OTROS BLOGS INTERESANTES

Ventajas y desventajas de coleccionar ciertos tipos de monedas

Hace unos días que se me ocurrió publicar en el blog una encuesta. También puse el enlace en los foros de Imperio Numismático, Numismática General, Identificación Numismática, Anverso y Reverso y Moneta Avgvsta. Fue una encuesta un tanto improviada, que no pretende seguir una metodología clara de análisis de datos cualitativos, sobre lo que hay miles de libros escritos. Hacer una encuesta como ésta en plan serio y que siga una metodología adecuada llevaría como mínimo dos meses de trabajo a tiempo completo a una persona con experiencia (no estoy exagerando). Como comprenderéis, no estamos para eso. Pero algunas cosas se pueden sacar en claro.

La encuesta preguntaba sobre qué ventajas y qué desventajas se encuentran a coleccionar ciertos tipos de monedas, de esta forma podemos ver qué motivaciones tenemos para coleccionar unas cosas u otras, o qué nos echa para atrás el coleccionar otras piezas. Así, viendo qué opinan los demás, podemos reflexionar sobre si encajamos de verdad en lo que coleccionamos o si hay alguna desventaja de nuestro coleccionismo que no conocíamos (sobre todo los más nuevos). Las respuestas obtenidas las podéis descargar en PDF, en ODS y en XLS; ya veis que no me guardo nada para mí. Así podéis echar un vistazo a todas las respuestas y podéis sacar vuestras propias conclusiones más allá de lo que yo extraiga ahora. Si lo hacéis, compartid vuestras conclusiones en los comentarios para que todos aprendamos.

En total se han recogido 142 respuestas, lo cual ya lo considero un éxito de por sí. Es un volumen bastante interesante que si se mantiene se puede “utilizar” para encuestas en el futuro sobre temas más específicos con los que todos podamos aprender. Teniendo en cuenta los momentos en los que se hicieron las respuestas, está bastante claro que la mayoría de los coleccionistas sólo han respondido en una categoría. De hecho, sólo ha habido 18 respuestas en las que un coleccionista opina sobre aquello que no colecciona. Es decir, que prácticamente todos habéis contestado sobre las monedas que más conocéis. Lo cual, por otra parte, era esperable.

En lo referente a moneda antigua ha habido muchas menos respuestas que en la moderna (18), lo cual era de esperar. Además, el perfil del coleccionista de moneda antigua está bastante claro que es un coleccionista experimentado y que lleva años con la afición. De hecho, solo 1/18 dijo que llevaba menos de 5 años coleccionando, mientras que 9/18 llevaban más de diez. En mi opinión esta experiencia es la que hace que estos coleccionistas se vean más atraidos por el estudio de las monedas y por el arte de las mismas que por el propio hecho de coleccionar. Por ejemplo, 9/18 consideran la belleza de las monedas como una de sus ventajas, mientras que 8/18 creen que les permiten conocer el mundo antiguo. Por otro lado, 7/18 hablan de su contenido histórico como ventaja (eso que yo llamo Aura). Estos argumentos son compartidos por prácticamente todos los que coleccionan monedas griegas y romanas. También es interesante destacar que 2 de los 6 coleccionistas de moneda íbera hablan de cierto componente nacionalista, en el sentido de que encuentran la historia íbera muy ligada a su propia historia.

En cuanto a las desventajas, 10/18 de las opiniones consideran que la existencia de falsificaciones es un problema. 7/18 creen que el precio es una desventaja importante y 3/18 consideran que puede haber problemas con Patrimonio. También es curioso que algunos de los argumentos se dan la vuelta. Por ejemplo, mientras que muchos encuentran en el estudio una satisfacción, hay 4/18 que encuentran como desventaja que hay que adquirir muchos conocimientos para enterarse de la numismática clásica. Igualmente, hay quien encuentra en el precio de los Bajos Imperios una ventaja.

La numismática medieval y moderna tiene sus seguidores, pero menos de los que esperaba. Ha habido 33 opiniones al respecto, de las cuales 30 eran de coleccionistas de este periodo. Son un grupo muy heterogéneo, donde se mezclan coleccionistas que llevan pocos años con otros que ya tienen solera. Esto hace que su forma de ver la numismática sea muy diversa.

Los coleccionistas medievales son unos románticos, eso está clarísimo. Son pocos (sólo han respondido 4) y todos consideran la carga histórica como una ventaja de ese coleccionismo. Aparte de eso, alguno apunta la belleza de las monedas como otra ventaja. Como desventajas también coinciden: su principal carencia es la poca bibliografía disponible, aunque hay uno que lo considera también una ventaja porque así no dejas de aprender y descubrir cosas nuevas.

