Cómo guardar monedas II

Cómo guardar monedas II

Esta es la segunda entrada consecutiva sobre cómo guardar monedas. La anterior se centraba en los materiales que van a estar en contacto directo con las monedas, mientras que ésta versa sobre dónde se colocan estos envoltorios. En este caso, los requisitos son que se proporcione seguridad a la colección, que se pueda lucir, que sea accesible y que el coste sea el menor posible. Cuando hablo de seguridad me refiero a la seguridad contra golpes físicos que puedan surgir, y cuando hablo de coste simplemente me refiero al coste del material. Podríamos hablar también de costes de contratar un seguro para la colección, de almacenarla en cajas fuertes o de añadir sistemas de seguridad a nuestra casa para evitar atracos. Siento deciros que me considero un completo ignorante en esos temas ya que tengo la desgracia de que es un problema que no se me ha presentado y previsiblemente no se me va a presentar en el medio plazo. No obstante, si algún lector entiende de esos asuntos le agradecería mucho que me mandase un mail explicándome las diferentes opciones porque sería útil para mucha gente.

Si bien en la entrada anterior decía que no se debe tacañear cuando se trata de comprar materiales que vayan a estar en contacto directo con nuestras monedas durante un tiempo prolongado, en el caso de los contenedores se puede ser más flexible. La razón es evidente: no va a haber un contacto directo con las monedas así que la calidad del material no es tan crítico. Por ejemplo, si se tienen 150 duros metidos en cápsulas de calidad y las cápsulas metidas en un cajón, a los 200 años deberían seguir tan bien como el primer día.  No obstante, no será la mejor manera de lucir y de disfrutar la colección. Para que luzca, creo que hay fundamentalmente dos formas de presentar la colección: en monetarios, propio de colecciones con piezas de más calidad, o en álbumes, propio de colecciones más amplias. Empiezo con los primeros.

Una forma de almacenar una colección que me parece muy elegante es  tener un monetario como el que se ha comprado un usuario de Imperio Numismático, que es el de la foto de arriba. Tener un mueble especialmente dedicado a nuestra colección es quizá la forma más elegante de disfrutarla: ahí se colocan las diferentes bandejas y todas las monedas son accesibles de forma muy sencilla. El problema es que ocupa mucho espacio, no es una solución barata y que creo que es desmedida para la inmensa mayoría de los particulares. Me explico: en ese mueble caben 5.760 monedas encapsuladas. Si no es que se coleccionen monedas muy baratas, el día que eso se llene se contará con una colección que superará los 200.000 euros. ¿Realmente vamos a tener semejante colección en casa? Auténticos profesionales han entrado en joyerías con sistemas de seguridad muy sofisticados para llevarse bastante menos. Yo no lo haría.

Ahora bien, la idea de tener un monetario de madera hecho a mano es tan elegante como ir a un sastre a que te haga un traje a medida. Por eso hay otros que optan por encargar monetarios más pequeños donde caben varias bandejas. Yo he visto un par de ellos y suelen ser una preciosidad, algunos los hacen con maderas nobles y todo. Eso sí, que nadie espere que sea una solución barata.

La forma de reducir el coste sin perder funcionalidad, aunque sí personalización, es pasar del sastre al prêt-à-porter. Es decir, que haya una firma que en vez de hacer un monetario para un cliente haga diez mil para diez mil clientes, y así el coste por unidad es mucho menor. Esa firma es Leuchtturm. En el catálogo de Luz del Faro (cuidado, que pesa) se pueden ver diferentes diseños de monetarios y gabinetes, en madera y en metal, para que cada cual elija el que más le guste. Aquí os dejo algunas fotos.

A la hora de elegir un monetario hay que preguntarse varias cosas. Lo primero es elegir las bandejas de forma acorde a las forma de guardar las monedas que se haya elegido. Hay bandejas para que vayan sueltas las monedas, las hay para cápsulas normales y para quadrum. También hay que preguntarse si las bandejas están sujetas individualmente al monetario o si simplemente van apiladas una encima de otra. En el segundo caso habrá que tener cuidado de que aunque el monetario se mueva las monedas no lo hagan las monedas. Este segundo punto es especialmente importante si las monedas van sueltas sobre las bandejas. Luego habrá quien tenga en cuenta cuestiones de seguridad: si cabe en una caja fuerte, si se necesita una llave para poder abrirlo… Lo menos importante de todo es el precio. Digo que es lo menos importante porque la gama de precios, incluyendo las bandejas, varía entre 100 y 200 euros aproximadamente. Teniendo en cuenta que es un gasto que hay que hacer una vez en la vida, creo que es más importante que nos guste el monetario que ahorrar 30 euros.

