Conflictos de intereses

Conflictos de intereses

Dicen en las noticias que los españolitos de a pie invierten su dinero sin tener ni la más remota idea y fiándose de la opinión de los bancos. Luego resulta que les venden un paquete de preferentes hechas un asco al precio al que estaban tres años atrás. Y claro, se quedan sin un duro. Bueno, pues esta misma idea también ocurre mucho con la numismática: hay gente que se dedica a comprar piezas sin tener mucha idea del valor de las mismas, asesorado sólo por su numismático, que gracias a las pérdidas de sus clientes saca un buen sueldo. Ya vimos un caso extremo.

Todo esto viene dado porque el que teóricamente asesora al inversor, bien sea el numismático o el empleado de banca, tiene más intereses que los del propio inversor que son los intereses del banco o de su propio negocio. Esto hace que los teóricos consejos acaben siendo unas milongas para quedarse ellos con las pelas.

Una de las falacias más repetidas es «Compra sólo moneda buena». En general esto es cierto, suele ser mejor comprar moneda buena que chatarra, pero lo que pasa es que nadie te dice a qué precio se tiene que comprar esa moneda. Es decir, si voy a un numismático y me ve con intenciones de soltar un buen dinerillo por una moneda sin que yo tenga mucha idea, pues me ofrecerá una buena pieza por 2.000 euros cuando quizá cueste 1.500; si a los tres meses por lo que sea necesito dinero y la tengo que revender, podré hacerlo rápidamente (porque es una buena pieza), pero quizá no saque de ella más de 1.000 ó 1.200 euros. Las pérdidas son considerables. Si me gasto 500 euros en chatarra (y eso da para mucha chatarra), quizá si necesito dinero rápidamente no me den por ella más de 150 euros, pero habré perdido menos pelas. Es decir, que si aunque es preferible hacerse con moneda buena (eso te lo dirá cualquier profesional), no hay que pagarla a cualquier precio (eso no te lo dirá ninguno).

Otra cuestión es el qué coleccionar. Ya se ha comentado que hay diferentes tipos de colecciones y existen muchos factores que influyen en qué colecciona cada uno. En cualquier caso, cada cual que reflexione sobre su colección y sea él quién decida. Los profesionales siempre te van a empujar hacia las monedas que ellos controlan más (generalmente se acaban especializando): unos te dirán que lo mejor es coleccionar piezas de Franco, otros moneda de las monarquías europeas, otros moneda americana, otros euros, otros monedas romanas… todos te querrán ganar como cliente, pero no porque sea lo mejor para ti, sino porque es lo mejor para ellos. Lo que está claro es que ninguno te dirá que no te centres en ningún tipo de colección, que simplemente te dediques a comprar moneda que te guste y esté barata.

Hay un par de remedios para cubrirnos de este tipo de cosas. El primero es hacer un contrato explícito de asesoría numismática con un profesional, de forma que si él no vela por tus intereses le puedas denunciar (si eres capaz de demostrarlo). En cualquier caso, esto sólo lo podrá hacer gente que quiera invertir cantidades ingentes de dinero en numismática, para el resto de los mortales sólo nos queda una solución: hablar con muchos numismático, hablar con aficionados, leer revistas, blogs, libros… reflexionar nosotros mismos, sacar nuestras propias decisiones y actuar en consecuencia.

Para finalizar la entrada, os dejo una conversación que tuvieron Enrique (E) y un numismático profesional (NP) hace poco:

NP – ¡Mira qué pieza! se la ofrecí el otro día a un coleccionista amigo mío por 1.100 euros y me dijo que sacía que valía ese dinero pero que no me daba por ella más de 1.000 ¿Tú te crees?

E – Bueno, es normal, si vale 1.100 euros y el la paga a ese precio ¿qué gana él con la compra?

NP – Un momento, que aquí el comerciante soy yo, y el que tiene que ganar dinero es el comerciante y no el coleccionista.

E – Pues yo todas las monedas que te he comprado las he revendido más caras, y ten por seguro que si no pudiera venderlas más caras no te las huiera comprado.

NP (arrugando el entrecejo) – Es que tú eres muy listo…

Las fotos son de la próxima subasta de Aunktionshaus. Se tratan de un denario de Nerón, otro denario de Vespasiano y otro de Trajano. No es que entienda de moneda romana, pero los retratos que tuvieron estos emperadores en ases, denarios y sestercios son una maravilla.

11 Comentarios

  1. Pablo 9 años hace

    Justo has elegido una moneda, el Nerón Salvs que es una pieza mítica en la numismática antigua, igual que el elefante de César ó el «Tribute Penny». Y uno de los más falsificados por cuños búlgaros en los últimos tiempos. Fantástica la entrada. Sigue así.

  2. DavidE 9 años hace

    Todos en el sector se consideren a sí mismos corsarios (piratas con patente de corso) interesados casi exclusivamente en sacarte el dinero (a lo mejor soy un romántico).
    Quién no ha oído/leído comentarios similares a “es que decirte eso o mirarte aquello vale dinero” o “¿consultar un abogado es gratis?” pues no, el conocimiento nunca es gratis pero tú tampoco estás sabiendo vendérmelo… y seguramente has perdido un cliente o un amigo.