Por parte de quienes coleccionan la numismática moderna española, ahí es donde más variedad hay. De las 12 opiniones recogidas, 3/12 de ellos apuntan a la carga histórica como ventaja, 2 /12 a su belleza, una a que son vistosas…  y tampoco parecen estar de acuerdo en las desventajas, porque aunque 5 /12 digan que el precio es un problema, hay 3 /12 que consideran que son baratas. Por otra parte, hay 1 que consideran como ventaja que hay pocas falsas, mientras que 2 /12 creen que es uno de los problemas de este coleccionismo. Sinceramente, creo que el problema radica en que dentro de este grupo hay series muy diversas. No es lo mismo coleccionar cobres de los Austrias que meterse en onzas peluconas. Así que no sé si tienen mucho sentido estos resultados así dichos.

Los coleccionistas de duros, tanto españoles como del mundo, apuntan como principal ventaja que son monedas vistosas (lo dicen 9 de 16). También es bastante unánime ver como una ventaja que el mercado sea grande (6/16) y que en calidades normalitas no sea caro hacerse con alguna pieza (3/16). Me ha parecido curioso que muchos (4/16) apuntan a la revalorización de la colección como una ventaja, algo que no hace prácticamente ningún otro grupo. Supongo que sea por la subida que ha experimentado la plata últimamente. Otra ventaja que encuentran algunos es que no hay que ser muy experto para coleccionar duros del mundo.

En cuanto a las desventajas, los coleccionistas de duros están muy de acuerdo también: 7/16 consideran que las falsificaciones es un problema, mientras que 8/16 cree que el precio es una desventaja si quiere buscar algo de calidad. Curiosamente, 3 de los 8 coleccionistas de duros españoles creen que tasar el grado de una moneda no es algo sencillo y puede dar pie a engaños.

Los coleccionistas de El Centenario de la Peseta son los que más me han sorprendido, más que nada porque es lo que más colecciono yo y dicen algunas cosas que me asombran. En total han respondido 22, y ha quedado bastante claro que es una colección sencilla. De hecho, 9/22 entienden como ventaja el fácil acceso a esas monedas, mientras que 8/22 consideran que su bajo precio es una ventaja. Por eso, muchos dicen que es posible acabar la colección, viéndolo 4/22 como una ventaja. Pero esto a su vez genera que haya algunas monedas “imposibles”: 4/22 se quejan de que hay muchas rarezas caras y 9/22 consideran una desventaja los precios en calidades altas. Por otra parte, y a pesar de que en general se ve como una colección apta para principiantes, 4/22 vuelven a considerar una desventaja la tasación adecuada de las monedas.

También me ha resultado muy curioso que 2/22 digan que son monedas con mucha carga histórica, y que 5/22 consideren que aprenden mucho coleccionando (yo pensaba que esto era más propio de monedas más antiguas). Muy bonito, y también sorprendente, es que 4/22 creen que es una ventaja que esta colección tiene cierto componente emocional porque les recuerda a su niñez o a las vidas de sus antepasados más cercanos. Otra desventaja que me ha sorprendido es que 5/22 creen que es una colección bastante aburrida porque hay pocos tipos diferentes de monedas. También hay 3/22 que están preocupados por las falsificaciones.

Los coleccionistas de moneda actual son los que más han respondido, un total de 52 respuestas. Es algo que me sorprende, no porque sean los más numerosos, que eso ya lo sabía, sino porque lean mi blog, donde casi nunca hablo de monedas actuales. Además de ser el grupo más numeroso también es el más uniforme, yo creo que debido a la sencillez y a que el coleccionista de moneda actual lo que busca es coleccionar casi de forma exclusiva.

De las 37 respuestas sobre el coleccionismo de euros sólo una la hizo uno que no era coleccionista de esta época. Muchas de las respuestas provienen de coleccionistas que llevan con los euros desde que empezaron, así que ya tienen cierta solera. Aún así, queda más que patente que es una buena serie para iniciarse. Algunos lo dicen directamente, pero es generalizado que la disponibilidad   (22/37 respuestas) y el precio (19/37) son sus mejores ventajas. Otros (12/37) indican como ventaja que es moneda circulante. El resto de ventajas tienen mucha menos aceptación: 6/37 consieran la variedad como una ventaja, 5/39 el hecho de que constantemente aparezcan novedades, 3/39 sus diseños…  Una cosa que sólo ha considerado 1/37 como ventaja es la práctica ausencia de falsificaciones. Creo que el hecho de que estos coleccionistas ni siquiera las citen es suficiente para considerarlo una ventaja: no están preocupados por ellas.

