Posibles problemas por comprar moneda expoliada

Posibles problemas por comprar moneda expoliada

De vez en cuando aparecen noticias de que la Guardia Civil o la Policía Nacional han llevado a cabo una gran operación contra una red dedicada a expoliar bienes históricos y traficar con ellos. Sin ir más lejos, no hace mucho que detuvieron a 85 personas por estos motivos. Este tipo de noticias suelen poner nerviosos a algunos coleccionistas que creen que en cualquier momento puede venir la Policía Nacional a su casa a quitar su querida colección, que tanto esfuerzo le ha supuesto. Esto lo estuvimos comentando en el foro de Imperio Numismático y cómo me surgieron algunas dudas al respecto se lo pregunté a unos colegas que trabajan en el juzgado con los que me fui de cañas el otro día.

Que nadie entienda esta entrada como un asesoramiento legal ni nada por el estilo ¿quién soy yo para asesorar legalmente a alguien si no he estudiado leyes en mi vida? Tampoco pretendo ser exhaustivo, ya veis que en la entrada no indico enlaces a leyes concretas ni tampoco apoyo mis argumentos con jurisprudencia ni cosas así. Simplemente quiero hacer una llamada a la tranquilidad y hacer ver que si procedemos de forma legal es difícil que vayamos a salir perjudicados.

Lo primero que hay que decir es que cuando alguien se encuentra un tesoro (ya sea una ánfora llena de aureos romanos o un cobre del siglo XIX todo roñoso) debería entregarlo directamente al ayuntamiento del municipio en el que lo encontró o si no dárselo a patrimonio. Llevárselo a casa es ilegal y comerciar con ello mucho más. Esa moneda que nos acabamos de encontrar pertenece al Estado y quedársela es tanto como robar al Estado. Igualmente, aquél que compre una moneda robada o expoliada y sea consciente de la procedencia ilegal de la misma está cometiendo un delito.

Una vez dicho esto, resulta que hay gente que se gana la vida delinquiendo de diferentes maneras, y una de ellas es expoliando bienes históricos para después introducirlos en el mercado del coleccionismo. Esta gente no se dedica a ir con un detector de metales por el campo para ver qué encuentra, sino que directamente van donde saben que hay material y expolian excavaciones enteras. Luego tienen sus expertos para tasar las piezas, retocarlas e introducirlas en el mercado. Son redes organizadas que no son fáciles de tumbar y que se las investiga mediante escuchas y demás. Vamos, que la policía sabe a por lo que va.

El problema puede aparecer cuando un coleccionista honrado (llamémosle Enrique) ha comprado monedas expoliadas a un comerciante que está metido en una trama de éstas o que no es consciente de la procedencia ilegal de las monedas. Podría darse el caso de que Enrique aparezca como un cliente habitual de uno de los comerciantes metidos en la trama, en cuyo caso la policía va a intentar recuperar las monedas que ha comprado Enrique porque son propiedad del Estado. Así pues, un buen día se presentarían en la casa de Enrique un secretario judicial junto con varios policías con la finalidad de llevarse las monedas de Enrique.

Lo primero que debe hacer Enrique en esa situación es pedir que le enseñen el auto de registro firmado por el juez de instrucción. Sin ese auto no pueden entrar en casa de Enrique, así que es importante que lo tengan. A partir de ahí lo mejor que puede hacer Enrique es colaborar con la policía y con el secretario judicial y decirles dónde guarda todas y cada una de las monedas de su colección. Si hay dinero suficiente en la instrucción el secretario judicial irá acompañado de un perito técnico que entiende de numismática y conoce las piezas a por las que van. Es decir, que es una persona que sabe qué pinta tienen las monedas que están buscando (es decir, que si están buscando sestercios imperiales sabe diferenciar un sestercio de un tetradragma). Si no va el perito especializado lo más probable es que el secretario judicial directamente se lleve toda la colección de monedas y ya se encargarán en el juzgado de identificarlas.

Por eso mismo es importante que Enrique colabore con ellos y no les hagamos perder el tiempo poniéndonos bordes. Si el secretario judicial ve que va de buenas y que Enrique no tiene nada que esconder entonces puede acceder a no llevarse monedas que es evidente que no son las que están buscando. Por ejemplo, si buscan moneda romana, Enrique le podría convencer de que no se lleve su colección de Franco porque aunque no entienda de numismática le puede parecer evidente que esas no son piezas romanas. El secretario judicial no tiene por qué hacer ningún caso y puede indicar muy educadamente que su ignorancia es tal que no es capaz de distinguir un denario republicano de un euro alemán, así que se lleva todo y punto. Igualmente, Enrique podría pedir al policía encargado de realizar las fotografías que fotografíe ciertas piezas concretas, que son las que más valor tienen y así se asegura de que aunque se las lleven siempre puede demostrar que eran suyas. De igual modo, no tienen por qué hacer caso y pueden decir simplemente que en el juzgado hay una cadena de custodia de los bienes incautados que asegura su integridad, y que con hacer tres fotos y poner en la descripción de lo incautado “Caja con 5 álbumes de monedas” ya es suficiente. Recemos en ese caso para que a nadie se le ocurra “cambiarnos” alguna moneda.

