Comprar monedas sin prisa

Comprar monedas sin prisa

Allá por los albores del blog comenté que, en general, no es recomendable buscar una moneda concreta, sino tener “fichadas” unas cuantas y esperar a que nos las ofrezcan a un precio razonable. Comprar una moneda con prisas es la mejor forma de pagarla cara o incluso de hacerse con un ejemplar de baja calidad ennubilados por el deseo de poseerlo. Pero Luis nos advierte también del peligro de querer la moneda de nuestros sueños a precio de chollazo bajo la excusa de que no nos importa esperar. Pongamos algunos ejemplos para ver lo que quiero decir:

CASO 1: Si la moneda que se busca se trata de un ejemplar raro, de esos que salen a subasta una vez cada diez años o más, aquí no hay mucho en lo que pensar: el que lo quiera que lo pague porque seguramente pasen muchos años hasta que vuelva a tener la oportunidad. Un ejemplo es el precioso dínar de Mohamad al-Motamid, pieza única que se representa en la primera foto. Ya vimos un caso de un coleccionista que dejó pasar una oportunidad y luego nunca más la volvió a tener, y a Caballero le pasó lo mismo en alguna ocasión. Si la adquieres en una subasta debes ser el que más pujes, y si es un comerciante el que te la ofrece, debe estar seguro de que eres quien más pagaría por ella (en otro caso se la vendería a otro). De todas formas, ya sabéis que este tipo de ejemplares no se los recomendaría a los coleccionistas medios.

CASO 2: Si la moneda que se busca es un ejemplar no demasiado raro pero de precio elevado, esto es señal de que hay mucha demanda en este tipo de ejemplares. Pongamos un ejemplo con una moneda que me parece muy bonita: las 20 pesetas de 1892 (18-92) – como la de la segunda foto – una moneda muy buscada pero que sale a subasta con cierta frecuencia, si bien en los últimos años ha aparecido poco. Según mis cálculos el precio de esta moneda en SC está entre los 3.600 y los 5.000 euros.

Imaginemos que un coleccionista (llamémosle Enrique) se levanta una mañana y decide que quiere esta moneda. Va donde un comerciante (llamémosle Juan) y le dice que se la consiga “cuanto antes”. Si Juan es un buen comerciante conocerá a alguien capaz de proporcionarle dicha moneda, pero como la quiere pronto la tendrá que pagar cara. Posiblemente tenga que ofrecer 5.000 euros para poder hacerse con ella, que pagará gustoso si tiene la certeza de que se la venderá a Enrique por 6.000. Y si por algún motivo casual Juan es capaz de encontrar esa moneda por 3.500 en esa misma tarde, que nadie se piense que bajará el precio a Enrique: si su cliente está dispuesto a pagar 6.000, que pague ese dinero que para eso Juan es el profesional.

Imaginemos ahora que Enrique le dice a Juan que quiere las 20 pesetas de 1892, que no le importa esperar una temporada y que las quisiera encontrar por unos 4.000 euros. Juan, como buen comerciante, irá a convenciones, asistirá a subastas y tendrá contactos a nivel internacional que es probable que a medio plazo le ofrezcan una moneda como la que quiere Enrique. Quizá tenga la oportunidad de hacerse con ella por 3.500 euros, precio al cual quizá no la comprase si no supiese que Enrique la está buscando (hay que tener mucho cuidado con el efectivo, que el dinero líquido no es infinito), pero como sabe que la tiene vendida, la comprará gustoso y se la proporcionará a Enrique por 4.000 euros (o quizá le intente sacar algo más y llegar a los 4.500). No gana mucho dinero pero no ha arriesgado casi nada ni ha tenido que tener el stock paralizado mucho tiempo.

Imaginemos por último que Enrique le dice a Juan que quiere las 20 pesetas de 1892, pero que “no tiene prisa en encontrarlas y las quiere a buen precio”, pensando que se podrá hacer con ellas por 2.500 euros a largo plazo. Juan le dará el parabién por no mandarle a paseo y se olvidará de la oferta porque, aún en el hipotético caso de que se pudiera hacer con esa moneda más barata, al ser una moneda muy buscada seguro que tiene clientes que le pagarían más por ella. El que la busque a esos precios no se hará con ella nunca.

