Cambiar monedas

Cambiar monedas

Una de las pocas ventajas que tenemos los aficionados a la numismática en comparación con los profesionales a la hora de ofrecer monedas es que podemos aceptar cambios por otras monedas. Sin embargo, muchísimos aficionados no los aceptan por sistema.

Yo puedo entender que un profesional no vaya a andar cambiando monedas porque él no está aquí solo para hacer feliz al coleccionista, sino sobre todo para ganar dinero porque para eso es su trabajo. Los profesionales compran y venden; cambiar monedas es malacostumbrar a su clientela porque dejarán de comprarles para creerse que el comerciante es un “colega” con el que cambiar monedas. Pero entre los aficionados no debería haber ningún problema porque exista ese colegueo y realizar el cambio si se llega a un trato.

Generalmente es difícil encontrar una persona que quiera una moneda que tengas y a la vez tenga una moneda que quieras tú, además del problema añadido de ponerse de acuerdo sobre el precio. Por eso encuentro los intercambios entre aficionados especialmente interesantes cuando se trata de lotes. Muchas veces compramos lotes de muchas monedas repetidas, que suelen salir a bajo precio. Tanto si estamos interesados en quedárnoslas como si lo que se quiere es venderlas, lo normal es que se prefiera no tener tantas monedas repetidas y tener más variedad. Por lo tanto, si dos personas tienen dos lotes de monedas repetidas e intercambian unas cuantas que cuesten aproximadamente lo mismo, ambos saldrán ganando. Supongo que en este punto estaremos todos de acuerdo, así que ¿por qué no lo hacemos más a menudo?

Yo creo que si hay tanta gente reticente a los cambios es porque se creen que solo ganan vendiendo. Si compran a 20 y venden a 25 entienden que han ganado 5; no obstante, si compran a 20 y cambian por algo que también vale 20 no perciben ningún beneficio aunque hayan aumentado la variedad de sus monedas, que es al fin de cuentas lo que se llama “coleccionar”.

Otra posibilidad es aceptar parte del pago en otras monedas. Esto creo que es algo muy de agredecer entre aficionados: muchos no tienen 250 euros para comprar ese denario que tanto le gusta, pero podría gastarse 90 euros y dar 8 duros de plata maluchos. ¿Por qué no aceptarlo? Quizá no se tenga ningún interés en esos duros, pero tampoco se tiene en el denario que se está ofreciendo. Después no creo que sean tan difícil encontrar a alguien que quiera los duros.

Pero no todo son ventajas en esto de los cambios. Sin duda la mayor dificultad es acordar un precio por las monedas. Esto pasa sobre todo cuando quien se tiene delante es un novicio que ha pagado demasiado por las monedas y por mucho que se le diga no quiere “perder” dinero con la venta.  Pero si alguien ha pagado 50 euros por una moneda que vale 20, solo se la van a cambiar por 20; y ahí empeza el problema de que el novicio se ve engañado y no sabe por quién. Por eso al final es mucho más fácil cambiar monedas con quienes ya son capaces de valorarlas por sí mismos.

Un último apunte es que todo esto de los cambios se simplifica enormemente cuando las monedas carecen totalmente de valor económico. En esos casos se cambian como cromos. Los coleccionistas que tienen extensas colecciones de monedas circuladas de diferentes países, que se compran y venden a kilos o por muy poco dinero en un mercadillo, suelen hacerse con muchas repetidas. Entonces generan listas de monedas repetidas que cambian con otros coleccionistas. Eso está muy bien y desde luego que favorece el colegueo, pero no pueden pretender que alguien se las cambie por alguna pieza que tenga valor de mercado.

Las monedas que ilustran la entrada son dos denarios ibéricos, uno de Báscunes y otro de Secobirices. Se subastaron en la última sesión de Soler y Llach.

9 Comentarios

  1. Jose David 7 años hace

    En mi opinión para los coleccionistas de moneda extranjera creo que es condicion sinequanon intercambiar monedas con gente del extranjero y de tu pais. Yo lo hice durante mas de 10 años y los resultados fueron mas que gratificantes porque pude obtener monedas (sobre todo series bimetalicas) de paises que de otra forma dificilmente podia haber obtenido. Es cierto que existe el miedo de si “tu envias y el no”, pero también es recomendable acceder a listas blancas y negras donde los coleccionistas recomiendan personas con las que ya han hecho cambios anteriormente, eso que duda cabe genera confianza, y otras que fallaron en el envío.

    Por otro lado es imprescindible tener un minimo de conocimiento en inglés o manejarse bien con el traductor utilizando frases cortas y sencillas facilmente entendibles.
    Necesario igualmente tener una lista de repetidas (doubles coins, en inglés) bien actualizada y referenciada al catalogo world coins de Krause, que es que el que se maneja principalmente para moneda extranjera, dado que eso simplifica mucho el intercambio ya que sabes la moneda que tiene exactamente la otra persona y la que te están pidiendo a ti.

    Y por supuesto tener esa dosis de paciencia y de confianza de que te llegarán tus monedas. El envio por correos, yo lo recomendaría hacerlo por certificado, acordando también con la otra persona que lo haga así.