Quisiera remarcar también que hay algunos monetarios que permiten que la tapa de atrás se abra o se cierre. Esto permite controlar el flujo de aire que pasa entre las bandejas. Si se abre la tapa pasará aire y por tanto se permite la oxidación lenta de la superficie de las monedas para que éstas cojan la llamada “pátina de monetario”. Si se cierra la parte trasera no cogerán pátina. Evidentemente esto ocurre en el caso de que las monedas no estén metidas en una cápsula; si lo están no cogerán pátina de ninguna de las formas.

La otra posibilidad es meter las monedas en un álbum. Es la forma predilecta de los coleccionistas que van a por más cantidad de monedas ya que el coste de almacenamiento por pieza es sensiblemente menor (en este caso el coste sí que lo considero importante porque se harán compras según se vaya ampliando la colección). En general, las ideas son semejante a los monetarios, pero en vez de colocar las monedas en bandejas y meterlas en un monetario, se colocan en hojas y se meten en un álbum. El caso de meterlas directamente en un álbum ya lo comentamos en la entrada anterior.

Al igual que con las bandejas, hay hojas especialmente diseñadas para cápsulas, tanto las normales como las quadrum. Las podéis ver en el catálogo de Luz del Faro.  Pero sin duda alguna las más usadas son las hojas para colocar cartones de mylar, como las que aparecen en las imágenes de la entrada. Son unas hojas muy baratas por las que por poco dinero se puede almacenar una cantidad considerable de monedas. Fundamentalmente las hay de dos tamaños: para 20 cartones y para 9 cartones. Cuestan casi lo mismo, así que por lo que en unas se almacenan 20 monedas en las otras se almacenan 9. En el caso de que se vayan a guardar monedas con un peso considerable (v.g. duros de plata) yo recomendaría usar las de 9 compartimentos porque en las de 20 el peso de las monedas harán que se doble la hoja y queda muy feo (20 duros de plata pesan medio kilo). Eso sí, es simplemente una razón estética, a las monedas no tiene por qué ocurrirles nada.

Una vez seleccionadas las hojas hay que meterlas en un álbum y de nuevo es el gusto del consumidor lo más importante. En principio el álbum es lo de menos, si bien los hay especiales para ciertas colecciones y quedan muy bonitos en la estantería.  Luz del Faro tiene algunos. Otra solución es simplemente comprar un cartapacio con anillas donde guardar las hojas. Evidentemente, la única restricción es que el tamaño del álbum coincida con el tamaño de las hojas, así hay álbumes para hojas de 9 compartimentos y otros para hojas de 20.

Una última solución es meter los cartoncillos de mylar en cajas. Las hay preparadas específicamente para ello. No obstante, a mí personalmente no me gusta porque me resulta incómoda y me parece que no lucen las monedas, aunque hay coleccionistas que opinan lo contrario. En cualquier caso, a la hora de almacenar cartones de mylar hay que tener en cuenta que, al contrario de las cápsulas, son frágiles. Por ello, en ningún caso hay que colocarlos de forma que algo ejerza fuerza sobre ellos y los torsione o los presione. Como advertía Néstor, atarlos con cintas elásticas o similares no es buena idea.