Pero lo que más gracia me hacen son las desventajas, porque las veo bastante contradictorias. De lo que más se quejan los coleccionistas de euros es de que hay países pequeños (Vaticano, San Marino, Mónaco…) que hacen su agosto con los euros. Eso lo dicen 18/37, mientras que 10/37 apuntan a la especulación con los euros por parte de algunos comerciantes o algunas instituciones y otros 5/37 del precio de las rarezas. Realmente no sé si se quejan de que haya especulación en el coleccionismo o de que en el coleccionismo de euros hay más especulación que en otras series.  Por otra parte, hay 4/37 que consideran una desventaja la falta de revalorización de los euros. Es decir, que hay quienes ven como negativo que no se pueda especular. También es muy relevante que 6/37 apuntan a la falta de recorrido histórico de esas monedas, mientras que 7/37 consideran que puede acabar siendo aburrido coleccionarlas.

Por parte de los que coleccionan monedas del mundo de siglo XX y XXI, el perfil es parecido. Ha habido 9 respuestas, de las que 6 consideran el precio como una ventaja y 2 su disponibilidad. Quizá la mayor diferencia es que 4/9 consideran que coleccionando moneda del mundo se aprenden mucho, mientras que ninguno de los que coleccionan euros hizo referencia al estudio.  También es bonito que hay 2/9 que dicen que compaginan su afición a la numismática con su afición a viajar. En cuanto a la desventaja principal, 6/9 apuntan a que es demasiado amplia.

Pero lo que más me ha impresionado de los coleccionistas de euros y moneda del mundo contemporánea es que en las 52 respuestas sólo una ha hecho referencia a la bibliografía, y justamente ha sido el único que no colecciona ese tipo de monedas. Creo que justamente ahí está la mayor diferencia entre el aficionado a la moneda actual y el que hace series antiguas: mientras que el primero le gusta ver un álbum y observar las monedas que le faltan y las que tiene y con quién cambiar unas u otras, el segundo disfruta más con tres monedas y ocho libros, intentando entender el proceso de acuñación en la Hispania del siglo I. Cada cual tiene sus motivaciones, claro está.

Coleccionistas de errores han respondido 4. Son muy pocos para sacar conclusiones globales y además sus respuestas han sido muy dispares. Esa misma dispersidad de respuestas se obtienen con el grupo de “de todo un poco”. Es normal porque pueden ser series muy diferentes. Finalmente, ha habido otros grupos con una o dos respuestas, de donde claramente no se pueden sacar conclusiones, más allá de que es poco coleccionado en España, algo que me extraña, por ejemplo, de la moneda americana.

Espero que estos resultados os hayan gustado. En mi opinión reflejan perfectamente las diferentes motivaciones que tiene cada coleccionista para ponerse con una u otra serie. Yo estoy encantado con lo que se ha obtenido y creo que se puede aprender mucho de las encuestas. Como tenéis a vuestra disposición todos los datos recogidos podéis sacar vuestras propias conclusiones, y los comentarios quedan abiertos para que las compartáis con todos.

Todas las imágenes están tomadas de la próxima subasta de Aureo, excepto las tres últimas, tomadas dos de Wikipedia y la última de Vermonedas.

VN:F [1.9.22_1171]
4.9/5 (11 votos)
Ventajas y desventajas de coleccionar ciertos tipos de monedas, 4.9 out of 5 based on 11 ratings
FacebookStumbleUponTuentiTwitterGoogle+Compartir

12 Respuestas a “Ventajas y desventajas de coleccionar ciertos tipos de monedas”

  1. TortugaNo Gravatar dice:

    Excelente trabajo amigo, un Saludo.

    VA:F [1.9.22_1171]
    +1 (de 5 votos)
  2. Antonio J.No Gravatar dice:

    Muy interesante el artículo, Adolfo. Una cosilla, los link a los archivos de datos me llevan a una página del blog en blanco con un mensaje de “Not Found”.

    VA:F [1.9.22_1171]
    +2 (de 2 votos)
  3. David (el de imperio)No Gravatar dice:

    No ha estado mal el estudio… felicidades Calleja. Muy buenas entradas haces en tu blog la verdad. ¡¡Como te lo curras!!!

    Saludos.