CASO 3: Si la moneda que se busca es un ejemplar corriente. En estos casos es probable que a medio plazo se pueda encontrar bien de precio o que se compre algún lote y aparezca esta moneda. De nuevo lo ilustraré con un ejemplo:

Hace unos meses tenía una pequeña colección de monedas de 2 pesetas en mal estado pero tenía casi la colección completa y quería completarla para venderlo en un lote como una colección. Pasé por el mercadillo de Madrid y vi que uno de los puestos tenía una bolsa de monedas de 2 pesetas malas, sin meterlas en cartones ni nada, simplemente al montón en una bolsa; claramente las había comprado por su peso en plata. Le pregunté que si tenía alguna de 2 pesetas de 1883, me dijo que sí, volcó unas cuantas en la mesa, cogió una de 1883 (en BC-) y me dijo que ese ejemplar me lo podía dejar en 28 euros. Yo no dije nada y me fui al puesto de al lado, mientras el hombre levantaba la voz diciéndome que si le pido la moneda más rara no esperaría que me la regalase.

Vamos a explicar la jugada. Yo por una moneda de 2 pesetas de 1883 en BC- y sin estrellas ni nada, si no la ando buscando no pago más que su peso en plata (aproximadamente 6 euros en aquel momento). Como me venía bien para completar la colección hubiera estado dispuesto a pagar 8-9 euros por ella, dejando un 50% de beneficio al vendedor que creo que es razonable para una moneda que la ha comprado a precio de fundir. Pero como el amigo se pensó que tenía delante a un novatillo buscando un ejemplar malo que le falta en su colección, pues intentó arrearme el estacazo. Es lo que pasa cuando uno pregunta por el precio de una moneda que no tiene el precio marcado. Al final pude encontrar la moneda al precio que buscaba en esa misma plaza.

CASO 4: Si la moneda que se busca vale su peso en oro. Hay muchos ejemplares del numerario español cuyo precio es fundamentalmente su precio en oro o en plata, por ejemplo las 25 pesetas de Alfonso XII anteriores a 1880, las onzas en calidades corrientes o los 100 reales de la foto de arriba. Hoy en día las 25 pesetas se venden a unos 350 euros aproximadamente por el simple y llano hecho de que pesan 8,06 gramos de oro y el oro está a 42 euros el gramo. No es razonable pensar que nadie nos va a vender esas monedas por mucho menos porque llevándolas a fundir sacará casi lo mismo. Pero aquí se puede especular con el precio del oro: si consideramos que el oro ahora está barato, será momento de comprarlas; si consideramos que está caro, quizá sea mejor idea esperar unos años para ver si bajan de precio. Antes de la crisis esas alfonsinas se vendían por 150 euros; no me parece descabellado pensar que en unos años nos podamos hacer con ellas con un descuento considerable sobre el precio que se está pagando ahora por ellas, sin por ello ser unos cholleros.

Creo que con estos ejemplos se ilustra bastante bien la diferencia entre pagar cara una moneda, hacerse con ella con paciencia a un precio razonable y buscarla a precio de chollo. Un poquito de conocimiento de mercado y grandes dosis de sentido común son los ingredientes principales en esta distinción.

Las fotos que ilustran la entrada están sacadas de la Colección Caballero de las Yndias, subastada por Aureo el 21 y 22 de octubre de 2009.  Se remataron por 1.300, 8.200 y 210 euros respectivamente.

16 Comentarios

  1. Ignacio 5 años hace

    Buenos apuntes Adolfo. Pero cuando uno comienza es difícil resistirse :-) . Por cierto, cuando dices en calidades corrientes, que significa? Por lo general una onza española, isabelina muy mala tiene que estar para que te la vendan solo a peso… siempre llevan un plus, y dependiendo de su conservacion/demanda/rareza puede ser razonable o no.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Muchas onzas españolas, monedas de 25 pesetas del Centenario y monedas de Isabel II se pagan a peso de oro o poco más (al igual que los napoleones, por ejemplo). Es bastante normal que un comerciante cobre un porcentaje a mayores del peso en oro (algo tendrá que ganar él) pero no mucho. Lo mismo pasa con los duros de plata en calidades corrientes.

