Numismática en Informativos Telecinco

Numismática en Informativos Telecinco

Este reportaje lo han echado en los Informativos Telecinco de hoy. En su página web podéis ver el reportaje que han echado en el telediario de las 15:00. Aquí os dejo el que han transmitido por la tarde. Gracias Dani  por grabar y pasarnos el vídeo.  La reacción no se ha hecho esperar, hoy este blog ha tenido más del doble de visitas que un día normal. Copio la noticia de la web de Informativos Telecinco:

¿Cuánto vale una moneda? 

Puede parecer una pregunta absurda. La respuesta sería lo que marca su valor, pero no estamos habando de monedas en circulación sino de piezas de coleccionistas.

Llegó la crisis y se fue el dinero y es entonces cuando las antiguas piezas sin ningún valor de mercado florecieron de la nada. Muchos son los que tasan las antiguas colecciones que el abuelo dejó en un cajón para obtener un poco de liquidez y así salir de los apuros.

Pero no se engañen, las viejas monedas llenas de polvo no siempre son tesoros, es muy difícil encontrar algo de valor. «El problema es que cuando se hereda una colección nunca se dejan precios ni valores orientativos. Lo mejor para no encontrarse con sorpresas es que las lleven a tasar a la Asociación Española de Numismaticos Profesionales (AENP)» nos lo dice su presidente, Adolfo Cayón, uno de los expertos con más prestigio de nuestro país.

Y para evitar sorpresas, hemos hecho un experimento. Nos hemos ido con unas piezas que nos ha prestado un coleccionista a la Plaza Mayor de Madrid, uno de los núcleos más importantes de compra-venta de monedas antiguas.

Llevamos con nosotros una moneda de Franco, del año 47, que en la estrella que tiene en su dorso está escrito el número 56, una moneda muy rara valorada en 800 euros; un céntimo de 1911 con el brillo original que no estuvo en circulación, su valor es de 100 euros. Dos reales valorados en 140 euros. Un duro de Amadeo de Saboya, con la rareza que en su estrella pone el número 73. Cuesta 500 euros. Y por último, una moneda de dos pesetas de Alfonso XII de 200 euros. El valor de lo que llevamos es de unos 1400 euros en total, todas tasadas y certificadas por las mejores casas de subastas de nuestro país…Pues van a ver lo que nos ofrecen en los puestos…

28 Comentarios

  1. Carlos 8 años hace

    JO, jo….. me rio por no llorar.

    Definitivamente la profesión necesita renovarse; una cosa es que, buscando un poco más de beneficio, y aprovechando la ignorancia ajena, le ofrezcas por esas piezas 800-1000€ (habría que tener en la mano las piezas que llevaron para ver com oandaba la valoración de 1.740€ que dan); tienen margen de sobra para ganar con suma facilidad un 50%, si no más; pero otra literalmente diferente es directamente estafar al pobre incauto; menuda imagen han dado de la numismática esos mercachifles; ahora bien, espero que esto lo vea mucha gente, porque los habituales de la Plaza Mayor seguro que conocen a todos estos que han salido; por otro lado esto me justifica de sobra para apretar a muerte con cualquier profesional con el que me cruce y no conozca; total, si le saco un buen descuento seguro que aún gana barbaridades, al precio que parece que pagan las piezas…

    Bueno, hecho el desfogue, me queda claro que la numismática, sobre todo la de primera linea, la de pie de calle, tiene que cambiar, y mucho; y también que hay que menear a mucho dinosaurio para que o haga las cosas bien o deje el puesto a gente más honrada y más interesada en ofrecer un servicio a sus clientes, tanto de compra como de venta.

    Y quien sabe, igual algunos de nosotros con ciertos conocimientos, deberiamos saltar a la palestra, ahora con internet es mucho más fácil y puedes llegar literalmente a todo el mundo.

  2. Carlos 8 años hace

    Y dicho lo de arriba, vamos Adolfo, mojate, que no has dicho nada al respecto; ¿o es que estás preparando un post incendiario de Enrique convertido en Legionario repartiendo estopa por la Plaza Mayor?

