Usos alternativos de monedas y billetes

Usos alternativos de monedas y billetes

Las personas normales utilizan las monedas y los billetes para adquirir bienes y servicios. Algunos tipos raros, como nosotros, además los coleccionamos, los almacenamos, los admiramos y los estudiamos. Pero hay quienes van más allá y utilizan monedas y billetes para decorar objetos o incluso como materia prima para construir otros artefactos. Ya hablamos de que hay quienes hacen joyas con monedas, pero hay más. Cito unos cuantos usos en esta entrada; seguro que vosotros conocéis otros y los ponéis en los comentarios.

El primer uso me sorprendió enormemente cuando lo descubrí. Resulta que hace un par de años vendí unos billetes que tenía repetidos a un tipo y me dijo que los quería para decorar las bobinas de una máquina para hacer tatuajes. Viendo mi asombro me explicó que aquella práctica era muy común en el gremio de los tatuadores y que se suelen emplear billetes de un dólar.  Hay quienes se tiran el moco y usan 2 billetes de 100 dólares para decorar su máquina tatuadora.

Pero no hacen falta billetes valiosos para decoraciones realmente sorprendentes. Tal es el caso del restaurante newyorkino «The Standard Grill«, en el que sus clientes pueden tener el lujo de pisar unas baldosas que contienen miles de centavos formando una especie de mosaico. Resulta realmente curioso, pero no sé qué pasará el día que entre en el restaurante un aficionado a buscar variantes.

Si se parte de la decoración y se da un paso más se llega hasta el arte. No faltan quienes hacen arte utilizando para ello billetes. Tal es el caso de la versión de «la traición de las imágenes» que se muestra arriba, creada por Ray Beldner dentro de la serie Counterfeit. Básicamente lo que hace son collages que imitan a grandes obras del Siglo XX usando para ello billetes recortados. A mí me parece la enésima idiotez cobijada bajo el paraguas de «arte contemporáneo», pero es cierto que al tal Beldner no le hubiese conocido de no haberlo hecho, así que al menos ha conseguido publicidad.

Más curiosa me parece la réplica a escala del Castillo de Matsumoto que ha hecho un japonés utilizando 100 millones de yenes en billetes desmonetizados (fuente). No es que tenga más mérito que hacerlo con pasta de papel normal y corriente, pero al menos queda más original.

 

También hay quienes usan los billetes para hacer collages fotográficos como el de arriba. Son graciosos y hay bastantes fotos de este estilo por la Web; aquí he encontrado unas cuantas.

Pero no todo el arte hecho con material numismático es exclusivo. También hay quienes lo hacen en serie, como la moda de colorear monedas de euro. En algunos países de centroeuropa son bastante coleccionadas y hay empresas dedicadas a ello que tienen un amplio stock, como Münzhandel Ortner. Algunos motivos dan bastante juego y las monedas pueden quedar bonitas, como la conmemorativa del Castillo de Neuschwanstein. No obstante, en mi opinión su interés numismático es nulo.

Finalmente hay quienes utilizan las monedas para hacerse un souvenir de algún sitio donde ha estado.  Así dicho esto suena un poco raro, pero me estoy refiriendo a las llamadas elongated coins («monedas elongadas» se suele decir en castellano). Básicamente son los productos de unas máquinas que tienen una pequeña prensa y convierten una pieza pequeña de cobre en una chapita con un grabado. Este tipo de monedas tienen más miga de lo que parece. Resulta que las primeras máquinas para hacer monedas elongadas datan de 1893. Como siempre, hay bastantes coleccionistas en Estados Unidos. Podéis encontrar información en bastantes sitios, por ejemplo aquí, aquí o aquí.

En España hay muy pocos coleccionistas de este tipo de piezas pero tenemos un blog dedicado, cuyo autor salió este verano en la tele. También se ha estado hablando de monedas elongadas en Imperio Numismático, al igual que en Identificación Numismática, donde además se ha generado un tutorial.  A este mismo tema hace un tiempo que dedicaron un reportaje en Numismático Digital. Por supuesto, esto técnicamente no es coleccionar monedas, ya que no se colecciona algo emitido por una casa de moneda; entraría dentro del coleccionismo de fichas, como también hace Néstor.


