            La definición técnica de ese tipo de monedas “modernas” es NCLT.
            Non Circulating Legal Tender.
            Es un bonito vacío legal para, al pasar una aduana, no tributar IVA pues es una moneda con valor facial, y claro, no puedes cobrar el IVA de un billete de 5 dólares….
            Esto os lo cuento de lo que he ido aprendiendo de mi relación con cecas como la Perth o Coin Invest. De todas maneras, me reafirmo en lo dicho:

            Pintores clásicos contra un collage hecho con un zapato y una lata de whiskas.

            Una edición de Ibarra del Quijote vs. un PDF en un ebook

            La filarmónica de Londres vs. un exitazo del Death Metal.

            Un soberano de oro de la ceca de Melbourne hecho por la Perth Mint vs. un lingote cuadrado con dos perlas incrustadas rosas y valor facial… Hecho por la Perth Mint.

            Como he leído por ahí arriba, para gustos los colores… En ocasiones chillones ;-)

            Saludos!

          • Autor
            Adolfo 5 años hace

            No tenía ni idea de eso del NCLT

            En cuanto a los diseños, claramente es otro estilo. Pero la diferencia con una obra de arte es que una moneda no es solo arte. Tú mismo lo dijiste en la definición de “numismática”:

            “La Numismatique est la conjugaison:
            de l’ART,
            de l´HISTOIRE
            et des VALEURS.”
            (Victor Gadoury 1979)

            Digamos que eso sirve para la moneda antigua, pero para las monedas conmemorativas actuales solo se tiene “l’ART et des VALEURS”. No hay un aspecto histórico, y eso es muchas veces lo que buscan los coleccionistas, más allá de si les gusta el diseño o no.

            Pero por supuesto, desde el punto de vista del coleccionismo… lo importante es disfrutar, así que todas las colecciones son igual de dignas. Creo yo.

            saludos,
            Adolfo

          • equus 5 años hace

            Personalmente en ningún momento he entrado a valorar gustos y colores, sobre eso no hay discusión sino polémica, por ello debe imperar la prudencia.
            Creo que lo que aquí tratamos de delimitar es si los productos numismáticos de conveniencia que acuñan las cecas, son monedas que se puedan encuadrar dentro de la numismática, tal y como la conocemos o por lo menos como yo la entiendo. Comparar un cuadro de Goya con otro de un pintor moderno, por muy surrealista que sea, al fin y al cabo son arte y pintura, cada cual que los aplique a sus gustos. En el coleccionismo en general se puede coleccionar de lo que a cada uno le plazca, eso es de perogrullo, pero entiendo que cuando hablamos de coleccionar monedas, no se trata de ser clásicos, modernos o adelantados, se trata de delimitar lo que se entiende por monedas en puridad como piezas que tienen un fin práctico y que además atraen la atención de “gente rara” (como yo) que las colecciona en vez de cambiarlas por una hamburguesa, y, por otro lado, las pseudomonedas que no tienen poder liberatorio oficial y confeccionadas simplemente para vender plata y oro a precios altos.
            Un ejemplo claro lo tenemos con la Filatélia, la cual está ya inmersa en un proceso de degradación y por consiguiente, de extinción. Si el sello deja de tener su lógica utilidad práctica, lo que resta es un simple cromo de papel con colores muy bonitos, solo que más caro. Salvo mejor criterio que, seguro lo habrá. Equus.

          • WF 5 años hace

            Es curiosa la definición de NCLT, no circula pero es un medio “legal” de pago. Como has dicho, legislación para favorecer de alguna manera estos productos.
            No deja de ser curioso por otra parte que se asocie, al menos inconscientemente la Medallística únicamente a las Condecoraciones (y especialmente a las militares), y por ello se denominen “monedas” a las imágenes que ilustran el artículo.
            En cualquier caso, cada uno puede coleccionar lo que quiera (y pueda), faltaría más =) De hecho, y partir del gran uso de tarjetas de crédito y de tarjetas de hoteles, y hay bancos y hoteles que emiten tarjetas exclusivamente para coleccionismo.