    Vaya vergüenza, la verdad; es que todavía no me lo creo.

  3. HOLA 8 años hace

    A mi me hace especial gracia el de: «La única que vale es esta: 8 euros» xDDDD

  4. Adolfo, como dice Carlos, no te cortes… Dile a nuestro amigo Enrique que saque la vara porque es realmente intolerable la imagen que hemos dado de la numismática.

    Yo si me lo permites voy a hacer una entrada en el blog porque he visto el repunte de visitas que comentabas y me parece muy importante que se aclaren ciertos aspectos sobre nuestra afición para todos los visitantes, ya que hay otros que se han dedicado a enfangarla un poco más.

  5. Isaac 8 años hace

    Esto es un show.
    Qué forma de estafar al personal…

  6. Autor
    Adolfo 8 años hace

    Hola,

    ya queréis que me ponga duro :p

    Creo que no tengo mucho que añadir a lo que ya se ha dicho en el blog. En el caso del mercadillo de Madrid, al que voy a menudo, pasa lo de siempre: hay unos pocos honrados y del resto lo mejor es pasar. Cuando voy realmente paso por media docena de puestos que ya conozco, de los demás me olvido. En Valladolid sólo paro en dos puestos.

    Llevar una colección de monedas buena al mercadillo sin tener ningún tipo de conocimiento es como si metes a un sapo en un bote lleno de Epomis circumscriptus ( http://elcomercio.pe/planeta/761981/noticia-video-escarabajo-ataca-mata-sapo ): eres presa fácil. Da igual que te digan 8 que 80 que 800, no vas a saber si es poco o mucho, así que ¿por qué te van a ofrecer un precio razonable? Con esa es con la que juegan los piratas.

    Un comerciante razonable ofrecerá aproximadamente la mitad de lo que él pueda sacar vendiéndolas a medio plazo, y eso me parece justo. Ahora bien, ofrecer 8 euros por esas monedas… sólo con tirar el duro a fundir ya me dan el doble!!

    El reportaje no está muy logrado pero creo que la conclusión se entiende: si tienes monedas que puedan ser buenas déjate de llevarlas a un mercadillo lleno de piratas y llévaselas a la AENP o a las casas de subastas, que es donde están los profesionales.

    Sigo pensando lo que ya he dicho más veces: un particular que no tenga ni idea de numismática como más puede sacar por sus monedas es subastándolas.

    saludos,
    Adolfo

  7. Unai 8 años hace

    Verdaderamente vergonzoso. Si alguna vez me había picado el gusanillo de acercarme un fin de semana a la plaza mayor de Madrid (soy de bilbao) a ver que se cuece ya que me habian comentado que habia muchos puestos de monedas, se me acaban de quitar las ganas de golpe. Entiendo que en este mundillo hay que tener un mínimo de conocimientos pero lo primordial es la honradez. Quien me dice a mi que intentando comprar por ejemplo un duro de 1870*18-70 en MBC (una moneda bastante asequible) no me den una réplica. Yo soy poseedor de esta moneda (original y réplica) y la única forma de la que YO diferencio una de otra es a traves se un peso digital y por el sonido que emiten al ser golpeadas. Es cierto que los grabados de la réplica son algo más grotescos pero de esto me doy cuenta si tengo una al lado de la otra, y claro como me presento yo con mi peso digital en un puesto de estos porque entonces el que esta faltando al respeto y la honradez de estas personas soy yo. Vamos es mi opinión.

    • Autor
      Adolfo 8 años hace

      Hombre, en el mercadillo también hay gente honrada, cómo no!!

      Por otra parte, no pasa nada por ir allí con tu balanza y hacer a la moneda todas las pruebas que creas necesarias. Si es una persona honrada no tendrá ningún problema en ello, y seguro que si anda bien de tiempo charlará contigo y podréis debatir el tema. Otra cosa es si el amigo tiene algo que esconder.

