Coleccionar monedas de 1 real de Isabel II

Coleccionar monedas de 1 real de Isabel II

Hoy quiero presentar una serie muy sencilla de coleccionar e ideal para todos aquellos que les guste completar colecciones sin complicarse mucho la vida, que buscan errores o pátinas bonitas y que quieran coleccionar más allá del El Centenario de la Peseta: los reales de Isabel II. Estos reales se tratan de las monedas de plata más pequeñas acuñadas en la España peninsular durante el siglo XIX, si exceptuamos las escasísimas monedas de 20 céntimos de 1869 y 1870: miden 14 milímetros y pesan 1,3 gramos. Tienen el encanto de ser monedas en metal noble que presentan un retrato de la reina, pero a su vez eran piezas de relativo poco valor para la época y eso hacía que se pudiesen encontrar en los bolsillos de la gente humilde. Para que nos hagamos una idea, durante la Primera Guerra Carlista un real representaba el sueldo diario de un soldado carlista, mientras que un soldado isabelino recibía una peseta; de ahí que se les llamase “peseteros“.

Los reales de Isabel II se acuñaron entre 1839 y 1864. Presentan tres tipos de bustos diferentes de la monarca, que son los que aparecen en las fotografías, y se acuñaron en las tres cecas peninsulares que producían monedas de plata en esa época: Barcelona (1852 – 1863), Madrid (1838 – 1864) y Sevilla (1840 – 1864). A éstas hay que añadir las monedas de 10 céntimos de escudo, que son iguales en peso y medida pero cambia la nomenclatura, acuñadas en Madrid (1865 – 1868) y Sevilla (1865 – 1866). En total, el catálogo de Calicó y el de los Hermanos Guerra citan 54 ejemplares, a los que Calicó añade tres pruebas no adoptadas; Cayón cita 85 tipos diferentes, incluyendo variantes, pruebas y medallas del mismo módulo. En cuanto a las colecciones importantes de Isabel II, la Colección Béquer (Calicó 27/IV/2000) contenía 39 lotes; la Colección O’Donell (19/XI/2003) presentaba 48; finalmente, la Colección Anastasia de Quiroga (Aureo & Calicó 28/IV/2011) presentaba 54 lotes diferentes.

Para los coleccionistas, tienen la ventaja de que es una serie muy asequible y lo suficientemente amplia como para que suponga un reto acabarla, a la vez que es lo suficientemente pequeña como para ser abarcable. Los precios son muy razonables: la inmensa mayoría de ellos se pueden encontrar en calidad MBC por 20 euros o menos en cualquier mercadillo. Si se buscan calidades de EBC+ o SC costará bastante más encontrarlos y pueden rondar los 100 – 200 euros; no son caros si se comparan con otras series de plata de la misma época, tanto en España como en el extranjero.

Para hacer la serie algo más emocionante también hay alguna rareza de las que cuesta encontrar, sobre todo si se quieren adquirir pruebas de acuñación. Quizá el mejor ejemplo sea la última moneda de la entrada: la prueba de 10 centavos de peso madrileños de 1867, que se remató en la Colección Anastasia de Quiroga por 4.400 euros. Pero no todas las rarezas son tan caras, de hecho es relativamente común encontrarse en mercadillos reales de Isabel II con defectos de acuñación o con variantes de sobrefecha (prácticamente inexistentes en las tres subastas antes mencionadas) sin que esto suponga un incremento significativo del precio. También es bastante frecuente encontrarse ejemplares con pátinas bonitas.

En cuanto a las desventajas de la serie, yo diría que la principal es que es muy monótona: solo tres cecas, solo tres bustos, no aparecen los ensayadores más que con el primer busto y solo hay tres ensayadores diferentes…  hay a quienes este tipo de cosas les aburre. La otra desventaja es compartida con los durillos: son muy pequeñas y hay que tener buena vista para observarlas, sobre todo a la hora de contar los piquitos que tiene las estrellas, que son los indicadores de las cecas.

Las dos primeras fotografías se corresponden con uno de mis ejemplares. Lo adquirí en la subasta de la colección Anastasia de Quiroga.

22 Comentarios

  1. angus564 7 años hace

    Buena entrada Adolfo!!

    Las monedas “chiquitinas” tambien tienen su encanto.

    Saludos ;)

  2. La verdad es que Isabel II tiene un precioso repertorio de monedas exquisitas de coleccionar por su belleza, el real que vemos en la entrada es una maravilla ya que tiene una patina y detalles preciosos, enhorabuena por la pieza y que la disfrutes, un saludo.

