Los 8 reales columnarios

Los 8 reales columnarios

Los duros columnarios seguramente sean las monedas españolas más coleccionadas en todo el mundo y las que más relevancia histórica ha tenido. Son monedas que nos transportan a mediados del siglo XVIII, a la ilustración, a la constante guerra entre una España cuesta abajo y un ambicioso Imperio Británico. Es una época con olor a mar, con navíos mercantes cruzando océanos, con piratas amenazando, con territorios por descubrir, tierras que conquistar y colonias que defender. Por primera vez el mundo entero estaba interconectado y los 8 reales fueron los mejores testigos de ello, puesto que fueron la primera moneda “aceptada internacionalmente”: con una pieza de 8 reales se pagaba igual a un comerciante chino que a un mercenario francés.

Este carácter internacional de la moneda hace que ciudadanos de diversos países la consideren como propia. Los españoles así la consideramos por ser moneda acuñada bajo suelo y mandato español; los sudamericanos también la ven como moneda propia puesto que era la que se acuñó en sus países durante el siglo XVIII; igualmente, los estadounidenses y canadienses que se aventuran a coleccionar monedas anteriores a su independencia, se suelen acordar de los columnarios, ya que los 8 reales españoles eran las monedas que más circulaban por las colonias de norteamérica. Tanto es así que el símbolo de dólar ($) proviene de la heráldica de las monedas españolas.

Por parte de las tiradas, se acuñaron desde 1732, reemplazando las acuñaciones a martillo, hasta 1772, cuando fueron reemplazados por el busto del monarca como motivo. Aparecen en ellos nombrados Felipe V, Fernando VI y Carlos III. En cuanto a las cecas, se emitieron en México (1732 – 1772), Lima (1751 – 1772), Santiago (1751 – 1771), Potosí (1767 – 1770), Guatemala (1754 – 1771) y Santa Fe (1759 y 1762), siendo las dos primeras cecas las que más piezas acuñaron con gran diferencia.

El hecho de que sean monedas muy queridas en todo el mundo a la vez que se conservan una buena cantidad de ejemplares tiene como consecuencia que su precio se mantiene muy estable ya que tanto la oferta como la demanda son prácticamente constantes siempre y no les influye tanto la volatilidad de una moneda concreta. Es muy fácil encontrar comerciantes que nos ofrezcan columnarios, tanto en España como en América o en cualquier parte de Europa (yo compré alguno en Londres). No hay subasta española que no traiga unos cuantos para elegir, y también es muy normal encontrárselos en subastas internacionales. Igualmente, si alguien necesita vender su colección de columnarios, no creo que el precio que adquiera se vea afectado porque haya una crisis en España, ya que seguirá habiendo una demanda muy importante al otro lado del Atlántico.

Esta estabilidiad de precios se da para los duros columnarios cuya oferta lo suficientemente alta como para mantener la demanda de forma constante. Hay ejemplares muy raros, como los acuñados en Santa Fe o en Santiago, cuyo precio es muy volátil. Un ejemplo es el primer ejemplar que ilustra la entrada: un rarísimo duro de Santiago en EBC- que sale a subasta en la Colección Gaspar de Portolà, que subasta Aureo la semana que viene, estimado en 40.000 euros. No obstante, si no se buscan años excepcionales los precios de los columnarios son muy razonables. En conservación MBC pueden rondar los 200 euros, el doble o el triple en EBC y rondando los 1000 euros en SC. Sirva como ejemplo el segundo duro de la entrada, rematado por Martí Hervera en abril de 2010 por 190 euros, o el tercero en conservación SC- y que sale en la Gaspar de Portolà estimado en 1000 euros.

No obstante, lo que más suele atraer a los coleccionistas de columnarios es el diseño del anverso. Hay muchos que incluso defienden que es el diseño más bonito de toda la numismática española, aunque yo no estoy de acuerdo ni de lejos. Os cito una descripción de la moneda:

El reverso del columnario mostraba un dibujo característico: dos globos terráqueos representando a los hemisferios oriental y occidental con una corona real encima de ambos, debajo de los dos globos aparecía un dibujo de olas marinas (representando al mar que separaba Europa y América), aparecía una columna coronada a cada lado de los globos (por lo cual las monedas tuvieron el nombre de columnarios) representando las Columnas de Hércules, cada columna era ceñida con un paño llevando el lema “PLUS ULTRA” (lema nacional de España que significa en latín “más allá”), en el borde superior del anverso aparecía la leyenda “UTRAQUE UNUM” que en latín significa “ambos son uno” resaltando la unidad entre los territorios del imperio español en cada hemisferio; en el borde inferior aparecía la fecha de emisión y las marcas de la ceca.

