Seleccionar vendedores por Internet

Seleccionar vendedores por Internet

En la entrada anterior comenté algunos aspectos que nos pueden hacernos fiar o no de un vendedor en un mercadillo, en una convención o en su tienda. Ahora voy a hacer lo propio para las compras por Internet, donde hay que hilar más fino y donde casualmente los novicios más jóvenes suelen comenzar a comprar.

Os recuerdo que estos consejos tienen como premisa el que no queramos comprar chollos, sino monedas para nuestra colección a un precio razonable. También recuerdo que el que proporciona la garantía es el vendedor y no el medio de comunicación mediante el cual nos pongamos en contacto con él. Da igual que nos pongamos en contacto con alguien a través de eBay, por correo electrónico o en persona: si es una persona honrada no nos intentará engañar. La cuestión vuelve a ser ver qué aspectos nos pueden hacer confiar en un vendedor.

Así que vamos con algunos de los aspectos en los que nos podemos fijar. Las principales diferencias con la entrada anterior se deben a que en este caso no podemos tener la moneda en la mano para inspeccionarla, pero en cambio podemos consultar toda la bibliografía que queramos antes de hacernos con ella.

1.-  Las fotos de la moneda no dejan margen para sorpresas. Esto para mí es importantísimo porque lo último que quiero al comprar por Internet es que me vengan sorpresas, que rara vez son agradables. No hace falta ser un fotógrafo profesional para proporcionar unas fotos que permitan apreciar los detalles de las monedas. Lo mínimo es que haya una foto de calidad del anverso y otra del reverso. Luego, si la moneda lo merece, no está de más que se proporcionen unas cuantas fotos que se fijen en los detalles de la pieza, tanto en los buenos como en los malos. Esa es una muestra evidente de honradez por parte del vendedor puesto que se ve que no tiene nada que ocultar con respecto a la moneda. Evidentemente, esto depende de la pieza y hay que aplicar el sentido común: si bien es razonable que un vendedor haga ocho fotos a una moneda de 8 reales que cueste 300 euros, si es una moneda de 25 pesetas de 1999, que se vende en SC por medio euro, valdrá con que ponga una foto genérica y fin de la historia. No se puede exigir que ande haciendo fotos, procesándolas, colgándolas y mandándolas para, quizá, ganar 20 céntimos.

2.- Se muestran fotos que evidencian que la moneda no ha sido falsificada. En el blog han aparecido unas cuantas monedas de las que existen muchas falsificaciones (un ejemplo, otro ejemplo y otro ejemplo). En esos casos hay detalles que delatan a las falsificaciones y permiten reconocer cuáles son las buenas. Si el vendedor nos proporciona unas fotos de calidad de esos detalles entonces nos permitirá saber si son auténticas o no. Por ejemplo, si se vende una de 25 pesetas de 1995 “Castilla-Leon” se puede proporcionar una foto detallada de la zona donde debería estar la “Y”, de tal forma que se vea que no hay rayitas que delaten una manipulación. Igualmente, no está nunca de más proporcionar fotos del canto de la moneda. Pero cuidado, hay vendedores que tienen la estrategia de proporcionar esas fotos y que sea evidente que se trata de una burda falsificación, porque así se aseguran que quien compre la moneda no tiene ni idea y no se dará cuenta de que es una falsa cuando la tenga en la mano. Así que esas fotos no nos servirán de nada si no tenemos estudiada la pieza o si no consultamos bibliografía antes de comprarla.

3.-  Ni esa moneda moneda, ni ninguna otra que venda, aparecen en las bases de datos de monedas falsas. La principal ventaja de comprar monedas por Internet es que antes de la compra podemos estudiárnosla. Por ejemplo, se puede hacer una búsqueda en las bases de datos on-line de monedas falsas y comprobar si aparece esa pieza. Esas bases de datos suelen estar mantenidas por americanos y hay muy pocas de moneda española (aunque alguna hay), pero en moneda antigua hay muchas, por ejemplo ésta. Una simple búsqueda de comprobación nunca viene mal. Y en caso de encontrarla como falsa, mal asunto: o el vendedor no tiene ni idea o nos intenta engañar, y en ninguno de esos casos nos interesa ser su cliente.

4.- Los “datos administrativos” están claros. Antes de comprar nada deberíamos saber claramente cuánto nos va a cobrar por los portes, qué política de devolución tiene, etc. De nuevo, hay que evitar las sorpresas.

5.- Es localizable.  El anonimato que brinda Internet es lo último que queremos cuando se trata de poner dinero. Justamente lo que queremos es comprar una moneda a alguien con nombre, apellidos y dirección, de tal forma que si hay que quejarse (o incluso poner una denuncia) no vayamos a dar un pseudónimo de eBay. Muchos profesionales proporcionan estos datos en sus anuncios, y hay particulares que también lo hacen. Claramente es un buen síntoma.

