Los resellos del Gobierno Portugués

Los resellos del Gobierno Portugués

Unas de las falsificaciones que más aparecen en los mercadillos son los resellos del Gobierno Portugués, o también llamados “resellos de las Azores”, porque es allí donde se forjaron debido a la escasez de moneda portuguesa que hubo al final de la década de 1880. La razón de que se falsifiquen tanto es que se consigue que una moneda que no valga más que para fundir pase a ser una pieza codiciada por el hecho de tener un resello. Por ejemplo, un duro de 1871 corriente puede multiplicar por 20 su valor en caso de haber sido reacuñado en las Azores. Además, hay bastante demanda porque a muchos de los coleccionistas de duros de El Centenario les gusta tener algún resello, aunque no los coleccionen explícitamente.

Así que tenemos unas monedas relativamente corrientes si se comparan con otras piezas reselladas, con bastante demanda y que mucha gente falsifica. Todo eso hace de ellas auténticas trampas para cholleros y novicios en la materia. Las buenas noticias es que es relativamente fácil detectar las falsificaciones, o al menos la inmensa mayoría de ellas. Para deciros cómo me baso en este foro (de donde he obtenido las imágenes) y completo la información con mi propia experiencia, como siempre.

La primera mala noticia es que un resello no deja ningún resto de brillo original, como ocurría en otras monedas muy falsificadas,  así que no nos queda otra que hacer como con el duro de 1871 (18-73): grabarnos a fuego la forma que debería tener un resello auténticos. Aquí lo tenéis:

Tampoco está de más conocer algunas de las falsificaciones que nos podemos encontrar, aunque sólo sea para que se haga más fácil fijarnos en los pequeños detalles que diferencian al resello auténtico de los falsos. Aquí tenéis unas cuantas falsificaciones:

Pero claro, hay falsificadores que son más listos y lo que hacen no es inventarse su propio resello, sino obtener un molde a partir de un resello auténtico. No pasa nada, sigue siendo bastante fácil reconocer esas falsificaciones por varios motivos:

El resello (al igual que la moneda) debe presentar desgaste. Recordemos que se acuñaron porque había pocas monedas portuguesas circulando en las Azores; es decir, que se resellaban las monedas para que circulasen, no pasa que alguien las acumulase y las guardase durante años.
Los bordes no deben ser “rechonchos”. Esa técnica de falsificación hace que sea muy complicado que el cuño obtenido a partir del molde tenga las aristas tan marcadas como un cuño original. Al ser un resello tan pequeño y con tantos detalles eso se nota mucho porque la corona queda desfigurada y “rechoncha”.
No debería haber partes del resello con acuñación floja. Un cuño original para un resello es algo muy pequeño, a poca zona que presente desgaste lo normal es que se cambie de cuño. En cambio, los cuños obtenidos a partir de moldes les cuesta acuñar bien los detalles. Y justamente un resello está lleno de detalles, por lo que se quedan zonas sin acuñar.

Aquí os dejo unos cuantos resellos obtenidos a partir de un cuño falso. Ya veis que se ve bien la diferencia:

Otra diferencia que suelen presentar las falsificaciones de resellos, y esa se ve a la legua es la parte de atrás de las moneda. Os dejo unas piezas auténticas:

Os podéis dar cuenta de que las monedas auténticas tienen un golpe por la parte de atrás. Eso es debido a que el resello se ponía “a martillazo” y la pieza entera quedaba dañada. Las monedas que por la parte de atrás del resello no tengan ese golpe dan muy mala espina.

En el caso de los duros españoles, lo normal es encontrarse resellos del Gobierno Portugués en los duros de 1870 y de 1871. Esos duros circularon relativamente poco antes de ser resellados, por lo que el desgaste del resello debería ser semejante al desgaste de la pieza. Si nos encontramos un duro con mucho desgaste y un resello sin apenas desgaste, mal asunto.

