Concurso del blog numismático VI

Concurso del blog numismático VI

Ahora mismo, querido lector, estás en un asiento delante del ordenador. Posiblemente sea una silla reclinable y estés leyendo de una pantalla colocada sobre la mesa de tu escritorio. Sin nadie más en la habitación; sin nadie más en la casa.  Llaman al timbre. Te levantas y vas a abrir. Es el cartero: trae una carta certificada que no esperabas. Es de la administración pública; lo que te faltaba: una multa.

Abres la carta de mal humor y descubres sorprendido que un tío de tu madre, del que nunca oíste hablar, ha fallecido sin descendencia y sin testamente. Al parecer te toca una parte de la herencia que viene descrita. Leyendo la descripción… ¡cáspitas! ¡este tío estaba zumbado! No tenía absolutamente nada en propiedad salvo una colección de 15 cuadros. En los últimos años de su vida había vendido su casa para comprar algunos de ellos. Ese hombre estaba majareta y se debió de dedicar a joder a sus posibles herededos, a quienes ni siquiera conocía. Con una media sonrisa piensas que no es mala la idea: en mis últimos años de vida te podrías dedicar a fundirte todo tu patrimonio en monedas. La carta también indica que hay una reunión en una notaría de Zaragoza y que si no asistes se da por supuesto que renuncias a la herencia.

Como la reunión es un lunes la utilizas de excusa para marcharte un fin de semana a Aragón. Te presentas en la notaría, donde aparecen otros 10 primos lejanos a los que nunca habías visto (había otros tres que ni siquiera fueron) y el notario empieza a haceros propuestas para gestionar la herencia. Su idea es crear una sociedad a nombre de los herederos, contratar a un comerciante que pueda tasar y valorar las obras y luego repartir la herencia a partes iguales entre los allí presentes. Después de escucharle, uno de los primos responde que por qué no os dejáis de milongas, que se sorteen los cuadros, que cada uno se lleve uno o dos a su casa y que cada cual haga lo que le dé la gana con lo que le toque. La idea os parece magnífica a todos menos al notario, que ve que sus honorarios se van a reducir considerablemente. Aunque intenta persuadiros de «hacer las cosas bien» al final no le queda más remedio que aceptar vuestra decisión.

Se hace el sorteo y te toca un cuadro de un tal Rothko que se titula «No.1 (Royal Red and Blue)» [el de la imagen superior]. Si lo llegas a saber te ahorras el viaje a Zaragoza… a ver dónde metes eso!! Una vez en casa dejas el cuadro en el suelo del salón, apoyado contra la pared. Al día siguiente, por simple curiosidad pones «Rothko» en Google y te mueres del susto cuando descubres la primera entrada. Resulta que el tal Rothko es uno de los grandes pintores del expresionismo abstracto y sus cuadros no son precisamente baratos. Concretamente el cuadro «‘Centro Blanco (Amarillo, Rosa y Lavanda sobre Rosa)» [se muestra abajo] se ha vendido en 2007 por 72,8 millones de dólares.

¿Será auténtico el tuyo? ¡Madre mía, si lo es tienes la vida resuelta! ¿Qué hacer? ¿Cómo comprobarlo? ¿Dónde encuentras un experto que pueda autenticarlo? ¿Cómo confiar en que ese experto no va a intentar robar tu cuadro después? Al fin y al cabo tu casa no tiene ningún tipo de seguridad. Al final te enteras de que Sotheby’s ha vendido varios cuadros de Rothko. Te pones en contacto con ellos y les comentas tu caso. Ellos te dicen que tienen constancia de que un zaragozano tenía un cuadro auténtico de Rothko, y que es posible que sea el tuyo; al día siguiente te enviarán un experto para poder comprobarlo.

La taquicardia no te dejó dormir en toda la noche, pero tuviste la suficiente lucidez como para llamar a dos notarios para que levanten acta de todo lo que ocurra esa mañana en tu casa. Cuando llegó el experto ahí estábais los cuatro. El experto examina el cuadro en silencio; tú no dejas de mirarlo pero él sigue con cara de póker; mientras, los notarios toman notas. El experto te pide permiso para quitar una parte del marco y tomar una muestra de óleo. Le das permiso, toma la muestra, la mete en unos reactivos y dicta sentencia: «No me cabe ninguna duda. Es auténtico». Cuando dejaste de saltar te diste cuenta de que el experto te seguía hablando. Sacó cuatro copias de unos papeles (uno para cada uno de los presentes) que rellenásteis y firmásteis. Fundamentalmente decían que iban a venir esa misma tarde a por el cuadro. Ellos se encargarían de toda la logística y tú te podía quedar en la cama tumbado esperando al remate.

Al cabo de unas semanas te llega de Sotheby’s la siguiente descripción del cuadro para la subasta:

«No.1 (Royal Red and Blue)» se erige como uno de los grandes logros de la pintura abstracta de Rothko. El aura imponente de su superficie brillante de color rojo y naranja está contrarrestada por el intenso azul de su base, dando al espectador la sensación de que el lienzo está iluminado desde dentro. La pintura es un excelento ejemplo del estilo de madurez de Rothko.

El resultado fue un remate de 52 millones de euros. Pagadas las tasas de subasta y los impuestos correspondientes te quedan limpios 35 millones de euros. Para cuando los recibes ya tienes pensado cómo gastarlos: los vas a utilizar para forjar una colección de monedas y/u objetos relacionados (tokens, fichas, cuños, libros…). La numismática siempre ha sido tu pasión y ahora te puedes dedicar por entero a ella. De hecho, ya has dejado tu trabajo, y tu ocupación fundamental será montar tu colección. Como tienes 30 años puedes estimar que te queden otros 50-60 años de vida, que será el tiempo que tengas para montarla.