      Hoy el oro está a 45 euros el gramo. Una moneda de 25 pesetas tiene 7,254 gramos de oro puro, por lo que su peso en oro es 304 euros. Es razonable que un profesional la intente vender a 320-350 euros; pero que nadie espere encontrarla a día de hoy en 250 porque ningún profesional se la vendería, ya que saca más tirándola a fundir. Quizá dentro de unos años se encuentren por 200 euros si es que el oro ha bajado, o quizá se pida por ellas 600 si el oro sigue subiendo.

      saludos,
      Adolfo

  2. Javier Sánchez 5 años hace

    Muy buenas recomendaciones. En el caso 3 estaríamos la inmensa mayoría de los coleccionistas españoles, sobretodo en la actual situación económica, aunque también entre el caso 2 y 3 hay casos intermedios en cuanto al precio ( ni tan corriente ni tan elevado de miles de euros). La moneda de 20 pesetas de oro, preciosa moneda por cierto, sólo puede ser de 1892 (18-92) y no de 1894, si no me equivoco.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Gracias por reportar el error. Tengo la cabeza en las nubes… digo, en la tesis :S

      En cuanto a caso 2 y caso 3, realmente no es el dinero lo que hacen que esté una moneda en una u otra categoría. Por ejemplo, hace poco que me dijo uno que si podía le encontrase algún real de a 8 “a buen precio”. Su buen precio era, ni más ni menos, que 25 euros. Os podéis imaginar que a 25 euros ya me gustaría a mí comprarlos, y aunque los comprase por menos no se lo iba a vender a ese precio cuando son moneda con mucha demanda y que se pueden vender por el doble.

      saludos,
      Adolfo

      • Luis 5 años hace

        Casos como éste de Adolfo son, lamentablemente, bastante frecuentes. La clave del error está, como se apunta en la entrada, en pedir que a uno le busquen una moneda a un precio inferior al de mercado. Que sea un 20% ó un 50% inferior es ya menos relevante: lo importante es que el vendedor no tiene necesidad alguna de venderle a nadie una moneda por debajo de lo que se la puede vender a poco que se trabaje uno el asunto.

  3. Javier Sánchez 5 años hace

    Hombre, los Reales de a Ocho ya no son monedas corrientes, pero tampoco excesivamente elevadas de precio. O si no queremos hablar de precio, no son excesivamente raras, por lo general. Más de una vez he pensado que una bonita colección de moneda podría formarse con Reales de a Ocho, moneda emblemática de la numismática castellana moderna , “transversal” ( palabra que está de moda) en cuanto que abarca varios reinados, desde los Reyes Católicos ( acuñadas durante Carlos V, que parece que poco quiso acuñar a su nombre en Castilla, por qué será…), piezas bastante caras, pasando por los Austrias, con las míticas piezas del Ingenio de Segovia de los Felipes y Carlos II, hasta los Borbones, con los famosos columnarios de Felipe V, Fernando VI y Carlos III. Estos duros son unas monedas vistosas, grandes y magníficas, y se convirtieron en la divisa internacional de la época.

  4. Miguel Ibáñez 5 años hace

    Muy buena entrada Adolfo. Gracias por estos consejos y por lo bien que los expones. Yo soy de la opinión que el oro acabará bajando, aunque no creo que a niveles anteriores a la crisis, al menos a medio plazo. Al final no es más que un valor refugio que se cambia por otro en cuanto va surgiendo (por ejemplo comprar cosechas). También hay otro aspecto del asunto: los grandes acaparadores de oro están ahora vendiéndolo a muy buen precio. Cuando lo hayan vendido les interesará volver a comprarlo a un precio mucho más barato para poder volver a repetir la jugada. Algo parecido al efecto de la burbuja inmobiliaria sólo que introduciendo la variable de la crisis. No tiene porqué ser cierto pero es lo que opino. Conclusión: esperaré un tiempo antes de volver a comprar moneda de oro. Un saludo.

  5. Alberto 5 años hace

    Buenas,

    Llevo no demasiado tiempo en el colecciónismo de moneda y nunca he podido observar que una bajada del precio se acompañé en el mercado numismático¿Realmente cuándo baja el precio del metal bajara la moneda? ¿Cuanto tiempo tarda en trasladarse la rebaja? A mi me da que esto es como la gasolina, que subir, sube fácil, pero bajar….

