Entrevista a Josep Pellicer

Entrevista a Josep Pellicer

Ya he dedicado varias entradas relacionadas con la escapada numismática que hice en marzo a Barcelona (una, otra y otra más). Pero todavía me quedan cosas en la chistera, y ésta no va a ser la última.

Tuve la enorme suerte de conocer a D. Josep Pellicer i Bru, un joven de 89 años con una vitalidad como no he visto a nadie con su edad. Es una persona con una claridad de ideas y una frescura que más parece que tuviese 20 años. Por otra parte, es un auténtico pozo de sabiduría numismática del que se puede aprender muchísimo con una simple conversación. Me considero un afortunado por haber podido compartir mesa y buffet con él; es una de esas personas que cuando les conoces te das cuenta de que merece la pena haberlo conocido.

En los últimos años, el nombre de D. Josep Pellicer ha estado íntimamente ligado a la Asociación Numismática Española (ANE), de la que es presidente y desde la que está haciendo una labor inmensa a la numismática española. Aprovechando la ocasión de mi visita a la ANE le hice una pequeña entrevista, que más bien fue una conversación. Aquí os la trascribo porque estoy seguro que será de gran provecho para todos los aficionados. Desde ya, muchas gracias a D. Josep Pellicer y a la ANE por recibirme y tratarme estupendamente.

¿Usted colecciona algo personalmente?
Coleccionaba. Yo he coleccionado prácticamente de todo: romano, antiguo, medieval y moderno… hice una colección de reales de a 4, hice una colección de moneda árabe, de dirhams de plata concretamente.

Si tuviese que elegir una moneda, ¿con cuál se quedaría?
Hay muchas monedas bonitas, no sólo de la Península, sino que hay monedas antiguas en Europa preciosas. Es difícil elegir una porque con una sola no estaría contento.

¿Y cuál es el periodo que más le gusta?
Medieval castellano-leonés y andalusí.

Me da la sensación de que mucha gente que estudia monedas se va hacia la moneda árabe o la medieval. Sin embargo coleccionistas hay pocos. ¿Por qué cree usted que se da este fenómeno?
No, hay muchos coleccionistas. Muchos de ellos fuera de España. Sobre todo en los países árabes porque consideran que es suya la moneda andalusí. Muchos árabes tienen cierto arraigo a toda la zona del Al-Andalus, y también a sus monedas.

¿Y los coleccionistas españoles también la consideran como moneda propia?
Bueno… es árabe. Aunque esté hecha aquí la grafía es árabe y está acuñada por Califas Omeyas.

¿Y qué alicientes encuentran los coleccionistas de monedas andalusí?
No lo sé. Sé que hay gente que la compra porque es barata: una moneda de plata del siglo IX o del siglo X se puede comprar por 12 euros. ¡Eso es un regalo! Hay muchas, y por eso se pueden encontrar todavía baratas. Lo que pasa es que hay dificultad de lectura. Los que las adquieren compran las que están catalogadas, si no tampoco las comprarían. Cuando coleccionaba estas monedas recuerdo que acudí a un amigo mío alemán que coleccionaba dirhams. Los que yo tenía se los llevé y él los clasificó. Luego, a partir de la clasificación que él me hizo yo aprendí a clasificarlos.

En cambio muchos estudiantes de doctorado en sus tesis se van hacia la moneda medieval. ¿Por qué?
Simplemente porque es la que menos estudiada está. Por otro lado, los alumnos «no van», sino «que les llevan» los profesores. Es el profesor el que les da la bibliografía para que ellos desarrollen su trabajo. El alumno por sí mismo no lo escogería; no sabría escogerlo, creo yo. ¿A quién se le ocurre ponerse a estudiar la moneda árabe si no sabe qué es una moneda árabe?

Vamos a hablar ahora de la ANE. Acabamos de estar en su sede, un local precioso en el centro de Barcelona; cuéntenemos un poco de ella.
El local se compró en el año 1982. Se pidió a los socios que aportasen cada uno 30.000 pesetas para poder tener un montante de dinero con el que poder tener un local en propiedad, que entre unas cosas y otras costó 5 millones de pesetas de aquella época. Como no se llegó a tener todo el dinero, la firma Calicó hizo una subasta en favor de ANE y cubrió la diferencia. A partir de ese momento el local fue nuestro. Está situado en la Gran Vía, en el centro de Barcelona. A 200 metros de la Plaza de Catalunya.

¿Quiénes pueden acceder al local?
El local está abierto, puede entrar quien quiera. Vienen muchos estudiantes de universidades a estudiar y consultar bibliografía; algunos de fuera.
Tenemos una biblioteca muy interesante: llevamos 55 años adquiriendo libros y eso se nota. Lo que pasa es que no la tenemos digitalizada porque cuesta mucho dinero.