La pregunta del concurso es proponer un plan para poder montar una colección teniendo 30 años y 35 millones de euros. Razonablemente el plan indicará qué, cómo y cuándo comprar (o vender!!). También qué estudiar en relación a la colección o qué asesores contratar, y por qué.

El mejor plan se lleva 3 puntos, y el segundo mejor 2 puntos. Como siempre, soy yo el que valora los planes, aunque vosotros con los votos positivos y negativos a los comentarios podéis dar vuestra opinión. Por supuesto que todos podéis participar, y recomendaría encarecidamente a que lo hagan los novicios. Se puede contestar hasta el día 28.

Las bases del concurso las tenéis aquí. La lista de participantes que han puntuado está aquí.

35 Comentarios

  1. Jose Luis Campos 7 años hace

    Mi plan seria, intentar no volverme loco con tanto dinero (puede que casi imposible). hacer una solicitud de oferta de empleo a nivel internacional a experto en moneda de Bolivia durante la epoca colonial asi epoca independiente. Crear una beca de investigación al estudio de archivos de la Ceca de potosi, clasificacion y digitalizacion de archivos de la Ceca.

    Despues de muchos años, una vez montada la colección con las mejores monedas y el mejor archivo digital libre de la Ceca de Potosi, crear exposicion permanente que viaje por todo el mundo, exposición que tendra un coste de entrada, dinero que ira destinado a pagar los costes de desplazamiento y conservacion de la colección, Un sueldo no exagerado para mi persona ( digamos 900 euros «recuerden que aun me queda mucho dinero» ). Tambien buscaria patrocinadores para crear mayor provecho de la colección, dinero que ira destinado a crear becas de viaje e investigación ( nada de juerga y mujeres «Bueno mujeres si, pero sin pagar, que cada uno espabile») a mejores estudiantes de historia y carreras relacionadas

  2. Mi plan seria, en primer lugar centrarme en el tipo de moneda que más me guste, luego hacerme experto en la materia elegida , con los mejores estudiosos del pais, seguramente me centraria en las monedas Ibéricas de la Península, luego por supuesto intentaría en los 50 años restante de conseguir todas las monedas posibles, y una vez conseguido, la expondria por toda España gratuitamente, y al final de mi vida construiria un gran museo a mi nombre y las expondría permanentemente en él, para que los herederos no la puedan mal vender.
    Saludos.

  3. Anonimo 7 años hace

    Adolfo ambiciona que le ven a tocar 35 minolles en la Lotería de Navidad y busca ideas sin pagarse un asesor.

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      Yo he estudiado matemáticas muchos años y por eso no juego a loterías ni a apuestas de ninguna clase. No es el caso… pero vamos, que si a algún ricachón que nos lea le sobran 35 milloncillos y quiere que yo se los «custodie» para forjar una colección, quizá de aquí salgan ideas.

  4. Cneo Baethico 7 años hace

    Yo creo que, antes de nada, habría que preocuparse por la seguridad; instalaría un buen sistema de alarma y me agenciaría una buena caja fuerte. Luego, empezaría a hacer la colección. Lo mejor sería ir por partes, de lo más moderno a lo más antiguo: Centenario de la Peseta, Isabel II, Fernando VII, etc… . De cada época, haría una lista con todas las monedas y tokens que quiero comprar, y luego recogería muchos catálogos de subastas de los últimos diez años y miraría muchas tiendas de internet para ver los precios a los que se venden, e incluiría esos precios en la lista en función de las calidades y de si son series completas o monedas sueltas. También, recopilaría toda la información posible sobre falsificaciones, de la bibliografía existente y de los foros de internet.

    Teniendo ya toda esa información sobre las monedas del Centenario, empezaría ya a comprarlas mientras sigo recogiendo información sobre la época anterior. En primer lugar, yo iría a las tiendas de numismática a comprar los años más asequibles de cada modelo de moneda (por asequible quiero decir no más de 200€); previamente me aprendería los precios típicos de, por ejemplo, las monedas de Alfonso XII, ó las de la Guerra Civil, y las características de sus falsificaciones, y le diría al de la tienda «Busco monedas de Alfonso XIII», por ejemplo, para que me enseñe todas las que tiene, no le diría la moneda que busco en concreto. En función de lo que me ofrezca y de los precios que conozco, compraría la moneda que sea, en calidades de MBC hacia arriba, teniendo cuidado en que las que estén hechas en aleación de cobre no tengan cáncer del bronce y las de plata no tengan zonas agrias. Una vez tuviera todas las monedas más asequibles del Centenario, haría lo mismo con Isabel II y así sucesivamente hasta llegar a la antigua Grecia.

    Más adelante, habiendo comprado las monedas más asequibles de todas las épocas, pensaría en adquirir las menos asequibles. Para ello, recurriría a las casas de subastas, unas veces iría a las pujas y otras veces pujaría por correo con un límite máximo del valor estimado de la pieza más la cuarta parte; que la consigo, bien, que no otra vez será. Empezaría con las monedas de oro más comunes del Centenario, luego ciertas acuñaciones locales de la Guerra Civil como los 50 céntimos de Arahal o la serie de la Puebla de Cazalla, y después el resto del Centenario (Carlos VII, Cartagena, etc..), dejando para mucho más adelante rarezas como la peseta de Benlliure, el duro de 1869 o los 15 céntimos de Olot. Después, seguiría con Isabel II, Fernando VII, etc… , repitiendo la misma dinámica.

    Mucho más adelante, si me queda dinero para ello, compraría monedas mucho más raras, como las que he mencionado antes, si surge la oportunidad.

    Y cuando ya me quedara sin dinero, donaría mi colección a algún museo.

  5. ISAAC 7 años hace

    La pregunta del concurso es proponer un plan para montar una colección, pero no tengo claro el objetivo, es decir, la misión del plan ¿ es lucrarse o obtener beneficios o revalorizaciones a unos años vista o puede tener un fin más altruista como podría ser impulsar algún tipo de museo o fundación dedicada a proteger o divulgar conocimientos numismáticos ?

