Si es barato compra en lote, si es barato vende en lote

Si es barato compra en lote, si es barato vende en lote

Cuando las piezas son baratas, lo mejor es comprarlas a lotes y lo mejor es venderlas a lotes, o al menos es lo que mi pequeña experiencia me dice. Pondré algunos ejemplos para mostrar las razones.

Imaginemos a un coleccionista que quiera hacerse con una colección de monedas del rey. Primero se compra un álbum y luego empieza a comprar monedas, empezando por lo general por las más baratas. 20 céntimos por una, 50 céntimos por otra, un euro por la de más allá… se va dejando un dinerito de poco en poco. Luego ocurre lo de siempre: tiene casi todas, pero le faltan las caras. Al final intentará buscar esas monedas caras, las adquirirá poco a poco y con un poco de suerte pagará en torno a 350 o 400 euros por ellas. Quizá más si las compra por internet y tiene que pagar gastos de envío.

Por otra parte, tenemos al vendedor de monedas que tiene una colección completa del rey y está interesado en venderla. Por ella podría pedir unos 350 ó 400 euros (son precios razonables, Enrique ha vendido varias a este precio), que es tanto como lo que cuesta el 10% de las monedas que hay ahí. Es decir, que el anterior coleccionista hubiera invertido mucho menos tiempo y dinero comprando directamente toda la colección.

Parece que está claro que el comprador hubiera salido beneficiado al comprar un lote en vez de adquirir pieza a pieza, pero ¿y el vendedor? ¿por qué vende un lote al precio del 10% de sus piezas? ¿Será tonto Enrique?

Pues no. Enrique habrá adquirido el lote por unos cuantos euros menos y prefiere ganar 30 euros buscando tan sólo a un comprador (30 euros ganados en una venta) que ganar 150 habiendo vendido a 40 personas (150 euros ganados en 40 ventas = 3,75 euros por venta). Al final se pierda muchísimo tiempo para ganar poco dinero.

Yo mismo vendo lotes de monedas y de billetes del mundo. Se tratan de billetes en plancha que se venden a un euro, más o menos, en los mercadillos y yo en lote los vendo a 22 céntimos. El margen para el revendedor es más que interesante, pero tiene que andar buscando compradores. De igual manera, al coleccionista le sale mejor comprar 100 billetes en lote que de uno en uno.

Luego hay otra cuestión, y es que lo que no compensa a unos sí que compensa a otros. Sin ir más lejos, yo prefiero vender los billetes en lotes a pesar de que vendiéndolos de uno en uno podría sacar más. De igual forma, hay vendedores que no les interesa molestarse por cualquier pieza que valga menos de 200 euros, y cuando se hacen con unas cuantas hacen un lote con ellas y las venden en bloque. Todo depende del dinero con el que se juegue y las expectativas de cada uno.

Como no sabía cómo ilustrar la entrada, os dejo el primer cuadro impresionista: “Impression, soleil levant“, de Claude Monet. Este cuadro dio pie a uno de los movimientos artísticos que más me gustan.

5 Comentarios

  1. Alex_lorca 9 años hace

    La gracia de coleccionar es conseguir las piezas poco a poco e ir rebuscando por ahí esa pieza que te falta y llevas varios años tras ella.

    Adquirir una colección entera de golpe es comprar monedas, no coleccionarlas (aunque gastes más dinero de esa forma)

    Saludos

  2. Autor
    Adolfo 9 años hace

    La entrada se posiciona más bien en el punto de vista del inversor más que del coleccionista, en cuyo caso, cuanta más rentabilidad se saque a la inversión en términos de tiempo y dinero, mejor.

    Desde el punto de vista del coleccionista, mi opinión es que la gracia es que te cueste un esfuerzo. El esfuerzo puede ser el encontrar las piezas o el poder comprarlas (haces de ellas un “objeto de deseo”), o el esfuerzo puede ser el poder catalogarlas y buscar su historia, aunque sean baratas.

    Aún así, para muchas colecciones yo recomendaría comprar las monedas baratas en lotes. Por ejemplo, recomendaría comprar una colección completa de los duros de plata españoles entre 1870 y 1899 y luego, a base de mucho tiempo, irlos mejorando. En ese caso el esfuerzo no está en encontrar las piezas, sino en encontrarlas buenas.

    Por otra parte, también se pueden comprar lotes para revenderlos o cambiarlos, que es lo que hago yo con algunas monedas y billetes.

    saludos,
    Adolfo

Pingbacks

  1. […] un montón de cosas que luego pude aplicar para cuando me puse a coleccionar monedas. Por ejemplo la idea de comprar y vender lotes, la necesidad de hacer contactos, el saber tratar a la gente y ver de qué pie cojea cada […]

  2. […] profesionales. No obstante, esto no tiene por qué ser cierto ya que muchas veces los mercaderes compran monedas en lotes o tienen formas alternativas de adquirir piezas que hace que su precio pueda ser más […]

  3. […] Podemos hacernos con lotes de monedas baratas, de forma que aunque cada pieza por sí sola cueste poco en global el lote suponga un […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*