6.- Se comporta de forma razonable cuando se equivoca. Nadie está libre de equivocarse alguna vez y en la numismática menos. Si vemos que un vendedor tiene 100 monedas auténticas y una falsa, quizá es que se le haya colado y le podemos mandar un correo diciéndole que esa pieza no parece auténtica. Si el vendedor es honrado agradecerá el correo (a mí me pasó una vez) y cambiará la descripción de la moneda, quitará el anuncio o pondrá otras fotografías para mostrar que la moneda no es falsa. Si lo que hace es contestar de forma ofensiva o pasar de nosotros y dejarlo tal cual, mal asunto. Otra situación semejante son los votos negativos de eBay. No porque alguien tenga un par de votos negativos va a ser un mal vendedor, pero nos podemos fijar qué es lo que dicen esos votos. No es lo mismo que haya vendido una moneda falsa por 600 euros y luego se haya desentendido a que el comprador considere que le ha cobrado medio euro más por los portes. Por ejemplo, la última vez que me pusieron a mí un voto negativo en eBay era porque el comprador consideraba que la peseta de 1900 que le había vendido por cinco euros debería tener las estrellas más nítidas, a pesar de que en la descripción se decía que las estrellas se veían flojas. El chaval no quiso que le devolviese el dinero y prefirió ponerme un negativo. ¿Qué le voy a hacer?

7.- Los precios son adecuados. En esto digo lo mismo que aquí y ya lo vimos con un ejemplo. Los precios a los que venda deberían estar dentro de un margen razonable, ni muy caros ni muy baratos. Si son muy baratos lo normal es que sean chollo-trampas, y si son muy caros entonces no es cuestión de comprar esas piezas. Si unos son muy baratos y otros muy caros, mal asunto también. Hay que tener en cuenta que en este punto las compras por Internet tienen una ventaja clara, y es que se puede consultar tanta bibliografía como se quiera, algo que en un mercadillo no se puede (al igual que pasaba con las falsas). Quizá no sepamos cuánto cuesta una de 4 maravedises segoviana de Isabel II de 1844, pero a golpe de click podemos encontrar remates de subastas y ofertas de otros vendedores para ver si el precio es razonable o no.

8.- Atiende tus dudas. La atención a un cliente es importante, y por Internet más, ya que es un medio más frío y es necesario cierto contacto para generar confianza. Si no te queda claro que una moneda pueda estar troquelada o la política de envío del vendedor, puedes preguntar y la respuesta debería ser cordial y adecuada. De nuevo el sentido común sigue siendo necesario: no es plan de andar pidiendo seis fotos de una moneda que cuesta un euro y medio, ni tampoco de intercambiar ocho correos con el vendedor para hacerle una compra de cinco euros. El tiempo de un profesional vale dinero, eso es algo totalmente evidente.

9.- Se siguen cumpliendo los puntos de la entrada anterior.  Tanto los que comenté yo en la entrada como los que indicó tx94 en este comentario.

Las imágenes de la entrada son dos bonitos denarios republicanos subastados por Classical Numismatic Group y que alcanzaron 295 y 175 dólares respectivamente.

9 Comentarios

  1. tx94 7 años hace

    Muy buena entrada Adolfo, se agradecen mucho.

    En este caso añadiria:

    -No comprar a China ni a Bulgaria, cuna de falsificaciones. Y tener en cuenta que comprar fuera de la UE puede tener algunos inconvenientes relacionados con aduanas.

    -No tener miedo de comprar en la UE. Alguna gente se corta cuando ve que un vendedor que le interesa está en Francia o Alemania. En realidad no hay más problema que el que pueda haber en compras nacionales.

    -No caer en la supuesta inocencia de algunos vendedores, en plan “vendo esta moneda, que era de mi abuelo. Yo no sé que es, pero una vez me ofrecieron 50.000 pts y bla, bla, bla…”
    Es una trampa típica para cholleros, para que el vendedor se crea más listo que el comprador.

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      De nuevo muy buenas apreciaciones. Si bien se podrían incluir dentro de las que yo he comentado, no está de más hacerlas explícitas.

  2. antonioj 7 años hace

    Hola Adolfo, muy buena la entrada con tus consejos, yo no me he atrevido a comprar nunca por Internet, siempre lo hecho en tres o cuatro tiendas especializadas, quizás por eso de poder ver in situ la pieza, y escoger la que más me guste o mi bolsillo pueda. Puede que lo haga la proxima vez.
    Me gustaría que tambien nos aconsejaras como guardar nuestras monedas en casa, que tipo de albumnes son los mejores, que no se oxiden por ejemplo, ya que yo tengo hojas de cuatro anillas, las de color negro en las que las monedas se introducen por un lateral al tirar del plástico, y la verdad es que varias de ellas se me han oxidado un poco y no se que hacer.
    Un saludo