  6. Autor
    Adolfo 7 años hace

    Bueno, ya han salido algunas ideas… seguro que van apareciendo más!!

    ISAAC, esa es justamente parte de la gracia: si tuvieses que dedicar una vida entera y 35 millones de euros a forjar una colección de monedas ¿qué harías? ¿buscarías la rentabilidad económica? ¿intentarías crear una colección de «obras de arte en miniatura»? ¿querrías que se divulgase la afición? ¿financiarías la investigación numismática?…. tu plan dependerá mayormente de eso.

  7. Indianas 7 años hace

    35 millones de euros… Soñar es gratis jajaja. Pero bueno, supongamos que me tocan.
    Lo primero y más básico de todo es acotar el alcance de la colección. Todos sabemos que 35 millones es mucho dinero, pero no es infinito y no da para coleccionarlo todo.
    En mi caso, me centraría en el Centenario de la Peseta. Soy consciente de que mi conocimiento del tema es muy limitado, así que lo primero que debería hacer a continuación es proveerme de una buena bibliografía. Lo más recomendable sería comprar dos o tres libros buenos y estudiar con detalle los remates de subastas de los últimos años. Es un trabajo que puede llevar mucho tiempo. Igual al principio podría estar 2 ó 3 años sin comprar ni una sola moneda. Sólo recopilando información. Esto lo digo porque me conozco y creo que tanta cantidad de dinero no me nublaría la vista y sería consciente de que no hay que derrocharlo (aunque algún caprichito igual si me daba jeje).
    Una vez asentada esa base, lo siguiente que haría sería decidir en qué calidades voy a hacer mi colección. Con tanto dinero y tratándose del Centenario de la Peseta es muy factible coleccionar casi todas las monedas en SC.
    Una vez establecidas las ideas básicas, comenzaría a ir comprando en tiendas numismáticas las monedas en SC más corrientes y en subastas las más difíciles de conseguir. Aún así, al cabo de unos años no habría logrado la colección completa, ya que en la numismática el dinero no lo es todo. Pero bueno, paciencia y a seguir intentándolo.

    Pasados los años, lo que haría con mi colección sería ofrecérsela a mis hijos y si no muestran interés por continuarla, entonces la subastaría yo, que presupongo que entenderé más de monedas que mis hijos. De esa forma no la malvendería.

  8. ANTONIO 7 años hace

    La verdad es que es mucha pasta, yo hay días que no gano los 35 millones de euros, ¡qué le vamos a hacer!.
    Yo como soy un poco iluso, esta pregunata ya me la he hecho antes. Con semejante pastizal lo tengo muy claro lo que coleccionaría: tremises visigodos. ¡Qué pasada ver clasificados 2.000 o 3.000 tremises de todos los reyes visigodos!. Sería una de las colecciones mas importantes del mundo de moneda visigoda.
    Un saludo a todos.

  9. jose 7 años hace

    Esto lo he pensado muchas veces(euromillones).mi coleccion saltaria tres o cuatro escalas en la calidad de las monedas.compraria centenario y ceca zaragoza-aragon en calidad SC,SC-.podria tener el sueño de cualquier coleccionista el duro 69 y las 100 pesetas 1870.pero todo esto sin prisa……….y muy bien guardas.

    • Alberto 7 años hace

      Buenas José,

      Si me tocan los 35millones competiremos por las monedas aragonesas. je,je.

      Saludos

  10. equus 7 años hace

    Para empezar, 35 kilos son muchos, muchos kilos, y en contra de lo que ha dicho algún forero, me parece que si que dan para coleccionar prácticamente de toda clase de moneda.
    1º- Planificaria mi situación economica para el resto de mi vida (creo que con un par de milloncejos bien invertidos en una buena cartera de valores puedo ir servido, no soy demasiado lujoso)
    2º. Preveria un local lo suficientemente seguro y asegurado donde ubicar mi inmensamente valiosa colección. A modo de galeria/museo, con blindajes, seguridad privada, alarmas y por supuesto con buenas pólizas de seguros (Seguro que Lloyd´s en Londres, me cubre el riesgo). Esto se supone que debe de costearse con la venta de entradas, catálogos, etc, que sin duda habrá que vender.
    3º- Me haría con una buena biblioteca, mi ilustraría a fondo (ya que tendré tiempo), contrataria a Adolfo:) como asesor y nos tomariamos un años sabático a base de visitar numismáticas, convenciones, museos, casas de subastas y demás por todo el planeta para enterarnos un poco de lo que va el tema.
    4º- Montaría en el local anteriormente descrito una sección de compra-venta-subastas, donde intentaria previa publicidad agresiva, hacerme con algo de mercado para minimizar gastos de compra y maximizar ventas (o sea, intentar comprar grandes lotes, hacerme de colecciones particulares), vender lo sobrante para costear las existencias propias intentando sacar algún beneficio (de esta forma los millones de euros pueden dar para mucho más que el capital inicial).
    5º- No haría ascos a ningún tipo de especialidad numismática, quiero decir que intentaria coleccionar todas las épocas de todos los paises (salvo productos numismáticos de conveniencia), de esta forma el museo-galeria podría tener sumo interes al tener reunida la numismática mundial (otro aliciente para vender mas entradas, libros, etc). Todo esto se que es una utopía, pero hay que tener en cuenta que la utopía es la «zanahoria que mueve al burro en la noria».
    6º- Sería el hombre más afortunado del mundo, tendria todo el tiempo del mundo para dedicarme a una afición que me apasiona y encima disfrutaría de una colosal colección numismática.
    7º- Con solo invertir 30 millones de los 35, exclusivamente en piezas, a una media de 200€ por pieza (las caras por las baratas) da para 150.000 monedas diferentes y, eso son muchas… monedas.
    8º- Y para que veais que no soy roña con tanto dinero, para todos los compañeros del Blog, compraria una máquina de elongar monedas para el museo-galeria, y os regalaria a cada uno una moneda de 5 cent para que la elongarais con el cuño de «mi local», eso si, el euro que cuesta elongar dicha monedilla, lo poneis vosotros que no está la vida «pa tanta alegría» :).
    «Porque la vida es una sueño y, los sueños, sueños son». Salvo mejor criterio. Equus.