    Saludos

  6. Autor
    Adolfo 5 años hace

    Javier, tienes mucha razón con lo de que con los reales de a 8 se pueden formar unas colecciones magníficas. Eso lo opina mucha gente y por eso hay tantos coleccionistas y la demanda de esas monedas es tan alta.

    Alberto, yo opino como Miguel: el oro está caro, lo cual es muy normal que pase en época de crisis. Posiblemente suba más, pero en algún momento tendrá que bajar significativamente, estos precios no son normales. En cuanto a si las monedas responderán a esa posible futura bajada, evidentemente sí. De hecho ya responden: para comprobarlo no tienes más que monitorizar el precio de venta en subastas de las monedas de 25 peseta de Alfonso XII. Cuando el oro sube, su precio sube, y cuando el oro baja, su precio baja. Evidentemente, las variaciones de un mes para otro son pequeñas, pero se notan.

    En cuanto a si bajarán para los coleccionistas finales (digamos en mercadillos) supongo que tardarán pero también acabarán por hacerlo. Me explico: si ahora la clientela está acostumbrada a pagar 20 euros por duros malos y la plata baja a la mitad de un día para otro, los vendedores intentarán seguir vendiendo a 20 euros los duros por dos motivos: para dar salida a un stock que a ellos les ha salido caro y porque si su clientela está dispuesta a pagarlo caro ¿por qué se lo iban a poner más barato? Sería de idiotas.
    Pero a medio plazo habría gente que comprase duros más baratos y que bajase el precio. Así que a todos les tocaría bajar.

    La ley del mercado, como siempre. La diferencia con la gasolina es que cuando baja el barril de petróleo el gobierno sube los impuestos.

    saludos,
    Adolfo

  7. equus 5 años hace

    Hola a toda la comunidad. Buen foro, como de costumbre, interesantes proposiciones. Me ha encantado la ultima respuesta de Adolfo, se ve que conoce, por lo menos lo importante, de los entresijos de las siempre nefastas e interesadas politicas fiscales de los gobiernos hacia la inmensa mayoria de la población, pues solo hay que estudiar minimamente la historia economica de nuestro pais (y quizás tambien de muchos más)para saber lo poco importante que resulta el bienestar general de la población, salvedades aparte que duran poco. Particularmente, quizás por nuestra propia idiosincrasia, España siempre ha sido un buen terreno para hacer buenos negocios especulativos, por parte de nuestros rentistas y por supuesto por naciones, a las cuales gracias a nuestros gobernantes de turno (por necedad, imbecilidad, corrupcion o simplemente por codicia personal)se les ha permitido exprimirnos hasta la saciedad. Rollos aparte, la última respuesta de Adolfo es muy acertada, ya que no debemos confundir entre las fluctuaciones de determinados bienes como los metales preciosos y bienes primos de uso cotidiano como los hidrocarburos, entre otras cosas porque de estos últimos andamos muy muy exiguos y debemos ir fuera a por ellos, desde luego las cargas fiscales siempre se van a aplicar sobre aquel consumo que por masa circulante aporte ingresos notorios y eso hoy por hoy es el petroleo y algunas cosas más. El oro, y tambien la plata, no tienen mas remedio que bajar y a mi corto entender como mucho en el medio plazo. Alguien se ha puesto a investigar ¿cuanto oro se producia antes del estallido de la actual crisis economica y cuanto se produce hoy dia? Solo en Sudafrica y Brasil se han puesto en explotación la práctica totalidad de las minas que llevan decenios cerradas, todo ello porque con la subida del amarillo ahora son rentables. Esto y otros factores más (necesidad de liquidez y evolucion de la produccion agricola, por ejemplo) van a saturar de oro el mercado y el oro no tiene funciones biologicas, por ello vamos a vivir otra burbuja explosiva con estos metales, solo que como de constumbre los mas perjudicados van a ser los de siempre. De todas formas esta burbuja no va a repercutir demasiado sobre la economia. Ya hay precedentes historicos de algo parecido, solo que hoy dia, al basarse nuestra politica monetaria en la “confianza”, o sea, economia fiduciaria, el oro es practicamente un objeto de acumulación y adorno. En cuanto a su repercusion en numismática de colección, no cabe duda de que hoy dia se acumula el oro en lingotes y por supuesto en monedas, sean BC o SC, pues el gramo pesa lo mismo, por ello y tal como lo dice nuestro moderador, los comerciantes lo saben y piden lo que tienen que pedir. Otra cosa será cuando baje (que bajará), entonces, si quieren seguir comiendo de se negocio, tambien tendrán que ajustarse y bajar, pues una masa importante de potenciales compradores (no coleccionistas) airearan sus reservas si quieren seguir moviendo el dinero y comer de este, pues repito, por ahora el oro o la plata no son digestivos.
    Otra cosa y finalizo. Desde luego los pesos duros o reales de a 8 son piezas estupendas y no demasiado caras, pues se pueden comprar incluso desde 45-50 €, aunque no es lo normal, otra cosa son los mismos pero columnarios que curiosamente son muy deseados y a su vez caros y eso que durante su periodo de acuñación se inundó el mercado circulante de los mismos, no hay que olvidad que eran la divisa patrón de la época, como ahora el Dolar y pronto el Yuan, por ello me da la neura de que existe algo de vena especulativa sobre sus precios, o puede que al haber sido una moneda internacional, la misma esté sumamente repartida por todo el orbe. Lo anterior lo digo, porque llevo tiempo intentando conseguir uno a su precio razonable y por ahora, creo que los precios que andan por ahí están algo inflados. Tal y como sabiamente nos aconseja Adolfo, “sin prisas pero sin pausas”. Salvo mejor criterio. Equus.