  3. Jose Hernandez Dominguez 7 años hace

    buenas tardes Adolfo.¿como se sabe de que ceca son los reales?,salodos Pepe

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      No lo he comentado explícitamente en la entrada, pero está en el enlace que aparece en la entrada.

      Fíjate en esta imagen, que indica las diferentes cecas en las monedas de Isabel II y sus signos distintivos: http://img405.imageshack.us/img405/6117/ceca10.jpg

      Es gracioso ponerse a contar las puntas que tienen las estrellas:
      3 –> Segovia
      4 –> Jubia
      5 –> Manila
      6 –> Madrid
      7 –> Sevilla
      8 –> Barcelona

      Los reales pueden tener estrellas de 6, 7 u 8 puntas.

      saludos,
      Adolfo

  4. Miguel Ibáñez 7 años hace

    Muy buena entrada Adolfo. Siempre me han parecido curiosas estas piezas del final del real. Aunque nunca he tenido ninguna me parece una buena forma de coleccionar series anteriores a la peseta. Creo que haces muy bien en promover estas secciones porque a mi parecer hay una obsesión en nuestro país en el coleccionismo del Centenario y de los euros (lo cual también es muy comprensible). Lo que me gustaría preguntarte es si sabes por qué a partir de 1834 los reales de vellón se acuñan más pequeños. Por ejemplo, la pieza de cuatro reales, la peseta, pasa de 26 milímetros de diámetro a 23 y de 6,2 gramos aprox. a los 5 en los que se estabilizó hasta el fin de las emisiones de plata. La verdad es que es la única reforma monetaria de la que no tengo conocimiento. Otras piezas existentes anteriormente como los 80 Reales o los 20 Reales mantienen, sin embargo, sus características del Trienio Liberal. Un saludo a todos.

  5. Buho 7 años hace

    Cómo me gustan las chiquitinas… Al hilo de coleciones asequibles y no demasiado “desmoralizantes”, posiblemente la colección por tipos de Isabel II es de las pocas del numerario español que, con un poco de constancia y esfuerzo, se puede llegar a completar.

  6. Autor
    Adolfo 7 años hace

    Miguel, echa un vistazo al artículo “Antecedentes del sistema monetario de la peseta”, de Javier de Santiago Fernández, donde creo recordar que se explica. Aquí lo tienes: http://www.ucm.es/centros/cont/descargas/documento11914.pdf

    Buho, ¡cuánto tiempo sin saber de ti!!!
    Efectivamente, la colección por tipos de Isabel II es razonablemente competable, incluso en calidades altas, por un coleccionista medio. Quizá las más difíciles sean los cobres de Manila y los oros de Sevilla, pero a lo largo de una vida son monedas que se pueden encontrar. Irse a reinados anteriores complica mucho la tarea.

    • Jose Luis 7 años hace

      Gracias por la aportacion documental, un saludooo. por cierto si vienes a Barcelona, quedas invitado a pasarte por el mercadillo de los domingos en Sabadell, no es muy grande pero hay cosas interesantes. ¿ lo conoces ?

      chaoo

  7. Buho 7 años hace

    Miguel Ibáñez, la respuesta a tu pregunta parece estar en los esfuerzos de financiación en el contexto de la I Guerra Carlista y en el exceso de numerario extranjero en comparación con la escasez del numerario español, debido a los altos costes de amonedación y la calidad del mismo, que impulsaba su drenaje al exterior: http://www.ucm.es/centros/cont/descargas/documento11914.pdf

  8. Buho 7 años hace

    Vaya!!! te prometo que fue una coincidencia por no actualizar la página. He estado muy ocupado los últimos meses, y un tanto “incomunicado”. Prometo dejarme ver mñas a menudo. Abrazo!

  9. Autor
    Adolfo 7 años hace

    Pues ya es casualidad que Miguel haga una pregunta y que los dos le recomendemos el mismo artículo.

  10. Miguel Ibáñez 7 años hace

    Muchísimas gracias a los dos!!! Lo que dices Buho me recuerda a algo que leí una vez en la colección que sacó El País hace ya tiempo, cuando era casi un niño. Creo que hablaba precisamente de eso, del exceso de moneda extranjera y de la salida de la nuestra rápidamente al exterior ya que tenía más ley. Tengo que investigar más sobre lo que me comentáis. Soy coleccionista de tipos españoles desde la época antigua hasta nuestros días y me suelo empapar del contexto histórico de las monedas que compro. Sin embargo, la etapa isabelina es un vacío en mis bandejas. Siempre me ha parecido muy interesante sino crucial como transición a la modernidad del monetario español y, sobre todo, como antesala a la peseta y su contexto en relación a la Unión Monetaria Latina. Pero nunca me he decidido a comprar algún ejemplar ni a estudiar el período. Muchísimas gracias, de verdad!!