  11. Mas 7 años hace

    Son 35 millones y hay que montar una colección en 60 años…
    Paso 1) Contratamos a Adolfo. 60 años = 720 meses + 2*60 (las pagas extra de verano y Navidad)= 840 pagas. A un salario de 2000 euros al mes (que no está nada mal): 1 680 000. Le sumamos un 20% en impuestos: 2 016 000. Los apartamos en una cuenta que dé algo de interés para cubrir gastos.
    Paso 2) Le decimos a Adolfo que tiene 32 984 000 Euros para gastar a lo largo de 60 años en monedas.
    Paso 3) Esperamos a que mensual, bimensual o anualmente nos lluevan monedas y libros que gustosamente leemos y aprendemos.

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      Lo de contratarme a mí no es mala idea pero…. ¿2000 euros? si con eso tengo que pagar gastos, seguros sociales y demás… no sé si llego al salario mínimo interprofesional :S

      Me gusta más lo del año sabático que propone equus.

  12. Tarraco 7 años hace

    Enhorabuena Adolfo por el blog. Llevo tiempo leyendo (y disfrutando) tus entradas y aprendo mucho de ellas. Me he decidido a escribir porque la idea que has planteado me ha parecido muy original.

    Desde luego sería un sueño…un dulce sueño. Yo evidentemente destinaria una parte a sustentar mi economía y la de mi familia para el resto de mi vida. Con cuatro o cinco millones seria más que suficiente.
    Con el resto, mi ilusión sería conseguir reunir en una colección, el mayor número de piezas de buena calidad, acuñadas en nuestro país o de alguna manera relacionada con España y sus diversas etapas históricas. Preferiría centrarme en España que abarcar muchos países. Tenemos una maravillosa riqueza numismática; desde la moneda pre-romana hasta nuestros días creo que el abanico es enorme. Eso significaría estudiar en profundidad estas diferentes etapas, pero no sería ninguna tarea tediosa, al contrario, sería un placer.
    También haría participe de mi suerte y de mi proyecto a otras personas también apasionadas por la numismática y la historia, formando un grupo de trabajo para llevar adelante la idea.
    Intentaríamos “rescatar” esas piezas españolas repartidas en colecciones privadas y museos, bien comprándolas o bien logrando que nos las cedan. Treinta y cinco millones abren muchas puertas.
    Lo que sí que tengo claro, es que esta colección la haría accesible al mayor número de personas. Aunque la colección lógicamente estaría emplazada en un lugar fijo, se organizarían exposiciones en todo el país, y por qué no, en el extranjero.
    Y lo que tengo clarísimo, es que intentaría fomentar el interés por la numismática entre los niños y adolescentes. No me importaría contratar a un grupo de personas para hacer exposiciones o actividades relacionadas con la numismática en los colegios, institutos, centros cívicos, etc.…Los niños tienen una especial predilección por el coleccionismo (cromos, fichas, manga, cochecitos, lego, cartas de juegos de rol, música, etc…). Si lográramos fomentar el interés por las monedas, estaríamos forjando una nueva generación de aficionados a la numismática. Además les ayudaría en su formación, reforzando sus conocimientos de por ejemplo historia y geografía. Creo que seria la parte mas dificil, pero si lo consiguieramos, bien valdria la pena el esfuerzo.

    Perdón si me he extendido mucho, pero es que treinta y cinco millones dan para mucho (jeje..). Un saludo.

  13. JUAN LUIS 7 años hace

    Me tomaría las cosas con mucha calma mientras organizo viajes por el planeta.Disfrutaría visitando los lugares habituales donde se puedan encontrar monedas,sellos,libros..etc y compraría de manera compulsiva, y con esto quiero decir sin hacer muchos ascos compraría de una manera indecente para relajar la tensión de tanta pasta. Evidentemente, esta es la fase en la que el divertimento prima casi más que la obtención de los objetos pero siempre, claro está, que las compras son lógicas fruto de ese placer cuando sabes que dispones de barra libre sin límites.Prepararía un lugar muy especial para ir guardando y organizando todos los objetos comprados mientras diseño ese lugar ideal entre casa y museo.Contrataría personal muy cualificado que me ayudara a organizar todo este cotarro porque evidentemente esto es a lo grande pero no es frio ni impersonal. Organizaría excavaciones arqueológicas estupendas con un equipo estupendo y nos iríamos estupendamente a disfrutar de las sorpresas que nos deparará el descubrimiento y sinceramente esta parte del descubrimiento y del coleccionismo es la que más me gusta «EL DESCUBRIMIENTO».A partír de aquí ya haría más cosas pero tan joven y con tanta pasta y el mundo por delante…………veríamos.

  14. Endika 7 años hace

    Esta claro que con 35 millones lo primero sería darse un capricho y mal que le pese a alguno mi calle quedaría preciosa forrada con monedas de un céntimo, que al parecer cuesta más tiempo que dinero.

    Siendo un poco serios dentro de los sueños que se puedan tener se ha comentado de coleccionar todas las monedas de España y del mundo. Realmente no creo que una gran colección necesariamente tenga que estar compuesta de millones de monedas que vistas abrumen y si bien hay monedas preciosas en otros países (hay si yo pudiera) creo que los tesoros de cada país deben estar en cada país. Así que un reto más asequible y no por ello menos loable podría ser la recuperación de una ceca como puede ser el proyecto de Segovia, ya que las monedas cercanas para mí por lo menos tienen algo especial. Con las monedas de una ceca creo que por el momento tendría para entretenerme cierto tiempo tratando de buscar sus cuños… aunque hay cosas que el dinero no compra.