      No obstante, y a pesar de todo, en el mercadillo de Madrid he visto pocas monedas falsas intentando colarlas como buenas.

      saludos,
      Adolfo

  8. Manuel Carrillo 8 años hace

    Yo no soy ningún experto numismático pero llevo muchos años coleccionando monedas y alguna idea ya tengo, por eso me cabrea sobremanera cuando, en alguno de estos puestos, intentan cobrarme un disparate por alguna pieza cuyo precio aproximado conozco perfectamente, pero me deben ver cara de pardillo y tirán a ver si cuela. Personalmente esto no lo veo como algo muy profesional.

  9. luis 8 años hace

    Hay que ser muy iluso (por no decir otra cosa) para ir a vender algo de valor por ahí, al primero que encuentres, sin tener tú n. p. i. de lo que llevas. Y esto vale para la Plaza Mayor de Madrid, para la de Barcelona, para Numismata de Berlín y la convención de Nueva York.
    Yo soy vendedor de mercadillo y para este tipo de situaciones le comento a los legos que, 1º Intenten identificar las monedas que tienen. No es tan díficil como parece y desde luego menos aún con toda la información que hay en internet. 2º para obtener un precio aproximado intenter buscar monedas similares en los puestos del mercadillo que tengan precio en papel, es decir que no se diga de viva voz, ya que el que pone precios en papel los tiene que poner dentro de cierta lógica si quiere vender algo.
    Precisamente el domingo pasado me sucedió algo parecido con un joven que decía tener algunas monedas antiguas que habían pertenecido a su padre y que deseaba vender pero sin que le engañaran. Como eran del tipo de las que yo vendo le dije: las traes y si el estado de conservación es similar al de las mías, quítale un 20% a los precios que tengo –para obtener el precio real de venta– y de ese precio, la mitad es lo que te doy. Al igual que el señor Calleja creo que dar la mitad es lo justo aunque más de uno se ha rebotado por eso pues pretenden dejarte un 15-20% de beneficio como si estuviera en igualdad de condiciones el que un buen día se deja caer un rato por el mercadillo y el que está allí domingo tras domingo, llueva o haga sol, con frío y con calor.
    Otra cosa: pocos profesionales le van a tasar a nadie sus monedas, así por la cara, sin retribución alguna a cambio. Hacer esto sólo sirve para que el fulano en cuestión vaya de un profesional a otro a ver quien le da más, en plan subasta. Y no, señores, yo no voy a regalarle mi conocimiento a alguien que sólo busca exprimirme hasta el último duro sin haber hecho el menor mérito para ello.
    También me gustaría ver qué hubiera pasado si el pardillo del reportaje en vez de ir a los puestos hubiera ido a una tienda profesional o peor aún a una casa de subastas a venderles (no subastar) sus monedas. Apuesto lo que querais que sale igual de esquilmado que en la plaza mayor de Madrid.
    En resumen: otro reportaje tendencioso, emperrado en dejar mal a unos en beneficio de otros y cuya «base estadística, se reduce a dos puestos de toda la plaza mayor.

    • Autor
      Adolfo 8 años hace

      Un amigo me comentó el otro día que tenía una colección de fotos de toreros antiguos, y que si sabía si eso podría valer algo porque lo quería vender. Yo le dije que no tenía ni idea, pero que mi consejo era que fuese a una casa de subastas (le di dos direcciones) y que les dijese que lo quería subastar. Ni vender ni leches: subastar. Que ellos lo mirasen y si no lo subastan es que no vale para nada más que para un recuerdo, si lo subastan que el mercado ponga el precio.

      Pues eso mismo le diría yo a alguien que quiera vender una colección de monedas.