  8. Autor
    Adolfo 5 años hace

    Tengo entendido que la extracción de oro tiene unos cupos a nivel internacional, pero no estoy seguro.

    En cualquier caso, el incremento de precios de los últimos años se debe a la crisis. El oro es un valor refugio y hay mucha gente que tiene mucho dinero y no sabe qué hacer con él (ahora estoy es un problema para muchos), por lo que lo invierten en valores refugio hasta que vean otras oportunidades de inversión. Es decir, que el oro ha subido de precio por un motivo de inversión, no porque sirva para nada, ya que la única industria que hace uso masivo de él es la joyería.
    La gasolina, en cambio, es un bien de necesidad cuya demanda permanece prácticamente estable con la variación de los precios. Ese tipo de bienes tienen un nombre técnico que ahora no recuerdo. La cuestión es que es en ellos donde se nos cruje a impuestos, ya que consumiremos lo mismo aunque el precio se duplique. El alcohol y el tabaco son otros ejemplos de este tipo de bienes.

    Por parte de los columnarios, la razón de su alto precio a pesar de la relativa cantidad de ellos que hay está en que son monedas coleccionadas por los americanos. Ellos lo consideran, con razón, el predecesor del dólar, y por tanto se interesan por él. Cuando una moneda es codiciada por el enorme mercado numismático americano su precio sube.