    Lo segundo sería hacer que perdurara la colección y nunca se sabe lo que puede pasar con una colección, la vida es finita y hay épocas muy difíciles para una colección. La mejor forma de conseguir algo que dure para siempre creo que sería un programa de enlazado de datos en el cual se pueda ofrecer de forma módica la tasación, estudio de monedas de colecciones privadas a cambio de que esos datos fueran accesibles luego para todo el mundo. Creo que hoy por hoy sería una forma de que se estudiaran monedas que no ven la luz hace mucho tiempo logrando que esa información pueda ser accesible para cualquiera y ademas una vez hechos los estudios duran para siempre.

  15. JORGE 7 años hace

    pues yo recompraría todas las monedas de la colección «Caballero de Indias» y la volvería a formar.Es una tarea de chinos y muy ambiciosa
    Saludos

  16. Ignacio 7 años hace

    Por un momento pensé que te habia tocado… de verdad.
    Yo tengo muy claro que habria que hacerlo rápido, muy rápido, porque el momento que vivimos es de una incertidumbre tremenda. Así que, despues de comprar algún sitio/casa con una seguridad razonablemente, y separar un dinero/Cash para detalles varios…
    Empezaria comprando onzas españolas (desde los 8 escudos a los durillos), y asesorado por algunos numismáticos de confianza -que irian bien pagados-, de una calidad entre alta/muy alta.
    Se podria hablar con la administracion para que la coleccion pudiera convertirse en un museo… aunque no se si daria con solo 25-30 kilos XD

  17. Pablo 7 años hace

    ¿Qué tal, Adolfo?

    Mi primer comentario …

    Las grandes fortunas familiares formadas desde el siglo XVI (algunas de las cuales perviven, como la de los Rothschild) han seguido siempre la denominada estrategia de “tres tercios” en sus inversiones: un tercio en tierras, un tercio en metales y un tercio en arte. Todos ellos son activos duros, es decir, tangibles y con valor intrínseco. Tiene su lógica: es como un seguro ante herederos manirrotos.

    Además de a los Rothschild, voy a tener en cuenta una idea que han aplicado los grandes coleccionistas de arte: si compras un Van Gogh, por ejemplo, gástate dinero, además, en promover la obra de Van Gogh. De ese modo, ese cuadro se revalorizará por encima incluso que lo que inviertas en dicha promoción. (Quizá Van Gogh es un mal ejemplo, ya que no necesita promoción a estas alturas, pero Rothko quizá sí sea uno bueno.)

    Una moneda de un metal precioso es un activo que tiene valor intrínseco por su metal y valor histórico-artístico (numismático). Sin embargo, si uno no promueve la numismática como afición, dentro de cincuenta años no habrá compradores, y por tanto el valor numismático de una moneda bajará. Así que hay que invertir en monedas que contengan un metal precioso y además promover la disciplina numismática para que su valor numismático aumente con el tiempo.

    Esto último, además, revalorizará las monedas que tienen un valor intrínseco irrisorio o directamente nulo.

    El oro y la plata, por otro lado, desde que los sistemas monetarios no siguen el patrón oro (o el patrón plata, que existió en algunos países), se revalorizan en promedio más que la inflación, y por tanto son activos refugio. Un seguro de vida.

    En definitiva, de los 35 millones, asumiendo que hacemos una colección de moneda española:

    -> 15 millones a la adquisición de monedas de oro y plata con valores numismáticos de todas las proporciones, pero que no sufran una volatilidad enorme (para lo cual hay que estudiar precios)

    -> 1 millón a la adquisición de monedas que no tengan valor intrínseco

    -> 10 millones a la promoción de la numismática

    -> 6 millones a plazo fijo (un 4% de rentabilidad anual, lo que da liquidez cada año ante imprevistos)

    -> 3 millones de tesorería personal

    Ojalá algún día esté un posición de planificarme así …

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      Una aportación magnífica, Pablo. La idea de promover la numismática no como algo altruista sino como forma de rentabilizar tu inversión me parece estupendísima (que tomen apuntes los comerciantes y los que tengan grandes colecciones). Lo que no me encaja es lo del plazo fijo: no seas tan «plingao» de firmar un 4% con 6 millones!!
      Pero tú no entras en el concurso :p

      La razón es que Pablo y yo somos muy amigos personalmente y por motivos ajenos a la numismática.

      saludos,
      Adolfo

  18. ISAAC 7 años hace

    Antes que nada debo decir que solo soy un modesto aficionado y por tanto desconozco bastante el mundo de las colecciones, el funcionamiento de museos, del mercado numismatico a nivel de subastas y no tengo conocimientos ni técnicos ni profesionales de numismática más allá de comprar alguna moneda en mercadillos y de tener un catálogo de monedas que empieza en el centenario. (Por si digo alguna sandez de novato).

