Enlazando datos numismáticos

Enlazando datos numismáticos

Cualquier aficionado a la numismática maneja datos durante buena parte del tiempo que dedica a su afición; cada vez que mira un catálogo observa en qué fechas se emitieron qué monedas, con qué tirada, qué peso, material… Evidentemente los estudiososde universidades y museos manejan muchísimos más datos, que incluyen hallazgos, notas bibliográficas, pruebas realizadas en laboratorios (tanto por él como por terceros)… Pero son los profesionales, y especialmente las casas de subastas, los que más datos manejan; cada vez que hay una subasta nos llega a nuestras casas un libro en el que se detallan miles de monedas, indicando su leyenda, su periodo, su rareza, su estado de conservación…

Todo eso son datos. Los manejamos a diario, los compartimos, son muy útiles y a partir de ellos podemos aprender un montón. Los datos molan. ¡Vaya que si molan! Pero tienen una pega muy importante: para que haya datos alguien se tiene que preocupar en crearlos y en actualizarlos. Eso es algo muy costoso, pero que muy muy costoso. No tenemos más que ver lo que se tarda en publicar un catálogo (los hay que requieren más de 20 años de trabajo) o en catalogar una colección importante para hacernos una idea. Si no me creéis, preguntad a nuestro compañero Alex el tiempo que le ha llevado.

Entonces aparece una idea revolucionaria que se le podría ocurrir a un niño de 4 años (pero no por ello es fácil que se nos ocurra): “si crear datos cuesta tanto y los datos se pueden compartir ¿por qué varias personas tienen que crear los mismos datos?“. Evidentemente, el problema de crear datos sería mucho más pequeño si de entrada se parte de los datos que han creado los demás y sólo hay que añadir los que sean nuevos. Justamente esa idea es la que está detrás de una de las grandes apuestas de investigación de principios del siglo XXI, lo que se suele llamar Web Semántica, Web 3.0, Web de Datos… voy a explicar muy brevemente de qué va el tema y luego vemos si estaría bien utilizar estas tecnologías para nuestro mundillo numismático.

El objetivo de la Web Semántica es convertir la Web en una plataforma de compartición de datos, al igual que lo es ahora de ficheros (la página que estás leyendo es al fin y al cabo un fichero de texto). Lo ideal sería que pudiésemos obtener cualquier tipo de datos sin más que pedírselos a la Web. Por ejemplo: “dame una foto de todos los denarios en los que aparezca el busto de una mujer y cuyo remate en una subasta haya sido superior a 50.000 euros”. Este objetivo ideal posiblemente no sea realizable, pero está claro que intentándolo se están consiguiendo, y se conseguirán, muchos logros.

Necesitamos tres cosas para poder llegar a ese objetivo:

1.- Una manera común de publicar y compartir datos, de forma que se facilite el acceso.
2.- Una infraestructura que permita publicar grandes cantidades de datos y que otros accedan a ellos.
3.- Que haya gente con voluntad por compartir datos.

El primer punto ya lo tenemos. Sir Tim Berners-Lee (el tipo que inventó la Web y que es honoris causa en mil universidades) propuso una metodología llamada Linked Data; no es cuestión de entrar aquí en detalles. El segundo punto supone un reto técnico de enorme envergadura que se descompone en un montón de problemas muy interesantes; somos unos cuantos miles de investigadores los que estamos con ello. Ya veremos a dónde llegamos. El tercer punto abre un montón de problemas relacionados con las ciencias sociales, económicas, las cuestiones legales…

Los problemas son grandes y el esfuerzo que se está haciendo para intentar darles una solución también lo es. Hay presupuestos públicos y privados de una cuantía considerable para trabajar en ello. Pero ¿a ti, mi querido lector, te va a afectar? ¿tú que nunca te has puesto a crear datos ni nada por el estilo (o eso crees)? ¿qué más te da que unos cuantos frikis se dediquen a compatir datos? Pues para intentar convencerte voy a proponer unos escenarios en los que sería muy útil esta Web de Datos. Para ello vamos a imaginarnos que se ha logrado el objetivo del que os hablaba y además que todos los datos existentes sobre numismática se encuentras publicados en la Web. ¿Afectará entonces a la numismática? Yo creo que sí: os propongo unos escenarios para ilustrarlo.

