Al comprar un libro

Al comprar un libro

El otro día estuve eschando el podcast The Coin Show, el cual es muy recomendable aunque se centre en la numismática americana. Eso sí, está en inglés y aunque se entiende perfectamente, no deja de ser un idioma extranjero. El caso es que en su primer episodio hablan de la importancia de comprar libros sobre numismática, considerando las inversiones en bibliografía como las mejores que se pueden hacer en este mundillo.

En el blog ya hemos hablado varias veces de bibliografía, recordando el famoso dicho de «Compra el libro antes que la moneda«. El problema es cómo saber qué libro comprar. Como dicen en The Coin Show, «cualquier libro es mejor que ningún libro», pero está claro que  unos libros son mejores que otros.

De entrada hay que tener una cosa muy clara sobre los libros: NO son guías de precio. Esto es un error en el que caen muchos principiantes, aunque en el blog ya se ha comentado que los catálogos no pueden ser buenas guías de precios; en blogpolis Carlos parece opinar de igual manera. Un aficionado con más experiencia numismática utiliza los catálogos de subastas como guía de precios y los libros los deja como una referencia a la que consultar para cuestiones históricas, para resolver ciertas dudas relacionadas con las características de una moneda o para tener en alguna parte resumidas las características de cierta serie de piezas. Por lo tanto, no es tan importante que un libro tenga precios o no, porque esos precios no son fiables y porque se deberá seguir consultando cuando los precios estén totalmente desfasados.

Una recomendación de Carlos a la hora de seleccionar un libro es coger aquél que utilicen las subastas importantes para identificar sus piezas. La recomendación me parece excelente, porque es una manera de estar seguro de que la publicación es buena, ya que de ella se están fiando la gente que más entiende de numismática. Sólo hay que coger un catálogo de subastas (o mejor varios y de varios países), ir a la sección de bibliografía consultada y ver qué publicaciones utilizan.

Lo malo de estas publicaciones suelen ser muy completas, extensas y pensadas para gente muy avanzada, por lo que muchas veces no son la mejor opción para principiantes o para gente que se inicia en un periodo determinado. Por ejemplo, dentro de la gran cantidad de bibliografía sobre moneda romana (y más que no está citada en esta web) unos de los mejores libros son «Roman Imperial Coins«, un completo catálogo de monedas romanas imperiales de ni más ni menos que diez volúmenes que no son precisamente baratos. Eso echa para atrás a casi todos los que nos aproximamos por primera vez a la numismática antigua, por mucho que lo usen las casas de subastas.

Para estos casos lo mejor es comprar un manual (handbook) que incluya una introducción histórica, las principales series y las cecas más relevantes. Quizá no aparezcan las monedas más raras, pero tampoco íbamos a comprarlas. Si te dedicas a hacer una colección muy extraña, pues entonces quizá no haya un manual pensado para ti, pero si se trata de algo que coleccione mucha más gente (que es lo normal) pues seguramente encuentre uno. Lo malo es que los hay muy malos, por lo que es mejor consultar a otros coleccionistas (en foros como Imperio Numismático o Identificación Numismática) o a profesionales sobre cuál adquirir. Yo, como norma general, aconsejo comprar un manual que lleve ya varias ediciones; ese suele ser un buen síntoma de calidad.

Por último, un apunte que hacen en The Coin Show es que el e-book cambiará radicalmente la forma de distribuir y almacenar bibliografía numismática. Yo mismo tengo un montón de catálogos de subastas en casa que me sería mucho más cómodo tener en una diminuta tarjeta para leer en un e-book. Igualmente, editar y distribuir un libro es un tema muy costoso que se verá radicalmente disminuido cuando los e-book sean omnipresentes. Tendrá sentido editar un libro dirigido a un público muy pequeño y que ese libro esté disponible durante décadas a un precio asequible. Más sobre las TIC en numismática aquí y aquí.

Las imágenes están obtenidas de Amazon y de Aureo.

3 Comentarios

  1. Pablo 9 años hace

    Soy el primero en defender la compra de libros, pero ojo con comprar en zona extracomunitaria tipo EEUU que os podeis llevar una sorpresa al llegar el paquete a la aduana en Barajas. Estaría bien que explicaras en un post el funcionamiento de las aduanas en la UE, y todo lo de los códigos TARIC. Ah, y fantástica la entrada.

  2. Autor
    Adolfo 9 años hace

    Hola Pablo,

    ya eres el segundo que me pregunta sobre las aduanas, pero no me veo capaz de escribir sobre el tema porque no conozco ni la legislación ni la práctica diaria de los operarios.
    De todas formas, ya he comprado varias veces libros en EEUU, y también monedas y billetes, y nunca he tenido ningún problema.

    saludos,
    Adolfo

Pingbacks

  1. […] más entretenido que estudiarte ciertas series “a pelo” partiendo exclusivamente de manuales. Por contra, se tiene la desventaja de que si se sigue con la afición lo normal es que haya que […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*