    Mis propuestas o lineas maestras serian:

    1) Descartar la creación de cualquier coleción privada «solo para mis ojos». Cualquier verdadero amante de la numismática desearía que una colección, con semejante capital para invertir, estuviese al alcance y disfrute de todos los aficionados y público en general.
    2) Una de las fórmulas posibles seria la creación, bajo la fórmula jurídica, de una Fundación. Sin ánimo de lucro y con el objetivo social de crear un tipo de centro-museo de estudios numismáticos. Su objetivo sería, a parte de la creación de una colección, promover, divulgar y fomentar la numismática, así como preservar piezas y colecciones.
    3) Dada la magnitud del capital disponible 35 M € (5.823 M de Ptas) seria indispensable ponerme en manos especializadas. inicialmente para la creación de la fundación con un bufete de abogados y economistas así como en manos de especialistas o entendidos en numismática para diseñar los estatutos y la forma que deberá adoptar la Fundación. Se nevcesitaria la creación de un equipo (la elección del cual sería lo más dificil) para estudiar a fondo las actividades que realizará la fundación.
    4) Una de las columnas principales de la fundación debería el estudio de como garantizar su viabilidad económica y su sufuciencia y mantenimimento, más allá del capital disponible. (Existen fundaciones como la Gala-Dalí o la Thyssen que són completamente viables por su actividad, lógicamente a partir de un patrimonio artístico preexistente fundacional) Entiendo que en ningún caso debería gastarse todo el patrimonio (35 M€) sinó que la inversión sería paulatina y con criterios contrastado.
    5) Debería haber, creo, dos areas diferenciadas, por una parte la creación de la colección propiamente dicha y por otra todas las otras actividades destinadas a la promoción, divulgación, estudio etc… de la numismática.
    6) Para la creación de la colección, deberá crearse una comisión de expertos que decidan la actividad y los criterios de compra (y posteriormente de venta si procede) que configuraran la exposición-museo de las piezas.
    7) Esta fundación deberá decidir también, con la participación de los socios, cuales son las actividades que llevará a cabo en cuanto a promoción, divulgación, y fomento de la numismática. Está parte creo que es una de las más interesantes y que deberá ser imaginativa. Actividades que podria proponer y llevar a cabo: colaboraciones con escuelas y institutos: Talleres prácticos de monedas explicando por ejemplo la evolución de la acuñación de monedas, con participación de estudiantes.Actividades prácticas con escolares de como se acuña una moneda (se podria hacer un taller para acuñar piezas simples, tipo macuquinas tal vez). Aprovechar la numismática como disciplina accesoria a la historia (yo me aprendí unos cuantos reyes solo mirando monedas). A un nivel más elevado promover la creación de una cátedra numismática con colaboración de alguna universidad, creación de becas para su estudio. Participación de estudiantes de historia en la realización de actividades de la fundación.
    En estos tiempos de crisis que vivimos se podria crear también una sección de compra con opción de empeño (montepio numismático) de piezas o colecciones privadas para evitar que estos particulares (con la crisis) se las malvendan en establecimientos de compra de oro y plata y evitar así la dispersión de monedas. (Al no tener ánimo de lucro y disfrutar de una fiscalidad favorable por ser Fundación, tendriamos más margen que establecimientos privados). Colaboración con equipos arqueologicos ante nuevos hallazgos y la divulgación de los mismos. Seria necesaria disponer de «tentaculos-orejas» como una serie de colaboradores repartidos por toda la geografía del país, para informar de las actividades numismáticas, mercadillos y cualquiera actividad relacionada con la numismática. Fomentar la union y participación de las distintas asociaciones numístmaticas del país. Creacion de una web numismática muy activa con la participación de los socios y aficionados. Exposiciones itinerantes por todo el territorio. Colaborar con licenciados en historia en el paro para llevar a cabo estudios de investigación.
    8) Quedan muchos cabos sueltos pero la idea creo que se entiende.

    • Ignacio 7 años hace

      6) Para la creación de la colección, deberá crearse una comisión de expertos que decidan la actividad y los criterios de compra (y posteriormente de venta si procede) que configuraran la exposición-museo de las piezas.

      Ups… Yo lo que tengo claro es que si yo pongo el dinero, lo dirigiria y me involucraria un tanto por ciento de mi tiempo muy elevado, y si, contaria con numismáticos de confianza, y por supuesto conocedores del tema, pero cuando empiezas a añadir consejeros, comisisiones y demás sólo se consigue añadir una burocracia que además sería costosa.

      • ISAAC 7 años hace

        Hola Ignacio: En respuesta a tu comentario indicarte que dado que no soy un experto en numismática y menos en inversiones numismáticas como indiqué en mi escrito no dispongo de los conocimientos ni criterios en absoluto para gestionar ni dirigir la creación de una colección con un capital de 35.000.000 €. Como tampoco podria gestionar la creación de una coleccion de arte. Y si lo hiciera seguramente las consecuencias serian nefastas. Por ello propongo la creación de una comisión o comité de expertos para asesorar y contrastar las diferentes opciones.
        Saludos.

        • Ignacio 7 años hace

          hola Isaac, mis conocimientos de numismática son bastante limitados, pero como me lo tomo como hobby, considero que he aprendido/estoy aprendiendo y aprenderé mucho. En mi caso, el límite que tengo claramente es el dinero, pero lo que tengo claro (esto es mi idea, por supuesto discutible) es que me dejaria asesorar por algunas personas, pero yo mismo gestionaria y dirigiria, porque cuando se meten otras personas, y grupos de expertos, la experiencia me dice que las cosas no llegan a buen puerto o tardan mucho siendo muy caras. Hay que delegar algunas funciones obviamente, pero la dirección y el trabajo fundamental lo pondria de mi parte. Habria mucho que estudiar, eso seguro… pero seria una pasada y una gozada trabajar asi :-)

          • equus 7 años hace

            No es por nada, pero en mi tierra se suele decir: «A cuantos más gatos, más ratones». Eso de la «comisión de expertos», seguro que sale por un pico, no creo que hagan falta tantos expertos. En mi opinión lo primero que debe uno de hacer es formarse lo mejor posible previamente a embarcarse en todo tipo de negocios o cometidos, los «expertos» son en todo caso terceros que se venden al mejor postor. Indudablemente, el asesoramiento de un buen experto es algo valiosisimo, pero vamos, los justitos y contrastando su pericia con la nuestra propia, pues me da la sensación de que estamos infravalorandonos (siempre hablando con referencia al hipotético enriquecimiento. Creo que tendríamos tiempo suficiente para adquirir una mínima y decente formación. De todas formas existen profesionales externos e independientes para acudir puntualmente a sus servicios. Salvo mejor criterio. Un saludo. Equus.