  9. Hayek 5 años hace

    Bueno yo creo que PGCS lo que tenia que hacer es integrar su base de datos en las compañias que lo soliciten y facturar por el servicio. Supongo que como bloomberg o como las bases de datos y de documentacion juridica.

    Un unica base de datos, o por lo menos la mas grande, y el servicio integrado en multiples sitios, sitios que pagan una cuota o lo que sea, dan un valor añadido a su producto, los clientes ganan seguridad y transparencia.

  10. equus 5 años hace

    Os puedo asegurar que he leido detenidamente todo el debate aquí planteado, he aprendido bastante sobre el tema y me ha resultado interesante. Desde siempre lo he sabido, la numismática es una afición y ciencia ilimitada, sin metas, casi una quimera. Tanta información me ha saturado un poco, por ello he debido realizar un gran esfuerzo para volver a centrarme en mis escasas posibilidades de control numismático, casi me deprimo y abandono con la mayor desolación mi pequeño dominio numismático. No obstante he recibido una nueva lección de humildad que me ha enriquecido como persona y como coleccionista. Adolfo, entradas como esta, desde luego extienden nuestra cultura, pero también nos abruman y crean vértigo, confusión y algo más (por lo menos a mi). Utilizando un símil más entendible, sería como aspirar desde la posesión de un Peugeot 207 a un Mercedes Benz berlina tipo medio, algo que puede ser posible con esfuerzo y paciencia, pero llegar a un Rolls Royce o un Ferrari Testa Rossa es para un 99,9999% una ilusión imposible y asumible. Seguramente esté escribiendo “tonterías de novato”, pero entradas como ésta son simplemente para una élite que, humildemente opino, no representan a la gran mayoria de coleccionistas que nos cuesta sudor y lágrimas adquirir los cartoncillos y cápsulas justitas para adecentar nuestras “irrisorias” piezas, aunque para nosotros sean verdaderos tesoros.
    Sin ánimo de crítica, mucho menos de reproche, en mi vulgar opinión, creia que este blog era un refugio para los pequeños y medianos coleccionistas. De todas formas, enhorabuena por todo lo que aportas. Salvo mejor criterio. Equus.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Este blog es bastante generalista dentro de la numismática y hay que dar gusto a todos.

      Bien es cierto que el público al que más se dirige son los novicios y comenta trucos metodología útil para quien comienza. Pero entre los lectores del blog hay grandes coleccionistas con decenas de años de experiencia y también comerciantes que llevan toda la vida con la numismática. Que ellos encuentren interesante el blog y que me digan que de algunas entradas han aprendido cosas me sorprende a la vez que lo considero un excelente termómetro de calidad.

      En este caso es cierto que la discusión se queda un tanto alejada de lo que le suele preocupar al coleccionista principiante. Pero tampoco creo que esté de más que un principiante lea (¡y participe! en) la discusión entre expertos sobre si encapsular o no. Es un tema peliagudo con posiciones bastante encontradas, como se puede ver. El día que a ese novicio alguien le diga que si no tiene encapsulada su colección ésta no vale para nada, o que encapsular monedas es tanto como tirar dinero, al menos sabrá que hay otras posturas y otros argumentos que defienden lo contrario.

      saludos,
      Adolfo

      • equus 5 años hace

        Totalmente de acuerdo con tu postura. Creo que así lo he constatado antes. Solo he pretendido opinar y de alguna forma sondear la adherencia popular al respecto sobre esta entrada, por si mi postura era muy minoritaria o entraba dentro del “montón”, que espero estar entre estos últimos.
        Si se me ha interpretado como un intento de intervención inoportuna en la funcionalidad de tu blog, nada más lejos de mi intención pues obviamente no soy nadie para ello. Siendo así que aprovecho este escrito para suplicar mis más humildes disculpas por tan bisoña opinión. Ya lo dice nuestro sabio reflanero: “Zapatero a tus zapatos”.
        Mil gracias por la oportunidad de expresión. Salvo mejor criterio. Equus.