    VA:F [1.9.22_1171]
    0 (de 4 votos)
  4. AntonioNo Gravatar dice:

    Enhorabuena por la idea, Adolfo. Me ha gustado mucho esta entrada.

    Me sorprende que sólo 2 de 22 piensen que las monedas del Centenario tienen carga histórica. ¡Madre mía! ¡Con la de cosas que pasaron! Un Gobierno Provisional consecuencia de una Revolución, un reinado de un rey que hubo que buscar a ver a quién se ponía, una República, una vuelta a la monarquía, otra República, una Guerra Civil, una dictadura, otra monarquía…

    Y todo en poco más de 100 años…

    VA:F [1.9.22_1171]
    +1 (de 1 voto)
    • AdolfoNo Gravatar dice:

      por no hablar de golpes de estado…

      De todas formas, creo que cuando la gente piensa en “carga histórica” se refiere a monedas más antiguas, con más recorrido. Cada cual lo ve de una manera.

      VN:F [1.9.22_1171]
      0 (de 4 votos)
  5. Antonio J.No Gravatar dice:

    Es verdad, estoy de acuerdo en que las monedas del centenario encierran una historia interesante, que además representa los antecedentes directos de nuestra realidad actual. O al menos eso opino yo.

    VA:F [1.9.22_1171]
    +2 (de 2 votos)
  6. MASNo Gravatar dice:

    Adolfo, puedes arreglar lo de las respuestas, que cuando le das a descargar sale:

    “Not Found

    Sorry, but you are looking for something that isn’t here.”

    VA:F [1.9.22_1171]
    +1 (de 3 votos)
  7. MASNo Gravatar dice:

    Gracias por resubirlo. Ya con más tiempo miraré detenidamente las cosas que me interesan,pero así de entrada me quedo con esta respuesta:

    2/1/2012 22:00:49 Un poco de cada, según apetezca MOLAN CUESTAN Sí

    VA:F [1.9.22_1171]
    +1 (de 1 voto)
  8. JavierNo Gravatar dice:

    Respecto de la moneda medieval castellana, está la desventaja de haber poca bibliografía al respecto ( básicamente el catálogo de Alvarez Burgos), por lo que sería estupendo que Mozo y Retuerce pudieran sacar a la luz la gran obra en la que están inmersos sobre la moneda medieval de Castilla, tras la publicación del libro sobre la moneda de oro. En moneda medieval hay que andar con mucho cuidado, pues en cierto tipo de piezas hay confusión entre las de un reinado y otro, acrecentada por la errónea clasificación de algunos comerciantes numismáticos.

    VA:F [1.9.22_1171]
    0 (de 0 votos)
  9. Jose DavidNo Gravatar dice:

    Lastima que no llegara a tiempo para opinar en la encuesta. Soy uno de esos “romanticos” que colecciona moneda medieval. Efectivamente coincido con las opiniones que dicen que estamos ante un periodo de escasa base bibliografica, y la que hay en muchos aspectos debe ser “revisada”. No es de recibo, por ejemplo que un catalogo nos diga que una moneda es de Alfonso I cuando realmente se atribuye a Alfonso VIII. El compañero Javier, da en la tecla cuando dice que las piezas se confunden entre reinados. Mucho campo por investigar

    VA:F [1.9.22_1171]
    0 (de 0 votos)
  10. victorcb82No Gravatar dice:

    Aunque soy tan novato como el que más, voy a aportar mis ventajas y desventajas del coleccionismo de errores ya que no hubo suficiente participación. Aclaro que en mi caso no compro errores nunca, sólo busco.

    Ventajas:
    - Es barato: una moneda de 20 céntimos con error me cuesta 20 céntimos.
    - Es entretenida la búsqueda del tesoro: cuando te acuerdas revisas en casa la típica cajita con dinero suelto que todos tenemos y a veces encuentras errores en alguna de ellas.
    - Aprendes mucho sobre un campo casi totalmente abandonado por el resto de coleccionistas: el proceso de fabricación de las monedas.

    Desventajas:
    - Existen muchas manipulaciones, es decir, monedas manipuladas para simular que han sufrido un error de fabricación. De ahí que se deba aprender mucho sobre el proceso de fabricación.
    - No tienen ningún valor económico excepto para el que esté “metido en el ajo” (y somos relativamente pocos).
    - No luce mucho la colección ya que muchas veces el error es poco apreciable.
    - Te llaman friki, pues sólo un bicho raro puede coleccionar “dinero que ha salido defectuoso” ;-)

    VA:F [1.9.22_1171]
    +3 (de 3 votos)

Deja un comentario