Una vez que se han llevado la preciosa colección de Enrique queda esperar a que un perito especializado las tase y determine cuáles han sido expoliadas y cuáles no. Las expoliadas serán prueba en el juicio y luego pasarán a propiedad estatal, el resto se devolverán a Enrique. El tiempo que tarde en aparecer un perito especializado y llevar a cabo el juicio es muy variable; si hay suerte en pocos meses puede que Enrique ya tenga sus monedas consigo, si no hay suerte pueden pasar ocho o diez años perfectamente. Por último, es probable que se llame a Enrique como testigo en el juicio contra la trama.

Vuelvo a insistir en que Enrique no volverá a tener en propiedad las monedas expoliadas, porque aunque se le considere como un tercero que las ha comprado de buena fe, realmente son propiedad del Estado. Lo único que podría hacer Enrique sería denunciar al comerciante por estafa, pero como para entonces lo más probable es que el comerciante se haya declarado insolvente, pues a Enrique le va a dar igual.

Toda esto sería lo normal que ocurriría en el caso de que Enrique no tuviese ningún cargo. Los cargos contra Enrique se presentarían si hay sospechas de que realmente él era consciente de la procedencia ilegal de las piezas; eso se puede sospechar si hay alguna escucha que así lo indica o si resulta que todas (o una grandísima parte) de las monedas de la colección de Enrique son expoliadas. En ese caso, además de confiscar las monedas, la policía le pedirá a Enrique que le acompañe porque está detenido. Le dejarán unas horas en el calabozo y después le interrogará el juez de instrucción, quien decidirá si le deja en libertad con o sin cargos. A partir de ese punto lo mejor es buscarse un buen abogado y tener todas las facturas de las monedas que hayamos comprado.

Finalmente, algunos consejos que pueden ayudarnos a no tener problemas de este estilo. Ya veis que son de sentido común y nada complejos:

– Comprar monedas en casas de subastas públicas.

– No comprar monedas a un solo comerciante, comprar a varios y si puede ser que sean gente solvente.

– Al comprar moneda cara, pedir facturas y guardarlas.

– No comprar monedas que no conozcamos bien.

Las monedas de las imágenes están tomadas de la última subasta de Numismática Genevensis (que ya comentó Darío). Se tratan de un estátero de Ione, un denario de Augusto, un sestercio de Augusto y un sestercio de Galba. ¡Quién las cazara!

23 Comentarios

  1. DaríoNo Gravatar 6 años hace

    Muy buena la entrada y muy buenos los consejos. Si bien nunca puede tenerse seguridad absoluta, siempre hay que comprar monedas de comerciantes reconocidos y respetables, que puedan certificar la procedencia de la pieza.

    Saludos,

    Darío

  2. JokinNo Gravatar 6 años hace

    Hola de nuevo.
    Muy interesante como siempre. No obstante al leer el artículo me ha surgido una gran duda que seguramente se deberá a mi desconocimiento, ¿cómo o de dónde llegan al mercado y a las colecciones particulares todas las monedas antiguas que hay? Si todas las encontradas son del estado, no veo muy claro el origen…pero bueno seguro que es por mi desconocimiento….

  3. Autor
    AdolfoNo Gravatar 6 años hace

    Jokin, la pregunta que haces tiene mucha miga; lo hemos estado discutiendo largo y tendido aquí:

    http://www.imperio-numismatico.com/baul-de-oro-f26/para-todos-aquellos-que-no-os-hallais-enterado-aunesto-esta-que-arde-dios-mio-t19346-60.htm

    Mi opinión resumida es que las monedas más modernas puedes ser de procedencia legal y no haber estado nunca enterradas. Por otro lado, las monedas más antiguas (digamos romanas) parece bastante evidente que van a haber estado enterradas, pero pueden haber sido sacadas por una empresa privada que haya tenido un contrato con un Estado para sacar bienes arqueológicos de forma legal. Igualmente, puede ser que alguna administración las haya extraído y las haya vendido.
    También puede ser que las monedas sean de procedencial ilegal y no se pueda probar (o no se quiera). Tal es el caso, en mi opinión, de algunos errores fraudulentos que se subastan a día de hoy alegremente ( http://numismatico.wordpress.com/2009/12/09/errores-fraudulentos/ )

    saludos,
    Adolfo

  4. Autor
    AdolfoNo Gravatar 6 años hace

    Incluyo un comentario que Augusto garcía ha hecho a esta entrada a través de Facebook:


    ¿Es legal la venta de detectores?