42 Comentarios

  1. Bernardo 7 años hace

    Sólo he echado en falta el euro de Homer Simpson :)

    http://img.imgur.com/H7eSq.jpg

  2. César 7 años hace

    También se han utilizado para decorar navajas españolas, por ejemplo, en las navajas isabelinas, es evidente por qué dicho nombre.
    Aquí en una navaja antigua: http://img346.imageshack.us/img346/3992/dscn33747sw.jpg
    Y en otras actuales: http://i16.photobucket.com/albums/b2/monti502/7-15.jpg
    http://i46.tinypic.com/dg2m14.jpg

    Como curiosidad se realizaron navajas utilizando dos monedas: http://img694.imageshack.us/img694/9443/dscf3021d.jpg

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      ¡Qué chulas!!

      No sabía nada de las navajas estas.

    • equus 7 años hace

      Por dios, que lástima de columnario, deberian de darle tormento inquisitorial al que hizo esa aberración, no me explico como alguien puede destrozar así un tesoro histórico y luego irse a la taberna a beber vino peleón y presumir de su hazaña. Patético. Salvo mejor criterio. Equus. Un saludo.

      • César 7 años hace

        Por lo que he visto en otras ocasiones, estas navajas moneda utilizan reproducciones, es decir, falsas.

        • equus 7 años hace

          Me dejas algo mas tranquilo. Un saludo. Equus.

        • Autor
          Adolfo 7 años hace

          Tampoco me parecería un crimen utilizar una moneda corriente y de 20 euros (hay muchas isabelinas por ese precio) para adornar una navaja que vale 500…

          • equus 7 años hace

            Hombre Adolfo tampoco es que esté tipificado en el código penal como una figura delictiva, pero entre los que amamos nuestros pequeños tesoros es como si utilizasemos un hacha del neolitico para partir almendras. Personalmente podria haber utilizado una reproduccion o similar. No se, de todas formas yo nunca lo haría, sobre todo cuando pienso en tantos coleccionistas, como yo, que tanto esfuerzo nos cuesta hacernos de cosillas interesantes. No obstante cada cual es muy libre de hacer con sus cosas lo que le plazca. Salvo mejor criterio. Equus.

  3. david 7 años hace

    La alfombra de centavos está chulísima!!

  4. JAVI 7 años hace

    Hola, creo que todas estas cosas son impensables de hacer para personas como nosotros los coleccionistas, ya que solemos coger las monedas con guantes, tenemos mucho cuidado de no darlas un golpe, en definitiva, la mimamos a la moneda y los billletes, pero bueno hay personas para todo.

    Saludos,

  5. Desde luego que hay guente para todo, la alfombra de centavos sin duda es chulísima, pero para mi lo que se lleva la palma es el Castillo de Matsumoto del japonés, cuantas horas de trabajo dios mio. Saludos.

  6. equus 7 años hace

    Recuerdo en mi infancia que los chiquillos nos dedicabamos a buscar monedas de 50 centimos de niquel (las del agujerito) para llevarlas al zapatero del pueblo y nos hacia unos cinturones majisimos con ellas remachandolas al cuero en toda su longitud. Hoy dia esto ya no se lleva, pero os puedo asegurar que por entonces era la hostia. De todas formas, cuantas mas monedas y billetes se destruyan con estas majaderias, mas valiosas serán nuestras colecciones ¿no?. Salvo mejor criterio. Equus.

      • equus 7 años hace

        Que años aquellos cuando comiamos «pan de la Habana» y bebiamos «Mirinda». Los cinturones que hacia el zapatero de mi pueblo eran más generosos con las monedas, vamos, que tenian mas monedillas, de todas formas me ha encantado ver el cinturón o «correa». Gracias por el enlace y un abrazo Cesar. Equus.

        • César 7 años hace

          Cierto, la verdad es que es un poco feo, recuerdo haberlos visto más llamativos.

  7. enrique 7 años hace

    encantado con vosotros un aficionado

  8. Autor
    Adolfo 7 años hace

    Lo de los centavos no es una alfombra, sino que son baldosas. A mí me parece muy chulo, sí.