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      Todo esto me recuerda a cuando visité el Museo Gulbenkian en Lisboa ( http://www.museu.gulbenkian.pt/ ). El museo expone la colección de un tipo que tuvo mucha pasta a principios del siglo XX y se dedicó a comprar cuadros, artesanía, objetos curiosos de todo el mundo y también monedas. Muy recomendable la visita a pesar de ser un museo muy poco conocido, incluso por los mismos lisboetas.
      La cuestión es que a la entrada pone una cita del propio Gulbenkian. No recuerdo el texto literal, pero venía a decir que él siempre había buscado buenos asesores, pero había procurado forjarse un gusto y un criterio propios que es lo que había guiado la colección en sí. Y ese gusto, junto con su propia personalidad, se reflejaba en la colección.

      • ISAAC 7 años hace

        Vaya, creo que deberé defender más a fondo mi punto de vista de no tomar yo solo las decisiones de compra/venta.
        Ciertamente Adolfo si la propuesta fuera montar una colección con 100.000 € seguiría mi intuición y mis gustos, a parte de informarme y estudiar más numismática, porque lo hago porqué me gusta y disfruto tocando y contemplando monedas. Pero has puesto un listón muy alto con esta cifra, que recuerdo equivale a 5.823.000.000 de las antiguas pesetas. Para que sepamos de qué estamos hablando y si no recuerdo mal, la colección del Caballero de las Yndias se subastó por bastante menos de la mitad esta cifra que propones para crear la colección. Por tanto no es moco de pavo y no creo que se pueda frivolizar y por tanto me lo tomo en serio. En tu enunciado dices que propongamos un «plan en el que indiquemos qué, cómo y cuando comprar y vender.» y además animas a que los «novicios» participemos. La primera pregunta que me haría és ¿Qué tipo de colección quiero montar? ¿ Me centro solo en una época ? ¿ España ? ¿ Medievales ? ¿ Iberas ? ¿ Almohades ? ¿Centenario ? ¿ Monedas con errores ? Entiendo que no necesito obtener un rendimiento de mi colección, eso no significa que pueda comprar monedas a cualquier precio. Eso lo sabe hacer cualquiera. Entiendo que hay que saber mucho, muchísimo de numismática, para saber manejarse con piezas interesantes en este mercado si hablo de 35 Millones de Euros. Por ello no veo razonable pensar que yo solito y novicio tenga la capacidad de saber dónde, a quién y a qué precio comprar o vender y más hablando de estas cifras. Solo hace falta ver cuanta gente, normal y corriente como yo, ha quedado atrapada con las participaciones preferentes o con los swaps en algo tan sencillo como parecería gestionar tu dinero en tu banco de toda la vida. Por todo esto yo no empezaría solito de buenas a primeras a comprar monedas sin más, antes de dar ningún paso primero intentaría discretamente empezar a relacionarme y entrar más en el mundillo de la numismática, con la ANE, la AENP, contactaría con varias personas con reputación y entendida en numismática, (pongamos con Adolfo mismo por ejemplo), y nos sentariamos a hablar para saber su opinión en cuanto a la posibilidad de montar una colección (sin enseñar mis cartas) y saber su punto de vista y conocer sus ideas, propuestas, y contactos con coleccionistas, investigadores, conservadores, profesionales etc … Una vez introducido en este mundo propondría a los que me hubieran merecido más confianza de participar en la creación del proyecto de crear una fundación para montar la colección así como toda una serie de actividades destinadas a proteger, divulgar, fomentar, etc… que ya he expuse en mi primera entrada. Al estar constituida como Fundación nos podriamos acoger al Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines Lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo, así la totalidad de las rentas de la Fundación estarian exentas del Impuesto de Sociedades, obteniendo más margen para ella. La gran mayoría de entidades similares de estas magnitudes, pero también los colegios profesionales y muchas asociaciones se distribuyen sus tareas en comisiones y toman sus decisiones, las más relevantes, en nuestro caso las decisiones de inversión o venta, habiendo escuchado y teniendo en cuenta la opinión de sus miembros o vocales.
        Saludos.

  19. Alberto 7 años hace

    Buenas,

    La verdad es que yo fantaseo mucho con la lotería, pero intentando ser racional:

    1- Lo primero es la seguridad, tanto para mi como para mi colección, así que me gastaría algo en seguridad.
    2- Buscaría asesoría para dedicar parte de ese dinero a producir dinero
    3- Respecto a comprar moneda, creo que de lo más importante es conocer a gente, así que me dedicaría a viajar por España y el extranjero a visitar numismáticas,convenciones, subastas, etc… Y que esa gente supiera que estoy interesado en ciertas monedas.
    4- Buscarí asesoramiento sólo para piezas extraordinarias y que supusieran un desembolso importante, quiero que la colección sea mía, no que me la haga otro.
    5-Continuaría coleccionando lo que hasta ahora, monedas acuñadas en Aragón de cualquier época. Aunque mejoraría mi coleccion del centenario (sin pretensiones), coleccionaría tremisses y piezas clásicas de la historia de la numismatica (no necesariamente caras, no iría a denario de los Idus,etc…)
    6- Haría de mecenas: promovería concursos de estudios numismáticos, donaría alguna moneda a los museos, patrocinaría páginas web (Adolfo, eres el primero de la lista. ;) ), etc…
    7- Haría un estudio de mercado para ver si me resultaba rentable abrir algún tipo de negocio relacionado con la numismatica (también podría ser una forma de ingreso de monedas, no sólo de dinero)