El anverso de la moneda mostraba el nombre del monarca español en latín seguido de la leyenda (también en latín) “D G HISPAN ET IND REX” que significa “por la gracia de Dios Rey de las Españas y de las Indias”, a la izquierda aparecían las iniciales del ensayador y en el centro el escudo de España en gran tamaño con una corona real encima; para evitar falsificaciones o cercenamientos el canto de la moneda tenía grabadas unas hojas de laurel en gran detalle.

En cuanto a las desventajas de su coleccionismo, una que encuentro es que puede resultar un coleccionismo muy monótono, ya que llevará años tener una amplia colección de columnarios y los ejemplares de ella solo se diferenciarán en el rey, la ceca, los ensayadores y la fecha. Una forma de solventar esto sería buscar columnarios de otros módulos (4 reales, 2 reales…), sus variantes y errores de acuñación o los resellos que otras naciones pusieron sobre ellos. Pero una buena colección de columnarios ya supone un esfuerzo económico suficientemente alto para un coleccionista medio y ampliándola de esa manera corre el riesgo de dispersarse.

Otra desventaja, y sin duda alguna la principal, es la enorme cantidad de columnarios falsos que hay. Existen muchos columnarios falsos de época, hechos sobre todo en Inglaterra (bajo conocimiento de su gobierno) para hacer grandes pagos internacionales o incluso para pagar a soldados. De esta forma se ahorraba un pago a la vez que desprestigiaba la moneda española. Pero estos son relativamente fáciles de detectar, los más complicados son aquéllos realizados hoy en día con malicia para intentar engañar al coleccionista. Que sea una moneda tan querida internacionalmente hace que sea muy golosa para los falsarios. Por eso, el que quiera coleccionar columnarios tiene que conocerlos muy bien antes de ponerse a comprarlos; ya visteis que a todos nos entran dudas.

24 Comentarios

  1. Glenn Murray 5 años hace

    Para mi, una de las cosas más interesantes del cambio de diseño cuando comienza las “columnarias” y cuando estas se reemplazan por el del “busto”, son las manipulaciones secretas y ocultadas a propósito en la rebaja de la ley de la plata usada. El truco (cara al público)de introducir un “nuevo diseño” en la moneda era para facilitar la recogida y fundición de las anteriores que tenían más ley. Hay MUCHA historia detras de la moneda.

  2. Javier Sánchez 5 años hace

    Buena entrada para conocer mejor los columnarios, emblemática moneda de la numismática española que no debería de faltar en ninguna colección. Es cierto que puede resultar monótono el coleccionismo centrado en los columnarios, pues sólo se acuñaron durante los reinados de Felipe V, Fernando VI y Carlos III, y por eso tal vez resulte más interesante una colección de Reales de a Ocho, que se inician con los acuñados a nombre de Fernando e Isabel, primeros reyes de Castilla y de Aragón, y continúan con los reyes de la Casa de Austria y de la dinastía de los Borbones, colección en la que se pueden incardinar piezas de 8 reales columnarios del siglo XVIII. Una curiosidad, creo que, un antecedente numismático de los columnarios de los Borbones, se puede considerar a los distintos módulos de reales acuñados a nombre de Juana y Carlos en las cecas americanas de la Corona de Castilla, donde en el anverso figura el escudo cuartelado de castillos y leones y en el reverso las columnas de Hércules con la leyenda “Plus Ultra”.

  3. Carlos 5 años hace

    Perdonad todos, pero no estoy de acuerdo en que una colección de columnarios (de las cecas “coleccionables”; es decir, México, Guatemala –qué caros, por cierto–, Lima y los cuatro (sin variantes) de Potosí sea “aburrida”. ¿Cuántos bustos coleccionables de los duros de Alfonso XII existen? Pues sólo tres. Y en los columnarios (insisto, “coleccionables”) hay diferentes ensayadores, poca documentación sobre su emisión, etc. A mí siempre me han fascinado. Obvia decir que colecciono ese tipo de monedas.
    Un saludo a todos y uno especial para Adolfo, que ya nos dirá cuándo y dónde lee su Tesis (el tema es asunto suyo), para que nos invite a jalearlo.