  11. Autor
    Adolfo 7 años hace

    La numismática de Isabel II puede parecer un poco liosa porque se realizaron dos importantes reformas monetarias. Pero aparte de eso creo que es un periodo bastante sencillo de estudiar y con pocas cecas si se compara con sus antecesores. Su coleccionismo tiene el aliciente añadido de que el busto es el de una mujer, al no muy normal y que suele gustar bastante.

    Por cierto, menos mal que en las monedas, retratos y bustos de Isabel II se representa idealizada. Porque tuvo la mala suerte de que en su época ya existían las fotografías y todos hemos podido comprobar lo fea que era en realidad: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/8/8f/Isabella_II_of_Spain_in_exile.jpg
    Alguna se le parece: http://i2.esmas.com/2010/02/09/99230/infanta-elena-de-borbon-300×350.jpg

    • Jose Luis 7 años hace

      Creo que tambien es un periodo muy interesante por que aparte de ser la primera Reina constitucional.

  12. Miguel Ibáñez 7 años hace

    La verdad es que a Isabel no le correspondió ninguna de las virtudes que se le atribuyen a su antecesora en nombre. No fue agraciada físicamente (poco se podría esperar teniendo los padres que tenía) ni lo fue en luces e inteligencia. Podría haber sido la reina Victoria de nuestro país y haberlo modernizado y adaptado a la Revolución Industrial pero en lugar de eso lo condujo por una serie de guerras civiles y pronunciamientos que acabaron con el poco prestigio que le quedaba a nuestro malogrado país. Por cierto que el link que me habéis mandado ha satisfecho todas mis dudas. Me ha parecido un período impresionante. Además, según lo que he ojeado las piezas son muy parecidas desde las primeras emisiones a las del Centenario de la Peseta pero van variando ligeramente en pesos y diámetros entre reales, escudos, décimas y pesos (y leyes). Algún día caerá uno de esos reales.

    Adolfo, ¿es posible que los 5 centavos de peso de Puerto Rico de Alfonso XIII tengan la misma métrica que estas piezas? Porque teóricamente 1 Real= 25 céntimos de peseta= 5 centavos de peso ¿no? De ser así en el modelo de los 5 centavos parece que no se atrevieron a diseñar un busto tan pequeño del monarca y en estos reales se aprecia una gran calidad en los dos tipos.

    • Jose Luis 7 años hace

      Tienes razón que el periodo historico que se produjo al momento de ser nombrada reina, fue desastroso. pero piensa que Ser Rey/ Reyna a los 13 años debe de ser muy complicado sobre todo con unos politicos cerrados de mente que cada uno buscaba y no salia de su pensamiento.

      Casada a los 16 años su madre la condeno a una vida infeliz, con una educacion escasa por no decir nula para una Reyna. La relación que tenia con su madre era nefasta sobretodo por que la Regenta Maria Cristina, madre de Isabel II, se caso a los 3 meses de la muerte de Fernando VII, Al poco tiempo creo practicamente una nueva familia a la cual le daba mucho mas afecto y con Isabel II la relacion era nula.

      • Miguel Ibáñez 7 años hace

        Sí, creo que tienes toda la razón José Luis. Las circunstancias fueron muy difíciles para ella. Isabel I, en principio, estuvo mucho mejor asesorada y los intereses eran distintos y la edad de la reina también. María Cristina fue un problema para la transición decimonónica española.

  13. Autor
    Adolfo 7 años hace

    A Isabel I la tenemos demasiado idealizada, me parece a mí. No era la mujer guapa y sugerente que nos pintan en la serie, sino una señora de facciones duras y que olía muy mal. Eso sí, debía ser una persona culta con interés por conocer el latín y la cultura clásica, como era la moda en la alta sociedad de la época. Isabel II tuvo un papel difícil: era liberal en la cama y conservadora en el gobierno, pero puesto que la faceta más rancia y tradicionalista de España era favorable a los carlistas, a ella le tocó juntarse en la cama y en el gobierno con liberales. La Guerra Civil mal llevada, decenas de golpes de estado y el recuerdo todavía presente de un imperio perdido hicieron que las décadas centrales del siglo XIX no fuesen muy prósperas para España.

