La colección Anastasia de Quiroga

La colección Anastasia de Quiroga

Tenía pensado escribir una entrada sobre la colección Anastasia de Quiroga esta noche porque mi subconsciente me decía que la subasta era mañana. Pero, despistado de mí, resulta que la subasta era esta mañana, así que ya están todos los lotes rematados. No pasa nada, comentaré la subasta a toro pasado y así también puedo opinar sobre los remates.

Lo primero que hay que decir es que la colección Anastasia Quiroga consiste en una subasta realizada por Aureo y Calicó de una exquisita colección  de la numismática de Isabel II. No es ninguna sorpresa que una subasta de semejante magnitud la organice Aureo, que es donde han aparecido las mejores subastas efectuadas en España durante los últimos años. Por otra parte, tampoco es sorprendente que haya grandes coleccionistas de la numismática de Isabel II, que yo diría que es el periodo más coleccionado en España después de El Centenario de la Peseta porque tiene mucho encanto, como explica Aureo en su prólogo. De hecho, en los últimos años Aureo ha organizado, que yo sepa, tres subastas dedicadas a esta misma temática: la colección Béquer (27 de abril de 2000), la colección O’Donell (19 de noviembre de 2003) y esta colección Anastasia de Quiroga (28 de abril de 2011).

La mejor descripción posible de la colección la realiza la propia empresa Aureo en el último párrafo de la introducción a la colección. Aquí lo tenéis:

La colección Anastasia de Quiroga es probablemente la que mejor representa las acuñaciones de este periodo. Prácticamente completa, ofrece la posibilidad de adquirir algunas de las piezas que faltan en todos los monetarios; pero sobre todo destaca la calidad de sus monedas, magnífica casi sin excepciones, que página tras página convierte este catálogo en una exposición de joyas destinada a servir de deleite al coleccionista.

No se puede decir más en tan poco espacio. Yo intentaré desglosar un poquito sus palabras:

– Por una parte, estoy plenamente de acuerdo en que esta colección es la que mejor representa el periodo de Isabel II. Al menos a mí no me consta ninguna otra colección publicada en la que se llegue a la calidad de la que se ha subastado esta mañana. Las otras dos subastas realizadas por Aureo y dedicadas a Isabel II son magníficas sin ninguna duda, pero muchas piezas no alcanzan la calidad de las que tiene ésta.

– Por otro lado, Aureo indica que la colección es “practicamente completa“. Yo creo que hay que hilar muy fino para sacar piezas que no aparezcan en esta colección. Puestos a ser exigentes, hecho de menos algunas variantes de monedas de oro, como las variantes de busto de los 80 reales de Barcelona o las sobrefechas de los 40 reales de Madrid 1862/1 y 1867/6. Nada grave, como se ve. Donde sí que podrían haber aparecido más piezas es en resellos, contramarcas, pruebas, medallas y falsas de época, de las cuales hay muy pocas en comparación con las que aparecieron en la colección O’Donell.

– Con todo, es evidente que ha supuesto una magnífica oportunidad para hacerse con piezas de gran calidad de Isabel II. Los coleccionistas menos pudientes hemos podido intentar hacernos con monedas de muy alta calidad y con un estupendo pedrigree (o aura, como se quiera decir).  Por otra parte, los coleccionistas más avanzados y más pudientes han tenido una oportunidad de oro para adquirir monedas que tardarán años en aparecer, como por ejemplo la serie entera de Manila o algunas preciosidades del Departamento de Grabado.

– Por último, está clarísimo que a partir de ya mismo el catálogo de la subasta pasa a ser una referencia obligatoria para todo aquél que quiera coleccionar moneda de Isabel II. Ya dijimos que esos catálogos son una de las ventajas de pujar en subastas.

En cuanto a la subasta en sí, esta vez la hemos podido seguir en directo (¡al fin!) desde The Saleroom. Mientras lo escuchaba, estuve pensando que es curioso que aún en los días que vivimos todavía se rematen la mayoría de los lotes en sala. También era evidente que una pequeña parte de los pujadores se hacía con la mayoría de los lotes. No sé si serían aficionados con mucho dinero o, más probablemente, profesionales. En cualquier caso, evidencia mi opinión de que la numismática en España la mueven cuatro gatos.

Por lo que a los remates se refiere, han sido muy altos, y no soy el único que tiene esa opinión.  Sólo ha quedado un lote desierto y muchos de ellos han superado con creces la estimación de la casa de subastas. En mi opinión, muchos de los lotes se han pagado caros, aunque seguro que quienes se hayan hecho con ellos entienden mucho más de la numismática de Isabel II que yo.

