35 maravedís de Enrique II

35 maravedís de Enrique II

La entrada de hoy la voy a dedicar a una moneda de esos reyes castellanos medievales que a mí tanto me gustan. Esta  moneda se acuñó en tiempos de Enrique II, el primero de la casa de los trastámara, quien se enfrentó con Pedro I provocando la primera Guerra Civil Castellana.

No quiero entrar en detalles de la primera Guerra Civil Castellana, puesto que se puede leer en Wikipedia y yo no soy quién para aportar nada nuevo. Resumiendo, como toda guerra medieval, esa guerra civil supone un enfrentamiento entre parte de la nobleza castellana con el rey Pedro I (que contaba con 19 años), que se ve apoyado por otra parte de la nobleza y castiga duramente a sus represores. La nobleza rebelde busca un nuevo rey en Enrique II y aunque en un primer momento Pedro I puede contener la rebelión, Enrique II se rearma exiliado en Francia, vuelve y derroca a Pedro I. Empieza así la dinastía de los Trastámara, de la que tristemente hoy en día casi nadie ha oído hablar.

La cuestión es que Enrique II acuñó esta preciosidad de dobla de 35 maravedís que fue subastada en la subasta de Caballero de las Yndias. Que por cierto se remató en 42.000 euros

A quienes les gusten las monedas medievales, seguramente esta pieza les recuerde a las monedas de “Franc à cheval(franco a caballo) francesas, que son el primer franco de oro acuñado en Francia. Para cuando Enrique II marchó a Francia, los franc à cheval llevaban acuñándose un par de décadas, lo que hizo que los historiadores creyesen que esta pieza se acuñó en Francia. La moneda de abajo muestra un franc à cheval de Juan II el Bueno.

No obstante, tal y como se explica en el catálogo de Caballero de las Yndias, esta tesis se ha descartado debido al estilo de la moneda, más propio de una pieza castellana que de una pieza francesa. Por eso se considera que debe haber sido acuñada en Burgos poco antes de haber sido coronado, por el tono bélico del motivo. ¿Y cuáles son esas diferencias de estilo tan significativas? Pues es como cuando se visita una catedral francesa y una catedral castellana: ambas son góticas, pero la diferencia de estilo es patente. Se ve muy claro si comparamos la moneda de Enrique II con la francesa que he puesto antes y con otras dos castellanas de la época: una dobla de 35 maravedís de Pedro I acuñada en Burgos y una dobla de la banda de Juan II acuñada en Burgos (ambas de la subasta de Caballero de las Yndias con remates de 7000 y 2700 euros respectivamente).

Es más que patente que los castillos son muy semejantes en las tres monedas castellanas, igualmente con los leones. En cambio el escudo francés presenta florituras y adornos que no aparecen en las monedas ibéricas de la época. Igualmente, el caballero de la moneda castellana y de la moneda francesa son muy diferentes, así como el estilo de las letras. Si después de esto alguien todavía piensa que una moneda no es una obra de arte en pequeño, que vuelva a mirar las piezas.

Para finalizar, quería comentar que otro pretendiente a rey castellano de la casa de los Trastámara, Alfonso de Ávila, también acuñó moneda de oro cuando mantuvo una guerra contra su hermanastro Enrique IV, por todos conocido en este blog. El pobre Alfonso no tenía más que 12 años cuando la nobleza le puso en cabeza de la rebelión y tres años más tarde le asesinaron. Es lo que tiene las guerras. Hizo bastantes variantes de monedas a caballo y hay buena documentación al respecto. En la subasta de Caballero de las Yndias se subastaron nada menos que siete piezas diferentes, rematándose en 10.000 euros la más barata. El mes pasado se subastó otra variante más en Jean Elsen, tal y como anunció Rafael. Salió por 12500 euros y la subasta quedó desierta. Aquí dejo la foto de la pieza.

Por cierto, ¿a nadie le suena de nada este Escudo de armas de la Casa de Trastámara entre Ángeles tenantes en el Atrio de la Iglesia del Monasterio de Santa María de El Paular en Rascafría (Madrid)? Fuente

14 Comentarios

  1. Pablo 9 años hace

    Fantástica tu entrada del post. Yo soy un apasionado de la moneda antigüa. Sigue así.

  2. Como siempre asombroso, aparte de hablar con conocimiento de causa trasmites un entusiasmo que atrae al lector. Gracias por esta entrada (y por todas las demás).
    Un saludo.

  3. ramon 9 años hace

    Yo también me uno a la felicitación. Efectivamente las monedas que presentas son auténticas obras de arte en miniatura. Yo tuve la suerte de poder hacerme con una dobla de la banda de Sevilla de Juan II en la Subasta Caballero de Yndias.