En cuanto a dónde comprar el material, la recomendación es muy clara: en Luz del Faro.  El primer motivo es porque es el distribuidor oficial de Leuchtturm en España, así que la calidad de los productos que vende está garantizada. El segundo lugar es que el trato con ellos es excelente: responden a las dudas que se puedan tener y aconsejan sobre el mejor producto para cada cliente; creo que es algo que hay que valorar. Finalmente, también deberíamos valorar que patrocina blogs como el que estás leyendo y foros como Numismática General. No os estoy diciendo que compréis en Luz del Faro porque me dé dinero a mí, porque yo no me dedico a esto y con tener cubiertos los gastos que me general el blog me doy por satisfecho. No obstante, hay que valorar que Luz del Faro se preocupa por la divulgación numismática y pone un dinero para que la comunidad de coleccionistas puedan compartir experiencias e información. Como sacamos partido a ello creo es correcto agradecerlo comprando en esta empresa, que por otro lado no es más caras que el resto (básicamente porque el precio lo pone Leuchtturm y todas juegan con un margen parecido).

12 Comentarios

  1. Zorro_rojo 6 años hace

    Muy buenos trabajos las dos entradas, no te puedo ayudar con lo de la seguridad, pero yo por ejemplo me estoy decidiendo en poner seguridad en casa con alarma conectada a la policia como una famosa empresa anuncia, tambien leí que es recomentdable poner una segunda cerradura en la puerta, ya que es facil entrar con solo una, así lo tendrán mas dificil. Saludos Adolfo y mi enhorabuena por tu gran trabajo. José María

  2. victorcb82 6 años hace

    El modo de guardar las monedas también nos da información sobre el coleccionista. De alguna manera, relaciono este post con el de las monedas que encuentra la gente en la casa del pueblo del abuelo.

    A mí cuando viene una persona y me dice “he encontrado unas monedas antiguas de mi abuelo y quiero saber si valen algo” respondo “¿dónde estaban exactamente?”.

    La respuesta es determinante, en un estuche como oro en paño = venga vamos a verlas; en un bote de cristal, caja de puros, con los tornillos, etc.= venga vamos a verlas pero es muy difícil que haya algo valioso económicamente.

    Y finalmente siempre invito a lo mismo, dáselas a tu hijo, nieto y que empiece una colección a partir de las monedas de su abuelo, a mí como coleccionista no se me ocurre mejor recompensa.

  3. Tavimiyagi 6 años hace

    Hola,
    respecto a la seguridad veo muchas opciones: aumentar el valor asegurado de “contenido” en el seguro del hogar, guardar las piezas más valiosas en una caja fuerte, en el banco, etc…
    Pero os puedo apuntar algunas cosas sencillas que puede hacer cualquier particular para aumentar un tanto la seguridad de su hogar. Como bien dice Zorro_rojo es buena idea poner una segunda cerradura, teniendo en cuenta que la mayoria de los robos en interior de domicilio se producen o abriendo la puerta con una radiografia o bien haciendo palanca, o con un mazazo en el cerrojo o taladrandolo. También os aconsejaria que pongais barras antipalanca (son muy baratas y evitaran que apalanquen la puerta o que la abran con una radiografiarafia). La gran mayoria de personas que se dedican a este execrable “oficio” son oportunistas, por lo que entran en los pisos que les resultan más fáciles a ver si tienen suerte y encuentran algo de valor. Si ven mucha complicación entrarán en el piso de al lado y punto ( a no ser que hayais pecado de indiscretos y algún grupo más especializao venga expresamente a vuestra casa porque busquen algo concreto).
    Por lo de la alarma, es incorrecto que esten “conectadas con la policia” como algunas publicitan. Eso es absolutamente incierto. Os explico como funciona: salta la alarma. Suena un aviso en la empresa de alarmas y el personal que tengan hace una llamada de teléfono al titular de la alarma para verificar si se trata de un fallo de manipulación. Si no localizan a nadie envian a un vigilante de seguridad de su empresa (un solo vigilante suele cubrir muchísimo territorio, por lo que tardará mucho en llegar a comprovar qué ha pasado). Paralelamente envian un aviso a la policia (tras bastantes minutos de haber sonado la alarma). Policialmente se considera un servicio no prioritário, es decir, primero se resuelven los avisos de presuntos delitos contra personas y en segunda instáncia los delitos contra el patrimonio (que seria el caso). Total, que los cacos en cosa de 5 minutos arasan con todo lo que pueden y se marchan y el vigilante de seguridad o la policia tardarán bastante más, por lo que las alarmas no son más que otro elemento disuasorio, bajo mi criterio.
    Espero haber arrojado algo de luz en el tema seguridad.
    Saludos.

