El ejercicio de vender monedas

El ejercicio de vender monedas

Roberto hizo su primera aparición en el blog en la entrada de “Volatilidad del precio con respecto a la rareza” escribiendo esto:

Es mi primer comentario en el blog,y espero que sirva de algo para muchos coleccionistas.¿Precio,demanda,inversión? Yo colecciono moneda antigua,imperio romano(principalmente)y picoteo algo de Borbones y Centenario.

Al grano,como mucha gente con la entrada del euro se nos habrió una nueva forma de coleccionar estilo “fasciculos”,cada mes visitar el puesto de turno para adquirir las novedades,han pasado algunos años y ahora quiero poner en el mercado las monedas de 2 euros conmemorativos que guarde para, supuestamente, numismaticos que me aconsejaron “invertir”en euros

.El problema es que con la crisis nadie va a soltar lo que realmente valen las,alrededor de cien,monedas de 2 euros pero lo peor es que los mismos numismaticos que me aconsejaron y otros,no me las compran a más de un euro más su valor facial(la mejor oferta),las corrientes,y a 10 -15 euros Finlandia 2004,Eslovenia 2007-tratado de roma- etc..

Por no hablar de las de Vaticano y San Marino que no me dan ni la tercera parte de precio catalogo,su respuesta es que hay crisis,que tienen muchos cartuchos de todos los años,etc

Conclusión,te das cuenta ,que la moneda que era rara ya no lo es,que monedas que te venden a 35-40 euros y te dicen cogela que se acaban,resulta que no te dan ni la mitad, porque todos tienen cartuchos.

En fin,que te gastas un dinero en monedas para “invertir”,pierdes mas de la mitad de lo invertido,pero lo peor es que el mercado esta saturado de estas “monedas”.Que listos.

Para terminar,decir que fue el articulo escrito por Adolfo, -no se puede invertir en moneda conmemorativa-,el que me hizo despertar la curiosidad de comprobarlo.

Más vale tarde que nunca.

Antes de nada tengo que dar las gracias a Roberto por el comentario. Estas son las cosas que me hacen creer que este blog sirve para algo y que no estoy pregonando en el desierto. Además, su experiencia puede ayudar a más gente, lo que nunca está de más.

Sinceramente, me sorprende el camino seguido por Roberto, porque es raro que alguien que coleccione moneda romana y española acabe coleccionando euros (mucho más normal es al revés), pero eso es lo de menos. La cuestión es que yo detecto aquí un par de errores de fondo, y no es que sea yo el auditor de nadie, pero en mi opinión hay un par de cosas que Roberto hizo mal y de las que, por suerte, se ha percatado:

  • Confiar en el asesoramiento de gente que tiene interés en que el gaste dinero en euros. A este tema ya se ha dedicado una entrada, pero en resumidas cuentas viene a ser que el numismático que vende euros te va a intentar convencer de que los euros son la mejor inversión, más que nada porque será él quien te los venda.
  • Creer que se puede sacar un beneficio por el mero hecho de almacenar monedas. Otro tema que también ha sido tratado en el blog.

El mercado de la numismática es muy extraño: tiene unas cargas extremadamente altas, es razonable que un intermediario se lleve entre un 20% y un 30% (esto se tratará otro día, pero aquí tenéis un adelanto), fluctúa mucho… no es sencillo. Pero es esa dificultad la que permite que se pueda sacar un beneficio. El simple hecho de comprar monedas a un comerciante, esperar 30 años y volvérselas a vender a un comerciante no hará ganar dinero a nadie (ya se vieron casos drásticos). Si alguien hace eso por dinero, yo le recomiendo que deje la numismática y compre acciones de alguna empresa importante, lo normal es que le vaya mejor.

Para poder invertir en numismática hay que estar metido dentro del mercado; hay que saber qué comprar, a quién comprárselo y a qué precio. También hay que saber a quién vendérselo y a qué precio. Tan importante es una cosa como la otra, ninguna de ellas es sencilla y yo diría que no se puede saber una cosa sin la otra. Si con ir a una numismática y comprar lo que nos digan sacaríamos un buen interés ¿quién no invertiría en monedas?

Por eso creo que es un ejercicio súper importante el hecho de comprar unas piezas para después intentar venderlas. No tienen que ser unas piezas muy caras (pongamos 30 euros/pieza), ni tampoco tienen que ser muchas (pongamos cinco piezas). Simplemente hay que comprarlas cuando creamos que nos las ofrecen baratas e intentar revenderlas, en el momento o pasado un tiempo, a ver si somos capaces.  Si resulta que somos capaces de revenderlas a 35 euros, pues ya conocemos gente que nos las compra y a qué precio las compra: nos vamos haciendo un hueco en el mercado y vamos teniendo contactos.