        • Autor
          Adolfo 5 años hace

          Es evidente que tu opinión, igual que la del resto de comentarios, es constructiva.

          No hay más que ver las estrellitas de la entrada para darse cuenta de que no ha gustado a todo el mundo. Es normal y no pasa nada: el debate creo que es interesante y eso es lo que cuenta.

          saludos,
          Adolfo

          • equus 5 años hace

            Gracias Adolfo, así lo creo yo. Un saludo. Equus.

          • Antonio 5 años hace

            Adolfo, yo siempre he medido el éxito de las entradas de este blog por la cantidad de comentarios. Fíjate que lo de las estrellas ni lo había visto…

            No sé cuántas estrellas tendrán otras entradas, pero para mi, aunque tuviese sólo una estrella, creo que tener 33 comentarios es todo un éxito.

          • Autor
            Adolfo 5 años hace

            Todo depende, se pueden utilizar diferentes métricas.

            Mucha gente es tan simplista como para medir la calidad de un blog o de una entrada por el número de visitas que ésta recibe. Pero eso solo es válido para algunos casos, aquellos en los que los temas sean muy generales y la monetización del sitio se base en la publicidad. Un periódico, por ejemplo.

            Lo que generalmente intentan las entradas de este blog es fomentar el debate y la divulgación numismática. No busco que haya mucha gente pendiente de cada entrada ya que se trata de un tema muy específico, pero intento tener el mayor impacto posible en una comunidad pequeña. Por eso la métrica de calidad que utilizo son la calidad del debate que se haya generado.

            En este caso hemos tenido a dos comerciantes intercambiando públicamente sus opiniones sobre un tema determinado y del que todos podemos aprender. No sé vosotros, pero yo no recuerdo otra ocasión en la que haya ocurrido esto mismo dentro del ámbito numismático. ¡Objetivo más que cumplido!

            No obstante, hay otras entradas en las que no se busca tanto el debate. Un ejemplo es ésta: http://blognumismatico.com/2012/05/24/los-cartwheel-pennies-y-la-maquina-de-vapor/
            Digamos que ahí “expongo un tema” y ya está. Por supuesto siempre se puede completar y hay quien lo ha hecho, pero no busco un debate o intercambio de ideas. Hay quienes me han dicho que son las únicas entradas interesantes en el blog y que el resto es meramente mercadeo. Claramente son muy chulas, pero no es la temática principal del blog. Hay muchos otros que se dedican casi en exclusiva a ellas.

            saludos,
            Adolfo

          • WF 5 años hace

            La verdad es que tampoco me he fijado en las estrellitas, comenzaré a hacerlo si es una de las métricas que usas. Pero al igual que Antonio, pienso que no es tan representativo, no tanta gente vota en las estrellitas y en cambio lee la entrada (y a veces comenta).
            Por otra parte, tanto la entrada del Cartwheel Penny como ésta me han parecido interesantes, sencillamente en una no tenía nada que decir por desconocimiento, mientras que esta entrada se presta más a un debate.

  11. Pepe 5 años hace

    Encapsular una moneda por principio no.Coger las monedas de tu coleccion,estudiarlas,pregunterse porque con la misma valoracion tienen pequeñas diferencias,ver el desgaste que tienen,en resumidas cuentas estudiarlas para ir aprendiendo de ellas mas luego ir a blog o sitios para seguir aprendiendo y alegrarte de acertar cuando aciertas porque significa que has aprendido un poco mas.Con todo quien encapsule sus monedas tiene todos mis respetos,saludos de un principiante.

  12. Hayek 5 años hace

    Sobre el manido tema de encapsular o no encapsular, mis preferencias personales es el no hacerlo.

    A mi me gusta tocar las monedas, verlas, mirarlas, sentirlas, una capsula de quitaypon y dentro de mis preferencias es preferible ya que depende de nosotros mismos el sacarla o no.