  4. equus 5 años hace

    ¿Aburrido coleccionar columnarios?, deberiais ver mi álbum de monedas francesas de la V republica. Para nada me parece aburrido coleccionar columnarios, lo aburrido para mi es no poder adquirirlos. Sueño con ellos. Me parecen una de las monedas más bellas de cuantas han circulado, aunque reconozco que también existen otras muchas tan bellas o más, lo que pasa es que los columnarios “de a ocho” son una moneda emblemática, codiciada en el mundo entero, en su época fué como el actual Dolar, o sea, la divisa internacional por defecto, algo que España no supo o no pudo aprovechar para alcanzar una verdadera hegemonia financiera. Teniamos los metales pero no los supimos transformar en autentica riqueza productiva, algo parecido a lo que le va a pasar a los árabes cuando el petroleo caiga en desgracia (eso, si no despabilan antes). No obstante y, siendo benevolente con nuestra historia patria, nuestro imperio nos duró unos 300 años, el segundo más duradero desde Roma (dejo aparte a los asiáticos), por ello, digo yo, todo, todo no se haría tan mal.
    Para mí, tener un Real de a ocho columnario, es tener un pedacito de nuestra história más gloriosa en “en vivo y en directo”, dejar la mente libre e imaginarme las manos que lo apretaron, los oceanos que cruzó, las transacciones que protagonizó, si llegó a formar parte de la bolsa de algún personaje histórico…, soñar no es costoso, por ello sigo soñando que algún dia poseeré algunas de estas piezas. Lo que pasa es que, tal y como se ha indicado, estas monedas han sido y siguen siendo de las más falsificadas, por ello prefiero estar seguro, pero vamos, pronto pronto. Salvo mejor criterio. Equus.

  5. Salva 5 años hace

    para mi una de las monedas con más encanto que ha traído al mundo nuestro país, bonita entrada y preciosos ejemplares los que has elegidos para ilustrarla
    Saludos!

  6. Autor
    Adolfo 5 años hace

    Ya se ve que os gustan los columnarios :)

    Yo no digo que la colección de columnarios sea aburrida. Solo digo que puede resultar monótona. Por ejemplo, compara una colección de columnarios con una colección de monedas de Enrique IV (entiendo que la comparativa es justa porque ambas son colecciones muy específicas). La segunda tendrá muchas más cecas, variantes, módulos, metales… no digo con esto que no esté bien coleccionar columnarios ni que no resulte interesante, solo que las monedas son mucho más semejantes. Uno puede tener una colección de columnarios valorada en 200.000 euros y que todas sus monedas tengan la misma representación en anverso y reverso. Hay gente a la que eso le cansa, y hay a quienes no. Por eso cada coleccionista colecciona una cosa.

    @Javier, efectivamente las columnas de Hércules ya aparecieron con Juana y Carlos, aunque se mantuvieron en los diseños de las macuquinas. Yo creo que la mayor novedad del diseño de los columnario es la representación del mundo bajo corona española y sobre el mar (la idea del mar también estaba en las macuquinas).

    @Glenn, muy cierto. Creo recordar haber leído un artículo al respecto en un libro sobre la casa de la moneda y Carlos III. Una de las ventajas de las monedas fiduciarias que tenemos ahora es que los gobiernos pueden controlar su valor fácilmente si son capaces de controlar la inflacción. Esto es algo que no se podía hacer cuando las monedas tenían un valor intrínseco, y por eso tocaba retirarlas… y no era un problema logístico sencillo.

    saludos,
    Adolfo

  7. JORGE 5 años hace

    Excelente entrada como siempre.
    Adolfo,

    En tu opinión¿Que periodo es más buscado por el coleccionista americano, la del columnario o la de la guerra de la independencia de ls colonias españolas?
    Gracias
    Saludos a todos los foreros

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      La verdad es que no lo sé, habría que preguntárselo a un comerciante.

      Solo te puedo decir que la mayoría de las veces que he leído “Spanish dollar” hacía referencia a los duros columnarios. Igualmente, en el famoso libro “A guide book of United States coins” en la intro se habla de los columnarios y no de las monedas de las independencias de las colonias.

      saludos,
      Adolfo

      • Alfredo Chávez Macías 5 años hace

        En la ciudad de México y en general en todo nuestro país, la adquisición de columnarias es lo habitual, casi siempre buscando piezas acuñadas en la ciudad de México, siendo un poquito difícil adquirir ejemplares acuñados en otros países.
        La colección de piezas acuñadas durante la guerra de independencia se reserva a un grupo mas pequeño y de más alto poder adquisitivo, por los precios que llegan a alcanzar las piezas más raras, por ejemplo las piezas de Zongolica, Veracruz, que son muy escasas.
        Las piezas de la guerra son de muy mala manufactura, muchas de ellas fundidas y no troqueladas, por las dificultades generadas por el evento mismo.