Si resulta que todo lo que nos ofrecen por ellas son 25 euros, pues habremos perdido un poco de dinero, pero habremos aprendido una lección que evitará que lo sigamos perdiendo. Esto también es importante porque esas lecciones son realmente valiosas y si de verdad las interiorizamos harán que no caigamos otra vez en el mismo error. Mucha gente, y eso es lo que más pena me da, cuando se sienten engañados cogen asco a la numismática y no quieren volver a saber de ella. No se dan cuenta de que ahora ellos son mejores numismáticos que antes porque han aprendido una lección de la que pueden sacar partido.

Como corolario, yo recomendaría a cualquiera que  pretenda hacer una colección con idea de invertir que no compre monedas y las guarde, sino que las compre y las venda; una vez que controle el mercado que empiece a guardarse las monedas que considere. Evidentemente, el que coleccione por puro placer, pues que se haga la colección que más le guste, pero que no lo vea como una inversión.

Las monedas que ilustran la entrada están sacadas de Wikipedia y son piezas de 2 euros conmemorativas: Finlandia 2004, Vaticano 2004, San Marino 2006 y Eslovenia 2007.

10 Comentarios

  1. ramon 7 años hace

    Creo que el secreto de vender con éxito lo has sabido resumir perfectamente: hay que saber dónde y lo qué se compra, para luego vender en el sitio apropiado. Ninguno de estos dos presupuestos es fácil. Para saber comprar bien lo fundamental es el conocimiento, lo cual no se consigue más que con el estudio y la experiencia – y, por supuesto, aprendiendo de los propios errores. Para lo segundo, se necesita estar bien relacionado, y si no te dedicas profesionalmente a esto, te puedes encontrar desorientado.
    Yo no tengo experiencia como comerciante pero en alguna ocasión me he tenido que desprender de algunas piezas y el saber el valor de lo que tenía entre manos me ha permitido salír no , demasiado mal parado. De todas maneras en la línea de lo que comentas al final de la entrada, si realmente lo que te guía es el gusto por la numismática y por la historia, no es raro que estés dispuesto, en un momento dado, a perder dinero si es que ganas en satisfacción.

  2. David 7 años hace

    Mmm… estoy de acuerdo en parte… y en parte no… yo soy revendedor de monedas… y claro… tengo mucho trato con gente dado a que en algunos momentos mi volumen de venta han sido elevados… de hecho fui durante un tiempo vendedor power seller en ebay. Yo no vendo monedas por ganar dinero como tal… ya que no me dedico profesionalmente a ello…para ello y poder vivir de ello… la inversion inicial tendria que ser de al menos… cerca 60.000 euros…mas luego gastos fijos… como pueden ser local, comunidades, autonomia… etc etc… y claro… si sale mal… como cualquier otro negocio… ya se sabe lo que pasa…

    Yo a pesar de mi juventud… cuando hablo con alguien de monedas… si le hablo de posibles inversiones… de hecho hay que saber el momento justo de comprar una moneda…y si se hace… es una gran inversion… probablemente no millonaria… pero claro… quien va a pagar 40 euros por una cosa… sabiendo que la puede cojer por 30? es absurdo… lo que tb hay que saber… es que vas a comprar… yo por ejemplo colecciono euro sobre todo… y tengo puff… y algunas si han sido muy buenas inversiones… hablamos del 150% casi de beneficio… y aun asi… vendiendolo a precio inferior al de otros vendedores profesionales… y una cosa importante… SI NO CONOCEN EL MUNDO… NO SE METAN A LA NUMISMATICA COMO NEGOCIO… SI NO POR PLACER…TODOS ALGUNA VEZ HEMOS PAGADO DE MAS POR ALGUNA PIEZA QUE LUEGO NO LO VALIA REALMENTE… PERO NO ES QUE EL VENDEDOR TE ENGAÑE… TE PIDE UN PRECIO.. SI TU LO PAGAS… NO ES CULPA DEL VENDEDOR…bueno… sin mas que añadir.. un saludo.

  3. Autor
    Adolfo 7 años hace

    @ramon,

    efectivamente, hay gente que no tiene ningún problema en perder dinero a la hora de comprar monedas u otro tipo de cosas. Lo malo es cuando crees que estás realizando una buena inversión y realmente estás palmando pasta. Creo que la única manera de ser consciente de lo que se está haciendo es intentando vender piezas y ver cuánto está dispuesto el mercado a pagar por ellas.