      PERO

      – Me parece totalmente razonable que un vendedor PROFESIONAL pague la mitad de lo que pueda sacar él (ya lo he argumentado varias veces, no me repito).
      – Me parece totalmente razonable que no se regalen tasaciones así como así (también lo he argumentado varias veces).
      – Estoy plenamente de acuerdo en que no todos los que están en los mercadillos son unos rateros. Es más, seguro que si alguien les ofreció un precio justo no lo han sacado en el video.

      saludos,
      Adolfo

  10. luis 8 años hace

    Totalmente de acuerdo con usted señor Calleja. Es más, en mi casa tengo dicho que si por cualquier calamidad me pasara algo, lleven mis monedas a cierta casa de subastas concreta y las subasten allí. Vamos, que ni se les ocurra intentar venderlas por ellos mismos.
    Otra cosa que me indigna un poco es la falta de espíritu crítico que demuestran algunas personas. Te ponen un reportaje en la tele, a todas luces tendencioso, y ya decides no ir nunca a la plaza mayor de Madrid. Pues yo le aconsejo que deje inmediatamente el coleccionismo numismático pues con la única excepción de lo que puedas sacar tú mismo de la tierra, que obviamente es pulcro, virginal y a un precio sin competencia (no entraré en si es legal o no) en todas partes (subastas, mercadillos, tiendas, entre particulares, ebay, internet toda, etc, etc) te pueden dar el palo y de hecho se dan palos todos los lunes y todos los martes. Así que, lo dicho, a dejar las monedas tocan no sea que te engañen por no usar los conocimientos propios.

    Yo no soy el que redacta este magnífico blog pero apostaría que el señor Ruiz Calleja está de acuerdo conmigo en que éste no es un blog creado para glorificar al comprador y maldecir al vendedor. Jetas los hay en ambos lados y también gente honrada, mucha gente honrada. En este blog se ha insistido por activa y por pasiva en la extrema importancia del CONOCIMIENTO a la hora de coleccionar monedas. No existen trucos que valgan, señores. Si un tío va de pardillo por ahí le van a desplumar en TODAS PARTES. No es rival para el entendido. Así que, primero aprendan, aprendan mucho y una vez aprendido ya verán como de forma natural y sin esfuerzo van apartando a los espabilados y comprando de forma justa y satisfactoria (cuidado en el proceso de aprendizaje con deslizarse hacia el chollerismo que es el equivalente comprador al vendedor chorizo).

  11. Autor
    Adolfo 8 años hace

    Pues sí, estoy totalmente de acuerdo en lo que dices.

    El conocimiento es lo único que nos puede hacer ganar dinero (o al menos no perderlo) en este mundillo y en otro cualquiera. Vete con 10.000 euros a cualquier numismática y di que quieres invertir en monedas; lo normal es que palmes pasta. Abre una cuenta de renta variable, vete con esos mismos 10.000 euros e intenta comprar y vender valores; lo normal es que palmes pasta. Coge esos 10.000 euros y vete al banco con ellos y diles que estás harto de que te den tan poco interés, que quieres comprar algún fondo que te dé algo más; muy probablemente te metan en alguna historia que ellos necesiten vender porque a medio plazo caerá en picado y al final palmas pasta. Y así en todas partes, lo único que te puede salvar es tu propio conocimiento.

  12. luis 8 años hace

    Si es que es obvio, Adolfo, y seguro que la mayor parte de los coleccionistas viven con ello en el resto de los aspectos de sus vidas y se manejan bien (los timos no son, por fortuna, demasiado frecuentes). Sin embargo en esto de las monedas parece como si, para algunos, ese sentido común tan necesario para todos los órdenes de la vida no lo fuera tanto aquí sino que depende más de ir a tal o cual mercadillo, comprar sólo a menganito o zutanito o pujar en tal o cual subasta. Pues NO: en todos lados te pueden timar y lo harán. El compañero del foro x, con tan buen rollo, si puede te atizará un precio de subasta por sus monedas de medio pelo. Sentido común y conocimiento son la llave de este mundo y la única arma con que se puede contar.