¿De dónde provienen esos libros?
Algunos son compras; otros son intercambios (sobre todo de revistas); finalmente algunos son donaciones.

¿Y tenéis una colección de monedas propia de la ANE?
No. Nosotros creemos que las monedas las tienen que tener los coleccionistas. Nosotros tenemos algunas medallas y billetes que nos han mandado.
Digamos que lo que nos mandan lo guardamos y para ello tenemos un pequeño monetario. Pero no se puede decir que la ANE tenga una colección de monedas.
Cuando hemos recogido monedas ha sido para subastarlas y obtener dinero. Por ejemplo ahora estamos buscando justamente eso: que se nos proporcionen monedas o libros para subastar, o que se done dinero. Pedimos que nos ayuden a pasar este momento tan difícil, porque de más de 1800 socios que llegamos a ser, en este momento somos 552, de los cuales hay 70 que no pagan porque son los que dieron hace años las 30.000 pesetas para el local (aunque algunos, como yo, a pesar de ello seguimos pagando).

¿A qué se debe este bajón de socios?
Se van muriendo todos los mayores y apenas hay relevo generacional.
También es cierto que hubo un momento de pico porque la FNMT nos pasaba a nosotros las carteras y nosotros las repartíamos. Eso hizo que hubiese un pico en el número de socios porque había familias en las que se apuntaba el marido, la mujer, los hijos y la criada. Pero en cuanto dejamos de repartir las carteras se borraron todos.

Entonces ahora ¿qué aporta la ANE a los socios? ¿cómo convencerías a una persona joven para que se apunte a la ANE?
Que se apunten los jóvenes es difícil porque hoy a través de Internet se encuentra casi todo lo que se quiere. Pero yo creo que pertenecer a la ANE da cierto prestigio numismático. Además, se recibe una revista cada tres o cuatro meses, se tiene entrada a muchos sitios, se puede utilizar la biblioteca, se intenta solucionar sus problemas numismáticos si nos preguntan… En la ANE siempre hay alguien que contesta, y si no puedo contestar yo buscamos al que puede hacerlo. La ANE mantiene correspondencia con Sudamérica, con EEUU y con toda Europa. Nuestro mail está siempre disponible y lo leemos a diario.
También ayudamos a muchas personas que estudian y encontrarás muchos libros que agradecen a la ANE su aportación. Por ejemplo, hace poco hicieron un estudio sobre la moneda visigoda-bizantina: «The Byzantine gold coinage of Spania (Justinian I to Heraclius)» por Peter Bartlett, Andrew Oddy, Cécile Morrisson, que se puede encontrar en nuestra web. Nosotros para ese trabajo hemos proporcionado muchas fotografías y hemos dado bibliografía. Siempre estamos ayudando a quien lo solicita.

Por lo que veo se va más hacia el estudio numismático.
Hombre, si un coleccionista nos pide ayuda, también le ayudamos. Y si nos piden que demos un precio podremos dar al menos una orientación.
Pueden pedir lo que quieran; aquí hay una serie de señores que entienden de monedas pero que no están relacionados de otra manera. Contestación siempre hay para todo el mundo.

¿Y qué actividades realiza la ANE?
Pues por un lado se realizan subastas, por otro se editan libros, se da soporte a través de la Web…
Ciertamente la presencia en la Web es mejorable. Nuestro web master, Enrique Rubio [quien llevaba numisma.org], ha fallecido hace poco y llevaba tiempo enfermo. Mientras estaba enfermo hemos preferido no tocarla, pero ahora estamos intentando rehacerla.
Por supuesto, también montamos la Semana Nacional de Numismática. Este año ha sido la trigésimo quinta. En esa semana se dan conferencias y se reparten premios a méritos numismáticos.
Todo esto trabajando solamente Gloria [Puig] y yo. La Junta escucha y critica para que no nos equivoquemos demasiado. Somos una junta muy agradable que nos conocemos desde hace muchos años y estamos muy unidos desde siempre. Ahora nuestro problema es intentar asegurar la continuidad de ANE.

Por último, he de decir que he estado leyendo su último libro, titulado «Metrología». Me parece un buen libro, pero desde luego no muy apto para el público general por el nivel que exige. ¿Puede recomendarnos alguno de sus libros más divulgativos?

Hombre, lo que habría que intentar es que la metrología fuese también para el público general. La gente no sabe ni qué es eso de la metrología.
En cualquier caso, si tuviese que decir un libro divulgativo sería el de «Ensayadores». Hice dos: uno muy sencillo y otro ampliando con toda la información recogida. Sin caer en la tentación de alabarse, creo que está bien. Es un libro que ha gustado mucho.

¿A qué perfil interesaría ese libro de ensayadores?