Juan es un investigador que está haciendo su tesis sobre el comercio de los bienes egipcios en el siglo III A. C. a manos de los fenicios. Para ello,  le vendría muy bien conocer en qué lugares se han encontrado hallazgos con monedas ptolemaicas y qué monedas componen esos hallazgos para comparar esos datos con algo que ya sabe él, que son las típicas rutas comerciales fenicias. Así que en vez de tener que pasarse meses buscando bibliografía y hablando con arqueólogos de quince países, sólo tiene que hacer una búsqueda, configurar unos parámetros en un programa y en un par de horas tiene una descripción completa de cada una de las monedas que componen cada uno de los hallazgos en los que se ha aparecido una moneda ptolemaica, relacionándolo (automáticamente) con los datos que ya tenía sobre las redes comerciales fenicias.

Al cabo de tres meses el museo de El Cairo publica los datos sobre un nuevo tesoro encontrado, en el que había dos monedas ptolemaicas. Juan automáticamente recibe una noticiación del hallazgo.

Auyón es una casa de subastas que ha comprendido perfectamente las bondades de compartir datos y los publica para que otros los puedan reutilizar y ellos puedan a su vez reutilizar los datos de los demás. De esa forma, para cada moneda ellos indican simplemente el tipo de moneda que es y el precio de salida, pero sus clientes en su página web pueden ver las características metrológicas de ese tipo de moneda, sus aspectos históricos, las referencias a los catálogos en los que aparecen… toda esta información se ha obtenido automáticamente, pero sus compradores pueden utilizarla como si la hubiese creado Auyón.

Linkinnumis es una empresa que ha desarrollado una aplicación muy novedosa. Se permite a los usuarios que se busque un tipo de moneda y se obtengan unas gráficas de los precios de remate de las mismas, como éstas, haciendo una estimación del precio de la moneda para cada estado de conservación basándose en precios de remates de las mismas. Además, si quieren ver más información sobre las monedas aparecerán fotos de las mismas en calidad y los remates concretos de cada una de ellas. Se puede usar desde el móvil y desde un PC. Por el uso de esta aplicación Linkinnummis cobra un dinero a los usuarios por este software. Además, el programa permite indicar (opcionalmente) qué moneda está buscando el cliente y qué precio interesaría pagar por ella. De esa forma, el programa avisa cuando un profesional la pone en venta o cuando sale a subasta por un precio inferior. Esos datos sobre necesidades de compra Linkinnummis se los vende a ciertos profesionales. Lo mejor de todo, es que Linkinnumis sólo necesitó una inversión de 30.000 euros más el suelo de 2 programadores durante 6 meses para desarrollar la aplicación (hoy en día algo así sería irrealizable por requerir un proyecto extremadamente caro).

Unos cuantos aficionados están enfadados en un foro porque un catálogo de moneda íbera sale sólo en catalán y en inglés (no miro a nadie). No pasa nada: se ponen de acuerdo y como los datos están disponibles en la Web, entre todos lo traducen, lo vuelven a maquetar y en un par de semanas tienen el catálogo en castellano. Además, los datos ya están en la Web en tres idiomas para quien quiera usarlos.

Linkincatalog es una empresa que se dedica a publicar catálogos numismáticos y los distribuye en pdf cobrando 2 euros por la descarga de cada uno. Todas las semanas actualiza esos catálogos y garantiza que en cada uno de ellos está todo el corpus conocido y precios actualizados. En su stock tiene decenas de catálogos: monarquías europeas, antiguas, americanas, contemporáneas, por épocas, por módulos, en diferentes idiomas… se generan y se actualizan automáticamente, así es sencillo y se puede poner barato.