    Recuerdo a este respecto una anécdota que me pasó en el Gran Bazar de Estambul. Quería yo comprar un cachivache de esos típicos para regalo de los que venden allí por centenares. Pues bien, yo estoy bastante acostumbrado al regateo por esto de las monedas e intenté lógicamente obtener un buen precio por los objetos que quería comprar. Sin embargo me fui con la sensación de que me la habían clavado. ¿Porqué? pues porque como no sabía el valor real de esos objetos no sabía si me había quedado corto en el regateo. De hecho, sospecho, me debí quedar muy corto. La moraleja es: yo no era rival para un turco que sabe perfectamente lo que le cuesta el objeto y que puede ponérmelo cinco veces más caro que yo no me daré cuenta, de tal modo que si consigo una rebaja del 30% todavía me estará dando un estacazo de aúpa. Pues con las monedas es igual: si el comprador no sabe, pueden pasar dos cosas: que le arreen un estacazo vendiéndole carísimo o que el comprador se pase de precavido y haga como cierta persona de una intervención anterior, que «siempre regatea a muerte» (no a veces, cuando, al ser persona con conocimientos, ve que el precio es una pasada, sino siempre), quedando como un auténtico buitre/chollero a los ojos del vendedor honrado que, ésta vez sí, le está pidiendo un precio razonable por la moneda. En este último caso, sólo puedo decir que nadie es imprescindible en este mercado, ni compradores ni vendedores (individualmente me refiero) y, al menos yo, al que veo que va de buitre (en unas pocas semanas de trato se obtiene ya la absoluta certeza), paso olimpicamente de él y apenas entro en negociación alguna. Mismamente existe en la plaza mayor de Madrid un personaje muy conocido de todo el mundo, coleccionista de moneda española para más señas, del que todos los vendedores pasan amplísimamente dado su superlativo «buitronismo» (lo de este tipo es casi algo clínico), máxime teniendo dinero el tío como tiene, pues todo el mundo sabe que es funcionario con un sueldo más que importante.
    Para evitar comprar demasiado caso recomiendo siempre que se compre en los puestos que tengan el precio en papel, pues siempre es un precio más o menos de mercado. En donde no hay papel se tiende a poner el precio según «la cara» del comprador de turno. A mí, que soy vendedor, me han llegado a pedir por una moneda 120 euros y a la semana siguiente 250 por la misma pieza. Por algún motivo la primera semana debí dar la sensación de entendido (quizás dije que era vendedor, no recuerdo), sin embargo la segunda debí poner cara de «tolay» y el olvidadizo vendedor (que ya le vale, de una semana a otra nada más) se lanzo en plancha a darme el estacazo.

    • Autor
      Adolfo 8 años hace

      Carlos es un tipo majísimo con quien alguna vez he hecho tratos y ha sido muy fácil llegar a acuerdos. Estoy seguro de que no quería decir eso.

      Por cierto Luis, me estás dando una idea para escribir una entrada…

  13. a luis 8 años hace

    totalmente de acuerdo con luis, excepto que solo haya puesto un punto y aparte en 48 líneas de texto :-)

  14. Carlos 8 años hace

    luis, con todo el respeto, mucho berrear de la mala imagen que da del vendedor numismático el reportaje, y poco poner a parir al jeta que intenta levantarse 1000€ ‘arriesgando’ una decima parte, si llega. Y lo digo con cabreo, porque responsabilizo abiertamente a los profesionales (aunque no son los únicos) de la profusión de esta actitud que no hacen prácticamente nada por atajar; profesionales que después se quejan de ‘chollistas’ o de que se pierde la afición con la proliferación de los aficionados ebayeros.

    Y será que llevo poco tiempo en la afición, pero para mi lo del reportaje, que no es tan aislado, no nos engañemos, es intolerable; esto no es ya el mundo de hace 20 años, cualquier noticia corre como la polvora, y semejante ‘noticia’ puede hacer muchísimo daño de cara a novatos y prospectivos aficionados; poco importa la forma del reportaje, más proximo a la manipulación y a la propaganda de la AENP, cuando lo cierto es que ese reportaje se da porque hay una hecho de fondo cierto, que es que hay comerciantes ‘profesionales’ que si tienen la oportunidad de desplumarte lo hacen.