    Felicitaciones de nuevo por tu blog Adolfo, que si bien es cierto no intervengo más por falta de tiempo si que sigo con atención tus entradas y comentarios posteriores

  2. Manuel 7 años hace

    No es nada desdeñable esto de cambiar, lo hacíamos de niños con cromos, chapas y demás, y desde luego tengo claro que se hace, aunque no de manera habitual. Es algo raro.

    En alguna ocasión me he interesado por alguna moneda cara, ofreciendo parte de esas monedas que he comprado relativamente convencido pero que se alejan del objetivo de mi colección, de mi interés. Ahora que… nunca he llegado a realizar cambios con monedas aunque si lo hice hace tieempo con algún billete en el mercado de compra-venta…

  3. Estoy completamente de acuerdo con lo dicho por Jose David anteriormente, yo también colecciono e intercambio monedas mundiales con muchos extranjeros desde hace 3 años, es algo así como tener tu propia empresa con un departamento de “Import-Export” ya que hay que estar monitoreando constantemente los envíos por medio del número de correo certificado de los distintos países a donde envías y te envían monedas y es muy gratificante sobre todo conseguir, como lo comento Jose David, monedas bimetalicas de otras partes del mundo ya que es muy difícil de obtenerlas en ebay.
    También quiero comenta que sigo muy de cerca tu blog Adolfo, me has ayudado mucho acerca de muchos aspectos de la numismática así que también quiero agradecerte esto públicamente con mi comentario.
    Enhorabuena por tu blog y por esta entrada.
    Saludos desde México!!!
    JC Medina

  4. Autor
    Adolfo 7 años hace

    Efectivamente, está muy bien eso de cambiar monedas como hacéis vosotros. Pero, como bien decís, es más fácil cuando se trata de monedas baratas. En cuanto el precio sube un poco ya se complica el cambio.

    Juan Carlos, encantado de saludarte. Esperamos contar contigo como comentarista habitual :)

  5. Equus 7 años hace

    Hola, soy nuevo en este foro sobre monedas repetidas. Saludos Adolfo, soy Enrique. Poco a poco me estoy aficionando al blog de Adolfo, pues estimo que el mismo es bastante desinteresado (por lo menos en un algo porcentaje). La cuestión es que soy amante de la numismática, tengo mi propia coleccion, poco a poco la voy incrementando, aunque todabia es bastante humilde. El tema de los intercambios es algo deseable para cualquier coleccionista que desee incrementar su coleccion, ya que sin mucha inversion puede hacerse de piezas dificiles de conseguir de forma economica en el mercado, claro, siempre y cuando estas piezas resulten ser de escaso valor (monedas actuales o poco añejas y circuladas). Entre los problemas que desde mi optica puedo detectar serían: a)Confianza entre las partes. b)Coste de los envios. Esto último hay que tenerlo muy en cuenta, pues cuando se intercambia hay dos envios, dependiendo de la ubicacion de cada parte, los envios pueden salir algo caros, sobre todo si son con caracter certificado, por ello, para que dichos envios salgan rentables, deberian hacerse cuando se cambie alguna cantidad de monedas significativa. Ejm: Si alguien de Mexico me puede enviar una moneda de 5 pesos y el envio cuesta 10 pesos, a su vez yo le envio una moneda de 2 €, y el coste para mi es de 3,79€, el negocio va a salir muy caro, es preferible adquirir dichas piezas a traves del mercado tradicional. Salvo mejor criterio. Equus.

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      Hola Enrique,

      me alegro de que te guste el blog. Esperamos contar contigo como comentarista a partir de ahora :)

      Efectivamente, el coste de los envíos es importante, así que siempre es mejor comprar unas cuantas monedas o de un valor importante para que no cueste más el collar que el galgo. Yo, por lo general, intento que el coste de las monedas que me envían no baje de 50-60 euros, así compenso los portes.

      saludos,
      Adolfo

  6. equus 7 años hace

    Adolfo, te hago una pregunta: ¿Sabes si en los consulados, embajadas, etc, puede proporcionarte monedas circulantes del pais, o tambien se dedican al mercadeo?. Saludos. Enrique.

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      No tengo ni idea, pero dudo bastante que un país vaya a estar dedicando los esfuerzos de su consulado en algo de donde puede sacar tan poco rédito económico. Más teniendo en cuenta que la mayoría de las monedas que actualmente circulan se pueden encontrar muy baratas en muchas numismáticas.

      Pero si llamas a algún consulado y te dicen que sí, cuéntanoslo, que puede dar mucho juego!!

  7. ANGEL 5 años hace

    EN PRIMER LUGAR FELICITARTE POR LO CLARO QUE VES EL TEMA DE CAMBIO DE MONEDAS ENTRE COLECCIONISTAS.

    TENGO UNA COLECCION QUE HE FORMADO DURANTE MAS DE 40 AÑOS, EN LA QUE ADEMAS DE ESPAÑA TENGO MONEDAS DE TODOS LOS PAISES DEL MUNDO.

    EL COLECCIONAR MONEDAS, DURANTE MAS DE 40 AÑOS, ME HA SERVIDO PARA MANTENERME OCUPADO, ADEMAS DE AMPLIAR MI CULTURA.

    SALUDOS – ANGEL

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*