 

Yo creo que estos escenarios son bastante convincentes ¿qué aficionado no lo desearía? Muchos de ellos los veo técnicamente realizables en el medio plazo. Es decir, creo que existe tecnología suficiente para desarrollarlos de aquí a 5 años. Otra cosa es que se haga, porque si quienes tienen los datos no los comparten, mal vamos. Tienen que ser los museos e instituciones públicas los que tiren del carro y detrás de ellos tienen que ir las casas de subastas importantes. El resto vendrá todo rodado, porque de esos datos, sabiéndolos manipular, se puede sacar mucho.

Los que hayáis leído hasta aquí os estaréis preguntando por qué Adolfo acaba de meter esta parrafada sobre divulgación tecnológica/científica en un blog de numismática en el que no suele hablar de temas ajenos. Pues porque me he visto motivado al descubrir el proyecto Numishare, de la American Numismatic Society (ANS). Este proyecto lo ha financiado la ANS y la Kittredge Numismatic Foundation y lo ha desarrollado la Universidad de Virginia. La verdad es que no es demasiado, pero es un primer paso y una prueba de concepto de que todo esto es posible. Lo que han hecho es permitir el acceso de los datos contenidos en la base de datos de la ANS (que tiene una magnífica colección) de tal manera que puedan ser usados por otros. Esos “otros” podemos ser quienes queramos, pero para hacer la prueba ellos han catalogado la humilde colección numismática de la Universidad de Virginia y les ha quedado así de bien. Todo eso lo han podido hacer sin más que indicar qué tipo de monedas tenían, todo lo demás lo han obtenido automáticamente de la ANS. ¿Os imagináis catalogar así vuestra colección sin más que indicar qué monedas tenéis?

Otro proyecto interesante del mismo corte es Nomisma, también por la ANS. Su objetivo es proporcionar un vocabulario estable para conceptos numismáticos. Como prueba han catalogado un montón de hallazgos de monedas griegas; los podéis ver aquí. En una línea semejante, aunque relacionada con la arqueología y no con la numismática directamente, en la universidad donde estoy de estancia se van a dar unas conferencias sobre el uso de Linked Data para la arqueología. Es una pena que las den una semana más tarde de que yo marche para España.

Así que ya hay quienes están dando pequeños pasos para aplicar estas tecnologías a nuestra afición. Haciéndolo están aprendiendo a dar estos pasos a pesar de que ahora no son tecnologías suficientemente maduras como para llevarlas a la práctica “de verdad”. No obstante, cuando lo sean, estos anglosajones ya tendrán años de experiencia utilizándolas y sabrán qué ventajas presentan y qué problemas aparecen al usarlas. Serán, sin duda alguna, los primeros en explotarlas y los que se beneficiarán de su potencial para generar riqueza. Ellos han empezado con esto en otoño de 2007, ya nos llevan más de 4 años de ventaja y nosotros para celebrarlo recortamos otros 600 millones de euros a los ya raquíticos presupuestos de investigación. Que nadie se extrañe después de que sólo sepamos construir hoteles y llenarlos de guiris borrachos.

Las monedas de las imágenes están sacadas de la próxima subasta de Aureo. Se tratan de dínares de Alí ibn Yusuf, dos acuñados en Granada y los otros en Murcia, Almería y Sevilla. Las monedas de Al-Andalus no son monedas muy conocidas y en parte es debido a que el acceso a su bibliografía es difícil. Creo que si se facilita el acceso a los datos el conocimiento e interés por parte de los aficionados aumentará considerablemente, así como el precio de estas monedas. Quizá la Web Semántica pueda echar una mano en la tarea.

20 Comentarios

  1. Juan 6 años hace

    Adolfo,una vez más,sigues sin defraudar. Ojalá lleguen pronto a buen puerto todas esas ideas. Aunque se pongan otros las medallitas,dispondríamos de una herramienta muy valiosa.
    Lo de que vamos a remolque de otros países, es un mal endémico.Estoy cansado de políticos de pacotilla que pasan olímpicamente de la cultura, el “I+D” y todo lo que suene a formar e informar de verdad a los ciudadanos.
    Disculpen el tono…
    Ahora bien, me surgen preguntas:
    -¿Acaso todas las fuentes valoran de igual modo una misma pieza?
    -¿Es interesante para los profesionales la uniformidad de criterios?
    Ah!, aclarar que no tengo nada en contra de las personas,que se dedican a este negocio de una manera seria.
    Un saludo.