    Si.

    …¿Es ilegal el uso de los detectores?
    No.

    ¿Está prohibido su uso en campos de labor o playas?
    No. Con excepciones. (Cataluña)

    ¿Está prohibido su uso en yacimientos arqueológicos, zonas BIC, o cualquier zona con restricción física o jurídica?
    Si, con una excepción. En estos caso sólo se podrá hacer uso del mismo con permiso expreso y por escrito de cultura. Normalmente entonces sólo lo usarán los propios arqueólogos, salvo que soliciten la colaboración de un/os detectoaficionado/os.

    ¿Es esto aplicable en todo el territorio español?
    No. Andalucía tiene una ley del 2007 más restrictiva, pero no significa que esté prohibido el uso del detector en Andalucía, sin embargo, sí que es absolutamente necesario el permiso de cultura para detectar en todos los casos (Andalucía) y parece ser que sólo se concede en tres playas (no tengo la confirmación absoluta de este último dato) en las demás comunidades autónomas leerse la ley, en Cataluña es como estoy respondiendo aquí.

    ¿Constituye un cobre roñoso un tesoro y puede ser denominado como tal?
    No. Un tesoro para que sea denominado como tal debe tener una importancia considerable y lo constituye por ser excepcional su hallazgo (por número de piezas, rareza y contexto)

    Pero ¿Cuando voy por un campo de labor y encuentro casualmente un cobre roñoso lo saco de contexto?
    No, en absoluto. Un campo de labor debido a los ciclos que el agricultor realiza periódicamente con el tractor, descontextualiza cualquier objeto que se encuentre en su campo de labor y es precisamente el contexto lo más valioso para un arqueólogo, por eso un detectoaficionado jamás entra en territorio de arqueólogos y viceversa.

    ¿Constituye entonces un delito llevarse a casa para colección particular un cobre roñoso del campo de labor?
    No, puesto que no es un tesoro, no es una pieza especial digna de estudio arqueológico, está profusamente catalogada y es muy muy muy común con un bajo, por no decir nulo, valor numismático.

    ¿Pero es posible que encuentre una rareza numismática, digan de estudio para ser entregada a cultura y patrimonio?
    Hombre por ser posible puede ser, pero siempre que se busque con el detector en las condiciones que he detallado en Cataluña, sin saltarse la ley, la posibilidad es igual a un número muy cercano a 0.

    ¿Te ha parado “la poli”?
    En 4 ocasiones. Me he encontrado con mossos, policía local, guardabosques y agentes ruraesl. Ningún problema. Bueno un pequeño malentendido con los policías locales que buscaban ladrones de cobre y cuando les dije que estaba buscando metales me hicieron abrir el maletero, lo hice con mucho gusto y empecé a describirles lo que había, mire 2 detectores unas azadillas, las riñoneras para guardar toda la basura metálica que sacamos de los campos… y entonces vinieron las risas y todo acabó con un: Puede usted seguir buscando pesetas.

    Los detectoaficionados tenemos todo el derecho del mundo a seguir con nuestra afición de forma legal y le pese a quien le pese.

    PD A los expoliadores pues que la ley caiga sobre ellos.

    • Autor
      AdolfoNo Gravatar 6 años hace

      Mi respuesta en Facebook a este comentario fue simplemente indicar que me parece muy interesante y que en ningún momento he querido mezclar a los aficionados a la detección con los expoliadores organizados. Creo que son actividades claramente diferentes.

