OTROS BLOGS INTERESANTES

Almacenar y guardar monedas

La entrada de hoy la llevo tiempo posponiendo porque cómo almacenar las monedas es un asunto difícil y controvertido en el que cada uno tiene sus propios métodos. Ciertamente, nunca me he preocupado en exceso por el asunto, he buscado una solución sencilla y práctica que me funciona y con eso estoy contento. Pero hay gente totalmente obsesionada con el asunto, no hay más que echar un vistazo en la web o en cualquier foro para leer muchísimo al respecto.

Antes de nada hay que ver los requisitos. Un sistema para almacenar monedas debería:

- Proteger a la colección de golpes.

- Evitar que unas monedas se choquen con otras.

- Aislar a la moneda en la medida de lo posible para que tarde en perder su brillo original y no se oxide.

- Permitir que se vea bien cada moneda y que luzca toda la colección.

- Reducir el coste lo más posible.

Así pues, los medios de almacenamiento que veo adecuados son los que siguen.

Álbum de monedas con hojas de cartón o plástico

Los álbumes más antiguos eran de cartón y las monedas se encajaban en el cartón. Afortunadamente, éstos ya sólo aparecen en herencias y casas antiguas; yo nunca los he visto comercializados. El cartón es algo que se humedece con facilidad y recoge mucha humedad del ambiente, por lo que la moneda no estará en buenas condiciones y previsiblemente se oxidará.

Los álbumes actuales son de plástico y las monedas generalmente sólo tienen contacto con PVC u otro material. Almacenar monedas en un álbum de estas características tiene la ventaja de que queda la colección muy bonita en un álbum todo repleto (aunque también se notará si hay huecos vacíos). Lo malo es que si los álbumes son de PVC es posible que las monedas acaben con una pátina fea, especialmente si son de plata (he visto pátinas verdes horribles). También hay otros álbumes de Tereftalato de polietileno (conocido popularmente como mylar o PET) u otros plásticos más adecuados para almacenar la moneda, pero son más caros.

Bandejas

Se venden cajones con bandejas para almacenar monedas. A mi parecer queda muy elegante para una colección de monedas antiguas, y venden bandejas con espacios cuadrados de diferentes tamaños para que encajen bien las piezas. Se protegen muy bien unas monedas de otras, pero es una solución cara, que ocupa mucho sitio y que en principio no las aisla del aire, por lo que con el tiempo se pueden oxidar. Ahora bien, es la mejor manera para mostrar y observar una colección, porque las monedas se pueden analizar directamente.

Para mí, éste es un buen método si la colección es de pocas piezas y caras, y además si no te importaría vender piezas de tu colección si te las pagan a buen precio (es decir, que las monedas no se quedarán contigo muchos años). También es cierto, que si tienes una colección de metales estables, como el oro, que no se oxidan, puede ser una solución muy elegante.

Cápsulas

Se venden discos de Polimetilmetacrilato (plexiglás) de diferentes tamaños para almacenar monedas, de forma que se las aisla del exterior con facilidad a la vez que se permite sacar la moneda fácilmente para observarla de forma directa. Comprándo bastantes pueden salir a unos 20 céntimos cada cápsula y son especialmente utilizadas por los coleccionistas de monedas tipo duro.

Lo malo es que ocupan bastante y que luego es necesario tener algunas bandejas para colocarlas, porque queda feo tenerlas almacenadas “a puñados”. También hay álbumes que incluyen en sus hojas directamente las cápsulas. Son típicos esos álbumes para coleccionar duros de plata.

Cartones

Sin lugar a dudas es la forma más extendida de almacenar monedas. Se tratan de unos cartones con una ventana en la que hay una fina lámina de Tereftalato de polietileno para que se observe la moneda. Son cómodos, sencillos, baratos (unos 3 céntimos cada cartón) y se colocan en cualquier sitio, de ahí su éxito. Además, las ventanas varían entre 1 y 4 centímetros para poder meter cualquier tipo de monedas. Lo malo es que, si somos puristas, la moneda no está aislada del aire y podría oxidarse, sobre todo el canto. Además, se estropean con facilidad y hay veces que hay que cambiarlos.

Hay gente que para cerrar el cartón pone dos grapas a los lados, de forma que pueda sacar la moneda por arriba si quiere. Otros, como yo, ponemos tres grapas, y en caso de tener que sacar la moneda rompemos el cartón. Finalmente, hay quienes prefieren unos cartones autoadhesivos que, aunque son un poco más caros, son más cómodos y en principio aislan mejor las monedas. En cualquier caso, el cartón siempre podría recoger humedad del aire y acabaría estropeando la pieza que alberga.