  3. Autor
    Adolfo 9 años hace

    Bueno, creo que eso sólo es cierto a medias. Yo no tengo ningún problema en regalar cinco minutos de mi tiempo a quien lo necesite si con ello le resuelvo un problema. Pero es que hay gente que tiene mucha jeta. Aquí ya se han comentado un par de casos:

    http://numismatico.wordpress.com/2010/04/05/se-me-pueden-mandar-e-mails/

    http://numismatico.wordpress.com/2009/11/08/no-hay-que-regalar-lo-que-se-sabe/

    hay que saber distinguir cuándo es una persona que tiene un interés razonable, como puede ser saber si una pieza que tiene es buena o no, o si lo que quiere es sacar pasta y cuanto más mejor. Pasta de la que ni yo ni ninguna ONG va a ver un duro…

    • DavidE 9 años hace

      Completamente de acuerdo.

  4. Pedro 4 años hace

    Los artículos publicados en este blog son excelentes y denotan un gran conocimiento y experiencia por parte del autor en el ámbito numismático. Pero le quitan las ganas a cualquiera de coleccionar monedas porque lo que se deduce de toda la informacion aportada es que una colección que no sea vista como una inversión económica con vistas a sacar beneficio algún día no es nada. Y por otra parte, que te gastes el dineral que te gastes en monedas nunca le sacarás rentabilidad ya que como mucho el día de mañana sacarás un 50% de lo que invertiste en ella o como mucho un 75% si hay monedas de metales preciosos y en un estado absolutamente perfecto. O sea que coleccionar monedas en España desde el punto de vista de los entendidos en este país sólo es un buen negocio para los comerciantes de monedas que compran duros a peseta y los venden luego a dos duros. Y yo me pregunto: ¿¿¿Es que nadie en España colecciona por el simple placer de hacerlo y aprender??? ¿¿¿Tiene uno que sentirse siempre inferior a los demás coleccionistas porque no ha conseguido tener «la colección de las colecciones»??? ¿¿¿Tiene que ser la numismática un hobby sólo para ricachones??? La verdad que para coleccionar así, lo mejor es comprar lingotes de oro, plata, platino y paladio y nos dejemos de hablar de monedas. Todo lo que leo solo induce a pensar que si no eres millonario no tendrás una coleccion que valga la pena y aun así te estarán timando siempre en lo que compres porque nunca venderás por encima de lo que pagaste ya que los comerciantes lo quieren es «dar un palo». Yo a esta visión del «hobby de los reyes» la considero una prostitución de la Numismática que debería ser una aficion para aprender, compartir conocimiento, y disfrutar del coleccionismo. Y al diablo con lo que valdrá mi colección el día que me muera, ni el dinero, ni la colección me las podré llevar al «más allá» y sólo quedará conmigo lo que haya disfrutado todos esos años completando mi colección.

    • Autor
      Adolfo 4 años hace

      Hola Pedro.

      Muchas gracias por tu comentario y por tu crítica al blog. Esas dudas que te planteas se han discutido mucho a lo largo del blog y yo siempre defiendo que la numismática tiene tres patas: el coleccionismo, el arte/historia y la inversión. Cada coleccionista se suele centrar más en un aspecto o en otro, según lo que le haga disfrutar más.

      Echa un vistazo más profundo al blog, ya verás cómo animo siempre a que todos disfrutemos de la numismática y defiendo la idea de que se pueden forjar colecciones muy interesantes por muy poco dinero. Ahora bien, que nadie se lleve a engaño: es muy complicado ganar dinero coleccionando monedas.

      Saludos,
      Adolfo

Pingbacks

  1. […] Los numismáticos que venden moneda antigua son gente que conoce muy bien el mercado y conoce muy bien a los clientes. Sabe qué quiere cada uno y sabe cuánto está dispuesto a pagar, así que sacará de cada uno lo máximo que pueda. La venta es totalmente personalizada, el trato también y el comportamiento también. No es lo mismo que les vaya un joven que cobra unos mil euros y está empezando una colección de duros de plata que si va un cliente de toda la vida que tiene bastante dinero y cuenta con una buena colección de sestercios. A cada uno habrá que hablarle y aconsejarle de una manera, y siempre en beneficio del numismático. […]

  2. […] conversación como esa ejemplifica perfectamente lo que es un conflicto de intereses, y es que la persona que te asesora saca tajada si haces algún tipo de (supuestas) inversiones. […]

  3. […] discreparán si se les pregunta, pero hay que tener en cuenta que generalmente con ellos hay un conflicto de intereses y hay que depurar mucho su […]

  4. […] fomenta una práctica peligrosísima que ha hecho perder bastante dinero a muchos coleccionistas (y ganarlo a muchos comerciantes): nos creemos que el que más gasta es el que más sabe e incluso hay veces que parece que el que […]

  5. […] económico. De hecho, en mi opinión en muchos casos ese consejo atiende fundamentalmente a un conflicto de intereses entre el que quiere vender la moneda y el que la quiere comprar, puesto que comprando moneda de […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*