  8. ISAAC 5 años hace

    Coincido bastante en la monotonia de coleccionar muchos reales de a 8 columnarios por sus escasas diferencias entre ellos, salvo la obvia de los tres monarcas y la ceca no se aprecian casi ninguna diferencia, la corona imperial/real quizás…
    Sin embargo me atrae mucho su diseño, más que por su belleza que también, por el significado que lleva el mismo: La mitología de las columnas de hércules a cada orilla del estrecho, la advertencia antigua griega de “Non Terrae Plus Ultra” como límite del mundo, que al descubrir América se tranformó en una cita afirmativa “Plus Ultra”, los dos mundos, el nuevo y viejo, coronados y situados sobre las olas de mar, la leyenda de Utraque Unum “ambos son uno”, que tiene su origen en una epístola de san pablo “Ipse est enim pax nostra, qui fecit utraque unum”. y finalmente que las bandas en las columnas hayan sido el origen del símbolo del dolar la divisa más potente, pues es toda carga simbólica y mitológica espectacular concentrada en una moneda. Cuando tengo en la mano un buen ejemplar, con una bonita pátina, y incluso con algun resello chino, me transporta a sentir que tengo un pedazo de historia viva en mi mano. Saludos.

    • equus 5 años hace

      Exacto, estoy contigo. Me ha encantado tu frase: “…me transporta a sentir que tengo un pedazo de historia viva en mi mano”. Bordado. Un saludo. Equus.

      • ISAAC 5 años hace

        Gracias Equus, es la verdadera sensación que me trasmite la pieza. Saludos.

  9. Paco Moreno 4 años hace

    He encontrado una moneda por casualidad en un anticuario de pueblo que le llaman columnario.He mirado en internet, pero queria saber si es verdadero o es una falsificación.¿Quien tendria que verlo?,mandando unas fotos valdría?….espero vuestra contestación.Gracias anticipadas.

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      Preguntale al dueño del anticuario donde la compraste.

  10. bulmaro 4 años hace

    Buenas tardes,soy de México para solicitarte orientacion acerca de un columnario que poseo, es de México de 1747, la orientacion seria en el sentido de como saber si tiene algun valor de venta, de antemano gracias por la informacion reciban un saludo afectuoso

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      Llévala a un profesional y que te la autentiquen.

  11. Lanzarote 3 años hace

    He recomendado esta entrada en la web-catálogo de columnarios de a 8 que he hecho:

    siemprenosquedarae.wix.com/columnario

    Ya que es una de las entradas que he utilizado de consulta.
    Un abrazo.

  12. felix 3 años hace

    las monedas de potosí son de las mas escasas en buenas condiciones porque en sus ritos o fiestas las hacían hueco para colgarlselas hay pocas sin hueco y la gente no tiene cultura de coleccionismo es una pena con el tiempo tendrán mas valor

  13. Diego 2 años hace

    Hola les queria comentar que poseo un columnario de 8 reales de potosi de 1767, de seis petalos, es una pieza hermosa pero lamentablemente con una perforacion a las 12, fue reparada profecionalmente, quisiera saber si hay alguna informacion sobre la cantidad acuñadas con este error. Slds desde argentina

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 años hace

      Esa perforación es una manipulación posterior, no un error de acuñación. Resta mucho valor a la pieza y no hay manera de saber cuántas existen así.

  14. dosmundos 7 meses hace

    Se me hace que ese míto de que el símbolo $ del dólar haya derivado de las Columnas de Hércules en el peso Columnario nunca se va a terminar, sin obstante toda la evidencia en contra…

  15. Jesus 2 meses hace

    A parir de 1754 se presenta un cambio en el diseño de las monedas “columnarias” las columnas dejan de ostentar coronas reales únicamente, utilizando a la izquierda la corona imperial, a la derecha la corona real, esta última con el diseño que se había utilizado hasta entonces en las acuñaciones previas, pero, ¿que hechos históricos motivaron a este cambio? …

    saludos cordiales…

    Jesús

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 meses hace

      Pues no lo sé.

Pingbacks

  1. Anónimo 3 años hace

    […] […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*