    Y fijate, luis, que tu actitud me parece absolutamente recomendable; tu referencias el precio que pagas al que vendes, de una forma transparente; el que vende, sea entendido o lego, puede de esa manera sopesar el interés de la transacción, y si piensa que le es desfavorable, intentar obtener un mejor precio por su cuenta; o tomar el dinero fresco y seguro ya y correr; ole… ¿pero porque no descubres (y lo digo de forma genérica, porque entiendo que eso es una exigencia requerible a la comunidad, tu solo no vas a llegar muy lejos, y se lo que piensas al respecto de otras intervenciones tuyas en este blog) a los mercachifles poniendolos justo en su sitio? Por que cada transacción de un mercachifle de estos ‘deshonesta’ significa que la comunidad numismática en general (que no son solo los vendedores, también los coleccionistas formamos parte indisoluble de ella y en pie de igualdad) pierde; pierde reputación, pierde honestidad, y hasta pierde un posible futuro componente; pues no.

    Yo creo que pueden hacerse las cosas de otra manera; es más, debemos de hacerlas de otra manera o la realidad nos pasará por encima como una apisonadora a toda velocidad; la estructura actual de la afición puede cambiar a radicalmente como entren actores fuertes a intentar controlarla; y el tema de los mercachifles es un punto debil que pueden aprovechar (y estoy pensando en algo que creo es negativo, el desembarco de las grandes empresas norteamericanas en Europa, y por supuesto España. PCGS ya tiene oficina en París para intentar ‘imponer’ su estúpido y peligrosísimo sistema de ‘graduación’ en el mercado europeo).

    Todo esto no quita que tengas razón en el tema de que al ignorante le pueden caer y le caen palos en todas partes; pero mientras en otros campos es fácil o relativamente fácil informarse por parte del interesado para evitarlos, en numismática esto puede ser muy dificil; en el reportaje han ido con piezas ‘fáciles’, que practicamente cualquiera puede encontrarlas en internet en un rato; ¿que pasaría si hablamos de un grupito de piezas kushanas? ¿o de algunas fracciones de estátera de las primeras acuñaciones jónicas, que pueden confundirse por pepitas de oro? ¿o un aes signatum, que casi con total seguridad, en manos de un ignorante acabaría en un anticuario por cuatro duros?

    Por acabar, mi ‘regateo a muerte’ era solo un comentario irónico; de hecho, las pocas piezas que he comprado directamente a vendedores, o he pagado el precio ofrecido directamente, o lo he negociado a la baja rápidamente haciendo un contraoferta y valorando la respuesta; rápido y eficaz; marear la perdiz solo sirve para perder mi tiempo y el del comerciante; pero eso sí, que no me venga el de turno diciendome ‘es que no te puedo rebajar más la pieza’; no jodamos, no la quieres rebajar más, y yo no la quiero pagar tan cara; no hay trato y punto, será por piezas y compradores.

  15. Autor
    Adolfo 8 años hace

    Por favor, que no se siga calentando la discusión. Ambos sois personas muy sensatas y realmente vuestras posturas no son muy lejanas (claro que uno desde el punto de vista del comerciante y otro desde el punto de vista del coleccionista).

  16. Antonio 8 años hace

    Si yo fuese comerciante honrado de mercadillo estaría furioso, pero no tanto con telecinco, sino con los mercachifles que pululan por ahí, y que hacen que acaben metidos todos en el mismo saco.

    Y ¿quién se beneficia de todo esto? Las tiendas físicas de numismática y las casas de subasta, sobre todo, como dicen expresamente en el reportaje, las de la AENP.

    Lo bueno es que aquí todo el mundo es libre, y así como el comerciante debe saber cómo llevar su negocio, el comprador también tiene la responsabilidad de saber cómo, en qué y dónde gastar su dinero.

  17. Darío 8 años hace

    Muy interesante la entrada y el debate.

    El reportaje es, en mi opinión, tendencioso y poco realista. Me parece triste que se presente esa imagen al gran público.

    Por una lado se nos muestra a unos inescrupulosos comerciantes del mercadillo dispuestos a sacar ventaja de la inocencia de los supuestos vendedores y por otro a los «tasadores profesionales» que ofrecen un servicio gratuito y desinteresado en favor de los coleccionistas. Personalmente, creo que la realidad dista mucho de esta oposición entre buenos y malos.