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Como se suele decir en los congresos poniendo cara de interesante:

      “mmmm, this is a very good question”

      Efectivamente, no todas las fuentes de datos se valorarían igual. No es lo mismo que el MAN publique algo a que lo publique yo. Será el que manipule esos datos el que dé más valor a unos que a otros.

      Hoy en día el negocio está en ofrecer los datos que alguien tiene y no tienen los demás. Cayón ha hecho un catálogo con sus datos, Aureo otro con los suyos… su valor añadido es que tienen unos datos que nosotros no tenemos y por eso nos los venden. Pero eso tiene que cambiar y mi apuesta es que cambiará (otra cosa es cuándo). Si llega el día en el que los datos son libres y accesibles a través de la Web, todos tendríamos acceso a los mismos datos, así que el valor añadido sería ver quién maneja mejor los datos.

      Es decir, a partir de lo que haya en la Web alguien puede hacer un catálogo horroroso y otro hacer uno excelente. No tiene por qué haber uniformidad de criterios porque unos se fijarían en unas facetas y otros en otras.

      saludos,
      Adolfo

  2. abell 6 años hace

    Hola Adolfo.

    Lo primero como no, darte las gracias y mucho ánimo por este maravilloso blog y con respecto al tema, creo que alguna cosilla hay por el estilo como la wikimoneda. Sería cuestión de hacer algo parecido, pero más versátil y exportable.

    Saludos.

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Efectivamente, la idea sería semejante, pero dando un paso más:

      Los datos de wikimoneda solo se pueden usar en wikimoneda y además wikimoneda no puede importar otros datos. ¿Te imaginas que el MAN publicase datos de su colección de monedas y que dando a un botón todos esos datos se importasen automáticamente a wikimoneda? ¿Te imaginas poder utilizar los datos que hay en wikimoneda para catalogar tu colección?

      Por ejemplo, gran parte de la información que hay en Wikipedia se publica para que se use fuera de wikipedia. De hecho, eso es lo que hago yo en mi tesis.

      saludos,
      Adolfo

    • zegeri 6 años hace

      Abell, ya existe una web con una base de datos de monedas añadidas por los usuarios. Se llama Numista y hasta ahora tiene 30.000 monedas. Cada usuario puede registrar su colección de monedas y exportarla a excel. Tiene herramientas para intercambios y miles de usuarios de todo el mundo. Es gratuita, al menos de momento, y ya funciona desde hace 5 años.

  3. latregua123 6 años hace

    Muy interesante tu artículo, Adolfo, en el que describes unas iniciativas muy interesantes. Es muy positivo que las nuevas tecnologías se vayan abriendo paso en el mundo de la numismática. Tal vez ahora que está de mas actualidad se pueda dar ese empujón. Lo cierto es que la web 3.0 va a ser todo un cambio en el uso que hacemos de Internet. Por desgracia, aquí en España tenemos la dificultad de los pésimos políticos que nos gobiernan, que priorizan el pan y circo a una política de desarrollo tecnológico e I+D que realmente levante al país. Por eso los americanos van como siempre delante nuestro. A nivel particular, en el ámbito numismático también habría dificultades, pues me da la impresión de que hay cierta resistencia al cambio tecnológico. Hay cierta cultura arraigada de no compartir información y datos. Por suerte hay iniciativas como tu blog que rompen con esa tendencia.

  4. Autor
    Adolfo 6 años hace

    Hombre, yo no creo que sea exclusivamente un problema político. En EEUU hay empresas de capital riesgo que si consideran que una idea es interesante y tiene un buen plan de negocio detrás, pondrán tantos millones como sean necesarios para llevarla a cabo. Prácticamente todas las empresas de Internet nacieron así y por eso prácticamente todas son americanas.

