Subasta de Aureo “IMAGINES IMPERATORVM”

Subasta de Aureo “IMAGINES IMPERATORVM”

Me imagino que la mayoría de los aficionados a la numismática española hayáis visto la espectacular subasta “Imagines Imperatorvm” que realizó Aureo y Calicó el pasado 8 de febrero. No comenté nada antes de la subasta porque no soy ningún entendido de moneda clásica, y aunque me parecían unas piezas de una calidad extraordinaria, no me considero capaz de valorarlas una a una. Eso ya lo hicieron en otros medios, como Numismático Digital y Panorama Numismático.

La colección presentaba 409 piezas, con nexo común de representar retratos de calidad de los emperadores romanos y otros personajes de la Antigua Roma. No sé quién forjaría esta colección, pero a buen seguro que era un amante del arte. Digo esto porque no puede ser casualidad que se coleccionen retratos romanos, que justamente es, en mi opinión, la mayor aportación que hizo Roma a partir del siglo I A.C. a la historia del arte. De hecho, los romanos al final de la República dejaron a un lado los bustos idealizados propios de griegos y etruscos,  y se dedicaron a representar a cada cual tal y como es. Por eso acuñaron monedas que permitirían, por ejemplo, reconocer a Nerón entre una multitud. De hecho, los renacentistas cuando se pusieron a hacer retratos se fijaron en las monedas romanas.

Pero sobre este tema ya volveremos. La cuestión que nos trae ahora y que me motiva para escribir la entrada es que los remates de la subasta han sido absolutamente espectaculares, por no decir casi casi escandalosos. Aureo habla de “éxito” y lo resume en dos cifras: los precios de salida sumaban 990.960 euros, mientras que los remates han ascendido a 6.652.640 €. Yo tengo muy mala memoria, pero pocas veces se ve algo así. Ahora mismo esos remates se están comentando en todos los foros y blogs numismáticos: Panorama Numismático, Numismática General, Imperio Numismático, Monedas Antiguas, Moneta Avgusta… es muy difícil no inmutarse cuando media docena de ejemplares han superado los 100.000 euros, algo que en las subastas españolas es rarísimo.

La reacción típica de los coleccionistas al ver estos remates es preguntarse si nos hemos vuelto locos y si “realmente” valen ese dinero. Hay alguno que incluso se pregunta si es éticamente aceptable pagar tanto por monedas antiguas, algo que estuvimos discutiendo en el blog de Darío. En general, yo creo que nos podemos sorprender pero no nos podemos escandalizar. Viendo que chinos y rusos se han puesto a comprar monedas y que el panorama internacional está cada vez peor, es normal que pasen estas cosas. Me explico:

El problema fundamental de las crisis es que no se confía en los medios que generan y reparten riqueza (las empresas). Así pues, la gente que tiene mucho dinero algo tendrá que hacer con él. Si esa gente no confían en que invirtiendo en una empresa vayan a poder sacar más de lo puesto, lo normal es que “entierren” su dinero en valores refugio, como son los bienes materiales. Eso hace que ahora pasen cosas muy raras: el oro ha subido mucho, la plata también, se ha batido el récord de venta de un cuadro, la numismática de altas esferas ha subido muchísimo… mi apuesta es que esta tendencia seguirá mientras el tema vaya mal y tanto el euro como el dólar sean monedas débiles. Lo mismo pasó en la crisis de los 70. En cuanto a si es caro o barato, yo creo que es clarísimamente caro: si voy a la plaza de abastos de mi ciudad y veo que los tomates cuestan tres veces más que hace dos años, me parecerán tomates caros a pesar de que, quizá, al día siguiente estén todavía más caros. Otra cosa es si es o no una buena forma de invertir o especular (cada vez es más difícil diferenciarlos).

Me explico: las acciones de Terra en 1999 salieron por 11,37 euros y en 2003 las compró Telefónica a 5,25 euros. A finales de 1999 hubo quien compró a 100 euros la acción. Está claro que las compró carísimas, pero ¿hizo buen negocio? Pues no lo sé, si supo venderlas a principios de 2000 por 150 euros sacó una rentabilidad enorme en pocos meses. Si se espero unos años perdió prácticamente todo lo puesto. Pues, en mi opinión, en las altas esferas numismáticas está pasando lo mismo, con el factor añadido de que el precio de una moneda tan rara es intrínsecamente volátil.