    saludos,
    Adolfo

    • equus 5 años hace

      Bueno Adolfo, en cuanto a la extracciones de Oro y Plata (tambien Platino y Paladio, aunque de soslayo), quien manda en realidad es la Ley de la oferta y la demanda, lo de los cupos lo imponen ciertas naciones, sobre todo las importadoras por el asunto de posibles distorsiones y desequilibrios en el mercado financiero, pero ¿quien va a controlar los ingresos de una nacion soberana que puede aumentar su balanza exportadora con algo que tiene de sobra?, es como si España tuviera mas demanda de aceite de oliva y no lo exportasemos. Lo que en este caso deberian de hacer nuestros “entendidos”, seria más bien controlar los stocks en nuestro mercado interior para no causar excesivos desequilibrios en cuanto a los precios, pero controlando nuestra demanda interna y quedando suficientemente abastecida la misma sin distorsiones excesivas, todo lo que salga afuera son divisas fresquitas que ayudan a nuestra balanza. Cualquier materia prima practicamente tiene la misma tónica, solo que en el caso del oro, este al no ser fungible (no se consume por el paso del tiempo o el uso), las existencias perduran y cuando esta tormenta pase, seguramente el mercado se va a inundar, más oferta que demanda. Un dato, el todopoderoso BundesBank está haciendo inventario de todas las reservas de oro que posee (y no son pocas)que tiene depositadas en distintas naciones, puede que solo sea por controlar, pero quizás estén sopesando aflojar los precios del mismo, pues ingentes cantidades en Euros se están transformando en oro y eso descapitaliza sobre todo a naciones importadoras, via pagos en Euros o en divisas previamente compradas (dolares, yenes, yuanes, etc). Es algo complejo, yo apenas me acerco a comprender estos affaires, por lo cual solo puedo dar mi opinion al respecto, pero no seamos ingenuos y creamos que se imponen eficazmente trabas a una fuente de riqueza controlada por los que gobiernan el cotarro (por ejemplo: Londres y Wall Street). No obstante, hoy dia con la inflacion en minimos dentro de la zona euro, comprar oro al precio que está, te puedo asegurar que es un mal mal mal negocio, en verdad, si yo tuviese oro, venderia ya, ni de loco compraria algo que no produce, solo sirve para especular, es preferible comprar acciones (si se puede) de Cocacola por ejm (si te las venden), pues dentro de unos añitos 1.300 millones de indios y otros 1.600 millones de chinos van a necesitar millones de hectolitros de la dichosa bebida, esta inversion nunca falla, el problema es comprar las acciones.
      Por lo demás coincidimos, pero los hidrocarburos no son caros por el simple hecho de ser un producto de primera necesidad (que también influye mucho) sino porque no lo tenemos en casa, es una obviedad ya lo se. De todas formas uno de los principios que informan nuestro Derecho Financiero es el Principio de Proporcionalidad y gravar con impuestos allí donde exista riqueza y tu igual que yo sabes que quien mas gasolina consume no tiene por qué ser quien mas riqueza posea, sino que se lo pregunten al obrero que tiene que desplazarse 30 0 40 Km en su propio vehiculo. Viendolo así, más bien seria requisa, la cual está denostada, incluso en nuestra Constitucion (teoricamente), pero ya lo he dicho otras veces, aquí no se hacen las normas para beneficio de los paganos, sino para beneficio de quien las controlan.

      Cierto Adolfo, los columnarios (sobre todo los 8 reales) fueron la primera moneda oficial de Estados Unidos tras su independencia, de hecho el signo del Dolar ($) se basó en las columnas de dichas monedas.
      Una consultilla: Cuando Aureo&Calicó tasa los precios de salida de sus subastas y algunas de estas quedan desiertas, ¿los precios de salida son los de comprar a posteriori?, no conozco bien este mundillo, pero me ha dado la impresión al ver sus listados. Salvo mejor criterio. Equus.

      • Autor
        Adolfo 5 años hace

        Sí, por lo general las subastas permiten comprar las monedas que no han vendido por su precio de salida.

  9. equus 5 años hace

    Continuando con el tema de las compras sin bullas, hace un par de dias mirando por Ebay me encontré un “gachón” que ofertada como precio de salida de una perra chica del gobierno provisional para subasta en la modestisima suma de 199€ (nada más), con la particularidad de que dicha pieza apenas es un BC y literalmente la definia como “MONEDA MUY ANTIGUA CON LA FIGURA DE UN HOMBRE SENTADO Y UN LEON APOYADO EN UN ESCUDO…”. Ole la sabiduria y que se mueran los feos. Pero lo mejor de todo es que en el caso de que alguien quisiese hacerse de dicha perla sin arriesgarse en las pujas, podia comprarlo “ipso facto” por un pequeño suplemento, siendo la cantidad final en tan solo 320€. Permitidme que en esta ocasion no siga los consejos de Adolfo y me guie por la imprudente prisa. Salvo mejor criterio. Equus.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Eso es simplemente ignorancia del que vende.

      Alguien tiene una moneda en casa y no tiene ni idea de lo que puede costar – ni se molesta en averiguarlo – así que pone un precio aleatorio. No hay que darle más vueltas, hay muchos casos así.

      • equus 5 años hace

        No, si hasta ese punto llego, gente hay para todo, era solo jugar un poco con la ironía en relación al titulo de este foro, consejo que, y ahora en serio, es totalmente acertado pues es de sentido común, el cual suele ser (por desgracia) el menos común de los sentidos. A ver cuando te animas y propones un tema en relación a las monedas con perforacion, su historia, origen, funcionalidad, paises que las han acuñado, etc. No te alarmes, no planteo un tratado al respecto (que seguro que da para ello), solo una introducción y que la peña aporte, algo así como el tema de los usos alternativos de las monedas, pues a sido todo un exito. Un saludo. Equus.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*