Cartuchos

Este es, sin duda alguna, el mejor sistema de almacenamiento de monedas y el único en el que se tiene garantizado que las monedas no se oxidan ni pierden su brillo original. Lamentablemente, los coleccionistas solemos comprar monedas sueltas y no cartuchos, y las monedas antiguas no se encartuchaban. En cualquier caso, siempre que nos caiga un cartucho en las manos, lo mejor es no abrirlo si queremos que se conserven bien las monedas.

Contenedores NGC

Ya se ha hablado en esta entrada lo que son los contenedores NGC. Si bien NGC no se hace responsable de que la moneda no empeore en su contenedor, generalmente están bien acondicionados y la moneda está aislada y protegida. Lo malo es que las monedas en contenedores no se pueden meter en álbumes, y además siempre habrá que mirar a la moneda a través del plástico.

Soluciones imaginativas

Hay gente que le echa imaginación al asunto y se construye sus propios contenedores o álbumes de monedas. En este hilo un usuario muestra de qué forma más original guarda su colección de botones en un CD.

También hay que tener en cuenta el lugar de almacenamiento, teniendo que ser éste un sitio seco y con poca humedad, por motivos evidentes.

Con esta entrada he repasado los diferentes métodos que veo adecuados para almacenar monedas. Otro día hablaré de los métodos que veo adecuados para exponer monedas para su venta. Hay que decir, finalmente, que he consultado bastantes fuentes de la web aunque no las haya citado explícitamente porque al final he escrito básicamente mi opinión. Las fotos las he obtenido de esta entrada del blog de El Coleccionista de Monedas en la que también se habla del tema, y de la web de Beumer, donde una vez hice un pedido y acabé contento. También he de agradecer a Diego Brito, quien me hizo una pregunta sobre este tema y me animó a escribir el post.

El último apunte es que hay que tener bastante en cuenta cómo almacenar las monedas y hay que tener una pequeña reflexión al respecto, pero no hay que obsesionarse con el tema porque cualquier moneda fuera de su cartucho con el tiempo irá perdiendo cualidades.

VN:F [1.9.22_1171]
4.8/5 (5 votos)
Almacenar y guardar monedas, 4.8 out of 5 based on 5 ratings
FacebookStumbleUponTuentiTwitterGoogle+Compartir

10 Respuestas a “Almacenar y guardar monedas”

  1. raulNo Gravatar dice:

    hola lo primero felicidades me gusta mucho tu blog, soy un pequeño coleccionista aficionado y tengo la coleccion dividida unas monedas en carton con 3 grapas en album. y la otra en hojas de plastico con agujeros las hojas de marca pardo, mi duda es si estas hojas (las compro en tienda de numismatica en plaza mayor), tienen pvc, estoy leeyendo en todos los sitios que el pvc es malo y estoy temblando por mi pequeña coleccion, dime algo

    VA:F [1.9.22_1171]
    0 (de 0 votos)
  2. AdolfoNo Gravatar dice:

    Pues no lo sé, pregunta a la casa de Pardo o a quien te venda dichas hojas.

    Yo tengo la colección del rey metida en hojas de Pardo (lleva ya bastantes años) y sólo he tenido problemas con una moneda. Se trataba de una de 2000 pesetas de plata, de 1994 creo recordar. Le salió una pátina verde horrorosa, producto de la oxidación de la plata. No me anduve con bobadas, gasté la moneda y compré otra, luego saqué del álbum el resto de monedas de plata.

    Por ahora es todo lo que te puedo decir.

    saludos,
    Adolfo

    VN:F [1.9.22_1171]
    -1 (de 1 voto)
  3. raulNo Gravatar dice:

    me dejas mas tranquilo, pues las de plata las tengo en cartones, gracias te sigo leyendo

    VA:F [1.9.22_1171]
    0 (de 0 votos)
  4. KrugerrandNo Gravatar dice:

    Excelente tu blog, hoy tocaste un tema sensible.

    Yo soy cartonero, y mi casa es muy húmeda. Es un tema que me obsesiona un poco -como bien dices- así que tengo un pequeño aparato deshumidificador en la habitación donde guardo mis monedas. En una tienda de numismática de mi ciudad casi me queman en la hoguera por decir que guardaba mis monedas en cartones y no en hojas de PVC. Llegas a oir de todo.

    También tengo algunas encapsuladas -oro y plata- y debería ponerlas en bandejas, pero es un sistema que no me gusta.

    Saludos

    VA:F [1.9.22_1171]
    0 (de 0 votos)
  5. CarlosNo Gravatar dice:

    Al tema de la conservación, punto que haces muy bien en tocar, hay bastante de gusto, mucho desconocimiento y, desgraciadamente, mucho mito.

    El tema al final depende bastante de cual sea la composición de la colección; no es lo mismo una moneda antigua, que una moderna, que una proof recien acuñada.