    Yo lo más raro que he utilizado una moneda eran las de 5 duros del agujerito para la cuerda de la peonza y que al lanzarla se te quedase la cuerda entre los dedos. Ahora y no hay monedas con agujeritos… ni peonzas.

    @enrique, bienvenido al blog!!

    saludos,
    Adolfo

  9. equus 7 años hace

    Ahora que recuerdo, en relacion a los cinco duros del agujerito, cuando acuñaron la correspondiente a ceuta (la de la Virgen), la gente se las quedaba como llavero, o mas bien como parte integrante de la anilla del llavero, vamos, a especie de amuleto religioso, aún hoy dia, sobre todo la gente más mayor, si te fijas bien las llevan entre las llaves. Si seguimos así, son multiples usos los que se pueden dar a los numos.
    A propósito de las monedas perforadas en origen y diseño (lo cual tengo entendido que fué una moda llegada de china o Japón), sería interesante que alguien muy puesto nos ilustrase sobre la funcionalidad o motivo por el cual se diseñaron así estas monedas, pues existen todo tipo de leyendas por ahí. La verdad nunca me he puesto a investigar pero seguro que existe un porqué. Aparte de China y Japón entre otros paises de Asia, se acuñaron este tipo de monedas en España, Belgica, Francia, y otros que no me consta. A ver alguien que nos ilustre, o por lo menos que nuestro moderador inserte un post (o como diantres se llame)con este tema. Salvo mejor criterio. Equus.

  10. Carlescq 7 años hace

    Las baldosas quedan pero que muy bien, y las fotos con los billetes son divertidas. Y no es nada descabellado. Ahora, lo de la navaja, aunque queda muy bonita, no me gusta tanto. Otra cosa sería si eso lo hiciera alguien de la época isabelina. No me parece mal utilizar las monedas cotidianas para usos cotidianos.

    • César 7 años hace

      Mira, esta reproducción de una navaja isabelina realizada por un artesano de Albacete cuesta 3.300 euros. Como podrás comprobar las dos monedas que tiene insertadas son dos pesetas de aluminio, es un poco cutre que utilicen monedas de aluminio cuando la navaja está realizada en plata, (sus adornos, no la hoja), y tiene ese precio.

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      Yo vi un cincuentín de los de la FNMT de los años 90 recortado de esa manera.

      Muy muy muy feo.

  11. Jose David 7 años hace

    Muy curiosa y currada esta entrada, me ha gustado mucho, felicidades

  12. equus 7 años hace

    Cesar, todo lo anterior debe de ser por lo de las fechas que corren ¿no?, ya sabes, por lo del dia de todos los santos y difuntos (modernamente «halloween» o como demonios se escriba). De todas formas está bien para «endurecer nuestros nervios». Me imagino que los individuos o «individuas» que lucieran los mamotretos en cuestión se dedicarían a quiromancia o la danza con pandereta pues no me puedo ni imaginar de alguna respetable señora con semejantes adornos sin que «chirrie» el asunto.
    Otra cosa: toda la plata que falta tras terminar la «gesta» seria para el platero (que no joyero) como cobro por tan magna obra de arte, ¿no?.
    Fuera bromas, me quedo con los cinturones remachados con los «dos realillos», al menos los podia llevar todo el mundo y las monedas sufrían poco más que por su uso circulante. Un saludo y gracias por tu aportación. Salvo mejor criterio. Equus.

  13. equus 7 años hace

    Tambien recuerdo que en las tabernas antiguas solían clavar (literalmente) las monedas de menor valor a la entrada (en el suelo), aún no se porqué motivo, pero de niño cuando mi padre me llevava, me quedaba fijo en aquellas gordas de aluminio soñando en el caramelo que me podía dar Justillo el Kiosquero por dicha fortuna.
    A finales de los 70, una empresa catalana tuvo problemas con la Justicia debido a que se dedicaron a fundir pesetas (las de bron-alum) para transformarlas en…, creo que tornilleria tipo latonada. En esta linea ferretera, los manitas siempre usaban los 50 cts como arandelas de lujo y las gordas de aluminio como calzadores de patas en todo tipo de muebles, lo que pasa es que con la llevada de los suelos de marmol o cerámicos esta idea no solia gustar a las amas de casa.
    Un último uso que a todos se nos ha pasado y es sumamente conocido: Utilizar las monedas como amuletos de conjuros varios: Si, ya sabeis, la Fontana de Trevi, las cuevas de Nerja, el pilar de mi pueblo (bueno, aquí ya no echa nadie nada salvo porqueria). Un abrazo a todo el personal. Salvo mejor criterio. Equus.