    En cuanto a que haya una cultura de no compartir información, eso sin duda ninguna es una de los grandes retos de la Web Semántica. Los que tienen los datos tienen que obtener un beneficio por compartirlos, de otra forma no lo harán. Por eso digo que deberían ser los museos los primeros. Después habría que buscar un modelo de negocio para que las casas de subastas o las grandes empresas numismáticas proporcionen sus datos. El resto será fácil.

    saludos,
    Adolfo

  5. abell 6 años hace

    Bueno, pensad que la mayoría de cultura (wikipedia), software (linux), divulgación (youtube) libre han llegado de particulares sin en principio ánimo de lucro. Siendo además los tres ejemplos ideas revolucionarias, por lo que no todo debe venir de empresas privadas o del estado.

    Yo soy programador informático y la idea no tiene por qué ser muy complicada, al menos numismáticamente hablando. Una base de datos de monedas, con contenido concreto y con el añadido de que sea explotable exportándolo a una hoja de cálculo o a ficheros de texto plano. Esto es algo básico en las aplicaciones de reporting. Tan sólo habría que buscar una forma de moderar los nuevos contenidos que pudiera insertar cualquiera, para tener una mínima calidad de datos.

    Venga alguien con conocimientos y que tenga mucho tiempo libre :D

    Saludos.

  6. David 6 años hace

    Tiene gracia. Ayer estaba buscando información de algunas monedas en mcsearch.info, y no encontré lo que quería. Ví que la mayoría de las casas de subastas de las que se nutre esta web eran extranjeras, españolas apenas había, entre las grandes ausentes, Aureo&Calicó. Pues pensé: “qué bueno sería que se pudieran introducir, de alguna manera sencilla, los datos de las subastas que van saliendo de forma automática, por los propios usuarios incluso, con algún tipo de aplicación que pudiera leer los catálogos y las listas de precios realizados, y poder ver al instante todas las monedas subastadas igual a la que está uno buscando”… Y justo ahora leo tu entrada. Ojalá fuera un as de la programación y tuviera mucho tiempo libre, o tuviera mucho dinero para poder financiar a alguien que lo hiciera. Excelente entrada, como ya nos tienes acostumbrados. Aunque comente muy poco, las leo siempre. Un saludo.

  7. Autor
    Adolfo 6 años hace

    @abell, la idea sí que es complicada. Migrar datos es un problemón y hacer que los datos de varias casas de subastas más los de museos tengan una coherencia común no es nada fácil. Eso no se puede basar en el tiempo libre de nadie, tiene que haber un modelo de negocio por detrás.

    @david, como digo en la entrada, hay muchos problemas más allá de la programación. De entrada, son tecnologías muy candentes en investigación pero en algunos puntos son inmaduras todavía. Además, por mucho que fuésemos capaces de extraer los datos de una casa de subastas, si estos datos no tienen licencia libre no los podremos usar legalmente. Es decir, que la solución no pasa por extraer los datos de quienes no quieran ofercerlos, sino en que los ofrezcan.

    saludos,
    Adolfo

    • abell 6 años hace

      Hombre, complicado es conforme estamos ahora mismo. Pero si cada web etiquetara sus contenidos según los estándares de la web 3.0 ya tendríamos la mitad del trabajo hecho.

      Quizás hace falta una buena idea para animar a las casas de subastas a adaptar sus contenidos. Por ejemplo… Enrique quiere montar una web de subastas numismáticas y su amigo Carlos le comenta que tiene en mente una web 3.0 de búsqueda de subastas en general. Enrique hace su web con el contenido normalizado a web 3.0 y la web de búsquedas de Carlos funciona estupendamente y como solo encuentra la web de Enrique para la sección de numismática, cada subasta que se hace es un éxito, por lo que las demás casas de subastas deciden adaptar sus webs a 3.0….

      Si la idea triunfa quiero comisión xD

      • Autor
        Adolfo 6 años hace

        Es que si todas las numismáticas de España pusieran sus datos en la Web siguiendo los estándares, ya estaba un servidor contando los días para acabar la tesis y montar una empresa de desarrollo de aplicaciones numismáticas.