    La situación de venta es completamente irreal. Nadie en su sano juicio inicia una conversación con un posible comprador de una moneda propia diciendo «no tengo idea de su valor». Aun si eso fuera cierto, nadie lo diría. Sería como colocarse un cartel de tonto en la frente, y ya sabéis que «Un tonto y su dinero no están juntos mucho tiempo»

    Por supuesto que eso no significa que la actitud del comerciante que ofrece sólo 8 euros no sea condenable. Pero creo que si la oferta se hubiera planteado de la misma forma en casas de comerciantes de monedas establecidos también hubiera habido quien intentara sacar ventaja.

  18. Roberto 8 años hace

    La virtud está en el término medio. A propósito del vídeo… creo que me persiguen los duros de Amadeo (18-73).

  19. Luis 8 años hace

    Totalmente de acuerdo con mi tocayo:

    «…para obtener un precio aproximado intenter buscar monedas similares en los puestos del mercadillo que tengan precio en papel, es decir que no se diga de viva voz…»

    Soy habitual de la Plaza Mayor y lo primero que aprendí es a no preguntar precio donde no lo vea escrito. De hecho, con el tiempo, terminas comprando en 4 sitios, tanto por el trato como por que al mirar el «papel» puedes ver el rejón antes de entrar al caballo, si se me permite la expresión taurina :-)

    Y os diré que a mi las tiendas numismáticas como las que rodean la plaza reconozco que me dan mucha pereza. Tampoco ves el precio en el escaparate. Y para preguntar por una moneda en concreto prefiero ver y comparar por internet y no preguntar tras el mostrador. Siempre me da la misma desazón que al hacerlo en un puesto de la plaza: ¿Cara de tolay? 300€

    Un abrazo
    Luis.

  20. Anonimo 8 años hace

    Siempre he sostenido una teoria:

    Si una empresa es honrada, cumple sus compromisos y trata bien a sus clientes la empresa prospera y se mantiene la confianza. Luego compro y compro mas. (Yo Vuelvo).

    Si no eres honrado la gente termina por no comparte, me timas un vez no mas. (Hace años que no compro nada en la Plaza Mayor…)

    Por cierto ¿veis normales un 250% beneficio?
    100 € -20% = 80 € valor real
    lo que te pagan 40 €

    • Autor
      Adolfo 8 años hace

      Yo compro en la Plaza Mayor a unos pocos vendedores que conozco bien y que me fío de ellos. Pero estoy totalmente de acuerdo contigo en que quien mantiene un negocio a base de timar generalmente acaba cerrando.

      No sé cómo haces las cuentas Generalmente si una moneda te la venden a 80 euros un vendedor honrado te la comprará a 40 euros. Eso es un 100% de beneficio.

  21. Luis Miguel 7 años hace

    No puedo ver e video pinchando directamente en el enlace… Y la verdad me gustaría verlo. ¿Qué título tiene en Youtube?

Pingbacks

  1. […] que ya me habían insinuado en otras ocasiones pero la crítica se ha debido endurecer después de la última entrada. Alfonso sabe bien que no intento ser imparcial ni tampoco quiero manipular nada, prueba de ello es […]

  2. […] se da cuenta deja la numismática y se queja de que todos son unos chorizos. Y es que, como dice Luis, buscar chollos es la mejor manera de exponerse a ser […]

  3. […] Cuando pasó esto se volvió a poner Enrique en contacto conmigo y me contó la historia. Yo le dije que tranquilo, que la señora volvería porque no iba a encontrar una oferta semejante ni aunque dedicase 1000 horas a la venta. Y efectivamente: volvió. Le dijo que claro, que es que su padre… que si resulta que… y se le escapó eso de que “además ahora no tengo tiempo para buscar compradores”. Claro, como que no hubieses ido a hablar con gente que te ofrecían 10 veces menos que Enrique. […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*