Tampoco faltan coleccionistas a los que les fastidia que se rematen tan altas las piezas, porque les recuerda que ellos están condenados a tener una colección “mediocre”. No hay que verlo así, coleccionar no es solo dinero, y aunque el común de los mortales no podamos  hacernos con semejantes piezas, tampoco hay que desesperarse por ello, al igual que no nos desesperamos por ver un cuadro de Monet en un museo en vez de colgado en nuestro salón. Por mi parte, y ya que no voy a poder hacerme nunca con algún ejemplar así, prefiero que al menos se editen catálogos que permitan que los coleccionistas conozcamos estos inalcanzables ejemplares. Además, si se subastan en España aunque los compradores sean extranjeros (me imagino que la mayor parte), al menos se pagan impuestos en nuestro país, que falta nos hace.

Las imágenes que ilustran la entrada son los seis ejemplares de la subasta cuyo remate ha superado los 100.000 euros. Se tratan de seis aureos a nombre de Sexto Pompeyo, Galba, Caracalla y Plautila, Póstumo, Floriano y Carusio. Si queréis descargaros todas las fotos de la subasta sólo tenéis que pinchar aquí. Y si lo que queréis es bajaros todas las fotos y catálogos de la siguiente (8 de marzo), incluyendo la subasta selección, en sala y por correo, no tenéis que pinchar más que aquí.

5 Comentarios

  1. Javier 6 años hace

    Estupenda información de esta subasta de Aureo. Coincido en lo que has dicho: coleccionar no es solo dinero. Aunque evidentemente alrededor, hay personas que venden y otras compran monedas, y también un coleccionista puede vender a su vez. Cada coleccionista, pues, puede plantearse la afición a la numismática desde muy diversas perspectivas, y abordar una colección de monedas con cierta sistemática y homogeneidad en muchas ocasiones se hace difícil, inabarcable o imposible ( por lo inalcanzable de los precios de las piezas). A mí desde luego no me dan envidia los que han comprado esas monedas tan carísimas.

  2. Antonio J. 6 años hace

    Hola Adolfo,

    obviamente el precio pagado por estas piezas se sale de madre, y mucho. Me gustaría saber si estas “inversiones” (puede que alguna se comprara por capricho, no lo sé), les serán realmente rentables a sus dueños, me imagino que dependerá de diversos factores, como tu dices. Por mi parte pienso que la numismática se puede disfrutar perfectamente sin tener una colección grandiosa, incluso con una mediocre tirando para abajo. Ese es mi caso, las monedas que tengo (heredadas, regalos y alguna que compré) no son gran cosa, apenas valen, pero igualmente disfruto aprendiendo cada día.

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Hablo desde la más absoluta ignorancia de quién compró esas monedas, pero lo normal es que quien se haya hecho con ellas no sea el coleccionista final, sino un comerciante que tenía un encargo.

      Que les haya sido o no una buena inversión depende de muchísimos factores. Lo que para uno es una buena compra para otro puede ser una compra nefasta. Por ejemplo, Catar acaba de pagar 191,6 millones de dólares por un cuadro de la serie de Los Jugadores de Cartas (yo vi otro de esa serie hace poco en Londres y me pareció magnífico). ¿Es buena inversión? Pues para la inmensa mayoría no, pero si los cataríes lo que quieren decir al mundo es: “tenemos pelas, muchas pelas. Así que si tú también tienes dinero y te quieres arrimar a la gente de tu clase, vente para catar”, pues lo están consiguiendo.

      Lo que quiero decir es que los intereses pueden ir más allá de la propia numismática.

      Por otra parte, conozco gente aficionada a la numismática y que sabe un montón y hace años que no compra una moneda. El disfrute de un coleccionista es independiente de su capacidad económica.

      saludos,
      Adolfo

  3. Inés Gallego 6 años hace

    Quisiera saber como vender dos colecciones estuchadas y precintadas al vacio por la casa de moneda y timbre son del año 1972,1974 de Franco con 1 pts,5pts,25pts,50pts . Y otra de 1982 del mundial de futbol con las mismas características.

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Muy fácil, vas a una numismática y ellos te harán una oferta por tus monedas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*