  3. latregua123 7 años hace

    Interesante post Adolfo. En mi caso, algunos detalles que suelo tener en cuenta y que me hacen desconfiar de un vendedor de ebay son:
    – La descripción de la moneda no de adecúa totalmente a la realidad. Por ejemplo, dice que la moneda es muy escasa y te consta que tiene una tirada muy amplia o dice que está en SC cuando se aprecia en la foto que está bastante circulada
    – Vende además de monedas u otros objetos típicos de coleccionismo como sellos, otros que no tienen nada que ver con este sector, como una película en DVD o una tarjeta de vídeo.
    – El precio de salida de subasta es el mínimo de ebay para los anuncios gratuitos (1,99) pero luego los gastos de envío son muy elevados (15 o 20 euros). Claramente repercurte el precio del artículo en los gastos de envío, pero eso te deja indefenso como comprador en caso de reclamación mediante el sistema de reclamación de PayPal.

  4. alejandro 7 años hace

    muy buen blog!!!
    yo nunca compre en internet ni en tiendas,por miedo a estafa.
    Es una pena que exista tanta gente que quiera engañar a los demas.
    Flaco favor le hacen a nuestra aficion.
    Al final para estar realmente seguro de lo que compras solo quedan el monopolio de las subastas.Me encanta tu blog muchas gracias por el tiempo que le dedicas!!!

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      Hola Alejandro,

      me alegro de que te guste el blog y de que lo encuentres útil. Yo te recomendaría ir a tiendas y al menos ver lo que tienen. Lo normal es que no te engañen.
      Por parte de las subastas, también ahí las cuelan falsas (si bien no es generalizado ni mucho menos). La única solución es conocer por ti mismo las monedas.

      saludos,
      Adolfo

  5. javier juliá 7 años hace

    hola Adolfo yo normalmente vendo y compro monedas a traves de este medio que es Ebay mi nick es javierrastaman votos 267 100% positivo .
    en ebay mi consejo para personas que quieran comprar en confianza es observar los votos del vendedor , y como comenta latregua123 cuando un vendedor vende varios articulos como el comenta ,monedas ,telefonos, etc. malo a mi personalmente en dos ocasiones quisieron timarme me di cuenta y a personas que le habian comprado localize sus email. y los puse sobre aviso monedas de hierro vendidas como buenas y plata como en todos los sitios en Ebay hay de todo gente honrrada y mala gente.
    tambien comentar que a estos dos vendedores los cesaron de ebay yo personalmente lo que vendo normalmente son monedas de mi coleccion ya que si consigo la moneda en una calidad superior la pongo en venta y a si recupero parte de lo invertido.
    un saludo para todos y en especial para ti.

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      Yo también vendo algunas monedas en eBay ( http://myworld.ebay.es/adolforuizcalleja ). Ahora tengo más de 770 votos y todos positivos. En general la experiencia es buena, aunque hay de todo y hay que saber filtrar.

      De todas formas, ya digo que hay algunos con muchos votos y que timan al personal, clavándoselas a novatillos, que son los que más están por eBay. La estrategia de algunos es clara: mandan monedas limpiadas diciendo que son SC y si cuando te llegan a casa las ves que no están en SC (mucha gente no sabe diferenciarlas) te devuelven el dinero. Así que hay gente con cientos o miles de votos que se dedican a eso.

      saludos,
      Adolfo

  6. javier juliá 7 años hace

    Adolfo yo personalmente si pongo que es S/C es sin circular ante todo honrradez cuando describo colección particular es por la razon que pongo la moneda o monedas a la venta pero lamentablemente te tengo que dar la razon no por mas votos que tengas sera mas honrrado pero los que normalmente compramos si tienes que poner un negativo si no hay una solución sobre el articulo adquirido se pone por eso que a mi personalmente antes de pujar miro los votos del vendedor yo personalmente como me imagino tambien te pasara pasas de comprador o vendedor a tener un amigo pues cuando te compran o compras mas de una vez al final surge una buena amistad.
    te doy un ejemplo un vendedor -comprador como yo me comento que pondria a la venta un estuche completo de panama desde la moneda mas pequeña hasta la mas grande de 20 balboas yo le comente que tenia una moneda tambien para vender de 20 francos del gallo de oro de 1906 si no recuerdo mal le envie unas fotos efectuadas con mi movil personalmente no salieron muy claras y le comente mira Andres te envio la moneda como valor declarado tu te la miras que te gusta bien que no te gusta me la de vuelves y tan amigos se extraño de que le enviara la moneda sin pedirle nada simplemente crei que era persona de fiar y no me defraudo todo lo contrario a los dos dias recibio la pieza me llamo y me comento que el estuche estaba de camino que la moneda era preciosa y que si a mi me gustaba el estuche el cambio por su parte lo daba por bueno como a si fue y apartir de hay tengo un gran amigo en llodio – bilbao perdona si me extiendo mucho pero creo que lo tenia que explicar porcierto el vendedor-comprador es ANDRES1956.
    SALUDOS

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*