  4. Autor
    Adolfo 9 años hace

    ¡¡3 felicitaciones en un mismo post!! ¡¡madre mía!!

    Pues nada, celebro que os guste, intentaré ir acercándome más a este tipo de post. Aunque llevan su tiempo gustan más a los coleccionistas más experimentados. No obstante, también hay que dejar espacio a post más metodológicos, dedicados sobre todo a quien están empezando.

    Por cierto, el otro día me ofrecieron una dobla de la banda de Sevilla; aunque no la compré quizá todavía me arrepienta, que aún estoy a tiempo.

    saludos,
    Adolfo

  5. Pablo 9 años hace

    La fama de un post la consiguen sus entradas tocando temas que sorprendan, y que se vean trabajados. Un tema mitológico de la república romana en un denario, una moneda arquitectónica de Trajano, el faro de Alejandría en la numismática…. yo prometo leerte con placer.
    También puedes “picar” a tus amigos del compro-oro otra vez ( es broma ). Enhorabuena por la idea y por el post.

  6. Autor
    Adolfo 9 años hace

    Bueno, esto es lo de siempre: para quién escribes y cuánto tiempo tienes para escribir.

    El blog fue concebido pensando en quienes se iniciasen al coleccionismo, tocando sobre todo temas metodológicos. Además esas son las entradas que más visitas tienen y posiblemente a las que más gente interese. Ahora bien, es evidente que entradas como ésta gusta mucho más a quienes ya están avanzados en la numismática. Intentaré hacer más entradas de este pelo, pero claro, me llevan tres veces más que las otras.

    Por otra parte, yo no soy experto en moneda antigua y hay gente que tiene blogs dedicados a ello. Aunque, si se piensa por otro lado, escribir una entrada sobre una moneda antigua es una buena excusa para irme iniciando en esos campos.

    No obstante, me alegra mucho que los habituales del blog me deis vuestra opinión del mismo. Otras fuentes indirectas de información que utilizo son las búsquedas que hace la gente para llegar al blog, y también las páginas más visitadas. La más visitada, con mucho, es la del “compro oro”, pero creo que he aprendido la lección: este blog es de numismática.

  7. Buenas tardes.
    Estimado Adolfo en el apartado de la Dobla de la Banda que comentas has escrito mal el nombre del rey, pues éste no es Jaime II, sino Juan II. Fíjate que en la leyenda, ésta empieza por +IOHANES, en vez de +IACOBVS que sería si fuese de Jaime, por otro lado, no hay reyes castellanos con dicho nombre.
    Estoy seguro que fue equivocación al escribir, pero quería avisarte pues parece que se les escapó a todos los que leyeron el artículo.

    Enhorabuena por tu blog.
    Un saludo

    • Autor
      Adolfo 7 años hace

      Ya está actualizado, muchas gracias por reportar el error. Efectivamente debió ser un error tipográfico: en Castilla no tuvimos ningún Jaime.

      Por cierto ¿quién eres? ¿Pellicer?

      • Buenas
        Era lógico que fuese un error de ese tipo, por eso el avisarte.
        No, Pellicer es el Presidente, como bien sabes :)
        Yo soy Iago, también conocido como Moinante.

        Un saludo.

        • Autor
          Adolfo 7 años hace

          Pues no tenemos el gusto de conocernos personalmente, pero he oído hablar bastante de ti. A ver si coincidimos alguna vez en la ANE o en otra parte!!

          • Webmaster A.N.E. 7 años hace

            Claro, será un placer!
            Estaré en Barna en febrero unos días, pero sin duda en la XXXVI Semana Nacional de la Numismática estaré también, a ver si coincidimos de aquella.

            Un saludo.

  8. Maria 5 años hace

    Yo tengo una moneda de esas

Pingbacks

  1. […] Otro apunte de esta subasta es que se subastan un par de doblas de la banda que no aparecían en la subasta Caballero de las Yndias: una variante de Juan II de Toledo y una rarísima e inédita de Enrique IV acuñada en Segovia y que sale por 15.000 euretes. Si alguien no conoce las doblas de la banda que no se preocupe, que espero no tardar mucho en dedicarlas una entrada, aunque ya aparecieron por aquí. […]

  2. […] de cada  moneda y se explica su simbología; ya sabéis que yo considero que las monedas son pequeñas obras de arte. También es curioso que una de las monedas que aparecen como única y en paradero desconocido sea […]

Leave a reply to ramon Pincha aquí para cancelar tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*