Espero que encontréis la entrada útil. Ya veis que detectar las falsificaciones de estos resellos es fácil, yo nunca he dudado sobre mi juicio de una de estas piezas. En caso de duda lo de siempre: comprarlas sólo a personas con reconocido prestigio; y por supuesto, hay que olvidarse de chollos con estos resellos.

strong

6 Comentarios

  1. MIGUELF 7 años hace

    Entrada muy interesante.

    Desgraciadamente, esta moneda fue blanco de falsificadores, y a veces aún se ve alguna de ellas en portales como ebay. Tienen una cosa buena, y es que son fáciles de identificar, como muy bien dices Adolfo!

    Es un resello carete, que el que lo quiera, tendrá que desembolsar unos eurazos, y si es posible comprarlo a un numismatico profesional, entonces ya tendremos garantía total!.

    Gran entrada, y gracias por compartirlo!!!!

  2. Rafael 6 años hace

    Hola Adolfo, ante todo felicitarte por tu blog, que es de lo más serio y riguroso que he consultado en este periodo en que me ha tocado catalogar una colección completa de monedas de mi padre, relativamente buena, muy centrada en España. Según me explicó él, el verdadero coleccionista no se dispersa ni se deja atraer por los cantos de sirena. Con todo y con eso le han caído monedas de todas partes, aunque su corazón (mejor core business) va de Isabel II a Franco.
    Siento que este blog no esté demasiado bien posicionado en Google. Consultando la dichosa moneda resellada en Azores de Amadeo I, me tuve que tragar tres páginas de verdaderos bodrios, antes de llegar a ti; pero ya sabemos lo que es el comercio.
    Una cosa que me ha sorprendido en relación con esa moneda (que espero que sea auténtica)es que nadie dice nada del valor “portugués” al que fue resellado, lo cual facilitaría mucho su localización en catálogos. También me sorprende enormemente que la localización de la moneda se encuentre en la parte española de los catálogos (desde Hnos. Guerra hasta Krause),cuando tanto en Azores como en Portugal hay un capítulo de “countermarked coinage” muy completo que incluyen resellos de monedas españolas. En fin, misterios.
    Sólo quería felicitarte, de paisano a paisano, y marcarte algunos puntos que pudieran serte útiles. Saludos cordiales. Rafael Gómez Díaz (también estoy en Facebook)

    • Autor
      Adolfo 6 años hace

      Muchas gracias por la crítica.

      El posicionamiento de Google no es algo que me importe demasiado para este blog. Yo me dirijo a una comunidad muy específica y en ella tengo impacto. No obstante, algunas entradas sí que están bien posicionadas y atraen más visitas de quienes no tienen tanto interés en la numismática pero que buscan una información concreta.

      Por parte de lo de Krause… quizá la causa es que sean monedas más coleccionadas en España que en Portugal.

      saludos,
      Adolfo

      • Rafael 6 años hace

        Gracias Adolfo. Por concretar un poco ¿podrías decirme a qué valor facial de Azores fue resellada esa moneda y cómo la localizo en algún catálogo? La única referencia seria que tengo de ella es un comentario en el catálogo de Hnos. Guerra (en la pag. 62 de la edición de 2009). Saqué de otro blog la referencia de Krause, la KM#666B de España, pero lo he buscado en las nuevas ediciones (y on line) y parece que no está.
        Muchas gracias

        • Autor
          Adolfo 6 años hace

          En el libro de “El Duro” de Adolfo Herrera, lo tienes con la numeración 146.

          Los compendios de moneda española generalmente se centran en las acuñaciones españolas y no en sus resellos. Yo solo tengo un libro de resellos y es malísimo.

  3. Rafael 5 años hace

    Hola Adolfo, después de bastante tiempo he podido viajar y tengo físicamente este resello en la mano. Me encantaría enviarte imágenes de la moneda y el resello, que a mí me parece auténtico, para que me des tu opinión; pero no sé cómo mandarte imágenes.
    Además tengo interés en tener tu opinión sobre un “lío” montado con una moneda mía en el foro de Imperio Numismático, tras leer tu entrada sobre el duro 18-73. El hilo es este:
    http://www.imperio-numismatico.com/t62937p12-5-pesetas-amadeo-i-1871-18-73-sdm#527868

    Gracias anticipadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*