A quienes estudien las monedas. Que no creas que son muchos, no llega ni al 10% de los coleccionistas.
La mayoría de los coleccionistas ven una moneda, la miran, dicen que es bonita y se la quedan porque con ella tapan un hueco. Ahora, vienen otros que las observan, se dan cuenta de que puede tener cierta variante, de que el ensayador es tal o cual… son a esos segundos a los que les interesaría el libro.

Si quiere añadir algo más.

Quisiera decir que la gran aportación de la ANE es que siendo una institución privada ayuda enormemente a la investigación histórica. Y que aquí estamos, abiertos a todo el mundo.

10 Comentarios

  1. tx94 7 años hace

    Bonita entrevista.

  2. Curioso Adolfo, cuando don Josep nacio comenzó la Primera guerra Mundial, don Josep utilizo o gasto monedas como minimo de Alfonso XII Y XIII, luego vivió la II República y nuevos cambios monetarios, luego la dura Guerra Civil española y de nuevo cambios monetarios, vivió el réguimen de Franco y sus monedas, y fue presente del paso de la dictadura a la democracia y de nuevo cambios monetarios y ahora vive al igual que la inmensa mayoría la peor crisis que recuerda España con el amigo Euro, en fin todos los días no tiene uno la oportunidad de hablar con una persona que yo llamaría , persona de las que ya quedan muy pero que muy poquitas, por tanto mis más sinceros respetos don Josep, y Adolfo mi enhorabuena por tal oportunidad y gracias por compartirla. Saludos.

  3. fjmjpn 7 años hace

    Buena entrevista y mejor entrada, como es habitual. Aunque tiene muchas cosas buenas, tengo que reconocer que hay una frase que me ha llamado más la atención: «se van muriendo todos los mayores y apenas hay relevo generacional». Esta es la gran tragedia que no están sabiendo gestionar: ser capaces de adaptarse a los nuevos tiempos y crear un interés en los jovenes.

  4. Autor
    Adolfo 7 años hace

    Me alegro de que os guste la entrevista.

    Estoy bastante de acuerdo en que en la ANE, y en la numismática española en general, hace falta un relevo generacional. Creo que ese es un problema importante con difícil solución. No obstante, creo que la Web es una herramienta estupenda para que los jóvenes accedan a más información sobre monedas; se empiezan a ver propuestas interesantes que pueden conseguir ese relevo generacional.
    En cualquier caso, coleccionistas habrá siempre, eso es evidente.

    Un saludo,
    Adolfo

  5. Javier Sánchez 7 años hace

    Veo que aprovechas el tiempo al máximo, Adolfo, en tus viajes a otras ciudades. Enhorabuena por la entrevista. Es una gran suerte contar con personas de la edad y experiencia de D. Josep Pellicer, y que compartan sus cosas con todos nosotros. También coincido en la necesidad del «relevo generacional», y de la importancia de que haya más jóvenes en el mundo de la numismática. Me ha encantado que al Sr. Pellicer le guste la moneda medieval castellano-leonesa, que también colecciono, y la andalusí. Muchas gracias de mi parte al Sr. Pellicer.

  6. Javier Sánchez 7 años hace

    Por si alguien ajeno a la numismática lee lo de «moneda medieval castellano-leonesa», que quede claro que no se circunscribe a la actual comunidad de Castilla y León, sino que se refiere a la totalidad de los antiguos Reinos de Castilla y de León o abreviadamente Corona de Castilla, con todos sus territorios y cecas.

  7. Basil Demetriadi 4 años hace

    Mr. Pellicer is a rare individual. It is highly unusual to find someone who runs a commercial enterprise on the principles of a specialized university department. It is sad to see that in-depth, serious, scholarly numismatic work becomes rarer every day. We have the modern mode of living to blame for it and there is nothing that can be done to reverse this trend. At least Mr. Pellicer will have the satisfaction of knowing that he is a rather special human being, and that he gave younger numismatists much more than they could ever hope to get from anyone in the coin trade.

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      That’s true… but Mr. Pellicer has never been a coin trader, at least not professionally.

  8. Manuel Mozo Monroy 1 año hace

    Magnífica entrevista Adolfo. Suscribo tus comentarios sobre don Josep (que para mi será siempre “El Peofesor” aunque él se enfade cuando se lo digo): gran persona y un cúmulo de ciencia y de sabiduría.

    Yo también abogo por la ampliación del número de socios. Pertenecer a ANE tiene muchísimos beneficios y todos sus miembros (conozco a una gran parte de ellos) puedo asegurar que son maravillosas personas y mejores amigos

    Yo daria una respuesta o razón sencilla para pertenece a ANE: “siempre te sentirás respirando y disfrutando de almas afines. Personas absolutamente enamoradas de la numismática. Os creéis que esa oportunidad sucede todos los días????”.

    Gracias por tan interesante post Adolfo! 👏👏

  9. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 1 año hace

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*