    Y creo que eso es todo. Saludos

  20. antonio albasit 7 años hace

    Muy buenas e interesantes ideas, creo que más de uno ya había soñado con algo parecido.
    No quiero alargar mi sueño, digo exposición, pero como dice el refranero, el dinero no da la felicidad, esto es, no por tener 35 millones uno haría la mejor colección y quizás tampoco una excelente, sino una buena, al fin y al cabo es mucho dinero.
    Lo primero debe ser saber lo que uno quiere, estudiarlo y conocerlo, marcar objetivos alcanzables, no lanzarse evidentemente a lo loco.
    Segundo, al igual que los amantes del buen vino, y me refiero a las buenas bodegas, contratar un profesional con prestigio como si de un enólogo se tratase. Numismático que nos permita conocer e introducirnos en el mercado, obviamente no habría que volverse loco por adquirir piezas, como dice Alfonso, tenemos 50 o 60 años por delante.
    En mi caso, me gustaría inculcar al ahora mi hijo pequeño la afición, al objeto que se tratara de una colección familiar.
    Por supuesto la cedería a las instituciones públicas de mi ciudad, tipo exposición permanente, y que entrara en las visitas planificadas por Institutos y Facultades, tal cual hacen con otro tipo de cultura. Esta cesión me permitiría un lugar seguro donde tenerla, asegurada, perfectamente catalogada y a la vista en su totalidad y disfrute.
    Por otra parte, llevaría a profesionales de la investigación numiamatica, para charlas, coloquios o conferencias, haciendo de mi ciudad un referente nacional.
    No quiero extenderme más, pero considero primordial, no como hacer la colección sino que hacer con ella, al fin y al cabo, ahora mismo coleccionamos porque nos gusta la historia, disfrutar de las piezas en nuestras manos, ….. no somos millonarios, y por eso yo haría la colección con el mismo sentimiento, no buscaría números de inversión y beneficios, para eso hay otras cosas.
    Este ha sido mi sueño, saludos a todos.

  21. Antonio 7 años hace

    En mi caso la cuestión sería fácil.

    Continuaría mi colección, con los mismos criterios que sigo ahora, pero cambiando el comprar «la mejor moneda que me pueda permitir» por «la mejor moneda que encuentre». Así seguiría disfrutando de mi colección, porque invertir en monedas es una mala idea. Eso sí, cuando quisiera vender la colección, como sería una colección muy valiosa, la casa de subastas la pondría en subasta toda junta, con un catálogo con pastas duras y un nombre rimbombante que influiría decisivamente en su revalorización. Pedigree estilo «Huntington». :-P

  22. David M 7 años hace

    Hola a todos,
    Es una gran idea, creo que los grandes coleccionistas en España se tendrian que unir formando una fundación y construir un museo para exponer sus piezas al público, como ya se ha dicho es fundamental que sea rentable por lo que se tendria que cobrar entrada, tambien se sacaria un dinero mediante la compra-venta y las subastas como una empresa más del sector,
    Es una pena que grandes monedas sóla las pueda ver su dueño, por cierto proximamente va a salir a subasta una moneda de 25 años de Paz, espero que por su extrema rareza puje el Estado por ella, es una moneda que no deberia salir de España.
    Un saludo.

  23. César 7 años hace

    La verdad es que tanto dinero para poder adquirir monedas es una tarea ardua y difícil no volverse loco. Me gustaría disfrutar del hecho de poder tener en mis manos aquellas monedas que aún no siendo de la época que colecciono, me llaman mucho la atención. Quiero decir que no me complicaría la vida, seguiría con la pequeña colección que con mucha paciencia y poco dinero voy formando, y salvo ésta, no trataría de hacer ninguna otra, cedería a mi capricho, compraría aquellas monedas que siempre he querido tener: ocho escudos de Carlos III, la que desde crío he visto en las botellas de brandy, los ochos reales de Segovia, el tetradracma de la lechuza, las principales monedas de pesetas, romanas, cartaginesas…muchas más, aquellas ibéricas e hispano romanas acuñadas en el actual territorio aragonés, y en cuanto a medievales las del Reino de Aragón.
    Pero lo principal, y aquí, sí que dedicaría tiempo y dinero, me gustaría difundir con ayuda de la Universidad el estudio numismático, querría editar un catálogo de numismática del Reino de Aragón, desde su origen como Condado hasta su unificación con el Reino de Castilla. Crear postgrados, becas de estudio, cátedras…etc. de la moneda en Aragón, que canalizaran el dinero de la herencia hacia algo permanente como es el estudio, el saber, la cultura…, mucho más eficaz que una colección de monedas más o menos valiosa encerrada entre cuatro paredes.

  24. Autor
    Adolfo 7 años hace

    Pues ya se ha acabado esta pregunta del concurso. Creo que han salido un montón de cosas interesantes, aunque creo que para algunas propuestas harían falta más de 35 millones!!

    Muchos decís que dedicaríais buena parte del esfuerzo a la divulgación; cómo se nota que lo echáis en falta. No obtante, solo Pablo lo considera una inversión, el resto lo veis como algo altruista. Yo creo que puede ser una inversión y muy buena.
    De hecho, si yo tuviese tanto dinero lo que haría sería intentar explotar esa idea. Me forjaría una colección de moneda medieval europea, que es la gran desconocida en la numismática del viejo continente y montaría una fundación para su estudio y divulgación. Esa fundación recibiría dinero mío (que desgravo), custodiaría la colección e intentaría recoger ayudas públicas. Además, si la fundación cumple su cometido a largo plazo habría más interés por la numismática medieval y mis monedas se verían revalorizadas.

    Entre los comentarios que habéis hecho, yo creo que me quedo con el de Indianas (3 puntos) y el de Terraco (2 puntos). Indianas es el que más puntos tiene al acabar el mes, así que suya es la blanca de los RRCC.

    saludos,
    Adolfo

  25. Juan Luis 5 años hace

    Por cierto, otra cosa es la calidad de la tasación.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*