        Pero muchos ni siquiera tienen página web…

  8. David 6 años hace

    Desde luego, la cesión de los datos de las casas de subastas es algo que hay que presuponer, porque si no no hay nada que hacer. Muchas ya lo hacen que esta página que menciono, aunque no sé si de forma gratuita o no.

    Saludos

  9. Ignacio. Nachan64 en el foro 6 años hace

    Excelente. Sigue así!!!

  10. Josean 6 años hace

    Don Adolfo, cuidado con las descargas de las fotos procedentes de la web de Vico. He observado que en muchos casos el nombre de la imagen (por ejemplo: 3008a.JPG) no se corresponde con el número de lote correcto.

    Ejemplo concreto en la última subasta:

    http://www.jesusvico.com/subasta.php?cadena=3001

    – Lote: 3007.
    – Nombre de la fotografía: 3008a.JPG

    La verdad es que la web de Vico es una auténtica chapuza.

  11. Autor
    Adolfo 6 años hace

    Hombre, yo cuando me bajo fotos de las subastas lo que hago es obtenerlas automáticamente por orden secuencial y fin de la historia. No ando mirando si las monedas corresponden a los lotes. De hecho, lo único que hago es cambiar un par de líneas en un código y dar al botón de ejecutar.

    En cuanto a la web de Vico… es el típico caso de sistema legado. Seguro que si tiene tuviera que hacer su web de nuevo hacía algo mejor, pero como la inversión ya la tiene hecha y funcionar funciona… pues no le sale a cuenta volver a invertir para cambiar la web.

    Será por webs cutres en el panorama numismático español… todavía no hay ni un profesional que publique un feed de noticias (ni siquiera Numismático Digital o Panorama Numismático, y eso que les he dado la murga varias veces); las tiendas on-line por lo general están desatendidas y parece que las ha hecho su sobrino que está en tercero de la ESO; al ver las webs de la AENP y de la ANE dan ganas de llorar; hay quienes mandan listados de precios por correo electrónico en ficheros .doc editables (ya no digo que manden un pdf firmado, que sería lo normal, pero es que ni siquiera lo mandan en pdf!!) etc. etc. etc.

    Y esto no significa más que una falta absoluta de interés por parte de algunos empresarios, porque el coste asociado a hacer las cosas bien es mínimo. Aunque evidentemente hay excepciones y también hay empresas que cuidan su web: ahí tenemos a las casas de subastas importantes o a otras, como Luz del Faro o Vives de la Cortada, que tienen una web muy cuidada.

  12. Angel 6 años hace

    Hola,estaría interesado en encontrar la web de Linkincatalog, la he buscado en google pero no la encuentro. Gracias

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Linkincatalog es un nombre que me he inventado para ilustrar el escenario. Lo que quiero decir es que si se publicasen los datos sobre numismática siguiendo ciertos estándares se podría desarrollar esa empresa. Hoy en día es imposible.

  13. xaviergoro 6 años hace

    Buenas tardes, Adolfo, interesantisimo trabajo, este blog engancha, creo que algun
    dia, francamente, veremos, compraremos, compararemos, clasificaremos una moneda,
    billete o cualquier objeto numismatico con solo una aplicación en nuestro movil o
    tablet.
    Saludos cordiales.

  14. Leandro 2 años hace

    Hola, muy buena entrada! Hace poco estuve viendo el proyecto de numishare y nomisma, quise instalarlo para mi pequeña colección pero aún no pude (estan en camino de largar una versión más estable). No se que perfil tienes con el tema informático, pero hay que decir que el paso que estan dando es ENORME. Hay disciplinas mucho más avanzadas (ej biologia, medicina) que aún luchan por armar sistemas centralizados de datos y conceptos.

    Me gustó como desarrollas los conceptos, ojalá pueda florecer y cada uno (coleccion privada, museo, etc) pueda subir o al menos mantener la coleccion con datos linkeados, sería sumamente útil. Ni hablar si esto es además abierto, para que uno no necesite pagar por informacion que ya un estado pagó…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*