  4. Autor
    Adolfo 6 años hace

    @zorro, muchas gracias. Enhorabuena a ti por el medazo monetario que te has comprado, la envidia de todos :)

    @victor, cierto es que como un primer filtro es adecuado. Pero yo también he visto álbumes enteros llenos de chatarra sin ningún valor. Y no solo sin ningún valor numismático, he llegado a ver un álbum lleno de monedas de 10 céntimos de 1959 circuladas. Ya me dirás qué vale eso.
    Lo que está claro es que el consejo de que sea un niño el que se haga con las monedas es el mejor que se puede dar.

    @Tavi, muchas gracias por la información sobre seguridad.

  5. Hola, magnífico Calleja. Luzdefaro también durante un año es estubo publicitando en http://www.imperio-numismatico.com

    Saludos cordiales.

  6. Manuel 6 años hace

    Te hice caso, me puse en contacto con Luz de Faro y la verdad es que me trataron con mucha amabilidad, trataron mi pregunta de forma bastante personalizada. Además, adjuntaron el catálogo -pesado pero bueno- a su respuesta.

    Al final me he decidido, aunque aún no me he puesto en marcha en la adquisición. Mi colección no tiene muchas monedas pero si que trata de moneda de relativa calidad, relacionada con la reina Victoria de Inglaterra, y pienso que es una buena relación entre el contenido y el continente, la utilización de las cápsulas QUADRUM en bandejas… tipo monetario, suficientemente protegidas, de fácil observación y de relativa protección a golpes, suciedad y huellas.

    Adolfo, muchas gracias, sobre todo por estar ahí.

  7. Manuel 6 años hace

    El resto de monedas, que no son muchas, maravedís de Carlos III, algunas de plata interesantes y variadas, ademas de los famosos Tonken Condor de cobre, irán en cartoncillos y en álbum, aunque no descarto aumentar en un futuro las bandejas ya que las monedas “variadas” es decir, fuera de la colección, también son de bastante calidad.

  8. Autor
    Adolfo 6 años hace

    No hay de qué. Si la información te ha servido mucho mejor: para eso escribo.

    Una buena colección victoriana en cápsulas Quadrum con sus correspondientes bandejas tiene que lucir muchísimo.

  9. Miguel 6 años hace

    Muchísimas gracias por la información. me ha ayudado mucho a la hora de decidir cómo organizar la colección. En 2005 dejé la colección y al retomarla el año pasado me di cuenta del daño que se puede hacer a una pieza en tan poco tiempo si el material en que se guarda no es el adecuado. En este caso se trataba de material numismático corriente y el plástico que llevaba era perjudicial para las monedas. Las piezas de entonces no valían mucho. Pero las de ahora valen un poco más así que reitero mi agradecimiento. Estas dos entradas deberían de leerlas muchos numismáticos que a pesar de dedicarse a ello no saben cómo conservar monedas. Un saludo.

  10. Abraham 5 años hace

    Las cápsulas Quadrum la verdad son realmente bellas… pero… a nadie le entran dudas sobre la posibilidad de producir daños a las monedas?

    No acabo de fiarme de que esa espuma esté en contacto directo con las piezas. Es lo que me ha frenado hasta ahora para su adquisición. Quizás dentro de algún año, los coleccionistas observen que sus piezas se han dañado….

    Por tanto personalmente me he decidido por las cápsulas normales y corrientes, que al menos parecen ser más inertes.

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Yo tengo mis mejores monedas en cápsulas Quadrum y hasta ahora no tengo ningún problema.

      Date cuenta de que son espumas hechas específicamente para estar en contacto con monedas, así que doy por supuesto que están estudiadas para que no generen ningún daño a las piezas.

      Un saludo,
      Adolfo

  11. Eduardo 3 meses hace

    Pregunta después de muchos años… y los maletines? Yo compré uno S con bandejas azules leuchtturm pero se llenó con el tiempo y ahora he comprado uno L y veo que se va llenando… entiendo que los maletines mas que para guardar las monedas son para transporte, pero ya que caben las bandejas se puede usar para las dos cosas no?
    Un saludo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*