    @David

    está claro que un comerciante no engaña a nadie por pedir un precio alto por una moneda. Es su forma de vida y es totalmente lícito. Lo que sí que es una mentirijilla es decir que esas monedas se van a revalorizar muchísimo y que es una inversión estupenda y… cuando saben perfectamente que el comprador no sería capaz de recuperar su inversión.

    Pero ojo, que hay muchísima gente que hace una colección por puro placer y no le importa perder algo de dinero. Es lo mismo que decía Ramón.

    saludos,
    Adolfo

  4. roberto 7 años hace

    El problema de los euros es que ha surgido mucha gente que sin tener numismatica o ser numismatico,esta metido de lleno en el negocio.Puedo citar varios casos de conocidos que no son coleccionistas pero acaparan todo lo que sale.
    Un ejemplo,50 centimos de españa 2007,4 millones de piezas,y unos 3 euros la pieza,no se ven en los bolsillos,pero esos varios conocidos tienen 30 bolsas de cada año, de cada valor en su casa, traidas del banco de España.
    2 euros Luxemburgo 2010,conozco una persona que tiene 10 cartuchos en su casa para invertir y no colecciona monedas.
    Ese es el problema real del euro,que hasta que llega a manos del coleccionista pasa por varias manos, y todos van metiendo su tanto por ciento.
    un saludo

  5. Autor
    Adolfo 7 años hace

    Roberto,

    la gente suele iniciarse en el coleccionismo con la moneda que haya circulante. Antes la gente empezaba con el rey y con Franco y ahora empiezan con los euros.
    Posiblemente esa moneda de 50 céntimos de 2007 cueste más ahora de lo que vaya a costar dentro de 15 años. Un ejemplo semejante son las monedas de 100 pesetas de 1983: hace 10 años se pagaba esa pareja en SC a 11.000 pesetas, ahora las últimas que he vendido me las pagaron a 35 euros.

    Por otra parte hay gente que sin tener demasiada idea acumula moneda en plan negocio: compra 10 bolsas de todo lo que sale y espera un par de años. Si merece la pena se las vende a un comerciante y si no las da por su valor facial. No he hecho un estudio de si compensa o no la molestia, pero casi seguro que se saque así más interés que teniendo el dinero en el banco.

    saludos,
    Adolfo

  6. Javier 7 años hace

    Para poder practicar el ejercicio de vender monedas, que previamente has adquirido, la cuestión principal es a quién vender esas monedas, dado que los comerciantes numismáticos sólo van al vender por puro negocio ( y a comprar barato), y el contacto con los auténticos numismáticos ( los coleccionistas, que también ocasionalmente pueden vender) es complicado en ocasiones. No hay una auténtica red social que ponga claridad en este mundillo, y los mercadillos callejeros y convenciones numismáticas agrupan a personas muy mayores, con todo el respeto hacia ellos. Por otro lado, no entiendo esa afición a coleccionar euros, moneda muy moderna , carente de significado histórico, desde mi humilde punto de vista. A mí me dicen mucho más, las blancas medievales de Castilla, un real de lor RR.CC. o un columnario de 8 Reales. Me evocan historia y producen más fascinación.

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      bueno, esto es lo de siempre: para gustos los colores.

      Yo soy de tu misma opinión, pero hay a quien le gusta tener monedas de países lejanos y exóticos, y eso también puede ser un aliciente. Pero sobre todo no hay que olvidar que coleccionar euros es muchísimo más sencillo que coleccionar moneda medieval o moderna, y en mi opinión eso es justamente el factor determinante que hace que muchos que empiezan se pongan con los euros.

      saludos,
      Adolfo

Pingbacks

  1. […] semejante) y seguramente haya aprendido a desenvolverse en el mercado de manera que en un futuro pueda ganar dinero o al menos comprar de manera que no pierda pelas. Llegado a este punto lo normal es que Enrique […]

  2. […] y vende. Al principio no sacarás mucho beneficio, quizá hasta te quedes sin beneficio, pero es la mejor manera de aprender a moverte por el mercado. Primero ponte un dinero razonable (digamos que 1.000 euros), ve comprando […]

  3. […] están enlazados en el menú de la izquierda) parecen opinar lo contrario. También ha habido quien ha sufrido en sus propias carnes la mala inversión que son los euros, aunque ha sabido bajarse pronto del […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*