    Por parte de los centavos de peso puertoriqueños, no es exactamente como comentas. En las colonias españolas se mantuvo el peso como unidad, equivaliendo un peso a un duro. Pero el peso de Puerto Rico (25 gramos, igual que 5 pesetas) no equivale al peso de épocas de Isabel II (26 gramos). Por este motivo, los reales pesan 1.30 gramos mientras que los 5 centavos de peso 1.25. Además, la ley de los reales es de 0.900, mientras que los 5 centavos de peso eran monedas fiduciarias (al igual que todos los divisores de los “duros” de la Unión Monetaria Latina) y su ley era de 0.835.

    saludos,
    Adolfo

  14. Miguel Ibáñez 7 años hace

    Tienes razón Adolfo. La ley es distinta y su peso también. No me había dado cuenta de ello. Sin embargo sigo viendo la equivalencia nominal entre ambas piezas en el mismo modo en que manejamos las pesetas de los diferentes sistemas monetarios que empleamos en los años 90. Al hacerse oficial 1 peseta=4 Reales de Vellón se establece el cambio, que se enlaza con el peso en la equivalencia entre el duro español y el puertorriqueño. Que no se pudiese usar el dinero de uno en el otro territorio es otra cosa. Otra cuestión es si realmente el valor nominal de las equivalencias se correspondía con el intrínseco. Ya dije que desconocía la transición entre los diferentes sistemas monetarios del XIX hasta la llegada de la peseta. Pero, por ejemplo, en la reforma de 1772 de Carlos III se reduce la ley de la plata de las monedas pero éstas siguen manteniendo su valor nominal, de forma que se retiran las anteriores que tienen más plata y se sustituyen por las nuevas. Que no tengan la misma cantidad de plata no quiere decir que oficialmente se las considerase equivalentes (con el correspondiente beneficio para el Gobierno).

    Sobre Isabel I opino que también se enfrentó a una época muy convulsa en la que se producía la transición entre la Edad Media y la Edad Moderna. No sólo las guerras civiles de Castilla sino el reordenamiento de los equilibrios de poder en el mundo con la caída de Constantinopla, el descubrimiento del Nuevo Mundo y la nueva relación entre las Coronas de Aragón y Castilla. Independientemente de lo que cada cual juzgue que hizo bien o mal, lo cierto es que dejó buena fama, en contraste con Isabel II. Los apoyos que uno tiene o no dependen de cómo saber gestionarlos, no sólo del contexto en que le toca vivir al personaje. Si Isabel II tuvo que enfrentarse a Carlos María Isidro, la Católica lo hizo con la Beltraneja, parte de la nobleza de Castilla y con la presión de que reinase Fernando y no ella sobre Castilla. Comparando a las dos a mi juicio sale ganando la primera, lo que no quiere decir que también opine que fue en parte responsable de las medidas que conllevaron las consecuencias que tuvo que sufrir Isabel II en su reinado.

  15. JAVI 7 años hace

    Adolfo tengo que decirte que buena entrada, casi tengo que darte las gracias por hablar de Isabel II, ya que en pocos sitios se habla sobre ella.

    En cuanto al coleccionar monedas de 1 real es una colección muy bonita de hacer, interesante y amena.
    Tambien tengo que decir que opino como tu, es decir, por una parte es bonita porque son pequeñas y no muy caras, yo tengo pensado hacerlo por que me gustan hacer las colecciones completas pero lo que no me gusta es como bien dices que son casi repetitivas, solamente tienen tres bustos y tres cecas y no tienen ensayadores, pero aun a si es interesante hacerla.
    Para mi y como bien dice un compañero en el apartado anterior es mucho mas bonita que las del centenario que siempre el mismo busto y solamente cambia el año y no se porque a todo el mundo le da por coleccionar ese periodo.
    Las monedas de Isabel II sabemos que no son baratas en calidades de MBC para arriba pero es un periodo del todo bonito, tenemos maravedís, reales, centimos de escudo centimos de real, cuartos y centavos de peso, y 7 cecas diferentes, pero si te lo propones poco a poco lo consigues, hace muchos años el periodo de Isabel II era mi ídolo como aquel que dice, pero veía imposible el tener yo una moneda de ella por su alto valor y por algunos motivos mas….
    Al final lo pensé y me propuse empezar con lo que mas me gustaba y quitándome de otras colecciones y cosas que no son de las colecciones ahora tengo una modesta colección de Isabel II y creo que es las mejores monedas y periodo que se pueda hacer.
    Tambien tengo que decir que hay gustos para todos.