      Quizá algún día recoja información de diferentes detectoaficionados y escriba una entrada al respecto.

      saludos,
      Adolfo

  5. JokinNo Gravatar 6 años hace

    Genial….muchas gracias

  6. AugustoNo Gravatar 6 años hace

    También tengo que poner algo sobre la mesa que a muchos detectoaficionados les cuesta reconocer:
    Una cosa es que en una playa se encuentren 4 eurillos o alguna peseta, es evidente que no hay dueño a quien hacer la entrega, pero otra cosa es que se encuentre un anillo de oro (cosa que no es tan frecuente como a algunos les gusta fanfarronear) en ese caso, la ley dice que hay que entregarlo a objetos perdidos o al ayuntamiento de donde pertenezca esa playa, se documentará perfectamente y si al cabo de dos años no aparece el dueño, el anillo en cuestión pasará a manos del hallador, ese es el camino correcto de por ejemplo un anillo de oro.
    Evidentemente hay multitud de detecctoaficionados que coleccionan otras muchas cosas que no tienen el más mínimo interés para nadie excepto para algunos estudiosos de militária (como vainas, avantcargas) o cosas campestres (campanas, cascabeles, herraduras, etc)

    Saludos.

  7. carlos(bcn)No Gravatar 6 años hace

    Buenas,
    Pues yo como arqueólog profesional, tengo que decir que ojalá todos los “topos” (así denominamos en nuestra jerga a las personas que se pasean con detectores) fueran como el compañero Augusto. Desgraciadamente la norma es realizar el barrido en yacimientos o puntos de interés estratégico, ya catalogados, algunos excavados y con amplia información, otros aún no. La descontextualización es en este caso grave, pues no sólo se llevan objetos de metales diferentes, sino que remueven sedimentos y tierras afectando a la deposición original del registro. Quisiera puntualizar también, que las monedas en los campos labrados (actualemte) o en bosques (actuales, pero quiza tierra de cultivo en el pasado) si tiene un contexto arqueológico y si son importantes para la recuperación y estudio del patrimonio histórico-arqueológico. En algunos marcos legislativos pueden no quedar cubiertos o protegidas estas actividades, pero eso no significa que carezcan de valor para el conocimiento de un area, región o territorio. Nótese, por ejemplo, los hayazgos de monedas bajoimperiales y/o andalusies (del emirato o taifas psoteriores) en territorios de conquista y/o reconquista de la peninsula. Es sólo un ejemplo.
    Un saludo, y felicidades como siempre por el post,
    carlos

    • joseNo Gravatar 6 años hace

      pues yo como aficionado te digo que si hay una moneda perdida en un campo de labranza, ni tu ni ningun arqueologo ni ningun jodido burocrata de los que se dedican a “extraviar las cosas que se requisan” , excavareis, catalogareis ni siquiera pasareis por alli para nada ¿ por que? , pues por que alli no haY ¡ NAAAAAAAAAADA¡. PERO PREFERIS QUE SE PUDRA A QUE LA ENCUENTRE OTRO. si la ley no fuese tan restrictiva y yo me encontrase esa moneda con un detector, la podria donar y entonces si podria catalogarse y poner esa tierra de labranza en algun contexto. mira la mierda de leyes que ustedes los cultos tanto alabais que todos los museos de otros paises tienen cosas ibericas y las mayores colecciones estan en el extranjero y nuestros museos criando telarañas y con 4 basurillas en las vitrinas. bueno lo dejo por que me cabreo de hablar con jente tan civica y culta y ¿cuidadora del patrimonio? je je . que hipocresia ¡dios!

      • Autor
        AdolfoNo Gravatar 6 años hace

        Pero que cantidad de cultura y de saber hablar desprenden sus palabras, amigo José.

        Efectivamente, la ley española en lo que a patrimonio se refiere es tan horrorosa como la actuación de la administración. Pero eso no significa que se puedan llevar a cabo acciones ilegales. Usted también podría decir que el código penal es defectuoso (que lo es) pero ello no le da derecho a saltárselo a la torera. Nosotros, la gente culta y bien formada, respetamos las leyes aunque no nos gusten. Eso se llama democracia.

        Pero haga usted buenamente lo que le dé la gana, señor José. Robe usted lo que quiera porque España no trata bien su patrimonio. Ahora, el día que entren tres tíos en su casa, le pongan una pipa en la frente a su mujer y le digan bien serios: “denos todo su dinero, que en nuestra opinión usted no sabe qué hacer con él. La ley es injusta y bla bla bla” no vaya a quejarse y decir que la administración no hace cumplir la ley.

    • JoseNo Gravatar 3 años hace

      A ver, amigo arqueólogo; ¿qué sucede si yo encuentro restos de una villa romana, necrópolis incluida, y nadie quiere saber nada? A mi me ha pasado que encontré una; lo puse en conocimiento de la D.G. de Patrimonio, que mandó un “conocido” arqueólogo. Y este profesional, luego de hacer una cata en el lugar equivocado, dijo que eso no le interesaba y que se iba a Mérida. Más tarde, con ocasión de unas obras, encontré la necrópolis; cogí varios objetos que estaban ya en superficie y los llevé al Museo Arqueológico de Badajoz, con la sorpresa de que su director, de germano apellido, no los quiso coger afirmando que eran cuatro tumbas sin importancia (hasta la fecha he localizado más de doscientas).
      Dime qué hago; ¿lo tiro a la basura?