9 Comentarios

  1. David 7 años hace

    Ya estuve ojeando hace unas semanas el catalogo de la colección via Web y, como ya dices, es toda una preciosidad.
    Ciertamente, marca el camino y los precios para los proximos años.

    Un saludo.

  2. Autor
    Adolfo 7 años hace

    Se me olvidaba decir que os podéis bajar todas las fotos de la subasta de aquí: http://www.4shared.com/file/UljA6mQg/20110428_-_Aureo.html

    • Juancho 7 años hace

      Hola Don Adolfo:

      He comprobado las fotos de tu archivo y hay varios errores que detallo a continuación.

      – Anastasia de Quiroga: no existe el lote 219.

      – Subasta por correo: falta la foto del lote 2484A.

      – Subasta en sala: faltan las fotos de los siguientes lotes.

      1336A

      1468A

      1639
      1640
      1641
      1642
      1643
      1644

      La verdad que mirando el catálogo me ha llamado la atención que a pesar de que los lotes están numerados secuencialmente hay números que faltan. ¿A qué puede deberse?.

      También es curioso que haya lotes con número coincidente y una letra para diferenciarlos. Tampoco tengo respuesta a este enigma.

  3. Carlos 7 años hace

    Hola Adolfo, poco más que añadir a lo que has comentado; sin duda lo más destacable es la conservación de las piezas (lo de los cobres era casi increible, la mayoría de las piezas eran casi de lo mejor que se puede conseguir, un buen alarde de paciencia y fondo de bolsillo).

    Añadir que me parece magnífico que Aureo se haya subido al carro de las pujas en vivo por internet (y sin aplicar el 3% de sixbid, que tomen nota los Cayones); de las grandes, solo le queda a Vico hacerlo, y no creo que tarde mucho. Eso sí, espero que mejoren para la próxima vez, los ví verdes con el formato y ciertas pujas se perdieron por dar preferencia a sala en pujas que probablemente entraron antes en la plataforma online.

    Respecto de los precios, yo también los vi caros, pero me temo que lo que está ocurriendo es que se está manifestando la inflación monetaria en los precios de las monedas igual que ha pasado en los USA a principios de año; en la Marti Hervera/Soler y Llach de hace unos días las piezas buenas que pude seguir se dispararon de precio también. Habrá que seguir las próximas subastas de cerca, pero me temo que tenemos a la vista una subida en promedio de al menos el 10%.

  4. Autor
    Adolfo 7 años hace

    Carlos, no sabes cuánto me alegro de leerte de nuevo :)

    Cierto es que las monedas de gran calidad últimamente se han disparado de precio, pero en esta colección TODAS las monedas han salido caras. Las de 25 céntimos de real de fechas normales se han rematado entre 50 y 80 euros; eso es una locura por buena que sea su calidad.
    En cambio, en la otra subasta de Aureo y en la de Marti Hervera los precios han sido mucho más razonables que en las anteriores subastas, donde también se había subido todo al guindo.

    Juancho, lo que hago para obtener las fotos es utilizar un crawler que va rastreando los lotes y descarga sus fotos. No miro a mano si están todas… en cuanto a que aparezcan lotes numerados como 1468A es porque se ha incluido un lote en la subasta “a última hora” y no es plan de modificar la numeración del resto de los lotes solo por eso.

    saludos,
    Adolfo

  5. Carlos 7 años hace

    ¿Efecto pedigree? Esto me suena un poco a lo que paso con los lotes ‘comunes’ de la Caballero de las Yndias, que se remataron mayoritariamente muy altos de precio…

    Al respecto, señalar que el pedigree es posible que sea un componente muy importante del precio en no mucho tiempo si hablamos de moneda ‘antigua’, si se continua con la deriva de restricciones a su comercio; entrecomillo ‘antigua’ por que no solo estoy hablando de moneda romana y griega clásica, si no de casi cualquier cosa que se le pueda ocurrir al mandamás de la cosa de turno; por ello considero cada vez más importante el poder rastrear el pedigree de las piezas que compro, y no estaría de más que las casas de aquí ayudaran en el tema…

Pingbacks

  1. […] de El Centenario también aparecen sobrefechas en monedas de Isabel II (en el catálogo de la colección Anastasia de Quiroga aparecen bastantes) e incluso algunas piezas anteriores, tanto en cobres como en platas y oro de la […]

  2. […] Algo semejante al de la imagen, que me enviaron con uno de los lotes con los que me hice en la subasta Anastasia de Quiroga. De todas formas, hay que recordar que estos sobres no están pensados para almacenar monedas (me […]

  3. […] como había en la Colección Crusafont, Llorenç Balsach, Hispania, Caballero de las Yndias o Anastasia Quiroga. También aparecieron más rarezas en la Colección Extremadura, subastada el 29 de octubre de 2002 […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*