    Siempre lo primero que se dice de Isabel II es que no era muy guapa. Cuando Isabel II tenia 4 años ya tenia una enfermedad en la piel “psoriasis”, creo recordar que en esa época lo llamaban piel de lagarto, he estado buscando para verificarlo pero no lo encuentro en el libro – Isabel II una biografia – de Isabel Burdiel.
    No cuidaba su cuerpo ni sus vestimentas ya que no tuvo ninguna educación sobre ello como debía haberla tenido, solamente se preocupaban sus cuidadores de hacerla pensar en ideologías políticas según quien la cuidase en ese momento, por parte de los liberales o bien por parte de los carlistas, al final su madre la abandono cuando era pequeña, ¿ que ilusión tendría Isabel por estudiar, cuidarse…..? No sabia comer en la mesa como una señora, no tenia educación de estudios….
    Cuando ya se caso lo único que le gustaba y era una fanatica era de las joyas, pulseras collares…y menos mal a eso porque le sirvió para poder vivir en el exilio vendiendo poco a poco su joyas.

    Fue una reina querida por intereses.

    Bueno que me enrollo,jajjajaj, y dejamos a parte las colecciones de 1 Real .
    Si Adolofo no le importa pongo aquí el enlace de mi blog por si quereis algo de información sobre este periodo, poco a poco pondré entradas nuevas ya que estoy empezando.

    Bueno el blog esta puesto este blog, en Otros Blog Intresantes, ” Numismatica de Isabel II ”

    – Adolfo si lo ves conveniente tener que eliminar el enlace hazlo, no pasa nada.

    Un saludo,

    javi.

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      Ya me extrañaba que no comentases nada, Javi :)

      Al final la historia son interpretaciones, pero a mí me da la sensación de que, por unos motivos o por otros, a Isabel II le vino grande el trono. También es cierto que a herencia de su padre no fue nada fácil de gestionar.

      Que haya tanto coleccionista de El Centenario es normal: son monedas sencillas, baratas, vistosas… por lo que te compras un duro de Isabel II sencillo en MBC te compras 5 de Alfonso XII, y eso hace que haya más coleccionistas. Otra cosa es que a ti te llame más Isabel II, quien tiene muchos adeptos porque no hay muchos rostros de mujer en las monedas.

      Y sí, puedes poner el enlace a tu blog sin miedo: http://isabeliireinadelasespanas.blogspot.com.es/ Si yo no lo puse en la entrada es porque cuando la escribí todavía no habías empezado con él.

      Un saludo,
      Adolfo

      • JAVI 7 años hace

        Hola Adolfo, claro que no puse nada antes, es que estaba de vacaciones en el mes de Septiembre y lo vi ayer.

        Claro que le vino largo el trono a Isabel II, ya que NO fue educada como tal, si no que fue educada como conejillo de indias.

        A lo largo de su niñez tuvo varios educadores y según de que parte fuese ese educador a si era educada “políticamente”, pero muy poco sabia de modales como reina.

        Cuando tenia como educador o educadora a una persona elegida por el general espartero con ideologías liberales la intentaban educar como tal, pero siempre en palacio habia personas por parte de los carlistas ó Cristinos, y se lo comunicaban a su madre Maria Cristina que estaba en el exilio la cual mandaba una carta no permitiendo que ese educador estuviese con su hija y conseguía que su educador fuese con ideologías absolutistas.

        Hasta su mayoría de edad tuvo varios educadores por distintas partes, imaginate, que lio de ideologías tenia y como fue educada…..
        Su madre la abandono cuando tenia 3 años, se caso en secreto con con un guardia de corps, Fernando Muñoz y Funes, que sus padres tenían un estanco en Tarancon, esto quería decir que Maria Cristina ya no podía reinar por ser un matrimonio morganático y se tuvo que ir al exilio.

        Desde allí hacia todo lo posible para que su hija fuese educada a su manera, ya que se entero que perdia la tutela de su hija y también de su herencia.

        Esto es una pequeñez de cómo fue educada Isabel II…..

        Quien sabe, si hubiese sido educada como es debido,

        ¿ Hubiese sido una buena reina para la historia ?

        En principio trajo el tren a España y canalizo el agua en Madrid.

        En cuanto a sus monedas, claro que tambien es bonito coleccionar isabelinas ya que no hay muchos rostros de mujer en las monedas españolas.
        Y por supuesto tienes razon, estas monedas son un poco mas caras que las de Alfonso XIII, pero tambien tienen mas encanto, jajajja

        Saludos, que me enrollo mucho con este tema, jajja

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*