    Cuando se envia una moneda a una casa como PGCS o NGC, y esta viene precintada estas mas limitado ya que si quieres acceder a la moneda has de romper dicho precinto, como a mi me gusta poder tenerlas en la mano pues no soy partidario.

    Tambien he de decir que esto es asi pq no tengo ningun “monedon” si tuviera un monedon a parte de estar acojonao, es posible que quisiera tenerlo certificado, garantizado, sellado, encapsulado, en una caja fuerte, dentro de un bunker, pero felizmente no es el caso.

    La segunda serie de monedas de 50 centimos de Franco siempre la he tenido en cartones primero y encapsuladas despues para que no se deterioraran las monedas con su tipico cancer. Y ahora me ha sucedido, que como soy un coleccionista gallego y aqui hace mucha humedad, me di cuenta de que las monedas de cobre del centenario se estaban oscureciendo y obteniendo una patina oscura, y he preferido encapsularlas para evitarlo.

    Asi que yo creo que cada persona es un mundo, y cada coleccion todavia mas. Entiendo como muy positivo el debate de encapsular o no encapsular, sobretodo porque es algo que esta a disposicion de todos, es asequible economicamente, y lo unica que hace es preservar mejor las monedas, el hecho de querer hacerlo o no, solo se basa en preferencias o necesidades personales.

  13. equus 5 años hace

    Perdonadme se digo barbaridades. Cuando en esta entrada hablamos de encapsular, creo que se trata de el tipo de capsulas certificadas y precintadas que realizan algunas empresas para sacarnos un poco de dinero con el aliciente de añadirle valor de tasación, para no tener que andar por ahí procediendo a valoraciones o tasaciones de uno u otro experto. Otra cosa es utilizar capsulas para proteger nuestros tesorillos, incluso los sufridos cartoncillos. Capsulas como las circulares o cuadrum que nos vende Luz de Faro, bastante económicas y que ofrecen un óptimo sistema de protección y posterior almacenaje. Estas últimas yo las utilizo sobre todo para las monedas de cierto valor, dejando los cartoncillos para el resto. Ahora, siempre tendré la opción de poder disfrutar de mis monedas con el simple hecho de abrir la capsula sin deterioro alguno de esta. Por ello soy tan crítico con el encapsulado comercial de las monedas, porque quien colecciona por placer, disfruta de sus monedas manoseandolas, estudiandolas (logicamente sin estropearlas). Por contra, el sitema de encargar a una empresa que te tase y valore una pieza y posteriormente la encripte me huele mucho a especulación, lo que, por lo menos es mi opinión, chirria mucho con el placer de coleccionar. Ya sabeis que me gustan mucho los simils. Sería como el que tiene un Ford T restaurado y lo disfruta, lo mima y lo abrillanta, y el que lo tiene guardado en una cámara cerrada, embadurnado de parafina y embuelto con plastico de burbujas esperando una oportunidad para venderlo en demandas altas. Salvo mejor criterio. Equus.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Efectivamente, cuando hablamos de “encapsular” en esta entrada nos referimos a que sea una empresa externa la que encapsule. No tiene nada que ver en meter las monedas en unas cápsulas Quadrumm.

      Por lo que dices, de nuevo vuelvo a lo de unos comentarios más arriba: todos nos creemos que nuestra forma de coleccionar es “la auténtica”. Hay gente que colecciona por el simple y llano hecho de ganar dinero, pero eso no es algo indigno ni tampoco se puede decir que no sea un “verdadero coleccionista”. Simplemente su objetivo es diferente al de otros.
      No obstante, hay quienes no coleccionan por dinero y también envían sus monedas a empresas de certificación para que queden bien encapsuladas, valoradas, certificadas y autenticadas (no nos olvidemos de que también las autentican). Ellos dicen que si no compran un cuadro para manosearlo, sino para colgarlo y verlo de lejos, tampoco se tiene que comprar una moneda para manosearla, puesto que también es una obra de arte.

      saludos,
      Adolfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*