      • Autor
        AdolfoNo Gravatar 3 años hace

        Pues no tengo ni idea. Si de verdad quieres que eso se valore lo mejor es que intentes sacarlo en los periódicos para dar la voz de alarma. Ya verás cómo a partir de ese momento empiezan a interesarse.

  8. joseNo Gravatar 6 años hace

    yo no digo que el que encuentra algo ya le pertenezca ni que este bien entrar a expoliar yacimientos, solo que si alguien busca con un detector en zonas de labranza donde no podemos dañar los estratos y donde ademas supuetamente no hay nada, por casualidad se topa con algo de valor historico, que eso no fuese delito y que pudiese ir tranquilamente a donde corresponda a dar parte del ayazgo con lo cual se podrian encontrar nuevos yacimientos y no se perderian tantas cosas. pero como esta proibido, pues o lo dejas otra vez alli o te lo quedas tu ( lo que es aun peor, por que ira a parar al fondo de una caja donde nunca mas lo vera nadie que no seas tu). perdona por tan mala ortografia, pero que sea mal escritor no quiere decir que sea tonto y que mis opininiones no tengan su sentido.

    • Autor
      AdolfoNo Gravatar 6 años hace

      Hola José,

      no pasa nada por la ortografía, que aquí nadie somos Cervantes. La cuestión es que tu tono en el anterior mensaje no era el mismo que en éste.
      Si por casualidad te encuentras un tesoro (en una tierra de labranza o donde sea) hay que llevarlo a la autoridad competente (al Seprona, a Patrimonio, a la Guardia Civil, al ayuntamiento del pueblo…) y ellos se encargarán de hacer lo adecuado. Hacer eso no es ilegal. Claramente, en el 99% de los casos no harán ni caso al objeto que se les lleve pero eso ya es otro problema.

      Y no nos engañemos, que la gente que encuentra piezas buenas no es porque vaya dando un paseo por el campo con un detector. Ellos saben dónde están los yacimientos y los expolian sin dar cuentas a Patrimonio ni a Hacienda. Que no vengan contando historias.

      saludos,
      Adolfo

  9. dvcaNo Gravatar 5 años hace

    y cuando lo entregues … seras denunciado

  10. JosepNo Gravatar 5 años hace

    Excelentes aportaciones y comentarios , seria de suma importancia , la colaboración de toda persona que quiera contribuir a la difusión de la problemática actual en este país.
    Estamos preparando una revista digital o web acerca de detectores de metales donde se debatirá la legislación, problemática y todo lo que conlleva esta practica estaría encantado en contar con tan ilustres colaboradores.

    salud y suerte

    Josep

  11. davidNo Gravatar 3 años hace

    hola yo estoy a favor de los detectores de metales,mientras no se metan en un yacimiento arqueológico.yo soy detectoaficionado y creo que buscar en una tierra de labor no hace daño a nadie,pero si el gobierno no come pues lo prohíbe y punto.

  12. javierNo Gravatar 2 años hace

    Si a alguien le queda duda de lo que muchos detectoristas hacen con sus hayazgos que se den una vuelta por ebay y saldran de dudas.

  13. josepNo Gravatar 2 años hace

    La inmensa mayoria de lo que se vende en ebay o son falsas o son basura. Pon aureo a ver cuantos te salen… Solo se venden fibulas y monedas roñosas que las hay a cientos de millones. Por cajas hay en los museos.

  14. La BaNo Gravatar 1 año hace

    A ver ósea que yo encuentro una monedita del año de la quica, me la quedó y es robo? Venga ya! A mi me molaria coger un detector y encontrar algo chulo y si lo encuentro estoy ennel mismo lugar que los que roban al estado cada día para capitalizar una millonada en Suiza pero pudriéndose en la cárcel…,no? No me jodas…si encuentro algo “el que lo ve se lo queda” o tu encuentras un sobre lleno de billetes y lo llevas a comisaría? A mi no me ha pasado pero al q le pasa se lo queda…no te hagas el inocente porque esto es España chato, tonto el último.
    Ni que hubiera Nacido ayer

    • Autor
      Adolfo Ruiz CallejaNo Gravatar 1 año hace

      Haga usted lo que considere. Pero la ley habrá que cumplirla en España, en Moscú y en la luna. Y si te pillan luego no vengas llorando.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>