  14. Nolo 7 años hace

    Creo que el uso más común de las monedas era el usarlo como llaveros. Me sorprende que nadie lo haya señalado. Se solia agujerear la moneda para poder engancharlo a la cadena del llavero Imagino que todos han visto alguna vez uno. Ahora no es tan facil encontrarlos.

  15. Autor
    Adolfo 7 años hace

    Me acabo de enterar que las monedas no solo pueden usarse para hacer baldosas, sino que directamente pueden reemplazarlas: http://www.numismatica-visual.es/2012/11/idea-para-numismaticos-que-quieran-cambiar-su-suelo/

  16. equus 7 años hace

    Resulta curioso este tipo de soleria, pero ¿que pasará cuando el cobre crie cardenillo?, se pondrá verde o quizás saque una pátina extraña, aunque me extrañaria mucho que al cabo de un tiempo tras pisar y limpiar dicho suelo no pierda su gracia. Por otro lado, este tipo de suelos metálicos son peligrosos debido a su buena conduccion electrica. Tantos gustos como colores. Un saludo. Equus.

  17. Miguel Angel 7 años hace

    Hola Adolfo,

    Acabo de verme en la entrada. La verdad es que el vídeo está dando mas juego del que me imaginaba. Gracias por los vínculos tanto a mi blog como a los artículos. Ahora en respuesta o aclaración a algunos de los comentarios, sin querer en realidad corregir a nadie, solo doy mi opinión.
    Las monedas elongadas como cualquier token o ficha, pertenece a ese sub-apartado de la numismática que es la exonumia, como bien comentas existen por lo menos desde 1893 y se están descubriendo ahora en España (aparecieron casi a la vez que el euro), aunque yo ya tengo mas de 200 máquinas catalogadas (http://www.elongando.com/p/catalogo.html).
    Soy coleccionista numismático desde que tenía 10 años (acabo de cumplir 45) y no tengo ningún reparo en «chafar» una moneda «corriente» en una máquina para convertirla en un objeto coleccionable. Todos manejamos monedas a diario y no por ello las incluimos todas en nuestras colecciones, no se me ocurriría «chafar» una moneda de mi colección, pero llevo mi bolsita con monedas de 5 céntimos (a poder ser nuevas) por si me encuentro una máquina de elongar monedas.

    Cualquier duda o aclaración sobre esta temática de las monedas elongadas estaré encantado de tratarla.

    Un elongado saludo para todos. Miguel Angel.

  18. Miguel Angel 7 años hace

    Por cierto, para el que piense que las monedas elongadas son simples souvenirs, al perder su uso como moneda, observad el precio al que se ha rematado esta pieza en una subasta que acaba de finalizar.

    http://stacksbowers.com/Auctions/AuctionLot.aspx?LotID=410505

    Un saludo. Miguel Angel.

  19. Fernando Aguilar 3 años hace

    Espero que puedan ayudarme. Quiero traer unas máquinas de esas que transforman las monedas en su venirse pero hay una norma que me parece que nos prohíbe Artículo. 256 del Código Penal. Creen que puedo utilizar legislación comparada o jurisprudencia de otras partes? O es que ese artículo no nos alcanza? Gracias mil.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 años hace

      Ni idea. Pero hay muchas máquinas de esas así que supongo que no sea un problema.

  20. Fernando Aguilar 3 años hace

    Gracias Adolfo, ante tanta evidencia sobre distintos usos de las monedas en todo el mundo, creo que con esto puedo respaldar tranquilamente nuestro proyecto sobre las máquinas «elongadoras», gracias Adolfo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*