    Hay que tener algo claro, el metal reacciona con la atmósfera sí o sí (excepto que hablemos de oro o platino que a efectos prácticos son inertes). Luego pátina tendremos en las monedas, queramos o no. Hay que valorar pues cuan perjudicial puede ser dicho proceso para nuestra moneda, y actuar de manera individualizada.

    Sin duda la combinación capsula, bandeja, maletín metálico más gel de sílice es lo mejor de lo mejor sin irnos a métodos museísticos. Pero para almacenar moneda circulada mundial de los últimos 50-60 años es como matar moscas a cañonazos; nos costará más el almacenamiento que las monedas.

    Probablemente en esos casos los cartones sean lo mejor; tenemos cada moneda en su propio contenedor, en contacto solo con el mylar, y el ajuste de humedad ambiental podemos hacerlo fácilmente colocando los cartones en cajas que cierren bien con sus correspondientes bolsas de gel de sílice. Respecto al tema de los cartones, pienso que es casi preferible los que no llevan adhesivo, ya que este podría emitir gases potencialmente perjudiciales. La única salvedad a esta recomendación es que si se colecciona moneda proof, quizás valga la pena a la larga el uso de capsulas, que garantizan un buen aislamiento atmosférico (sobretodo ante los sólidos en suspensión que potencialmente podrían ser una fuente de rayas en manipulaciones posteriores) y una gran protección física.

    Yo exclusivamente uso bandejas+capsulas. Para los cobres estoy planteándome complementar la capsula con cera microcristalina o parafina, para aislar totalmente el metal de la atmósfera. Se que es un método caro, pero para la mayoría de piezas que tengo dicho costo es despreciable respecto a lo que me han costado las monedas, y me garantizan un buen grado de protección

    Por último mucho cuidado con el PVC… a no ser que se tenga absolutamente claro que el metal no tocará dicho material, es preferible no usar hojas de plástico; esto es especialmente importante en moneda de cobre antigua, que podría adquirir cloruros (cáncer del cobre), y moneda recién acuñada, que podría desarrollar un depósito verdoso que estropearía definitivamente el brillo original de la moneda. Así que sinceramente, dado que incluso en las numismáticas este tema del PVC no se tiene nada claro, lo mejor es evitarlas. O usarlas pero en combinación con cartones, que evitarían seguro el contacto del metal con el plastico.

    VA:F [1.9.22_1171]
    0 (de 0 votos)
  6. AdolfoNo Gravatar dice:

    Está teniendo bastante repercusión la entrada. Eso es muy bueno.

    Cuando me puse a escribir la entrada consideré el hacer un pequeño estudio de las características químicas de los metales y de los materiales utilizados para la conservación y a partir de ahí sacar conclusiones de por qué unos métodos son preferibles a otros. No lo hice de entrada porque me llevaría bastante tiempo (la química es la parte de la ciencia donde me encuentro más verde), pero bueno, quizá en otra ocasión dedique al tema una entrada.

    Carlos ya ha hecho un buen comentario al respecto. Efectivamente, el oro y el platino son metales prácticamente estables, mientras que la plata o el cobre se oxidarán de seguro. Pero la oxidación como tal no es mala, de hecho una pátina bonita está valorada en una moneda. Además, no deja de ser una protección natural al resto de la pieza. Mucho peor son los cloruros, que es lo que al final corroe la moneda.

    Krugerrand, aquí hay mucha discusión posible, y cada comerciante te intentará llevar a su terreno. Cada cual tiene su método y sigo pensando que lo que hay que hacer es no comerse la cabeza en exceso. Los cartoncillos con mylar sigo creyendo que es un buen método para la mayoría de las monedas, de hecho es el que yo utilizo.

    VN:F [1.9.22_1171]
    0 (de 0 votos)
  7. [...] Marzo 2010 in metodología | Tags: almacenamiento, monedas, numismática En una entrada anterior hablaba sobre las diferentes formas de guardar y almacenar monedas. Hoy dedico la entrada a las [...]

  8. [...] métodos para limpiar el óxido de las monedas; yo siempre intento comprar piezas sin óxido y las guardo de forma que no les sale, por lo que no he tenido que limpiarlas.  También hay gente que podría [...]

  9. [...] Anastasia de Quiroga. De todas formas, hay que recordar que estos sobres no están pensados para almacenar monedas (me lo dijo Maria Teresa Sisó cuando se lo pregunté por correo electrónico), así que para que [...]

  10. IgnacioNo Gravatar dice:

    hola
    Todo depende de lo que colecciones. En mi caso, onzas de plata, y las quiero todas en capsula. Ahora bien, donde meter esas cápsulas? 2 opciones veo. Cajas de carton en als que iria poniendo las cápuslas separadas o bien bandejas de tamaño cápusla. La se gunda opcion es mas bonita pero la primera más discreta… todavia estoy pensando un compromiso
    saludos

    VA:F [1.9.22_1171]
    0 (de 0 votos)

Deja un comentario